Listas de valores
Congreso de los Diputados

Cerrar Cerrar

 
DS. Congreso de los Diputados, Pleno y Dip. Perm., núm. 117, de 12/11/2001
 


CORTES GENERALES

DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESO DE LOS DIPUTADOS

PLENO Y DIPUTACIÓN PERMANENTE

Año 2001 VII Legislatura Núm. 117

PRESIDENCIA DE LA EXCMA. SRA. D.ª LUISA FERNANDA RUDI ÚBEDA

Sesión plenaria núm. 112

celebrada el lunes, 12 de noviembre de 2001

ORDEN DEL DÍA:

Juramento o promesa de acatamiento de la Constitución por nuevos señores diputados . . . (Página 5746)

Dictámenes de Comisión sobre iniciativas legislativas:

- Proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado para el año 2002. «BOCG. Congreso de los Diputados», serie A, núm. 46-1, de 28 de septiembre de 2001. (Número de expediente 121/000047.). . . .
(Página 5746)

Página 5742


S U M A R I O

Se abre la sesión a las cuatro y diez minutos de la tarde.


Juramento o promesa de acatamiento de la Constitución por nuevos señores diputados . . . (Página 5746)

Dictámenes de comisiones sobre iniciativas legislativas . . .
(Página 5746)

Proyecto de ley de Presupuestos Generales del Estado para el año 2002 . . . (Página 5746)

Títulos I y II . . . (Página 5746)

El señor Aymerich Cano, del Grupo Parlamentario Mixto, defiende las enmiendas que el Bloque Nacionalista Galego presenta a los títulos I y II del proyecto de ley, que tienen como objetivo defender los derechos económicos de los funcionarios públicos y que los incrementos retributivos para el personal de las administraciones públicas sean equivalentes a la inflación real registrada en cada ejercicio, y da por defendidas el resto de enmiendas que su grupo tiene presentadas a estos títulos.


El señor Rejón Gieb, del Grupo Parlamentario Federal de Izquierda Unida, retira la enmienda número 11 y pasa a defender fundamentalmente las números 10, que hace referencia a la conveniencia de la creación de la Oficina de control presupuestario, la 12, en la que se pide mayores ingresos tanto por el IRPF como en el impuesto de sociedades, y la 17, en la que se pide una mayor transparencia en los ingresos y gastos del Ministerio de Defensa.


El señor Mardones Sevilla, del Grupo Parlamentario de Coalición Canaria, defiende las enmiendas de su grupo al título II, la número 1843, al artículo 13, que hace referencia a los módulos económicos de distribución de fondos públicos para sostenimiento de centros concertados, y la número 1844, también dirigida al artículo 13, en la que se propone la constitución de una comisión de estudio sobre el coste del puesto escolar de centros concertados en comparación con los centros públicos.


El señor Azpiazu Uriarte, del Grupo Parlamentario Vasco (EAJ-PNV), considera que estos presupuestos siguen siendo obsesivos con el déficit cero, a pesar de la actual coyuntura económica, y defiende sus enmiendas 583, 584 y 585, que proponen un sistema más restrictivo que el del Gobierno para evitar incurrir en déficit cuando la Ley de estabilidad presupuestaria no está aún en vigor.


El señor López de Lerma i López, del Grupo Parlamentario Catalán (Convergència i Unió), mantiene la enmienda 1240 que trata de adicionar un párrafo segundo al apartado primero del artículo 11, en el que se insta al Gobierno a remitir al Congreso de los Diputados, y también al Senado, información sobre las ampliaciones de crédito que se acuerden a lo largo del ejercicio 2002, identificándose los afectados, su importe y la finalidad de los mismos.


El señor Fernández Marugán, del Grupo Parlamentario Socialista, discrepa de la cifra de crecimiento dada por el Gobierno, basándose en unos ingresos que está seguro no se van a producir, para con esos ingresos poder presentar un presupuesto inicialmente en equilibrio.
Considera, por el contrario, que estos presupuestos no son creíbles porque se apoyan en un cuatro macroeconómico inverosímil, denunciando la falta de voluntad del Gobierno de analizar a fondo la situación económica actual.


En turno de fijación de posiciones interviene el señor Cámara Rodríguez-Valenzuela, del Grupo Parlamentario Popular en el Congreso.


Título III . . . (Página 5751)

El señor Saura Laporta, del Grupo Parlamentario Mixto, defiende las enmiendas 1503, 1504 y 1520, ésta última al título VIII, que hacen referencia a la oferta de empleo público.


La señora Lasagabaster Olazábal, del Grupo Parlamentario Mixto, defiende la enmienda 1791, al título III, que pretende suprimir el punto 5 del artículo 20 por entender que no se puede dotar de carácter básico a determinadas normas relativas a las retribuciones del sector público.


El señor Núñez Castain, del Grupo Parlamentario Mixto, defiende en un solo bloque las 14 enmiendas que su grupo presenta a este título III, la mayoría de ellas referidas al tanto por ciento de la revisión salarial que deberían tener los distintos cuerpos de funcionarios del Estado.


El señor Aymerich Cano, del Grupo Parlamentario Mixto, defiende brevísimamente las 19 enmiendas que el Bloque Nacionalista Galego ha presentado a

Página 5743


los títulos II y III, números 1342 a 1370, aclarando que en su anterior intervención defendió una enmienda a la exposición de motivos y no las presentadas a los títulos I y II.


El señor Azpiazu Uriarte, del Grupo Parlamentario Vasco (EAJ-PNV), defiende dos enmiendas que su grupo ha presentado a este título III, referidas al incremento salarial del 2 por ciento para los funcionarios y pensionistas que lleva a la pérdida de poder adquisitivo de estos colectivos.


El señor Ruiz López (don Antero), del Grupo Parlamentario Federal de Izquierda Unida, defiende las enmiendas que su grupo presenta a esté título que se refieren básicamente a las tres cuestiones que hoy afectan a la función pública española: los límites a la reposición de efectivos, la tasa de temporalidad y la pérdida de poder adquisitivo.


El señor Martínez Sanjuán, del Grupo Parlamentario Socialista, explica que las nueve enmiendas que su grupo ha presentado a este título III y a las disposiciones adicionales concordantes son muy similares a las del año pasado en materia de retribuciones, de empleados y empleadores públicos, de congelación de plantillas, de condiciones laborales y de incumplimientos con los empleados públicos, porque estos presupuestos son una fotocopia de los presupuestos del pasado año.


En turno de fijación de posiciones interviene el señor Merino López, del Grupo Parlamentario Popular en el Congreso.


Títulos IV, VIII y sección 07 . . . (Página 5758)

El señor Núñez Castain, del Grupo Parlamentario Mixto, defiende la enmienda 1680 al título IV, en la que se pide que se contemple un crecimiento de la inflación del 2,8 por ciento para las pensiones, para evitar la pérdida del poder adquisitivo durante el año, a pesar de la existencia de la obligatoriedad de la paga de regularización de la inflación.


El señor Aymerich Cano defiende las enmiendas que el Bloque Nacionalista Galego presenta a estos títulos, en las que se pretende, siendo coherente con lo dicho anteriormente, que en la revisión de las pensiones de la Seguridad Social y de Clases Pasivas se aplique también el incremento del 5,5 por ciento que proponen para el salario mínimo interprofesional y para las retribuciones de los empleados públicos.


El señor Saura Laporta, del Grupo Parlamentario Mixto, defiende en este momento la enmienda 1078, presentada por la Chunta Aragonesista al artículo 86, en la que se pretende crear un fondo específico para el medio rural del Alto Aragón y de la actual provincia de Zaragoza, para paliar la ausencia en estos territorios de la financiación de este fondo y por ende del Objetivo 1.


El señor Ruiz López (don Antero), del Grupo Parlamentario Federal de Izquierda Unida, defiende las enmiendas de su grupo que tratan, en primer lugar, de eliminar la posibilidad de no revalorización de las pensiones públicas y, en segundo lugar, de establecer una revalorización de pensiones equivalente a la del Sistema General de la Seguridad Social.


El señor López de Lerma i López, del Grupo Parlamentario Catalán (Convergència i Unió), mantiene las enmiendas 1241 al título IV, que trata de dar cumplimiento al acuerdo sobre el incremento de las pensionas más bajas del sistema, y 1246 al título VIII, que trata de trasladar a los 55 años la facultad por parte de los autónomos de escoger una base de cotización más alta de acuerdo con sus posibilidades de ingresos.


La señora López i Chamosa, del Grupo Parlamentario Socialista, después de referirse a las intervenciones de los señores Cámara y Merino, del Grupo Parlamentario Popular en el Congreso, pasa a defender las enmiendas de su grupo referentes a complementos a mínimos, fondo de reserva, bonificación de contrataciones y reducción de cotizaciones.


En turno de fijación de posiciones interviene el señor Azpiroz Villar, del Grupo Parlamentario Popular en el Congreso.


Título V y sección 06 . . . (Página 5763)

El señor Centella Gómez, del Grupo Parlamentario Federal de Izquierda Unida, defiende fundamentalmente las enmiendas que plantean la creación de un fondo para la condonación de la deuda externa, dotado con 270,46 millones de euros, y disminuir el peso de la ayuda al desarrollo, ya que este tipo de ayuda no fomenta precisamente el desarrollo de los países del tercer mundo.


El señor Sedó i Marsal, del Grupo Parlamentario Catalán (Convergència i Unió), defiende la enmienda 1242, en la que se pide incrementar la dotación del fondo para la concesión de microcréditos.


El señor Fernández Marugán, del Grupo Parlamentario Socialista, analiza y critica algunas cuestiones relacionadas con el pretendido rigor fiscal de Gobierno

Página 5744


del Partido Popular, concluyendo que la política presupuestaria del señor Aznar ni tiene disciplina, ni tiene equilibrio ni tiene rigor, por lo que su grupo votará en contra.


En turno de fijación de posiciones interviene el señor Albendea Pabón, del Grupo Parlamentario Popular en el Congreso.


Título VI . . . (Página 5767)

El señor Saura Laporta, del Grupo Parlamentario Mixto, defiende las enmiendas 1506, 1507 y 1508, dando por retirada la 1505.


El señor Azpiazu Uriarte, del Grupo Parlamentario Vasco (EAJ-PNV), defiende las enmiendas números 588, 589, 590, 591 y 592, que tienen como objetivo deflactar, mediante la actualización en un 2 por ciento del mínimo personal y familiar del IRPF, la escala autonómica complementaria del IRPF, la base liquidable del impuesto sobre el patrimonio y la cuota íntegra sobre el patrimonio.


El señor Rejón Gieb, del Grupo Parlamentario Federal de Izquierda Unida, hace la defensa de sus enmiendas 50, 51, 52 y 53. Las dos primeras tienen la función meramente correctora de adecuar a la actualidad las bases y la valoración en el IAE y en el impuesto sobre vehículos de tracción mecánica; la tercera tiene como función dejar muy claro que la exención que se produzca a las obras benefico- sociales de las Cajas de Ahorros sean para aquellas obras que no tengan ánimo de lucro; y la última pretende que se añada en el artículo 62 un nuevo punto en el que se hable de la producción de energía termoeléctrica en centrales térmicas de ciclo combinado.


El señor López de Lerma i López, del Grupo Parlamentario Catalán (Convergència i Unió), mantiene viva la enmienda 1244 relacionada con la actividad del agroturismo, que no pretende otra cosa que eliminar una publicada compatibilización respecto del IAE, tanto por actividad agrícola como por actividad agroturística.


El señor Fernández Marugán, del Grupo Parlamentario Socialista, critica la política fiscal del Gobierno del Partido Popular y se refiere a los datos facilitados por la OCDE sobre la presión fiscal, las cotizaciones sociales, el IVA, y los impuestos de sociedades y sobre la renta.


En turno de fijación de posiciones interviene el señor De Juan i Casadevall, del Grupo Parlamentario Popular en el Congreso.


Título VII y secciones 32 y 33 . . . (Página 5771)

El señor Saura Laporta, del Grupo Parlamentario Mixto, da por defendidas las enmiendas 1077 y 1079 y las correspondientes a la sección 32 del señor Labordeta Subías, y pasa a defender las cuatro enmiendas que presenta Iniciativa per Catalunya-Verds: dos de ellas hacen referencia a las subvenciones a los entes locales por transporte colectivo urbano y las otras dos son relativas a las compensaciones a los ayuntamientos, tanto por las bonificaciones del IBI que tienen las autopistas como por las bonificaciones por exención de centros concertados.


El señor Núñez Castain, del Grupo Parlamentario Mixto, defiende las seis enmiendas que los Andalucistas han presentado a este bloque.


El señor Aymerich Cano, del Grupo Parlamentario Mixto, pasa a defender las enmiendas que el Bloque Nacionalista Galego ha presentado a este título VI relativas a la subvención a las entidades locales por el transporte urbano y da por defendidas, por la identidad de materia y contenido las presentadas a las disposiciones adicionales, transitorias y finales.


El señor Mardones Sevilla, del Grupo Parlamentario de Coalición Canaria, defiende las enmiendas 1845, 1846 y 1847 al título VII y secciones 32, de entes territoriales, y 33, del Fondo de Compensación, así como la número 1848, que defiende la inclusión de una disposición adicional nueva.


El señor Ruiz López (don Antero), del Grupo Parlamentario Federal de Izquierda Unida, defiende las enmiendas presentadas al título VII y a las secciones 32, entes territoriales, y 33, Fondo de compensación interterritorial, relativas a la financiación autonómica.


El señor Sedó i Marsal, del Grupo Parlamentario Catalán (Convergència i Unió), defiende la enmienda 1245, al título VII, que pretende que se contemple el hecho de que hay comunidades autónomas que han asumido competencias de las propias diputaciones provinciales, y las números 1332, 1333 y 1334, relativas a la sección 32.


El señor Rodríguez Bolaños, del Grupo Parlamentario Socialista, manifiesta la posición de su grupo, diferente a la del Gobierno, en relación con la financiación de las comunidades autónomas y de las corporaciones locales y anuncia su voto en contra porque ni se garantiza la suficiencia financiera ni se resuelve el problema de la financiación local, como mandata el artículo 142 de la Constitución.


Página 5745


En turno de fijación de posiciones interviene el señor Merino López, del Grupo Parlamentario Popular en el Congreso.


Disposiciones adicionales, transitorias y anexos . . . (Página 5778)

Se dan por defendidas las enmiendas del Grupo Parlamentario Mixto.


El señor Rejón Gieb, del Grupo Parlamentario Federal de Izquierda Unida, defiende las enmiendas de su grupo a las disposiciones adicionales y transitorias, a las que tilda de auténtico cajón de sastre. En primer lugar defiende las enmiendas relativas tanto al aumento de fondos, el antiguo PER, como a la fijación de cantidades, a fin de ir pagando la deuda histórica existente entre la Administración central y las comunidades autónomas de Andalucía y Extremadura. En segundo lugar defiende las enmiendas relativas a la contabilidad del dinero entregado a la Iglesia católica en virtud de determinados concordatos. Un tercer bloque de enmiendas va en la línea de pedir que se ejecute el cumplimiento de una proposición no de ley que se aprobó por unanimidad en la Cámara en la sexta legislatura, referida a la transferencia de los hospitales militares a los distintos servicios de salud de las diferentes comunidades autónomas. Asimismo se refiere a la obligación moral y económica del cumplimiento del 0,7 por ciento del producto interior bruto como ayuda de solidaridad a los países del Tercer Mundo y termina haciendo referencia a sus enmiendas a los dos últimos bloques, relativas a las pensiones por debajo del salario mínimo interprofesional. Finalmente se refiere a la situación de los concejales y concejalas de los pueblos de España cuando cesan en su cargo, para los que pide igual trato que para las trabajadoras y los trabajadores del Estado español.


El señor López de Lerma i López, del Grupo Parlamentario Catalán (Convergència i Unió), da por defendidas las enmiendas 1260 y 1261 a las disposiciones adicionales, transitorias y anexos, y pasa a defender la 1247, que trata de incrementar en un 4 por ciento las prestaciones por hijo a cargo; la 1248, que trata de prorrogar al año 2002 la totalidad de actividades y programas susceptibles de ser creados como programas prioritarios de mecenazgo; la 1249, que trata de ampliar en un año la moratoria de las instituciones públicas o privadas sin ánimo de lucro en su pago a la Seguridad Social, y la 1250 que se refiere a la condonación de la deuda. La enmienda 1257 trata de facilitar la ejecución de una política de integración de los inmigrantes de una manera continuada y la 1252 se refiere a una disposición final nueva sobre la creación de un fondo español para el tratamiento de la deuda exterior. La enmienda 1253 fue retirada y la 1254 trata de medidas de control del gasto farmacéutico. Asimismo defiende las enmiendas 1255, 1256, 1257, 1258 y 1259.


El señor Mayoral Cortés defiende las enmiendas del Grupo Parlamentario Socialista. Manifiesta que la sociedad española del año 2001 es una sociedad secularizada que se ha dotado de una Constitución que establece a su vez un Estado laico y aconfesional y, sin embargo, se sigue manteniendo un sistema de financiación periclitado ya, por lo que en su enmienda postulan un sistema que se base en la libertad religiosa y en los principios de voluntariedad real y de igualdad y no discriminación.


El señor Segura Clavel, también del Grupo Parlamentario Socialista, defiende las enmiendas 1060 y 1061, relativas a la seguridad aeroportuaria, dada la situación internacional que se está viviendo en el sector y para permitir la competitividad de las compañías aéreas españolas y sus infraestructuras.


El señor Cámara Rodríguez-Valenzuela, del Grupo Parlamentario Popular en el Congreso, anuncia que su grupo ha presentado una enmienda transaccional a la enmienda 1848 de Coalición Canaria y que votará a favor de la enmienda 1249 de Convergència i Unió.


En turno de fijación de posiciones interviene el señor Bardisa Jordá, del Grupo Parlamentario Popular en el Congreso.


El señor López de Lerma i López, del Grupo Parlamentario Catalán (Convergència i Unió), anuncia la retirada de su enmienda 1250 y el señor Mardones Sevilla, del Grupo Parlamentario de Coalición Canaria, acepta la transaccional ofrecida por el Grupo Popular a su enmienda 1848.


A continuación se procede a las votaciones de las enmiendas presentadas a los diferentes títulos y secciones del proyecto de ley de Presupuestos Generales del Estado para el año 2002 debatidos en la sesión de hoy, así como del texto del dictamen.


Se suspende la sesión a las nueve y cuarenta y cinco minutos de la noche.


Página 5746


Se abre la sesión a las cuatro y diez minutos de la tarde.


JURAMENTO O PROMESA DE ACATAMIENTO DE LA CONSTITUCIÓN POR NUEVOS SEÑORES DIPUTADOS.


La señora PRESIDENTA: Señorías, se abre la sesión.
Asunto previo al orden del día: Juramento o promesa de acatamiento a la Constitución. Conforme al artículo 20.1.3.º del Reglamento, se procede al llamamiento del diputado proclamado electo por la Junta Electoral Central, don Álvaro Francisco Cuesta Martínez, en sustitución de don Luis Martínez Noval, para prestar juramento o promesa de acatar la Constitución.
¿Juráis o prometéis acatar la Constitución?

El señor CUESTA MARTÍNEZ: Sí, prometo.


La señora PRESIDENTA: Don Alvaro Francisco Cuesta Martínez ha adquirido la condición plena de diputado. (Aplausos.)

DICTÁMENES DE COMISIONES SOBRE INICIATIVAS LEGISLATIVAS.


- PROYECTO DE LEY DE PRESUPUESTOS GENERALES DEL ESTADO PARA EL AÑO 2002. (Número de expediente 121/000047.)

Titulo I y II La señora PRESIDENTA: Punto I del orden del día: Dictámenes de Comisiones sobre iniciativas legislativas. En primer lugar, el proyecto de ley de Presupuestos Generales del Estado para el año 2002. En función de lo acordado por la Junta de Portavoces, iniciamos el debate del referido proyecto de ley con la defensa de las enmiendas que afectan a los títulos I y II conjuntamente.
En primer lugar y para la defensa de las enmiendas del Grupo Parlamentario Mixto, tiene la palabra el señor Aymerich Cano.
El señor AYMERICH CANO: Gracias, señora presidenta.
Intervengo en nombre del Bloque Nacionalista Galego para defender las enmiendas que mi grupo tiene planteadas a los títulos I y II del proyecto de ley de Presupuestos Generales del Estado para el año 2002.
En primer lugar, quiero defender los derechos económicos de los funcionarios públicos y que los incrementos retributivos para el personal de las administraciones públicas, los empleados públicos, sean equivalentes no a la inflación prevista, sino a la inflación real registrada en cada ejercicio. Son ya muchos los años en que los funcionarios públicos están perdiendo poder adquisitivo y con su sacrificio están financiando el déficit cero. (Rumores.) El año pasado hubo una sentencia de la Audiencia Nacional, que el Gobierno se niega a cumplir, en la que se le condenaba precisamente a ejecutar lo que en su momento...


La señora PRESIDENTA: Un momento, señor Aymerich.
Señorías, guarden silencio, por favor. (Pausa.) Puede continuar, señor Aymerich.


El señor AYMERICH CANO: Decía que lo que pretendemos es salvaguardar los derechos económicos de los empleados públicos. Otra cuestión es que cuando el Gobierno pretenda financiar operaciones realizadas en el seno de la OTAN o realizar prestaciones de ejércitos de países integrados en la OTAN, no lo pueda hacer directamente sino que deba consultar previamente a las Cámaras legislativas. En otro orden de cuestiones, queremos delimitar las ayudas a los centros privados exclusivamente a los ciclos de enseñanza obligatoria y no a otro tipo de cuestiones que no se subsumen dentro de esta enseñanza obligatoria.
Doy por defendidas las restantes enmiendas que el Bloque Nacionalista Galego tiene planteadas a los títulos I y II.


La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Aymerich.
Por el Grupo Parlamentario Federal de Izquierda Unida, tiene la palabra el señor Rejón.


El señor REJÓN GIEB: Gracias, señora presidenta.
Doy por retirada la enmienda número 11, del Grupo Parlamentario Federal de Izquierda Unida, y paso a defender las enmiendas a los títulos I y II.
La enmienda número 10 hace referencia a la conveniencia de la creación de la oficina de control presupuestario.
Antes de seguir quiero hacer una mención muy especial a los diputados Manuel Núñez Pérez y Luis Martínez Noval, compañeros de la Comisión del Estatuto del Diputado, grandes trabajadores y luchadores para que esta oficina de control presupuestario tuviera encaje en el nuevo reglamento del Congreso de los Diputados y posteriormente en el de las Cortes Generales. Espero que los diputados que los sustituyan, tanto del Grupo Parlamentario Popular como por el Grupo Parlamentario Socialista, sigan en ese mismo camino.
Señorías, siendo la razón de ser del nacimiento de los parlamentos el ejercicio de la función de control presupuestario -aunque luego sus funciones han ido complicándose-, es incomprensible que en estos momentos de mayor cualificación técnica, de mayor capacidad tecnológica y de mayor complejidad de los propios presupuestos, no dispongamos de una oficina de control presupuestario. El Tratado de Maastricht y posteriormente los planes de estabilidad han ido obligando a los distintos Gobiernos que son y han sido a una extraña ingeniería financiera con falta de transparencia en las cuentas -no quiero decir más que eso-

Página 5747


con el objetivo de cumplir, aparentemente, muchos de los requisitos o de las medidas impuestas en el Tratado de Maastricht que eran y son de imposible o difícil cumplimiento. Por tanto, la demanda de esta oficina de control presupuestario, que en el marco del futuro reglamento esperemos tenga fumata blanca cuanto antes, sin duda se hará mucho más compleja y más extensa.
En segundo lugar, como al fin y al cabo el presupuesto es una previsión de ingresos, al estado de ingresos nosotros proponemos una modificación a la vista de distintas medidas políticas, fundamentalmente mayores ingresos tanto en el impuesto sobre la renta de las personas físicas como en el impuesto sobre sociedades por la revisión y minoración de la reducción por aportación a mutualidades y planes de pensiones, por la supresión de declaración de la doble imposición, por la elevación de tributación en determinadas ganancias patrimoniales y, por supuesto, por la mejora de la progresividad de la tarifa. En el impuesto sobre sociedades también proponemos una previsión de mayores ingresos debido a que una política de más inversión pública como la que nosotros defendemos va a generar unos mayores beneficios en dicho impuesto.
Por último, nuestra enmienda al artículo 11.3. Vuelvo a insistir en el tema de la transparencia: queremos saber cuánto gastamos en cañones y cuánto en mantequilla. Por tanto, no es de recibo que bajo el genérico «ya veremos qué» de los resultados procedentes y otros se camuflen inversiones en I+D para gastos militares apareciendo generalmente como capítulo 6, transferencias de capital.
Doy por defendidas las demás enmiendas a los títulos I y II.
Nada más. Muchas gracias.


La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Rejón.
Al título II mantiene enmiendas el Grupo Parlamentario de Coalición Canaria. Tiene la palabra el señor Mardones.


El señor MARDONES SEVILLA: Muchas gracias, señora presidenta. Mi grupo mantiene dos enmiendas, la número 1843 y la 1844, que paso seguidamente a defender.
La primera enmienda está dirigida al artículo 13 y hace referencia a los módulos económicos de distribución de fondos públicos para el sostenimiento de centros concertados. En el párrafo correspondiente al punto 1 del artículo 13 introducimos una frase que entendemos da mejor sentido de expresión, pues considera implícita y explícita en el mismo la diferencia que queremos hacer entre el concepto de módulos y el concepto de partidas, que es lo que a nuestro entender es más correcto. De ahí que cuando nos estamos refiriendo en nuestra enmienda a las comunidades autónomas que tienen un pleno ejercicio de competencias educativas y se propone en el texto del Gobierno que podrán adecuar los módulos establecidos en el citado anexo a las exigencias derivadas del currículum establecido por cada una de las enseñanzas, nosotros introducimos la frase «de las diferentes partidas de cada uno de los módulos fijados en la presente ley.» El proyecto del Gobierno solamente hace referencia a las cuantías de dichos módulos fijados en la presente ley y nosotros decimos en las cuantías de las diferentes partidas de cada uno de los módulos, porque así es como debe entenderse en la terminología que utilizan los interventores para el gasto público las autorizaciones correspondientes, la adecuada adecuación -valga la redundancia- a las expresiones que las leyes presupuestarias condicionan. Nuestra enmienda va en este sentido. ¿Para qué? Para que los módulos establecidos en la ley de presupuestos generales del Estado sean los básicos y mínimos en sentido estricto. Por tanto, es necesario que el límite a su cuantía -proponemos en nuestra enmienda- no se establezca sólo sobre el importe total del módulo, sino sobre el importe de cada una de las partidas integrantes del mismo, así como de los componentes de éstas.
Para evitar daños al colectivo al que pueden estar dirigidos los beneficios hay que tener en cuenta fundamentos como la ratio profesor/aula y el salario del personal docente, que varía de unas unidades a otras.
La siguiente y última enmienda a este título II, la número 1844, también está dirigida al artículo 13 y planteamos el módulo económico de distribución de fondos públicos para el sostenimiento de los centros concertados. Nosotros proponemos un nuevo apartado 6 que pretende la constitución de una comisión de estudio del coste del puesto escolar en analogía con la pública. Entendemos que los módulos actuales de conciertos no están reflejando el coste real de la enseñanza concertada. Este es un problema grave que se está planteando y que hay que evitar que lleve a una deficiente y lesiva aplicación de los mismos para los centros que lo están impartiendo.
Nuestro grupo cree que se deben realizar los estudios correspondientes que determinen las necesidades reales de los centros de enseñanza concertada en analogía con los centros públicos.
Nosotros partimos de que tiene que haber un principio perfectamente claro, transparente, justo y democrático de analogía entre centros públicos y concertados para evitar agravios diferenciales o agravios peyorativos en cuanto a la eficacia económica de la aplicación. De aquí que propongamos en nuestra enmienda que el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte deba constituir con las organizaciones empresariales de centros concertados más representativas una comisión de estudio del coste real del puesto escolar en los diferentes niveles de enseñanza. Los resultados serán tenidos en cuenta para la determinación del importe de cada una de las partidas de los módulos mínimos reflejados en las posteriores leyes de presupuestos. Por tanto, nuestra idea fundamental es el instrumento de una comisión de estudio

Página 5748


entre el ministerio y aquellas entidades y organizaciones más representativas de los centros concertados para que de verdad, de manera clara, objetiva y matemática se sepa cuál es el coste real del puesto escolar y sobre él se trabaje, no sobre suposiciones ficticias hechas siempre a la baja, que conducen a un demérito insostenible de nuestro sistema de garantía en la enseñanza.
Nada más. Muchas gracias, señora presidenta.


La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Mardones.
Para la defensa de las enmiendas mantenidas por el Grupo Vasco, tiene la palabra el señor Azpiazu.


El señor AZPIAZU URIARTE: Muchas gracias, señora presidenta.
Buenas tardes, señorías. Iniciamos hoy otro debate más, después del de la Comisión y el Pleno a la totalidad, de unos presupuestos que son cada vez más irreales. La coyuntura económica nos está diciendo que las previsiones de crecimiento del 2,9 están cada vez más alejadas de la realidad. Sin embargo, el Gobierno no está dispuesto a revisar y modificar los presupuestos en la medida que ello implica.
Estos presupuestos continúan siendo obsesivos con el déficit cero, que en una coyuntura como la actual no es compartido en absoluto por nuestro grupo parlamentario. Sin embargo, las tres enmiendas que planteamos al título I van encaminadas a que ustedes sean coherentes.
Les proponemos un sistema de limitaciones presupuestarias que van más allá de lo que el propio Gobierno propone. Nuestra propuesta supone modificar el artículo 11 en sus tres apartados 1, 3 y 5, encaminados a cumplir con sus objetivos de déficit cero. De esta manera se propone un sistema más restrictivo que el del Gobierno para evitar incurrir en déficit, cuando la Ley de estabilidad presupuestaria no está aún en vigor. El Partido Popular debía aceptar las enmiendas por propia coherencia y nuestro grupo sólo desea ayudar a ello.
Muchas gracias.


La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Azpiazu.
Por el Grupo Parlamentario Catalán (Convergència i Unió), tiene la palabra el señor López de Lerma.


El señor LÓPEZ DE LERMA I LÓPEZ: Gracias, señora presidenta.
Al bloque de los títulos I y II, que conjuntamente estamos debatiendo, mantenemos la enmienda 1240, que trata de adicionar un párrafo segundo al apartado 1 del artículo 11 del texto enviado por el Consejo de Ministros a esta Cámara. Nuestra propuesta es que el Gobierno remita al Congreso de los Diputados y al Senado información sobre las ampliaciones de créditos que se acuerden a lo largo del ejercicio próximo, es decir el año 2002, cuando tendrá vigencia el presupuesto que estamos debatiendo, identificándose a los afectados su importe y la finalidad de los mismos. (El señor vicepresidente, Camps Ortiz, ocupa la presidencia.) Nosotros, que estamos globalmente de acuerdo -con matices de discrepancia- con el proyecto de ley enviado por el Gobierno, como expuso desde esta tribuna el señor Trias, observamos que el cuadro macroeconómico que da contenido y unión al mismo se nos está deshaciendo en las manos. Hoy mismo en la prensa hemos podido leer que el vicepresidente primero está ya modificando las cifras relativas al crecimiento del PIB y observamos que la crisis que ya estaba llegando, y que aceleradamente a partir del 11 de septiembre está más cerca, comporta que ese proyecto presupuestario que finalmente se aprobará por las Cortes Generales, deberá ser modificado -intuimos- en alguna de sus partes a lo largo del año para ir adaptándolo a la triste nueva realidad que nos va llegando.
Nuestra propuesta relativa a las ampliaciones de crédito que el Gobierno vaya realizando al amparo de la norma pertinente (la Ley general Presupuestaria o las disposiciones que para ese fin contiene el proyecto que estamos debatiendo) es que sean trimestralmente conocidas por el Congreso de los Diputados y por el Senado. Creemos que es bueno que se realice un seguimiento lo más correcto y profundo posible en el tiempo, que lo haga aquel que lo debe hacer, es decir el Legislativo que para eso está, no solo para legislar sino también para controlar al Gobierno, y que en esa previsión - que el Gobierno ya acepta- de variaciones en el cuadro macroeconómico cuando fue aprobado por el Consejo de Ministros y la previsión de modificación a 31 de diciembre de esta año y a lo largo del próximo año, también sea conocido por la Cámara.
Nada más, señor presidente. Muchas gracias.


El señor VICEPRESIDENTE (Camps Ortiz): Gracias, señor López de Lerma.
Grupo Parlamentario Socialista, señor Fernández Marugán.


El señor FERNÁNDEZ MARUGÁN: Señor presidente, señoras y señores diputados, estoy seguro que en alguna ocasión alguien entre ustedes habrá comprado un coche de segunda mano y es posible que ese vehículo no les saliera tan bueno como pretendían en el momento de su adquisición, que se les estropeara más veces de las debidas. Si eso ha sido así, me gustaría preguntarles: ¿volverían ustedes a comprar un nuevo vehículo al mismo concesionario, al mismo proveedor? Permítanme que utilice este símil para acercarme a la realidad de la economía española. Hace un año el Gobierno nos dijo que el crecimiento económico iba a ser del 3,6 por ciento. En primavera y de hurtadillas corrigió su primitiva estimación, volvió a hacerlo en el verano y hoy todos sabemos, aunque el Gobierno no lo reconozca, que la estimación que hacen la mayor parte de los economistas españoles que se dedican a esta actividad,

Página 5749


es que el crecimiento económico del año 2001 estará un punto por debajo del inicialmente previsto.
Este año, en este presupuesto, en la discusión que iniciamos en la tarde hoy, el Gobierno ha vuelto a presentarse con una hipótesis de crecimiento inverosímil y sobre esa hipótesis de crecimiento inverosímil ha construido el castillo de unos presupuestos en su vertiente de ingresos y de gastos. El panorama en el mundo ha cambiado, pese a lo cual desde el Gobierno se nos dice que lo que vaya a ocurrir durará poco tiempo y será de poca intensidad. Yo me pregunto: ¿volvemos a creer en las personas que antes y ahora dirigen la política económica? Si es verdad que los facultativos han de ser respetables, lo deben ser en la medida que sean capaces de curar alguna enfermedad, y no es este nuestro caso. Mi grupo no cree en esas personas ni en estas políticas. Hoy podemos decir que el objetivo del 2,9 por ciento es una quimera; una quimera de la cual se ha alejado la OCDE, se ha alejado el Fondo Monetario Internacional y se ha alejado el consenso de los analistas españoles. Hoy vivimos un momento de desaceleración sincronizada y generalizada que afecta a todas las economías del mundo y que por tanto nos afecta a nosotros.
El objetivo es averiguar dónde está el crecimiento, ser capaces de superar esa prohibición que ha hecho el señor Rato del debate sobre política económica en España. En ese objetivo hay cada vez más coincidencia. En el año 2002 estaremos también un punto por debajo de lo que prevé el Gobierno del señor Aznar. La demanda nacional lleva mucho tiempo en un tobogán, los indicadores del consumo de los hogares y de la actividad empresarial así lo demuestran, y lo mismo ocurre con los ingresos y los gastos de las administraciones públicas. Pese a ello, el Gobierno no se ha enterado. El Gobierno, incapaz de reconocer sus errores, ha presentado un presupuesto apoyado en una cifra alta de crecimiento para desde ella poder calcular unos ingresos que sabe que no se van a producir, pero con esos ingresos poder presentar un presupuesto inicialmente en equilibrio.
Alguien dirá que el equilibrio es un lujo, no le falta razón; otros dirán que el equilibrio es una apuesta de futuro. Yo no comparto lo uno ni lo otro. Señorías, estamos ante una astracanada del equipo económico del Gobierno, que cada vez se parece más a una conocida pareja de cómicos del cine mudo americano. A pesar de ello, este equipo económico nos pide que levantemos cargas públicas por encima de 35 billones de pesetas. Yo me pregunto, ¿es creíble un presupuesto que se apoya en un cuadro macroeconómico inverosímil? Creo que no.
Iniciamos un auténtico ejercicio de ficción en esta Cámara. El Gobierno ha tenido tiempo de analizar bien la situación económica y no ha querido; ha tenido tiempo de esforzarse en presentar una estimación razonable de los ingresos y de los gastos y no ha querido; ha renunciado a decirle a España en qué momento vivimos, a proponerle que los ciudadanos y los agentes sociales adecuen su comportamiento a unas nuevas circunstancias económicas, a pedir el esfuerzo y la colaboración de la sociedad. El Gobierno también se ha negado a decir a los ciudadanos las dificultades con que se encuentra en este momento en una parte de los ingresos públicos, dificultades que pueden terminar por afectar al equilibrio. Para el Gobierno de Aznar no existe la realidad y cuando esa realidad existe es inamovible. Yo me pregunto: ¿es posible modificar el cuadro macroeconómico para hacerlo un poco más realista sin afectar a los presupuestos? Lo estamos escuchando, y ha habido un portavoz que ha hecho referencia a este hecho. Si eso ocurre, ¿se puede infligir mayor humillación a este Parlamento que en el momento que inicia su debate de los presupuestos, nos digan desde el propio Gobierno que el cuadro macroeconómico está totalmente desacreditado? ¿Se puede someter, insisto, a mayor humillación a esta Cámara? Señorías, estos presupuestos son el exponente de la política económica de un Gobierno sin iniciativa, resignado, que cree que de aquí se sale trampeando, que se limita a coger la rueda de los demás, que en la Unión Europea se comporta como un viajero sin billete, que el año pasado decía que lo que había que hacer lo harían los demás y que este año repite la misma cantinela. ¿Cuánto tiene que caer el ritmo de actividad económica en España para que este Gobierno asuma alguna responsabilidad y tome alguna iniciativa? (Un señor diputado: ¡Muy bien! Aplausos.) El recorrido de política económica ya lo conocemos; en la legislatura anterior ocuparon el poder, entregaron las empresas públicas a un grupo de amigos vinculados a Rato y a Aznar e hicieron un conjunto de políticas destinadas a alterar regresivamente la renta y la riqueza.
Pero no se han quedado ahí, señorías, ustedes no se han quedado ahí.
En este momento la regresión política lleva a que el ministro de Economía intente castrar el debate de política económica en esta sociedad, y a que el ministro de Hacienda trate de ocultar una serie de hechos de naturaleza económica, porque según cree su nivel de inteligencia le pueden perjudicar en el próximo futuro. Hemos visto unos presupuestos que carecen de transparencia, pues el Gobierno sabe cómo y en qué cantidad se generan los recursos públicos y ha hecho una distribución en el conjunto de las administraciones, pero no dice a la Cámara qué magnitudes está barajando. El Gobierno ha aprovechado el acuerdo de financiación para hurtar conscientemente datos sobre la evolución de los ingresos y de los gastos, y así no se puede hacer ninguna comparación.
Junto a esta regresión, estamos asistiendo también a una degradación institucional. Algunos miembros del Gobierno han llegado incluso a compartir cipayos con don Antonio Camacho. (Rumores.) Señorías, son otras cosas las que hay que hacer en la economía y en la política presupuestaria española. Los patronos de Montoro no tienen por qué ser siempre los beneficiarios de la política fiscal; hay otros grupos sociales que podrían

Página 5750


ser beneficiarios de esas actividades y en ellos se debería aprovechar una política macroeconómica que fuera más sólida; pero eso no se hace.
Muy poco de cierto hay en el proyecto de presupuestos que empezamos a discutir: el sueldo de los funcionarios, la tarifa de renta, y poco más. Créame que un presupuesto sólo es creíble en la medida que se cumple. Mi grupo piensa que los créditos iniciales y su financiación, los estados de ingresos y de gastos del agente Estado, de los organismos autónomos, de la Seguridad Social y de los otros organismos que forman parte del sector público central no son creíbles, y porque no son creíbles nosotros los vamos a rechazar.
Muchas gracias, señor presidente. (Aplausos.)

El señor VICEPRESIDENTE (Camps Ortiz): Gracias, señor Fernández Marugán. ¿Grupos que deseen fijar posición? (Pausa.) Por el Grupo Parlamentario Popular, señor Cámara.


El señor CÁMARA RODRÍGUEZ-VALENZUELA: Señor presidente, señorías, ha venido el señor Fernández Marugán acalorado en la tarde de hoy. Era bastante difícil hacer un discurso político en torno a las cuestiones que traía hoy al Pleno del Congreso el debate político: se trataba de hablar en principio de los Presupuestos Generales del Estado, se trataba de hablar de la posición política de cada cual, y hoy el Grupo Parlamentario Socialista viene a hacer uso de la posición política mostrenca a la que nos tiene acostumbrados en los últimos tiempos, entendiendo por mostrenco lo que dice María Moliner. Dice María Moliner -escuchen, señorías- que los bienes mostrencos son aquellos que no tienen dueño, y en castellano más castizo que no tienen padre ni madre ni perrito que les ladre. Y esa es la situación en la que está ahora mismo el Grupo Parlamentario Socialista, que viene aquí a reproducir debates antiguos. Yo podría hacer en este momento un ejercicio bastante fácil, sencillo, aburridísimo, pero fácil, y créame que saldríamos con éxito, al menos la posición política de nuestro grupo saldría con éxito sin ningún género de dudas, pero no todas. En cuanto a los presupuestos, yo podría hacer en este momento el debate de presupuestos del año que viene con el Grupo Socialista. Le reto, señor Fernández Marugán, a que iniciemos el debate del año que viene: sus postulados, propuestas y enmiendas van a ser exactamente las mismas con 11 de septiembre y sin 11 de septiembre, con 11 de noviembre y sin 11 de noviembre van a ser exactamente las mismas. Usted hablaba de la compra de vehículos de segunda mano, y qué decir, señor Fernández Marugán, de aquellos que compran desde el año 1996 las mismas propuestas año tras año, sea el señor Fernández Marugán, sea el señor Borrell, el señor Eguiagaray o el señor Pérez Segura, actual alcalde de Reus y antiguo portavoz de presupuestos. Podríamos hacer el mismo debate de los presupuestos del año 2003 porque esa es la única posición política que puede sustentar el Grupo Parlamentario Socialista; a las pruebas me he de remitir a través de las enmiendas.
Es decir, a ustedes les ha importado bien poco qué haya ocurrido el 11 de septiembre; hablan de un antes y un después del 11 de septiembre exactamente con la misma naturalidad de aquellas cuestiones que se plantearon en el año 1996. Yo les dije en la Comisión: ¿Por qué no hacen un ejercicio que quizás a esta Cámara le interese, por qué no contrastan de una vez las hipótesis que mantienen con las realidades que después se ponen de manifiesto en los datos reales, en los de la economía real? ¿Se acuerda de que en el año 1998 el señor Eguiagaray se subió aquí a decir que la crisis financiera asiática iba a llevar a la economía española al desastre? Bueno, pues subió por encima del 4 por ciento. En el año 1999 se produce un shock petrolífero que llevó los precios del crudo hasta límites no conocidos desde el año 1973, y la ocurrencia del Partido Socialista es bajar los impuestos de hidrocarburos. (Un señor diputado: ¡Qué barbaridad!) A los 15 días se llevaban las manos a la cabeza: ¡Pero cómo pudimos plantear semejante cosa! ¿Verdad, señor Fernández Marugán? Así fue. Ahora es más fácil, como quiera que la crisis internacional es mucho más seria que la que se podía plantear a principios de año y puesto que a principios de año estábamos viviendo un proceso de desaceleración económica ustedes mantenían el discurso de principios de año: El Gobierno no va a poder mantener los criterios de crecimiento económico de principios de año, no se va a crecer por encima del 3 por ciento. Resulta que lo que ocurre el 11 de septiembre tiene la importancia que lamentablemente hemos tenido que comprobar en la misma tarde de hoy y debemos hablar, en un ejercicio de responsabilidad, de modificar las cifras de crecimiento de nuestro país. Así es, pero no se puede aprovechar semejante circunstancia, salvo que se tenga un criterio de oportunidad política que tan solo roza criterios de mezquindad política y aprovechar esta circunstancia para decir (Rumores.) que las cifras, el planteamiento económico del Gobierno, es falso. (Continúan los rumores.) Sería tan falso como mezquino, señorías, salvo que ustedes pretendan hacer ver que el Gobierno tiene obligación de tener un conocimiento certero de las consecuencias de los atentados del 11 de septiembre, y eso es una mezquindad. El Gobierno va a poner todos los medios que tenga a su alcance para restablecer y para colocar a la economía española en la mejor circunstancia posible ante lo que sin ningún género de dudas está siendo y va a suponer una crisis importante, una crisis que desde luego nuestro grupo no va a dejar de señalar. Pero fíjese, teniendo el Gobierno presentes esas circunstancias, ya ha tomado decisiones. Sin embargo, el Grupo Parlamentario Socialista no ha tomado decisiones; bueno si ha tomado una decisión que es mantenerse exactamente en los mismos términos que mantuvo antes y después del 11 de septiembre; por tanto la oposición política del

Página 5751


Gobierno de España sigue a remolque, señorías, la alternativa política no puede ser más endeble.
Se da una circunstancia adicional en este presupuesto. Así como en el anterior debate presupuestario tuvimos ocasión de debatir aquella ocurrencia -que no se sabe de quién fue- de subir el impuesto de las pyme, ¿se acuerda usted, señora Costa?, subíamos el impuesto de sociedades a las pequeñas y medianas empresas, después decíamos que no habíamos sido nosotros, que habían sido otros de su grupo; esta fue la perla del debate de presupuestos del Grupo Parlamentario Socialista, la ocurrencia de los debates del 2001 (Un señor diputado: ¡Qué falta de respeto!), sin embargo lo que ocurre en estos presupuestos es que ni siquiera tenemos ocurrencia que echarnos a la boca, es decir en estos presupuestos el Grupo Parlamentario Socialista ni siquiera tiene una ocurrencia que poner a discusión a los miembros de esta Cámara, siguen ustedes a remolque, viven arrastrados y a remolque del ritmo sostenido del empuje de las únicas decisiones tomadas en materia económica que son las del Gobierno.
Mientras, lo que hacen ustedes es plantear la tarifa plana para ricos, que ahora han despreciado. (Un señor diputado: ¡Qué bobada!) Sí, señoría: la tarifa plana para ricos, tarifa única del impuesto sobre la renta que puso a rodar con tan poca fortuna el señor Sevilla que le apartaron de la escena publicitaria de aquella cuestión al menos durante dos o tres semanas, que tenga nuestro grupo mención.
Después el señor Sevilla resucita, recuerda o rememora las posiciones políticas de Keynes; el señor Fernández Marugán nos saca a paseo en esta ocasión a Samuelson, a Milton Friedman en algunas ocasiones. (El señor Fernández Marugán hace signos negativos.) A Milton Friedman no, señor Fernández Marugán; a Samuelson sí. Lo cierto y verdad es que esto es lo que está viviendo esta Cámara. En el debate en Comisión el Grupo Parlamentario Socialista decía que esto no tenía interés, que el Grupo Parlamentario Popular estaba haciendo uso de su mayoría y que estaba haciendo imposible la existencia de un debate político.
¿Me quiere decir sobre qué ha de debatir el Grupo Parlamentario Popular y el resto de los grupos de la Cámara cuando el debate político hoy es sobre las propuestas de modificación del proyecto? ¿Cómo se puede articular una acción de Gobierno en materia económica y financiera? A través del proyecto de presupuestos. ¿Cómo se puede percibir la posición política de la oposición? A través de sus enmiendas. Como decía, de su posición política mostrenca se deduce la inexistencia de novedades, la inexistencia de propuestas, la inexistencia ni siquiera ded ocurrencias, señorías. Por tanto, lo que ustedes vienen ahora a hacer es un esbozo de un nuevo argumento; es decir las cifras macroeconómicas no se sostienen, el Gobierno del Partido Popular hace caso omiso de las circunstancias que se producen en el mundo y yo al Grupo Parlamentario Socialista, tengo la obligación, con ese ejercicio mezquino (Rumores.) que considera nuestro grupo que se hace, de recordar a la opinión pública que el Gobierno no hace nada. Yo le digo que esto se va a volver en contra de ustedes, como ha ocurrido en tantas ocasiones, y que lo mejor sería que en vez de estar tan preocupados de buscar el próximo movimiento dentro de su grupo parlamentario para sustituir a aquellas personas que dejan de resultar útiles, es decir de tanto mover banquillo, que es a lo que tienen sometido al resto de los grupos de la Cámara, no sabemos con quién hablar nunca con ustedes. Entonces, el Gobierno deberá seguir gobernando, y así lo va a seguir haciendo.
Mientras, ustedes seguirán intentando gobernar su propia casa.
Como digo, el debate de presupuestos del año que viene se lo puedo adelantar. En materia de infraestructuras dirán que no se ha ejecutado suficiente, y les volveremos a demostrar que se ha ejecutado por encima del 95 por ciento de las inversiones reales.
Dirán que no hay inversión suficiente, y les volveremos a demostrar que, como ocurre este año, la inversión pública en España pasa por encima del 100 por ciento y que las materias prioritarias de gasto se ponen de manifiesto en el presupuesto. Este año se produce el 9 por ciento de aumento en educación, el 6 por ciento en política de pensiones, se financian los complementos de mínimos incorporando al presupuesto del Estado 306 millones de euros, según el acuerdo aquel que ustedes intentaron abortar entre CEOE, Comisiones Obreras y Gobierno en abril del año 2001. Volverán a decir que los ingresos no son suficientes y volveremos a demostrarles que bajando los impuestos se pueden incrementar las grandes actividades de la economía española, de modo que se pueda seguir generando actividad. Y esto será así y ustedes seguirán haciendo el Tancredo.


El señor VICEPRESIDENTE (Camps Ortiz): Señor Cámara, le ruego vaya concluyendo.


El señor CÁMARA RODRÍGUEZ-VALENZUELA: Termino, señor presidente.
Por tanto, señorías, señores diputados, nuestro grupo, como no puede ser de otra manera, permanecerá atento a las propuestas de innovación, incluso a las ocurrencias que se plantean por parte de la oposición. Le quiero decir que tenemos poca esperanza de que algo que no ocurrió durante la Comisión suceda durante la tramitación de este Pleno.
Nada más, señor presidente. Muchas gracias. (Aplausos.)

El señor VICEPRESIDENTE (Camps Ortiz): Gracias, señor Cámara.
Concluido el debate de los títulos I y II, vamos a dar Título III

paso al debate del título III. En primer lugar, para defender las enmiendas presentadas por el Grupo Parlamentario Mixto, señor Saura Laporta.


Página 5752


El señor SAURA LAPORTA: Gracias, señor presidente.


Pasaré a defender las enmiendas 1503 y 1504 y si usted me lo permite, como va íntimamente relacionada, también daría por defendida la 1520, del título VIII.
Estas tres enmiendas hacen referencia a la oferta de empleo público.
Como SS.SS. saben, desde 1997 la oferta de empleo público que el Gobierno trae a esta Cámara consiste en limitar al 25 por ciento la tasa de reposición de efectivos. Esto ha motivado que desde 1997 hasta este año, la tasa de temporalidad de las administraciones públicas ha aumentado sensiblemente. En estos momentos hay más de 60.000 trabajadores de las administraciones públicas sujetos a relación laboral temporal, cuando en el área privada existe una disminución. Nuestras enmiendas van en la línea de que en relación con la oferta de empleo público se fije un máximo que resulte de la aplicación de la tasa de reposición efectiva. Asimismo, pedimos que las administraciones públicas desarrollen durante el año 2002 medidas complementarias encaminadas a garantizar la estabilidad del empleo público.
Nada más y muchas gracias.


El señor VICEPRESIDENTE (Camps Ortiz): Gracias, señor Saura.
Señora Lasagabaster.


La señora LASAGABASTER OLAZÁBAL: Gracias, señor presidente.
Hemos presentado una enmienda, la 1791, al Título III, pretendiendo con ella que se suprima el punto cinco del artículo 20. En esta pretensión hemos insistido no sólo este año sino en ejercicios anteriores, ya que en definitiva creemos que no se puede dotar de carácter básico a determinadas normas relativas a las retribuciones del sector público. Se trata de una cuestión que no responde a lo recogido en el artículo 149.1.13.ª de la Constitución, relativo a las bases y coordinación de la planificación de la actividad económica; al contrario interfiere y desde luego va en contra de lo que es la propia competencia de las comunidades autónomas, en este caso por ejemplo la que atañe a la organización de las instituciones de autogobierno. Así pues, para nosotros no es admisible y pretendemos que en este punto del título se suprima ese carácter básico.
Muchas gracias, señor presidente.


El señor VICEPRESIDENTE (Camps Ortiz): Gracias, señora Lasagabaster.
Señor Núñez.


El señor NÚÑEZ CASTAIN: Gracias, señor presidente.


Señorías, hemos presentado a este título 14 enmiendas, la mayoría de ellas referidas al tanto por ciento de revisión salarial que deberían tener los distintos cuerpos y funcionarios del Estado. Hemos debatido en Comisión hasta la saciedad un escenario macroeconómico definido por los presupuestos y por el Gobierno que nada tiene que ver con lo que está pasando en el mundo. Estamos asistiendo a unos presupuestos que se inhiben ante la recesión internacional y no estamos ante un debate académico... (Pausa.)

El señor VICEPRESIDENTE (Camps Ortiz): Señor Núñez, espere un momento. Debido a una avería no funciona el reloj de la mesa, pieza insustituible para llevar a cabo el debate. (Pausa.) Adelante, señor Núñez.


El señor NÚÑEZ CASTAIN: Muchas gracias, señor presidente.
Decía, señorías, que no estamos ante un debate académico, tratando de adivinar mágicamente, como decía el portavoz del Partido Popular, cuáles van a ser las cifras exactas de lo que va a pasar en la economía el año que viene. Estamos aquí para discutir cuáles son las consecuencias de las previsiones contenidas en el presupuesto, quién va a pagar los costos de esta recesión y sobre qué hombros se va a distribuir tanto territorialmente como a nivel de renta. Este no es un debate neutro. Si estos presupuestos contienen un crecimiento salarial del 2 por ciento y ninguna de las previsiones que tenemos ante nosotros retrata esa cifra sino que las más óptimas hablan del 3 por ciento, estamos cargando la crisis sobre las espaldas de esas personas. Señorías, la recesión económica la van a pagar los territorios más débiles, las sociedades económicamente más débiles, las personas más débiles y no se trata de un debate de cifras mágicas, sino que esto es poner los pies en el suelo y estar ante la cruda realidad. Como digo, hemos presentado 14 enmiendas para corregir esas cifras y sobre todo para poner una coletilla diciendo que en cualquier caso la cifra real de inflación debe ser reconocida a todas a estas personas.
Respecto al empleo público, también hemos presentado enmiendas para no limitar su crecimiento. Señorías, en relación con las últimas cifras de crecimiento del empleo que ha dado esta mañana el ministro de forma eufórica, sepan ustedes que las relativas al empleo público son el triple que las referidas al empleo privado. Haga usted números, señor ministro, del crecimiento del paro y por favor revise sus cuentas respecto de las condiciones que está dando la economía internacional.
Muchas gracias.


El señor VICEPRESIDENTE (Camps Ortiz): Muchas gracias, señor Núñez.
Por el Grupo Parlamentario Vasco, tiene la palabra el señor Azpiazu.
(Pausa.-El señor Aymerich Cano pide la palabra.)

El señor AYMERICH CANO: Solicito la palabra para defender las enmiendas presentadas por mi grupo.


Página 5753


El señor VICEPRESIDENTE (Camps Ortiz): Tengo la relación de enmiendas presentadas a este título y al lado de las enmiendas presentadas por su grupo parlamentario consta que están defendidas. Usted va a defender las enmiendas que firma el señor Vázquez y las tengo como defendidas, pero en cualquier caso quedaban unos cuantos minutos a disposición del Grupo Parlamentario Mixto.
En consecuencia, por el Grupo Parlamentario Mixto, tiene la palabra el señor Aymerich.


El señor AYMERICH CANO: Muchas gracias, señor presidente.
Seguramente, que las enmiendas aparezcan como defendidas se deba a un error. En los títulos I y II comenté las retribuciones de los empleados públicos, porque me estaba refiriendo a una enmienda a la exposición de motivos.
En cualquier caso, brevísimamente, voy a defender las diecinueve enmiendas que el Bloque Nacionalista Galego ha presentado a los títulos II y III, que son las enmiendas números 1342 a 1370, que efectivamente se refieren a: revisar las previsiones de inflacción establecidas por el Gobierno, para que del 2 por ciento se pase al 5,5 por ciento, no sólo para compensar las desviaciones que se puedan producir durante el ejercicio del año que viene, sino también para compensar las desviaciones producidas este año y en años anteriores, para colectivos que, como se ha dicho, son especialmente débiles o sensibles a estos malos cálculos del Gobierno; defender las competencias autonómicas en materia de gestión de su personal, en materia de autoorganización, en el sentido de reivindicar que las comunidades autónomas puedan establecer incrementos retributivos para su personal con independencia del que establezca el Estado, entre otras cosas, porque los IPC autonómicos tampoco son iguales; eliminar ciertas arbitrariedades que existen en el régimen retributivo de los empleados públicos, relativas a complementos de productividad, incluso el Gobierno pretende que se le reconozcan al personal eventual, es decir, al personal nombrado únicamente por razones de confianza política; computar en las pagas extras de los funcionarios, aparte del sueldo y los trienios, el complemento específico y el complemento de destino; y limitar la contratación del personal eventual por parte de las administraciones públicas con cargo a sus créditos de inversiones, porque viene siendo una práctica habitual que con cargo a estos créditos se contrate personal temporal, sin que la provisión de estas plazas aparezca prevista ni siquiera en los programas de empleo correspondientes.
Nada más y muchas gracias.


El señor VICEPRESIDENTE (Camps Ortiz): Gracias, señor Aymerich.
Por el Grupo Parlamentario Vasco (EAJ-PNV), tiene la palabra el señor Azpiazu.


El señor AZPIAZU URIARTE: Gracias, señor presidente.


Voy a defender dos enmiendas que mi grupo ha presentado al título III. Este presupuesto contempla, al igual que el año pasado, un incremento salarial de los funcionarios, de los pensionistas, de las pensiones no contributivas, etcétera, del 2 por ciento, que es irreal y cada vez es menos creíble. Año tras año, estos colectivos pierden capacidad adquisitiva, incluso cuando la economía se encontraba en plena fase expansiva. Mi pregunta es: ¿Hasta cuándo? Esta política aboca a una clase funcionarial mal retribuida y poco profesional, lo contrario de lo que necesita la gestión de la cosa pública. Su política de contención del déficit es la política de pérdida de poder adquisitivo de funcionarios y pensionistas, unida a una subida ridícula de las pensiones más bajas. Su estrategia de política económica y su nefasta política social son dos caras de la misma moneda. Una moneda que ustedes presentan de cara para ocultar la cruz de su nula sensibilidad social, de lo que ya hemos hablado largo y tendido. Sin embargo, nos resulta realmente sorprendente que quieran trasladar su ineficaz y antisocial política económica al conjunto de las instituciones públicas, comunidades autónomas, diputaciones forales y provinciales y ayuntamientos. No es comprensible que ustedes califiquen con el carácter de normas básicas -basándose en una falsa coordinación de la planificación general de la actividad económica- a la política de personal, tanto en materia retributiva como en lo referente a la oferta de empleo público. ¿Es esta su concepción de un Estado autonómico? ¿Es esta la flexibilidad y la autonomía que conceden al resto de las instituciones públicas? Lo hemos planteado en multitud de ocasiones y su respuesta ha sido el silencio o la descalificación. ¿Por qué no plantean como básicos también los incrementos del resto de los capítulos presupuestarios? En coherencia, a nuestro juicio, deberían hacerlo. Ustedes quieren regresar al pasado en materia autonómica, por eso les criticamos que practiquen una política regresiva en materia autonómica. No trasladen a los demás sus complejos y problemas. Las comunidades autónomas y ayuntamientos son ya mayores y saben lo que quieren y lo que necesitan. No los repriman más.
En este sentido, hemos presentado dos enmiendas al título III, las números 586 y 587. Espero obtener el apoyo de la mayoría de los grupos de esta Cámara para que prosperen, si tanto decimos defender el Estado autonómico y la autonomía local. Proponemos suprimir los apartados 5 de los artículos 20 y 21 del proyecto de ley. La consideración como básicas de la política retributiva y la oferta de empleo público más que evitar la distorsión general de la economía supone la alteración del orden constitucional de distribución de competencias y la reducción del margen para desarrollar políticas propias, por lo que resulta necesario la supresión del carácter básico de tales normas.
Muchas gracias.


Página 5754


El señor VICEPRESIDENTE (Camps Ortiz): Gracias, señor Azpiazu.
Por el Grupo Parlamentario Federal de Izquierda Unida, señor Ruiz.


El señor RUIZ LÓPEZ (don Antero): Gracias, señor presidente.
Señorías, los gastos de personal de las administraciones públicas vienen convirtiéndose en los últimos tres años en la variable de cierre que permite al Gobierno presentar la ficción de un presupuesto equilibrado. Efectivamente, estos presupuestos han sido elaborados con el único propósito de alcanzar el equilibrio presupuestario haciendo caso omiso de la delicada situación económica. Un objetivo bastante discutible en estos momentos de ralentización económica al que debe sumarse el lastre de unas previsiones en ingresos por impuestos imposibles de alcanzar en las actuales condiciones. De cumplirse las actuales expectativas, hay razones para esperar el incumplimiento del saldo final previsto para las cuentas públicas o, en su defecto, una decisión del Gobierno de recorte en alguno de los derechos que generan gastos, prestaciones por desempleo junto a la inferior ejecución de otras como las inversiones. La evaluación restrictiva de los gastos de personal profundiza en la dirección de restar recursos personales y materiales necesarios para la prestación de servicios públicos en un contexto de dificultades económicas.
La negativa a establecer algún mecanismo para ampliar el reconocimiento de la productividad y compensar pérdida de poder adquisitivo de los empleados públicos no incentiva a quienes deben prestarlos. El Gobierno intenta de forma indirecta deslegitimar estos servicios para atribuir al sector privado una mayor eficiencia, un mecanismo penalizador añadido a otros en la misma dirección como es incorporar incentivos fiscales desmesurados al consumo en el mercado de bienes públicos, fondos de pensiones y aseguramientos sanitarios.
Nuestra propuesta es mejorar los salarios de los empleados públicos, consolidar la plantilla ampliando las tasas de reposición, mejorar los pagos por productividad y compensación por pérdida de poder adquisitivo. El Gobierno alcanza equilibrios presupuestarios sobre la base de penalizar a los empleados y empleadas de la Función pública, deteriorando su capacidad adquisitiva, aumentando su temporalidad y definiendo un modelo desde la Función pública insuficiente, poco motivado y sin capacidad de negociación o interlocución.
Las enmiendas que presenta Izquierda Unida a estos títulos se refieren básicamente a las tres cuestiones que hoy afectan a la Función pública española: los límites a la reposición de efectivos, la tasa de temporalidad y la pérdida de poder adquisitivo. El fijar un 25 por ciento de máximo de tasa de reposición de efectivos en las ofertas públicas de empleo, así como la aplicación de este criterio a las corporaciones locales, ha supuesto no tanto un ahorro público, sino un aumento de la temporalidad en la Función pública. Según el Instituto Nacional de Estadística, entre los años 1997 y 1999 ha aumentado en 63.000 el número de trabajadores de la Administración pública con relación temporal o interinidad. Obviamente, se trata de contratos que no responden a una naturaleza temporal, sino a puestos de trabajo con dotación presupuestaria que quedan vacantes y que se corresponden con actividades permanentes de las administraciones. Si la ausencia de beligerancia contra la temporalidad es uno de los más evidentes reproches que puede hacerse a la política del Gobierno, cuando se trata de la Función pública ya no es un reproche, sino la constatación de una voluntad política de precariedad. Cuando este límite se aplica a comunidades autónomas y, especialmente, a ayuntamientos, los efectos son más perniciosos para la estabilidad, pero sobre todo para la prestación con calidad de los servicios de proximidad y de bienestar, que son los que más recurren a esta temporalidad. Estas son las razones que justifican la eliminación de la mencionada tasa de reposición, su aplicación a comunidades autónomas y corporaciones locales y el mandato que se incluye de que la Administración pública no recurra a empresas de trabajo temporal, cuestión que debe extenderse igualmente a las plantillas militares mediante la fijación de una tasa de reposición de al menos el 50 por ciento de las vacantes. Se propone igualmente un programa de trabajo específico que tienda a corregir estas tendencias de incremento de la temporalidad en el empleo. Existe un acuerdo con los sindicatos Comisiones Obreras y CESIF para mejorar la estabilidad en el empleo que no se está desarrollando, especialmente en las comunidades autónomas y corporaciones locales.
Nuestras enmiendas proponen abrir procesos de negociación colectiva que desarrollen estos acuerdos y limiten definitivamente la temporalidad. Los presupuestos para el ejercicio 2002 inciden en la conocida política de deteriorar la capacidad adquisitiva de la Función pública. El incremento previsto no sólo se encuentra alejado de la inflación media -el indicador que realmente mide la evolución de los precios-, sino que no cubre el IPC que racionalmente cabe esperar, lo que deteriora aún más la situación de las rentas de los empleados públicos. En consecuencia, proponemos el aumento del 3,6 de las retribuciones básicas, así como la constitución de un fondo del 1 por ciento de estas retribuciones, con el objeto de mejorar la posición de colectivos desfavorecidos, que han padecido especialmente esta pérdida de poder adquisitivo de los últimos años. Nuestras enmiendas constatan que existen mecanismos para evadir esta pérdida de capacidad adquisitiva; nos referimos a la distribución arbitraria de la productividad, la opacidad de las remuneraciones de los altos cargos y la falta de transparencia de las retribuciones en el Banco de España. A corregir estos aspectos se destinan varias de las enmiendas presentadas.
Nada más. Muchas gracias.


Página 5755


El señor VICEPRESIDENTE (Camps Ortiz): Gracias, señor Ruiz.
Por el Grupo Parlamentario Socialista, tiene la palabra el señor Martínez Sanjuán.


El señor MARTÍNEZ SANJUÁN: Señor presidente, señorías, el Grupo Parlamentario Socialista ha presentado a este título y a las disposiciones adicionales concordantes con él nueve enmiendas muy similares a las del año pasado, porque este presupuesto es totalmente una fotocopia del del año pasado. En materia de retribuciones, en materia de empleados y empleadores públicos, en materia de congelación de plantillas, en materia de condiciones laborales y en materia de incumplimientos con los empleados públicos es una fotocopia del presupuesto del año pasado.
Señor presidente, si hubiésemos hecho caso de lo que hemos oído, leído y escuchado del Gobierno y del portavoz del Grupo Parlamentario Popular sobre este título en el debate en Comisión, lo lógico es que yo hubiese subido a la tribuna, hubiese retirado las enmiendas que habíamos presentado y casi hubiera pedido disculpas por haber presentado esas enmiendas. Saben todos los grupos parlamentarios que, en palabras del señor Merino, ningún grupo parlamentario que ha presentado enmiendas a este título estaba legitimado moral ni políticamente para presentarlas, porque todos estábamos equivocados.
Señor Merino, como usted consumirá un turno de fijación de posiciones, pero será crítico con todos los grupos parlamentarios y yo no podré contestar, le voy a decir de antemano lo que yo creo que va a decir, porque es lo que dice todos los años. Desde su lógica, desde la lógica del Partido Popular y del Gobierno, todo va bien en materia de administraciones públicas; los empleados públicos tenían que venir a las puertas del Congreso y de la sede del Consejo de Ministros a felicitar al Gobierno por su política retributiva, por sus condiciones laborales, por la estabilidad en el empleo. Tenemos un Gobierno milagrero, señor Merino, según lo que dicen ustedes. Es un Gobierno milagrero porque hace lo del pan y los peces. Gracias al Gobierno del Partido Popular, con inflaciones del 4 y del 3,7 por ciento y con subidas por ley del 2 por ciento todos los años, durante los tres últimos años, los empleados públicos de este país ganan poder adquisitivo. La verdad es que no sé quién es el santo que protege al Partido Popular en esta política tan favorable a sus empleados públicos.
La cuestión es la siguiente. ¿Esto es verdad o no? Se han inventado el salario medio; el milagro es el salario medio en el que se distribuye toda la masa salarial; se distribuye y se divide entre todos los empleados públicos y se calcula cuánto aumenta el salario de los funcionarios y los empleados públicos, los del Estado, comunidades autónomas, corporaciones locales, entes públicos, todos.
Pero esto tiene truco y usted lo sabe, señor Merino, como dicen, tiene el truco del almendruco.
¿Por qué? Porque ahí están incluidos los deslizamientos que se producen todos los años con las plantillas. ¿O es que un funcionario que el año pasado no cobraba un trienio porque no tenía la antigüedad y este año lo cobra es porque el Gobierno le ha subido el sueldo? Es porque tiene derecho por ley a tener una mayor retribución, de la misma manera que si en un concurso ha pasado de una escala a otra. No es que por ley el Gobierno les haya subido el sueldo un 5 por ciento, como puede decir la Administración general del Estado o el Banco de España, sino que se han producido deslizamientos. Esto no es por una decisión graciable del Gobierno ni de la Ley de presupuestos, sino que es como consecuencia de sus propios derechos. ¿Por qué se han subido también -dicen- las retribuciones o el salario medio una cantidad superior a lo que dice la ley? Porque aquí están incluidas las retribuciones que han venido recibiendo altos cargos y altos niveles en los últimos años en concepto de productividad, gracias a una política del Partido Popular absolutamente sectaria, absolutamente dirigida hacia unos cuerpos. Pero el conjunto de los empleados públicos, la mayor parte de los empleados públicos no se puede decir con honradez intelectual que hayan subido su salario, que hayan tenido retribuciones salariales del orden casi del 6 por ciento, como ha dicho el Banco de España. Si esto fuera verdad, señor Merino, ¿cómo es posible que los empleados públicos y sus representantes sindicales no hayan llegado a un acuerdo con el Gobierno de España en las retribuciones salariales para el año 2002? ¿Es por cabezonería de los líderes sindicales? ¿Es que está mintiendo el secretario general de la CESIF cuando dice que han perdido el 7 por ciento de poder adquisitivo en los últimos cinco años? ¿Es que se ha vuelto loco el secretario de acción administrativa de la UGT cuando dice que el Gobierno quiere cargar los efectos de la crisis sobre los empleados públicos? ¿O es que el responsable de la rama de administraciones públicas de Comisiones Obreras cuando dice que el Gobierno no está poniendo lo que realmente necesitan los empleados públicos en la mesa de negociación, está sólo pensando, como dicen ustedes, en las próximas elecciones sindicales? ¿Se puede engañar a tanta gente durante tanto tiempo? Incluso el propio ministro ha reconocido -ministro que, por cierto, no está presente aquí, ni el de Hacienda ni el de Administraciones Públicas- (El señor Fernández Marugán: ¡Muy bien!) que hay que recompensar de alguna manera la pérdida de poder adquisitivo y la prueba es que este año han llegado a poner casi un punto de aumento de retribuciones sobre el 2 por ciento en dos conceptos retributivos que no han aceptado los empleados públicos porque no los consolidaban sobre su masa salarial. ¿Es que también estaban haciendo política los representantes sindicales? Porque en el fondo, señor Merino, usted, su grupo y su Gobiernosaben que realmente no ha habido una negociación sindical

Página 5756


en serio, como no la ha habido en los últimos años. Al final, frente a la negociación han ofrecido imposición y frente a la recuperación les han ofrecido congelación, pero además en la congelación y en el aumento de las retribuciones no han tenido en cuenta las reivindicaciones ni los auténticos intereses de las comunidades autónomas y corporaciones locales, porque incluso el secretario de Estado de la Función pública ha dicho: ¿Desde cuándo el Gobierno va a hablar y negociar temas relacionados con los presupuestos y con las retribuciones de los empleados públicos? Desde el momento, señor Merino, que en este país, como decía el señor Azpiazu, de cada cien empleados públicos 33 están en la Administración del Estado y 67 de cada 100 están en el conjunto de las administraciones públicas. No se puede informar a posteriori a los representantes de las entidades públicas y de las comunidades autónomas de cómo iba a poder llegar, si hubiese sido posible, una negociación colectiva y salarial.
En este país compuesto, donde hay administraciones de todos los niveles, hay que concertar, hay que hablar y hay que llegar a acuerdos, aunque la responsabilidad de la política económica del conjunto del país la tienen el Gobierno de España y las Cortes. Hay que discutir y hablar, cosa que ustedes no han hecho, porque no está en su lógica, de la misma manera que no está en su lógica apostar por una Administración pública potente, moderna, adecuada a los tiempos, porque con su política de evitar la renovación, el rejuvenecimiento de la Administración pública española con este corsé que han introducido con el artículo 21 en relación a la evolución de las plantillas, están consiguiendo una Administración pública desmotivada, que tristemente no se está adecuando a los tiempos y a las necesidades de los españoles, que año tras año no se va rejuveneciendo. Ustedes no defienden lo público, por mucho que lo digan; dirán que son liberales, pero no hacen política liberal; dicen que creen en lo público y no apuestan por ello. Le voy a dar un dato, señor Merino. Nosotros, que creemos en lo público, queremos una Administración que nos defienda a todos, y para eso en la Administración pública tienen que estar los mejores, y no lo están.
¿Usted sabe por qué no están? Por muchas razones: desmotivación, falta de alternativas, malos salarios. Y se está produciendo un vaciamiento de la Administración.
Con respecto a abogados del Estado, altos funcionarios de este país, hay 315 en activo y 256 fuera en servicios especiales. De los inspectores de Hacienda de este país, hay 435 que están fuera de la Administración, en despachos privados.


El señor VICEPRESIDENTE (Camps Ortiz): Señor Martínez Sanjuán, le ruego que vaya concluyendo.


El señor MARTÍNEZ SANJUÁN: Voy terminando.
De los interventores y auditores públicos, hay 358 en activo y 332 fuera de la Administración. Por eso, señor Merino, señores miembros del Partido Popular, hemos presentado unas enmiendas que garanticen rejuvenecimiento y nuevas formas de acceso a la Administración pública, capacidad de que no pierdan poder adquisitivo y puedan estar bien pagados. Nosotros creemos en unos servicios públicos de calidad y queremos que los mejores inspectores de Hacienda estén al servicio de los intereses de los ciudadanos de este país, persiguiendo el dinero negro y no camuflándolo desde los despachos privados. Queremos que los mejores técnicos de la CNMV estén defendiendo los intereses de todos y no trabajando con chiringuitos, como el de Gescartera, que algunos amparan. Queremos que estén los mejores hombres y mujeres en la Administración pública, y ustedes, con su política, lo están impidiendo.
Acepten nuestras enmiendas y nuestros consejos para que no pase, señor Merino, que cuando tengamos de nuevo -porque los vamos a tener, aunque el Partido Socialista no los quiera- reivindicaciones, conflictos, de los empleados públicos, los ciudadanos de este país, por culpa de su política, veamos mermada la calidad de nuestros servicios públicos. No echen la culpa a los demás por su falta de capacidad de negociación, por su falta de llegar a acuerdos, por su negligencia, por su soberbia y su incapacidad de administrar coherente, profunda y democráticamente los intereses de un Gobierno de los españoles en pro de una Administración pública de calidad, motivada y bien pagada para los empleados públicos.
Muchas gracias. (Aplausos.)

El señor VICEPRESIDENTE (Camps Ortiz): Gracias, señor Martínez Sanjuán. ¿Grupos que desean fijar posición? (Pausa.) Por el Grupo Parlamentario Popular, tiene la palabra el señor Merino.


El señor MERINO LÓPEZ: Muchas gracias, señor presidente.
Señoras y señores diputados, yo creo que, afortunadamente, este país tiene un Gobierno con las ideas claras y un Gobierno que sabe lo que tiene que hacer y sabe lo que está haciendo y cómo hay que hacerlo.
Porque si la actuación que el Gobierno tiene que llevar a cabo la marcaran las enmiendas que han presentado los distintos grupos de la oposición, este país, este Estado iría a la debacle más absoluta, porque, en cuanto al sueldo o retribuciones de los funcionarios, no puede haber más disparidad de criterios entre los grupos de la oposición, sin explicación y sin justificación alguna. Yo creo que aquí han dicho: la primera cifra que salga, ésa es la que presento en las enmiendas para subir el sueldo de los funcionarios y quedar bien con ellos, porque Izquierda Unida presenta una enmienda del 4,6 por ciento, el BNG una del 5,5 por ciento, el PA una del 2,8 por ciento, el PSOE dice que va a ver lo que pasa y, según lo que pase, se pondrá la cifra que corresponda.


Página 5757


Evidentemente, ustedes, que saben perfectamente cómo va a ir la economía, que tienen absolutamente analizado el antes y el después del 11 de septiembre -el señor Fernández Marugán nos lo ha ido enseñando a lo largo y ancho de la Comisión de Presupuestos-, ustedes, que saben lo que va a pasar en España, en la economía, no sólo a nivel nacional sino a nivel internacional, luego, a la hora de fijar enmiendas, no son capaces ni de ponerse de acuerdo en la cuantía. Siguen empeñados en decir que los funcionarios son los que están pagando el equilibrio presupuestario, que los funcionarios están perdiendo poder adquisitivo, que los funcionarios son las víctimas de todos los presupuestos del Partido Popular. Pero yo, sinceramente, quiero decirles, y se lo venimos diciendo reiteradamente, año tras año, que los funcionarios no están perdiendo poder adquisitivo. Lo dicen la Intervención General del Estado, que señala que en el año 2000 tuvieron un incremento del 4,9 por ciento frente al 4 por ciento del IPC, y los datos del Banco de España reflejan un incremento del 5,9 por ciento.
Señorías, evidentemente, el sueldo de un funcionario es lo que un funcionario se lleva a casa; eso es lo que cobra un funcionario. Yo comprendo que a los miembros del Partido Socialista les molesta mucho que hoy los funcionarios tengan una mejor situación que la que tenían con los gobiernos del Partido Socialista; pero ésa es una realidad incuestionable. A mí me hubiera gustado mucho que los miembros del Partido Socialista hubieran votado a favor de la bajada de impuestos, que favorecía a los funcionarios y que permitía a los funcionarios llevarse más dinero al bolsillo, llevarse más dinero a su casa y, sin embargo, el Partido Socialista, en vez de votar a favor de esa bajada de impuestos, votaba en contra y criticaba la bajada de impuestos del Gobierno del Partido Popular. Eso que hacía el Partido Popular, que hacía el Gobierno, era favorecer a los funcionarios y, sin embargo, el Partido Socialista votaba en contra de los funcionarios. Ésas son las realidades que le duelen al Partido Socialista.
Yo veo, al principio del debate presupuestario, que hay enfados e irritación por parte de los miembros del Grupo Socialista que han intervenido hasta ahora. Yo les pediría que tuvieran serenidad, que el debate es largo, que les hemos venido escuchando en la Comisión de Presupuestos y que estamos encantados de seguir escuchándoles, pero alguien está con el paso cambiado en esta historia, y yo creo, señores del Partido Socialista, que quienes están con el paso cambiado son ustedes, por unas circunstancias: primero, porque los datos económicos de este país reflejan que desde que gobierna el Partido Popular la situación ha mejorado; y segundo, porque con sus enmiendas siguen empeñados en un pasado que no conduce a nada. El Partido Socialista presenta una enmienda para eliminar la tasa de reposición cuando fue el Partido Socialista el padre de la criatura en el presupuesto de 1995. A mí me gustaría que el portavoz del Partido Socialista me dijera qué diferencia hay entre la tasa de reposición que ustedes inventaron en el presupuesto del año 1995 y la tasa de reposición que va en el presupuesto del año 2002. Así justificarían que ustedes presenten una enmienda para eliminar la tasa de reposición. También me podrían decir por qué crearon ustedes la tasa de reposición en 1995, y por qué cuando ustedes eran Gobierno eso era tan bueno y ahora que son oposición -y por muchos años- es tan malo. ¿Qué argumento político y de debate tienen ustedes para justificar esa enmienda? Yo todavía no le he escuchado a ninguno de los portavoces del Grupo Parlamentario Socialista que intervienen en la Comisión de Presupuestos explicación alguna ni nadie es capaz de decirme el porqué. Eso es, una vez más, la demostración de su incoherencia, de su falta de programa y de su falta de propuestas que todos los ciudadanos están observando día a día.
Hablan ustedes también de la temporalidad. Cuando el Partido Popular llega al Gobierno de España la temporalidad en la Administración general del Estado era de un 26,2 por ciento y en estos momentos es de un 20,2 por ciento; es decir la temporalidad en la Administración pública ha bajado seis puntos y ustedes siguen diciendo que nosotros estamos incrementándola. Resulta que la temporalidad en las corporaciones locales es del 33 por ciento y a lo mejor el problema no está en el Gobierno de España, sino en muchos ayuntamientos y en comunidades autónomas gobernadas por el Partido Socialista que día tras día incrementan la temporalidad. Esas son las verdades y las rigurosidades de un presupuesto.
El portavoz socialista dice que esto es una fotocopia del presupuesto del año pasado. No lo es, señor Martínez Sanjuán, sino que es la continuidad de una política económica acertada del Gobierno del Partido Popular desarrollada desde el año 1996. Efectivamente, y nosotros estamos muy orgullosos. Este Gobierno, lógicamente, por coherencia y por buenos resultados económicos, tiene que continuar con la línea político-económica que inició en el año 1996 que está favoreciendo al conjunto de los españoles, entre ellos a los funcionarios, y evidentemente, es necesario seguir con esa política.
Por supuesto, si siguiéramos la política del Partido Socialista tendríamos que estar cambiando, no cada año sino cada semana, de ideas políticas para un presupuesto económico porque ustedes no se aclaran ni nos aclaran a los demás cuáles son sus planteamientos y sus posturas.
Usted pregunta qué santo es el que ha provocado el milagro del Partido Popular. No hay santos, son personas con nombre y apellidos.
Se llaman José María Aznar, Rodrigo Rato y Cristóbal Montoro.
(Risas.) No son santos, son personas. No busque usted en el cielo lo que tenemos aquí en la tierra. Son capaces de hacer este milagro económico que tiene España. (Aplausos.) Comprendo que ustedes no se crean esta verdad, pero esas son las verdades. No hay que mirar al cielo, los tenemos en la tierra. Entiendo que a ustedes les hubiera

Página 5758


gustado mucho tenerlos, pero afortunadamente son del Nacionalista Galego presenta a estos títulos, coherentes Partido Popular. Así pues, se va a seguir trabajando en con lo que antes se señaló. Es decir lo que pretendemos esa línea y se va a seguir haciendo el milagro económico es que en la revisión de las pensiones de la Seguridad de España. Me gustaría que ustedes se alegraran porque Social y de las pensiones de clases pasivas se aplique el parece que les molesta que España vaya bien, que incremento del 5,5 por ciento que proponemos para el los funcionarios y el conjunto de los españoles estemos salario mínimo interprofesional y para las retribuciones en buenas condiciones económicas. A ustedes les de los empleados públicos. Pretendemos con la enmienda molesta eso en vez de alegrarse y en vez de reconocer que presentamos al artículo 86.Nueve, 2.A).b) 2.º, la que este Gobierno está haciendo bien sus tareas económicas, enmienda 1376, eliminar también la previsión introducida que hoy la economía de España está aguantando en esta norma, según la cual se habilita al Gobierno una situación internacional muy complicada y que la a reducir aún más los tipos de cotización al INEM está afrontando mejor que ningún país de la Unión por desempleo en los contratos de duración determinada. Europea. (El señor Fernández Marugán: ¡No me Pensamos que por esta vía no se garantiza la salud diga!) Sí se lo digo, señor Fernández Marugán, y se lo económica y financiera del INEM y que se da una vía repito en voz alta y en voz baja. Esa es la realidad de más para que el Partido Popular y el Gobierno justifiquen España y eso a ustedes les molesta. Claro, ustedes se progresivos recortes que ya el ministro de Trabajo dedican durante dos meses a intentar algo que no consiguen está anunciando. y ahora vienen aquí enfadados y quieren reñir al Nada más y muchas gracias.
Partido Popular por hacer las tareas. Nosotros seguimos haciendo nuestras tareas económicas porque eso es El señor VICEPRESIDENTE (Camps Ortiz): lo que interesa al conjunto de los españoles. Ustedes Señor Saura. sigan, como llevan dos meses, empeñados en otras historias que no llevan a ningún sitio más que a hacer el El señor SAURA LAPORTA: Señor presidente, he ridículo, que nosotros seguiremos trabajando para dado antes ya por defendida la enmienda número 1520, resolver los problemas de los españoles y de los funcionarios. de Iniciativa per Catalunya-Verds y defendería ahora la enmienda número 1078, presentada por Chunta Aragonesista. Nada más y muchas gracias.
(Aplausos.) Es una enmienda al artículo 86 que pretende crear un fondo específico para el medio rural del Alto El señor VICEPRESIDENTE (Camps Ortiz): Gracias, Aragón y de la actual provincia de Zaragoza para paliar señor Merino. la ausencia en estos territorios de la financiación de

Títulos IV Concluido el debate del título III, pasamos al debate este fondo y por ende del Objetivo 1. Se trata de promover y VIII el desarrollo económico y paliar los desequilibrios y sección 7 de los títulos IV, VIII y sección 7.
En primer lugar, para la defensa de las enmiendas existentes en el territorio de la Comunidad Autónoma presentadas, el señor Núñez tiene la palabra. de Aragón mediante actuaciones inversoras y de fomento en áreas infradotadas, creando un fondo de El señor NÚÑEZ CASTAIN: Señor presidente, inversiones para la provincia de Huesca y otro para la muchas gracias. provincia de Zaragoza (excluyendo su capital), que Hay exclusivamente una enmienda presentada referente deberán regularse mediante convenio entre el ministerio a que en las pensiones se contemple el crecimiento competente y el Gobierno de la Comunidad Autónoma de la inflación previsible del año que viene -el 2,8 de Aragón. Dado que las otras comunidades por ciento y no el 2 por ciento- para evitar la pérdida autónomas que presentan índices similares a Aragón se de poder adquisitivo durante el año, a pesar de que exista encuentran atendidas por el Objetivo 1 de los fondos la obligatoriedad de la paga de regularización de la estructurales de la Unión Europea y por el Fondo de inflación. Por otro lado quiero insistir en que desde Compensación Interterritorial, resulta razonable y nuestro punto de vista no es momento de estarse quieto, necesario que, en compensación por la exclusión de sino de hacer política económica, no es momento de Aragón de los fondos anteriormente citados, se creen esperar que el mercado resuelva todo, sino realmente unos fondos de inversiones para cada una de estas provincias de emplear este instrumento que son los Presupuestos a imagen del actualmente existente como fondos Generales del Estado para evitar y corregir la recesión de inversiones para Teruel.
económica en la que estamos. Nada más y muchas gracias.
Nada más y muchas gracias.
El señor VICEPRESIDENTE (Camps Ortiz): Por El señor VICEPRESIDENTE (Camps Ortiz): Gracias, el Grupo Federal de Izquierda Unida, señor Ruiz. señor Núñez.
Señor Aymerich. El señor RUIZ LOPEZ (don Antero): Gracias, señor presidente.
El señor AYMERICH CANO: Intervengo muy brevemente Del total del gasto consolidado de personal -5.739 para defender las enmiendas que el Bloque millones de euros- el 0,83 por ciento del producto

Página 5759


interior bruto corresponde al pago de pensiones, al personal jubilado. El pago de pensiones crece un 4,7 por ciento respecto al año anterior como resultado de una subida inicial del 2 por ciento y la acumulación de otro 2,7 por ciento por el aumento del número de beneficiarios y cuantía media de prestaciones. En este apartado, como en otros relativos al sistema de pensiones de la Seguridad Social, se plantea el problema crucial de la revalorización de las pensiones.
Las enmiendas de Izquierda Unida tratan de establecer dos criterios: en primer lugar, eliminar la posibilidad de no revalorización de las pensiones públicas y, en segundo lugar, establecer una revalorización de pensiones equivalente al del sistema general de la Seguridad Social. Uno de los consensos más relevantes alcanzados en esta Cámara se refiere precisamente a la garantía del mantenimiento del poder adquisitivo de las pensiones mediante la revalorización automática de las mismas según la evaluación del índice de precios al consumo y mediante fórmulas estables. En aplicación de dichos criterios informadores se promulgó la Ley 24/1997, de 15 de julio, la cual garantiza, por primera vez, el poder adquisitivo de las pensiones del sistema de la Seguridad Social. Sin embargo, las pensiones públicas que no pertenecen al régimen de la Seguridad Social no gozan de las mismas garantías de conservación del poder de compra de las pensiones. Este es el objetivo de dos de las enmiendas que Izquierda Unida ha presentado al título IV de la Ley de Presupuestos Generales del Estado. Las otras dos enmiendas se refieren a precisar -con mejor criterio que el incluido en el Texto Refundido de Clases Pasivas del Estado- lo que debemos considerar una pensión extraordinaria que corresponda además de a actos terroristas, a incapacidades o inutilidad física causada en acto de servicio y no someterlas al límite de las pensiones ordinarias por jubilación o enfermedad.
Nada más y muchas gracias.


El señor VICEPRESIDENTE (Camps Ortiz): Por el Grupo Parlamentario Catalán (Convergència i Unió), tiene la palabra el señor López de Lerma.


El señor LÓPEZ DE LERMA I LÓPEZ: Gracias, señor presidente.
Mantenemos dos enmiendas, las 1241 y 1246, a los títulos IV y VIII.
Ninguna a la sección 0.7, Clases Pasivas, que debatimos conjuntamente con los dos títulos ya citados.
La enmienda 1241 al título IV trata de dar cumplimiento a aquello que está escrito en el llamado acuerdo sobre el desarrollo de la Seguridad Social en lo que se refiere al incremento de las pensiones más bajas del sistema, en este caso las del SOVI. (La señora vicepresidenta, Rubiales Torrejón, ocupa la presidencia.) Nosotros proponemos que no se incremente el 2por ciento, que corresponde a un aumento lineal de todas por igual, sino que se doble siguiendo lo acordado en ese documento. La enmienda número 1246 al título VIII trata de que los autónomos tengan la facultad a los 55 años, en vez de a los 50 años hoy previstos, de escoger la base de cotización más alta de acuerdo con sus posibilidades de ingresos. En Comisión se me dijo - y es cierto- que años atrás se rebajó la edad de 55 a 50 años, por lo que parecía un poco sorprendente que ahora se volviera sobre lo andado. Sin embargo, la verdad es que miles autónomos entre los 50 y 55 años se encuentran con que si no han cumplimentado la norma es por puro desconocimiento o porque, curiosamente, cada año tienes que pedir el cambio de cotización por la banda más alta. Ello provoca que el olvido o el error administrativo se pueda dar. Por lo tanto, el objetivo de esta enmienda es que un trabajador autónomo que se encuentra en esa banda pueda ampliar la posibilidad de entre los 50 y los 55 años escoger su base de cotización. Se me podrá decir que en el horizonte está el que no sólo se tribute por los últimos 15 años, señora presidenta, sino por toda la vida laboral de un ciudadano.
Esto es posible en un futuro, pero no hoy. Vamos a trabajar sobre la realidad actual y nuestra propuesta sería que se incremente en cinco años esa posibilidad de aumento voluntario de las bases de cotización para alcanzar una mejor jubilación para un grupo, los autónomos, que no es precisamente pequeño y que viene siendo objeto de debate en esta Cámara y también en el Senado a lo largo de la pasada legislatura y de la presente. Debates que han sido coincidentes en reconocer que es un colectivo que produce, que es cuantitativamente importante y lo es también respecto a su incidencia sobre el producto interior bruto del país, al que tenemos, entre comillas, maltratado o no correctamente tratado respecto del otro grupo que cotiza al régimen general de la Seguridad Social y que algo debemos hacer.
Todos estamos de acuerdo en que algo tenemos que hacer, pero posiblemente discrepamos en el qué y en el ritmo de cómo llevarlo a cabo. Sin embargo, en los programas electorales, empezando por el de Convergència i Unió y terminando por el del Partido Popular, estaba prevista la revisión del régimen de los trabajadores autónomos en esta legislatura. Por ello con nuestra aportación pretendemos realizar una mejora en estos presupuestos que, no siendo lo más sustantiva, sí indicaría -de aprobarse- que la Cámara está a favor de solventar un problema que afecta a miles y miles de trabajadores autónomos.
Nada más, señora presidenta. Muchas gracias.


La señora VICEPRESIDENTA (Rubiales Torrejón): Muchas gracias, señor López de Lerma.
Por el Grupo Parlamentario Socialista, tiene la palabra la señora López i Chamosa.


La señora LÓPEZ I CHAMOSA: Gracias, señora presidenta.
Buenas tardes, señoras y señores diputados. En primer lugar, antes de entrar a defender las enmiendas presentadas

Página 5760


por mi grupo al título VIII, me van a permitir que haga un pequeño comentario a las dos intervenciones que han realizado en nombre del Grupo Popular los señores Cámara y Merino. El señor Cámara sube a esta tribuna y dice que mi compañero Paco Marugán no puede hacer ninguna defensa. Señoría, cualquier diputado de esta Cámara puede subir a la tribuna y defender aquellos que crea conveniente, porque para eso estamos. Después sube a la tribuna el señor Merino y nos dice que con las enmiendas que presenta la oposición no se puede gobernar este país, que la oposición debería hacer otras cosas, nos dice que somos incoherentes, que no tenemos programa, etcétera. Yo creo, señores del Grupo Popular, que lo que ustedes pretenden, además de gobernar este país porque les toca, es dirigir la oposición.
Recuerden que ustedes están para una cosa y nosotros para otra. El señor Merino dice que el Gobierno del PP tiene las ideas muy claras, pero yo creo que el Gobierno del PP tiene lo que dice el refrán: los pies fríos y la cabeza caliente, y con la cabeza caliente, señorías, no se puede gobernar. En los últimos meses hemos aprobado tres leyes de difícil cumplimiento y nuevamente estamos aprobando unos presupuestos que también van a ser de difícil cumplimiento.
En nombre de mi grupo parlamentario voy a defender las enmiendas a complementos a mínimos, fondo de reserva, bonificación de contrataciones y reducción de cotizaciones. Cuando se firmó el Pacto de Toledo había una serie de recomendaciones, todos los grupos parlamentarios estuvimos encantados y todos hablamos de lo bueno que fue el Pacto de Toledo y lo útil que ha sido para todos. Sin embargo, posteriormente, a la hora de cumplirlo, cogemos las recomendaciones del Pacto de Toledo como si fueran de goma, las estiramos hasta donde nos es conveniente y decimos que las hemos cumplido. El Pacto de Toledo, señorías, es claro y meridiano cuando habla de la separación de fuentes y, aparte de incumplirlo nuevamente con el acuerdo de abril -donde firman con Comisiones Obreras, la CEOE y la CPYME doce largos años para abonar los complementos a mínimos con la fiscalidad general- ustedes, en los presupuestos del año 2002, hacen una aportación para esos mínimos a razón de la cual tardaríamos 18 años en cumplir ese objetivo de que los complementos a mínimos fueran de la fiscalidad.
Fondo de reserva. Cuando hablamos de la Seguridad Social se nos llena la boca diciendo que la Seguridad Social tiene muchos más cotizantes que antes, de lo cual todos nos alegramos, pero, como le decía el otro día, tenemos que empezar a analizar cuál es la cotización media por afiliado a la Seguridad Social, ya que podemos correr el riesgo de estar muy contentos porque hay muchas cotizaciones y que la suma final de esas cotizaciones nos lleve a una situación más delicada que si hubiera menos cotizantes, pero cotizaran por los salarios reales que les correspondieran. Eso está muy ligado al tipo de contrataciones y al tipo de salarios que se está pagando en estos momentos. Teniendo en cuenta que los complementos a mínimos para el año que viene van a ser, según dicen los presupuestos, 685.000 millones y que el superávit de la Seguridad Social ronda los 350.000 millones, estamos hablando de más de un billón de pesetas que tendría que ir al fondo de reserva. ¿Qué hace el Gobierno? Aparece en los medios de comunicación y dice a todos los ciudadanos que, como es muy generoso, crea un fondo de reserva en torno a los trescientos y pico mil millones de pesetas. ¿Para qué dice esto? Muy sencillo, para que la gente de a pie, los ciudadanos de este país, oigan esas macrocifras, esas grandes cantidades, pero lo que el Partido Popular nos propone para el fondo de reserva no llega para el 35 ó 40 por ciento de una mensualidad de pensiones. Por lo menos, tendríamos que hablar con propiedad.
Bonificación de las contrataciones. Esto es contradictorio. Llevamos tres años bonificando casi todo tipo de contrato y, al final, el empleo que se genera es, en su mayoría, el que se iba a generar igual, sin bonificación. Estamos dando bonificaciones indiscriminadamente a cualquier tipo de contratación que se haga y al final se están beneficiando incluso las empresas que no generan empleo. ¿Qué proponemos nosotros? Proponemos bonificaciones de acuerdo con el grupo de cotización, bonificando en mayor medida a los grupos 6, 7, 10 y 11; es decir, a la contratación de trabajadores sin cualificación. Con esto pretendemos que haya una mayor bonificación en colectivos que realmente están necesitados de esta contratación y que no se produce. Si ampliamos tanto las bonificaciones todo el mundo contrata al que tiene que contratar y se lleva la bonificación.
Es decir que estamos dando un montón de millones a los empresarios cuando, además, el propio Pacto de Toledo especifica que, como bonificaciones sociales, sólo vaya a temas sociales. El Gobierno está utilizando para dichas bonificaciones el dinero excedente del desempleo y lo que hace es dárselo a los empresarios, que realmente contratan algo que tenían previsto. Si no, vamos a verlo ahora. Yo recuerdo que no hace mucho le preguntaba en este Parlamento al secretario de Empleo cuántos contratos estables se habían rescindido ya en los últimos tiempos, y me contestaba que no se sabía. Yo le hablaba de un 30 por ciento, y él me decía: Hay, pero tanto no será.
Yo le digo que hay incluso más. Pasados dos años, al final los contratos se rescinden porque en este país no hay nadie que pueda controlar un contrato, ni cómo se hace ni cuándo se rescinde, máxime teniendo en cuenta que son 14 ó 15 millones los contratos que se hacen y 14 ó 15 millones los contratos que se rescinden. Es imposible controlarlo, y la realidad es que estamos dando dinero para contratos estables que son estables por el período que les compensa el dinero que les damos. Por lo tanto, señorías, tendríamos que emplear mejor el dinero y dárselo a aquellas empresas que generan empleo, que son las microempresas o pequeñas empresas, que es a las que menos llega.


Página 5761


En cuanto a la reducción de cotizaciones, les hablaba anteriormente de los grupos a los que deberían ir destinadas las bonificaciones, es decir a aquellos en los que están subrepresentadas las mujeres o a los mayores de 40 años que lleven más de tres años sin actividad laboral. En definitiva, señorías, a colectivos a los que en algún momento tendremos que dar respuesta.
Tenemos también una enmienda en la que proponemos que el SOVI sea compatible con la pensión de viudedad. Señorías, todos los grupos nos hartamos de decir que el SOVI es injusto, que es inadmisible la pensión de viudedad tal y como está y que no resuelve problemas. Pues bien, señorías, nuevamente tenemos aquí la opción que mi grupo plantea de hacer compatible el SOVI con la pensión de viudedad.
Estamos hablando de un colectivo de unas 380.000 mujeres que cuando se quedan viudas la mayoría tiene que elegir entre las 42.000 pesetas del SOVI y el 45 por ciento de la pensión de viudedad.


La señora VICEPRESIDENTA (Rubiales Torrejón): Tiene que concluir, señoría.


La señora LÓPEZ I CHAMOSA: Ya sé que me van a decir que van a pasar al 52 por ciento, pero les recuerdo, señorías, que el 52 por ciento no va a llegar a 1.050.000 viudas porque su complemento a mínimos lo absorberá. Pues bien, no voy a entrar más en lo del 52 por ciento porque cuando se tramite la ley en este Parlamento tendremos la oportunidad de hablar de ello, pero sí les pido que seamos coherentes con lo que decimos ante los colectivos afectados de viudas y de personas mayores y aprobemos que el SOVI sea compatible con la pensión de viudedad. Al menos estaremos haciendo algo que es de justicia y que nadie se merece más que el colectivo de mujeres mayores de 65 años.
Gracias.


La señora VICEPRESIDENTA (Rubiales Torrejón): Gracias, señora López i Chamosa.
En turno de fijación de posiciones, por el Grupo Parlamentario Popular, tiene la palabra el señor Azpiroz.


El señor AZPIROZ VILLAR: Gracias, señora presidenta.


Buenas tardes, señoras y señores diputados. Voy a pasar a analizar las enmiendas formuladas a los títulos IV y VIII y posteriormente a las disposiciones adicionales a las que se ha referido la portavoz del Grupo Parlamentario Socialista.
En primer lugar, la enmienda número 1241, de Convergència i Unió, nos plantea la subida de un 4 por ciento para las pensiones SOVI. Ya expusimos en Comisión al portavoz de Convergència i Unió nuestra coincidencia en la sensibilidad y espíritu que animan a la enmienda, pero también que ha habido un acuerdo, el de 9 de abril de 2001, de mejora y racionalización del sistema de la Seguridad Social en el cual se establece la creación -ya hecha- de una Comisión de seguimiento, de unas formas procesales para funcionar y de una serie de objetivos entre los cuales se encuentran, cómo no, el incremento de las pensiones mínimas, el incremento de las pensiones de viudedad, sea o no con cargas familiares, la ampliación de la edad de los beneficiarios de orfandad y en definitiva, dentro de ese equilibrio con los excedentes y con la viabilidad del sistema de Seguridad Social, de subir las pensiones menos favorecidas. Por tanto, señora presidenta, confiamos que en breve puede llegar a la Cámara un debate después de escuchar el Gobierno a la Comisión de seguimiento del acuerdo de 9 de abril, tras conocer el informe que nos pueda remitir.
Esto obviamente nos obliga a desestimar y rechazar la enmienda 1241, del Grupo Parlamentario Catalán (Convergència i Unió).
La enmienda 1246 del mismo grupo plantea la modificación de la edad en que los trabajadores o los cotizantes al régimen especial de trabajadores autónomos de la Seguridad Social pueden optar libremente a la base, y lo establece para la fecha previa al cumplimiento de 55 años de edad, cuando la ley lo establece ahora en los 50 años. La legislación anterior decía a partir de los 55 años, se amplió el abanico hasta los 50 como una medida de lucha contra el fraude, pero cuando vemos que en el año 2003 el promedio de las bases reguladoras que van a dar lugar a las prestaciones de la Seguridad Social se van a configurar en 15 años tampoco haríamos mucho favor a los trabajadores autónomos concentrándoles una eventual mejora en 10 años de cotización, cuando su base se va a diluir ya por imperio de la ley en vigor en 15 años y presumiblemente a lo largo del tiempo, si se consigue una cuestión que me parece de equidad como es que se tenga en consideración todo el cómputo de la vida cotizante de un trabajador, lógicamente se diluiría el efecto que pretende el Grupo Parlamentario Catalán (Convergència i Unió). Decir que este Gobierno ya ha venido trabajando con hechos concretos que han beneficiado y mejorado la situación de los trabajadores autónomos es una obviedad, pero a veces parece necesaria no sé si ante la amnesia general o la necesidad de recordar las cuestiones positivas que se hacen a favor de diversos colectivos. Recordaré la última, no hace tantos meses: que en este régimen especial de trabajadores autónomos pueda existir la incapacidad permanente total cualificada de forma que a partir de los 50 años se pueda acceder al 75 por ciento, como en el régimen general de la Seguridad Social. Dentro de la convergencia que preveía el Pacto de Toledo entre los diversos regímenes se han establecido medidas de aproximación muy importantes en cuanto a la configuración de las diversas bases reguladoras, al establecimiento de 14 pagas extraordinarias y a equiparar también la incapacidad total. Sin duda hay cuestiones en las que se va a poder seguir avanzando, pero el Gobierno del Partido Popular ha apostado decididamente por los autónomos y, coincidiendo conlas pretensiones del Grupo Parlamentario Catalán

Página 5762


(Convergència i Unió), no en este caso con la enmienda que literalmente se nos aporta, en los próximos meses vamos a continuar por esta senda.
Las enmiendas números 42 y 45 de Izquierda Unida pretenden limitar -valga la redundancia- el límite establecido para las pensiones extraordinarias. Por su propia naturaleza las pensiones extraordinarias lo son y por lo tanto también debe serlo el límite o el no límite al que se sujeten. Como este es un debate que ya se produjo en los Presupuestos Generales del Estado de 2001, damos por reproducidas las razones desestimatorias de entonces.
Las enmiendas 43 y 44 del mismo grupo establecen, sobre todo la 43 -y la 44 por analogía-, la revisión de todas las pensiones equiparándolas -se dice- al régimen de Seguridad Social; obviamente será al sistema de Seguridad Social. Hay razones técnicas que aconsejarían la desestimación de la enmienda, pero también hay razones de fondo; voy a explicar lo que ya abordé y anticipé en Comisión. La enmienda número 1785 de este grupo, a la disposición adicional quinta bis, coincidente por cierto con la enmienda 1253 del Grupo Parlamentario Catalán (Convergència i Unió), establece y desarrolla las previsiones legales estableciendo el derecho al percibo de una paga que sea rectificadora del desvío de la previsión de IPC que se pueda producir a lo largo de este año 2002 tanto para las pensiones del sistema de la Seguridad Social como para las de clases pasivas; por lo tanto, en el año 2002 los funcionarios van a tener una rectificación de la pensión en el desvío que hayan podido tener en su pérdida de IPC o de capacidad adquisitiva en cuanto a pensionistas.
La enmienda 1680 del Partido Andalucista nos plantea un incremento del 2,8 por ciento para pensiones de clases pasivas. Debo decirle lo mismo, sin perjuicio de que reiteraré que el Gobierno dentro de sus cifras macroeconómicas no tiene en su objetivo plantear un IPC que no pueda ser realizado o cumplible. El 2 por ciento nos parece que es un objetivo asumible para el año 2002 y por eso se ha fijado en presupuestos. De hecho, los últimos datos van avalando este control progresivo del IPC dentro de nuestra economía y que para el año 2002 sin duda es posible el objetivo del 2 por ciento.
Las enmiendas del Bloque Nacionalista Galego 1371, 1372, 1373 y 1374 las rechazamos, ya que proponen un incremento del 5,5 por ciento y nosotros seguimos pensando en el 2 por ciento y seguimos planteando una política práctica en la cual se ejecutan pagas extraordinarias que compensen a los pensionistas de todo tipo las desviaciones del IPC que se puedan producir. Diré más, reiteraré lo dicho anteriormente a Convergència i Unió: El acuerdo de 9 de abril de 2002 prevé, en línea con lo que nos plantea en concreto la enmienda 1374, los incrementos de las pensiones de orfandad en cuanto a la edad límite de los beneficiarios que puedan acceder a las mismas, las pensiones de viudedad y las pensiones mínimas. Esperemos que pronto pueda llegar a la Cámara para su debate y tramitación.
La enmienda 1376 nos plantea nuevamente la supresión de la habilitación que los Presupuestos Generales del Estado tanto de 1999, de 2000 como de 2001, dan al Gobierno para que pueda reducir la cotización al desempleo. Esto no implica que haya que hacerlo, sino simplemente que pueda hacerlo. No hay razón alguna para que se rechace este presupuesto; como digo, es el cuarto ejercicio en el cual esta previsión se contempla, y además en plena coherencia e hilvanando los planteamientos que se formularon y se acordaron en la cumbre de Luxemburgo.
En cuanto a las disposiciones adicionales del Grupo Socialista he de decirle que desde luego no es nuestra pretensión dirigir a la oposición, bastante trabajo nos llevaría la cuestión indudablemente.
Con colaborar este Grupo Popular a la buena gobernabilidad que plantea el Gobierno del Partido Popular nos parece más que suficiente. Por supuesto, intentar dirigir los conflictos del partido mayoritario de la oposición nos parece complicado y desde luego ajeno a nuestras pretensiones.
Se ha dicho que el acuerdo incumple el Pacto de Toledo en cuanto a los complementos a mínimos. El acuerdo es perfectamente respetuoso con las previsiones del Pacto de Toledo, que por fin quedan clara y definitivamente desarrollados en el acuerdo de 9 de abril, en el cual, por si cabía alguna duda de interpretación o doctrinal, se establece que los complementos a mínimos se deben financiar con cargo a la imposición. Este tema no era pacífico hasta entonces para todo el mundo, hay que decirlo. No solamente se establece esto, sino un periodo concreto en el cual se va a llevar a efecto, un periodo máximo, un periodo de 12 años. No implica necesariamente que haya que esperar 12 años, pero sí es una previsión de que a lo largo de 12 años los complementos a mínimos sean totalmente financiados con cargo a la imposición; por lo tanto, el Gobierno en este primer ejercicio a raíz de este acuerdo cumple perfectamente. Podía hacerlo en una cuantía menor o podía hacerlo en una cuantía superior, estableciendo que una doceava parte del conjunto de los llamados complementos a mínimos sean financiados con cargo a la imposición. Se dice que habría la misma contratación sin bonificación que con bonificación.
Si esto fuera así, ¿para qué el Grupo Socialista nos plantea unas enmiendas a una disposición adicional, las 1067 y 1068, por las cuales se pretende una bonificación de determinados grupos de cotización? ¿No hemos quedado en la premisa de que la bonificación implica contratación? ¿No hemos quedado, por tanto, en que lo que suponen los costes de cotización social no tienen incidencia directa en el empleo? ¿A qué viene que el Grupo Socialista nos plantee una reducción en este sentido? Yo he de decir que aquí no hay prueba, nada más que una prueba diabólica, no hay prueba en contrario; no se puede demostrarqué habría ocurrido de no haber existido bonificación,

Página 5763


porque evidentemente la historia nos demuestra que la ha habido y que ha habido una determinada correlación, bonificación, contratación indefinida. Lo que sí sabemos es que históricamente, cuando no hubo bonificación, las tasas de contratación indefinida eran menores.


La señora VICEPRESIDENTA (Rubiales Torrejón): Señor Azpiroz, debe concluir.


El señor AZPIROZ VILLAR: Concluyo enseguida, señora presidenta.
Es más, el Grupo Socialista nos plantea una enmienda, la 1067, relativa a las bonificaciones específicas, de las cuales espero tener oportunidad de hablar mañana, de cuál es el modelo de empleo que el señor Jáuregui probablemente nos plantee aquí para ver qué es lo que se pretende y cómo se articula y ver en qué contradicciones e incoherencias incurre. Hay una disposición adicional del Grupo Socialista relativa a que la viudedad sea compatible con la pensión SOVI. Pues bien, en este aspecto nos remitimos al acuerdo del 9 de abril. Cuando se habla de pensiones SOVI, no todas son de viudedad, sino que existen pensiones SOVI de vejez y de jubilación. ¿Por qué discriminamos en la enmienda y no planteamos que una pensión SOVI de vejez o de jubilación pueda ser compatible con otra pensión de otro tipo, como se hace con la de viudedad? (La señora López i Chamosa pronuncia palabras que no se perciben.) ¿Por qué sólo se habla de la pensión de viudedad? Así pues, no sólo razones de orden técnico nos hacen desestimar esta demanda, sino también de fondo, como la vigencia y validez de un compromiso con los interlocutores sociales al que se llegó en el acuerdo del 9 de abril, que esperamos ver pronto en marcha.
Por último, una enmienda adicional -tardo medio segundo, señora presidenta- que se refiere al fondo de reserva. Este fondo viene establecido en los puntos 2 y 3 del acuerdo del 9 de abril, señalándose en el primero de ellos que con carácter prioritario, es decir, no exclusivo, sino principal, vendrán a destinarse estos excedentes a la contribución y dotación del fondo de reserva. En el punto 3 de dicho acuerdo se establece que el Gobierno dispone del plazo de un año para elaborar un desarrollo normativo que regule definitivamente, como ustedes han demandado convenientemente, la configuración, el movimiento y el funcionamiento del fondo de reserva. No ha transcurrido un año -el plazo finaliza en el mes de abril-, pero espero que el Gobierno y la Secretaría de Estado de la Seguridad Social lleven a cabo la regulación definitiva del fondo de reserva con el rango de una norma legal y que con ello se resuelva este superávit y su ubicación dentro del mismo y a la vez, como dice el propio acuerdo, no con carácter exclusivo, sino prioritario, para que el Gobierno del Partido Popular y el Grupo Parlamentario Popular puedan contribuir simultáneamente a otra demanda que formulan, que es acceder a la subida de las pensiones más desfavorecidas del sistema de la Seguridad Social.
Muchas gracias, señora presidenta.


La señora VICEPRESIDENTA (Rubiales Torrejón): Muchas gracias, señor Azpiroz.
Señorías, pasamos al debate conjunto del título V y Título V. de la sección 06, deuda pública. Sección 06

Para la defensa de sus enmiendas por el Grupo Parlamentario Federal de Izquierda Unida tiene la palabra el señor Centella.


El señor CENTELLA GÓMEZ: Gracias, señora presidenta.
Mi grupo ha presentado varias enmiendas, siendo las más importantes aquellas que plantean la creación de un fondo para la condonación de la deuda externa dotado con 270,46 millones de euros. Se propone un artículo 56 bis, que es fundamental porque recoge lo que reclama gran parte de la sociedad española. Se han presentado un millón de firmas, existiendo una extensa red de apoyo a la condonación de la deuda externa, por lo que este Parlamento no puede ser insensible al clamor ciudadano. Nuestro país tiene que liderar esta situación y de ahí el carácter fundamental de la enmienda. Este fondo serviría además para demostrar de una vez por todas que nuestro país apuesta por que los problemas del mundo se resuelvan desde abajo, permitiendo que los países que hoy sufren la tremenda losa de la deuda externa puedan empezar a desarrollarse de una manera real y evitar con toda seguridad otro tipo de problemas.
Otra de las enmiendas que presentamos propone que una partida de 631 millones se adecue a su realidad, que nosotros la ciframos en 210 millones. Esta partida hay que adecuarla al gasto real y hacer que disminuya el peso de la ayuda al desarrollo, ya que este tipo de ayuda no es precisamente la que fomenta el desarrollo de los países del Tercer Mundo, sino todo lo contrario, se utiliza para otro tipo de gastos que precisamente van en sentido contrario a lo que debe ser el desarrollo del Tercer Mundo.
Estas son nuestras principales enmiendas y luego hemos presentado una cuarta, la cual no entendemos por qué se ha rechazado, ya que se trata de una redundancia. Propone un añadido al artículo 57 que dice que la utilización de este fondo debe cumplir con todos los requisitos recogidos en la Ley de cooperación para el desarrollo y en el reglamento que se apruebe. Es fundamental que la financiación de la cooperación bilateral se regule en el marco de esta ley, en la que todos estamos poniendo nuestras esperanzas, pero que a la vez nos está defraudando. No entendemos por qué se nos rechazaba esta enmienda, por lo que la volvemos a plantear con la intención de que realmente no se rechace simplemente por venir de la oposición, sino que al menos se lea y se comprenda que es una enmienda fácilmente asumible.


Página 5764


Señoría, nuestra intención en este apartado es fundamentalmente evidenciar lo que un día fue el compromiso del Partido Popular de alcanzar el 0,7 por ciento, para que al final no sea solamente una declaración testimonial, sino que se plasme en los Presupuestos Generales del Estado, que es donde se tiene que contemplar.
Muchas gracias.


La señora VICEPRESIDENTA (Rubiales Torrejón): Muchas gracias, señor Centella.
Para la defensa de su enmienda, por el Grupo Parlamentario Catalán (Convergència i Unió) tiene la palabra el señor Sedó.


El señor SEDÓ I MARSAL: Muchas gracias, señora presidenta.
En esta sección nosotros hemos presentado la enmienda número 1242, en la que se pide incrementar la dotación del fondo para la concesión de microcréditos. Durante el año 2002 pedimos un incremento de 60 millones de euros para llegar a la misma cantidad del año 2001. La nueva situación internacional no aconseja disminuir este tipo de fondos y este es el motivo de nuestra enmienda, por lo que la doy por defendida.


La señora VICEPRESIDENTA (Rubiales Torrejón): Muchas gracias, señor Sedó.
Por el Grupo Parlamentario Socialista para la defensa de sus enmiendas tiene la palabra el señor Fernández Marugán.


El señor FERNÁNDEZ MARUGÁN: Muchas gracias, señora presidenta.
La única idea que el Grupo Parlamentario Popular incorporó en el debate presupuestario del año pasado fue que el Estado gastaría única y exclusivamente aquello que ingresara. A decir verdad esa fue una idea aceptada por muchos ciudadanos que llegaron a considerarla como una idea brillante. Quizá haya llegado el momento de poner de relieve algunas cuestiones en relación con el pretendido rigor fiscal del Gobierno del Partido Popular. En Comisión les decía -y lo repito hoy aquí- que en este mundo de la política también existe la intertextualidad y que se producen operaciones de copia pura y dura de algún tipo de propuestas que realizan otros partidos políticos. El Gobierno del señor Aznar López copió parte de la plataforma política del Partido Republicano norteamericano cuando el señor Bush -padre- se enfrentó con el señor Clinton hace ocho años. El sector más derechista del Partido Republicano, es decir, el conservadurismo más radical de una formación ya muy de derechas, pretendía llevar a cabo unas reformas presupuestarias y constitucionales en virtud de las cuales los gobiernos tuvieran que actuar siempre bajo el principio del equilibrio presupuestario. Les voy a ahorrar a ustedes cualquier referencia al resultado de las elecciones entre el señor Bush -padre- y el señor Clinton, pero tengo que decirles que esa idea, que fue rechazada por el pueblo norteamericano, tuvo una entrañable acogida entre los conservadores españoles. Como consecuencia de la misma hay un proyecto de ley que deambula por las Cámaras y que, si Dios no lo remedia, seguramente terminará en el BOE dentro de pocos días. El preludio de ese proyecto de ley fue la Ley de presupuestos del año 2001, en la que se estableció el déficit cero, acompañado de profundas e importantes autorizaciones al Estado para endeudarse. Si mi memoria no me falla, el volumen global de las autorizaciones para incrementar el límite de la deuda pública fue 1,9 billones de pesetas, a lo que se añadieron otras cantidades en concepto de avales. Como consecuencia de todo ello, una parte importante de las políticas públicas encontraron recursos adicionales por encima de los estrictamente tributarios. Quienes defendieron este enfoque enfatizaron en la bondad del equilibrio y en la inconveniencia del déficit público, pero se olvidaron de decir que una parte de lo que se gastaba, de lo que iba a hacer el Gobierno, se dejaba para que lo pagara más adelante. Esto tiene su importancia porque establece una ilusión financiera entre los ciudadanos que no terminan de saber bien cuál es el coste que suponen los impuestos y cuál es el beneficio que se obtiene de los gastos.
Pese a la reiterada proclama de la fanfarria conservadora, el año pasado y los anteriores asistimos a que la línea de delimitación del déficit se hiciera cada día más opaca. El Gobierno del Partido Popular consideraba que el mejor sistema para evitar cualquier discusión sobre la cuantía del déficit público es que este ni se midiera ni se contara. Como consecuencia de ello, múltiples organismos se sacaron del presupuesto y de su control y nos hemos encontrado con una situación dual: una parte del gasto público se focaliza y se controla y otra parte cada vez más importante del gasto público queda fuera de los enloquecedores confines del presupuesto oficial. A ese tipo de respuestas obedecen modificaciones organizativas como las del GIF, como las de las sociedades de aguas, como las siasas o como la última dedicada a la infraestructura del trasvase TajoSegura. Sin que se haya explicado mucho, lo cierto y verdad es que una parte importante de la inversión pública ha huido del presupuesto, la inversión pública civil y la inversión pública militar, porque una parte del programa de modernización de las Fuerzas Armadas se financia a través de una actividad bancaria, sorprendentemente bancaria, que hay dentro de los Presupuestos Generales del Estado, que consiste en conceder préstamos a empresas dedicadas a la fabricación de aviones, de tanques y de navíos, que se dice que son necesarios para la defensa nacional. Por tanto, a la hora de medir el volumen de ingresos y de gastos nos encontramos con un doble escape, uno organizativo y otro que le proporciona el instrumento financiero. Esto ha tenido consecuencias institucionales importantes. Las Cortes han quedado reducidas a una mera institución de refrendo

Página 5765


de las decisiones que adoptan los demás. Eso puede que haya ocurrido en otros ámbitos de la política. A algún diputado, al señor Guardans, le he oído hacer esta reflexión aquí en el Pleno del Congreso. En este tema tan específico y tan concreto, tan emblemático es preciso poner de relieve el carácter subalterno que hoy tienen el Congreso de los Diputados y el Senado dentro de la definición de los poderes institucionales en España. Las Cortes no han querido impedir la aprobación, la ausencia de vigilancia y de control de una parte del gasto público que debía ser objeto de control por las mismas. Sin rechistar y con la complacencia de la mayoría se han limitado a aprobar las aportaciones patrimoniales a las gerencias, a las sociedades y a las agencias y a determinar el volumen de préstamos concedidos.


En los presupuestos del año 2002 estamos hablando de cantidades importantes. Las aportaciones son 305 millones de pesetas, el 21 por ciento más que en el año 2001, y las concesiones de préstamos son 443.000, un 6 por ciento más que en el año 2001. En total los llamados activos financieros ya están en 880.000, 50.000 más que en el año 2001. Luego quedan otras cosas. Gastar hoy para pagar mañana ha sido un procedimiento que también se ha empleado en otras actividades. Me voy a referir al llamado sistema alemán, al llamado sistema de pago diferido, que ya tiene en este momento una cuantía de 320.000 millones de pesetas, cuya utilización debería haberse reducido después de haberse cumplido las condiciones de Maastricht y que a lo largo del último ejercicio no solamente no se ha ralentizado, sino que se ha acelerado. Los gobiernos venideros tendrán que encararse con problemas presupuestarios creados por la ausencia de disciplina presupuestaria del Gobierno del señor Aznar.
Esto se produce no solamente en lo que hace referencia al método alemán, sino en lo relativo al total del endeudamiento que se autoriza por la ley presupuestos del año 2002, que ya no será de 1,9 billones de pesetas, sino de 2,4 billones de pesetas, 453.000 millones de pesetas más que el ejercicio anterior. Eso lleva a mi grupo a manifestar su sorpresa y su paradoja. Es el segundo año consecutivo que dicen que tenemos equilibrio presupuestario, pero hete aquí, señoras y señores diputados, que en este año las autorizaciones para endeudarse, los pagos que pospone el Gobierno con vistas al futuro, en lugar de reducirse aumentan, fueron el 0,9 por ciento del PIB en el año 2001 y serán el 1,2 por ciento del PIB en el año 2002. Esto de que el equilibrio presupuestario es un proyecto de futuro es un latiguillo que no funciona ni siquiera en el momento inicial. La situación es paradójica, porque este presupuesto que estamos discutiendo tiene un modesto, modestísimo déficit público. Si uno consolida el Estado, los organismos autónomos, la Seguridad Social y el resto de los organismos públicos, el presupuesto viene con un modesto déficit público de 5.500 millones de pesetas, pero trae unas autorizaciones para endeudarse, sólo en el Estado y en los organismos, de 2,4 billones de pesetas; el volumen del endeudamiento es 436 veces más que la cuantía del déficit. Mi grupo se pregunta: ¿Tiene sentido que haya una institución que tenga un déficit tan reducido y un endeudamiento tan alto? ¿Qué implica esa diferencia? ¿Implica que estamos delante de un nuevo diseño de financiación pública? Señoras y señores diputados, convendría que estuviéramos atentos, porque quizás no nos estemos percatando de que el señor Aznar subestima los problemas futuros de los demás gobernantes, que dentro de unos años pueden, bien desde el Partido Socialista o bien desde el Partido Popular, tener que asumir el coste de decisiones que él ha ido dejando ahí, sin querer asumir plenamente.


La señora VICEPRESIDENTA (Rubiales Torrejón): Señor Fernández Marugán, S.S. debe concluir.


El señor FERNÁNDEZ MARUGÁN: Termino en un segundo.
Todo esto sin entrar a ver el límite de las autorizaciones. Estas cifras que he manejado se pueden elevar como consecuencia de que haya créditos extraordinarios, se pueden elevar como consecuencia de que fallen las previsiones del señor Montoro -que seguro que fallan- y se pueden elevar en la medida en que los derechos y las obligaciones del papel que tiene el Estado sean unos derechos y unas obligaciones de mala calidad. En estos cuatro casos que he citado, en lugar de dar bajas en los correspondientes gastos, se autoriza al Gobierno a elevar el nivel de la deuda pública.
Señorías -y con esto termino-, el endeudamiento inicial autorizado ya era alto, pero el endeudamiento final que se va a producir en el año 2002 no tiene límite. La conclusión a la que llego es sencilla: la política presupuestaria de Aznar ni tiene disciplina, ni tiene equilibrio, ni tiene rigor; por eso nosotros la vamos a votar en contra.
Muchas gracias. (Aplausos.)

La señora VICEPRESIDENTA (Rubiales Torrejón): Muchas gracias, señor Fernández Marugán. ¿Grupos que deseen fijar la posición? Por el Grupo Parlamentario Popular, tiene la palabra el señor Albendea.


El señor ALBENDEA PABÓN: Muchas gracias, señora presidenta.
Voy a fijar la posición de mi grupo respecto a las enmiendas presentadas por Izquierda Unida y el Grupo Socialista. Aunque el Grupo Socialista realmente no defiende sus enmiendas, vamos a hacer una pequeña glosa de ellas.
Izquierda Unida ha presentado cuatro enmiendas a este título. En la número 46 propone reducir el límite de la cifra autorizada al Consejo de Ministros para operaciones con cargo al Fondo de Ayuda al Desarrollo. El mismo propósito tiene la enmienda 1034 del Grupo

Página 5766


Socialista. Vamos a rechazar ambas enmiendas, ya que el gasto real anual se aproxima mucho a los 631 millones de euros previstos en el proyecto de ley.
En las enmiendas 47 y 48, de Izquierda Unida, se propone la creación de un fondo de condonación y conversión de deuda externa para inversión en desarrollo, que coincide en el propósito con la enmienda 1035 del Grupo Socialista. No vamos a apoyarlas, ya que la ausencia de una partida presupuestaria propia no ha impedido hasta ahora una gestión activa, ambiciosa, de la deuda externa y en ningún caso ésta ha estado sujeta a los vaivenes presupuestarios. Por otra parte, en cuanto a la iniciativa para la condonación de la deuda de los países pobres altamente endeudados, dicha condonación se hace efectiva en el momento en que el país deudor completa los procesos de reformas estructurales que se consideren necesarios para alcanzar el objetivo de reducción de la pobreza.
La enmienda 49, de Izquierda Unida, la consideramos innecesaria, ya que el artículo 105 de la Ley de acompañamiento del año 1998, que regula el fondo para la concesión de microcréditos, dispone claramente que este fondo necesariamente se destinará a la ejecución de proyectos de desarrollo social básico a que se refiere el artículo 28 de la Ley 23/1998, de 7 de julio, de cooperación internacional para el desarrollo.
Las enmiendas 1032 y 1033, del Grupo Parlamentario Socialista, son recurrentes año tras año y pretenden que el Estado asuma la deuda del Ente Público Radiotelevisión Española y se suprima la autorización al límite máximo de aval que debe prestar al citado ente público. La asunción de la deuda de Radiotelevisión Española se debe enmarcar en un plan más amplio de saneamiento del ente. Este plan, actualmente en desarrollo, deberá determinar la viabilidad comercial del ente y su capacidad de generar recursos con los que hacer frente a su deuda.
Por coherencia con nuestra posición en esta enmienda también votaremos en contra de la que propone la supresión del aval del Estado.
Señorías, sin duda alguna el Gobierno del Partido Popular tiene motivos para sentirse orgulloso de muchas facetas de su política económica, pero quizá una de las más brillantes sea la de la financiación del Estado. La captación de fondos por parte del Estado para el año 2002 va a aproximarse a los 65.000 millones de euros.
Esta cifra, señorías, es ligeramente superior a la del ejercicio pasado y en torno a la mitad de la existente a finales de los años noventa. Los empleos fundamentales de esas emisiones de deuda del Estado son hacer frente a vencimientos por valor de casi 50.000 millones de euros, además con los 6.000 millones de euros de aumento del saldo de la cuenta del Tesoro del Banco de España, para que se puedan afrontar los crecimientos de enero del año 2003, y también una variación neta de activos financieros en torno a 4.710 millones de euros.
Como acabo de manifestar, la emisión anual de deuda del Estado se ha reducido drásticamente en los últimos años debido, además de al equilibrio presupuestario, a los menores vencimientos anuales al haberse llevado a cabo una política de alargamiento de la vida media de la deuda para situarla cerca de los seis años de vida media frente a los tres años y medio de mediados de los años noventa. Así, aproximadamente en el año 1995 el 40 por ciento de la cartera vencía en el plazo de un año; ahora sólo vence el 20 por ciento. Esta política tiene dos ventajas esenciales: una, reducir la presión emisora del Estado, lo que permite obtener los fondos en mejores condiciones; la otra, liberar recursos del mercado para otros emisores. La participación de la deuda pública en la economía se ha reducido drásticamente. La relación deuda-producto interior bruto era cercana al 70 por ciento en el año 1995 y este año terminaremos con un 57 por ciento y en el año 2002 en torno al 55 por ciento.
Respecto al coste de la deuda, se estima que en el año 2002 el coste medio de la deuda en circulación se mantendrá por debajo del 6 por ciento, frente a un 10 por ciento que era el coste de mediados de la pasada década. Si lo analizamos en términos de producto interior bruto, en el año 2002 se reducirá hasta el 2,7 por ciento, por debajo del 2,9 con el que terminará el presente año y muy lejos del 7 por ciento alcanzado en 1996.
Señor Fernández Marugán, hace usted reiteradas objeciones a los presupuestos y habla de conservadurismo. Le voy a hacer una cita, escuche, por favor, atentamente. El elemento de mayor preocupación es la implicación que tendrá la desaceleración económica en el cumplimiento de los objetivos del pacto de estabilidad. ¿Usted sabe quién ha dicho esto? Un compañero de ustedes, muy querido y muy respetado por nosotros, don Pedro Solbes, comisario de Economía europeo, que fue portavoz económico del Grupo Parlamentario Socialista. Si usted considera que el señor Solbes es un conservador, estará en una línea muy distante de lo que piensan los líderes europeos. Por ejemplo, el presidente del eurogrupo dice que en el contexto económico actual hay más margen de maniobra del lado monetario que del presupuestario. Este señor dice que Estados Unidos dispone de una capacidad de maniobra presupuestaria mientras que Europa tiene más margen de actuación en el terreno de la política monetaria.
El Reino Unido -tampoco creo que el señor Blair sea muy conservador- también ha optado por jugar con la política monetaria en lugar de ser manirroto con la política presupuestaria. ¿Cuál es la receta que están recomendando los expertos y cuál es la condición que ha puesto Estados Unidos a Argentina para ayudarle a superar la crisis? Le han exigido una ley de déficit cero.
Está usted criticando el método alemán. Me ha hecho mucha gracia, porque hace unos días en Andalucía, en concreto en Sevilla, donde llevan ustedes mareando las obras del metro durante 20 años y no se hace nunca, la última ocurrencia que han tenido ha sido proponer su privatización. No sé dónde están ustedes.


Página 5767


Señorías, hay que abandonar la tentación de sólo ción, en un 2 por ciento del mínimo personal y familiar hacer caso a la coyuntura, que es lo que han hecho ustedes. del IRPF, la escala general del IRPF, la escala autonómica Los bandazos que ustedes daban en su política económica complementaria del IRPF, la base liquidable del es la que provocó disfunciones tan graves como impuesto sobre el patrimonio y la cuota íntegra sobre el las cuatro devaluaciones de la peseta y que tuvieran que patrimonio. Creemos que la no actualización de los inventar lo de la doble velocidad. Ustedes fueron incapaces mismos, de la escala general y autonómica del IRPF, de disciplinarse en el rigor y en la austeridad del de la base liquidable y de la cuota íntegra en patrimonio, gasto público. Su política social era de boquilla, pues es genera un aumento encubierto de la presión fiscal evidente que no hay política social que valga destruyendo que casa muy mal con el discurso del Partido Popular empleo. La bajada de los tipos de interés, la de bajar los impuestos. bajada del precio del petróleo permiten inyectar, señoría, Muchas gracias. dosis de optimismo a que la caída de la economía mundial no va a ser tan perniciosa ni tan duradera como La señora VICEPRESIDENTA (Rubiales Torrejón): en otros períodos de desaceleración. Muchas gracias, señor Azpiazu.
Pese a los negros augurios, señores del PSOE, que Por el Grupo Parlamentario Federal de Izquierda parecen ustedes recrearse, la economía española tiene Unida, para la defensa de sus enmiendas, tiene la palabra un nivel de consolidación que nos permite sostener que el señor Rejón. las previsiones presupuestarias se van a cumplir desde que el Partido Popular gobierna, y se vienen cumpliendo. El señor REJÓN GIEB: Gracias, señora presidenta.
En cuanto a la herencia que dice usted que va a dejar Con brevedad voy a defender cuatro enmiendas que a España el señor Aznar, sin duda alguna, subestima lo hemos presentado. Las dos primeras a este título tienen que va a dejar en el futuro. Ustedes sí que dejaron una la función meramente correctora y de adecuar a la actualidad herencia de déficit, de descontrol y de corrupción. las bases y la valoración en el IAE y en el impuesto Nada más y muchas gracias. sobre vehículos de tracción mecánica, toda vez que

La señora VICEPRESIDENTA (Rubiales Torrejón): lleva mucho tiempo sin haberse producido una actualización

Título VI de la base imponible, con lo cual se está llegando A continuación pasamos al debate del título VI. casi a una obsolescencia de los propios impuestos. Por Para la defensa de su enmienda, en primer lugar, por tanto, nosotros planteamos que se produzca un modificación el Grupo Parlamentario Mixto, tiene la palabra el señor de la tasa, con un aumento del coeficiente del 5 Saura. por ciento, que no significaría un aumento de la presión

El señor SAURA LAPORTA: Gracias, señora presidenta. impositiva, pero sí una actualización.
La tercera de las enmiendas tiene como función

Tenemos cuatro enmiendas, pero la 1505 la hemos dejar muy claro que la exención que se produzca de las

retirado, por lo que pasaré a defender las números obras benefico- sociales de las cajas de ahorros sea para

1506, 1507 y 1508. Las dos primeras hacen referencia aquellas obras que no tengan ánimo de lucro. Yo vengo

a modificaciones en el impuesto sobre actividades económicas, de una provincia donde existe una determinada caja de

tanto a la exención de las obras benéficosociales ahorros, y al hablar de obras benefico-sociales están

de las cajas de ahorro como a exenciones fiscales incluidas muchas de las obras que tienen ánimo de

relacionadas con nuevas actividades del ciclo lucro. Por tanto, nosotros lo que pretendemos es que

combinado. En la enmienda 1508 proponemos la actualización quede claro que la exención se produce solamente

del cuadro de tarifas, relativo al impuesto sobre la obra benefico- social. sobre vehículos de tracción mecánica, a fin de evitar su Por último, queremos añadir un nuevo punto donde obsolescencia en términos monetarios, ya que en los se habla sobre la producción de energía termoeléctrica últimos años no se ha modificado. En ese sentido proponemos en centrales térmicas de ciclo combinado, toda vez que una actualización del 5 por ciento. en el Real Decreto-ley 1175/ 1990, esta nueva tecnología Nada más y muchas gracias. no se había incorporado, con lo cual puede quedar fuera del hecho impositivo y, en consecuencia, planteamos La señora VICEPRESIDENTA (Rubiales Torrejón): que se produzca la incorporación de la producción Muchas gracias, señor Saura. de energía termoeléctrica en centrales térmicas de ciclo Por el Grupo Parlamentario Vasco, para la defensa combinado.
de sus enmiendas, tiene la palabra el señor Azpiazu. Nada más y muchas gracias, señora presidenta.


El señor AZPIAZU URIARTE: Gracias, señora La señora VICEPRESIDENTA (Rubiales Torrejón): presidenta. Muchas gracias, señor Rejón.
Nuestro grupo ha presentado cinco enmiendas a este Por el Grupo Parlamentario Catalán (Convergència i título VI, las números 588, 589, 590, 591 y 592. El Unió), para la defensa de sus enmiendas, tiene la palabra objeto de todas ellas es deflactar, mediante la actualizael señor López de Lerma.


Página 5768


El señor LÓPEZ DE LERMA I LÓPEZ: Gracias, señora presidenta.
Efectivamente, a este título VI mantenemos viva nuestra enmienda número 1244. Se trata de una enmienda relacionada con la actividad del agroturismo, que no pretende otra cosa que eliminar una compatibilización respecto del IAE, tanto por la actividad agrícola como por la actividad agroturística. Creemos que es contradictorio con la Ley 19/1995, de 4 de julio, de modernización de las explotaciones agrarias, que nació, como todas SS.SS. recordarán o pueden saber, con la voluntad de ayudar a superar las deficiencias estructurales de muchas explotaciones agrarias y, sobre todo, de estimular también la formación de las mismas, con una dimensión lo suficientemente posibilista como para que perdurase en el tiempo. Es decir, es una ley, desde este punto de vista, proteccionista, pero en el sentido más positivo del término: evitar la concentración urbana de la población y mantener el equilibrio territorial que hasta estas fechas tiene España. ¿Instrumento? El instrumento, a la vez que mantenía la actividad agrícola o ganadera, facilitaba o posibilitaba una actividad ligada por el turismo, que hoy viene a denominarse agroturismo, que facilitase mayores ingresos y, por tanto, la permanencia de aquel núcleo inicialmente rural en su medio. Fue y es una buena ley que ha permitido mantener este equilibrio territorial y que esas familias que allí nacieron sigan allí y que compartan dos actividades que, precisamente, la propia ley viene a definir desde un punto de vista de exigencia, en cuanto a dedicación de las actividades agrarias, y desde un punto de vista de exigencia menor, lógicamente, respecto a las actividades complementarias.
Lo que está ocurriendo es que deben tributar doblemente por IAE distintos. Nosotros pretendemos modificar esta exigencia legal porque entendemos que va en detrimento del contenido de voluntad política subyacente en la ya citada Ley de 4 de julio de 1995.
Nada más, señora presidenta, y muchas gracias.


La señora VICEPRESIDENTA (Rubiales Torrejón): Muchas gracias, señor López de Lerma.
Por el Grupo Parlamentario Socialista, tiene la palabra el señor Fernández Marugán.


El señor FERNÁNDEZ MARUGÁN: Muchas gracias, señora presidenta.
Cuando en 1996 el Partido Popular llegó al Gobierno el sistema tributario español era progresivo, y lo era porque en los hogares donde había mayor capacidad económica y mayor renta se pagaba un porcentaje de impuestos superior a la renta disponible que percibían.
Es decir, en la decila más alta se percibía el 28 por ciento de la renta disponible y se pagaba el 31 por ciento del conjunto de los impuestos. Por el contrario, en las dos decilas más bajas, en los hogares de menos renta -el 20 por ciento de los hogares- tan sólo percibían el 5 por ciento de la renta disponible pagando única y exclusivamente un 1,5 por ciento de los impuestos.
Esta situación de sistema impositivo progresivo estaba generada por la progresividad del IRPF que compensaba la regresividad innata de la imposición sobre el gasto y la proporcionalidad de las cotizaciones sociales. Se ha demostrado por dos profesores de la Universidad Autónoma de Barcelona que el 49 por ciento de la recaudación del IRPF lo pagaba la decila de mayor renta, mientras que las dos últimas decilas tan sólo pagaban el 0,12 por ciento.
Este tipo de proporciones jugaban de otra manera en el IVA, pero, en conjunto, podemos decir que los niveles altos de la pirámide social en España pagaban más impuesto sobre la renta que IVA, y debido a la propensión marginal a consumir, los niveles más bajos de renta pagaban más IVA que impuesto sobre la renta de las personas físicas.
Esta era la fotografía del sistema tributario español en el momento en el que el Partido Popular llegó al poder. Como consecuencia de esa fotografía se dio origen a una serie de actuaciones por parte de la derecha española. Los resultados no los conocemos. Hoy no sabemos cómo discurre la fiscalidad en España y difícilmente lo podemos analizar. Lo que sí es cierto es que ha habido frecuentes cambios tributarios y que, como consecuencia de esos cambios tributarios, el ausente ministro de Hacienda ha evaluado que la inyección de renta disponible en el año 1999 fue una cantidad importante. Pero se ha cuidado mucho en decirnos -la derecha siempre lo hace- cómo se distribuye entre los españoles esa inyección de renta disponible. Me hubiera gustado que estuviera hoy aquí el todavía ministro de Hacienda para que nos hubiera dicho algo. (Un señor diputado: ¡Y lo que le queda!) Se cuidó mucho el otro día de decirlo. El lánguido y ausente Montoro lo único que nos dijo es que el ahorro por contribuyente había sido de 64.000 pesetas al año. Mucho tiempo ha pasado, tres años, y ha proporcionado muy poca información.


Aquí vuelve a ocurrir lo mismo que ocurre en el gasto y en la deuda y es que el señor Montoro, el preclaro catedrático de Hacienda y hoy ministro de Hacienda, oculta información para evitarse las polémicas a favor y en contra. No hay mejor manera para evitarse la polémica que tener al personal seco y huérfano de información. Semejante cinismo político pueden hacerlo en esta Cámara y con el conjunto de los españoles, pero resulta más difícil hacerlo con las organizaciones internacionales. Gracias a ello hemos sabido, a través del estudio reciente de la OCDE, que la presión fiscal entre el año 1995 y el año 2000 ha subido 2,5 puntos en España, el doble que en la OCDE y bastante más que en la Unión Europea. También hemos sabido que somos de las ocho primeras naciones de la OCDE donde el primer renglón que financia las administraciones públicas son las cotizaciones sociales.


Página 5769


El peso de las cotizaciones es el 27 por ciento del conjunto de los ingresos públicos, en España el peso de las cotizaciones es el 35 por ciento. En lo único que vamos parejos es en el IVA, en torno al 30 por ciento. En Europa el peso de la renta, sociedades y personas físicas es del 35 por ciento, aquí del 28 por ciento. En sociedades donde el lazo social se valora, en sociedades maduras como pueden ser Canadá, Austria, Bélgica, Alemania y Holanda el peso de las cotizaciones no varía, en cambio aquí sí, se ha movido al alza, como tendrán ocasión de decir mis compañeros, y ha subido 0,7 puntos de PIB. Alguien dirá que no ha sido única y exclusivamente en España, es verdad. Ha subido también en Corea, en México, en Chequia y en Turquía, pero uno quiere tener buenos referentes. A mí me gustan más los referentes de estabilidad que los referentes de movimiento geográfico, sobre todo porque, además, lo que se ha hecho en estos países que han subido es favorecer fundamentalmente a los empresarios.
Señores diputados, estos años han sido excelentes desde el punto de vista de la recaudación tributaria. Pocas veces ha podido encontrar un gobierno en España una situación más boyante desde el punto de vista del ingreso público. El ciclo ha tenido una enorme potencia económica y, como consecuencia, se han podido obtener elevadísimas sumas sobre las previsiones iniciales. Como consecuencia de esto nos hemos encontrado que el IVA, que sociedades, que las cotizaciones sociales, en definitiva, que los impuestos vinculados a la actividad económica han crecido como media en el último quinquenio más del 13 por ciento y el de sociedades más del 20 por ciento, el 22 por ciento. Yo creo que pocas veces se ha vivido una situación como ésta.
Hay quien en el análisis de esta situación ha equivocado los méritos del jinete con la potencia del caballo. Schumpeter dijo hace mucho tiempo esto que le ha pasado al Partido Popular. El Partido Popular cree que el resultado de la recaudación es consecuencia del acierto del catedrático de Hacienda pública y ausente ministro de Hacienda, señor Montoro. No, el ciclo económico ha ido bien aquí y fuera de aquí porque había una enorme capacidad económica puesta de relieve, pero en estos años tan buenos en IVA, en sociedades y en cotizaciones el PP decidió abrir la caja y obtener algo. Pero ¿qué ha pasado? Fundamentalmente una cosa, que el resultado final de este quinquenio es una etapa de sobreimposición sobre la renta del trabajo, sobre todo sobre la renta del trabajo peor cualificada.
Tengo que referirme, señorías, a la OCDE porque es a la única que le proporcionan información. Mis compañeros más veteranos me lo van a permitir. Cuando digo la OCDE me viene el recuerdo de otra época de otros años. La OCDE a este paso va a terminar siendo Radio París o los boletines de la IG Metall, pero a ellos tendré que recurrir porque el ministro de Hacienda se niega a proporcionar cualquier tipo de información seria y veraz sobre la evolución de la fiscalidad en España. La OCDE dice en el informe del año 2000 que la presión fiscal que soportan las rentas del trabajo es excesiva; la OCDE dice que la carga fiscal que soportan las rentas del trabajo es regresiva y que sería conveniente establecer una progresividad en las cotizaciones sociales; la OCDE dice que falla la neutralidad en la imposición sobre el ahorro; la OCDE dice que los beneficios fiscales y los sistemas forfetarios perjudican la equidad horizontal, ya que se gravan beneficios subestimados, y la OCDE dice que el fraude es más abundante de lo que se cree y que además se dedican pocos medios para combatirlo. Eso lo dice la OCDE y lo dicen los españoles, pero eso no le importa gran cosa al empleado de los patrones. Esa situación es la que nosotros queremos corregir con nuestras enmiendas.
Creemos que es preciso proporcionar confianza a los grupos sociales de gran dimensión, ayudándoles a que puedan llevar una política macroeconómica más sólida. Para ello hemos propuesto deflactar la tarifa de renta y reducir, temporalmente, las cotizaciones sociales que soportan las personas que tienen mayores dificultades para emplearse. Claro está que nos oponemos a los tratamientos preferenciales que se realizan en favor de los contribuyentes con alto nivel de renta. Quiero recordar en esta Cámara que sólo el 2,4 por ciento de quienes hacen aportaciones a los planes de pensiones superan el millón de pesetas y que el 72 por ciento las hacen por debajo de 50.000 pesetas. Las propuestas del PP, una vez más, son injustas y regresivas.


La señora VICEPRESIDENTA (Rubiales Torrejón): Señor Fernández Marugán, ha concluido su tiempo.


El señor FERNÁNDEZ MARUGÁN: Termino ya, señora presidenta.
No incentivan la inversión, son puros beneficios fiscales concedidos a algunos grupos del Partido Popular para hacerlos más felices pero en modo alguno más eficaces.


Muchas gracias. (Aplausos)

La señora VICEPRESIDENTA (Rubiales Torrejón): Gracias, señor Fernández Marugán. ¿Grupos que desean fijar su posición? (Pausa.) Por el Grupo Parlamentario Popular, tiene la palabra el señor Jordi de Juan.


El señor DE JUAN I CASADEVALL: Muchas gracias, señora presidenta.
Concluimos el debate del título VI que, bajo la rúbrica de normas tributarias, incorpora una serie de modificaciones puntuales y concretas que afectan a la imposición directa, indirecta y a tasas por diversos conceptos tributarios. Se trata de aquellas modificaciones del sistema tributario que afectan más directamente a lo que son la percepción de ingresos tributarios y que se corresponden con aquella jurisprudencia del Tribunal Constitucional que reserva a la Ley de presupuestos la

Página 5770


llamada materia presupuestaria. Es decir, aquella que afecta más directamente a la habilitación de ingresos y a la autorización de gastos, como contenido mínimo, esencial y nuclear de la Ley de presupuestos. El contenido de este título VI fue ampliamente debatido durante la tramitación en Comisión y, por tanto, dedicaré mi intervención solamente a hacer algún comentario sobre alguna de las enmiendas, que ya anuncio votaremos negativamente por los argumentos que defendimos durante el citado trámite de Comisión.
En primer lugar, no compartimos las enmiendas de Izquierda Unida tendentes a conseguir un aumento de la imposición local, particularmente del impuesto de vehículos de tracción mecánica y del IAE. Mi grupo, en principio, no es partidario del aumento de la presión fiscal. Entendemos que reduciendo impuestos favorecemos y apoyamos el crecimiento y, por lo tanto, hay un modelo económico que es absolutamente distinto del que ustedes sostienen. Adicionalmente, entendemos que probablemente este no sea un buen momento para hablar del aumento de la presión fiscal en el ámbito municipal, sobre todo porque podríamos prejuzgar los futuros contenidos de un pacto de financiación local. Pero, aun no compartiendo esa política fiscal que ustedes defienden, la respetamos sobre todo por la coherencia que de la misma deriva, no como otros que defienden hoy algo totalmente distinto a lo que hicieron ayer y que no podrán mantener dentro de unos días. Me refiero, obviamente, a la política fiscal confusa y errática a la que nos viene acostumbrando ya el Partido Socialista.
Nosotros entendemos -y con eso discrepamos del señor Marugán- que el nivel de información que acompaña a estos presupuestos es suficiente y que de su análisis pormenorizado se puede desprender claramente quién gasta, para qué gasta y en qué gasta. En definitiva, que hay un nivel de información suficiente. No compartimos su habilidad hípica, pero me ha parecido que reconocía que en estos últimos años -no sé si por el caballo o por el jinete o probablemente por ambas cosas- ha aumentado la recaudación, y ha aumentado la recaudación reduciendo los tipos impositivos -tengo que decirlo, señorías- por mérito del gobierno centrista del Partido Popular.
Votaremos negativamente en particular la enmienda del Grupo Socialista en la que proponen la actualización de los mínimos familiar y personal y la deflactación de las tarifas del IRPF. Lo haremos por tres motivos fundamentalmente. En primer lugar, porque afortunadamente vivimos en un escenario de estabilidad de precios que minimiza el impacto de la inflación sobre las tarifas del IRPF. Digo afortunadamente porque en los años 1992, 1993 y 1994, cuando el Partido Socialista tenía responsabilidades de Gobierno, teníamos tasas de inflación elevadas, del 5,9 por ciento, del 4,6 por ciento, y sin embargo ustedes no deflactaban las tarifas del IRPF. Eso sí que era auténtica progresividad en frío, eso sí que era auténtica presión fiscal encubierta. Es decir, no contentos con una voracidad fiscal insaciable, que les caracterizó en todo momento, pasaban la factura fiscal de la inflación al contribuyente al no deflactar las tarifas del IRPF. Como comprenderán, eso no tiene nada que ver con el escenario actual en el que está prevista una inflación del 2 por ciento. Por tanto, nos encontramos con la ya conocida estrategia socialista de proponer como oposición lo que no hicieron en su momento como Gobierno. En segundo lugar, señorías, no podemos olvidar que la vigente Ley del IRPF, que ustedes votaron en contra y a la que interpusieron un recurso de inconstitucionalidad no sé si en conciencia o no o en conveniencia o contra la conciencia de no sé quién, en todo caso interpusieron un recurso de inconstitucionalidad, simplifica notablemente las tarifas del IRPF, de tal suerte que pasamos de 16 tramos a tan sólo 6 tramos y, por consiguiente, los contribuyentes hoy gozan no sólo de un mayor grado de seguridad jurídica sino de seguridad económica al tener una mayor certeza de estabilidad de la tarifa impositiva aplicable. Pero ustedes no votaron a favor y probablemente no lo hicieron no sólo porque no les gusta la simplicidad en los impuestos, sino porque no estaban de acuerdo con la reducción de impuestos a los trabajadores pensionistas y a los niveles de renta más baja, como hizo la reforma fiscal de 1998. Ustedes y su peculiar sentido de la justicia tributaria consideraron que aquello era inconstitucional y por eso les gusta más la tarifa plana del IRPF. En tercer lugar, porque sinceramente entendemos que la mejor deflactación es la que consiste en bajar impuestos. A ustedes les gusta la cosmética fiscal, les gusta el maquillaje de las tarifas de los impuestos; a nosotros nos gustan las reformas tributarias en profundidad, las reformas tributarias con mayúsculas, las que bajan impuestos, las que modernizan el sistema tributario, las que racionalizan los diferentes impuestos, como la reforma fiscal de 1998, que en el primer año de aplicación supuso un ahorro fiscal de 800.000 millones de pesetas y que en el segundo año de aplicación supuso un ahorro fiscal de 900.000 millones de pesetas. Creamos un IRPF más moderno que rebajó la presión fiscal cuantitativa y cualitativamente; cuantitativamente porque la redujo a una media de un 13 por ciento y cualitativamente porque esa reducción de impuestos fue mucho más intensa en los niveles de renta bajos, familias, rentas del trabajo, pensionistas, etcétera. Algo totalmente distinto a lo que ustedes hicieron.
Hablan de política tributaria regresiva y de sobreimposición de rentas del trabajo cuando es precisamente lo que ustedes hicieron con la Ley de IRPF de 1991, cuya única bondad estribaba en introducir la tributación por separado de los cónyuges y, además, porque lo dijo el Tribunal Constitucional. No creo, señorías, que nos puedan imputar que practiquemos una política tributaria regresiva. La política fiscal regresiva es coto privado del Partido Socialista con su propuesta del tipo único del IRPF. La tarifa plana en el IRPF es lo más

Página 5771


regresivo que ha sentido la historia tributaria de nuestro La señora VICEPRESIDENTA (Becerril Bustamante): país y eso, señorías -tengo que recordárselo-, es de Muchas gracias, señor Saura. patente socialista.
Por cierto, no deja de ser contradictorio Para la defensa de sus enmiendas tiene la palabra el que con una mano nos pidan el tipo único en el IRPF señor Núñez. y con otra mano nos pidan la deflactación de las diferentes tarifas del IRPF. Uno no sabe si atender a quien El señor NÚÑEZ CASTAIN: Muchas gracias, señora hace las propuestas en los medios de comunicación o a presidenta. quien presenta las enmiendas en el Parlamento. Yo les Los andalucistas hemos presentado seis enmiendas a diría que se aclaren. No sé, señorías, si bajar impuestos este bloque, que paso a defender con la mayor brevedad. es o no de izquierdas, pero si a ustedes les preocupa eso La primera se refiere a la concreción de las cantidades que se llama la progresividad en frío probablemente también de que tiene que disponer cada comunidad autónoma les preocupe la progresividad en caliente y retirarán a consecuencia de la aplicación del nuevo su propuesta del tipo único, aunque yo creo que más que sistema de financiación de comunidades autónomas. preocuparles la progresividad en frío lo que pretenden Nosotros creemos que, una vez definido el sistema, no en realidad es congelar la progresividad del impuesto es de recibo que estemos discutiendo en esta Cámara sobre la renta y guardarla en un frigorífico de Ferraz. Por cuánto corresponde a las comunidades autónomas globalmente tanto, tengo que decirles que vamos a votar en contra de y no podamos discutir qué resultado parcial esa enmienda por los argumentos que hemos dicho: porque tiene cada comunidad autónoma con este nuevo sistema. estamos en un escenario de estabilidad de precios, Deberían estar definidos en el documento de Presupuestos porque estamos en un escenario de simplificación de las Generales del Estado los criterios, las cantidades tarifas del impuesto y porque hemos hecho, hacemos y de recaudación de cada impuesto cedido, los continuaremos haciendo políticas de efectiva reducción tantos por ciento que corresponden a la comunidad; en de impuestos. Sí les pido, señorías, que sean mínimamente definitiva, definir claramente, con luz y taquígrafos, coherentes y no propongan como oposición lo que por qué a cada comunidad corresponde una cantidad. nunca hicieron como Gobierno. (Aplausos.) Espero que en un futuro muy próximo no haya discordancias

La señora VICEPRESIDENTA (Rubiales Torrejón): entre las previsiones que en este momento contiene

Muchas gracias, señor De Juan. cada presupuesto de las comunidades autónomas

Título VII. A continuación pasamos a la defensa de las enmiendas y la cantidad global definida por el sistema. No hay

Secciones ninguna explicación razonable para que el Gobierno no 32 y 33 al título VII y a las secciones 32 y 33, entes territoriales defina en este presupuesto, en este documento, la cantidad y Fondo de Compensación Interterritorial. Para que corresponde a cada financiación. Por otra la defensa de sus enmiendas, tiene la palabra el señor parte, hay que contemplar en el caso de las comunidades Saura. (La señora vicepresidenta, Becerril Bustamante, que no se acogieron y en el resto de los casos la ocupa la presidencia.) liquidación definitiva de las cantidades que corresponden

El señor SAURA LAPORTA: Gracias, señora presidenta. desde 1997 a 2000. Nosotros creemos que debiera adoptarse como método de cálculo el mismo que se ha Doy por defendidas las enmiendas 1077 y 1079 y las acordado en este sistema entre todos y, por tanto, tomar

correspondientes a la sección 32 del señor Labordeta. como base el año 1999 y hacer los correlatos correspondientes

Como Iniciativa per Catalunya-Verds hemos presentado a los años pasados. cuatro enmiendas a este bloque. Dos de ellas Por último, señorías, tenemos tres enmiendas que hacen referencia a las subvenciones a los entes locales corresponden a la cuantía que se dedica en estos presupuestos por transporte colectivo urbano: una trata de ajustar el generales a los fondos de compensación interterritorial. indicador poblacional a la realidad poblacional, y por Nos parece a los andalucistas que este único tanto proponemos que las subvenciones se fijen de documento constitucional para corregir los desequilibrios acuerdo con la población del año 2002, y en la otra de las comunidades autónomas españolas está intentamos generalizar que las subvenciones a los insuficientemente dotado. No es de recibo la cantidad municipios no tengan límite de población.
Otras dos que año tras año se contempla en los presupuestos para enmiendas son relativas a las compensaciones a los corregir esta grave diferencia entre comunidades. Por ayuntamientos, tanto por las bonificaciones del IBI que tanto, proponemos un incremento sustancial de esta tienen las autopistas como por las bonificaciones por cantidad del Fondo de Compensación Interterrorial. exención de centros concertados. Muchas gracias.
Señora presidenta, si me lo permite, para agilizar el debate doy por defendidas todas las enmiendas a las La señora VICEPRESIDENTA (Becerril Bustamante): disposiciones adicionales, transitorias y anexos de Iniciativa Muchas gracias, señor Núñez. per Catalunya- Verds. Por el Grupo Parlamentario Mixto, tiene la palabra Nada más.
Muchas gracias. el señor Aymerich.


Página 5772


El señor AYMERICH CANO: Gracias, señora presidenta.


Voy a defender las enmiendas que el Bloque Nacionalista Galego ha presentado a este título VI y doy por defendidas, por la identidad de materia y casi de contenido, las que presentamos a las disposiciones adicionales, transitorias y finales.
Nuestras enmiendas se refieren a la subvención a las entidades locales por el transporte urbano y con ellas pretendemos, en síntesis, que estas subvenciones sean efectivas no sólo a los municipios que de acuerdo con la Ley de bases de régimen local tienen el transporte urbano calificado como servicio municipal obligatorio, es decir, aquellos que tienen una población superior a los 50.000 habitantes, sino que también puedan subvencionarse las entidades supramunicipales, áreas metropolitanas, consorcios de transporte o mancomunidades en las que también entre el transporte. Nos parece que es una medida de estricta justicia que tendería a primar estas fórmulas de cooperación intermunicipal que, por otra parte, si atendemos a lo que dice el señor Posada, el Gobierno pretende promover y están incluidas en los planes de Gobierno, en concreto del Ministerio para las Administraciones Públicas. Por tanto, llamamos la atención del grupo mayoritario para que apoye esta enmienda.
Nada más. Muchas gracias.


La señora VICEPRESIDENTA (Becerril Bustamante): Muchas gracias.
Por el Grupo Parlamentario de Coalición Canaria, tiene la palabra el señor Mardones.


El señor MARDONES SEVILLA: Muchas gracias, señora presidenta.
Defiendo las enmiendas números 1845, 1846 y 1847 que tenemos presentadas al título VII y a las secciones 32, entes territoriales, y 33, Fondo de Compensación, así como la enmienda número 1848 que defiende la inclusión de una disposición adicional nueva.
La enmienda 1845 está dirigida al artículo 79 del proyecto y con ella pretendemos que se añada a continuación de la expresión «año base de 1999» la frase «sin perjuicio de la aplicación de las garantías sobre revisión mediante el índice del producto interior bruto nominal y demás supuestos de revisión del fondo de suficiencia definidos en el modelo de financiación.» Se trata de introducir esta frase en el texto del artículo 79 in fine. ¿Por qué pedimos esto en nuestra enmienda, señora presidenta? Pues por la existencia de la garantía del producto interior bruto en el nuevo modelo, al menos hasta este año 2001 para todos los recursos y hasta 2004 sobre todo para los sanitarios, en los que nuestro grupo parlamentario tiene puesta una especial sensibilidad para evitar déficit de financiación, que posibilite cambios en variables socioeconómicas que vienen ocurriendo en años posteriores a 1999, y en coherencia además con lo que ya se planteó y se aprobó en el Consejo de Política Fiscal y Financiera, celebrado el 27 de julio de este corriente año 2001, principalmente cuando se trata de apreciar los efectos en la variable de población, que está además expresamente recogida en el acta. Nuestra enmienda, por tanto, es congruente con el acuerdo del Consejo de Política Fiscal y Financiera de julio de este año, como he citado. (La señora presidenta ocupa la presidencia.) La enmienda 1846, señora presidenta, está dirigida al apartado uno del artículo 85, es de adición y trata de garantizar un mínimo general del fondo. Proponemos que respecto a los fondos a que hace referencia el artículo 85 destinados fundamentalmente a la nivelación territorial del Estado, conforme al imperativo constitucional del artículo 158, por la vía de proyectos que inciden en el nivel de desarrollo regional o por inversión o gastos de funcionamiento de estos, que suponen para el ejercicio de 2002 un 36,1 por ciento de la inversión pública programada en los presupuestos vigentes, se tendrá en cuenta en el cálculo y posterior reparto de los fondos la actualización de los valores correspondientes a los últimos datos oficiales disponibles. Pretendemos en la justificación de esta enmienda que manejemos siempre cifras reales y no pasadas, que han quedado obsoletas y que conducirían a una situación de agravio comparativo con este principio de aplicar los fondos a la nivelación territorial.
La enmienda 1847, dirigida al artículo 85 en su punto 3, adiciona una frase que viene a incluir el término compensación al actual fondo complementario, de forma que quedaría como «fondo de compensación complementario». En el estatuto de autonomía y en relación con la financiación de gastos de funcionamiento de las inversiones explicitaría de manera más clara que la finalidad de este fondo ha de ser la nivelación. Hay que ver cuál es la intencionalidad para la que el fondo tiene que operar -en el sentido legal de corregir una deficiencia- y por tanto entendemos que el objetivo fundamental y prioritario es obtener la igualdad de nivelación. Al mismo tiempo ha de precisarse que el nuevo fondo lo es de compensación en cumplimiento del imperativo constitucional.
Señora presidenta, la enmienda 1848 plantea una disposición adicional nueva y se refiere a la incidencia de la reserva para inversiones en Canarias, lo que se denomina RIC. La intencionalidad de nuestra enmienda es que podrán efectuar una reducción en la base imponible, a los efectos previstos en el artículo 38 de esta ley, del importe de la dotación prevista, porque la reserva para inversiones de Canarias, regulada en el artículo 27 de la Ley 19/1994 que modifica este régimen, permite con plena justificación legal introducir y colgar dentro de ella el sentido profundo de la misma. De lo contrario, señora presidenta, nos encontraríamos en una grave incongruencia entre el importe de los pagos a cuenta y la cuota del impuesto, la cual genera en estos momentos

Página 5773


un innecesario e impresentable coste financiero para los contribuyentes en el archipiélago canario, creyendo por eso necesaria una modificación de la Ley del impuesto sobre sociedades y al mismo tiempo que el departamento de Hacienda programe cambios operativos y congruentes en el artículo 103 del reglamento del impuesto sobre la renta de las personas físicas que puedan permitir minorar proporcionalmente, de las magnitudes previstas en dicho precepto, el importe que razonablemente pretenda dotar el contribuyente en concepto de la reserva de inversiones en Canarias, por supuesto, sin perjuicio de ulteriores regularizaciones si estas previsiones se desvían en exceso de la dotación real. A esto se dirige, con las explicaciones del documento de justificación, esta última enmienda que defiendo en este turno.
Muchas gracias, señora presidenta.


La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Mardones.
Grupo Parlamentario Federal de Izquierda Unida, señor Ruiz.


El señor RUIZ LÓPEZ (don Antero): Gracias, señora presidenta.
Señorías, a la sección 32 y al título correspondiente de la ley de presupuestos les corresponde fijar las cantidades precisas para cumplir las obligaciones financieras con los entes territoriales, singularmente comunidades autónomas y ayuntamientos. La aprobación por el Consejo de Política Fiscal y Financiera del nuevo modelo de financiación autonómica contribuye a pacificar relativamente el debate que suele producirse en esta sección presupuestaria. Sin embargo, la aplicación que la Administración está haciendo de esos acuerdos, proyectada en el debate sobre la Ley de Financiación de Comunidades Autónomas, sugiere no pocas dudas sobre la interpretación que el Gobierno hace de este acuerdo que sin duda se proyecta sobre la interpretación presupuestaria. Se tiene la impresión de que, a medida que avanzan los mecanismos de descentralización política, las ansias centralistas se van cobijando en trincheras cada vez más reducidas que siguen impidiendo lo que desde Izquierda Unida siempre se reclamó a esta sección presupuestaria: suficiencia financiera para los entes descentralizados como garantía de la autonomía política en un contexto de solidaridad territorial. Si ya el acuerdo del Consejo de Política Fiscal y Financiera dejó abierta alguna duda en estos campos, parece que la interpretación legislativa y financiera del Gobierno las aumentan. Sinceramente, no creemos que el articulado de la ley ni la sección 32 correspondan estrictamente a estos criterios de autonomía, suficiencia y solidaridad que tantas veces se han discutido, pero sí el avance, aunque con las lagunas apuntadas, en la definición de un modelo de financiación estable y corresponsable de las comunidades autónomas que se ha producido. Debemos señalar que queda pendiente, como tuvimos oportunidad de manifestar el año pasado, la superación de las ineficiencias que revela el modelo de financiación local. No es este el momento para extenderse sobre las dificultades que atraviesa el método de financiación de las corporaciones locales, definido hasta el 2003, en una interpretación de la Ley de haciendas locales bastante ajustada y que ya es percibida por muchos responsables locales como insuficiente. Los ayuntamientos advierten en este momento tanto las limitaciones de los fondos que se asignaron tras la aprobación de la Ley reguladora de las haciendas locales como los problemas para asumir, mediante pactos locales o autonómicos, nuevas competencias ante la mala valoración en origen de las transferencias del Estado. El otro riesgo subyacente en la estructura fiscal contenida en la Ley reguladora de las haciendas locales era que los gobiernos locales desarrollaran una tendencia creciente al endeudamiento, que en la década anterior había colocado a la Administración local española en una situación de colapso fiscal y financiero, lo que motivó la necesidad de aplicar un programa enérgico de saneamiento por parte del Estado.
Junto a los problemas señalados en los párrafos precedentes, hemos venido a constatar una creciente tendencia a la divergencia entre los gobiernos locales en términos de capacidad fiscal y, por consiguiente, de autonomía financiera real. En suma, una tendencia a una creciente desigualdad entre los gobiernos locales de las diferentes comunidades autónomas y éstas. La idea de que los ciudadanos deben recibir el mismo nivel de bienes y servicios públicos locales, con independencia de su localización geográfica -aspiración del mandato constitucional-, no pasa de ser una pura utopía al no disponer de un instrumento de igualdad que complemente la capacidad de hacienda local en cada caso. El criterio de proximidad a los ciudadanos y una interpretación correcta del principio de subsidiariedad conducirá a una creciente descentralización de funciones en favor de los gobiernos locales, lo que determina la necesidad de dotarlos de los recursos fiscales adecuados que aseguren su equilibrio presupuestario a corto plazo y, en especial, su estabilidad financiera a largo plazo. La experiencia de aplicación del llamado pacto local ha puesto de manifiesto las importantes dificultades que aquél tiene sin contar con una estructura fiscal adecuada.
Nuestras enmiendas no atienden a la definición del fondo del modelo.
Sobre este punto tendremos ocasión de debatir, permaneciendo Izquierda Unida abierta a una extensión de la corresponsabilidad fiscal establecida para las comunidades autónomas mediante la cesión del IRPF a los ayuntamientos. Las enmiendas atienden a unas cuestiones concretas que no están siendo consideradas por la Administración. En materia local les hacemos una propuesta que se refiere al principio de suficiencia. Debo enfatizar nuestra idea de que la debilidad de recursos locales está vaciando el principio de

Página 5774


autonomía política y el de subsidiariedad. En este terreno nos fijamos esencialmente en los municipios menores de 25.000 habitantes.
La primacía del factor población, la no consideración de características físicas de núcleos de población, etcétera, penaliza a estos municipios. Proponemos la creación de un fondo de solidaridad que se distribuya entre estos municipios y que se constituyan recursos para la prestación de servicios mancomunados. Una segunda cuestión relacionada con la suficiencia se refiere a la liquidación provisional del 98 por ciento, similar a la de las comunidades autónomas, frente al 95 por ciento actual, encargando a las comunidades autónomas que distribuyan ese 3 por ciento adicional. Se trata de mejorar la tesorería local y afirmar el principio de subsidiariedad.
Por último, nuestras enmiendas se refieren a la compensación fiscal que se corresponde con el IBI de centros concertados como en 1993, del mismo modo que se ha hecho para 1994, y con el IBI de las autopistas de peaje. Y dentro de las subvenciones al transporte público urbano señalamos la necesidad de compensar a las corporaciones locales en el supuesto de que el precio del carburante suba más que el IPC, así como la necesidad de cooperar con la gratuidad del transporte público para los desempleados.
Nada más. Muchas gracias.


La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Ruiz.
Por el Grupo Parlamentario Catalán (Convergència i Unió), tiene la palabra el señor Sedó.


El señor SEDÓ I MARSAL: Muchas gracias, señora presidenta.
A este grupo hemos presentado cuatro enmiendas, una al título VII y tres a la sección 32, entes territoriales. La enmienda al título VII es la 1245 y se refiere a que se contemple el hecho de que hay comunidades autónomas que han asumido competencias de las diputaciones provinciales. Asumir las competencias quiere decir que hay que ejecutarlas, necesitándose por tanto una serie de ingresos que antes podían tener las diputaciones. Pues bien, lo que nosotros queremos con esta enmienda es que esto se regularice. Si las diputaciones tenían unos ingresos y han dejado de tener unas competencias que ahora asumen las comunidades autónomas, lo lógico es que esos ingresos se traspasen también a las comunidades autónomas.
A la sección relativa a los entes territoriales hemos presentado tres enmiendas que para nosotros son muy importantes. La 1332 pide que se incremente la dotación en 135.796,73 miles de euros para cumplir con el convenio que existe en relación con la financiación de la policía autonómica. Es un convenio de junio de 1999 y a la cantidad calculada, que según dicho convenio debería ser de 322.419 miles de euros, le falta lo que nosotros pedimos. Si existe un acuerdo debe cumplirse en su totalidad.
Las enmiendas números 1333 y 1334 son parejas. La 1333 va ligada a la 1261, que es de adición, y en ella se pide que se incremente su dotación en 27.838,88 miles de euros a la Autoridad del Transporte Metropolitano de Barcelona. La aportación media del Estado al contratoprograma desde 1998 hasta el 2001 ha sido de 96.162 miles de euros, haciendo necesaria la implantación del nuevo sistema tarifario en la región metropolitana de Barcelona, la aportación adicional que nosotros pedimos, ya que el orden que se prevé en el convenio cuando esté en funcionamiento el nuevo sistema tarifario es muy superior, yéndose a los 120.000 miles de euros. La enmienda 1334 se parece en el concepto. En ella se pide que se incremente la dotación para el convenio de infraestructuras del transporte metropolitano de Barcelona en 16.557,89 miles de euros. El metro de Barcelona tiene un convenio para los años 2001 al 2005, en el que se prevé un importe total de 633 millones de euros, de los que el Estado financia -según el convenio- la tercera parte; por tanto serían 211 millones de euros en cinco años, por lo que cada año serían 42 millones de euros. Como en el proyecto no figura así, en la enmienda se pide el incremento mínimo para llegar a la media justa previsible, y serían 16 millones con lo que se llegaría a dicha media. Esto es muy importante para realizar lo que debe cumplirse y está previsto que así sea. El Gobierno no puede eludir compromisos que contrae y después no cumple.
A esta enmienda puede ir ligada la número 1260 (antes comentaba que la enmienda número 1261 iba dirigida a la autoridad del transporte) que va dirigida a la comunidad autónoma, y las dejaría defendidas como adicionales pues aunque no se entra en el detalle de las cantidades se pide que los correspondientes créditos sean ampliables.
Con todo ello damos por defendidas nuestras enmiendas, las tres dirigidas a entes territoriales, las dos -que serían adicionales- que hacen referencia al transporte metropolitano de Barcelona y para las que mi grupo ha pedido votación separada para que queda constancia de cuál es la posición de cada grupo, y también queda defendida la enmienda número 1245 al Título VII.
Muchas gracias, señora presidenta.


La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Sedó.
Para la defensa de las enmiendas formuladas por el Grupo Parlamentario Socialista, tiene la palabra el señor Rodríguez Bolaños.


El señor RODRÍGUEZ BOLAÑOS: Muchas gracias, señora presidenta.
Señoras y señores diputados, como ya saben este título corresponde a las secciones 32 y 33, que afectan a la financiación de los entes territoriales. En esta exposición voy a manifestar nuestra diferente posición en

Página 5775


relación con la financiación de las comunidades autónomas y de las corporaciones locales. Es diferente porque en estos últimos tiempos se han producido cosas que hacen que nuestra posición haya variado; me refiero nada más y nada menos que al acuerdo o pacto que ha habido en relación con las comunidades autónomas. Este pacto implica varias cosas, la primera es la constatación del fracaso del modelo anterior.
Ya veníamos denunciando desde las filas del Partido Socialista que no se podía ir a una financiación de las comunidades autónomas sin un diálogo previo, sin un acuerdo lo más amplio posible y sin un consenso. Esto es lo que se ha producido y ha sido posible ese acuerdo. También quiero manifestar que ese pacto no es el que nosotros hubiéramos deseado. Ya se dijo aquí en la intervención del señor Sevilla el pasado 24 de octubre, que ese pacto o ese acuerdo de financiación no avanza suficientemente en mecanismos como la corresponsabilidad fiscal, la solidaridad o la equiparación de la financiación per cápita. En fin, este ha sido el acuerdo y bienvenido sea. También quiero asegurar que a SS.SS. que estaremos vigilantes sobre este pacto. Al día de hoy nos preocupa sinceramente que no esté claro el resultado final del acuerdo. Sería de lamentar que este acuerdo, al que como es obvio no ha sido fácil llegar, no reflejara con exactitud el dinero pactado para cada comunidad autónoma.
Esperamos que el acuerdo se cumpla en todos sus términos, porque de no ser así nos tendrán enfrente para denunciar lo que consideraríamos un gravísimo incumplimiento de una materia tan transcendente para la normalización del Estado. En coherencia con ese acuerdo no hemos presentado ninguna enmienda a la sección 33, que se refiere al Fondo de Compensación Interterritorial, limitándonos a reclamar en los presupuestos para el año 2002 viejas reivindicaciones que son ajenas a dicho acuerdo, como saldar viejos compromisos, liquidar la llamada deuda histórica con las comunidades de Andalucía y Extremadura o abordar la financiación del metro de Sevilla. Ignoramos por qué no se financia el metro de Sevilla, cuando es una política normal del Gobierno acordar con las diferentes comunidades autónomas la financiación de los ferrocarriles metropolitanos, o la adecuación de la participación del Estado en el convenio suscrito con la Generalitat de Catalunya para el metro de Barcelona fundamentalmente.
En relación con las corporaciones locales, nuestro rechazo al presupuesto es frontal. No podemos estar de acuerdo con la política del Gobierno en relación con los ayuntamientos españoles. Aquí hacia falta un gran acuerdo y ustedes llevan seis años en el Gobierno y no han hecho absolutamente nada en esa dirección. En relación con los ayuntamientos, ustedes han pretendido engañar con documentos, con mensajes o con promesas vacías de contenido. En el año 1999 el Gobierno publicó un libro al que llamó El Pacto local, un gran libro, un libro importante, pero ese pacto no era tal, y ustedes lo saben.
Lo presentó -eso sí- a bombo y platillo; ya hemos acordado con los ayuntamientos españoles el futuro, la financiación y todo lo demás. Dicho libro recogía reformas legislativas que afectaban fundamentalmente a dos aspectos: a la gobernabilidad de las corporaciones locales y a su acceso al Tribunal Constitucional, sobre las que todos estuvimos de acuerdo, pero ignoraba la cuestión fundamental que llevan años reclamando los ayuntamientos españoles y es una nueva ley de financiación y un traslado de competencias acorde con un proceso descentralizador del Estado que sitúe las competencias en el lugar que mejor se pueden gestionar, conforme a la Carta europea de autonomía local que el Gobierno español suscribió en su día.
Al día de hoy, los ayuntamientos españoles, para que SS.SS. lo conozcan, participan en el 13 por ciento del gasto público en un país descentralizado, cuando a principios de los años ochenta participaban en el 11 por ciento. Esa es la realidad de las corporaciones locales.
De lo poco que se ha hablado en esta Cámara en relación con los ayuntamientos es otro elemento también incumplido y es su promesa de suprimir el impuesto de actividades económicas. Sobre esto podríamos escribir un manual, un dossier, lo que ustedes quieran, pues llevan seis años hablando de la supresión del impuesto de actividades económicas. El señor Aznar no en este inicio de campaña sino en la anterior legislatura, me refiero al año 1996, ya lo prometió. Pasó la legislatura sin tocarla, empieza la nueva legislatura y vuelven a prometer la supresión del impuesto de actividades económicas. Pero, ¿qué sucede? Que no saben qué hacer con él, porque los ayuntamientos les dicen en primer lugar que es un impuesto importante para ellos, y en segundo lugar que si se suprime habrá que ver con qué se compensa.
Ustedes no tienen ni idea. La realidad en el año 2002 prácticamente es que el impuesto de actividades económicas sigue estando como estaba y ustedes desaprovecharon la oportunidad de apoyar una proposición de ley que el Grupo Socialista trajo a esta Cámara para buscar el objetivo deseado, que era aminorar la fiscalidad de las pequeñas y medianas empresas. Tenía que haberse aprobado ya una nueva ley de financiación de las corporaciones locales y ni tan siquiera se ha puesto en marcha. Ustedes dicen que acordaron con la Federación Española de Municipios y Provincias una prórroga de la misma, pero lo que ustedes hicieron es que el Gobierno acuerda con la mayoría de la FEMP que por votación es el Partido Popular, es decir el Partido Popular acuerda con el Partido Popular que se prorrogue la ley, un acuerdo maravilloso entendido por todos y consensuado por todos. Esa es su posición en relación con los acuerdos. Pero ustedes en todos los ejercicios presupuestarios, y no solamente en esto, vienen haciendo lo siguiente: congelando las partidas destinadas a las corporaciones locales, no tienen en cuenta la subida de combustibles para la financiación del transporte colectivo urbano, incumplen lo establecido a la hora de compensar

Página 5776


a los ayuntamientos por beneficios fiscales que es el Gobierno el que los concede, como aquí se ha dicho por algún portavoz poniendo el ejemplo de las autopistas de peaje. No reconocen servicios prestados por los ayuntamientos, servicios importantes que además son los primeros que acuden cuando hay una contingencia, como la emigración y los servicios sociales. Abandonan a los pequeños municipios a través del rechazo a una enmienda que nosotros habíamos presentado para que subsistieran -fíjese qué poco pedimos- municipios de menos de 1.000 habitantes que no tienen capacidad tan siquiera para subsistir. Abandonan a las diputaciones provinciales, congelan los planes de obras y servicios, no compensan la eliminación del canon energético, desoyen sus peticiones para abordar un tratamiento de la red viaria, y a cambio, eso sí, legislan en dirección a los ayuntamientos, pero legislan vulnerando la autonomía local. Aprueban una ley de estabilidad presupuestaria que atenta gravemente contra la autonomía local y que llega incluso a negar la posibilidad de acudir al crédito para afrontar nuevas inversiones. Sacan adelante una Ley del Suelo en contra de los ayuntamientos y con un balance desolador, con menos posibilidades de los ayuntamientos de regular el suelo, y lo que es peor con el resultado final de que el objetivo que ustedes decían que iban a conseguir con dicha Ley, que la vivienda bajara, ha sufrido el mayor de los incrementos. La vivienda, con su Ley del Suelo, vulnerando y atacando la autonomía y la capacidad de regular el suelo de las corporaciones locales, ha hecho que la vivienda en España haya subido más que nunca. Hoy la vivienda se ha disparado absolutamente en cualquier municipio -ponga usted el que quiera-, gracias a su magnífica Ley del Suelo.
Todo esto está trasladado a las enmiendas que afectan, señor Merino, al conjunto de las corporaciones locales. No me venga con argumentos como en la Comisión de Presupuestos, argumentos arteros, diciendo que no solamente nos fijamos en los municipios que gobernamos. He puesto aquí ejemplos de diputaciones provinciales, de pequeños municipios, de compensaciones de beneficios fiscales, de Ley del Suelo y de estabilidad presupuestaria que afectan al conjunto de las corporaciones locales al que ustedes han abandonado a pesar, eso sí, de las promesas, los documentos y los libros presentados a bombo y platillo. Por tanto, no me venga diciendo eso. ¡Ojalá se produzcan los milagros! ¡Ojalá! Usted se ha subido hoy a esta tribuna invocando un milagro. Además, alguien decía que los milagros eran difíciles, a ver que santos había, y usted ha traído a esta tribuna tres nuevos santos que yo desconocía. Sinceramente, lo primero que le digo es que para ser santo -que yo sepa- hay que fallecer, y los que usted ha mencionado que yo sepa no han fallecido, están aquí muy presentes. Yo soy un poco agnóstico, y si no creo en los milagros de los santos que figuran en el santoral, mucho menos voy a creer en los santos que usted se inventa aquí: san José María Aznar, san Rodrigo Rato y san Cristóbal Montoro. No me lo creo, y como no me lo creo le digo que ustedes no van a aprobar ninguna de nuestras enmiendas, cargadas de argumentos, reivindicadas por la Federación Española de Municipios y Provincias y por el conjunto de los ayuntamientos; aunque ustedes se han encargado en todo este tiempo de adocenar a una institución reivindicativa, como era la FEMP, y parece que ahora no discuten mucho, pero la realidad es que están en contra de su política, porque no hay una política municipal por parte del Partido Popular. Este presupuesto no garantiza la suficiencia financiera, ni resuelve el problema de la financiación local, como mandata el artículo 142 de la Constitución española. Por todas estas razones, señores del Partido Popular, vamos a votar en contra de este título.
Muchas gracias. (Aplausos.)

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Rodríguez Bolaños.
¿Grupos que desean fijar posición? (Pausa.) Grupo Parlamentario Popular, señor Merino.


El señor MERINO LÓPEZ: Señora presidenta, señoras y señores diputados, señor Rodríguez Bolaños, creo que usted no se ha enterado de nada del debate del título III y me preocupa; o no se ha enterado o no ha querido escuchar. De milagros y de santos ha hablado aquí el portavoz del Partido Socialista. Yo he dicho que no había santos, que había personas, que se llamaban José María Aznar, Rodrigo Rato y Cristóbal Montoro, que habían hecho el milagro económico de España.
Eso es lo que yo he dicho y quien habló de milagros y de santos fue el portavoz del Grupo Socialista. Evidentemente, si ustedes quieren elevar a esas tres personas a la categoría de santos, lógicamente apoyaremos su petición a la Santa Sede.
Entrando en el tema que nos ocupa, señorías, quiero decirles con el máximo respeto a las formaciones políticas que no podemos aceptar las enmiendas que han planteado por una serie de cuestiones que vamos a exponer aquí. En toda la historia de España este es el presupuesto que más aporta a las corporaciones locales. Se produce un incremento del 8,2 por ciento para las corporaciones locales y del 3,3 por ciento para las comunidades autónomas; la sección 32 en su conjunto sufre un incremento del 4,7 por ciento, por tanto no se puede venir a este hemiciclo a hacer discursos catastrofistas, discursos a los que ya nos tiene acostumbrados el Partido Socialista. Espero y deseo que lo que el portavoz del Grupo Socialista dijo el pasado día en la Comisión de Presupuestos de que no presentaban enmiendas a la sección 33 por respeto al pacto de financiación autonómica alcanzado en el Consejo de Política Fiscal y Financiera en el mes de julio de este año, sea una realidad; pero me preocupa que se haya dejado

Página 5777


caer y traslucir que ya veremos si ustedes apoyan la normativa legal que da pie a ese pacto. Espero y deseo que ustedes mantengan su posición de compromiso con el pacto de financiación autonómica.
Señor Rodríguez Bolaños, tengo que decirle con toda claridad que ustedes no pueden venir aquí tranquilamente a presentar una enmienda reivindicando deuda histórica para Andalucía y Extremadura cuando ustedes en 14 años no dieron ni una sola peseta de esa deuda histórica. Ustedes plantean esas enmiendas con toda la tranquilidad del mundo y con la sangre fría que les caracteriza y los andaluces les decimos: ¿qué hicieron ustedes durante 14 años con la deuda histórica? Los presidentes de esas comunidades autónomas, que eran presidentes de su partido, no reivindicaron nunca esa deuda histórica al señor González, ni el Grupo Parlamentario Socialista presentó una sola enmienda reivindicando deuda histórica para Andalucía y Extremadura. ¿Por qué cuando llega el Partido Popular, que encima da 20.000 millones de pesetas para esa deuda histórica, reivindican ustedes la deuda histórica? ¿Por qué no piden a sus presidentes de las comunidades autónomas de Andalucía, de Castilla-La Mancha y de Extremadura que expliquen a los ciudadanos de esas comunidades autónomas por qué no se acogieron al anterior sistema de financiación autonómica, que les ha costado -y nos ha costado- miles de millones de pesetas? ¿Por qué no explican ustedes esa situación y plantean esas propuestas? Quiero decirles que estoy convencido de que el Partido Socialista, que a la sección 33 no ha puesto ni un solo pero, no ha presentado ni una sola enmienda, vote a favor de dicha sección; pero, señor Rodríguez Bolaños, ¿cómo se puede venir a este hemiciclo, como hizo usted en la Comisión de Presupuestos respecto a la sección 32, relativa a corporaciones locales, a hacer el discurso tremendista, catastrofista y preocupante que usted ha hecho cuando su incoherencia le lleva a no presentar una enmienda a la totalidad? Creo que es la única sección del presupuesto, junto con la 33, en la que el Partido Socialista no ha presentado enmienda a la totalidad y qué casualidad, es la sección relativa a corporaciones locales, donde usted hace el discurso más catastrofista de todos los portavoces del Grupo Socialista, que ya es difícil, pero usted los supera a todos. Usted no presenta enmienda a la totalidad y viene aquí poniendo boca abajo la sección 32 y diciendo que todo es un desastre. Con la habilidad política que le caracteriza, usted habla en esta sección de enmiendas que no corresponden a la misma, para decir que en sus enmiendas han defendido el municipalismo. Yo le vuelvo a demostrar con datos que ustedes no han defendido el municipalismo en sus enmiendas.
Señor Rodriguez Bolaños, este es el municipalismo que entienden ustedes: con tres enmiendas referidas al metro de Sevilla, al metro de Barcelona y a inversiones en Teruel, que suponen 40.000 -hablando siempre en miles de euros-, dan ustedes más dinero a esas tres ciudades que al conjunto de todos los ayuntamientos de España a los que dan con una enmienda dan 39.110 millones. Eso es lo que ustedes hacen en sus enmiendas, señor Rodríguez Bolaños, y están ahí. Para el metro de Barcelona, para el metro de Sevilla y para Teruel dan más dinero que a los 8.000 ayuntamientos, y viene usted aquí a decirnos que son los defensores del mundo mundial del municipalismo. Tengo que decirle que sus palabras y su discurso no se acompañan con la realidad municipal; no se acompañan porque señor Rodríguez Bolaños la demostración de que este partido y este Gobierno está mejorando la situación económica de los ayuntamientos es que cuando ustedes gobernaban, debido a la crisis económica que tenían los ayuntamientos, era necesario llevar a cabo planes de saneamiento. Hoy no se tienen que llevar a cabo esos planes de saneamiento en los ayuntamientos porque está mucho mejor la economía municipal y la política económica del Gobierno del Partido Popular ha favorecido a los ayuntamientos. Cuando se ha llevado una política económica eficaz han bajado los intereses, los ayuntamientos han podido refinanciar deuda y se ha bajado la carga financiera de los ayuntamientos. Esto se ha hecho precisamente desde el Gobierno del Partido Popular, porque antes con ustedes los ayuntamientos teníamos que firmar préstamos al 18 o 19 por ciento de interés y ahora se están firmando al 4 y al 5 por ciento refinanciándose. Esa es una realidad incontestable en este hemiciclo y en cualquier salón de plenos de los ayuntamientos.
Hay que decir que la participación de los ayuntamientos es del 13 por ciento, pero como decía el señor Rodríguez Bolaños los ayuntamientos están asumiendo competencias que hoy ya no son del Estado, son de las comunidades autónomas. Estará de acuerdo conmigo el señor Rodríguez Bolaños en que el paso que queda por dar es que las comunidades autónomas además de transferir las competencias transfieran también la financiación de esas competencias, porque eso no se está haciendo, y no estoy hablando de ningún signo político de comunidad autónoma.
Estará conmigo en que ese es un tema que hay que abordar. Los ayuntamientos están llevando a cabo competencias de comunidades autónomas y éstas no están mandando a los ayuntamientos el dinero necesario para asumir esas competencias. Habrá que abordarlo y nosotros estamos dispuestos a sentarnos a hablar con ustedes y con el resto de las formaciones políticas para afrontar la financiación local. Decían ustedes: no se va a abordar la financiación autonómica; ya está abordada la financiación autonómica. Dicen ustedes: no se va a abordar la financiación local; se abordará y ya se está abordando.
Dice el Partido Socialista que fue el creador del impuesto de actividades económicas y ahora parece que es el primer interesado en suprimirlo. Quiero verles el día que se celebre esa votación; quiero verles

Página 5778


votando a favor de la supresión del IAE; ya veremos demandado durante muchos años en la oposición en el cuál es su posición ese día. Señor Rodríguez Bolaños, Parlamento andaluz. El argumento que da el Partido el Partido Popular ha dicho que en esta legislatura se Popular al Partido Socialista es que ustedes cuando suprime el IAE y se va a suprimir, esté tranquilo. Espero estaban no lo hicieron. Eso es evidente; pero lo evidente contar con su voto y con el del resto de sus compañeros a veces también es bueno recordarlo si eso no es a favor de la supresión del IAE por el interés que malo. Es evidente que durante 14 años el Partido Socialista manifiestan. de Andalucía y Extremadura no reclamó y la La situación económica de los ayuntamientos hoy en Administración central no pagó. Sí es cierto que Borbolla día es mejor. Este presupuesto lleva el 8,2 por ciento de en algún año de cabreo con el equipo de González, incremento a las corporaciones locales y más del 3 por lo digo para ser honesto, si metieron en algún presupuesto ciento a las comunidades autónomas dentro de ese pacto de la Junta de Andalucía cantidades de la de financiación autonómica alcanzado; desde que el deuda histórica, pero vuelvo a insistir que no se produjo Gobierno es del Partido Popular se está llevando una la presión necesaria y, desde luego, no se produjo el política económica de apoyo a las corporaciones locales pago. Ese argumento es muy pobre, porque indiscutiblemente y a las comunidades autónomas, confiamos que se siga el que uno que es gobernante antes que tu manteniendo a lo largo de los presupuestos, y esto nos haya hecho las cosas mal, no justifica para que tú las obliga a votar en contra de las enmiendas presentadas. sigas haciendo mal. Es más, me imagino que cuando Nada más y muchas gracias. los ciudadanos y ciudadanas españoles que a ustedes les han dado la mayoría absoluta, les han votado es para La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor que hagan cosas diferentes a las que hizo el Partido Merino. Socialista, en otro caso no les hubieran votado a ustedes, Disposiciones Iniciamos el debate de las enmiendas que afectan a hubieran votado al mismo Partido Socialista. En adicionales, transitorias las disposiciones adicionales, transitorias y anexos, consecuencia, entre las cosas que tienen que cambiar y anexos conjuntamente. por qué no van cambiando y van pagando la deuda histórica. Las enmiendas del Grupo Parlamentario Mixto se han dado por defendidas. Entre otras cuestiones, señorías, independientemente Grupo Parlamentario de Coalición Canaria. (Pausa.) de que es necesaria y de que beneficia y debe beneficiar Grupo Parlamentario Federal de Izquierda Unida, a dos comunidades que a la hora del desarrollo señor Rejón. autonómico salieron con un capital público inferior a la media española, por el hecho de que es legal, de que El señor REJÓN GIEB: Señora presidenta, señorías, está en el bloque constitucional y por tanto si está en la voy a defender diversas enmiendas de mi grupo parlamentario disposición adicional segunda del Estatuto de Autonomía a las disposiciones adicionales y transitorias.
de Andalucía, Ley orgánica, y está en la disposición Si verdaderamente la Ley de acompañamiento es adicional segunda del Estatuto de Autonomía de un auténtico cajón de sastre, imagínense ustedes lo que Extremadura, es que está vigente y entonces pueden son las disposiciones adicionales, el cajón del cajón de suceder dos cosas: o se paga, señorías, o se cambia, y sastre. podrían ustedes aprovechar el calorcito del planteamiento En primer lugar defenderé enmiendas relativas tanto de la reforma del estatuto, en un calentamiento al aumento de fondos, al antiguo PER, como a la fijación verbal del presidente de la Junta de Andalucía, y aprovechar de cantidades a fin de ir pagando la deuda histórica algún calentamiento verbal también del presidente existente entre la Administración central, el Gobierno de la Junta de Extremadura, y colar que se quite central y las comunidades autónomas de Andalucía la disposición adicional segunda; pero mientras estén y Extremadura.
Con las cantidades que actualmente se vigentes hay que cumplirlas porque si no se produce reparten entre los municipios de Andalucía y Extremadura una quiebra de ley. para el PER (para entendernos, por no tener que Hay un segundo bloque, señorías, relativo a la contabilidad, utilizar aquí otros términos más difíciles y menos conocidos), a las cuentas, a la entrega a cuenta del dinero apenas si dan para siete u ocho jornales anuales, que se tiene que dar o que se da en virtud del cumplimiento y como ustedes comprenderán con siete u ocho jornales, o de las órdenes de determinado Concordato, a algo es algo y menos da una piedra, pero indiscutiblemente la Iglesia católica. Nosotros no estamos en esta es incluso hasta humillante.
enmienda planteando que se cambie el Concordato, por En segundo término, la deuda histórica. No sé qué supuesto estamos planteándolo en otro nivel, pero decimos portavoz le tocará al Partido Popular, pero evidentemente que no se dé este año ni una peseta más como no podrán decir aquello de que cuando ustedes dinero a cuenta de lo que la Iglesia católica recibió a estuvieron en los gobiernos no pagaron la deuda histórica, cuenta también de la casilla que se puso en el impuesto porque desgraciadamente no hemos estado en ningún sobre la renta de las personas físicas. Si por declaración gobierno; pero sí tenemos la autoridad de haber de los españoles y españolas se fijó determinada cantidad, sacado del olvido toda la deuda histórica y haberla el Estado no puede dar a cuenta en el año 2002 ni

Página 5779


una peseta más de lo que los españoles dijeron que fuera para la iglesia católica en el año 2001.
Un tercer bloque de enmiendas va en la línea de pedir que se ejecute el cumplimiento de una proposición no de ley, que se aprobó por unanimidad en esta Cámara en la VI Legislatura, referida a la transferencia de los hospitales militares a los distintos servicios de salud de las diferentes comunidades autónomas -no solamente a Madrid, no solamente el Gómez Ulla- o, en el caso concreto, al Insalud.
Vuelvo a repetir, aunque sea en el desierto, la obligación política, moral y económica del cumplimiento del 0,7 por ciento del producto nacional bruto, del PNB, como ayuda de solidaridad a los países del Tercer Mundo.
Para ir terminando, señora presidenta, haré referencia a los dos últimos bloques. En cuanto a las pensiones por debajo del salario mínimo interprofesional, nosotros planteamos que sufran un incremento en unos puntos superiores al IPC. Yo ya no sé en relación con qué IPC, si el IPC que dice Montoro que va a subir o si el IPC que luego van a reconocer que no va a subir. Me da igual. Nosotros lo que planteamos es que haya un crecimiento de estas pensiones mayor que el IPC que se aplique a otras, con la finalidad de que vayan alcanzando el salario mínimo interprofesional.
Mencionaré una última cuestión, señorías, que posiblemente no afecte a nadie en esta Cámara. Sería muy conveniente, si no en estos presupuestos, en otro marco -y yo se lo pediría a las diputadas y diputados del Grupo Popular o a quién fuera del Gobierno-, que tuvieran en cuenta la situación de muchos cargos públicos, fundamentalmente concejalas y concejales, alcaldesas y alcaldes de pueblos de España. Son personas que han estado 8, 12, 16 años de su vida en esa función pública y que posiblemente ya han olvidado la profesión que tuvieron o la pequeña empresa que pusieron en marcha y que desmontaron por incompatibilidad o por no poder prestarla atención cuando ocuparon el cargo público determinado. Esas personas no tienen derecho al desempleo, lo que me parece, aparte de injusto, peligroso. Señorías, ya que tanto estamos hablando de la dignificación del cargo público, evitemos tentaciones desde la igualdad con el resto de españolas y españoles. No estamos pidiendo un trato preferente para esas alcaldesas o alcaldes o concejalas o concejales, sino el mismo trato que tiene cualquier albañil, cualquier empleada de la limpieza, en definitiva, cualquier trabajador por cuenta ajena cuando termina su contrato o se le despide por distintas razones. De la misma manera que estas personas tienen derecho a los meses correspondientes de desempleo en virtud de los años cotizados, pedimos que se trate igual a los cargos públicos.
Si queremos dignificarlos, igualémoslos, al menos, al resto de las trabajadoras y trabajadores del Estado español. (Un señor diputado: Muy bien.) Nada más y muchas gracias.
La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Rejón.
Por el Grupo Parlamentario Catalán (Convegència i Unió), tiene la palabra el señor López de Lerma.


El señor LÓPEZ DE LERMA I LÓPEZ: Gracias, señora presidenta.
Doy por defendidas nuestras enmiendas números 1260 y 1261 a este grupo de disposiciones adicionales, transitorias y anexos, que debatimos conjuntamente, porque lo ha hecho anteriormente mi compañero, el señor Sedó.
La primera del resto de las enmiendas que paso a defender, la 1247, trata de incrementar en un 4 por ciento las prestaciones por hijo a cargo, tanto para hijos mayores de 18 años como para los menores de 18 años, que estaban congeladas desde que se actualizó su cuantía en el real decreto de 19 de julio de 2000, de medidas de mejora de la protección familiar. Nuestra enmienda también propone incrementar el límite de ingresos que posibilita la percepción de esas ayudas en el mismo porcentaje, al objeto de ampliar el número de familias que se pueda acoger a ellas.
La siguiente enmienda, la número 1248, trata de prorrogar para el año 2002 la totalidad de actividades y programas susceptibles de ser declarados como programas prioritarios de mecenazgo. Se me dirá respecto a estas dos enmiendas que el amparo de la familia es algo prioritario por parte del Grupo Parlamentario Popular y que en el primer semestre del próximo año nos ocuparemos de la, entre comillas -porque así es conocida popularmente-, Ley del mecenazgo. Uno no puede vivir de palabras y de promesas que se van a materializar, se nos dice, en el futuro, sino del documento presupuestario, que es de lo que vamos a disponer en el próximo ejercicio, en donde se plasma la política gubernamental. Por eso nosotros mantenemos esas dos enmiendas, a pesar de lo que se nos viene diciendo o de lo que venimos leyendo en los medios de comunicación.
La enmienda número 1249 trata, juntamente con la enmienda número 1250, de un problema que venimos arrastrando desde hace ya un montón de años, como son las instituciones sanitarias cuya titularidad ostentan las administraciones públicas o instituciones públicas o privadas sin ánimo de lucro que están acogidas a una moratoria en su pago a la Tesorería General de la Seguridad Social. Son dos enmiendas que conducen a lo mismo: una, lógicamente, a ampliar en un año la moratoria, idéntica a la que aprobamos en el debate presupuestario del año 2000, más o menos en estas fechas; la otra se refiere a la condonación de la deuda, porque creemos que es de imposible cumplimiento, como decía respecto de algunas leyes la diputada López i Chamosa.
La enmienda número 1257 trata de facilitar la ejecución de una política de integración de los inmigrantes de una manera continuada y firme, de una manera decidida, no dubitativa, por parte de las comunidades autónomas.


Página 5780


En este sentido proponemos que lo sea en tanto en cuanto se refiere a la administración más próxima. Por lo tanto, proponemos la creación de un fondo interterritorial para integración de los inmigrantes. Nosotros apoyamos la creación de la llamada Ley de extranjería. Venimos discrepando de su aplicación en algunos aspectos. Es cierto que estamos reconvirtiendo la ley en una ley policial y para eso no es necesaria la reforma, ya teníamos la que nos propuso y aprobó el Gobierno del presidente González. Por lo tanto, creemos que, al lado de esa ley, deberíamos crear un fondo interterritorial para la integración de los inmigrantes porque, de lo contrario, en algunas zonas, concretamente en aquellas donde hay mayor llamada de inmigrantes, por ejemplo, Cataluña, se pueden llegar a crear conflictos sociales nada deseables. Nuestra enmienda tiende no tanto a dotar económicamente un fondo, que también, lógicamente, sino a llamar la atención a la Cámara y al grupo mayoritario sobre la necesidad de políticas de integración de los inmigrantes porque, de lo contrario, tendremos problemas de cohesión social.
La enmienda número 1252 se refiere a una disposición final nueva sobre la creación de un fondo español para el tratamiento de la deuda exterior, que se justifica en los términos en que ha sido presentada en el registro de la Cámara. La enmienda número 1253 -y es simplemente un recordatorio a los servicios de la Cámara- ya fue retirada en Comisión -deseo que así conste en el dictamen correspondiente- por ser idéntica a la enmienda número 1785, del Grupo Parlamentario Popular, que ya se incorporó a la misma; repito, la enmienda número 1253 fue retirada en su momento.
La enmienda número 1254 trata de medidas de control del gasto farmacéutico y dice lo siguiente: «Los ingresos derivados de acuerdos que se adopten en el Ministerio de Sanidad y Consumo y con la industria farmacéutica deberán repartirse entre las comunidades autónomas en proporción al porcentaje de población protegida». No es lógico que la materia sanitaria sea competencia de algunas comunidades autónomas y sobre esa materia opere el Ministerio de Sanidad y Consumo con acuerdos con el sector de la industria farmacéutica, y esos acuerdos, que pueden ser beneficiosos, no lo dudamos, no lo discutimos, no tengan una repercusión automática respecto de aquellas comunidades autónomas que tengan población protegida en el ámbito sanitario en función de sus competencias.
La enmienda 1255 trata de analizar la posibilidad de incorporar, en el ámbito de los Presupuestos Generales del Estado, un sistema estable de financiación para las confesiones religiosas distintas de la católica, en la línea de lo que señala nuestra propia Constitución. La enmienda número 1256 es coherente con la enmienda que propone y defiende el fondo para la integración de los inmigrantes. La enmienda 1257 trata de prever en este proyecto legislativo la posibilidad de incrementar los salarios de los trabajadores al servicio de las administraciones públicas, al objeto de compensar parte de la pérdida del poder adquisitivo que ha sufrido ese colectivo a lo largo de los últimos años. Creemos que es una enmienda llena de razón y de comprensión por parte del conjunto de la sociedad, pero no creemos que tenga la fortuna de ser aprobada.
La enmienda 1258 trata de enmendar algo que nos ha caído del cielo - en este caso ha venido de Bruselas -, a través de una sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea que declara contrario al derecho comunitario la aplicación del tipo reducido del IVA, concretamente a los peajes de las autopistas. Como recordarán SS.SS, esto no sólo fue un acuerdo bilateral entre el Partido Popular y Convergència i Unió - que lo fue en su inicio y que sirvió para apoyar la investidura del presidente Aznar la pasada legislatura- , sino también un acuerdo unánime de esta Cámara al interesarse por la rebaja del impuesto del valor añadido y aplicar el tipo reducido del 7 por ciento. Se nos dice que esto es contrario al derecho comunitario, pero no sabemos lo que ha dicho el abogado que representó en ese contencioso al Reino de España y no nos atrevemos a pensar en cierta inhibición o en cierta actitud pasiva, lo digo con toda sinceridad. En estos momentos, no se trata de examinar el contenido jurídico de la defensa que se hizo de un acuerdo tomado por las Cortes Generales, sino de intentar evitar lo derivado de esa sentencia que, en la práctica, supone un incremento del peaje para los usuarios.
Finalmente, la enmienda 1259 trata de incluir en el proyecto de ley de Presupuestos Generales del Estado para el año 2002, un rótulo que rezaría así: Fondos de desplazados a distribuir según acuerdo de financiación de las comunidades autónomas, con una cuantía -la que figura en nuestra enmienda-, que trata de cumplir un acuerdo de financiación que prevé la dotación incrementada de acuerdo con las necesidades reales, por lo que proponemos incluirlo en los créditos ampliables.
Nada más, señora presidenta. Muchísimas gracias.


La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor López de Lerma.
Para la defensa de las enmiendas del Grupo Parlamentario Socialista, tiene la palabra, en primer lugar, el señor Mayoral.


El señor MAYORAL CORTÉS: Señora presidenta, señorías, la sociedad española del año 2001 es una sociedad secularizada que se ha dotado de una Constitución que establece a su vez un Estado laico y aconfesional. Sin embargo, el sistema de financiación que venimos practicando todavía en este país, y que vienen recogiendo los Presupuestos Generales del Estado, desde nuestro punto de vista, ha periclitado ya, al igual que periclitaron también mandatos constitucionales de otras etapas, mandatos expresos al pueblo español donde se indicaba que la Iglesia sería sostenida por el Estado.Este mandato ya no existe en nuestra Constitución. Venimos

Página 5781


arrastrando un sistema de financiación, el que establecen los acuerdos económicos del año 1979, que está en una situación de prórroga reiterada año tras año. Recuerden ustedes que el convenio de financiación del año 1979 incluía el paso del sistema de dotación de culto y clero de la época del régimen anterior, a un sistema de financiación basado en una participación de un porcentaje del IRPF, pero, a su vez, este sistema sería transitorio hasta llegar a un sistema de autofinanciación por parte de la Iglesia católica. Pues bien, ninguno de estos pasos, sobre todo los últimos, han sido dados y nos encontramos todavía en una situación que es preciso reconsiderar al objeto de que actualicemos el sistema de financiación en una cuestión que afecta fundamentalmente a un orden superior, a un orden de libertad de conciencia, que lo adaptemos al mandato y a los contenidos propios de la Constitución y la definición que recientemente daba el Tribunal Constitucional, nuestro máximo tribunal, de nuestra Constitución y de nuestro Estado como Estado laico. Por ello creemos que no se debe seguir prorrogando el sistema previsto en este momento en los Presupuestos Generales del Estado y hemos presentado una enmienda según la cual debe establecerse una nueva regulación del sistema de asignación tributaria y suprimir el carácter de mínimos de los pagos a cuenta hasta este momento. Debemos ir a un nuevo sistema, señorías, que se base, por una parte, en la ley de libertad religiosa y, por otra, en el principio de voluntariedad real y de igualdad y no discriminación. Hay modelos hacia los que debemos caminar; ahí tenemos el sistema alemán, que está basado en un impuesto religioso que cobra el Estado a cuenta de la Iglesia o bien la posibilidad de desarrollar acuerdos de colaboración, conforme al artículo 16 de nuestra Constitución, donde se establecen las posibilidades de colaboración del Estado con la Iglesia católica y otras confesiones.
Respecto a la otra enmienda planteada, es importante considerar que, mientras exista el sistema actual de financiación por parte de los poderes públicos a las distintas confesiones o cualquier otro que le suceda, debe basarse fundamentalmente en el principio de igualdad y no discriminación entre las distintas confesiones religiosas en nuestro país. No tiene sentido que en el año 2001 confesiones como los evangélicos, los judios o musulmanes -que ya son más de 600.000 en nuestro país-, no tengan ningún apoyo financiero por parte del Estado, a diferencia de lo que ocurre con la confesión mayoritaria en nuestro país. ¿Cómo desarrollan la asistencia religiosa en las prisiones, en los hospitales y en las escuelas estas confesiones que he mencionado? Buscando los recursos como pueden. Y no sé si SS.SS.
se han preguntado por el origen de la financiación que tienen en este momento los profesores de religión islámica en nuestro país. En este ámbito hay un principio de desigualdad que tiene que ser corregido. Y por este motivo hemos presentado estas dos enmiendas, particularmente la segunda, que propone una disposición adicional nueva, conforme a la cual, mientras exista y subsista un sistema de financiación pública de las confesiones, todas participen proporcionalmente a la implantación que tengan en nuestro país.
Muchas gracias, señorías.


La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Mayoral.
Señor Segura, también por el Grupo Parlamentario Socialista.


El señor SEGURA CLAVEL: Muchas gracias, señora presidenta.
Señorías, con las enmiendas 1060 y 1061, el Grupo Parlamentario Socialista reitera en esta fase de tramitación de los Presupuestos Generales del Estado su preocupación por aspectos que han sido debatidos en otros foros equivalentes en el Congreso. Con la enmienda 1060, relativa a la seguridad aeroportuaria, queremos manifestar, con esta disposición adicional nueva, que la seguridad en los aeropuertos, como consecuencia de circunstancias de todos conocidas y que no vamos a reiterar, deberá ser considerada como parte integrante de la seguridad nacional y corresponde al Gobierno español, con cargo a los Presupuestos Generales del Estado, incrementar todos aquellos medios que se precisen, con el objeto de dar estricto cumplimiento a toda la normativa propulgada en materia de seguridad aeronáutica que se ha recogido en normas específicas muy variadas, como las del Anexo 17 del convenio de la OACI o el documento OACI 8973, sobre manual de seguridad para la protección de la aviación civil contra los planes de interferencia ilícita, o en el artículo 11 del Convenio de Tokio del año 1963, en el Convenio de La Haya de 1970 y en el Convenio de Montreal del año 1971.
Señorías, reforzar la formación técnica de las tripulaciones en materia de seguridad, reforzar la tecnología a aplicar en los aeropuertos, establecer el equipamiento adecuado a lo largo de los meses próximos, requerirá una inversión que no está prevista en ninguna de las partidas presupuestarias del ente público AENA ni en la sección 17, Ministerio de Fomento, y no podemos tolerar que recaiga en los usuarios de los aeropuertos españoles, en los usuarios de la aviación civil. En consecuencia, presentamos esta enmienda por la que pedimos que el Gobierno elabore y remita a las Cortes Generales, en el plazo de seis meses a contar desde el día siguiente a la entrada en vigor de esta ley, un plan nacional de seguridad aeroportuaria y de aviación civil que contemple, con el mayor rigor posible, todas aquellas medidas y mecanismos que se destinen a la protección de aeropuertos, aeronaves e instalaciones aeroportuarias y servicios de navegación aérea, así como todos aquellos otros procesos de control para la seguridad de las personas.
Precisamente en la enmienda siguiente proponemosque el Gobierno, desde la perspectiva del mantenimiento

Página 5782


del servicio público, establezca, en el plazo máximo de tres meses desde la publicación de la presente ley, un programa de emergencia de apoyo al sector aéreo español, mediante la aplicación de diferentes medidas que se recogen en cada uno de los puntos de que consta esta disposición adicional. Es de todos conocido, porque lo hemos visto en los medios de comunicación en las últimas semanas, que las compañías aéreas, igual que las de todos los países de la Unión Europea, vienen alertando a las instituciones públicas sobre una crisis estructural en sus costes de explotación, derivados tanto del descenso del número de pasajeros transportados, causa de las reducciones que se anuncian en cuanto de las frecuencias de los vuelos, como del incremento de gastos como consecuencia de la necesidad de incrementar los recursos humanos y materiales para atender las necesidades derivadas de la seguridad, así como de factores externos, como son los incrementos de las exigencias económicas por parte de las compañías aseguradoras para recoger en sus cláusulas las obligaciones vinculadas a las nuevas potenciales situaciones de terrorismo. Por ello, señorías, el Grupo Parlamentario Socialista ha presentado esta disposición adicional con una serie de medidas, una de las cuales se ha recogido ya en un real decreto-ley convalidado por esta Cámara y las otras deberán -estamos convencidos- ser elevadas por el Gobierno a las Cortes Generales.
Señoras y señores diputados, les planteamos la necesidad de la aprobación de estas dos disposiciones adicionales ante la situación internacional que se está viviendo en el sector y para permitir la competitividad de nuestras infraestructuras y de las compañías aéreas españolas.
Señora presidenta, quisiera aprovechar esta intervención para hacer llegar al pueblo americano el dolor, el pesar de nuestro grupo parlamentario por el desgraciado accidente de un Airbus 300 en una zona muy próxima al aeropuerto de Nueva York y que ha traído consigo la muerte de más de 250 personas.
Nada más. Muchas gracias.


La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Segura.
Por el Grupo Popular, tiene la palabra, en primer lugar, el señor Cámara.


El señor CÁMARA RODRÍGUEZ-VALENZUELA: Gracias, señora presidenta. Voy a ser muy breve.
Antes de que intervenga el señor Bardisa sobre el resto de las enmiendas presentadas a las disposiciones adicionales, anuncio a la Cámara que nuestro grupo ha presentado una enmienda transaccional a la enmienda 1848, de Coalición Canaria, puesto que pensamos que era necesario evitar la importante diferencia que se puede producir en relación con el artículo 38.3 de la Ley del Impuesto sobre Sociedades. Con la medida del Grupo Parlamentario de Coalición Canaria y con la corrección que introducimos puede mejorarse sin ninguna duda el texto del proyecto de ley, por lo que presentamos esta enmienda transaccional que tienen ya en su poder los grupos de la Cámara.
Asimismo, anunciamos que nuestro grupo votará a favor de la enmienda 1249, de Convergència i Unió, por la que se amplía la moratoria concedida por el pago de deudas con la Seguridad Social, que ya empieza a ser una enmienda tradicional presentada por Convergència y también tradicionalmente aceptada por nuestro grupo parlamentario, y asimismo la concesión del carácter ampliable del crédito relativo a los fondos desplazados a distribuir sobre el acuerdo de financiación de las comunidades autónomas del 17 de julio de 2001.
Nada más, señora presidenta.


La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Cámara.
Señor Bardisa, en turno de fijación de posiciones.


El señor BARDISA JORDA: Señora presidenta, señorías, subo a la tribuna para defender la posición del Grupo Parlamentario Popular respecto a las disposiciones adicionales de la Ley de Presupuestos Generales del Estado para el año 2002. (La señora vicepresidenta, Becerril Bustamante, ocupa la presidencia.) Señorías, vuelvo a decir lo mismo que dije en Comisión con respecto a las enmiendas presentadas fundamentalmente por el Grupo Parlamentario Mixto, el Grupo de Izquierda Unida y el Grupo Socialista, y es que estas enmiendas no hubieran sido admitidas a trámite en los programas de las diferentes secciones de los presupuestos, ya que ello supone proponer una baja en otra partida presupuestaria para financiar el nuevo gasto que se propone -en muchas de ellas, ni tan siquiera se cuantifica el gasto-; enmiendas que se presentan en las disposiciones adicionales, que son siempre el cajón de sastre donde vienen todas las reivindicaciones políticas y sociales que hay que hacer en algún sitio y en las que el gasto puede ser de cualquier tipo, puesto que no hay ninguna contrapartida. Estoy seguro de que tanto el Grupo Popular como el Gobierno aceptarían muchas de las propuestas contenidas y estarían encantados de llevarlas a cabo, pero, señorías, en los presupuestos existen prioridades. Cuando aprobamos una partida presupuestaria, hay que detraerla de otro sitio, y, señorías, ¿de dónde la quitamos: de sanidad, de educación, de gasto social, de infraestructuras? Por eso las disposiciones adicionales están basadas precisamente en la prioridad del gasto y, dentro de la prioridad del gasto, en el necesario equilibrio presupuestario que deben mantener todas las partidas del presupuesto precisamente para evitar recurrir al déficit como vía habitual de financiación del gasto público, y sobre todo el diseño de las políticas de gasto va encaminado en el año 2002 precisamente para mantener el ritmo de crecimiento

Página 5783


económico y de empleo que se ha mantenido en todos los presupuestos generales anteriores.
Ya digo que por pedir que no quede. Izquierda Unida nos propone una serie de enmiendas y nos habla de la deuda histórica, a la que ya se ha referido mi compañero Rafael Merino en el anterior debate, que dice que ustedes no la han pedido. Ustedes han gobernado en Andalucía también con el Partido Socialista y no han reclamado esta deuda histórica. En ese sentido, quiero decir que todas las enmiendas que plantea Izquierda Unida representan un incremento del gasto. Por ejemplo, trae aquí precisamente una disposición adicional que fue consecuencia de la aprobación de una proposición de ley, que decía que las competencias eran de las comunidades autónomas, como era el tema de la creación de una red nacional de carriles bici, y solicitan que se destine el 1,1 por ciento del presupuesto de los ministerios de Fomento y Medio Ambiente. Esto, señorías, supone dejar de realizar otras actuaciones, y quiero señalar que, por ejemplo, la inversión en infraestructuras representa un crecimiento del 10,4 por ciento respecto al año 2001, que se destina a ferrocarriles, autovías, recursos hidráulicos, etcétera. Me gustaría que S.S. nos dijese qué partidas presupuestarias suprimimos.
En cuanto a las enmiendas que han presentado tanto Izquierda Unida como el Grupo Parlamentario Socialista respecto de la modificación de los pagos a cuenta a la Iglesia católica en concepto de IRPF, vuelvo a decir lo mismo que les dije en Comisión: esto está dentro de los acuerdos y de los pactos entre la Iglesia y el Estado y, como ustedes saben, la vigencia alcanza hasta finales del año 2002. Por lo tanto, es totalmente inviable la aplicación de la enmienda.
En lo que se refiere a las enmiendas que ha presentado el Grupo Parlamentario Socialista y en su nombre don José Segura, también quiero manifestar el dolor del Grupo Parlamentario Popular por el accidente que ha ocurrido esta misma tarde en el aeropuerto de Nueva York y que nos sentimos solidarios con todas las víctimas que ha habido. En ese sentido, el señor Segura presenta dos enmiendas, una para crear un plan nacional de seguridad aeroportuaria y otro para ayudas a compañías aéreas. Debo decir que todo lo concerniente a seguridad debemos contemplarlo dentro de la Unión Europea, señor Segura. Ante la situación internacional derivada de los ataques terroristas contra Estados Unidos del 11 de septiembre, el Consejo Europeo de Transportes acordó en una reunión extraordinaria reformar de modo inmediato la normativa al respecto e impulsar la aplicación de nuevas medidas de seguridad apoyadas en los avances tecnológicos y en nuevas reformas organizativas. Así pues, señoría, estamos de acuerdo, siempre en posición común con la Unión Europea, en que estas medidas se adopten en común con la Unión Europea y de acuerdo con la Organización Internacional de Aviación Civil. Lo mismo le digo respecto a la enmienda que pide ayudas para las compañías aéreas, además -usted lo hace con la mejor intención del mundo- en esta enmienda se aportan ideas que pueden ser útiles en un debate posterior.
Las disposiciones adicionales y transitorias contenidas en el proyecto de ley de Presupuestos Generales del Estado para el año 2002 son normas de contenido eminentemente presupuestario por cuanto afectan al control sobre la ejecución del presupuesto. Son las normas que fijan los objetivos en materia de pensiones públicas y asistenciales, en materia de fomento del comercio exterior, en materia de sorteos especiales de Lotería Nacional, etcétera. También quiero destacar una disposición adicional que eleva la cuantía de las pensiones causadas por actos de terrorismo a favor de personas que no tienen Seguridad Social y que pasan del doble al triple del salario mínimo interprofesional. En definitiva, las disposiciones adicionales contenidas en el proyecto cumplen los objetivos: cumplen el objetivo presupuestario que es fijar su ejecución y sobre todo, señorías, cumplen el objetivo principal de la política económica del Gobierno, que es mantener las condiciones para prolongar el proceso de convergencia real en niveles de renta y empleo con países de la Unión Europea. La economía española ha crecido todos los años desde que gobierna el Partido Popular por encima de la media Europea. La economía española durante los años que ha gobernado el Partido Popular ha generado mucho más empleo. Por eso, señorías, con estas disposiciones adicionales, con estas disposiciones transitorias y con estos presupuestos se seguirá aumentando tanto o más que la media de la Unión Europea en cuanto a crecimiento económico y desde luego vamos a generar más empleo con estos presupuestos.
Muchas gracias, señora presidenta.


La señora VICEPRESIDENTA (Becerril Bustamante): Muchas gracias, señor Bardisa. (El señor López de Lerma i López pide la palabra.) Señor López de Lerma.


El señor LÓPEZ DE LERMA I LÓPEZ: Gracias, señora presidenta.
A los efectos oportunos, anuncio que retiramos la enmienda 1250, en justa correspondencia con el anuncio que ha hecho el señor Cámara, en nombre del Grupo Parlamentario Popular, de aprobación por su grupo de la enmienda 1249.
Gracias, señora presidenta.


La señora VICEPRESIDENTA (Becerril Bustamante): Muchas gracias. (El señor Mardones Sevilla pide la palabra.) Señor Mardones.


El señor MARDONES SEVILLA: Gracias, señora presidenta.
Deseo mostrar la conformidad de mi grupo con la enmienda transaccional que nos ha ofertado el Grupo

Página 5784


Parlamentario Popular referida a la enmienda 1848. Por tanto, aceptamos esta enmienda transaccional a la nuestra 1848 que iba como disposición adicional nueva.
Gracias. (La señora presidenta ocupa la presidencia.)

La señora PRESIDENTA: Iniciamos la votación de las enmiendas que afectan al título I, comenzando por las firmadas por el señor Vázquez, del Grupo Parlamentario Mixto.
Comienza la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: votos emitidos, 296; a favor, 16; en contra, 267; abstenciones, 13.


La señora PRESIDENTA: Quedan rechazadas.
Enmiendas números 17, 18 y 19, del Grupo Parlamentario Federal de Izquierda Unida.
Comienza la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: votos emitidos, 296; a favor, 16; en contra, 267; abstenciones, 13.


La señora PRESIDENTA: Quedan rechazadas.
Resto de las enmiendas del Grupo Parlamentario Federal de Izquierda Unida al título I.
Comienza la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: votos emitidos, 295; a favor, 121; en contra, 163; abstenciones, 11.


La señora PRESIDENTA: Quedan rechazadas.
Enmienda número 585, del Grupo Parlamentario Vasco.
Comienza la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: votos emitidos, 295; a favor, 16; en contra, 268; abstenciones, 11.


La señora PRESIDENTA: Queda rechazada.
Resto de enmiendas del Grupo Parlamentario Vasco (EAJ-PNV) al título I.
Comienza la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: votos emitidos, 296; a favor, 113; en contra, 161; abstenciones, 22.


La señora PRESIDENTA: Quedan rechazadas.
Enmienda número 1240, del Grupo Parlamentario Catalán (Convergència i Unió).
Comienza la votación. (Pausa.) Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: votos emitidos, 295; a favor, 128; en contra, 164; abstenciones, tres.


La señora PRESIDENTA: Queda rechazada.
Enmiendas números 1019 y 1020, presentadas por el Grupo Parlamentario Socialista al título I.
Comienza la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: votos emitidos, 295; a favor, 113; en contra, 163; abstenciones, 19.


La señora PRESIDENTA: Quedan rechazadas.
Votamos el resto de las enmiendas presentadas por el Grupo Parlamentario Socialista al título I.
Comienza la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: votos emitidos, 296; a favor, 120; en contra, 164; abstenciones, 12.


La señora PRESIDENTA: Quedan rechazadas.
Votamos el texto del dictamen. Título I, del artículo 1 al artículo12, sin perjuicio de las variaciones que puedan experimentar las cifras como consecuencia de la aprobación de enmiendas en el curso del debate.
Comienza la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: votos emitidos, 296; a favor, 172; en contra, 124.


La señora PRESIDENTA: Queda aprobado el texto del dictamen.
Iniciamos la votación de las enmiendas del título II. En primer lugar, las firmadas por el señor Vázquez Vázquez, del Grupo Parlamentario Mixto.
Comienza la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: votos emitidos, 296; a favor, 18; en contra, 266; abstenciones, 12.


La señora PRESIDENTA: Quedan rechazadas.
Enmienda número 1843, del Grupo Parlamentario de Coalición Canaria.
Comienza la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: votos emitidos, 296; a favor, nueve; en contra 276; abstenciones, 11.


Página 5785


La señora PRESIDENTA: Queda rechazada.
Enmienda número 1844, presentada por el Grupo Parlamentario de Coalición Canaria.
Comienza la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: votos emitidos, 295; a favor, diez; en contra, 273; abstenciones, 12.


La señora PRESIDENTA: Queda rechazada.
Enmiendas del Grupo Parlamentario Socialista presentadas al título II.
Comienza la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: votos emitidos, 296; a favor, 119; en contra, 164; abstenciones, 13.


La señora PRESIDENTA: Quedan rechazadas.
Votamos el texto del dictamen. Título II, del artículo 13 al artículo 19.
Comienza la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: votos emitidos, 296; a favor, 176; en contra, 119; abstenciones, una.


La señora PRESIDENTA: Queda aprobado el texto del dictamen.
Iniciamos la votación de las enmiendas al título III. En primer lugar, enmienda del señor Saura Laporta, del Grupo Parlamentario Mixto.
Comienza la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: votos emitidos, 296; a favor, 121; en contra, 164; abstenciones, 11.


La señora PRESIDENTA: Queda rechazada.
Enmienda de la señora Lasagabaster.
Comienza la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: votos emitidos, 295; a favor, 10; en contra; 164; abstenciones, 121.


La señora PRESIDENTA: Queda rechazada.
Enmienda número 1668, del señor Núñez.
Comienza la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: votos emitidos, 295; a favor, 10; en contra, 273; abstenciones, 12.


La señora PRESIDENTA: Queda rechazada.
Enmienda número 1669, del señor Núñez.
Comienza la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: votos emitidos, 296; a favor, 10; en contra, 169; abstenciones, 117.


La señora PRESIDENTA: Queda rechazada.
Resto de las enmiendas presentadas por el señor Núñez.
Comienza la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: votos emitidos, 294; a favor, 15; en contra, 161; abstenciones, 118.


La señora PRESIDENTA: Quedan rechazadas.
Enmienda número 1343, del señor Vázquez.
Comienza la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: votos emitidos, 296; a favor, 16; en contra, 267; abstenciones, 13.


La señora PRESIDENTA: Queda rechazada.
Enmiendas números 1344, 1345, 1351, 1357 y 1365, del señor Vázquez.
Comienza la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: votos emitidos, 294; a favor, 120; en contra, 164; abstenciones, 10.


La señora PRESIDENTA: Quedan rechazadas.
Enmiendas números 1354, 1355, 1356, 1360, 1362, 1367 y 1370, asimismo, del señor Vázquez.
Comienza la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: votos emitidos, 293; a favor, 16; en contra, 162; abstenciones, 115.


La señora PRESIDENTA: Quedan rechazadas.
Enmienda número 1346, del señor Vázquez.
Comienza la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: votos emitidos, 294; a favor, 17; en contra, 265; abstenciones, 12.


La señora PRESIDENTA: Queda rechazada.
Resto de enmiendas del señor Vázquez.
Comienza la votación. (Pausa.)

Página 5786


Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: votos emitidos, 294; a favor, 17; en contra, 262; abstenciones, 15.


La señora PRESIDENTA: Quedan rechazadas.
Enmiendas del Grupo Parlamentario Vasco (EAJPNV) al título III.
Comienza la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: votos emitidos, 296; a favor, 17; en contra, 264; abstenciones, 15.


La señora PRESIDENTA: Quedan rechazadas.
Iniciamos la votación de las enmiendas del Grupo Parlamentario Federal de Izquierda Unida al título III. En primer lugar, la número 20.
Comienza la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: votos emitidos, 294; a favor, 16; en contra, 164; abstenciones, 114.


La señora PRESIDENTA: Queda rechazada.
Enmiendas números 21 y 37, del mismo grupo parlamentario.


Comienza la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: votos emitidos, 296; a favor, 16; en contra, 268; abstenciones, 12.


La señora PRESIDENTA: Quedan rechazadas.
Enmiendas números 22, 23, 24, 25, 30, 35 y 41, del mismo grupo parlamentario.
Comienza la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: votos emitidos, 296; a favor, 120; en contra, 165; abstenciones, 11.


La señora PRESIDENTA: Quedan rechazadas.
Enmienda número 26.
Comienza la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: votos emitidos, 296; a favor, 16; en contra, 269; abstenciones, 11.


La señora PRESIDENTA: Queda rechazada.
Resto de las enmiendas del Grupo Parlamentario Federal de Izquierda Unida al título III.
Comienza la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: votos emitidos, 295; a favor, 16; en contra, 163; abstenciones, 116.


La señora PRESIDENTA: Quedan rechazadas.
Enmiendas del Grupo Parlamentario Socialista al título III.
Comienza la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: votos emitidos, 296; a favor, 118; en contra, 164; abstenciones, 14.


La señora PRESIDENTA: Quedan rechazadas.
Votamos a continuación el texto del dictamen del título III, que comprende del artículo 20 al artículo 36.
Comienza la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: votos emitidos, 295; a favor, 175; en contra, 120.


La señora PRESIDENTA: Queda aprobado el texto del dictamen del título III.
Iniciamos la votación de las enmiendas del título IV. En primer lugar, las firmadas por el señor Núñez Castain, del Grupo Parlamentario Mixto.
Comienza la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: votos emitidos, 294; a favor, 17; en contra, 266; abstenciones, 11.


La señora PRESIDENTA: Quedan rechazadas.
Enmiendas del señor Vázquez.
Comienza la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: votos emitidos, 296; a favor, 16; en contra, 268; abstenciones, 12.


La señora PRESIDENTA: Quedan rechazadas.
Enmiendas del Grupo Parlamentario Federal de Izquierda Unida.
Comienza la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: votos emitidos, 296; a favor, 120; en contra, 164; abstenciones, 12.


La señora PRESIDENTA: Quedan rechazadas.
Enmienda 1241 del Grupo Parlamentario Catalán (Convergència i Unió) Comienza la votación. (Pausa.)

Página 5787


Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: votos emitidos, 296; a favor,16; en contra, 274; abstenciones, seis.


La señora PRESIDENTA: Queda rechazada.
Votamos el texto del dictamen del título IV, que comprende desde el artículo 37 al artículo 46.
Comienza la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: votos emitidos, 296; a favor, 174; en contra, 120; abstenciones, dos.


La señora PRESIDENTA: Queda aprobado el texto del dictamen del título IV.
Iniciamos la votación de las enmiendas del título VIII. En primer lugar, las enmiendas del señor Labordeta, del Grupo Parlamentario Mixto.
Comienza la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: votos emitidos, 293; a favor, 16; en contra, 266; abstenciones, 11.


La señora PRESIDENTA: Quedan rechazadas.
Enmienda del señor Saura Laporta.
Comienza la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: votos emitidos, 294; a favor, 119; en contra, 165; abstenciones, 10.


La señora PRESIDENTA: Queda rechazada.
Enmienda al título VIII del señor Vázquez.
Comienza la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: votos emitidos, 295; a favor, 16; en contra, 266; abstenciones, 13.


La señora PRESIDENTA: Queda rechazada.
Enmienda del Grupo Parlamentario Catalán (Convergència i Unió).
Comienza la votación.(Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: votos emitidos, 296; a favor, 127; en contra, 167; abstenciones, dos.


La señora PRESIDENTA: Queda rechazada.
Texto del dictamen del título VIII, que comprende los artículos 86 y 87.
Comienza la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: votos emitidos, 295; a favor, 174; en contra, 119; abstenciones, dos.


La señora PRESIDENTA: Queda aprobado el texto del dictamen correspondiente al título VIII.
Puesto que la sección 07, clases pasivas, no tiene enmiendas, votamos el texto del dictamen correspondiente a la sección 07.
Comienza la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: votos emitidos, 295; a favor, 177; en contra, 116; abstenciones, dos.


La señora PRESIDENTA: Queda aprobado el texto del dictamen de la sección 07, clases pasivas.
Enmiendas al título V. En primer lugar, las presentadas y defendidas por el Grupo Parlamentario Federal de Izquierda Unida.
Comienza la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: votos emitidos, 296; a favor, 121; en contra, 164; abstenciones, 11.


La señora PRESIDENTA: Quedan rechazadas.
Enmienda del Grupo Parlamentario Catalán (Convergència i Unió).
Comienza la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: votos a favor, 293; a favor, 125; en contra, 159; abstenciones, nueve.


La señora PRESIDENTA: Queda rechazada.
Enmiendas del Grupo Parlamentario Socialista.
Comienza la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: votos emitidos, 296; a favor, 120; en contra, 165; abstenciones, 11.


La señora PRESIDENTA: Quedan rechazadas.
Texto del dictamen del título V, que comprende del artículo 47 al artículo 57, sin perjuicio de las variaciones en las cifras del artículo 47 que puedan resultar de la aprobación de enmiendas en el curso del debate.
Comienza la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: votos emitidos, 295; a favor, 173; en contra, 120; abstenciones, dos.


Página 5788


La señora PRESIDENTA: Queda aprobado el texto del dictamen.
Al no tener enmiendas la sección 06, deuda pública, sometemos a votación el texto del dictamen de la sección 06.
Comienza la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: votos emitidos, 296; a favor, 174; en contra, 121; abstenciones, una.


La señora PRESIDENTA: Queda aprobado el texto del dictamen correspondiente a la sección 06.
Iniciamos la votación de las enmiendas correspondientes al título VI.
En primer lugar, votamos las enmiendas del señor Saura Laporta, del Grupo Parlamentario Mixto.
Comienza la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: votos emitidos, 296; a favor, 122; en contra, 163; abstenciones, 11.


La señora PRESIDENTA: Quedan rechazadas.
Enmiendas del Grupo Parlamentario Vasco ( EAJ-PNV).
Comienza la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: votos emitidos, 294; a favor, 123; en contra, 161; abstenciones, 10.


La señora PRESIDENTA: Quedan rechazadas.
Enmiendas del Grupo Parlamentario Federal de Izquierda Unida.
Comienza la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: votos emitidos, 294; a favor, 121; en contra, 163; abstenciones, 10.


La señora PRESIDENTA: Quedan rechazadas.
Enmiendas del Grupo Parlamentario Catalán (Convergència i Unió).
Comienza la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: votos emitidos, 295; a favor, 125; en contra, 169; abstenciones, una.


La señora PRESIDENTA: Quedan rechazadas.
Enmienda número 1036 del Grupo Parlamentario Socialista.
Comienza la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: votos emitidos, 294; a favor, 118; en contra, 164; abstenciones, 12.


La señora PRESIDENTA: Queda rechazada.
Enmienda número 1037 asimismo del Grupo Parlamentario Socialista.
Comienza la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: votos emitidos, 295; a favor, 111; en contra, 164; abstenciones, 20.


La señora PRESIDENTA: Queda rechazada.
Votamos a continuación el texto del dictamen del título VI, que comprende los artículos 58 a 65.
Comienza la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: votos emitidos, 296; a favor, 175; en contra, 120; abstenciones, una.


La señora PRESIDENTA: Queda aprobado.
Iniciamos la votación de las enmiendas correspondientes al título VII. En primer lugar, la número 1077, del señor Labordeta Subías, del Grupo Parlamentario Mixto.
Comienza la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: votos emitidos, 296; a favor, 121; en contra, 163; abstenciones, 12.


La señora PRESIDENTA: Queda rechazada.
Enmienda número 1079 del mismo señor diputado.
Comienza la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: votos emitidos, 296; a favor, 16; en contra, 268; abstenciones, 12.


La señora PRESIDENTA: Queda rechazada.
Enmienda número 1510 del señor Saura Laporta.
Comienza la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: votos emitidos, 296; a favor, 17; en contra, 165; abstenciones, 114.


La señora PRESIDENTA: Queda rechazada.
Resto de las enmiendas del señor Saura Laporta al título VII.
Comienza la votación. (Pausa.)

Página 5789


Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: votos emitidos, 295; a favor, 121; en contra, 164; abstenciones, 10.


La señora PRESIDENTA: Quedan rechazadas.
Enmiendas números 1681, 1682 y 1683 del señor Núñez.
Comienza la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: votos emitidos, 295; a favor, 10; en contra, 161; abstenciones, 124.


La señora PRESIDENTA: Quedan rechazadas.
Resto de las enmiendas del señor Núñez.
Comienza la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: votos emitidos, 295; a favor, 10; en contra, 263; abstenciones, 22.


La señora PRESIDENTA: Quedan rechazadas.
Enmienda número 1375 del señor Vázquez.
Comienza la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: votos emitidos, 296; a favor, 16; en contra, 268; abstenciones, 12.


La señora PRESIDENTA: Queda rechazada.
Enmienda número 1846 del Grupo Parlamentario de Coalición Canaria.
Comienza la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: votos emitidos, 294; a favor, nueve; en contra, 267; abstenciones, 18.


La señora PRESIDENTA: Queda rechazada.
Resto de las enmiendas al título VII del Grupo Parlamentario de Coalición Canaria.
Comienza la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: votos emitidos, 294; a favor, nueve; en contra 163; abstenciones, 122.


La señora PRESIDENTA: Quedan rechazadas.
Enmiendas números 61 y 62 del Grupo Parlamentario Federal de Izquierda Unida.
Comienza la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: votos emitidos, 296; a favor, 119; en contra, 165; abstenciones, 12.


La señora PRESIDENTA: Quedan rechazadas.
Enmiendas números 56 y 64 del Grupo Parlamentario Federal de Izquierda Unida.
Comienza la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: votos emitidos, 295; a favor, 16; en contra, 266; abstenciones, 13.


La señora PRESIDENTA: Quedan rechazadas.
Resto de las enmiendas del Grupo Parlamentario Federal de Izquierda Unida.
Comienza la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: votos emitidos, 296; a favor, 17; en contra, 165; abstenciones, 114.


La señora PRESIDENTA: Quedan rechazadas.
Enmienda número 1245 del Grupo Parlamentario Catalán (Convergència i Unió).
Comienza la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: votos emitidos, 296; a favor, 17, en contra, 265; abstenciones, 114.


La señora PRESIDENTA: Queda rechazada.
Enmiendas del Grupo Parlamentario Socialista al título VII.
Comienza la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: votos emitidos, 296; a favor, 120; en contra, 164; abstenciones, 12.


La señora PRESIDENTA: Quedan rechazadas.
Votación del texto del dictamen correspondiente al título VII que comprende los artículos 66 al 85.
Comienza la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: votos emitidos, 296; a favor, 177; en contra, 119.


La señora PRESIDENTA: Queda aprobado el texto del dictamen correspondiente al título VII.


Página 5790


Iniciamos la votación de la sección 32. En primer lugar enmienda número 1237 del señor Labordeta, del Grupo Parlamentario Mixto.
Comienza la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: votos emitidos, 296; a favor, 17; en contra 165; abstenciones, 114.


La señora PRESIDENTA: Queda rechazada.
Resto de las enmiendas del señor Labordeta.
Comienza la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: votos emitidos, 296; a favor, 18; en contra, 266; abstenciones, 12.


La señora PRESIDENTA: Quedan rechazadas.
Enmiendas del Grupo Parlamentario Federal de Izquierda Unida. En primer lugar las números 570 a 572 y también la número 578.
Comienza la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: votos emitidos, 296; a favor, 121; en contra, 163; abstenciones, 12.


La señora PRESIDENTA: Quedan rechazadas.
Enmiendas números 574 a 576 del Grupo Federal de Izquierda Unida.
Comienza la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: votos emitidos, 295; a favor, 17; en contra, 164; abstenciones, 114.


La señora PRESIDENTA: Quedan rechazadas.
Resto de las enmiendas a la sección 32 del Grupo Parlamentario Federal de Izquierda Unida.
Comienza la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: votos emitidos, 296; a favor, 16; en contra, 265; abstenciones, 15.


La señora PRESIDENTA: Quedan rechazadas.
Enmienda número 1332 del Grupo Parlamentario Catalán (Convergència i Unió).
Comienza la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: votos emitidos, 296; a favor, 18; en contra, 264; abstenciones, 14.


La señora PRESIDENTA: Queda rechazada.
Enmienda número 1333 asimismo del Grupo Parlamentario Catalán (Convergència i Unió).
Comienza la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: votos emitidos, 294; a favor, 19; en contra, 163; abstenciones, 112.


La señora PRESIDENTA: Queda rechazada.
Enmienda número 1334 asimismo del Grupo Parlamentario Catalán (Convergència i Unió).
Comienza la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: votos emitidos, 295; a favor, 120; en contra, 162; abstenciones, 13.


La señora PRESIDENTA: Queda rechazada.
Enmiendas del Grupo Parlamentario Socialista a la sección 32.
Comienza la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: votos emitidos, 296; a favor, 119; en contra, 161; abstenciones, 16.


La señora PRESIDENTA: Quedan rechazadas.
Votamos el texto del dictamen correspondiente a la sección 32.
Comienza la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: votos emitidos, 296; a favor, 174; en contra, 120; abstenciones, dos.


La señora PRESIDENTA: Queda aprobado el texto del dictamen correspondiente a la sección 32.
Iniciamos la votación de la sección 33. En primer lugar, enmienda número 579 del Grupo Parlamentario Federal de Izquierda Unida.
Comienza la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: votos emitidos, 296; a favor, 16; en contra, 269; abstenciones, 11.


La señora PRESIDENTA: Queda rechazada.
A continuación votamos el texto del dictamen de la sección 33, Fondo de Compensación Interterritorial.
Comienza la votación. (Pausa.)

Página 5791


Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: votos emitidos, 294; a favor, 174; en contra, 116; abstenciones, cuatro.


La señora PRESIDENTA: Queda aprobado el texto del dictamen de la sección 33, Fondo de Compensación Interterritorial.
Iniciamos la votación de las disposiciones adicionales primera a vigésimo tercera y transitorias primera a sexta. En primer lugar las del señor Saura Laporta. (El señor Silva Sánchez pide la palabra.) Señor Silva.


El señor SILVA SÁNCHEZ: Solicito la votación separada de la enmienda 1513 del señor Saura Laporta.


La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Silva.
Iniciamos la votación con la enmienda número 1513 del señor Saura Laporta.
Comienza la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: votos emitidos, 296; a favor, 133; en contra, 162; abstenciones, una.


La señora PRESIDENTA: Queda rechazada.
Resto de las enmiendas del señor Saura Laporta.
Comienza la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: votos emitidos, 296; a favor, 120; en contra, 163; abstenciones, 13.


La señora PRESIDENTA: Quedan rechazadas.
Enmienda número 1792 de la señora Lasagabaster.
Comienza la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: votos emitidos, 295; a favor, 11; en contra, 266; abstenciones, 18.


La señora PRESIDENTA: Queda rechazada.
Resto de enmiendas de la señora Lasagabaster.
Comienza la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: votos emitidos, 296; a favor, 16; en contra, 269; abstenciones, 11.


La señora PRESIDENTA: Quedan rechazadas.
Enmienda número 1599 del señor Puigcercós.
Comienza la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: votos emitidos, 296; a favor, 16; en contra, 268; abstenciones, 12.


La señora PRESIDENTA: Queda rechazada.
Resto de enmiendas del señor Puigcercós.
Comienza la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: votos emitidos, 295; a favor, 119; en contra, 164; abstenciones, 12.


La señora PRESIDENTA: Quedan rechazadas.
Enmienda número 1377, del señor Vázquez.
Comienza la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: votos emitidos, 295; a favor, 16; en contra, 263; abstenciones, 16.


La señora PRESIDENTA: Queda rechazada.
Votamos el texto de la enmienda transaccional a la número 1848, del Grupo Parlamentario de Coalición Canaria.
Comienza la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: votos emitidos, 295; a favor, 284; en contra, tres; abstenciones, ocho.


La señora PRESIDENTA: Queda aprobado el texto de la referida enmienda transaccional.
Votamos a continuación las enmiendas números 66 a 68, 78, 81, 83 y 96 del Grupo Parlamentario Federal de Izquierda Unida.
Comienza la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: votos emitidos, 296; a favor, 16; en contra, 165; abstenciones, 115.


La señora PRESIDENTA: Quedan rechazadas.
Resto de las enmiendas del Grupo Parlamentario Federal de Izquierda Unida.
Comienza la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: votos emitidos, 296; a favor, 121; en contra, 163; abstenciones, 12.


La señora PRESIDENTA: Quedan rechazadas.
Iniciamos la votación de las enmiendas del Grupo Parlamentario Catalán (Convergència i Unió), excepto la 1250 que ha sido retirada.
En primer lugar, votamos las números 1254 y 1255.
Comienza la votación. (Pausa.)

Página 5792


Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: votos emitidos, 296; a favor, 126; en contra, 169; abstenciones, una.


La señora PRESIDENTA: Quedan rechazadas.
Enmienda número 1248.
Comienza la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: votos emitidos, 294; a favor, 123; en contra, 161; abstenciones, 10.


La señora PRESIDENTA: Queda rechazada.
Enmienda número 1249.
Comienza la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: votos emitidos, 296; a favor, 288; abstenciones, ocho.


La señora PRESIDENTA: Queda aprobada.
Enmienda 1252.
Comienza la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: votos emitidos, 296; a favor 123; en contra, 161; abstenciones, 12.


PRESIDENTA: La señora Queda rechazada.
Resto de enmiendas del Grupo Parlamentario Catalán (Convergència i Unió).
Comienza la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: votos emitidos, 295; a favor, 132; en contra, 160; abstenciones, tres.


La señora PRESIDENTA: Quedan rechazadas.
Enmienda 1066, del Grupo Parlamentario Socialista.
Comienza la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: votos emitidos, 296; a favor, 112; en contra, 172; abstenciones, 12.


La señora PRESIDENTA: Queda rechazada.
Enmiendas 1049, 1055, 1061, 1067, 1068 y 1072, del Grupo Parlamentario Socialista.
Comienza la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: votos emitidos, 296; a favor, 112; en contra, 164; abstenciones 20.


La señora PRESIDENTA: Quedan rechazadas.
Enmiendas 1050 y 1065.
Comienza la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: votos emitidos, 296; a favor, 129; en contra, 163; abstenciones cuatro.


La señora PRESIDENTA: Quedan rechazadas.
Resto de enmiendas del Grupo Parlamentario Socialista.


Comienza la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: votos emitidos, 296; a favor, 120; en contra, 164; abstenciones, 12.


La señora PRESIDENTA: Quedan rechazadas.
Votamos el texto del dictamen, que comprende de la disposición adicional primera a la vigesimotercera y de la disposición transitoria primera a la disposición transitoria sexta.
Comienza la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: votos emitidos, 296; a favor, 178; en contra, 118.


La señora PRESIDENTA: Queda aprobado el texto del dictamen.
Iniciamos la votación de los anexos I a VII.
En primer lugar, votamos las enmiendas del Grupo Parlamentario Catalán (Convergència i Unió). Enmienda 1258.
Comienza la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: votos emitidos, 296; a favor, 129; en contra, 166; abstenciones, una.


La señora PRESIDENTA: Queda rechazada.
Enmiendas números 1260 y 1261.
Comienza la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: votos emitidos, 295; a favor, 133; en contra, 161; abstenciones, una.


La señora PRESIDENTA: Quedan rechazadas.
Enmienda número 1259.
Comienza la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: votos emitidos, 296; a favor, 293; en contra, uno; abstenciones, dos.


Página 5793


La señora PRESIDENTA: Queda aprobada la referida enmienda.
Resto de las enmiendas del Grupo Parlamentario Catalán (Convergència i Unió).
Comienza la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: votos emitidos, 295; a favor, 135; en contra, 159; abstenciones, una.


La señora PRESIDENTA: Quedan rechazadas.
Votamos a continuación la enmienda número 1074, del Grupo Parlamentario Socialista.
Comienza la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: votos emitidos, 296; a favor; 112; en contra, 162; abstenciones, 22.


La señora PRESIDENTA: Queda rechazada.
Resto de las enmiendas presentadas a los anexos del Grupo Parlamentario Socialista.
Comienza la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: votos emitidos, 296; a favor, 120; en contra, 163; abstenciones, 13.


La señora PRESIDENTA: Quedan rechazadas.
Votamos a continuación el texto del dictamen, anexos I a VII, sin perjuicio de las variaciones que resulten de la aprobación de enmiendas en el curso del debate.
Comienza la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: votos emitidos, 296; a favor, 175; en contra, 121.


La señora PRESIDENTA: Queda aprobado el texto del dictamen.
Se suspende la sesión, que se reanudará mañana a las nueve de la mañana.


Eran las nueve y cuarenta y cinco minutos de la noche.

Congreso de los Diputados · C/Floridablanca s/n - 28071 - MADRID · Aviso Legal