Listas de valores
Congreso de los Diputados

Cerrar Cerrar

 
DS. Senado, Comisiones, núm. 109, de 27/03/2001
 


CORTES GENERALES

DIARIO DE SESIONES DEL

SENADO

Año 2001 VII Legislatura Comisiones. Núm. 109

COMISION DE PRESUPUESTOS

PRESIDENCIA DEL EXCMO. SR. D. RAMON ALEU I JORNET

celebrada el martes, 27 de marzo de 2001

ORDEN DEL DIA:

Designar Ponencia o, en su caso, dictaminar los siguientes proyectos de ley:

--Sobre concesión de un crédito extraordinario, por importe de 15.560.625.000 pesetas, para compensar el déficit de la Compañía Trasmediterránea, S. A., correspondiente al ejercicio de 1997, por la explotación de los servicios de comunicaciones marítimas de interés nacional y los ajustes por la finalización del contrato regulador de los referidos servicios (621/000017).


--Sobre concesión de un suplemento de crédito, por importe de 4.866.309.925 pesetas, para el pago de retribuciones, establecidas en diversas sentencias firmes, falladas a favor de las personas encargadas de la enseñanza de la religión católica en los colegios públicos (621/000018).


Se abre la sesión a las doce horas y cinco minutos.


El señor PRESIDENTE: Señorías, buenos días, se abre la sesión.
Vamos a iniciar la reunión de la Comisión de Presupuestos para dictaminar los dos proyectos de ley que figuran en el orden del día, aunque previamente debemos proceder a la aprobación del acta de la sesión anterior. ¿Puede darse por aprobada? (Pausa.) Se aprueba.


DESIGNAR PONENCIA O, EN SU CASO, DICTAMINAR LOS SIGUIENTES PROYECTOS DE LEY:

Página 2


--SOBRE CONCESION DE UN CREDITO EXTRAORDINARIO POR IMPORTE DE 15.560.625.000 PESETAS, PARA COMPENSAR EL DEFICIT DE LA COMPAÑIA TRASMEDITERRANEA, S. A., CORRESPONDIENTE AL EJERCICIO DE 1997, POR LA EXPLOTACION DE LOS SERVICIOS DE COMUNICACIONES MARITIMAS DE INTERES NACIONAL Y LOS AJUSTES POR LA FINALIZACION DEL CONTRATO REGULADOR DE LOS REFERIDOS SERVICIOS (621/000017).


El señor PRESIDENTE: El primer punto del orden del día es designar ponencia o, en su caso, dictaminar los proyectos de ley que aparecen en el mismo. La propuesta de la Mesa es que dictaminemos directamente sin nombrar ponencia. ¿Están de acuerdo los miembros de la Comisión? (Pausa.) En consecuencia, procedemos a dictaminar el primer proyecto de ley que figura en el orden del día sobre concesión de un crédito extraordinario por importe de 15.560.625.000 pesetas para compensar el déficit de la Compañía Trasmediterránea, S. A., correspondiente al ejercicio de 1997, para la explotación de los servicios de comunicaciones marítimas de interés nacional y los ajustes por la finalización del contrato regulador de los referidos servicios.
A este proyecto de ley se ha presentado una propuesta de veto firmada por los Grupos Parlamentarios Socialista y Entesa Catalana de Progrés.
Para su defensa tiene la palabra el portavoz del Grupo Parlamentario Socialista, señor Granado.


El señor GRANADO MARTINEZ: Muchas gracias, señor Presidente.
Intervendré con la mayor brevedad para indicarles que, como ya pusimos de manifiesto en la tramitación de este proyecto de ley en el Congreso de los Diputados, se trata de un crédito extraordinario que viene a satisfacer obligaciones, a nuestro Juicio, de una doble naturaleza. En primer lugar, corregir las insuficiencias que la Compañía Trasmediterránea ha arrojado en su explotación en el ejercicio de 1997 y que, en función de las relaciones de la Compañía con el Estado, lógicamente, obligan a que sea el Estado el que se haga cargo de estas insuficiencias presupuestarias.
En segundo lugar, hay una circunstancia que motiva que este crédito extraordinario sea diferente de los que hasta la fecha hemos tramitado en relación con esta Compañía. Como sin duda saben sus señorías, el Decreto del año 1978 --estamos hablando de hace 23 años--, que regula el régimen de prestación de servicios de comunicaciones por la Compañía Trasmediterránea, establecía un contrato-programa con el Estado de una vigencia de veinte años que podía haber sido prorrogado pero que, en condiciones de una mayor liberalización de los transportes marítimos en el entorno de la Unión Europea, el Gobierno, en el Consejo de Ministros, acordó en el año 1995 que no se prorrogaría.
A partir del momento en que se decide que la prórroga no se va a ejecutar, la Compañía Trasmediterránea tiene una relación diferente con el Estado, y este crédito extraordinario incorpora algunas modificaciones derivadas de esa nueva relación.
Algunas necesidades ponen de manifiesto, a nuestro juicio, que la Compañía Trasmediterránea, del año 1996 al año 2000, ha tenido una vida enormemente azarosa y un sistema de gestión enormemente inadecuado. No quiero cansar a sus señorías, pero tengo que recordarles que durante estos cuatro años la Compañía ha vivido un enfrentamiento yo diría que brutal entre su Presidencia y la dirección ejecutiva de la misma. Además, la Presidencia de la Compañía fue ocupada por una persona a la que había que dar una salida política en función de la coyuntura derivada de los resultados de las elecciones generales del año 1996, que era el señor Trías de Bes, que fue incorporado como una estrella en las listas electorales del Partido Popular en Cataluña en el año 1996 y, en función del resultado de las elecciones, fue amablemente invitado a abandonar el Parlamento nacional y se le ocupó en esta Compañía.
Por otra parte, los resultados de la gestión del señor Trías de Bes y de la Dirección ejecutiva de la Compañía se han traducido en que de manera absolutamente evidente han surgido problemas graves en la gestión de la Compañía y nosotros entendemos, y por eso presentamos esta propuesta de veto, que con la ampliación de los créditos extraordinarios con los que se solía surtir la Compañía, como ocurre con el crédito extraordinario que estamos discutiendo, se nos intenta hacer pasar por cómplices de los resultados de una muy mala gestión, que detallaremos con algunos ejemplos concretos en el Pleno cuando se discuta este crédito extraordinario.
Tampoco estamos de acuerdo con la filosofía de imputación de determinados gastos que se hacen en este crédito extraordinario, lo que encontramos enormemente discutible a la luz, por ejemplo, de la vigente Ley de disciplina presupuestaria. Este crédito extraordinario no podría ser aprobado en los términos en que se realiza con la Ley de disciplina presupuestaria que ha presentado el Gobierno si la Ley estuviera en estos momentos en vigor.
Por todas estas razones hemos presentado este veto aunque, naturalmente, no supone que no reconozcamos las insuficiencias de la Compañía ni que manifestemos que no apoyamos el devenir de la misma. A nuestro juicio la Compañía Trasmediterránea ha jugado un papel fundamental en las comunicaciones de la Península con los dos archipiélagos que forman parte de España, con las islas Baleares y con el archipiélago canario, y lo que nos gustarla únicamente es que la Compañía Trasmediterránea estuviera mejor gestionada y que no tuviera que hacer apelaciones tan cuantiosas al erario público para resolver sus problemas de gestión que, por otra parte, creemos que se han agravado seriamente en la legislatura de 1996 a 2000, de lo que es un buen ejemplo este crédito extraordinario.
Nada más y muchas gracias.


El señor PRESIDENTE: Gracias, Senador Granado.
Para un turno en contra tiene la palabra el Senador Villanova.


Página 3


El señor VILLANOVA RUEDA: Muchas gracias, señor Presidente.
Entendemos que este crédito extraordinario que se va a tramitar en Comisión y que posteriormente se elevará al Pleno del Senado es procedente y es consecuencia de un compromiso del Estado firmado en el año 1978 cuya vigencia, en principio, era de veinte años, aunque la continuidad de ese acuerdo-marco por el que durante más de 18 años se ha estado haciendo una gestión de transporte de interés nacional, como bien ha explicado el portavoz del Grupo Socialista, fue denunciada por el Gobierno dos años antes.
Desde nuestro punto de vista es una medida que el Gobierno, en su momento, consideró oportuna y necesaria y durante todos estos años se ha mantenido, aunque en el ejercicio de 1998 el Gobierno lo denuncia para no continuar con ese compromiso.
Nos ha sorprendido la presentación de este veto, basado quizá en la falta de confianza en las cuentas de la Compañía Trasmediterránea, en las cuentas de una empresa que tiene un contrato regulador con el Estado, y sobre ese particular no vamos a entrar porque entendemos que estas cuentas están perfectamente fiscalizadas por la Intervención General del Estado y está suficientemente claro el déficit que motiva la cantidad a la que se ha referido el Presidente en su primera intervención.
Por lo tanto, nosotros no vamos a aceptar bajo ningún concepto, aunque lógicamente respetamos los argumentos del Grupo Socialista, el veto a este proyecto de ley para la concesión de este crédito extraordinario para compensar el déficit de la Compañía Trasmediterránea durante el ejercicio 1997.
Creemos que el Estado, cuando firma un documento, tiene que ser responsable, coherente y consecuente con lo firmado. Se podría entrar en otro tipo de valoraciones, pero nosotros no vamos a hacerlo, por lo menos en esta Comisión.
Muchas gracias, señor Presidente.


El señor PRESIDENTE: Gracias, Senador Villanova.
Procede ahora el turno de portavoces.
¿Grupo Parlamentario Entesa Catalana de Progrés? (Pausa.) Por el Grupo Parlamentario Catalán en el Senado de Convergència i Unió tiene la palabra el Senador Cambra.


El señor CAMBRA I SANCHEZ: Muchas gracias, señor Presidente.
Intervengo brevemente para manifestar nuestro voto en contra a la tramitación de este veto.
Entendemos que los problemas que se han expuesto sobre la gestión de la Compañía Trasmediterránea y otros incidentes, como la presentación de candidatos estrella en las elecciones del año 1996, quedan al margen de la concesión de este crédito, que responde claramente a la liquidación del último ejercicio vigente dentro del contrato regulador existente entre esta Compañía y el Estado.
Además, dado que estas cifras han sido revisadas y ajustadas por la Intervención General del Estado, entendemos que procede la aprobación del citado crédito extraordinario sin necesidad de entrar en consideraciones sobre otros aspectos de la gestión de la Compañía. No hay que interpretar nuestro voto como un aval a dicha gestión, porque simplemente nos limitamos a aprobar la otorgación del crédito extraordinario. Nada más y muchas gracias.


El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, Senador Cambra.
Por parte del Grupo Parlamentario Socialista, tiene la palabra el Senador Granado.


El señor GRANADO MARTINEZ: Muchas gracias, señor Presidente.
Simplemente, quiero comentar brevemente que, si bien es cierto que la Intervención General del Estado y el Tribunal de Cuentas han avalado la presentación de este crédito extraordinario y las cuentas de la Compañía en el ejercicio 1997, también es verdad que, tanto los informes de la Intervención General como los del Tribunal de Cuentas, hacen referencia a la imposibilidad de comprobar, fehacientemente y en los términos estrictos del contrato suscrito en el año 1978, cuáles son las cantidades por las que la Compañía justifica el déficit de explotación, en el sentido de identificar los déficit en cada uno de los servicios y trayectos.
Esto puede crear problemas; de hecho, así ha sucedido en los años 1999 y 2000, y los órganos reguladores de la Unión Europea se han dirigido al Estado español por interpretar que determinadas subvenciones o tratos con la Compañía Trasmediterránea podían perjudicar la libre competencia y suponer una indebida aplicación del régimen de ayudas públicas establecido por los diferentes tratados de la Unión Europea.
En este sentido, nosotros nos ratificamos en nuestra consideración de que el crédito extraordinario objeto de discusión en este momento no recoge únicamente las obligaciones pendientes del año 1997, sino que de alguna manera se meten debajo de la alfombra las insuficiencias presupuestarias que se han producido en la última legislatura --a veces por defectos de gestión-- y que no se han querido plantear aquí; insuficiencias que pueden crear problemas de tramitación ante los órganos reguladores de la competencia de la Unión Europea, por lo que su aprobación supone avalar la gestión, que nos parece francamente deplorable, de la Compañía durante los últimos cuatro años.
Por todo ello, mantenemos el veto.


El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, Senador Granado.
Por el Grupo Parlamentario Popular, tiene la palabra el Senador Villanova.


El señor VILLANOVA RUEDA: Muchas gracias, señor Presidente.
Quiero terminar este debate diciendo que, tras la fiscalización que ha sufrido la Compañía Trasmediterránea, la Intervención General del Estado ha puesto como única objeción lo de los saldos dudosos de cobro.


Página 4


En ese sentido, lógicamente, la Intervención General del Estado recomienda, aconseja y obliga a la empresa a que, en caso de cobrarse créditos considerados como incobrables, reviertan en el Estado. Dentro del déficit antes mencionado, en los más de quince mil millones de pesetas se incluyen créditos que se han dado por insolventes, incobrables y fallidos. Esa es la única advertencia que se hace a la Compañía en la fiscalización del ejercicio 1997.
En cuanto a la gestión no vamos a pronunciarnos en este momento, pues en el Pleno ya tendremos ocasión de manifestar argumentos suficientes para salir en defensa de lo que creemos que hay que defender. No vamos a defender lo indefendible --eso es algo que siempre mantendremos--, pero sí haremos lo que sea necesario para que quede claro que este crédito extraordinario es imprescindible. Además, se trata de un compromiso firmado por el Gobierno en 1978 y prorrogado por varios gobiernos, no sólo el del Partido Popular, sino también por el que durante muchos años fue sustentado por el Grupo Parlamentario Socialista.
Todo compromiso del Estado se tiene que cumplir, y por ello estamos de acuerdo en que se conceda un crédito extraordinario para compensar el déficit de la Compañía Trasmediterránea. Por supuesto, el Grupo Parlamentario Socialista hace otra valoración desde la oposición, y su postura me parece respetuosa y correcta, pero nosotros mantendremos lo contrario en la defensa que haremos en el Pleno.
Muchas gracias, señor Presidente.


El señor PRESIDENTE: Gracias, señor Villanova.
Procede votar la presentación del veto al proyecto de ley.


Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: Votos a favor, cinco; en contra, 11; abstenciones, una.


El señor PRESIDENTE: Queda rechazado.
A continuación, corresponde votar la aceptación del proyecto de ley.


Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: Votos a favor, 11; en contra, cinco;. abstenciones, una.


El señor PRESIDENTE: Queda dictaminado favorablemente el proyecto de ley sobre la concesión de un crédito extraordinario a la Compañía Trasmediterránea.


--SOBRE CONCESION DE UN SUPLEMENTO DE CREDITO, POR IMPORTE DE 4.866.309.925. PESETAS, PARA EL PAGO DE RETRIBUCIONES, ESTABLECIDAS EN DIVERSAS SENTENCIAS FIRMES, FALLADAS A FAVOR DE LAS PERSONAS ENCARGADAS DE LA ENSEÑANZA DE LA RELIGION CATOLICA EN LOS COLEGIOS PUBLICOS (6211000018).


El señor PRESIDENTE: Pasamos al siguiente proyecto de ley. Sobre concesión de un suplemento de crédito, por importe de 4.866.309.925 pesetas, para el pago de retribuciones, establecidas en diversas sentencias firmes, falladas a favor de las personas encargadas de la enseñanza de la religión católica en los colegios públicos.
A este proyecto de ley se ha presentado una enmienda por parte del Grupo Parlamentario Popular.
Para la defensa de la misma, tiene la palabra la Senadora Gámez.


La señora GAMEZ MATA. Muchas gracias, señor Presidente.
La enmienda propone un ajuste para su adaptación técnica a la estructura de los Presupuestos Generales del Estado para el 2001, como consecuencia de la reestructuración llevada a cabo tras las elecciones generales del pasado año.
Por tanto, afecta a aquellos organismos que han cambiado de nombre.
Concretamente, la Sección 18 debería referirse al Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, y el Servicio 04 a la Dirección General de Programación Económica, Personal y Servicios.
El resto, el Programa, el Capítulo, el Artículo y el Concepto quedarían recogidos exactamente igual.
Desde nuestro punto de vista, se trata de una adaptación técnica sin más trascendencia.
Muchas gracias.


El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, Senadora.
¿Turno en contra? (Pausa.) ¿Turno de portavoces? (Pausa.) Entonces, sometemos a votación la enmienda presentada al proyecto de ley objeto de debate.


Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: Votos a favor, 16; abstenciones, una.


El señor PRESIDENTE: Queda aprobada.
Procede, por tanto, votar el proyecto de ley con la incorporación de la enmienda que acaba de aprobarse.


Efectuada la votación, fue aprobado por unanimidad.


El señor PRESIDENTE: Queda aprobado por unanimidad.
Sin más asuntos que tratar, se levanta la sesión.


Eran las doce horas y veinte minutos.

Congreso de los Diputados · C/Floridablanca s/n - 28071 - MADRID · Aviso Legal