Listas de valores
Congreso de los Diputados

Cerrar Cerrar

 
DS. Senado, Comisiones, núm. 137, de 30/05/2001
 


CORTES GENERALES

DIARIO DE SESIONES DEL

SENADO

Año 2001 VII Legislatura Comisiones. Núm. 137

COMISION DE SANIDAD Y CONSUMO

PRESIDENCIA DEL EXCMO. SR. D. ENRIQUE BELLIDO MUÑOZ

celebrada el miércoles, 30 de mayo de 2001

ORDEN DEL DIA:

--Dictaminar el Proyecto de ley por el que se crea la Agencia Española de Seguridad Alimentaria (Número de expediente 621/000025).


Se abre la sesión a las doce horas y quince minutos.


El señor PRESIDENTE: Buenos días, señorías. Se abre la sesión.
En primer lugar, entiendo que sus señorías han tenido la oportunidad de leer el acta de la sesión anterior. Por tanto, si no hay ninguna objeción al respecto podemos aprobarla por asentimiento. (Asentimiento.) Queda aprobada. Muchas gracias.
A continuación, vamos a debatir el informe de la Ponencia --que creo que está en poder de todas sus señorías-- sobre el proyecto de ley por el que se crea la Agencia Española de Seguridad Alimentaria. Tengo que agradecer al señor Letrado la rapidez con que ha tenido que elaborarlo, dado que la reunión de la Ponencia ha finalizado media hora antes del inicio de esta sesión. Por tanto, en el caso de que hubiera algún error sólo puede ser imputable a esa premura de tiempo y, por supuesto, se rectificaría en el informe definitivo.
Por lo que se refiere al debate, si sus señorías no tienen inconveniente vamos a abrir un turno en el cual cada grupo parlamentario defenderá en bloque las enmiendas que haya presentado a todo el articulado. En este sentido, quiero comunicarles que ya han sido incorporadas al informe de la Ponencia la enmienda número 35, del Grupo de Senadores Nacionalistas Vascos; la número 38, del Grupo Socialista; la número 53, del Grupo Entesa Catalana de Progrés, y las números 62 a 66, del Grupo Popular.


Página 2


Así pues, para la defensa de las enmiendas números 1 a 20, por el Grupo Parlamentario Mixto, tiene la palabra el Senador Cabrero Palomares.


El señor CABRERO PALOMARES: Muchas gracias, señor Presidente.
Doy por defendidas las enmiendas números 1 a 20, ambas inclusive, así como las números 21 a 28, presentadas por el Senador Quintana, también perteneciente al Grupo Mixto, dado que no va a poder estar presente en esta sesión.
Gracias.


El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, Senador Cabrero.
Para la defensa de las enmiendas números 29 a 35, del Grupo Parlamentario de Senadores Nacionalistas Vascos, tiene la palabra la Senadora Loroño.


La señora LOROÑO ORMAECHEA: Gracias, señor Presidente.
Aunque ya hemos tenido ocasión de referirnos a las enmiendas durante la reunión de la Ponencia, voy a defender las que presenta el Grupo de Senadores Nacionalistas Vascos: las números 29 a 34, dado que la número 35 ya se ha incorporado al informe de la Ponencia.
La enmienda número 29, al artículo 2, apartado 1.c), se refiere a los objetivos de la Agencia. En primer lugar, proponemos modificar el texto de la letra c) sustituyendo el término «centro» por el de «organismo», por considerarlo una mejora técnica ante la naturaleza que se le atribuye a la Agencia en este proyecto de ley.
Por otro lado, se propone incluir una descripción real de la principal actividad material y finalista que realizará la Agencia, esto es, integrar todos los mecanismos y conocimientos técnicos y científicos disponibles en la evaluación de riesgos y en la gestión y comunicación de aquellos en situaciones de crisis o alarma.
Asimismo, sustituimos el término «emergencia» por el de «alarma» por entender que este último es utilizado en el acervo normativo en cuestiones relacionadas con la protección tanto de la salud como de los consumidores y usuarios.
Por último, modificamos el inciso final suprimiendo el término «especialmente», dado que su ubicación puede inducir a una confusión y llevar a pensar que la Agencia va a monopolizar y sustituir a todas las demás instancias públicas.
Las enmiendas números 30 a 33 se refieren al artículo 2, apartado 2, relativo a las funciones de la Agencia. En la número 30 se propone que se recoja en una única letra lo establecido en las letras a) y b) de dicho artículo y apartado. La modificación propuesta tiene por objeto corregir una deficiencia técnica ocasionada a nuestro juicio por separar un mismo mensaje en dos letras: la letra a), referida con carácter general a todas las competencias que inciden en la seguridad alimentaria, y la letra b), referida a una manifestación concreta de aquéllas, al control oficial de productos alimenticios, función esta última en la que consideramos imprescindible que se incida. Repito, pues, que proponemos que ambas funciones se recojan en una sola letra dado que nos parece técnicamente mucho más correcto.
La enmienda número 31 se refiere a la letra c) del artículo 2, apartado 2, y también es de modificación. En este caso planteamos que se sustituya el término «instar» por el de «proponer», por considerar que el primero resulta confuso para la identificación de los límites de la capacidad que ostenta la Agencia respecto del conjunto de los poderes públicos.
Asimismo, en coherencia con la enmienda número 21, también proponemos sustituir el término «emergencia» por el de «alarma».
La enmienda número 32, referida al artículo 2.o), propone modificar el texto en esta letra introduciendo una mejora técnica que hace que su redacción sea más respetuosa competencialmente con la pluralidad de autoridades con competencia en actuaciones meramente ejecutivas y por ello proponemos sustituir el término «que sirvan» por el de «que puedan servir de referencia».
La enmienda número 33 se refiere al artículo 2.2.p) y también es de modificación. Proponemos sustituir el texto existente en el proyecto remitido por otro que supone optar por una redacción técnica y competencialmente más respetuosa con la pluralidad de titulares de potestad normativa, incluyendo en primer lugar el propio Estado en el dictado de la normativa básica, que precisamente es la que requiere mayores consensos por su posición preeminente en el ordenamiento. De ahí que planteemos la inclusión de que se lleve a cabo la actualización de la normativa básica también como función por parte de la Agencia. Esta inclusión fue contemplada expresamente entre las finalidades a atribuir a la Agencia en la resolución del Congreso de los Diputados de junio de 1999. Por ello se incluye en la modificación propuesta promover la actualización de la normativa básica.
La enmienda número 34 se refiere al artículo 4.1.b), concretamente a la composición del Consejo de Dirección. En esta enmienda planteamos, en primer lugar, suprimir el apartado 2) de la letra b), porque se entiende que técnicamente no tiene sentido plantear como miembros al o a los vicepresidentes tal y como aparece en el texto, dado que entendemos que aparecen como algo arbitrario y no se sabe quién los va a designar, aunque en la letra d) del apartado 1 se dice que podrán nombrarse hasta dos vicepresidentes en la forma que reglamentariamente se determine.
Entendemos que la práctica habitual es que de entre los miembros del propio Consejo de Dirección se puedan designar el o los vicepresidencias, y por eso consideramos que es necesaria la supresión.
Incrementamos el número de representantes designados por Comunidades Autónomas de cuatro a seis. Asimismo, también incrementamos el número de representantes designados por el Gobierno, por los distintos ministerios, de cuatro a seis. Proponemos el incremento de representantes de Comunidades Autónomas porque entendemos que supone dar al Consejo mayor carácter integrador e interterritorial, tal y como tenemos en estos momentos la organización territorial del Estado, y porque teóricamente es una

Página 3


posición paritaria más respetuosa con la organización territorial.
Se suprime la representación inherente al concepto de participación social o comunitaria --ya lo decía en el seno de la Ponencia-- no porque no se esté de acuerdo con su participación, sino por el hecho de que normalmente esta representación se recoge en otras entidades similares, en consejos asesores o consejos consultivos que deberán ser consultados preceptivamente en todos aquellos asuntos que se determinen reglamentariamente.
Nada más y muchas gracias.


El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, Senadora Loroño.
Para la defensa de las enmiendas números 47 a 51, del Grupo Parlamentario de Senadores de Coalición Canaria, tiene la palabra el Senador Rodríguez Díaz.


El señor RODRIGUEZ DIAZ: Muchas gracias, Presidente.
Yo voy a dividir las cuatro enmiendas que nosotros mantenemos en dos bloques. Antes me gustaría decir que reconocemos el importante trabajo que se ha hecho en el debate y elaboración de estas propuestas en el seno del Congreso de los Diputados, en cuyo proceso se aceptaron algunas enmiendas del Grupo Parlamentario de Coalición Canaria del Congreso de los Diputados, unas textualmente y otras con modificaciones, con negociación y consenso.
De las cuatro enmiendas que mantenemos vivas en el Senado, las dos primeras, las números 48 y 49, son puramente técnicas, de mejora técnica del articulado, en el sentido de especificar mejor las funciones del Director Ejecutivo. Incluso en la enmienda número 48 proponemos que el Consejo Consultivo será presidido por el Director Ejecutivo de la Agencia. Es una enmienda de sustitución.
También es de sustitución la emienda número 49, en el sentido de que el Director Ejecutivo ostente la representación legal de la Agencia y ejerza las funciones de dirección de la Agencia que no corresponda al Consejo de Dirección. Sus atribuciones, como en los demás casos, serán fijadas por los estatutos.
La enmienda número 50 se refiere a un aspecto entre técnico y de fondo, que es la propuesta de que se elaboren anualmente planes de actuación de la Agencia donde se vayan especificando los objetivos a desarrollar cada año en las diferentes áreas de competencia, así como los mecanismos de coordinación e indicadores de evaluación para hacer el seguimiento. Yo creo que esta propuesta significa no sólo una mejora en cuanto al funcionamiento y logro de objetivos por parte de la Agencia, sino que además establece mecanismos que facilitan el control y seguimiento de sus actuaciones por parte de los órganos competentes y por supuesto, cómo no, cuando sea procedente por parte del Parlamento.
La enmienda número 51 es más de fondo. Dando por supuesto que corresponde al Gobierno aprobar el Estatuto de la Agencia mediante real decreto, proponemos que previo conocimiento de los restantes ministerios implicados y a propuesta conjunta de los ministerios de Administraciones Públicas y Hacienda, y previamente --y aquí quiero hacer hincapié-- a su aprobación, habrán de realizarse las pertinentes consultas a las Comunidades Autónomas y sectores implicados. Digo que es de fondo porque en todo el articulado se dejan numerosos aspectos de gran relevancia para el desarrollo futuro de la Agencia para ser regulados en el futuro Estatuto previsto en este articulado, y como se dejan tantos aspectos y tan importantes para ese futuro estatuto, creemos que hay que reforzar los mecanismos de participación, de control y de seguimiento en la elaboración de dichos Estatutos, porque creemos que tanto los contenidos como los objetivos a cumplir por la Agencia, en un contexto de internacionalización de los riesgos de la salud alimentaria, requieren que ese trabajo se desarrolle con garantías de continuidad, de flexibilidad y de participación de todas las entidades, ya sean públicas o privadas --fundamentalmente públicas--, en la elaboración y desarrollo de dicho Estatuto.
Por lo tanto, las cuatro enmiendas las mantenemos vivas y, si no se aceptan en el desarrollo de esta Comisión, las mantendríamos para su debate en Pleno.


El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, Senador Rodríguez.
Para la defensa de las enmiendas números 52 a 61, a excepción de la enmienda número 53, incluida ya en la transaccional, del Grupo Parlamentario Entesa Catalana de Progrés, el Senador Espasa tiene la palabra.


El señor ESPASA I OLIVER: Gracias, señor Presidente.
Nosotros partimos de una aceptación general del espíritu, de la forma y de los contenidos del proyecto de ley para la creación de la Agencia alimentaria, aunque como siempre es susceptible de mejorarse y perfeccionarse. En este sentido van nuestras enmiendas, de las que quiero subrayar especialmente tres, aunque después haré un comentario sobre las restantes.
Quiero subrayar la enmienda número 52 en la que, en coincidencia con otros grupos parlamentarios, pretendemos que sean no cuatro miembros, como figura en el texto de la Ponencia y en el dictamen que salió del Congreso de los Diputados, sino seis los designados por las Comunidades Autónomas en el Consejo de Dirección de esta Agencia. Esta es nuestra enmienda número 52, que coincide con otras enmiendas de otros grupos parlamentarios y que me gustaría que nos la votasen favorablemente.
La enmienda número 58 pretende añadir «in fine», es decir, al final del artículo 4.6.e) 3), una precaución acorde con nuestro Estado de las Autonomías. Este artículo dice que la Agencia comunicará por propia iniciativa la información a los ciudadanos en caso de crisis y emergencias alimentarias, lo que nos parece correcto. Pero creemos que al mismo tiempo se debería añadir en este artículo, y repito que «in fine», que en el mismo momento debería hacerlo a las autoridades sanitarias o competentes, sea de las Comunidades Autónomas o de las Corporaciones Locales que estuviesen afectas por una crisis o emergencia alimentaria.


Página 4


Sería un poco grotesco que autoridades sanitarias locales o autonómicas se enterasen de una emergencia sanitaria detectada con celeridad por la Agencia sólo por la información que ofrece la Agencia a los ciudadanos.
No es más que una cautela de prevención y coordinación informativa, incluso contemplada en el Plan general de información, con las otras autoridades sanitarias de nuestro Estado autonómico.
La enmienda número 60, en coincidencia con las de otros grupos parlamentarios, pretende incorporar la obligación de comunicar al Ministerio Fiscal la presunción de delito cuando por las actuaciones de la Agencia pudiese presumirse la comisión del mismo. Nos parece que refuerza el papel vigilante de la Agencia Alimentaria.
La enmienda 61 es de adición y en ella proponemos algo que deberíamos incorporar cada vez más en nuestra legislación: El espíritu de prudencia.
De aceptarse lograríamos que, transcurridos tres años desde la constitución de la Agencia, el Gobierno, la Administración competente y las Cámaras revisasen el funcionamiento del organismo que creamos en este momento para, en función del resultado que ofrezca el informe que se propone elaborar pasado ese tiempo, mejorarlo y comprobar si se puede perfeccionar.
El resto de las enmiendas que presenta el Grupo Parlamentario Entesa Catalana de Progrés, señor Presidente, coinciden con las formuladas por el Grupo Parlamentario Socialista y van dedicadas a mejorar y equiparar el equilibrio institucional de los componentes del Consejo de Dirección.
Así, evitaríamos el carácter excesivamente presidencialista de la actual configuración de la Agencia, tal y como se recoge en el informe de la Ponencia. No abundo más en nuestras enmiendas. Todas ellas están encadenadas, siguen una misma lógica y persiguen una misma coherencia y un mejor equilibrio institucional entre los componentes del Consejo de Dirección.
Nada más y muchas gracias.


El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, Senador Espasa.
Por último, para la defensa de las enmiendas que van de la 36 a la 46 y a excepción de la enmienda 38, que ha sido integrada en la transaccional, tiene la palabra, en nombre del Grupo Parlamentario Socialista, el Senador Catalá Pardo.


El señor CATALA PARDO: Muchas gracias, señor Presidente.
Señorías, estamos ante un debate marcado por la profunda crisis alimentaria habida en Europa y en nuestro país. Pienso que no es bueno legislar con prisas y por necesidades perentorias, y digo esto porque espero que sean las prisas y no la incapacidad absoluta el motivo del proyecto de creación de la Agencia que el Gobierno remitió en su día a las Cortes.
A este proyecto el Grupo Parlamentario Socialista presentó un texto alternativo que, enriquecido por las aportaciones del conjunto de todos los Grupos, sirvió de base a lo que luego ha sido el proyecto que nos ha remitido el Congreso de los Diputados. Para los socialistas era irrenunciable que el modelo de agencia tuviera ciertas características: Independencia, autonomía funcional, transparencia, excelencia científica, y reconocemos que en buena medida éstas se cumplen en el actual proyecto de ley, aunque parte de nuestras enmiendas todavía van encaminadas a fortalecer algunas de estas características.
Mantenemos la enmienda número 36 para introducir dos funciones en la Agencia que consideramos importantes: En primer lugar, queremos que dentro de este organismo no sólo se coordine la actuación de las Administraciones --que también--, sino que sean las políticas de los diferentes Departamentos Ministeriales, o al menos de los más involucrados, Agricultura, Sanidad, Medio Ambiente y Ciencia y Tecnología, las que se coordinen para evitar que haya contradicciones o iniciativas que no se puedan llevar a la práctica con facilidad.
En segundo lugar, nos parece que la Agencia no solamente debe informar de todas las autorizaciones a la Administración General del Estado, sino que debe ser ella el organismo que apruebe las propias autorizaciones. Esta es la única manera de garantizar que la red sea segura. Los informes de la Agencia pueden ser preceptivos, pero no vinculantes. Nunca se nos podrá garantizar que las autorizaciones relacionadas con la cadena alimenticia vayan en la dirección que la Agencia determina, a no ser que sea la propia Agencia la que las concede. Sólo así podremos estar seguros de que la red es tupida y que no falla en ningún caso.
Mantenemos la defensa en bloque de las enmiendas números 37, 39, 40, 41 y 42, formuladas todas ellas al artículo 4 y presididas por la misma filosofía: Eliminar el carácter presidencialista de la Agencia. Nosotros proponemos que haya un Presidente del Consejo de Dirección, que no preside la Agencia, y que los Consejos Institucional y Consultivo sean presididos por el Director Ejecutivo de la Agencia, cuyas funciones no estarían limitadas por las del Presidente sino exclusivamente por las del Consejo de Dirección. Además, sería nombrado por el Consejo de Ministros, no a propuesta del Presidente, sino a propuesta del propio Consejo de Dirección.
Vemos con satisfacción que la incomprensible discriminación mantenida en el trámite del Congreso de los Diputados por el Partido Popular en cuanto a la duración de los mandatos de los miembros elegidos por el Gobierno, ha sido corregida en la dirección marcada por nuestras enmiendas y las de otros Grupos. Nos congratulamos de ello, pues siempre es bueno enmendar errores.
En cuanto a la composición del Consejo de Dirección, seguimos manteniendo discrepancias con el texto y con el Partido Popular en dos aspectos. El primero de ellos se refiere a la representación social. Nosotros proponemos en la enmienda número 37 que dos de sus miembros sean elegidos a propuesta del Consejo de Consumidores y Usuarios y que los otros dos lo sean a propuesta de las organizaciones económicas implantadas en los sectores de producción, transformación y distribución agroalimentaria, frente al único representante que propone el Partido Popular. Así, conseguiríamos un mejor equilibrio en dicho Consejo.


Página 5


Además, no podría argumentarse que no es operativo, porque estamos hablando de incorporar a dos más y la diferencia supone pasar de quince a diecisiete. Es más, si se tuviera en cuenta la enmienda en la que proponemos que los Vicepresidentes sean elegidos de entre los miembros, ni siquiera aumentaría el número y seguiría habiendo quince componentes en el Consejo de Dirección.
Insisto en que nosotros mantenemos viva la enmienda número 39, presentada al artículo 4.1d), por la que se solicita que los Vicepresidentes se nombren de entre los miembros en la forma que reglamentariamente se determine. Esto mismo sucede con el resto de Consejos que componen la Agencia.
La enmienda 43 pretende introducir dentro de los principios específicos de la Agencia que todas las normas que promueva en relación con la materia objeto de competencia tengan, además del preceptivo trámite de audiencia, el de información pública. Proponemos esto por un problema de sensibilidad, ya que todos los ciudadanos se muestran interesados por esta materia. Sometiéndonos a lo que establece la Ley 50/1997 sobre el trámite de audiencia, sería positivo que los ciudadanos supiesen con exactitud todos los proyectos de normas que van a afectar directamente a la cadena alimenticia. Esto ayudaría a crear un clima de transparencia, uno de los principios básicos del Libro Blanco europeo sobre seguridad alimenticia, y, por lo tanto, podríamos recuperar mejor la confianza perdida.
Dentro de las características que el Partido Socialista y su Grupo Parlamentario han querido imprimir a esta Agencia está la credibilidad, precisamente porque con el proceso de crisis alimenticia el Gobierno la ha perdido. En esta línea de esfuerzo complementario camina la enmienda 44, al recordar expresamente la obligación que tiene la Agencia cuando tenga noticias o conocimiento de algún hecho presuntamente delictivo de ponerlo en conocimiento del Ministerio Fiscal. Esta es una de esas ocasiones en las que, en nuestra opinión, lo que abunda no daña, pues tiene un efecto tranquilizador para el ciudadano y de aviso para posibles infractores, y dado los momentos que corren puede ser positivo.
En la enmienda número 45, en la que tenemos especial interés, proponemos que, una vez entre en vigor la ley y dentro de los seis meses que tenemos de plazo para elaborar el estatuto, se encargue a un grupo de expertos la elaboración de un informe que sirva de base a la redacción del proyecto de estatuto. Lo proponemos por varias razones, y entre ellas no podemos olvidar que este proyecto de ley adolece de un debate previo en el seno de la sociedad, de la comunidad científica y de las propias Administraciones. Este debate sí se tuvo al elaborar el Libro Blanco europeo, y creemos que éste puede ser un buen momento para que un grupo de expertos nos pueda informar, orientar y dar luz sobre cómo debe configurarse el futuro reglamento de la Agencia; informe que, obviamente, será hecho público como documento de consulta. Se trata de un informe que no tendría por qué alargar el proceso de elaboración de los seis meses, sino sólo enriquecerlo si somos capaces de marcar unos plazos y cumplirlos.
Por último, hemos mantenido viva la enmienda número 46, en la que proponemos que, pasado un período de tiempo de tres años desde que se constituya la Agencia, se proceda a un análisis exhaustivo sobre sus funciones, sus competencias, en definitiva, sobre cómo va funcionando. El espíritu de esta enmienda está introducido en el Preámbulo, que es lo único que nos ha permitido el Grupo Parlamentario Popular como voluntad genérica, pero pensamos que tiene que estar en el articulado y que, dentro de tres años, que es un plazo prudente, podamos analizar de nuevo las funciones y competencias de la Agencia, fundamentalmente con vistas a buscar una mayor independencia para ella, que --insisto también-- es uno de los principios básicos que el Libro Blanco de la Unión Europea propone al conjunto de países miembros.
Por resumir, en principio y como carácter general, el texto que hoy debatimos responde a las necesidades de nuestro país y, por tanto, también responderá al imprescindible trabajo en red que necesitamos hacer en Europa. Pero el proyecto de ley todavía es perfectible, y quizá sería bueno hacer un último esfuerzo --aunque técnicamente sería un penúltimo esfuerzo, pero todos sabemos que las cosas suelen ir bastante cerradas al Pleno-- para que el Grupo Parlamentario Popular asumiera enmiendas que quedan vivas y que, sin variar en absoluto la filosofía de todo el proyecto, estoy seguro de que lo mejorarían.
Con este ruego termino mi intervención.
Gracias.


El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, Senador Catalá.
Para turno en contra, tiene la palabra la Senadora López Garnica en nombre del Grupo Parlamentario Popular.


La señora LOPEZ GARNICA: Gracias, señor Presidente.
En primer lugar, en nombre del Grupo Parlamentario Popular quiero agradecer al Letrado y a los servicios de la Cámara la celeridad con la que han elaborado el informe de la Ponencia que ha terminado hace muy poco tiempo.
Si me lo permite el señor Presidente, voy a consumir el turno en contra contestando las enmiendas según su orden de numeración; al menos para mí va a ser más cómodo.
En primer lugar, hay dos enmiendas de Izquierda Unida sobre las que el Grupo Parlamentario Popular propone al enmendante un texto alternativo, una enmienda transaccional.
La primera es la enmienda número 3. No puede aceptarse la introducción de la referencia al Código Alimentario Español sin más, porque este código no se circunscribe únicamente a los aspectos de seguridad alimentaria.
Sin embargo, cabría recuperar este contenido mediante una transacción, incluyendo después de «Código Alimentario Español» el inciso «en los aspectos relativos a seguridad alimentaria».
El Grupo Parlamentario Popular tampoco puede aceptar la enmienda número 8 con su actual redacción porque creemos que la Agencia Española de Seguridad Alimentaria no debería mantener en ningún caso interlocución directa

Página 6


con la Agencia Europea para la Evaluación de los Medicamentos. Pero sí podría recuperarse este contenido de la siguiente manera: cambiar «Agencia Europea para la Evaluación de los Medicamentos» por «Agencia Española del Medicamento».
En esta misma enmienda debe suprimirse la referencia que hace el enmendante de manera directa a la salud de los animales y referirse únicamente a aquellos aspectos de la salud animal que afectan a la salud humana, con lo que resultaría entonces el siguiente texto: «... en lo que se refiere a medicamentos veterinarios utilizados en animales de abasto y su incidencia sobre la salud humana.» La enmienda número 15, del Grupo Parlamentario Mixto, ya ha sido incorporada al texto de la Ponencia sobre la base de una enmienda del Grupo Parlamentario Popular, que era prácticamente idéntica a la número 15.
En cuanto a las enmiendas del Grupo Parlamentario de Senadores Nacionalistas Vascos, de la 29 a la 34, en principio no podemos aceptar la número 29 porque no estamos de acuerdo con sustituir la palabra «centro» por la de «organismo», ya que nos parece que el término «centro» lleva implícito un mayor carácter de unicidad, que es el que se persigue para el adecuado cumplimiento de los objetivos de la Agencia.
En segundo lugar, no podemos ceder a la pretensión de restringir el papel de la Agencia a las situaciones de crisis y alarma, como se deduciría si se suprimiera el término que propone esta enmienda.
Por otra parte, tampoco estamos de acuerdo en sustituir el término «emergencia» por el de «alarma» cuando este último lleva implícito un significado de alarma social que no tiene por qué ir necesariamente vinculado a cualquier incidencia que se produzca en materia de seguridad alimentaria, por lo que, incluso desde un punto de vista social, nos parece más adecuado el término «emergencia» que el de «alarma».
Tampoco vamos a aceptar la enmienda número 30, porque creemos que de forma deliberada el legislador diferencia entre el punto a) y el punto b) que pretende unificar la enmienda, porque, por una parte, lo que se expresa en el punto a) es el carácter general de la función de la Agencia y, sin embargo, en el punto b) se hace referencia a una función concreta.
Por otra parte, si se unificaran los puntos a) y b) desaparecería el término «programar» del punto b), con lo cual se desvirtuaría completamente su contenido.
La enmienda 31 tampoco se acepta porque consideramos que es mucho más promocional y mucho menos ambiguo el término instar que el término proponer. Aquél no da lugar a la discrecionalidad, pero en ningún caso cabe interpretarlo como mandato. Por otra parte, aceptar la sustitución propuesta no supondría ninguna diferencia con la situación previa a la existencia de la Agencia. En cuanto a la sustitución de emergencia por alarma, me remito a lo comentado respecto a enmiendas precedentes.
En cuanto a la enmienda 32, que hace referencia al artículo 2.2, letra o), no nos parece correcto sustituir la expresión «sirvan» por «puedan servir», porque un procedimiento referencial como es éste no puede ser facultativo ya que entonces, como es lógico, dejaría de ser de referencia. Lo que se pretende es evitar que las distintas autoridades competentes tengan que enfrentarse a criterios heterogéneos ante la eventual acreditación de procesos, de procedimientos o de establecimientos, pero en cualquier caso hay que reparar en que la competencia de acreditación que corresponde a las Comunidades Autónomas no se vulnera en absoluto.
Respecto a la enmienda número 33, que ha suscitado un gran debate entre los miembros de la Ponencia, sigo manteniendo que el Grupo Parlamentario Popular no lo va a aceptar y, aunque siempre hay un penúltimo o un último esfuerzo, como ha comentado alguno de los que han intervenido, que se producirá en el próximo Pleno, sin embargo, de momento seguimos manteniendo el criterio de no admitir el término «actualización de la normativa alimentaria», porque esta función está implícita en la capacidad de propuesta de nuevos desarrollos normativos que va a tener la Agencia.
La enmienda número 34 tampoco se acepta. Nos parece que esta enmienda suprime la figura del o de los Vicepresidentes, cuya presencia en la composición es bastante lógica y concordante con la estructura de otros organismos autónomos consistente, además, en que el Vicepresidente, o Vicepresidentes en su caso, ejercen una función tan importante como la de sustituir al Presidente en ausencia de aquél. Por eso creemos que debe figurar en su composición.
La ampliación de la representación de las Comunidades Autónomas que propone el Grupo Parlamentario de Senadores Nacionalistas Vascos no haría sino generar un desequilibrio en la composición de lo que se pretende que sea el Consejo de Dirección de una agencia estatal, como es ésta de la que estamos tratando.
Por otra parte, tampoco estamos de acuerdo en suprimir la representación o la presencia de los consumidores y de las organizaciones económicas porque creemos que eso llevaría a la vulneración de la transparencia y la pluralidad que, necesariamente, debe inspirar la composición y la labor del Consejo de Dirección de la Agencia.
Respecto a las enmiendas del Grupo Parlamentario Socialista, no estamos de acuerdo con la enmienda número 36, artículo 2.2, letras a) y q). No podemos aceptar ninguna de las dos modificaciones propuestas. En primer lugar, en cuanto a la letra a), nos parece que no cabe atribuir a la Agencia la capacidad de coordinar las políticas nacionales, porque esta capacidad de coordinación es una competencia ejercida por el Gobierno. En todo caso, creemos que es más correcto, y por eso se optó por la fórmula que figura en el texto actual, coordinar las actuaciones de las Administraciones con competencias que incidan directa o indirectamente en la seguridad alimentaria.
El texto actual de la letra q) también es la resultante del intenso debate que se produjo en el Congreso y que, por fortuna, llegó a alcanzar un amplio nivel de consenso, como el que esperamos que se produzca en el Senado. En él se discutió la redacción de este artículo y se optó finalmente por la fórmula: «Informa en su caso las autorizaciones que correspondan a la Administración General del Estado en este ámbito». Por una parte, la Agencia como tal

Página 7


no puede ejercer la capacidad de autorizar o, en su caso, denegar que puede corresponder a los distintos organismos u órganos de la Administración del Estado. Por otra parte, en relación con esta cuestión no cabe establecer con carácter sistemático la obligatoriedad de un informe sanitario previo a la comercialización cuando este proceder colisiona con algunos aspectos del Derecho comunitario.
Respecto a la enmienda 37, valgan las mismas argumentaciones que expuse al referirme a las anteriores enmiendas en cuanto a la supresión de la figura del Vicepresidente o de los Vicepresidentes. Tampoco estamos de acuerdo en proceder al incremento numérico que plantea el Grupo Parlamentario Socialista por razones de operatividad que pueda verse comprometida ante un incremento numérico no imprescindible.
La enmienda número 38 ha sido incorporada al informe de la Ponencia.
La enmienda número 39 tampoco se acepta. El procedimiento de nombramiento de los Vicepresidentes también fue consensuado en el Congreso de los Diputados y no queda cerrado puesto que en el Congreso de los Diputados se acordó que se determinara reglamentariamente. Por lo tanto, no nos parece oportuno cerrar aquí, en el Senado, este procedimiento y consideramos aconsejable que esta cuestión se determine a través del reglamento correspondiente.
En cuanto a las enmiendas números 40, 41 y 42 creemos que lo que suponen «de facto» es vaciar de contenido de manera absoluta la figura del Presidente, lo cual, además, convertiría en meramente testimonial la adscripción de la Agencia al Ministerio de Sanidad y Consumo y, por otra parte, esto llevaría a comprometer seriamente la homogeneidad y el papel aglutinador que se va a asegurar con la existencia de un Presidente común para todos los órganos, como así lo contempla el texto del proyecto de ley.
En cuanto a la enmienda número 43 tampoco podemos aceptarla porque el Grupo Parlamentario Popular considera que es suficiente la referencia a la disposición legal que regula el trámite de audiencia. En el desarrollo del Código Alimentario Español, desde mediados de la década de los 60 hasta nuestros días, nunca se ha puesto de manifiesto una reivindicación tal ni por parte de los agentes económicos del sector agroalimentario, ni por los consumidores porque, de acuerdo con la legislación que el Grupo Parlamentario Socialista cita, cualquiera que acredite su condición legal de parte interesada tendría acceso a los proyectos en el trámite de audiencia establecido con plena seguridad jurídica.
La enmienda número 44 también fue presentada por el Grupo Parlamentario Socialista en el Congreso de los Diputados y no se llegó a incorporar por considerar superflua y además innecesaria la reiteración de lo que se preceptúa en otros marcos legales. Por tanto, no parece procedente aceptarla, aunque desde luego no exista oposición en el fondo por cuanto nos parece que supone una modificación gratuita sobre un texto que alcanzó un gran nivel de consenso en el Congreso de los Diputados.
En cuanto a la enmienda número 45 no se acepta la nueva inclusión de un nuevo apartado en el artículo 10, como propone el Grupo Parlamentario Socialista, porque, como de todos es sabido, el Estatuto va a ser aprobado por Real Decreto y, además, en su tramitación administrativa se asegura la participación y la intervención de todas las partes interesadas. No puedo estar en relación con esto de acuerdo con lo manifestado por el portavoz del Grupo Parlamentario Socialista en el sentido de que no ha habido consulta, de que no ha habido debate. Estamos en condiciones de afirmar que en la fase previa al proyecto de ley ha habido un importante proceso de consulta con agentes económicos y sociales. Por otra parte, acceder a la petición del enmendante pondría en peligro la posibilidad de tener el Estatuto preparado en un plazo de seis meses, que es lo que dispone el proyecto de ley.
En cuanto a la enmienda número 46, como ya ha expresado el portavoz del Grupo Parlamentario Socialista, esta posibilidad ya se consideró en el Congreso de los Diputados y el Grupo Parlamentario Popular accedió a modificar el proyecto inicial, incluyendo esta cuestión que plantea esta enmienda en el Preámbulo de la ley y con un tenor literal casi idéntico al propuesto por el Grupo Parlamentario Socialista. En este caso, el Grupo Parlamentario Socialista estuvo de acuerdo con la propuesta del Grupo Parlamentario Popular considerando suficiente la mención a este asunto en el Preámbulo. Por lo tanto, nos parece que no es aceptable incluirlo en el texto articulado.
En cuanto a las enmiendas del Grupo Parlamentario de Senadores de Coalición Canaria, la 47 coincide sustancialmente con la 40 del Grupo Parlamentario Socialista; la 48 con la 41 del Grupo Parlamentario Socialista, y la 49 con la 42.
El texto que se propone en la enmienda 50 nos parece innecesario ya que, si bien pretende ser exhaustivo, al final nos resulta claramente restrictivo y, por otra parte, una Agencia estatal no puede dedicar una especial atención por sus características específicas a territorios o Comunidades Autónomas concretas, como aquí se propugna para los territorios insulares, además de que podría llevar a incurrir en desequilibrios no aceptables, porque en ese caso la Agencia atenderá a los problemas de seguridad alimentaria y será ella o los propios territorios los que en cada momento podrán aconsejar un tratamiento diferenciado de áreas geográficas definidas, si ello resultara necesario.
En cuanto a la enmienda número 51 tampoco podemos aceptarla porque ya la propia LOFAGE --la Ley de Ordenación y Funcionamiento de la Administración General del Estado-- establece que el Real Decreto mediante el cual se apruebe el Estatuto se tramitará a propuesta conjunta de los Ministerios de Administraciones Públicas y Hacienda y que la iniciativa en este caso correrá a cargo de aquellos departamentos que se han de implicar de manera directa tanto en razón de sus competencias como de la participación en la estructura de la Agencia mediante la integración de órganos, servicios y personal adscritos a estos departamentos; es el caso de los Ministerios de Sanidad y Consumo y de Agricultura, Pesca y Alimentación. Por lo tanto, nos parece que carece de indicación imponer el conocimiento previo de otros Ministerios implicados.


Página 8


En cuanto a las enmiendas del Grupo Parlamentario Entesa Catalana de Progrés, la número 52 coincide prácticamente con la 37 del Grupo Parlamentario Socialista; la 53 ha sido ya incorporada al informe de la Ponencia; la 54 coincide con la 39; la 55 coincide con la 40; la 56 coincide con la 41, y la 57 con la 42 del Grupo Parlamentario Socialista.
En cuanto a la enmienda número 58 no podemos aceptarla porque creemos que se está de alguna manera superponiendo, incluso confundiendo lo que es la comunicación de riesgos con la gestión de los sistemas de intercambio rápido de información o lo que es la red de alerta alimentaria, red que en una experiencia adquirida ya a lo largo de los últimos diez años de funcionamiento aconseja mantener un sistema piramidal para flujo de información en virtud del cual las comunicaciones deben vehicularse través de las Comunidades Autónomas, resultando en todo caso excepcional la interlocución directa entre el coordinador de la red de alerta, entre la Agencia y las administraciones locales. Por eso, no creemos conveniente aceptar esta enmienda número 58 de la Entesa.
Las enmiendas números 59, 60 y 61 tampoco se aceptan, y me remito a lo argumentado respecto a las enmiendas números 43, 44 y 46 del Grupo Parlamentario Socialista.
Esto es todo. Simplemente, para finalizar quiero decir que el Grupo Parlamentario Popular agradece las aportaciones de todos los grupos parlamentarios a este proyecto de ley.
Creo que no es justo que, por una parte, se nos esté negando un talante negociador y, por otra parte, se nos reconozca. El talante negociador se demuestra cediendo en algunos aspectos y no cediendo en otros, como es el mantener el criterio que se mantuvo de amplio consenso en el Congreso de los Diputados, como esperamos que se mantenga en el trámite del Pleno.
Nada más y muchas gracias.


El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, Senadora López Garnica.
Queda ahora preguntar al portavoz del Grupo Parlamentario Mixto, el Senador Cabrero Palomares, si, en principio, acepta las enmiendas transaccionales planteadas por el Grupo Parlamentario Popular. También quiero solicitar al Grupo Parlamentario Popular que remita a la Mesa el texto definitivo de cómo quedarían las enmiendas números 3 y 8 del Grupo Parlamentario Mixto.
A partir de este momento, además, abrimos un turno de portavoces, que puede iniciar el propio Senador Cabrero.


El señor CABRERO PALOMARES: Muchas gracias, señor Presidente.
No aceptamos la transaccional planteada a nuestra enmienda número 3, sobre la necesidad de revisar y actualizar de manera permanente el Código Alimentario, especialmente en lo referido a la producción y a la elaboración, porque consideramos que tiene mayor concreción y que es un instrumento de mayor garantía para la seguridad alimentaria.
A la enmienda número 8 también se ha planteado una transaccional, pero nosotros lo que pretendemos es que la Agencia Española de Seguridad Alimentaria esté coordinada con la Agencia Europea para la Evaluación de los Medicamentos, y la transaccional lo que pretende es eliminar el objetivo de nuestra enmienda, por lo que no tiene un carácter transaccional sino alternativo. Sí aceptaríamos, en cambio, la transaccional planteada a nuestra enmienda número 15 porque pretende los mismos objetivos, que es mejorar la redacción de ese texto.
Lamentamos que no se acepte el resto de nuestras enmiendas, que fundamentalmente pretenden ampliar los objetivos básicos de la Agencia, así como las funciones que desarrollaría y que redundarían en una mejor seguridad y calidad de los alimentos para las personas, incluyendo también aspectos referidos a la nutrición, a la seguridad, incluso teniendo en cuenta la situación de manipulación genética en las producciones. En ese sentido, nuestra enmienda se orienta hacia la necesidad de un mayor control en toda la cadena alimentaria y previamente en aquellos alimentos que tienen manipulación genética en su composición.
Solicitamos que en los órganos que se prevén en la propia ley haya una mayor concreción en cuanto a los plazos: Para la presentación del Estatuto de la Agencia planteamos seis meses, así como para la composición y puesta en funcionamiento del Comité Científico y del Consejo Consultivo, y en la manera permanente en que se debe ir actualizando el asunto del Código Alimentario. Para que se pueda acometer de manera objetiva la puesta en marcha de la Agencia, lo que queremos es que haya un plan que la dote de los suficientes recursos y medios que garanticen la seguridad alimentaria. Estas son las líneas básicas de nuestras enmiendas, y lamentamos que el Grupo Parlamentario Popular no entienda la necesidad de su aceptación para avanzar en el objetivo de una mayor seguridad alimentaria.
Nada más y muchas gracias.


El señor PRESIDENTE: Gracias, Senador Cabrero.
La Mesa entiende que no se aceptan las transaccionales a las enmiendas números 3 y 8.
Quiero recordarle que no se ha presentado una transaccional a la número 15, sino que la portavoz del Grupo Parlamentario Popular ha expresado que esta enmienda coincide con la número 66, del Grupo Parlamentario Popular, por lo que cabría la posibilidad, si su Grupo acepta la redacción de la enmienda número 66, de que retirara la número 15 o bien la mantuviera para debate.
¿Acepta su señoría dicha enmienda?

El señor CABRERO PALOMARES: Aceptamos la redacción de la enmienda número 66.


La señora LOPEZ GARNICA: Señor Presidente, la enmienda 15 ya estaba incorporada al informe de la Ponencia.


El señor PRESIDENTE: Efectivamente.


Página 9


Siguiendo el orden de intervención de menor a mayor, por el Grupo Parlamentario de Senadores de Coalición Canaria, tiene la palabra el Senador Rodríguez Díaz.


El señor RODRIGUEZ DIAZ: Muchas gracias, señor Presidente.
En este último turno quiero dejar constancia de que estamos satisfechos con el proceso del debate de este proyecto de ley en el Congreso de los Diputados, no sólo porque se han aceptado numerosas enmiendas de mi Grupo, ya sea directamente o a través de transaccionales, sino porque ha habido un amplio debate y acercamiento de posturas por parte de todos los Grupos. Creo que se ha hecho un esfuerzo importante y el texto del Senado es bastante mejor que el que se presentó inicialmente.
Manteniendo esa valoración global positiva del texto, que pondrá en marcha la Agencia, quiero hacer una corrección. En mi intervención anterior me confundí, hablé de cuatro enmiendas cuando son cinco, y al hablar de las dos primeras me refería a las tres primeras, las números 47, 48 y 49, que son del mismo tenor.
La portavoz del Grupo Parlamentario Popular ha hecho una valoración de aspectos parciales de nuestras enmiendas números 50 y 51. Yo le pediría que, si fuera posible, en la número 50, donde rechaza el que se recojan especificidades respecto a territorios del Estado, en este caso los insulares, se mantuviera todo lo referido a los planes anuales de actuación y el resto del contenido eliminando la referencia a territorios específicos del Estado. Por tanto, le propondría la posibilidad de una transaccional.
Por último, la portavoz del Grupo Parlamentario Popular ha rechazado nuestra enmienda número 51 argumentando que la aprobación del Estatuto de la Agencia Española de Seguridad Alimentaria mediante Real Decreto, a iniciativa de los Ministerios de Sanidad y Consumo y de Agricultura, Pesca y Alimentación, previo conocimiento de los restantes Ministerios implicados, está recogida en la LOFAGE. Sin embargo, previamente a dicha aprobación, insistimos en que habrían de realizarse las pertinentes consultas a las Comunidades Autónomas y a los sectores implicados.
Muchas gracias.


El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, Senador Rodríguez.
Por el Grupo Parlamentario de Senadores Nacionalistas Vascos, tiene la palabra la Senadora Loroño.


La señora LOROÑO ORMAECHEA: Muchas gracias, señor Presidente.
Me sumo a los agradecimientos realizados por los distintos portavoces al Letrado y a los servicios de la Cámara por la agilidad con la que se ha elaborado el informe de la Ponencia para que podamos continuar con nuestro trabajo.
Como ya ha comentado el Senador de Coalición Canaria, el texto del proyecto de ley remitido por el Congreso de los Diputados a esta Cámara es totalmente distinto al inicialmente presentado por el Gobierno, fruto del debate suscitado en el Congreso y de las aportaciones realizadas por los distintos grupos parlamentarios y con un criterio importante, el de llegar a consensos y mejorar el texto del proyecto de ley, que tiene como finalidad la creación de la Agencia Española de Seguridad Alimentaria, aspecto que es muy importante y que hay que tener en cuenta.
Entiendo los argumentos dados por la Senadora López Garnica en su posicionamiento en contra de las enmiendas que hemos presentado como grupo parlamentario, pero no los comparto. Quiero trasladar un mensaje al Grupo mayoritario de la Cámara que es el siguiente: Dado el espíritu que se ha mantenido hasta este momento en la tramitación del proyecto de ley y que puede continuar de aquí a su debate en el Pleno, esperamos poder llegar a algún acuerdo en relación con nuestras enmiendas, con la número 33, que ha suscitado un debate interesante en el seno de la Ponencia, y con la 34, que hace referencia a la composición del Consejo de Dirección, y en ese sentido también hay aportaciones a través de las enmiendas de otros grupos parlamentarios. Debería hacerse un esfuerzo por llegar a un consenso y tratar de mejorar en lo posible el contenido del texto del proyecto de ley que en estos momentos estamos analizando.
Por último, anuncio que vamos a mantener las enmiendas que quedan vivas para su debate en el Pleno.
Nada más y muchas gracias.


El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, Senadora Loroño.
Por el Grupo Parlamentario Entesa Catalana de Progrés, tiene la palabra el Senador Espasa.


El señor ESPASA I OLIVER: Muchas gracias, señor Presidente.
Nosotros también vamos a mantener las enmiendas para el Pleno, pero en esta última intervención en Comisión quisiera proponerle a la Senadora López Garnica, del Grupo Parlamentario Popular, la posibilidad de una transaccional respecto a nuestra enmienda número 58.
Tenía razón la señora Senadora cuando pedía excluir el último inciso de nuestra enmienda, es decir, «... y en su caso de las Corporaciones Locales.», pero me parece que el resto de la enmienda, es decir, «... la información y coordinación con las Autoridades de las Comunidades Autónomas...» --que ha sido mencionado por ella misma en su argumentación para rechazar este inciso final de nuestra enmienda--, continúa siendo válido.
Por tanto, propondría al Grupo Parlamentario Popular y a su portavoz, Senadora López Garnica, una transaccional sobre la base de que nosotros elimináramos de nuestra enmienda el último inciso «... y en su caso de las Corporaciones Locales...». Eliminando esto, proponemos una enmienda transaccional sobre la número 58.
En cuanto al resto de las enmiendas, no quiero abundar en los argumentos ya dichos anteriormente. Simplemente quiero felicitar a la asesoría jurídica de esta Comisión, al señor Letrado, por los trabajos realizados.
El informe que ha elaborado sobre esta ley es muy sistemático --valga la redundancia--, porque viene a demostrar hasta qué punto esta ley es susceptible de mejora sistemática, tal como salió del Congreso de los Diputados. A

Página 10


mí me han convencido mucho las reflexiones de nuestro Letrado, pero no vamos a cambiar esta ley en su sistemática. No quisiera yo contribuir a un conflicto entre los servicios jurídicos del Senado y del Congreso de los Diputados, pero insisto en que estos argumentos son bastante sólidos en cuanto a la sistemática.
Por otro lado, quisiera hacer una mención a que, aunque supongo que está basada en las dos sentencias que se mencionan en la página 6, no coincidiría del todo con la apreciación que se hace en este informe: Que el Tribunal Constitucional tiene todo tan claro que, en cuanto a bases y coordinación general de la sanidad, incluya siempre la norma --por supuesto que sí-- y la ejecución. No sé si es así, pero no es el momento de polemizar con el señor Letrado; no obstante, quería dejar constancia de esta prevención.
Nada más y muchas gracias.


El señor PRESIDENTE: Gracias, Senador Espasa.
Por el Grupo Parlamentario Catalán en el Senado de Convergència i Unió, tiene la palabra el Senador Cardona.


El señor CARDONA I VILA: Muchas gracias, señor Presidente.
Intervengo para fijar la posición de nuestro Grupo en relación con el proyecto de ley y con las enmiendas correspondientes. De hecho, ya se ha dicho aquí que en el trámite en el Congreso de los Diputados hubo un gran diálogo; no sé si dio tiempo suficiente, llegó al Congreso de los Diputados a finales de diciembre, pero siempre tendremos que lamentar que en el trámite en el Senado tengamos que hacer las cosas con cierta rapidez; cuando no es por el trámite de urgencia, nosotros mismos nos lo imponemos por la razón que fuere. En cualquier caso, sí hay que reconocer que el texto ha cambiado sustancialmente, y sólo hay que ver que las enmiendas presentadas en el Congreso de los Diputados han quedado reducidas a la mitad: de 120 aproximadamente a sesenta y siete.
Nuestro Grupo presentó en el Congreso de los Diputados nueve enmiendas, que fueron subsumidas por vía transaccional, y que tenían dos objetivos: Clarificar y definir las finalidades de la Agencia y salvaguardar las competencias de las Comunidades Autónomas. La satisfacción de nuestro Grupo, no ya en el Senado, sino en el Congreso de los Diputados fue tanta que en el último trámite, al pasar al debate en el Pleno, no se presentaron enmiendas. Por tanto, aquí nosotros tampoco las hemos presentado, lo cual quiere decir que, si no nos satisface plenamente, al menos sí lo suficiente como para no presentar enmiendas.
Por ello, la posición de nuestro Grupo en este trámite de Comisión va a ser la votación a favor del texto que quede, muy poco modificado, por cierto, por no decir nada, y nos vamos a abstener en este trámite en cuanto a las enmiendas, justificándolo por no pedir votación separada de algunas de ellas, que quizá hagamos en el Pleno, pero que aquí no sería procedente. Por tanto, la justificación de esa posición la vamos a exponer en el Pleno, y agradecemos a los servicios de la Cámara sus aportaciones, al igual que han manifestado el resto de los Grupos.
Nada más y muchas gracias.
El señor PRESIDENTE: Gracias, Senador Cardona.
Por el Grupo Parlamentario Socialista tiene la palabra el señor Catalá Pardo.


El señor CATALA PARDO: Muchas gracias, señor Presidente.
Con muchísima brevedad quiero sumarme a los agradecimientos a los servicios de la Cámara y al señor Letrado por su celeridad. Muchas de las sugerencias que nos ha presentado en su día el señor Letrado no han podido ser recogidas por absoluta imposibilidad material en los textos que ahora tenemos, pero en Ponencia se ha valorado y se ha admitido prácticamente la totalidad de lo que él nos insinuó y, por tanto, se lo agradecemos.
También queremos agradecer a la Senadora López Garnica su carácter negociador; no nos ha admitido ninguna enmienda, pero es bueno tener carácter negociador en esta vida. El texto nos gusta, y eso es importante decirlo, y nos gusta fundamentalmente porque la base de este texto fue presentada por el Partido Socialista, y, sobre esa base y con todas las enmiendas que los grupos parlamentarios en el Congreso de los Diputados pusieron encima de la mesa, se ha elaborado un proyecto de ley que yo creo que sí cumple los principios básicos que la Unión Europea nos ha marcado. Por eso, creo que puede ser útil para este país.
No obstante, como creemos que es perfectible y que todavía podemos llegar a algún tipo de acercamiento, mantendremos vivas todas nuestras enmiendas para el Pleno en espera de una mayor flexibilidad.
Nada más y muchas gracias.


El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, Senador Catalá.
Por el Grupo Parlamentario Popular tiene la palabra la Senadora López Garnica.


La señora LOPEZ GARNICA: Muchas gracias, señor Presidente.
En primer lugar, quiero reconocer y agradecer las aportaciones de todos los grupos parlamentarios, tanto en el trámite en el Congreso de los Diputados como en el Senado, e igualmente el reconocimiento por su talante al Grupo Parlamentario Popular en el Senado, por cuanto yo creo que no se le puede achacar otro distinto al reconocido al Grupo Parlamentario Popular en el Congreso de los Diputados, ni se nos puede pedir que hagamos nosotros todo el esfuerzo, cuando resulta que otros grupos parlamentarios han visto cómo en el Congreso de los Diputados han sido admitidas gran parte de sus enmiendas sobre cuestiones que ya fueron consensuadas y, sin embargo, ahora se traen de nuevo como enmiendas; otra vez se vuelve a lo primitivo: Si el Grupo Parlamentario Socialista en concreto está satisfecho de que el Grupo Parlamentario Popular haya dicho blanco, cuando quería que dijera blanco, ahora que no pida al Grupo Parlamentario Popular que diga negro. (El señor Catalá Pardo: Que diga gris.) En cuanto a las transaccionales que propone el representante de Coalición Canaria, como a la enmienda sobre

Página 11


la que hemos manifestado nuestra duda, del Grupo Parlamentario de Senadores Nacionalistas Vascos, la número 33, como a la transaccional que propone el portavoz de la Entesa, todos ustedes tienen que entender que esta Senadora, que por una parte representa a 150 Senadores y que, por otra parte, está defendiendo --y con mucho orgullo además-- un buen proyecto de ley del Gobierno, no se pronuncie en estos momentos, pero, siguiendo con el talante que caracteriza al Grupo Parlamentario Popular, estamos abiertos a que en el último trámite de esta ley en el Pleno esto pueda ser admitido en su totalidad o en parte.
Quiero agradecer otra vez las aportaciones de los Grupos, y manifiesto la satisfacción del Grupo Parlamentario Popular por la tramitación de esta ley, tanto en el Congreso de los Diputados como en el Senado, ley que además va a venir a beneficiar, en último término, a la salud de todos los ciudadanos españoles.
Nada más y muchas gracias.


El señor PRESIDENTE: Gracias, Senadora López Garnica.
También esta Presidencia quiere agradecer las correcciones de estilo y gramaticales que el Letrado de la Comisión ha realizado por razones simplemente de elegancia en lo que era la redacción del proyecto de ley.
Debatido el informe de la Ponencia, procede su votación. La votación se podría hacer o bien en su totalidad o si alguna de sus señorías desea que se vote por partes, lo puede manifestar. (El señor Catalá Pardo pide la palabra.) Tiene la palabra, señoría.


El señor CATALA PARDO: Señor Presidente, quisiera hacer una consulta: Votamos artículos y no votamos enmiendas. ¿Es así?

El señor PRESIDENTE: Efectivamente. Se votaría en bloque todo el texto, desde el Preámbulo hasta el último artículo.


El señor CATALA PARDO: Supongo que hay posibilidad, por tanto, de solicitar a la Mesa que una serie de artículos o parte de ellos se voten separadamente.


El señor PRESIDENTE: Efectivamente. Si su señoría nos indica los artículos, podríamos proceder a la votación separada.


El señor CATALA PARDO: Querríamos votación separada de los artículos 2.2, a), 2.2, q), 4.1, 4.2, c), 4.3, c), 4.5, a) y 4.5, b).


El señor PRESIDENTE: A ver si esta Presidencia ha entendido bien lo que se solicita. ¿Podemos votar en un bloque los artículos 2.2, a), 2.2, q), 4.1, 4.2, c), 4.3, c), 4.5, a) y 4.5, b)? (Pausa.) Así lo haremos si lo solicita el Grupo Parlamentario Socialista. No sé si he de volver a repetir los artículos que vamos a votar; sus señorías ya los conocen y son los que tanto el Grupo Parlamentario Socialista como esta Presidencia han señalado.
Por tanto, procedemos a su votación en bloque.


Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: Votos a favor, 14; en contra, ocho; abstenciones, dos.


El señor PRESIDENTE: Quedan aprobados.
A continuación, votamos el resto del informe de la Ponencia, en su conjunto.


Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: Votos a favor, 23; abstenciones, una.


El señor PRESIDENTE: Queda aprobado.
Señorías, queda por designar la persona que presentará el dictamen de la Comisión ante el Pleno. (La señora López Garnica pide la palabra.) Tiene la palabra su señoría.


La señora LOPEZ GARNICA : El Grupo Parlamentario Popular propone al Presidente de la Comisión.


El señor PRESIDENTE: Si no hay ningún inconveniente, este Presidente acepta.
No habiendo más asuntos que tratar, se levanta la sesión.


Eran las trece horas y veinticinco minutos.

Congreso de los Diputados · C/Floridablanca s/n - 28071 - MADRID · Aviso Legal