Un nuevo Palacio para el Parlamento, 1932-1934


El Palacio del Congreso de los Diputados construido por Narciso Pascual y Colomer, en 1850, nació ya con el problema de tener que resignarse a la escasez del terreno adjudicado, una queja que se repite en todos los textos referidos a este edificio en la Memoria presentada por el propio arquitecto.

Son múltiples las observaciones del arquitecto ganador del concurso público convocado por la “Real Academia de Nobles Artes de San Fernando “, para la construcción del nuevo Palacio, a la hora de adaptar el lugar que ocupaba el antiguo Convento del Espíritu Santo, que había sido transformado en edificio civil desde 1834 para albergar al Estamento de Procuradores.

El arquitecto señala continuamente la dificultad del tamaño del solar y los problemas que éste planteaba, debido al apreciable desnivel así como a continuas filtraciones de agua por la existencia de arroyos que desembocaban en el Paseo del Prado.

El Palacio del Congreso, la obra pública de mayor envergadura del Madrid del momento, debió por tanto adaptarse a un solar muy limitado y con un gran desnivel.

La fachada tuvo que hacer frente al inconveniente de la simetría que suponía la pronunciada pendiente de la Carrera de San Jerónimo. Por ello en varias ocasiones se estudió la posibilidad de ampliar el edificio o de trasladarlo a otros lugares, o en su caso construir un edificio para las dos Cámaras, Congreso de los Diputados y Senado y de este modo conseguir una comunicación más fluida entre ambas.

Consta en el ACD varios informes sobre visitas realizadas a Cámaras extranjeras para recopilar información sobre otros edificios similares. El propio Pascual y Colomer tomó como referencia otros palacios destinados a sedes parlamentarias en Europa.

En esta ocasión se difunde un expediente de la Serie de Gobierno Interior del ACD menos conocido, sobre un proyecto un tanto ambicioso, propuesto durante las dos primeras legislaturas de la II República pero que nunca llegaría a poder realizarse.

El expediente se denomina Nuevo Palacio del Parlamento. Antecedentes relativos al proyecto para su construcción 1932-1934

Entre sus documentos figuran varios informes que Juan Moya Idígoras, entonces arquitecto del Palacio del Congreso de los Diputados, presenta a la Comisión de Gobierno Interior para su valoración.

Se hace una primera propuesta sobre la posibilidad de ubicar el Congreso junto al Palacio del Senado y proceder a la demolición del Ministerio de Marina y aledaños.

Emplazamientos de los Palacios del Congreso y del Senado, 1932 ACD S. Gobierno Interior, Leg 126 nº 112Emplazamientos de los Palacios del Congreso y del Senado, 1932. ACD S. Gobierno Interior, Leg 126 nº 112

 

El arquitecto se muestra disconforme con esta solución ya que a su juicio no reúne las características requeridas pues el edificio que sirve de morada a la Representación Nacional, exige condiciones especiales en su situación con respecto al núcleo urbano.

De este modo quedaría encajonado entre las calles Bailén, Rio y Reloj. A su juicio se podría dar solución con una obra de demolición de toda la manzana hasta la plaza de España pero que sin duda resultaría muy costosa.

Por ello concluye que el solar propuesto (Palacio del Senado y edificios adyacentes del Ministerio de Marina) solo ofrece una condición favorable: la dimensión, pero no así la situación y disposición. El informe pormenorizado está firmado a 19 de octubre de 1932.

Se busca por tanto una segunda solución y se le encarga el estudio de una nueva ubicación. Se trata la posibilidad de emplazarlo en el solar que ocupaba el “Cuartel de la Montaña”. El arquitecto considera varias ventajas en cuanto a tres aspectos que analiza con detalle: extensión, situación y disposición.

Finaliza su exposición mostrando su criterio favorable en un informe fechado el 22 de diciembre del mismo año y aportando un Croquis del Cuartel de la Montaña y diversos anexos y planos de situación.

La Comisión de Gobierno Interior en cumplimiento del acuerdo adoptado en sesión secreta de las Cortes constituyentes de 22 de junio de 1933, insta al Ministro de la Guerra para que le envíe los planos de los mencionados cuarteles y más tarde el propio Presidente de la Cámara solicita al Presidente del Consejo de Ministros, la cesión de los mismos, asumiendo el Congreso el coste de los derribos.

El proyecto de ley redactado por el ministro de la Guerra decía en su primer artículo: Tan pronto como estén terminados los cuarteles mandados edificar por la ley de 26 de octubre de 1932 quedarán de propiedad de las Cortes, para la construcción del Palacio del Parlamento, los solares del actual cuartel de la Montaña.

El proyecto fue leído por Manuel Azaña, ministro de la Guerra, en el que se pedía la autorización del gobierno para emprender las obras de construcción de los cuarteles de Infantería de Madrid en los terrenos llamados Monte de El Goloso

Archivo Regional de la Comunidad de Madrid (Colección Postales de Madrid).Archivo Regional de la Comunidad de Madrid (Colección Postales de Madrid).

La ley fue publicada en la Gaceta de Madrid del 30 de octubre de 1932.

Pero las aspiraciones de crecimiento del palacio se ven de nuevo abortadas ante la negativa del propio Ministerio de la Guerra reclamando su imposibilidad de abandonar los citados cuarteles hasta que no finalizasen las obras en El Goloso , 24 marzo de 1934.

Unos meses más tarde, los arquitectos Luis Sainz de lo Terreros y Luis Díaz Tolosana presentan un proyecto para construir un nuevo parlamento de mayores dimensiones que el actual edificio para el desarrollo de sus funciones legislativas, ante la negativa del Estado para la entrega del Cuartel de la Montaña según consta en la memoria que presentan. En este expediente figuran planos de la urbanización interior de la ciudad y posibles emplazamientos.

Más tarde el Ayuntamiento de Madrid, también manifiesta su disconformidad, en esta ocasión, se muestra de acuerdo con el derribo del Cuartel de la Montaña pero reclama sus solares, para ampliar el Parque del Oeste para uso y disfrute del pueblo madrileño.

Tendrán que pasar unos años, la Guerra Civil y las Cortes Orgánicas de 1943 a 1977 para que las nuevas Cortes constituyentes de 1977- 1979 se reúnan de nuevo en el Palacio del Congreso, los diputados y en el antiguo Senado, los senadores.

Se debe recordar que la idea de construir un edificio para el Parlamento uniendo en un único edificio el Congreso y el Senado fue una preocupación que ya viene de lejos. El A.C.D conserva asimismo tres expedientes correspondientes a las legislaturas 1887-1888, 1905-1907 y 1910-1911 pero que ninguno de ellos llegó a prosperar.

Las reformas y ampliaciones de los dos edificios pertenecen a un presente más inmediato.

La idea de unir en un edificio como "Parlamento" los dos órganos del sistema bicameral por tanto no tendría éxito y no pudo verse realizada.

"Nuevo Palacio del Parlamento. Antecedentes relativos al proyecto para su construcción" 1932-1934

Congress
C/Floridablanca s/n - 28071 - MADRID
Legal notice
Accesibility

General information:

Tel: 91 390 60 00

Fax: 91 429 87 07

Guided tours for groups:

Tel: 91 390 65 25 / 26

Fax: 91 390 64 35