Listas de valores
Congreso de los Diputados

Cerrar Cerrar

 
DS. Congreso de los Diputados, Pleno y Dip. Perm., núm. 14, de 29/10/2016
cve: DSCD-12-PL-14
 


CORTES GENERALES
DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESO DE LOS DIPUTADOS
PLENO Y DIPUTACIÓN PERMANENTE

Año 2016 XII LEGISLATURA Núm. 14
PRESIDENCIA DE LA EXCMA. SRA. D.ª ANA MARÍA PASTOR JULIÁN
Sesión plenaria núm. 13
celebrada el sábado,
29 de octubre de 2016


ORDEN DEL DÍA:

Minuto de silencio ... (Página2)

Debate sobre la investidura del candidato a la Presidencia de Gobierno. (Número de expediente 080/000002). (Continuación) ... (Página3)


Página 2




SUMARIO

Se abre la sesión a las seis y treinta minutos de la tarde.

Minuto de silencio ... (Página2)

La Cámara, puesta en pie, guarda un minuto de silencio en señal de condena y en recuerdo de todas las mujeres que han sido víctimas de la violencia de género, en especial por las dos mujeres asesinadas en las últimas cuarenta y ocho horas en nuestro país.

Debate sobre la investidura del candidato a la Presidencia del Gobierno. (Continuación) ... (Página3)

La Presidencia anuncia que la votación no será antes de las 19:45 horas.

Interviene el señor Rajoy Brey, candidato a la Presidencia del Gobierno.

A continuación hacen uso de la palabra los señores Hernando Vera, del Grupo Parlamentario Socialista; Iglesias Turrión, del Grupo Parlamentario Confederal de Unidos Podemos-En Comú Podem-En Marea; Rivera Díaz, del Grupo Parlamentario Ciudadanos; Rufián Romero, del Grupo Parlamentario de Esquerra Republicana, y Esteban Bravo, del Grupo Parlamentario Vasco (EAJ-PNV); así como los señores Homs Molist, Baldoví Roda, Matute García de Jalón, Alli Martínez y Martínez Oblanca, la señora Oramas González-Moro y el señor Quevedo Iturbe, del Grupo Parlamentario Mixto, y el señor Hernando Fraile, del Grupo Parlamentario Popular en el Congreso.

La Presidencia informa sobre el desarrollo de la votación para el otorgamiento de confianza al candidato propuesto para la Presidencia del Gobierno.

Realizada la votación, la Presidencia informa de que el resultado ha sido el siguiente: votos emitidos, 349; a favor, 170; en contra, 111; abstenciones, 68.

Al haberse alcanzado el voto favorable de la mayoría simple de los miembros de la Cámara, declara otorgada la confianza al candidato don Mariano Rajoy Brey, lo que comunicará a su majestad el rey a los efectos de su nombramiento como presidente del Gobierno.

Se levanta la sesión a las ocho y veinticinco minutos de la noche.

Se abre la sesión a las cuatro y treinta minutos de la tarde.

MINUTO DE SILENCIO.

La señora PRESIDENTA: Señorías, antes de iniciar el debate y de conformidad con todos los grupos parlamentarios, me gustaría declarar, en nombre de toda la Cámara, que la violencia de género es una tragedia social contra la que debemos luchar hasta su total erradicación. Desde el Congreso de los Diputados, en señal de condena y en recuerdo de todas las mujeres que han sido víctimas, especialmente de las dos mujeres asesinadas en las últimas cuarenta y ocho horas en nuestro país, les ruego guardemos un minuto de silencio como mensaje de unidad en el rechazo de todas las fuerzas políticas aquí representadas frente a los asesinos y a los maltratadores. (Las señoras y los señores diputados, puestos en pie, guardan un minuto de silencio.-Aplausos).


Página 3




DEBATE SOBRE LA INVESTIDURA DEL CANDIDATO A LA PRESIDENCIA DEL GOBIERNO. (CONTINUACIÓN). (Número de expediente 080/000002).

La señora PRESIDENTA: Señorías, se reúne el Pleno del Congreso de los Diputados para dar cumplimiento a lo previsto en el artículo 99.3 de la Constitución y someter a una segunda votación la propuesta del candidato don Mariano Rajoy Brey para la Presidencia del Gobierno. La sesión comenzará con un debate previo a la votación, la cual, y dado que la Constitución impone un plazo de cuarenta y ocho horas, no tendrá lugar en ningún caso antes de las diecinueve horas y cuarenta y cinco minutos. Conforme a lo dispuesto en el artículo 171.5 del Reglamento, el candidato podrá intervenir por tiempo máximo de diez minutos y los grupos parlamentarios por cinco minutos cada uno para fijar su posición.

Tiene la palabra el candidato a la Presidencia del Gobierno. (Prolongados aplausos de las señoras y los señores diputados del Grupo Parlamentario Popular en el Congreso).

El señor RAJOY BREY (Candidato a la Presidencia del Gobierno): Señora presidenta, señorías, tomo de nuevo la palabra en el proceso de esta investidura con la confianza de que al término de la sesión podamos anunciar a los españoles que España cuenta con un Gobierno, que ha concluido el periodo de provisionalidad, que ha desaparecido la principal fuente de incertidumbre y que estamos, por fin, en condiciones de reiniciar la marcha.

No voy a entretenerles mucho tiempo, señorías, solo el indispensable para hacer algunas consideraciones sobre el sentido y la responsabilidad del voto. Antes quiero volver a expresar mi reconocimiento al Grupo Ciudadanos y a su líder, Albert Rivera, así como a Ana Oramas, de Coalición Canaria, que han ayudado a poner fin a este periodo de incertidumbre. También al Partido Popular y a las formaciones con las que estamos en coalición y que me han acompañado en todo este tiempo, Unión del Pueblo Navarro, Foro Asturias y Partido Aragonés. Quiero añadir, además, que soy plenamente consciente de lo que significa la votación del jueves pasado en todos sus extremos, así como la que otros han anunciado para el día de hoy.

Dicho esto, la primera consideración que quiero trasladar a todos ustedes es que España necesita algo más que una simple investidura. Necesita un Gobierno que esté en condiciones de gobernar, no de ser gobernado, sino de gobernar. No pido un cheque en blanco, como saben; me limito a reclamar un Gobierno, que no es lo mismo. Hoy no concluye esta historia, señorías, hoy comienza; hoy trazamos el camino del futuro, de ese futuro del que la falta de mayoría nos hace a todos responsables. A todos nos compete asegurar para España no solo el instrumento de Gobierno que precisa, sino su capacidad, que es tanto como decir su eficacia. El voto de investidura no es un descargo de responsabilidad, no es eso; debe ser, sobre todo, un compromiso de futuro y un compromiso para todos. La política de cualquier Gobierno sensato no admite más que un rumbo y ha de marcarlo el Gobierno, está para eso y se le vota para eso; va implícito en el gesto de votar, si es que estamos ante un gesto responsable. Todo el mundo es consciente de que no cabe gobernar con varios criterios a la vez, como no es posible gobernar con dos presupuestos simultáneos. Hemos sobrevivido a trescientos días de Gobierno en funciones, pero no podríamos sobrevivir a un Gobierno que no gobierne porque le faltaran apoyos o le sobraran obstáculos. El precio sería ruinoso. Votar responsablemente a favor de la investidura implica, pues, comprometerse a intentar construir, especialmente en aquellas materias que son trascendentales para el bienestar de los españoles; materias que, por cierto, nada tienen que ver con el color del Gobierno, como ocurre con los compromisos europeos o la estabilidad presupuestaria. ¿Acaso si gobernara otra formación política no se cumplirían los compromisos adquiridos? ¿Es que si gobernaran otros se quebraría la estabilidad presupuestaria? Esto es una responsabilidad de todos, señorías, no solo mía. Añado que, como es obvio, cuando no se pueden controlar los ingresos ni el gasto público sencillamente no se puede gobernar. Ustedes y yo sabemos que no es razonable gobernar sin presupuestos y todos debemos ser consecuentes. Carece de sentido proclamar que se va a facilitar que España tenga un Gobierno si no se está dispuesto a dotarlo de su principal herramienta de trabajo.

Señorías, lo repetí en mi discurso del jueves pasado hasta la saciedad: nada de esto que reclamo será posible sin acuerdos. He ofrecido una disposición abierta al diálogo y una sincera voluntad de entendimiento, y no lo he hecho hoy por primera vez ni hace cuarenta y ocho horas; lo hice el 21 de diciembre, el día después de las elecciones. Comprendí entonces dónde estábamos, tomé buena nota de la voluntad de los españoles y actué en consecuencia. Desde entonces, insisto, no he dejado de plantear la necesidad de entendernos. Soy el principal interesado en que busquemos y alcancemos acuerdos. Estoy dispuesto a corregir todo lo que merezca corrección, a mejorar todo lo que sea mejorable y a ceder en todo lo que


Página 4




sea razonable. No escatimaré ni tiempo ni dedicación; necesitamos un Gobierno que gobierne y trabajaré cada día esa gobernabilidad.

Señoras y señores diputados, diálogo, sí, todo, pero no nos equivoquemos, señorías, ni pretendamos llevar las cosas más allá de lo que las circunstancias permiten. Hemos de negociar dentro de los límites que la realidad nos impone a todos, que no tienen nada que ver ni con el color del Gobierno ni con su fortaleza o su debilidad. Los límites no varían. A mí no me está permitido negociar la unidad de España o la igualdad de los españoles, tampoco incumplir nuestros compromisos con la Unión Europea, al igual que no me está permitido quebrar la estabilidad presupuestaría. Sería inútil pretender que estas materias se sometan a negociación: ni lo puedo hacer yo ni lo puede hacer nadie. Digo más, es responsabilidad de todos que no se sometan a discusión, que cumplamos las leyes, que respetemos las reglas y seamos leales a nuestros compromisos. A todo esto añado que existe un límite que no depende más que de mí, un límite que me impongo rápidamente. No pretendo acceder al Gobierno para realizar cualquier clase de política, no estoy dispuesto a derribar lo construido; se puede mejorar, sin duda, pero no puedo aceptar su demolición. Que nadie espere que yo contribuya a lesionar la recuperación económica y la creación de empleo. No haré ese daño a los españoles. (Aplausos). No tiene ningún sentido liquidar todas las reformas; mejoremos lo mejorable, pero no impidamos que España siga siendo el país que más crece en Europa y el que más empleo crea. ¿Acaso esto es malo?

Señorías, accedo al Gobierno para perseverar y algunos me lo reprochan. Ya sé que algunos quieren darle la vuelta a las políticas que hemos desarrollado, pero para eso otros tendrían que hacerse cargo del Gobierno. No se puede pretender que gobierne yo y traicione mi propio proyecto político que, además, fue el más apoyado por los españoles. No me pidan ni pretendan imponerme lo que yo no puedo aceptar. Como les he dicho al inicio, entiendo perfectamente la situación sin precedentes en que nos encontramos, pero espero que entiendan ustedes también que no se sostiene dar paso a la investidura y desamparar al Gobierno que resulte de ella. Lo digo hoy para que nadie nos llamemos a engaño y para que tampoco engañemos a los españoles. No estoy pidiendo el voto para un Gobierno multiusos o carente de orientación. Yo tengo una tarea a la espalda, unos resultados en la mano y un propósito al frente. Eso es lo que estamos resolviendo en este trámite de la investidura. No el apoyo a un Gobierno en abstracto, no cubrir el hueco de una vacante, no reemplazar una plaza inerte en la Administración del Estado. Se vota la investidura a un candidato que acude con un proyecto. Es con ese proyecto con el que solicito la confianza de la Cámara. Es a ese proyecto al que se le otorga la confianza. No pido la luna, señorías, pido un Gobierno previsible, lo cual significa que sus grandes líneas sean conocidas desde el principio, que anuncie de antemano lo que va a ocurrir y especialmente lo que no va a ocurrir para que todo el mundo sepa a qué atenerse.

Y termino ya, señora presidenta. Se abren ante todos los españoles grandes perspectivas si no las estropeamos, bien porque no haya Gobierno, bien porque no se le deje gobernar, que tanto da lo uno como lo otro. No solo se pondrá en marcha el Gobierno, señorías, lo hará España entera. Son incontables las decisiones empresariales, inversiones de capital, iniciativas de emprendedores que llevan meses en suspenso pendientes de que se despeje el panorama. Repito: pendientes de que se despeje el panorama, es decir, de que se ofrezca algo más que una investidura desnuda. Seamos consecuentes, señorías. Quien piense que las mayorías absolutas de los demás no son buenas -y creo que aquí hay muchos que así lo piensan- debería preocuparse más que nadie para demostrar que España puede ser gobernada, y bien gobernada, aunque no exista mayoría absoluta. Quien piense que las mayorías absolutas son perjudiciales debería ser el primero en hacer ver que los políticos españoles somos capaces de ponernos de acuerdo porque en la Cámara no han de faltar apoyos para desarrollar las tareas. Les invito a que veamos la manera de que las cosas vayan lo mejor posible para los españoles, dentro de lo que permiten unas circunstancias que no son fáciles para nadie. No pido -vuelvo a reiterarlo- un cheque en blanco, señorías. Pido madurez; pido que, cuando se dé un paso, se acepten las consecuencias de ese paso; pido que podamos todos decir a los españoles que van a contar con un Gobierno que gobierna, no por su propia fortaleza, sino porque en la Cámara no han de faltarle apoyos para desarrollar las tareas. A eso se le llama en Europa ejercer una oposición responsable. Por mi parte, insisto, hay dos errores en los que no incurriré: el primero, olvidar las limitaciones que la realidad me impone; y el segundo, desperdiciar las oportunidades que la coyuntura nos ofrece.

Solicito, señorías, un Gobierno que no arruine las buenas perspectivas que nos ofrecen los próximos años, porque nuestra primera finalidad debe ser consolidar lo obtenido, continuar mejorando, sostener el ritmo de empleo, aprovechar las oportunidades y no defraudar el crédito que todavía se nos otorga. Con


Página 5




este propósito, solicito la confianza de la Cámara para el programa de gobierno que mi candidatura representa.

Muchas gracias, señoras y señores diputados, señora presidenta. (Prolongados aplausos de las señoras y los señores diputados del Grupo Parlamentario Popular, puestos en pie).

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias.

Por el Grupo Parlamentario Socialista, tiene la palabra el señor Hernando Vera.

El señor HERNANDO VERA: Señora presidenta, señorías, señor candidato a la Presidencia del Gobierno, hoy se acaba el bloqueo político en España después de un año y eso es posible gracias a que el Partido Socialista Obrero Español asume su responsabilidad absteniéndose. Lo hacemos para evitar terceras elecciones, lo hacemos para que las instituciones no sigan deteriorándose y para que no se deslegitime más nuestra democracia. Pero, señor Rajoy, los ciudadanos lo saben y usted también: ni usted ni su proyecto cuentan con nuestra confianza. Creemos que no es el presidente que España merece, pero que mucho menos necesitamos terceras elecciones. No lo hacemos para convalidar sus odiosas reformas ni para perdonar la grave corrupción de su partido o para permitirle seguir deteriorando los derechos de trabajadores, mujeres o jóvenes. No lo hacemos para que usted pueda ahondar en la quiebra de la cohesión social o territorial de nuestro país. A partir de hoy usted ya no está en funciones y usted ya no tiene la mayoría absoluta que ha venido simulando durante todo este año. Usted está en clara minoría, señor Rajoy, y bajo la estrecha vigilancia de todo este Congreso. Y a eso se va a dedicar el Partido Socialista, a vigilar cada paso que dé y a aprobar las iniciativas al frente de una mayoría que ni es suya ni es de ningún grupo de esta Cámara.

Lleva usted más de trescientos días en funciones, por lo tanto, aquello de los cien días de cortesía en este caso no va a ser ni un simple formalismo. Vamos a exigirle responsabilidad de gobierno desde el primer día, desde el próximo lunes. Hace dos días usted respondió a mi petición de suprimir las reválidas con el compromiso de paralizar sus efectos. La comunidad educativa y nosotros reconocemos su gesto, pero creemos que es claramente insuficiente. Le exigimos la paralización de la Lomce y que dejen claro que los estudiantes no se van a tener que enfrentar a unas reválidas improvisadas y que los estudiantes de bachillerato van a poder ingresar en la universidad superando las pruebas de acceso. Háganlo ya, señor Rajoy, porque ni los estudiantes ni los profesores ni los colegios ni los institutos están en funciones, llevan ya dos meses trabajando.

Como le dije el otro día, vamos a presentar leyes para recuperar derechos civiles y sociales, para reequilibrar las relaciones laborales, para garantizar las pensiones, para luchar contra la desigualdad y la pobreza, para restañar las heridas en el Estado del bienestar, para avanzar en la regeneración de nuestra democracia. También estamos dispuestos a valorar las iniciativas que usted traiga, que su Gobierno traiga, que su grupo parlamentario presente en estas Cortes. Pero si quieren aprobarlas con el apoyo del Grupo Parlamentario Socialista, señor Rajoy, tendrán que convencernos de que son positivas para España y para la ciudadanía española, porque de lo contrario las combatiremos e intentaremos derrotarlas democráticamente; tendrán nuestra más firme oposición.

Señor Rajoy, en mi intervención del pasado jueves le hablé de Cataluña y usted me habló de diálogo, y yo le digo que, si eso es así, empiece a dialogar ya, en noviembre mejor que en diciembre, porque la fractura y la distancia que hay entre Cataluña y el resto de España, no solamente política sino emocional y social, es sencillamente insostenible.

Señorías, todos tenemos el deber de afrontar los grandes retos y los grandes desafíos a los que se enfrenta España. Por eso, el Partido Socialista va a hacer una oposición firme y seria, porque serios son los problemas a los que se enfrentan los españoles todos los días.

Mire, en las últimas semanas y quizá especialmente en los últimos días, señor Rajoy, usted ha podido fantasear con disfrutar de una oposición de gritos y chascarrillos, de Twitter y camisetas, de textos legislativos que no haría ni un estudiante de primero de Derecho, de abandonos irresponsables del puesto de trabajo. Quizás usted haya podido soñar con una oposición que vende soluciones fáciles, mágicas, milagreras, fantasiosas; es decir, soluciones imposibles. Si ese ha sido su sueño, ya le digo que despierte de él, que despierte y abandone toda esperanza porque van a tener la oposición de los hombres y mujeres del Partido Socialista, que vamos a actuar con el rigor de quien ha gobernado España durante sus mejores años y con la sensatez y la valentía de quien aspira a construir una alternativa progresista que merezca la confianza mayoritaria de los ciudadanos y ciudadanas de este país.


Página 6




Muchas gracias. (Aplausos de las señoras y los señores diputados del Grupo Parlamentario Socialista, puestos en pie).

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias.

Por el Grupo Parlamentario Confederal de Unidos Podemos-En Comú Podem-En Marea, tiene la palabra el señor Iglesias Turrión. (Rumores). Ruego silencio, señorías.

El señor IGLESIAS TURRIÓN: Gracias, señora presidenta.

Su discurso, señor Rajoy, se resume en la frase: "no voy a cambiar nada". Ha dicho usted que va a perseverar. Permítame que le diga que esa actitud va a convertir su legislatura, señor Rajoy, en un epílogo. El resultado de su partido en las últimas elecciones no le permitía a usted ser presidente y se tuvo que articular una operación; una operación para desenmascarar a Ciudadanos como fuerza regeneradora y una operación para destrozar por dentro al Partido Socialista y finalmente para humillarle hoy. Usted actuó en esa operación como un convidado de piedra, no hizo nada, se sentó a esperar, dejó que las élites y sus aparatos se encargaran de organizar la operación. Esas élites trataron de quitarle de en medio a usted para ponérselo fácil a Ciudadanos y al Partido Socialista: otro candidato -sin pasado- del Partido Popular. Usted demostró ser buen político porque resistió, pero demostró ser enormemente desleal al sistema político de nuestro país porque usted lo dejó herido de muerte. Acabando con el turnismo, que era la base de la sostenibilidad de nuestro sistema político, desenmascarando a Ciudadanos, usted ha sentado las bases para que, tarde o temprano, nosotros le ganemos las elecciones, señor Mariano Rajoy. (Aplausos.-Rumores).

Con todo, señor presidente, eso no es lo crucial, eso no es lo más importante. Tranquilícense sus señorías; si yo creo que a ustedes les conviene más que a nadie que esto sea rápido e indoloro. (Risas.-Rumores). Lo importante es otra cosa, y les pediría que reflexionaran ustedes con calma y sin prejuicios. España ha cambiado, señorías, y ha cambiado en una dirección diferente a la de ustedes. Ustedes van a representar un epílogo. Hay un nuevo país, hay una nueva España joven y moderna, que no tiene miedo porque sufre, que sabe lo que es sufrir el paro, que sabe lo que es sufrir la precariedad cuando tiene que trabajar, que sabe lo que es emigrar para buscarse la vida o para poder investigar en un centro universitario decente. Hay una España joven que sabe lo que son los desahucios, una España que no se puede permitir, como muchos de ustedes, sanidad privada o educación privada y tiene que defender los servicios públicos. Hay un nuevo país que no entiende por qué no se respeta la pluralidad nacional identitaria de nuestro país. Hay un nuevo país de mujeres que ya están hartas de que se hable solamente de igualdad formal, que quieren igualdad real (Aplausos), igualdad de salarios, igualdad en los permisos de paternidad y maternidad, que quieren poder interrumpir un embarazo en la España del siglo XXI de una manera digna. Hay una nueva España que sabe que lo que significa el esfuerzo, señorías, y porque han tenido que esforzarse para conseguir lo que tienen, no toleran -y quédense con esta palabra, no toleran- la corrupción, no se conforman con la corrupción. Esa España no piensa que la corrupción es inevitable, entiende que se puede evitar perfectamente si hay voluntad porque ellos y ellas han vivido sin miedo y de otra manera. Hay una nueva España que no se cree lo que dicen los viejos periódicos, que lee, que se informa, que tiene una manera crítica de ver las cosas, y eso es lo que ha cambiado en este país en los últimos años. Hay un nuevo país, una nueva España que quiere que nuestro país se industrialice, que quiere que nuestro país respete la diversidad nacional y que articule mecanismos institucionales y democráticos que lo permitan, que quiere defender los derechos sociales, los servicios públicos y la dignidad soberana de nuestro país frente a los poderes extranjeros. (Aplausos). Ese país, señor Mariano Rajoy, tarde o temprano, va a ganar, y nosotros aspiramos a ser simplemente un instrumento político para eso. Ahora nos tocará estar en la oposición, pero cuando nos toque, estaremos preparados para ganarle las elecciones y para gobernar al servicio de esa nueva España.

Buena suerte en su epílogo, señor Mariano Rajoy. (Aplausos de las señoras y los señores diputados del Grupo Parlamentario Confederal de Unidos Podemos-En Comú Podem-En Marea, puestos en pie.-El señor Iglesias Turrión abraza al señor Errejón Galván, a la señora Montero Gil y al señor Espinar Merino.-Varios señores diputados del Grupo Parlamentario Popular: ¡Oh!-La señora Montero Gil: Mejor el amor que la corrupción).

La señora PRESIDENTA: Silencio, por favor. (Rumores). Señorías, les ruego silencio.

Por el Grupo Parlamentario Ciudadanos tiene la palabra el señor Rivera Díaz. (Aplausos.-Continúan los rumores). Silencio, por favor.


Página 7




El señor RIVERA DÍAZ: Gracias, presidenta,

Gritaba la señora Irene Montero: se puede tener amor sin corrupción. Claro que sí, señora Montero. No hay que escoger entre el amor y la corrupción, algunos podemos tener amor sin corrupción. (Rumores.-Aplausos). No son ustedes los únicos que no tienen corrupción en esta Cámara.

Pero vamos a los temas serios. El 26 de octubre de 2015 el Gobierno convocaba las elecciones para el 20 de diciembre de 2015, y ha pasado más de un año desde esa fecha; un año en que los españoles han visto cómo sus instituciones se bloqueaban, han visto cómo tenían que ir a votar dos veces, han visto la incapacidad de algunos para ponerse de acuerdo, han visto grupos políticos que votaban no, no y no siempre, fuera un líder socialista o un líder popular, para que no hubiera cambios en este país. Y les digo una cosa, señorías: ni los trabajadores que cobran 700 euros y no llegan a final de mes pueden esperar, ni los enfermos dependientes pueden seguir viendo recortes -y hay que paralizar esos recortes-, ni los emprendedores pueden seguir teniendo trabas para poner en marcha sus negocios, ni los que quieren invertir en nuestro país pueden pensar que este país no se pone en marcha; ni nuestros enfermos, ni nuestros mayores. Los españoles no pueden esperar más, y por eso hoy Ciudadanos se sube a esta tribuna con el orgullo de ser el único partido que ha colaborado desde el primer día a que este país se pusiera en marcha, con un candidato del Partido Socialista propuesto por el rey, con un candidato del Partido Popular propuesto por el rey, porque creemos que si algún día queremos gobernar este país hay que empezar a hacer cosas por este país, incluso cuando uno no es el candidato. (Aplausos).

He escuchado atentamente al señor Rajoy, candidato y futuro presidente, si lo escoge esta Cámara. No tenga miedo; no tenga miedo, no pasa nada; es una legislatura sin mayoría absoluta. Le he visto otra vez poniéndose la venda antes de la herida. No pasa nada, señor Rajoy; si usted cumple las exigencias de Ciudadanos esto va a salir bien; no pasa nada. (Aplausos). No hay por qué ponerse la venda antes de la herida. Le decía el otro día que hay países de Europa gobernados sin mayoría absoluta desde hace cien años, y no pasa nada; ahora, eso sí, usted no puede hacer lo mismo que en estos últimos años, y además tenemos que expulsar de la vida pública a los Bárcenas, a la Gürtel, a los Puyol, al tres per cent, a los ERE y a todos esos indeseables y casos de corrupción que han manchado las instituciones. Y habrá que investigar aquí, en sede parlamentaria, qué pasó con la posible financiación ilegal de su partido, sí, pero también tendremos que tomar medidas para que no vuelva a pasar, y habrá que limpiar la vida pública, legislando y no gritando, porque para cambiar las cosas hay que trabajar. Señor Iglesias, le doy una mala noticia: a partir de ahora hay que trabajar. (Risas y aplausos.-Rumores). Hay que trabajar, hay que presentar leyes que tengan un contenido decente, como decía el señor Hernando, hay que enmendar, hay que llegar a acuerdos, porque seguramente muchos de sus votantes querrán que se apruebe la dación en pago en esta Cámara, y tendrán ustedes que trabajar; muchos de sus votantes seguramente querrán que se cambie la Ley Electoral, y tendrán ustedes que venir a trabajar (Rumores), y muchas otras cosas que tenemos en común con el programa electoral de Podemos, del Partido Socialista o del Partido Popular. Así que, lo que toca ahora -por suerte para los que queremos empezar a trabajar- es trabajo, aunque a otros quizá les cueste más. (Rumores). En todo caso estamos dispuestos a tenderles la mano a todos los grupos de esta Cámara, porque a partir de ahora quien va a marcar -le guste o no al Gobierno- la línea de esta legislatura va a ser el Parlamento. El Parlamento cobra separación de poderes, desde el Gobierno, y el Gobierno tendrá que rendir cuentas al Parlamento. Eso es algo que han votado los españoles. No es una decisión de Ciudadanos ni del Partido Popular ni del PSOE ni de Podemos; lo han votado los españoles dos veces, así que lo mejor que podríamos hacer es aprender de nuestros compatriotas, que nos han dado una lección y nos han dicho que no queda más tiempo, pero que nadie se piense que esto va a ser fácil. ¿Quién dijo que esto fuera fácil? No va a ser sencillo, señor Rajoy, pero insisto en que si somos capaces de trabajar -y nosotros vamos a trabajar por España, no solo por nuestro partido, como hemos demostrado- lo lograremos.

Para finalizar querría traer aquí una frase del que fuera presidente (Una señora diputada: Suárez) de los Estados Unidos, de John Fitzgerald. (Rumores).

La señora PRESIDENTA: Silencio, por favor.

El señor RIVERA DÍAZ: Decía John Fitzgerald Kennedy: el cambio es ley de vida. (Rumores).

La señora PRESIDENTA: Silencio, por favor.


Página 8




El señor RIVERA DÍAZ: Búsquelo en Google, señor Iglesias: John Fitzgerald Kennedy. (Risas y aplausos). Decía John Fitzgerald Kennedy que el cambio es ley de vida, y que cualquiera que solo mire al pasado o al presente se va a perder el futuro; y el futuro, señorías, empieza ahora. Así que dejemos de mirar al pasado, empecemos a mirar al futuro, y sobre todo miremos al futuro juntos, porque los españoles no nos perdonarían que en esta legislatura el único objetivo fuera ganar votos o escaños. El único objetivo, señorías, es que España funcione. No nos creamos tan importantes, que los que de verdad son importantes son los españoles.

Muchas gracias. (Aplausos).

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias. (Rumores). Silencio, por favor.

Por el Grupo Parlamentario de Esquerra Republicana, tiene la palabra el señor Rufián Romero. (Rumores prolongados).

El señor RUFIÁN ROMERO: Presidenta, señorías, señor candidato Rajoy, maese cuñado Rivera (Risas), señora Susana Díaz Richelieu, señor Felipe 'Gonzálex', un saludo allá donde estén.

Señores del PSOE Iscariote, ustedes llevan cuarenta años dando una de cal y otra de arena. Pero lo de hoy ya es demasiado; demasiado para socialistas de corazón, socialistas de corazón a los que hoy queremos dar voz. Socialistas como Rubén, que les dice: Los fundadores del PSOE se revuelven en sus tumbas, nunca más vuelvan a decirse socialistas, nunca más vuelvan a decirse obreros; traidores es el único nombre que merecen. (Protestas). O como José Antonio: Quiero que sepan que mi madre tiene 51 años, trabaja fregando suelos por menos de 4 euros la hora, y llora cada vez que los ve en la tele traicionándola. (El señor Madina Muñoz: ¡Pero déjalo ya de una vez!-Protestas). Acabo de empezar. (Rumores y protestas).

La señora PRESIDENTA: Señorías, guarden silencio.

Señor Madina. Por favor, guarden silencio.

El señor RUFIÁN ROMERO: Le quedan unos cuantos todavía.

La señora PRESIDENTA: Un segundo, señor Rufián, un segundo.

Señorías, les recuerdo que tiene la palabra el orador, y el resto de las señoras y los señores diputados lo que tenemos que hacer es estar en silencio.

Continúe, señor Rufián.

El señor RUFIÁN ROMERO: O como Laura, señor Madina: Mi abuelo murió con el carné en la mano y el socialismo en el corazón; si hoy les viera haciendo lo que hacen, mi asco y mi rabia se quedarían muy cortos. O como Antonio, que les dice: ¿Y ahora cómo les explico esto a mis hijos? O como Armando, que les dice: Cobro 884 euros por 168 horas al mes, vivan con esto una temporada, y se les pasarán las ganas de apretar ese botón. Esta es su gente, su gente. ¿Tienen alguna respuesta para ellos? ¿Algo? ¿No?

Señores del PSOE sociedad anónima, ¿no les da vergüenza que solo les quede de izquierdas el sitio en el que se sientan en los consejos de administración de las eléctricas? (Rumores). ¿No les da vergüenza doblegarse a los designios de una cacique...? (Protestas.-El señor Madina Muñoz hace gestos a la señora presidenta).

La señora PRESIDENTA: Señorías, por favor. (Rumores). Un segundo, señor Rufián. Un segundo.

Continúe, señor Rufián.

El señor RUFIÁN ROMERO: Decía: ¿no les da vergüenza doblegarse a los designios de una cacique que gobierna la comunidad autónoma con una de las tasas de paro y fracaso escolar más altas de Europa? ¿No les da vergüenza darle el poder a uno de los partidos más reaccionarios de Europa, junto con el cuñadismo neoliberal salvaje, que por ejemplo dice que está en contra de rebajar el IVA veterinario porque hay sífilis en Barcelona? Este es el nivel de esta gente. (Rumores.-Protestas).

La señora PRESIDENTA: Señorías, silencio, por favor.

El señor RUFIÁN ROMERO: La buena noticia es que, tras lo de hoy, la única sorpresa que nos depara la política española es saber en qué partido militará en la próxima legislatura el señor Toni Cantó. (Rumores.-Risas). ¿No les da vergüenza ser republicanos, pero monárquicos; socialistas, pero


Página 9




neoliberales; obreros, pero en consejos de administración; y de izquierdas, pero dando el poder a la derecha? (Rumores). Les aviso que el mercado de marcas blancas del PP está saturado, sobre todo entre los cínicos naranjas y su escisión ForoCoches. (Rumores.-Protestas).

La señora PRESIDENTA: Silencio, por favor.

Tiene que ir terminando, señor Rufián.

El señor RUFIÁN ROMERO: ¿No les da vergüenza traicionar tanto a su gente que incluso un consejero de Abengoa, al que echaron a patadas, parece otra vez de izquierdas? ¿No les da vergüenza pasar del "si tú no vas ellos vuelven" al "no vayas que ya te los traemos nosotros"? ¿No les da vergüenza dar la gobernabilidad de su país a quienes persiguen urnas y esconden Jaguars? ¿No les da vergüenza dar la gobernabilidad de su país a quienes reciben con abrazos a ricos en jet privados y con pelotazos a pobres en el mar, a nado? (Rumores).

La señora PRESIDENTA: Señor Rufián, le tengo que cortar ya el micrófono, porque ha terminado su tiempo.

El señor RUFIÁN ROMERO: Acabo.

Si le hacen esto a su secretario general y a su militancia, imaginen qué no le harán a la gente.

Y acabo dirigiéndome una vez más a los compañeros Iglesias y Domènech. Compañeros, teníais razón, el bipartidismo ha muerto... (Aplausos.-Rumores y protestas).

La señora PRESIDENTA: Se ha terminado el tiempo, señoría. Muchas gracias.

Por el Grupo Parlamentario Vasco (EAJ-PNV), tiene la palabra el señor Esteban Bravo. (Rumores).

Ruego silencio.

El señor ESTEBAN BRAVO: Gracias, señora presidenta.

Señor candidato, a estas alturas ya no queda gran cosa qué decir después de tres debates de investidura, y con este, cuatro, así que voy a proceder a sacar algunas conclusiones por parte de nuestro grupo. La primera es que ha sido usted incapaz de generar una mayoría suficiente para sacar adelante la investidura con holgura y una mayoría absoluta. Eso debería hacerle pensar que, si sigue con las mismas formas, con las mismas maneras, va a ir abocado al fracaso, y ese fracaso no se lo podrá achacar a los demás, será un fracaso propio. Y tengo que serle sincero, su discurso de hoy me ha alarmado, porque no parece que hayan cambiado en absoluto las formas. Decía usted: Ceder en lo que sea razonable. Claro, lo razonable siempre es lo suyo. Su discurso ha estado trufado de: no cederé en esto, no cederé en lo otro, no cederé... No ha sido en apertura: estoy dispuesto a abrir, estoy dispuesto a cambiar cosas, sino que lo mío no se puede cambiar, y traguen los demás. Yo creo que es un error. También sería un error un Gobierno que funcionara como el de los cuatro años de hace dos legislaturas. ¿Basándose en qué? Basándose en una aristocracia jurídica, en el ejército de los abogados del Estado, basándose en una rigidez jurídica, en definitiva negando la política. Ahora hablan de que haría falta un Gobierno político, y es verdad, pero un Gobierno político no es como dicen algunos de sus compañeros en la prensa, un Gobierno que comunique mejor, que dé mejor imagen en la prensa. Un Gobierno político es el que esté compuesto de aquellas personas que sean imaginativas para encontrar soluciones, que sean condescendientes y capaces de llegar a acuerdos. Si sigue apoyándose en la aristocracia jurídica y en ese: no cederé, no cederé, me temo que no va a avanzar mucho.

Sigo con las conclusiones. El Partido Nacionalista Vasco cumple su palabra, y como ya dijimos volveremos a votar no en esta ocasión. Volveremos a votar no por su actuación en estos cinco años, judicializando la política, no atendiendo a las preocupaciones que le iban trasladando las instituciones vascas e impulsando una idea de Estado y de nación negadora de la que puedan tener los demás. Euskadi, señor presidente, no es una comunidad autónoma más. Los vascos somos una nación, y en la propia Constitución española se reconoce el hecho foral en la disposición adicional primera. Y el hecho foral va mucho más allá, aunque usted no lo crea, del Concierto Económico, no se agota en el Concierto Económico, se extiende a todo el Estatuto de Autonomía, hablemos de policía, de educación o de cualquier otra cosa. El hecho foral se basa en una máxima importante, y es el acuerdo entre partes, la no imposición, el acuerdo entre partes. Euskadi es una nación. Votaremos hoy no, y dentro de un mes, el día 30 de noviembre, día de San Andrés, día de la batalla de Padura, celebraremos en todos los


Página 10




batzokis, como le hemos venido haciendo siempre, precisamente que Euskadi es una nación y que así quiere ser tratada.

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias.

Por el Grupo Parlamentario Mixto, tiene la palabra, en primer término, el señor Homs Molist.

El señor HOMS MOLIST: Gracias, señora presidenta.

Señorías, señor candidato, en su intervención ha hecho una declaración de principios que nos ratifica en nuestro no a su investidura, y un no en mayúsculas. En primer lugar, según usted, todos somos responsables, pero usted está solo en el Gobierno y evidentemente el resto no. Felicidades, señor Rajoy, se lo vuelvo a decir. En segundo lugar y lo más preocupante: no cambiaré nada ni en nada; es lo que nos ha dicho hoy aquí de forma clara y diáfana. Señores de Ciudadanos, Señores socialistas, quién les vio y quién les ve.

Dice -y lo comparto- que no hay democracia sin ley, pero, señor Rajoy, mucho menos hay ley sin democracia. En España ha habido siempre ley, pero no siempre democracia, como bien sabe usted. Es verdad que en esta casa siempre se ha legislado. El Parlament de Catalunya solo ha abierto cuando había democracia. No sé si vendrán de ahí algunas de las diferencias que constato que tenemos entre ustedes y nosotros sobre democracia y sobre ley. No sé si vienen de ahí. Da la sensación de que para ustedes la democracia, aquello que vota la gente tiene siempre que adaptarse a la ley, según la interpretan. Para nosotros la democracia, lo que vota la gente sirve precisamente para cambiar la ley. Ahí está la diferencia en cómo lo vemos nosotros y cómo lo ven ustedes.

Acabo, señora presidenta. Cataluña hará su camino, señor Rajoy, a través de la democracia y de la ley. Que haya diálogo dependerá de usted. La suerte del diálogo está encima de sus espaldas, pero le digo -y lo quiero dejar dicho también para este futuro que viene- que el futuro de Cataluña no lo decidirá usted, lo decidirán los catalanes.

Muchas gracias, señorías. (Aplausos).

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias.

Tiene la palabra el señor Baldoví Roda.

El señor BALDOVÍ RODA: Moltes gràcies, senyora presidenta.

Como hoy se va a consumar aquí la gran operación quitamanchas que amnistiará políticamente la corrupción del PP, no está de más hacer un poco de memoria. Sobres, sobres. (Mostrando uno). A veces contienen cosas inconfesables, a veces contienen dinero negro para pagar sobresueldos, pero eso -recuerden- pasó hace mucho tiempo, mucho tiempo, como le gusta recordar el señor Rajoy o a la señora ministra en ciernes, o no, porque el gallego, además de impasible, es imprevisible. (Rumores). El gallego con todo respeto. Con todo mi respeto, con todo mi respeto, con todo mi respeto. Yo soy el valenciano. (Rumores).

La señora PRESIDENTA: Silencio, por favor.

El señor BALDOVÍ RODA: Hay sobres que traen buenas noticias, como por ejemplo este. (Mostrándolo). Y el ganador es... No, no es Pedro, no le dejó el Comité Federal. Esto no es Los Ángeles, es Madrid. El ganador es Mariano Rajoy, gracias a los votos entregados de Ciudadanos y a la abstención vergonzante del PSOE. Por eso permítanme recordarles a los dos un par de cosas. El candidato ha dicho que no piensa derogar nada. ¿Saben que le han dado el botón de la disolución de las Cortes para cuando lo haya menester? ¿Lo saben? Y al virtual presidente que me acusaba de querer erigirme en portavoz de todos los valencianos, le digo: renuncio. Le doy la oportunidad de que sea usted. Solo tiene que cumplir tres cosas: la ley, su palabra y lo que se ha aprobado hoy aquí. Por ejemplo, la reforma del sistema de financiación, que por ley tenía que estar aprobada en 2015, que usted anunció. Me quedan tres segundos. Cuando se aprueben los nuevos Presupuestos Generales del Estado incluya esa reforma del Estatuto valenciano, aprobada por 298 votos a favor. Por ejemplo, la reforma del sistema de financiación que usted anunció. Y por último, el contrato-programa de Valencia, que se aprobó también en esta Cámara. Señor Rajoy, cumpla con eso y yo -se lo digo- se lo reconoceré con toda elegancia. ¡Ah, se me olvidaba! Compromís no ha cambiado: no, por supuesto. (Aplausos).


Página 11




La señora PRESIDENTA: Muchas gracias.

Tiene la palabra el señor Matute García de Jalón. (Rumores).

Silencio, por favor.

El señor MATUTE GARCÍA DE JALÓN: Gracias, señora presidenta.

Lo bueno del Partido Socialista Obrero Español es que se puede confiar en su palabra: siempre tenemos la certeza de que no la van a cumplir. Me llamo Oskar Matute y soy diputado por Euskal Herria Bildu. Nací en Baracaldo en 1972 y en esos días la entonces esperanza blanca del PSOE, Felipe González, ya calentaba en la banda. El 11 de octubre de 1974 se celebraba el Congreso de Suresnes. El PSOE firma el derecho de autodeterminación de las naciones y la defensa de la lucha de clases. Lógico, entonces aún eran socialistas. El 1 de diciembre de 1982 Felipe González llega a la Presidencia del Gobierno. El cambio, decía. Un año después nacen los GAL. Yo celebro mis once años, y diez días después guardias civiles asesinan a Lasa y Zabala. Todavía huele a cal viva. (Rumores y protestas). El 12 de marzo de 1986 el PSOE, que había dicho 'de entrada, no', celebra la victoria del sí de la OTAN. (Rumores).

La señora PRESIDENTA: Silencio, por favor. Un segundo. Un segundo, señor Matute. Le paro el tiempo. Un segundo.

Por favor, silencio. Puede continuar.

El señor MATUTE GARCÍA DE JALÓN: El PSOE, que había dicho de 'entrada, no', celebra la victoria del sí a la OTAN. Mi país -ese que el ministro Barrionuevo llamó zona especial norte o laboratorio represivo experimental- dijo no a la OTAN. De ahí en adelante, reformas laborales, leyes de patada en la puerta y miles de insumisos en las cárceles. El 3 de marzo de 1996 los votantes finalmente deciden entre el original y la copia, y se quedan con el original: José María Aznar.

Pasemos a la gran coalición. En agosto de 2007 el PSOE aborta la posibilidad del cambio en Nafarroa, el 'agostazo'. El 1 de abril de 2009 el PSOE y el PP negocian el Gobierno de Euskadi. El 21 de junio de 2011 el PSOE y UPN negocian el Gobierno de Nafarroa. El 27 de septiembre de 2011 el PSOE y el PP negocian la reforma del artículo 135 de la Constitución y nos ponen de rodillas ante la mafia financiera. Es normal que la gente salga a la calle por salud e higiene democrática para manifestarse contra la mafia, contra todas las mafias. (Rumores).

Me llamo Oskar Matute, tengo cuarenta y cuatro años y en este día histórico de octubre de 2016 debo felicitar, señorías, a la bancada del Partido Socialista Obrero Español. Tiene mérito liquidar en una tarde una historia de ciento treinta y siete años y todo para que nada cambie,...

La señora PRESIDENTA: Tiene que terminar, señor Matute.

El señor MATUTE GARCÍA DE JALÓN: Sí, termino ya. ... porque cualquier cambio solo es posible donde ustedes, señorías del Partido Popular, donde ustedes, señorías de Ciudadanos, y donde ustedes, señorías del Partido Socialista, caminan cuesta abajo y sin frenos hacia la irrelevancia política, como en Euskal Herria y Cataluña. (Risas.-Rumores.-Aplausos).

La señora PRESIDENTA: Tiene la palabra el señor Alli Martínez.

El señor ALLI MARTÍNEZ: Señora presidenta del Congreso, señor candidato y futuro presidente, enhorabuena.

Miembros del Ejecutivo, diputados y diputadas, hoy acaba la etapa negra de la política española de estos diez meses. Hoy acaba, pero lo relevante es que hoy tenemos que mirar al futuro, y no al pasado, para abordar lo que las nuevas tecnologías o los cambios sociales y económicos van a plantear a España. Nadie niega la realidad social de los que hoy se están manifestando ahí fuera, pero tampoco tenemos que negar una España verdadera: la España de los que hoy llenaban el tren de Pamplona a Madrid o los que abarrotan las carreteras saliendo cuatro días de merecido descanso, la España que hace mejorar y avanzar a este país. A las fuerzas catastrofistas -que aquí hay bastantes- dejémoslas en su infantilismo perpetuo y que celebren un Halloween continuo, y el resto de los grupos políticos, señorías, pongámonos a trabajar por España y por las clases medias, que son al fin y al cabo quienes fundamentan el avance y el bienestar de nuestra sociedad. (Aplausos), de un país desarrollado como es España; no lo olvidemos.

Señorías, les pido su atención porque hay una alarma. Ayer en el Parlamento de Navarra Bildu enseñó la patita, y con el vergonzoso apoyo de Geroa Bai, Podemos e Izquierda Unida se aprobó redefinir el


Página 12




nuevo estatus político de Navarra. Esto en otros términos no es otra cosa que el comienzo del camino de la anexión de Navarra a Euskadi. (Rumores). UPN lleva casi cuarenta años siendo el baluarte contra el nacionalismo en Navarra. Este es un asunto relevante. Es una oportunidad para la unión de los constitucionalistas y de los demócratas contra aquellos que quieren romper España.

La señora PRESIDENTA: Tiene que terminar, señor Alli.

El señor ALLI MARTÍNEZ: Votaremos a favor del señor Mariano Rajoy. Mucha suerte y mucha cintura.

Muchas gracias. (Aplausos).

La señora PRESIDENTA: Tiene la palabra el señor Martínez Oblanca.

El señor MARTÍNEZ OBLANCA: Muchas gracias, señora presidenta.

Señor Rajoy, previsiblemente, en apenas unos minutos, usted renovará mandato como presidente del Gobierno de España y lo hará respaldado por Foro, con el objetivo de garantizar los avances para que el crecimiento económico, la creación de empleo y la mejora del bienestar social sean una constante que alcance a más y más españoles. También para que el próximo Gobierno abra un tiempo nuevo, en el que los deberes de la estabilidad se hagan con respeto a los principios constitucionales de igualdad y de solidaridad entre todas las comunidades autónomas sin excepciones. Nos alegramos de que se haya superado el empecinamiento que ha impedido, durante 2016, investir un Gobierno en torno a la candidatura más votada, tal y como se ha hecho con los cinco presidentes antecesores y sus correspondientes partidos ganadores de las respectivas elecciones generales. Cabe esperar que el bloqueo sufrido en estos diez meses no tenga continuidad sobre la actividad de estas Cortes y la labor de diputados y senadores, por mucha agitación callejera y por mucha oposición vociferante que trate de suplantar la voluntad democrática expresada en las urnas. Lo necesitamos en España y, singularmente, en una Asturias inmersa en la decadencia, paralizada en su gestión política y que precisa de un cambio profundo para adoptar las decisiones que permitan recuperar el tiempo perdido en la dotación de infraestructuras del transporte, en la defensa de sectores clave como la industria básica y la energía, en los repartos equitativos y ayudas a nuestros ganaderos y de cuotas a nuestros pescadores y, en definitiva, en el respeto hacia una comunidad que no aspira a ser más que ninguna pero que no acepta seguir siendo tratada peor que las demás.

Su Gobierno, señor Rajoy, tendrá en Foro el apoyo leal y la colaboración para impulsar las medidas de progreso y de cohesión social que reclaman los tiempos. Es hora de agradecer la paciencia de los españoles pasando a la urgencia de la acción de los gobernantes. Señor Rajoy, le deseamos tenacidad, firmeza constitucional y acierto.

Muchas gracias. (Aplausos).

La señora PRESIDENTA: Tiene la palabra la señora Oramas González-Moro.

La señora ORAMAS GONZÁLEZ-MORO: Gracias, señora presidenta.

Señoras y señores diputados, hay una novela de Aldous Huxley en la que un loro, durante toda la novela, está diciendo continuamente "aquí y ahora", para centrar a la gente en el momento y en el sitio. Yo hoy creo que tenemos una enorme responsabilidad. La primera, recuperar la confianza de la ciudadanía, porque todos la hemos perdido, pero también tenemos que recuperar la dignidad de esta Cámara y estar a la altura de la gente que nos precedió aquí, no solo en la transición política sino a lo largo de tantos y tantos años. Es una buena escuela el Grupo Mixto. Es distinto ser contrincante político a enemigo político. No se puede hablar, no se puede negociar, no se puede sacar nada adelante desde el odio y desde el rencor, sobre todo cuando se es joven y se tiene odio y rencor. (Aplausos.-Varios señores diputados: ¡Muy bien!).

Termino con el compromiso de apoyar las propuestas de cada grupo que sean buenas para la gente y para sacar adelante este país. Y ahí vamos a estar para dar estabilidad, y también con un compromiso firme, decidido, con mi pueblo y con mi tierra canaria, para recuperar las políticas de Estado; para que haya una oportunidad para los jóvenes; para recuperar la dignidad de las pensiones no contributivas, tan importantes en mi tierra; para que los pescadores del atún tengan su cuota de atún rojo y puedan pescar; para que los agricultores canarios puedan seguir vendiendo sus plátanos y sus tomates; para que viajar entre las islas no sea un lujo pero, sobre todo, para exigir que Canarias tenga un sistema justo de financiación para la sanidad y los servicios sociales como el resto de las comunidades autónomas.

Muchas gracias, señora presidenta. (Aplausos).


Página 13




La señora PRESIDENTA: Muchas gracias.

Tiene la palabra, también por el Grupo Mixto, el señor Quevedo Iturbe. Silencio, por favor.

El señor QUEVEDO ITURBE: Muchas gracias, señora presidenta.

Señorías, señor candidato a la Presidencia del Gobierno, Nueva Canarias ha tratado en estos tres debates consecutivos expresar una posición con la máxima seriedad, muy crítica con sus políticas, como sabe, porque creemos que a los hechos hay que atenerse: sus políticas no han sido lo mejor para la mayoría social y, desde luego, no han sido lo mejor para Canarias. Le hemos dicho que no estamos en condiciones de apoyarle porque no podemos apoyar sus políticas pero también le hemos dicho que no nos podemos fiar de usted y se lo hemos dicho porque ha incumplido en su momento con las justas demandas de Canarias, bien alejadas del llanto ultraperiférico y muy cercanas al reconocimiento de los derechos que asisten a nuestro pueblo. También es verdad que le dijimos en el último debate que tiempo habrá de demostrar si el hecho de que se haya acabado la posibilidad de más rodillo parlamentario abre alguna puerta para ser capaces de entendernos en la defensa del interés general y, en nuestro caso, en la defensa de los intereses generales de nuestra tierra.

Tras el primer discurso de investidura que le escuchamos, el fracasado de hace unos meses, creímos de verdad que usted no estaba buscando un apoyo parlamentario. De verdad, creímos que estaba trabajando para unas terceras elecciones, porque nos pareció que no era el discurso adecuado para venir a convencer aquí a nadie de nada. En el discurso de anteayer nos pareció que usted abría la mano a una forma diferente de hacer las cosas. Reconocía la necesidad de los entendimientos y ya le dijimos que, aun siendo escépticos, nos parecía mejor que eso fuese así. Hoy ha dado una vuelta de tuerca a su discurso y ha vuelto a usar un tono duro, casi sacando pecho, en el sentido de que de aquí no me mueve nadie. De verdad, confiamos en estar equivocándonos con esto, señor Rajoy. Mientras lo comprobamos, nosotros, Nueva Canarias, no tenemos un solo argumento para apoyar en ningún caso sus políticas, por eso hoy diremos no a su investidura.

Gracias, señora presidenta. (Aplausos).

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias.

Por el Grupo Parlamentario Popular en el Congreso tiene la palabra el señor Hernando Fraile.

El señor HERNANDO FRAILE: Señora presidenta, señor candidato a la Presidencia del Gobierno y en muy pocas horas, de nuevo y con la confianza de esta Cámara, presidente del Gobierno, señorías, hoy vamos a poder iniciar una legislatura tras una larga etapa de bloqueo, parálisis e incertidumbre. Trescientos quince días de interinidad política y una situación que creo que nunca más debe volver a repetirse en esta Cámara. Señorías, sabemos que será una legislatura compleja porque lo haremos con la mayoría más minoritaria de la historia reciente, pero también con confianza, porque lo hacemos con un acuerdo forjado con Ciudadanos y otras formaciones políticas que nos otorgan un pacto de 170 escaños. Un gran acuerdo, un gran pacto que obliga a unos y también obliga a otros. Pero también, señorías, permítanme decirlo, con humildad, con la voluntad de entendimiento y de diálogo -sí-, y la conciencia de que todos ustedes -no solo los que tenemos 170 escaños, todos ustedes- tienen la obligación de no solo tener la necesidad de decir, sino también de hacer. A eso nos comprometemos y nos vamos a comprometer y para ello vamos a trabajar desde mi grupo parlamentario.

Por lo tanto, utilidad y responsabilidad, señorías. La responsabilidad de todos. Un acuerdo al que podemos llegar todos, como hace dos semanas hicimos cuando reformamos la Ley Orgánica del Régimen Electoral General y la Ley de Estabilidad. Señorías, hoy vamos a evitar volver a decir a los ciudadanos que cuando van a las urnas despreciamos lo que dicen y sus resultados si estos no nos gustan. Afortunadamente, no va a haber terceras elecciones en España. Rajoy será presidente y lo será porque sacamos muchos más escaños que los demás, algo que algunos parecen olvidar. Porque, como siempre, en este Parlamento y a lo largo de lo que ha sido la historia de la democracia reciente, gobierna quien gana las elecciones y porque así lo decidieron los españoles que en junio dieron un mayor apoyo a nuestro grupo parlamentario que en diciembre del año anterior. Eso fue sencillamente porque, gracias a la tarea del Gobierno del Partido Popular en años muy difíciles, dimos la vuelta al país. Un país que recibimos en recesión; un país que estaba al borde de la intervención; un país en el que hoy, afortunadamente, se habla de recuperación; un país en el que fuimos capaces de superar la crisis para dar una oportunidad a muchas personas que a lo largo de los últimos años han encontrado un empleo.


Página 14




Señorías, desde que tocamos suelo y entraron en vigor las reformas que hizo este Gobierno -reformas que criticaron algunos tanto dentro de esta Cámara como fuera-, 1.892.000 personas han encontrado un nuevo empleo en este país. Hoy, hay 817.000 mujeres más que en febrero de 2013 que tienen un empleo. Asimismo, están trabajando hoy 178.000 jóvenes menores de veinticinco años más que los que trabajaban entonces. Ha bajado en 468.000 el número de hogares con todos los miembros en paro y hoy crecemos el triple de lo que crecen muchos de nuestros socios de la Unión Europea, el triple de la media de la Unión Europea. Eso se debe a las reformas del Gobierno y a las historias de superación que han protagonizado muchos españoles a lo largo de este tiempo.

Por tanto, señorías, tenemos una gran oportunidad entre todos para cumplir esos grandes objetivos nacionales; el primero, como ha dicho el presidente, el del empleo y el crecimiento para poder conseguir que en España vuelva a haber veinte millones de personas trabajando y dar una oportunidad y esperanza a esos cuatro millones de personas que desgraciadamente todavía están en situación de desempleo, para que mejoren las rentas familiares y las rentas de los trabajadores y también para que se sostengan las rentas de los pensionistas. Señorías, son acuerdos que necesitamos reforzar y realizar para dar solidez al sistema de pensiones, al Estado del bienestar y para conseguir una nueva educación para nuestros jóvenes y para nuestros hijos. Asimismo, son también necesarios acuerdos en financiación autonómica e igualmente acuerdos, señorías, para seguir manteniendo en esta Cámara la memoria de las víctimas del terrorismo porque los únicos, señor Matute, los únicos que desgraciadamente en una época de la reciente historia de este país tuvieron que ponerse de rodillas fueron aquellos -a los que usted conoce- a los que ponían de rodillas para descerrajarles un tiro en la nuca. (Aplausos). Eso no puede volverse a repetir jamás en este país. (Aplausos).

La señora PRESIDENTA: Señor Hernando, tiene que terminar.

El señor HERNANDO FRAILE: Son acuerdos necesarios (continúan los aplausos) para mantener la soberanía nacional, la igualdad de los españoles y luchar contra la corrupción, contra la violencia de género y también la que sufren los niños y, por supuesto, la que sufren los jóvenes...

La señora PRESIDENTA: Señor Hernando, le tengo que retirar el micrófono.

El señor HERNANDO FRAILE: Termino ya, señora presidenta.

Queda mucho por hacer, señorías, pero, para acabar, permítanme, que les diga a todos ustedes que estoy muy orgulloso de ser el portavoz de un grupo parlamentario como el nuestro, un gran grupo parlamentario como lo es el Grupo Parlamentario Popular... (Rumores.-Varios señores y señoras diputados del Grupo Parlamentario Confederal de Unidos Podemos-En Comú Podem-En Marea: ¡Fuera, fuera!-Aplausos de las señoras y los señores diputados del Grupo Parlamentario Popular en el Congreso, puestos en pie.-El señor Hernando Vera pide la palabra).

La señora PRESIDENTA: Sí, señor Hernando.

El señor HERNANDO VERA: Señora presidenta, por el artículo 71.3 en relación con el 103 y el 104.

La señora PRESIDENTA: Señor Hernando, le recuerdo que el artículo 71 no da lugar a un turno de intervención y me tiene usted que entrecomillar la alusión a la que quiere hacer referencia.

El señor HERNANDO VERA: Sí, señora presidenta, me refiero a todas aquellas expresiones de odio, y que faltan al honor y al respeto a mi grupo parlamentario y al Partido Socialista, pronunciadas por el señor Rufián a un partido que ha vertido sangre, sudor y lágrimas para que hoy él esté aquí diciendo... (Fuertes aplausos de las señoras y los señores diputados del Grupo Parlamentario Popular en el Congreso, del Grupo Parlamentario Socialista y del Grupo Parlamentario Ciudadanos, puestos en pie.-Aplausos del Grupo Parlamentario Vasco (EAJ-PNV).-Fuertes rumores.-Fuertes protestas).

La señora PRESIDENTA: Silencio, señorías. (Fuertes rumores y protestas.-Continúan las protestas).

Señorías. Señorías. Señorías. (Fuertes rumores.-Protestas).

Señorías, el Pleno continúa. Señorías. Señora Montero. Señorías. (Fuertes protestas). Señorías. Señorías, les ruego silencio, por favor, si no les tendré que llamar al orden uno a uno. Señorías, les recuerdo la obligación de respetar el Reglamento.


Página 15




Le pregunto, conforme al artículo 71, al señor Rufián: ¿Retira o no retira usted lo que ha pedido el señor Hernando?

El señor RUFIÁN ROMERO: A mí me daría vergüenza. (Rumores).

La señora PRESIDENTA: Señorías, antes de pasar a la votación para el otorgamiento de la confianza al candidato, haremos un receso de tres minutos. (Pausa).

Señorías, ocupen sus asientos porque va a comenzar la votación. Vamos a pasar a la votación para el otorgamiento de la confianza al candidato propuesto por su majestad el rey. La confianza se entenderá otorgada si el candidato obtiene el voto favorable de la mayoría simple de la Cámara. Conforme a lo que establece el Reglamento de la Cámara en su artículo 85.2 la votación será pública por llamamiento. Sus señorías responderán sí, no o abstención desde su escaño cuando sean llamados por los señores secretarios, que leerán los nombres desde la tribuna de oradores. Ruego a sus señorías que guarden silencio, que contesten al llamamiento con voz clara y audible. Aunque los señores secretarios les llamen, repetirán el sentido de la votación para evitar dificultades. El llamamiento se hace por orden alfabético pero comenzando por el primer apellido del señor diputado cuyo nombre ha sido sacado a suerte y que ha sido el de la señora Faba de la Encarnación. El Gobierno en funciones y la Mesa votarán al final. (Rumores).

Ruego a la señora secretaria primera que dé comienzo al llamamiento. (Rumores). Señorías, silencio, se va a iniciar la votación.

Por los secretarios de la Mesa se procede al llamamiento de las señoras y los señores diputados, que van manifestando el sentido de su voto.

Señoras y señores diputados que dijeron "sí":

Faba de la Encarnación, Elena

Fernández de Moya Romero, José Enrique

Fernández García, Eduardo

Floriano Corrales, Carlos Javier

Gamazo Micó, Óscar

Garaulet Rodríguez, Miguel Ángel

García Cañal, José Ramón

García Díez, Joaquín María

García Egea, Teodoro

García Hernández, José Ramón

García-Pelayo Jurado, María José

García-Tizón López, Arturo

Garrido Valenzuela, Irene

Girauta Vidal, Juan Carlos

Gómez Balsera, Marcial

Gómez García, Rodrigo

González Guinda, María del Carmen

González Muñoz, Ángel Luis

González Terol, Antonio

González Vázquez, Marta

Gutiérrez Vivas, Miguel Ángel

Heredia Martín, Silvia

Hernández Bento, María del Carmen

Hernando Fraile, Rafael Antonio

Herrero Bono, José Alberto

Hoyo Juliá, Belén

Igea Arisqueta, Francisco

Isac García, Ángeles

Julià Julià, María Sandra

Juncal Rodríguez, Juan Manuel

Lassalle Ruiz, José María


Página 16




Llorens Torres, José Ignacio

López Ares, Susana

Lorenzo Torres, Miguel

Madrazo Díaz, Ana María

Marcos Moyano, María Dolores

Marí Bosó, José Vicente

Mariscal Anaya, Guillermo

Maroto Aranzábal, Javier

Martín Llaguno, Marta

Martínez González, José Luis

Martínez Oblanca, Isidro Manuel

Martínez Saiz, Teófila

Martínez Vázquez, Francisco

Martínez-Maíllo Toribio, Fernando

Martín-Toledano Suárez, José Alberto

Matarí Sáez, Juan José

Mateu Istúriz, Jaime Miguel

Matos Mascareño, Pablo

Maura Barandiarán, Fernando

Merino López, Rafael

Millán Salmerón, María Virginia

Molinero Hoyos, Francisco

Moneo Díez, María Sandra

Montserrat Montserrat, Dolors

Moragas Sánchez, Jorge

Moraleja Gómez, Tristana María

Moreno Bustos, Ramón

Moreno Palanques, Rubén

Moro Almaraz, María Jesús

Nadal Belda, Álvaro María

Navarro Fernández-Rodríguez, Fernando

Navarro Lacoba, Carmen

Nieto Ballesteros, José Antonio

Oramas González-Moro, Ana María

Palmer Tous, Teresa

Paniagua Núñez, Miguel Ángel

Pérez Aras, Juan Vicente

Pérez López, Santiago

Píriz Maya, Víctor Valentín

Posada Moreno, Jesús

Postigo Quintana, Jesús

Quintanilla Barba, María del Carmen

Ramírez Freire, Saúl

Reynés Calvache, Águeda

Rivera Andrés, Irene

Rivera de la Cruz, Marta María

Rivera Díaz, Albert

Roca Mas, Jordi

Rodríguez Hernández, Melisa

Rojas García, Carlos

Rojo Noguera, Pilar

Roldán Monés, Antonio

Romero Hernández, Carmelo

Romero Rodríguez, María Eugenia

Salvador Armendáriz, Carlos Casimiro


Página 17




Salvador García, Luis Miguel

Suárez Lamata, Eloy

Tarno Blanco, Ricardo

Ten Oliver, Vicente

Tremiño Gómez, Ignacio

Valmaña Ochaíta, Silvia

Vázquez Blanco, Ana Belén

Vázquez Rojas, Juan María

Vera Pró, Juan Carlos

Villalobos Talero, Celia

Villegas Pérez, José Manuel

Viso Diéguez, Miguel Ángel

Zoido Álvarez, Juan Ignacio

Zurita Expósito, Ana María

Acedo Penco, Pedro

Aguiar Rodríguez, Ernesto

Aguirre Rodríguez, Ramón

Alba Mullor, María Dolores

Albaladejo Martínez, Joaquín

Alli Martínez, Íñigo Jesús

Alonso Díaz-Guerra, José Jaime

Alós López, Ana Isabel

Álvarez Palleiro, Félix

Álvarez-Arenas Cisneros, María Carmen

Angulo Romero, María Teresa

Asian González, Matilde Pastora

Ayllón Manso, José Luis

Bajo Prieto, María Luz

Barrachina Ros, Miguel

Barreda de los Ríos, Leopoldo

Barrios Tejero, José María

Bastidas Bono, Elena María

Bermúdez de Castro Fernández, José Antonio

Bernabé Pérez, Francisco Martín

Blanco Garrido, M.ª Mar

Blasco Marqués, Manuel

Bonilla Domínguez, María Jesús

Borrego Cortés, Isabel María

Bravo Baena, Juan

Burgos Gallego, Tomás

Cabrera Carmona, Eloísa María

Camps Devesa, Gerardo

Candón Adán, Alfonso

Cano Fuster, José

Cano Leal, Francisco Javier

Cantó García del Moral, Antonio

Carreño Fernández, María Ascensión

Casado Blanco, Pablo

Cascales Martínez, Loreto

Chiquillo Barber, José María

Clavell López, Óscar

Clemente Giménez, Diego

Cortés Bureta, Pilar

Cotelo Balmaseda, Mar

De Arriba Sánchez, Bienvenido


Página 18




De Barrionuevo Gener, Avelino

De Cospedal García, María Dolores

De la Torre Díaz, Francisco

De Lara Carbó, María Teresa

De Luis Rodríguez, Teófilo

De Olano Vela, Jaime Eduardo

De Santa Ana Fernández, María de la Concepción

Del Campo Estaún, Sergio

Del Río Sanz, Emilio

Delgado Arce, Celso Luis

Díaz Gómez, Guillermo

Dueñas Martínez, María del Carmen

Echániz Salgado, José Ignacio

Escudero Berzal, Beatriz Marta

España Reina, Carolina

Señoras y señores diputados que dijeron "no":

Farré Fidalgo, Sònia

Fernández Bello, Miguel Anxo Elías

Fernández Castañón, Sofía

Fernández Gómez, Alexandra

Franco Carmona, Isabel

García Puig, María del Mar

García Sempere, Eva

Garzón Espinosa, Alberto

Gómez-Reino Varela, Antonio

González García, Segundo

Guijarro García, Txema

Guinart Moreno, Lídia

Hernanz Costa, Sofía

Homs Molist, Francesc

Honorato Chulián, María Auxiliadora

Iglesias Turrión, Pablo Manuel

Jordà i Roura, Teresa

Lamuà Estañol, Marc

Legarda Uriarte, Mikel

López de Uralde Garmendia, Juan Antonio

Luis Bail, Jorge

Marcello Santos, Ana

Martín González, Lucía

Martínez Rodríguez, María Rosa

Martínez Seijo, María Luz

Matute García de Jalón, Oskar

Maura Zorita, Eduardo Javier

Mayoral Perales, Rafael

Mena Arca, Joan

Miquel i Valentí, Sergi

Monereo Pérez, Manuel

Montero Gil, Irene María

Montero Soler, Alberto

Moya Matas, Jaume

Nogueras i Camero, Míriam

Olòriz Serra, Joan

Pascual Peña, Sergio

Pastor Muñoz, Rosana


Página 19




Perea i Conillas, María Mercè

Pita Cárdenes, María del Carmen

Pons Sampietro, Pere Joan

Postius Terrado, Antoni

Quevedo Iturbe, Pedro

Robles Fernández, Margarita

Rodríguez Martínez, Ángela

Rodríguez Rodríguez, Alberto

Rufián Romero, Gabriel

Ruiz i Carbonell, Joan

Salud Areste, María Isabel

Salvador i Duch, Jordi

Sánchez Melero, Tania

Sánchez Serna, Javier

Santos Itoiz, Eduardo

Sibina Camps, Marta

Sixto Iglesias, Ricardo

Sorlí Fresquet, Marta

Sumelzo Jordán, Susana

Surra Spadea, Ana María

Tardà i Coma, Joan

Terrón Berbel, Ana Belén

Valido Pérez, Carmen

Vendrell Gardeñes, Josep

Vera Ruíz-Herrera, Noelia

Vidal Sáez, Aina

Viejo Viñas, Raimundo

Vila Gómez, Miguel

Xuclà i Costa, Jordi

Yllanes Suárez, Juan Pedro

Zaragoza Alonso, José

Agirretxea Urresti, Joseba Andoni

Alba Goveli, Nayua Miriam

Alonso Cantorné, Félix

Alonso Clusa, Rosa Ana

Arévalo Caraballo, María Teresa

Arrojo Agudo, Pedro

Azpiazu Uriarte, Pedro María

Baldoví Roda, Joan

Ballester Muñoz, Àngela

Barandiaran Benito, Íñigo

Bataller i Ruiz, Enric

Batet Lamaña, Meritxell

Beitialarrangoitia Lizarralde, Marian

Bel Accensi, Ferran

Belarra Urteaga, Ione

Bescansa Hernández, Carolina

Bosaho Gori, Rita Gertrudis

Botejara Sanz, Amparo

Bustamante Martín, Miguel Ángel

Bustinduy Amador, Pablo

Campuzano i Canadés, Carles

Candela Serna, Ignasi

Cantera de Castro, Zaida

Cañamero Valle, Diego


Página 20




Capdevila i Esteve, Joan

Capella i Farré, Ester

Carracedo Verde, José David

Carreño Valero, Sara

Ciuró i Buldó, Lourdes

Cruz Rodríguez, Manuel

De Frutos Madrazo, María del Rocío

De la Concha García-Mauriño, María Asunción Jacoba Pía

Del Olmo Ibáñez, Juan Manuel

Delgado Ramos, Juan Antonio

Díaz Pérez, Yolanda

Domènech Sampere, Francesc Xavier

Elorza González, Odón

Eritja Ciuró, Francesc Xavier

Errejón Galván, Íñigo

Esteban Bravo, Aitor

Señoras y señores diputados que se abstuvieron:

Fernández Díaz, Jesús María

Ferrer Tesoro, Sonia

Flórez Rodríguez, María Aurora

Franquis Vera, Sebastián

Galeano Gracia, Óscar

Galovart Carrera, María Dolores

García Mira, Ricardo Antonio

González Bayo, Josefa Inmaculada

González Ramos, Manuel Gabriel

González Veracruz, María

Gutiérrez Limones, Antonio

Heredia Díaz, Miguel Ángel

Hernando Vera, Antonio

Hurtado Zurera, Antonio

Jiménez Tortosa, Juan

Lasarte Iribarren, José Javier

Lastra Fernández, Adriana

López Álvarez, Patxi

López Milla, Julián

Lucio Carrasco, María Pilar

Luena López, César

Madina Muñoz, Eduardo

Martín González, María Guadalupe

Meijón Couselo, Guillermo Antonio

Muñoz González, Pedro José

Palacín Guarné, Gonzalo

Peña Camarero, Esther

Pérez Domínguez, María Soledad

Pérez Herráiz, Margarita

Pradas Torres, Antonio

Rallo Lombarte, Artemi

Ramón Utrabo, Elvira

Ramos Esteban, César Joaquín

Raya Rodríguez, María Tamara

Rodríguez García, Isabel

Rodríguez Hernández, Juana Amalia


Página 21




Rodríguez Ramos, María Soraya

Rominguera Salazar, María del Mar

Sahuquillo García, Luis Carlos

Sánchez Amor, José Ignacio

Saura García, Pedro

Serrada Pariente, David

Serrano Jiménez, María Jesús

Sicilia Alférez, Felipe Jesús

Simancas Simancas, Rafael

Torres Mora, José Andrés

Trevín Lombán, Antonio Ramón María

Tundidor Moreno, Victoria Begoña

Urquizu Sancho, Ignacio

Ábalos Meco, José Luis

Alconchel Gonzaga, Miriam

Álvarez Álvarez, Ángeles

Antón Cacho, Javier

Barreda Fontes, José María

Bellido Acevedo, Pablo

Blanquer Alcaraz, Patricia

Botella Gómez, Ana María

Camacho Sánchez, José Miguel

Cámara Villar, Gregorio

Campo Moreno, Juan Carlos

Cancela Rodríguez, Pilar

Císcar Casabán, Ciprià

Cortés Lastra, Ricardo

Cuello Pérez, Carmen Rocío

De la Encina Ortega, Salvador Antonio

Díaz Trillo, José Juan

Miembros del Gobierno en funciones que dijeron "sí":

Rajoy Brey, Mariano

Sáenz de Santamaría Antón, María Soraya

García-Margallo y Marfil, José Manuel

Catalá Polo, Rafael

Montoro Romero, Cristóbal Ricardo

Fernández Díaz, Jorge

Méndez de Vigo Montojo, Íñigo

Báñez García, María Fátima

García Tejerina, Isabel

Miembros de la Mesa que dijeron "sí":

Reyes Rivera, Patricia

Sánchez-Camacho Pérez, Alicia

Romero Sánchez, Rosa María

Prendes Prendes, José Ignacio

Pastor Julián, Ana María

Miembros de la Mesa que dijeron "no":

Expósito Prieto, Marcelo

Elizo Serrano, María Gloria


Página 22




Miembros de la Mesa que se abstuvieron:

Gordo Pérez, Juan Luis

Navarro Garzón, Micaela

La señora PRESIDENTA: ¿Alguna señora diputada o algún señor diputado no ha sido nombrado para votar? (Pausa).

Vamos a proceder a realizar el escrutinio de los votos emitidos. (Pausa).

Efectuado el recuento, dijo

La señora PRESIDENTA: El resultado de la votación ha sido el siguiente: votos emitidos, 349; votos a favor del candidato, 170; votos en contra del candidato, 111; abstenciones, 68.

Señorías, al haberse alcanzado el voto favorable de la mayoría simple de los miembros de la Cámara, queda otorgada la confianza al candidato, don Mariano Rajoy Brey, lo que le comunicaré a su majestad el rey a los efectos de su nombramiento como presidente del Gobierno. ¡Enhorabuena, señoría! (Aplausos de las señoras y los señores diputados del Grupo Parlamentario Popular en el Congreso, puestos en pie).

Se levanta la sesión.

Eran las ocho y veinticinco minutos de la noche.

Congreso de los Diputados · C/Floridablanca s/n - 28071 - MADRID · Aviso Legal