Listas de valores
Congreso de los Diputados

Cerrar Cerrar

 
DS. Senado, Pleno, núm. 69, de 12/12/2001
 


CORTES GENERALES

DIARIO DE SESIONES DEL

SENADO

Año 2001 VII Legislatura Núm. 69

PRESIDENCIA DE LA EXCMA. SRA. DOÑA ESPERANZA AGUIRRE GIL DE BIEDMA

Sesión del Pleno

celebrada el miércoles, 12 de diciembre de 2001

ORDEN DEL DIA:

Dictámenes de Comisiones sobre Proyectos y Proposiciones de Ley remitidos por el Congreso de los Diputados (Continuación):

--De la Comisión de Economía, Comercio y Turismo en relación con el Proyecto de Ley de medidas fiscales, administrativas y del orden social (publicado en el «Boletín Oficial de las Cortes Generales», Senado, Serie II, número 41, de fecha 10 de diciembre de 2001) (Número de expediente S.
621/000041) (Número de expediente C. D. 121/000050).


--De la Comisión de Presupuestos en relación con el Proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado para el año 2002 (publicado en el «Boletín Oficial de las Cortes Generales», Senado, Serie II, número 40, de fecha 7 de diciembre de 2001) (Número de expediente S. 621/000040) (Número de expediente C. D. 121/000047).


Página 3894


SUMARIO

Se reanuda la sesión a las nueve horas y diez minutos.


DICTAMENES DE COMISIONES SOBRE PROYECTOS Y PROPOSICIONES DE LEY REMITIDOS POR EL CONGRESO DE LOS DIPUTADOS (Página 3903)

De la Comisión de Economía, Comercio y Turismo en relación con el Proyecto de Ley de medidas fiscales, administrativas y del orden social (Continuación) (Página 3903)

Comienza el debate del articulado.


Título I (artículos 1 a 24).


El señor Cabrero Palomares, del Grupo Mixto, da por defendidas las enmiendas números 123 a 134, originariamente presentadas por del señor Quintana González, del mismo grupo parlamentario, así como las números 1 a 16, también del Grupo Mixto. El señor Albistur Marin defiende las enmiendas del Grupo de Senadores Nacionalistas Vascos números 86 a 89, así como la vuelta al texto remitido por el Congreso de los Diputados en lo modificado por la enmienda número 215, del Grupo Popular. La señora Morales Rodríguez defiende las enmiendas números 160, 163 a 167, 169 y 172 a 178, del Grupo de Senadores de Coalición Canaria. El señor Cambra i Sánchez defiende las enmiendas del Grupo Catalán en el Senado de Convergència i Unió números 278 a 305, así como la vuelta al texto remitido por el Congreso de los Diputados en lo modificado por las enmiendas números 202 y 220, del Grupo Popular. El señor Lerma Blasco defiende las enmiendas de los Grupos Socialista y Entesa Catalana de Progrés números 306 a 352, 355 y 356, así como la vuelta al texto remitido por el Congreso de los Diputados en lo modificado por las enmiendas números 201, 210 y 215, del Grupo Popular. El señor Sánchez Sánchez-Seco consume un turno en contra. En turno de portavoces, hace uso de la palabra el señor Albistur Marin, por el Grupo de Senadores Nacionalistas Vascos.


Título II (artículos 25 a 35).


La señora de Boneta y Piedra, del Grupo Mixto, defiende la enmienda número 120. El señor Quintana González, del Grupo Mixto, defiende las enmiendas números 135 y 136. El señor Cabrero Palomares defiende las enmiendas números 17 a 33, del Grupo Mixto. El señor Albistur Marin defiende las enmiendas números 90 a 94, del Grupo de Senadores Nacionalistas Vascos. El señor Romero Calero defiende las enmiendas de los Grupos Socialista y Entesa Catalana de Progrés números 353, 354 y 357 a 363, así como la vuelta al texto remitido por el Congreso de los Diputados en lo modificado por la enmienda número 230, del Grupo Popular.
El señor Cambra i Sánchez defiende tres propuestas de modificación que se corresponden con las enmiendas del Grupo Catalán en el Senado de Convergència i Unió. La señora Martín Mendizábal consume un turno en contra. En turno de portavoces, hacen uso de la palabra los señores Albistur Marin, por el Grupo de Senadores Nacionalistas Vascos, y Romero Calero, por el Grupo Socialista, así com la señora Martín Mendizábal, por el Grupo Popular.


Título III (artículos 36 a 47).


La señora de Boneta y Piedra, del Grupo Mixto, defiende la enmienda número 119. El señor Quintana González, del Grupo Mixto, defiende las enmiendas números 137 y 138. El señor Cámara Fernández defiende las enmiendas números 34 a 50 y 118, del Grupo Mixto. La señora Morales Rodríguez defiende las enmiendas números 181 a 184, del Grupo de Senadores de Coalición Canaria. El señor Arjona Santana defiende las enmiendas números 364 a 373, de los Grupos Socialista y Entesa Catalana de Progrés. El señor Barquero Vázquez consume un turno en contra. En turno de portavoces, hacen uso de la palabra el señor Cámara Fernández, por el Grupo Mixto; la señora Morales Rodríguez, por el Grupo de Senadores de Coalición Canaria, y los señores Varela i Serra, por el Grupo Catalán en el Senado de Convergència i Unió; Arjona Santana, por el Grupo Socialista, y Barquero Vázquez, por el Grupo Popular.


Título IV (artículos 48 a 58).
Título V (artículos 59 a 79 ter).


El señor Cámara Fernández, del Grupo Mixto, da por defendidas las enmiendas números 140 a 145, originariamente presentadas por del señor Quintana González, del mismo grupo parlamentario, y las números 52 a 56, del Grupo Mixto, todas ellas relativas al Título V. El señor Gatzagaetxebarría Bastida defiende las enmiendas números 95 a 98, del Grupo de Senadores Nacionalistas Vascos, presentadas al Título IV. La señora Morales Rodríguez defiende las enmiendas números 179, 180, 185 y 186, del Grupo de Senadores de Coalición Canaria, relativas al Título V.
El señor Cambra i Sánchez defiende la enmienda del Grupo Catalán en el Senado de Convergència i Unió que propugna la vuelta al texto remitido por el Congreso de los Diputados en lo modificado por las enmiendas números 255 y 262, del Grupo Popular, con relación al Título V. El señor López Carrasco defiende las enmiendas de los Grupos Socialista y Entesa Catalana de Progrés números 379 a 393, así como la vuelta al texto remitido por el Congreso de los Diputados en lo modificado por la enmienda número 253, del Grupo Popular, que se refieren al Título

Página 3895


V. El señor Soto García consume un turno en contra de las enmiendas al Título IV. En turno de portavoces, hacen uso de la palabra los señores Cámara Fernández, por el Grupo Mixto; Gatzagaetxebarría Bastida, por el Grupo de Senadores Nacionalistas Vascos; Cambra i Sánchez, por el Grupo Catalán en el Senado de Convergència i Unió; López Carrasco, por el Grupo Socialista; Quintana González, por el Grupo Mixto, quien defiende en este acto sus enmiendas números 140 a 145, al Titulo V, que por error habían sido dadas por defendidas anteriormente, y Soto García, por el Grupo Popular. El señor Cámara Fernández, del Grupo Mixto, da por defendida la enmienda número 139, originariamente presentada por del señor Quintana González, del mismo grupo parlamentario, y defiende la número 51, del Grupo Mixto, ambas relativas al Título IV. El señor Gatzagaetxebarría Bastida defiende las enmiendas del Grupo de Senadores Nacionalistas Vascos números 99 a 111, así como la vuelta al texto remitido por el Congreso de los Diputados en lo modificado por las enmiendas números 254 y 257, del Grupo Popular, presentadas al Título IV. El señor Romero Calero da por defendidas las enmiendas números 374 a 378, de los Grupos Socialista y Entesa Catalana de Progrés, al Título IV. El señor Fernández Sánchez consume otro turno en contra. En un segundo turno de portavoces, hacen uso de la palabra los señores Cámara Fernández, por el Grupo Mixto; Gatzagaetxebarría Bastida, por el Grupo de Senadores Nacionalistas Vascos; Cambra Sánchez, por el Grupo Catalán en el Senado de Convergència i Unió, y Fernández Sánchez, por el Grupo Popular.


Disposiciones adicionales (primera a vigesimoséptima).


El señor Cámara Fernández, del Grupo Mixto, da por defendidas las enmiendas números 121 y 122, así como la supresión de la disposición adicional vigésima (nueva), de la señora de Boneta y Piedra, y las números 146 y 147, del señor Quintana González, del mismo grupo parlamentario, al mismo tiempo que defiende las enmiendas números 57 a 75, 77 a 80 y 82 a 85, del Grupo Mixto. El señor Albistur Marin defiende las enmiendas del Grupo de Senadores Nacionalistas Vascos números 112 a 116, así como la vuelta al texto remitido por el Congreso de los Diputados en lo modificado por la enmienda número 267, del Grupo Popular.
La señora Morales Rodríguez defiende las enmiendas números 187 y 188, del Grupo de Senadores de Coalición Canaria. El señor Cambra i Sánchez defiende unas propuestas de modificación relacionadas con las enmiendas del Grupo Catalán en el Senado de Convergència i Unió que propugnan la vuelta al texto remitido por el Congreso de los Diputados en lo modificado por las enmiendas números 264, 265, y 272, del Grupo Popular.
Los señores Arjona Santana y Romero Calero defienden las enmiendas números 394 a 438, de los Grupos Socialista y Entesa Catalana de Progrés.
En turno de portavoces, hace uso de la palabra el señor Fuentes Gallardo, por el Grupo Socialista.


Disposiciones transitorias (primera a vigesimosegunda).


El señor Cabrero Palomares da por defendidas las enmiendas números 76 y 81, del Grupo Mixto. El señor Albistur Marin defiende la enmienda número 117, del Grupo de Senadores Nacionalistas Vascos. El señor Romero Calero da por defendidas las enmiendas números 439 a 447, de los Grupos Socialista y Entesa Catalana de Progrés.


Disposiciones derogatoria, finales (primera y segunda) y exposición de motivos.


El señor Romero Calero da por defendida la enmienda número 448, de los Grupos Socialista y Entesa Catalana de Progrés. El señor Mera Rodríguez consume un turno en contra de todas las enmiendas defendidas con anterioridad.


De la Comisión de Presupuestos en relación con el Proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado para el año 2002 (Votación de las enmiendas) (Página 3943)

Título I (artículos 1 a 12). Anexos I y II

Se rechazan las enmiendas números 24 a 26 y 28 a 30, de los señores Cámara Fernández y Cabrero Palomares, del Grupo Mixto, por 75 votos a favor, 136 en contra y 14 abstenciones.


Se rechazan las enmiendas números 31 a 33, de los señores Cámara Fernández y Cabrero Palomares, del Grupo Mixto, por 11 votos a favor, 199 en contra y 17 abstenciones.


Se rechazan las enmiendas números 723 a 726, del señor Quintana González, del Grupo Mixto, por 12 votos a favor, 200 en contra y 15 abstenciones.


Se rechazan las enmiendas números 577 y 578, del Grupo de Senadores Nacionalistas Vascos, por 77 votos a favor, 135 en contra y 15 abstenciones.


Se rechaza la enmienda número 579, del Grupo de Senadores Nacionalistas Vascos, por 15 votos a favor, 201 en contra y 10 abstenciones.


Se rechazan las enmiendas números 1177 y 1179, del Grupo Catalán en el Senado de Convergència i Unió, por 89 votos a favor, 135 en contra y 2 abstenciones.


Se rechazan las enmiendas números 1.231 a 1240 y 1320 a 1322, de los Grupos Socialista y Entesa Catalana de

Página 3896


Progrés, por 76 votos a favor, 139 en contra y 11 abstenciones.


Se aprueban el Título I, excepto los artículos 2, 3, 4, 6 y 12, y el Anexo II del dictamen por 148 votos a favor, 78 en contra y 1 abstención.


Título II, Capítulos I, II y III (artículos 13 a 19), Anexos IV y V.


Se rechazan las enmiendas números 727 y 728, del Senador Quintana González, del Grupo Mixto, por 12 votos a favor, 201 en contra y 13 abstenciones.


Se rechazan las enmiendas números 1100 y 1101, del Grupo de Senadores de Coalición Canaria, por 12 votos a favor, 201 en contra y 14 abstenciones.


Se rechazan las enmiendas números 1241 y 1242, de los Grupos Socialista y Entesa Catalana de Progrés, por 76 votos a favor, 135 en contra y 15 abstenciones.


Se aprueba el Título II del dictamen por 148 votos a favor y 79 en contra.


Título III (artículos 20 a 36).


Se rechazan las enmiendas números 35, 41 y 50, de los señores Cámara Fernández y Cabrero Palomares, del Grupo Mixto, por 11 votos a favor, 202 en contra y 14 abstenciones.


Se rechazan las enmiendas números 36 a 39, 48 y 54, de los señores Cámara Fernández y Cabrero Palomares, del Grupo Mixto, por 75 votos a favor, 136 en contra y 15 abstenciones.


Se rechazan las restantes enmiendas de los señores Cámara Fernández y Cabrero Palomares, del Grupo Mixto, por 11 votos a favor, 140 en contra y 76 abstenciones.


Se rechazan las enmiendas números 729, 730, 733 a 737 y 739, del señor Quintana González, del Grupo Mixto, por 12 votos a favor, 199 en contra y 16 abstenciones.


Se rechazan las enmiendas números 731, 732, 738, 740, 744 y 752, del señor Quintana González, del Grupo Mixto, por 77 votos a favor, 137 en contra y 15 abstenciones.


Se rechazan las restantes enmiendas del señor Quintana González, del Grupo Mixto, por 11 votos a favor, 139 en contra y 78 abstenciones.


Se rechaza la enmienda número 665, de la señora de Boneta y Piedra, del Grupo Mixto, por 10 votos a favor, 138 en contra y 80 abstenciones.
Se rechazan las enmiendas números 580 y 581, del Grupo de Senadores Nacionalistas Vascos, por 17 votos a favor, 203 en contra y 9 abstenciones.


Se rechazan las enmiendas números 1243 a 1246 y 1311, de los Grupos Socialista y Entesa Catalana de Progrés, por 76 votos a favor, 141 en contra y 12 abstenciones.


Se aprueba el Título III del dictamen por 151 votos a favor, 76 en contra y una abstención.


Títulos IV (artículos 37 a 46). Título VIII (artículos 86 y 87). Sección 07.


Se rechaza la enmienda número 668, de la señora de Boneta y Piedra, del Grupo Mixto, por 11 votos a favor, 202 en contra y 15 abstenciones.


Se rechaza la enmienda número 763, del señor Quintana González, del Grupo Mixto, por 16 votos a favor, 199 en contra y 11 abstenciones.


Se rechaza la enmienda número 1267, de los Grupos Socialista y Entesa Catalana de Progrés, por 75 votos a favor, 141 en contra y 11 abstenciones.


Se aprueban el artículo 37 y el Título VIII del dictamen por 150 votos a favor, 77 en contra y una abstención.


Título V (artículos 47 a 57). Anexo III. Sección 06.


Se rechazan las enmiendas números 59 a 61, de los señores Cámara Fernández y Cabrero Palomares, del Grupo Mixto, por 77 votos a favor, 136 en contra y 16 abstenciones.


Se rechazan las enmiendas números 1247, 1249 a 1251 y 1323, de los Grupos Socialista y Entesa Catalana de Progrés, por 76 votos a favor, 143 en contra y 10 abstenciones.


Se aprueban el Título V, el Anexo III y la Sección 06 del dictamen por 152 votos a favor, 75 en contra y una abstención.


Título VI (artículos 58 a 65).


Se rechazan las enmiendas números 62 a 65, de los señores Cámara Fernández y Cabrero Palomares, del Grupo Mixto, por 74 votos a favor, 140 en contra y 11 abstenciones.


Se rechazan las enmiendas números 66 y 67, de los señores Cámara Fernández y Cabrero Palomares, del Grupo Mixto, por 11 votos a favor, 138 en contra y 80 abstenciones.


Página 3897


Se rechazan las enmiendas números 582 a 586, del Grupo de Senadores Nacionalistas Vascos, por 82 votos a favor, 137 en contra y 10 abstenciones.


Se rechazan las enmiendas números 1167 y 1168, del Grupo Catalán en el Senado de Convergència i Unió, por 86 votos a favor, 135 en contra y 8 abstenciones.


Se rechazan las enmiendas números 1252 a 1256, 1268 y 1269, de los Grupos Socialista y Entesa Catalana de Progrés, por 70 votos a favor, 140 en contra y 19 abstenciones.


Se aprueba el Título VI del dictamen por 152 votos a favor y 76 en contra.


Título VII (artículos 66 a 85). Sección 32. Sección 33.


Se rechaza la enmienda número 666, de la señora de Boneta y Piedra, del Grupo Mixto, por 12 votos a favor, 137 en contra y 80 abstenciones.


Se rechaza la enmienda número 667, de la señora de Boneta y Piedra, del Grupo Mixto, por 77 votos a favor, 137 en contra y 15 abstenciones.


Se rechazan las enmiendas números 68, 69, 71 a 74, 77 y 567, de los señores Cámara Fernández y Cabrero Palomares, del Grupo Mixto, por 11 votos a favor, 138 en contra y 80 abstenciones.


Se rechazan las enmiendas números 70 y 78, de los señores Cámara Fernández y Cabrero Palomares, del Grupo Mixto, por 10 votos a favor, 202 en contra y 16 abstenciones.


Se rechazan las restantes enmiendas de los señores Cámara Fernández y Cabrero Palomares, del Grupo Mixto, por 77 votos a favor, 136 en contra y 15 abstenciones.


Se rechaza la enmienda número 762, del señor Quintana González, del Grupo Mixto, por 17 votos a favor, 198 en contra y 12 abstenciones.


Se rechaza la enmienda número 1103, del Grupo de Senadores de Coalición Canaria, por 8 votos a favor, 202 en contra y 18 abstenciones.


Se rechazan las enmiendas números 1102 y 1104, del Grupo de Senadores de Coalición Canaria, por 9 votos a favor, 137 en contra y 82 abstenciones.


Se rechazan las enmiendas números 1093, 1094 y 1098, del Grupo Entesa Catalana de Progrés, por 80 votos a favor, 136 en contra y 11 abstenciones.


Se rechazan las restantes enmiendas del Grupo Entesa Catalana de Progrés, por 70 votos a favor, 141 en contra y 15 abstenciones.
Se rechaza la enmienda número 1169, del Grupo Catalán en el Senado de Convergència i Unió, por 9 votos a favor, 138 en contra y 79 abstenciones.


Se rechazan las enmiendas números 1170 y 1228 a 1230, del Grupo Catalán en el Senado de Convergència i Unió, por 84 votos a favor, 137 en contra y 7 abstenciones.


Se rechazan las enmiendas números 1257 a 1266, 1270 y 1271, de los Grupos Socialista y Entesa Catalana de Progrés, por 70 votos a favor, 141 en contra y 18 abstenciones.


Se rechazan las propuestas de modificación relacionadas con las enmiendas números 1442 a 1450 del Grupo Socialista, por 68 votos a favor, 143 en contra y 17 abstenciones.


Se aprueban el Título VII y las Secciones 32 y 33 del dictamen por 150 votos a favor, 78 en contra y 1 abstención.


Disposiciones adicionales primera a vigésima sexta.


Se rechazan las enmiendas números 670 y 671, de la señora de Boneta y Piedra, del Grupo Mixto, por 11 votos a favor, 203 en contra y 15 abstenciones.


Se rechazan las enmiendas números 80, 82, 92, 95 y 97, de los señores Cámara Fernández y Cabrero Palomares, del Grupo Mixto, por 11 votos a favor, 143 en contra y 75 abstenciones.


Se rechazan las restantes enmiendas de los señores Cámara Fernández y Cabrero Palomares, del Grupo Mixto, por 77 votos a favor, 141 en contra y 11 abstenciones.


Se rechaza la enmienda número 764, del señor Quintana González, del Grupo Mixto, por 11 votos a favor, 201 en contra y 16 abstenciones.


Se rechaza la enmienda número 588, el Grupo de Senadores Nacionalistas Vascos, por 25 votos a favor, 202 en contra y 2 abstenciones.


Se rechazan las enmiendas números 1171, 1173 y 1176, del Grupo Catalán en el Senado de Convergència i Unió, por 85 votos a favor, 137 en contra y 5 abstenciones.


Se rechazan las enmiendas números 1272, 1274 a 1310, 1312 a 1317, de los Grupos Socialista y Entesa Catalana de Progrés, por 70 votos a favor, 142 en contra y 17 abstenciones.


Se aprueban las disposiciones adicionales primera a tercera, quinta a vigésima segunda y vigésima cuarta a vigésima sexta del dictamen por 153 votos a favor y 76 en contra.


Página 3898


Disposiciones transitorias.


Se rechaza la enmienda número 111, de los señores Cámara Fernández y Cabrero Palomares, del Grupo Mixto, por 12 votos a favor, 138 en contra y 77 abstenciones.


Se rechazan las enmiendas números 1318 y 1319, de los Grupos Socialista y Entesa Catalana de Progrés, por 66 votos a favor, 143 en contra y 20 abstenciones.


Se aprueban las disposiciones transitorias del dictamen por 154 votos a favor y 75 en contra.


Disposición final

Se rechazan las enmiendas números 112 y 113, de los señores Cámara Fernández y Cabrero Palomares, del Grupo Mixto, por 75 votos a favor, 138 en contra y 16 abstenciones.


Se aprueba el Anexo VI del dictamen por 152 votos a favor y 77 en contra.


Estado de Ingresos.


Se rechaza la enmienda número 27, de los señores Cámara Fernández y Cabrero Palomares, del Grupo Mixto, por 20 votos a favor, 198 en contra y 10 abstenciones.


Se suspende la sesión a las catorce horas y cincuenta minutos.


Se reanuda la sesión a las dieciséis horas y diez minutos.


Se inicia el debate de las secciones.


Sección 01. Casa de S. M. el Rey.


No ha sido objeto de enmiendas.


Sección 02. Cortes Generales.


El señor Cámara Fernández, del Grupo Mixto, da por defendidas la enmienda número 114. La señora Martín Mendizábal consume un turno en contra. No se hace uso del turno de portavoces.


Sección 03. Tribunal de Cuentas.


No ha sido objeto de enmiendas.


Sección 04. Tribunal Constitucional.


No ha sido objeto de enmiendas.


Sección 05. Consejo de Estado.


No ha sido objeto de enmiendas.
Sección 08. Consejo General del Poder Judicial.


No ha sido objeto de enmiendas.


Sección 12. Asuntos Exteriores.


El señor Cámara Fernández, del Grupo Mixto, defiende las enmiendas números 115, de veto, y 116 a 122. El señor Solé Tura defiende las enmiendas números 900, de veto, y 901, del Grupo Entesa Catalana de Progrés. El señor Cambra i Sánchez defiende las enmiendas números 1181 a 1183, del Grupo Catalán en el Senado de Convergència i Unió. El señor Castro Rabadán defiende las enmiendas números 1536 a 1538, 1541 y 1548 a 1550, del Grupo Socialista. La señora Posada Chapado consume un turno en contra. En turno de portavoces, hacen uso de la palabra los señores Cámara Fernández, por el Grupo Mixto; Castro Rabadán, por el Grupo Socialista y Morales Montero, por el Grupo Popular.


Sección 13. Justicia.


El señor Cámara Fernández, del Grupo Mixto, defiende las enmiendas números 123, de veto, 1 y 124 a 134. El señor Molas i Batllori defiende la enmienda número 902, de veto a la sección, del Grupo Entesa Catalana de Progrés. El señor Marin Rite defiende la enmienda número 1557, del Grupo Socialista. Las señoras Mora Devis y Navarro de Paz consumen un turno en contra. En turno de portavoces, hacen uso de la palabra los señores Cámara Fernández, por el Grupo Mixto; Molas y Batllori, por el Grupo Entesa Catalana de Progrés, y Marín Rite, por el Grupo Socialista, así como la señora Mora Devis, por el Grupo Popular.


Sección 14. Defensa.


El señor Cabrero Palomares, el Grupo Mixto, da por defendida la enmienda número 672, de la señora de Boneta y Piedra, del mismo grupo parlamentario, al tiempo que defiende sus enmiendas números 135, de veto y 136 a 141. El señor Aleu i Jornet defiende la enmienda número 903, de veto, del Grupo Entesa Catalana de Progrés. El señor González López defiende las enmiendas números 1561 y 1562, del Grupo Socialista. El señor Díaz de Mera y García Consuegra consume un turno en contra. En turno de portavoces, hacen uso de la palabra los señores Aleu i Jornet, por el Grupo Entesa Catalana de Progrés; González López, por el Grupo Socialista, y Díaz de Mera y García Consuegra, por el Grupo Popular.


Sección 15. Hacienda.


El señor Cabrero Palomares, del Grupo Mixto, defiende la enmienda número 142, de veto a la sección. El señor Fernández Sánchez consume un turno en contra. En

Página 3899


turno de portavoces, hacen uso de la palabra los señores Cabrero Palomares, por el Grupo Mixto; Lerma Blasco, por el Grupo Socialista, y Fernández Sánchez, por el Grupo Popular.


Sección 16. Interior.


El señor Cabrero Palomares, del Grupo Mixto, da por defendidas las enmiendas números 673 a 675, de la señora de Boneta y Piedra, 2 a 4, del señor Cámara Fernández, y defiende sus enmiendas número 143, e veto, y 144 a 161. El señor Quintana González, del Grupo Mixto, da por defendidas las enmiendas números 765 a 767 y 890. El señor Sabaté Borràs defiende las enmiendas números 910, de veto y 911 a 940, del Grupo Entesa Catalana de Progrés. El señor Barranco Gallardo defiende las enmiendas números 1571, 1578 a 1582, 1584, 1586 a 1590 y 1606, del Grupo Socialista. El señor Barquero Vázquez y las señoras Vallejo de Miguel y Primo Albert consumen un turno en contra. En turno de portavoces, hacen uso de la palabra los señores Sabaté Borràs, por el Grupo Entesa Catalana de Progrés; Barranco Gallardo, por el Grupo Socialista, y Barquero Vázquez, por el Grupo Popular.


Sección 17. Fomento.


El señor Cabrero Palomares, del Grupo Mixto, da por defendidas las enmiendas números 676 a 690, de la señora de Boneta y Piedra, y las número 5 y 6, del señor Cámara Fernández, al tiempo que defiende sus enmiendas números 162, de veto, 163 a 285 y 648 a 651. El señor Quintana González, del Grupo Mixto, defiende las enmiendas números 768 a 830 y 894. La señora Etxegoyen Gaztelumendi y el señor Gatzagaetxebarría Bastida defienden las enmiendas números 590, de veto, y 591 a 605, del Grupo de Senadores Nacionalistas Vascos. El señor Aleu i Jornet defiende las enmiendas números 941, de veto, y 943 a 951, del Grupo Entesa Catalana de Progrés. El señor Roig i Grau defiende las enmiendas números 1184 a 1201, del Grupo Catalán en el Senado de Convergència i Unió. El señor Herranz Martínez defiende las enmiendas números 1631 a 1666, del Grupo Socialista. Los señores Fajarnés Ribas y Ainsa Escartín consumen un turno en contra. En turno de portavoces, hacen uso de la palabra los señores Herranz Martínez, por el Grupo Socialista, y Fajarnés Ribas, por el Grupo Popular. Los señores Ainsa Escartín y Herranz Martínez intervienen de nuevo en virtud del artículo 87.


Se procede a votar.
Sección 01. Casa de S. M. el Rey.


Se aprueba la Sección 01 por 225 votos a favor, 4 en contra y 3 abstenciones.


Sección 02. Cortes Generales.
Se rechaza la enmienda número 114, de los señores Cámara Fernández y Cabrero Palomares, del Grupo Mixto, por 25 votos a favor, 111 en contra y 93 abstenciones.


Se aprueba la Sección 02 por 233 votos a favor y 2 abstenciones.


Secciones 03, Tribunal de Cuentas; 04, Tribunal Constitucional; 05, Consejo de Estado, y 08, Consejo General del Poder Judicial.


Se aprueban las Secciones 03, 04, 05 y 08 por 232 votos a favor y 2 abstenciones.


Sección 12. Asuntos Exteriores.


Se rechaza la enmienda número 115, de veto, de los señores Cámara Fernández y Cabrero Palomares, del Grupo Mixto, por 79 votos a favor y 156 en contra.


Se rechazan las enmiendas números 116 a 122, de los señores Cámara Fernández y Cabrero Palomares, del Grupo Mixto, por 77 votos a favor, 138 en contra y 18 abstenciones.


Se rechazan las enmiendas números 900, de veto, y 901, del Grupo Entesa Catalana de Progrés, por 80 votos a favor y 154 en contra.


Se rechazan las enmiendas números 1181 a 1183, del Grupo Catalán en el Senado de Convergència i Unió, por 91 votos a favor, 139 en contra y 4 abstenciones.


Se rechaza la propuesta de modificación relacionada con la enmienda número 1538, del Grupo Socialista, por 77 votos a favor, 145 en contra y 12 abstenciones.


Se rechazan las restantes propuestas de modificación en relación con las enmiendas del Grupo Socialista, por 77 votos a favor, 144 en contra y 13 abstenciones.


Se aprueba la Sección 12 por 155 votos a favor, 78 en contra y 2 abstenciones.


Sección 13. Justicia.


Se rechaza la enmienda número 1, del señor Cámara Fernández, del Grupo Mixto, por 79 votos a favor, 139 en contra y 16 abstenciones.


Se rechaza la enmienda número 123, de veto, de los señores Cámara Fernández y Cabrero Palomares, del Grupo Mixto, por 78 votos a favor, 156 en contra y 1 abstención.


Se rechazan las enmiendas números 124 a 134, de los señores Cámara Fernández y Cabrero Palomares, del Grupo Mixto, por 79 votos a favor, 140 en contra y 16 abstenciones.


Página 3900


Se rechaza la enmienda número 902, de veto, del Grupo Entesa Catalana de Progrés, por 72 votos a favor, 155 en contra y 6 abstenciones.


Se rechaza la propuestas de modificación relacionada con la enmienda número 1557, del Grupo Socialista, por 80 votos a favor, 140 en contra y 15 abstenciones.


Se aprueba la Sección 13 por 153 votos a favor y 82 en contra.


Sección 14. Defensa.


Se rechaza la enmienda número 672, de la señora de Boneta y Piedra, del Grupo Mixto, por 13 votos a favor, 137 en contra y 84 abstenciones.


Se rechaza la enmienda número 135, de veto, de los señores Cámara Fernández y Cabrero Palomares, por Grupo Mixto, por 78 votos a favor y 157 en contra.


Se rechazan las enmiendas números 136 a 141, de los señores Cámara Fernández y Cabrero Palomares, del Grupo Mixto, por 11 votos a favor, 207 en contra y 17 abstenciones.


Se rechaza la enmienda número 903, de veto, del Grupo Entesa Catalana de Progrés, por 70 votos a favor, 156 en contra y 8 abstenciones.


Se rechazan las propuestas de modificación en relación con las enmiendas número 1561 y 1562, del Grupo Socialista, por 71 votos a favor, 145 en contra y 19 abstenciones.


Se aprueba la Sección 14 por 159 votos a favor, 75 en contra y 1 abstención.


Sección 15. Hacienda.


Se rechaza la enmienda número 142, de veto, de los señores Cámara Fernández y Cabrero Palomares, del Grupo Mixto, por 72 votos a favor, 157 en contra y 6 abstenciones.


Se aprueba la Sección 15 por 154 votos a favor, 78 en contra y 1 abstención.


Sección 16. Interior.


Se rechazan las enmiendas números 673 a 675, de la señora de Boneta y Piedra, del Grupo Mixto, por 78 votos a favor, 140 en contra y 17 abstenciones.


Se rechazan las enmiendas números 2 a 4, del señor Cámara Fernández, del Grupo Mixto, por 72 votos a favor, 138 en contra y 23 abstenciones.
Se rechaza la enmienda número 143, de veto, e los señores Cámara Fernández y Cabrero Palomares, del Grupo Mixto, por 72 votos a favor, 156 en contra y 7 abstenciones.


Se rechazan las enmiendas números 144 a 161, de los señores Cámara Fernández y Cabrero Palomares, del Grupo Mixto, por 72 votos a favor, 140 en contra y 23 abstenciones.


Se rechazan las enmiendas números 765 a 767 y 890, del señor Quintana González, del Grupo Mixto, por 80 votos a favor, 139 en contra y 16 abstenciones.


Se rechaza la enmienda número 910, de veto, del Grupo Entesa Catalana de Progrés, por 72 votos a favor, 156 en contra y 7 abstenciones.


Se rechazan las enmiendas números 923, 924, 933, 934, 939 y 940, del Grupo Entesa Catalana de Progrés, por 82 votos a favor, 142 en contra y 9 abstenciones.


Se rechazan las restantes enmiendas del Grupo Entesa Catalana de Progrés, por 72 votos a favor, 145 en contra y 18 abstenciones.


Se rechazan las propuestas de modificación que soportan las enmiendas números 1571, 1578 a 1582, 1584, 1586 a 1590 y 1606, del Grupo Socialista, por 72 votos a favor, 140 en contra y 23 abstenciones.


Se aprueba la Sección 16 por 154 votos a favor y 81 en contra.


Sección 17. Fomento.


Se rechazan las enmiendas números 676 a 690, de la señora de Boneta y Piedra, del Grupo Mixto, por 78 votos a favor, 140 en contra y 15 abstenciones.


Se rechazan las enmiendas números 5 y 6, del señor Cámara Fernández, del Grupo Mixto, por 78 votos a favor, 139 en contra y 17 abstenciones.


Se rechaza la enmienda número 162, de veto, de los señores Cámara Fernández y Cabrero Palomares, del Grupo Mixto, por 79 votos a favor y 156 en contra.


Se rechazan las enmiendas números 178 y 179, de los señores Cámara Fernández y Cabrero Palomares, del Grupo Mixto, por 11 votos a favor, 207 en contra y 17 abstenciones.


Se rechazan las restantes enmiendas de los señores Cámara Fernández y Cabrero Palomares, por 78 votos a favor, 145 en contra y 11 abstenciones.


Página 3901


Se rechazan las enmiendas números 768 a 830 y 894 del señor Quintana González, del Grupo Mixto, por 78 votos a favor, 140 en contra y 16 abstenciones.


Se rechazan las enmiendas números 648 a 651, del Grupo Mixto, señor Cabrero Palomares, por 78 votos a favor, 145 en contra y 12 abstenciones.


Se rechazan las enmiendas números 591 a 605, del Grupo de Senadores Nacionalistas Vascos, por 80 votos a favor, 139 en contra y 16 abstenciones.


Se rechaza la enmienda número 941, de veto, del Grupo Entesa Catalana de Progrés, por 79 votos a favor y 155 en contra.


Se rechazan las enmiendas números 943 a 945 y 948 a 950, del Grupo Entesa Catalana de Progrés, por 90 votos a favor, 140 en contra y 5 abstenciones.


Se rechazan las restantes enmiendas del Grupo Entesa Catalana de Progrés, por 80 votos a favor, 139 en contra y 16 abstenciones.


Se rechazan las enmiendas números 1184 a 1201, del Grupo Catalán en el Senado de Convergència i Unió, por 90 votos a favor, 140 en contra y 5 abstenciones.


Se rechazan las propuesta de modificación relacionadas con las enmiendas números 1631 a 1666, del Grupo Socialista, por 79 votos a favor, 139 en contra y 17 abstenciones.


Se aprueba la Sección 17 por 156 votos a favor y 79 en contra.


De la Comisión de Economía, Comercio y Turismo en relación con el Proyecto de Ley de medidas fiscales, administrativas y del orden social (Votación de las enmiendas) (Página 3993)

Título II. (Artículos 25 a 35).


Se rechaza la enmienda número 120, de la señora de Boneta y Piedra, del Grupo Mixto, por 78 votos a favor, 138 en contra y 19 abstenciones.


Se rechaza la enmienda número 135 del señor Quintana González, del Grupo Mixto, por 79 votos a favor, 140 en contra y 15 abstenciones.


Se rechaza la enmienda número 136 del señor Quintana González, del Grupo Mixto, por 79 votos a favor, 144 en contra y 12 abstenciones.


Se rechazan las enmiendas números 17 a 25, 28 y 29, del Grupo Mixto, por 12 votos a favor, 146 en contra y 77 abstenciones.
Se rechazan las enmiendas números 32 y 33, del Grupo Mixto, por 11 votos a favor, 208 en contra y 16 abstenciones.


Se rechazan las restantes enmiendas del Grupo Mixto, por 79 votos a favor, 145 en contra y 11 abstenciones.


Se rechazan las enmiendas números 91 y 94, del Grupo de Senadores Nacionalistas Vascos, por 16 votos a favor, 139 en contra y 80 abstenciones.


Se rechazan las enmiendas números 90, 92 y 93, del Grupo de Senadores Nacionalistas Vascos, por 84 votos a favor, 140 en contra y 11 abstenciones.


Se rechaza la enmienda número 353, de los Grupos Socialista y Entesa Catalana de Progrés, por 88 votos a favor, 140 en contra y 7 abstenciones.


Se rechazan las enmiendas números 354 y 357 a 362, de los Grupos Socialista y Entesa Catalana de Progrés, por 79 votos a favor, 144 en contra y 11 abstenciones.


Se aprueba la enmienda número 363, de los Grupos Socialista y Entesa Catalana de Progrés, por 217 votos a favor, 3 en contra y 14 abstenciones.


Se rechaza la enmienda que propone la vuelta al texto remitido por el Congreso de los Diputados en lo modificado por la enmienda número 230, del Grupo Popular, por 77 votos a favor, 144 en contra y 13 abstenciones.


Se rechazan las propuestas de modificación del Grupo Catalán en el Senado de Convergència i Unió por 18 votos a favor, 140 en contra y 77 abstenciones.


Se aprueban los artículos 25, 27 y 29 del dictamen por 224 votos a favor, 2 en contra y 9 abstenciones.


Se aprueba el resto del dictamen por 156 votos a favor y 79 en contra.


Título III (artículos 37 a 47).


Se rechaza la enmienda número 119, de la señora de Boneta y Piedra, del Grupo Mixto, por 77 votos a favor, 141 en contra y 16 abstenciones.


Se rechazan las enmiendas números 137 y 138 del señor Quintana González, del Grupo Mixto, por 78 votos a favor, 140 en contra y 16 abstenciones.


Se rechazan las enmiendas números 34, 35 y 50, del Grupo Mixto, por 11 votos a favor, 146 en contra y 78 abstenciones.


Se rechazan las enmiendas números 47, 48, 49 y 118, del Grupo Mixto, por 84 votos a favor, 140 en contra y 11 abstenciones.


Página 3902


Se rechazan las restantes enmiendas del Grupo Mixto por 79 votos a favor, 144 en contra y 11 abstenciones.


Se rechazan las enmiendas números 181 a 184, del Grupo de Senadores de Coalición Canaria, por 75 votos a favor, 140 en contra y 20 abstenciones.


Se rechaza la enmienda número 364, de los Grupos Socialista y Entesa Catalana de Progrés, por 95 votos a favor y 140 en contra Se rechaza la enmienda número 370, de los Grupos Socialista y Entesa Catalana de Progrés, por 84 votos a favor, 140 en contra y 11 abstenciones.


Se rechazan las enmiendas números 365 a 369, 371 y 372, de los Grupos Socialista y Entesa Catalana de Progrés, por 79 votos a favor, 140 en contra y 16 abstenciones.


Se rechaza la propuesta de modificación relacionada con la enmienda del Grupo Catalán en el Senado de Convergència i Unió por 25 votos a favor, 141 en contra y 68 abstenciones.


Se aprueban los artículos 41, 46 y 47 del dictamen por 225 votos a favor, 1 en contra y 9 abstenciones.


Se aprueban los restante artículos del Título III del dictamen por 158 votos a favor y 77 en contra Título IV (artículos 48 a 58 bis).


Se rechaza la enmienda número 139 del señor Quintana González, del Grupo Mixto, por 17 votos a favor, 141 en contra y 75 abstenciones.


Se rechaza la enmienda número 51, del Grupo Mixto, por 77 votos a favor, 145 en contra y 13 abstenciones.


Se rechaza la enmienda número 95, del Grupo de Senadores Nacionalistas Vascos, por 84 votos a favor, 140 en contra y 11 abstenciones.


Se rechazan las enmiendas números 96 a 98, del Grupo de Senadores Nacionalistas Vascos, por 94 votos a favor, 140 en contra y 1 abstención.


Se rechazan las enmiendas números 375 y 376, de los Grupos Socialista y Entesa Catalana de Progrés, por 76 votos a favor, 140 en contra y 19 abstenciones.


Se rechazan las enmiendas números 374, 377 y 378, de los Grupos Socialista y Entesa Catalana de Progrés, por 71 votos a favor, 144 en contra y 19 abstenciones.


Se rechazan las propuesta de modificación relacionadas con las enmiendas del Grupo Catalán en el Senado de Convergència i Unió por 16 votos a favor, 140 en contra y 78 abstenciones.
Se aprueba una propuesta de modificación del Grupo Catalán en el Senado de Convergència i Unió, con número de registro 26.919, por 160 votos a favor, 2 en contra y 72 abstenciones.


Se aprueba una propuesta de modificación del Grupo Catalán en el Senado de Convergència i Unió, con número de registro 27.111, por 161 votos a favor, 3 en contra y 71 abstenciones.


Se aprueba el Título IV del dictamen por 156 votos a favor, 77 en contra y 1 abstención.


Disposición adicional vigésima, nueva.


Se rechaza la enmienda de supresión de la señora de Boneta y Piedra, del Grupo Mixto, por 11 votos a favor, 208 en contra y 15 abstenciones.


Se rechaza la enmienda de supresión del Grupo de Senadores Nacionalistas Vascos por 11 votos a favor, 202 en contra y 15 abstenciones.


Se aprueba la disposición adicional vigésima, nueva, por 210 votos a favor, 11 en contra y 11 abstenciones.


De la Comisión de Presupuestos en relación con el Proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado para el año 2002 (Continuación) (Página 3996)

Continúa el debate de las secciones.


Sección 18. Educación, cultura y deporte.


La señora de Boneta y Piedra, del Grupo Mixto, da por defendidas las enmiendas números 691 a 701. El señor Cámara Fernández, del Grupo Mixto, da por defendidas todas las enmiendas presentadas por Izquierda Unida hasta la Sección 22. El señor Quintana González, del Grupo Mixto, da por defendidas las enmiendas números 831 a 842 y 892. La señora Etxegoyen Gaztelumendi retira la enmienda número 606, de veto, y defiende las números 607 a 613, del Grupo de Senadores Nacionalistas Vascos. El señor Bonet i Revés defiende las enmiendas números 952, de veto, y 953 a 972, 977 a 979, 981 a 996 y 998, del Grupo Entesa Catalana de Progrés. El señor Varela i Serra defiende las enmiendas números 1202 a 1216, del Grupo Catalán en el Senado de Convergència i Unió. El señor Fernández Zanca defiende las enmiendas números 1669 a 1671, 1677, 1687, 1689 a 1700 y 1705 a 1708, del Grupo Socialista. Lo señores Abejón Ortega y Terán Molleda consume un turno en contra. En turno de portavoces, hacen uso de la palabra la señora Etxegoyen Gaztelumendi, por el Grupo de Senadores Nacionalistas Vascos, y los señores Bonet i Revés, por el Grupo Entesa Catalana

Página 3903


de Progrés; Varela i Serra, por el Grupo Catalán en el Senado de Convergència i Unió; Fernández Zanca, por el Grupo Socialista, y Abejón Ortega, por el Grupo Popular.


Sección 19. Trabajo y asuntos sociales.
Sección 60. Seguridad social e IMSERSO.


La señora de Boneta y Piedra, del Grupo Mixto, defiende las enmiendas números 720, de veto, 702, 703 y 721. El señor Quintana González, del Grupo Mixto, defiende las enmiendas números 843 y 844. El señor Aurrekoetxea Bergara defiende la enmienda número 647, del Grupo de Senadores Nacionalistas Vascos. El señor Espasa i Oliver defiende las enmiendas números 999 y 1090, de veto, así como las números 1000 a 1014 y 1091, del Grupo Entesa Catalana de Progrés. El señor Cambra i Sánchez defiende las enmiendas números 1217 a 1220, del Grupo Catalán en el Senado de Convergència i Unió. El señor Romero Calero da por defendidas la enmienda número 1719, del Grupo Socialista. Las señoras Do Campo Piñeiro y San Baldomero Ochoa consumen un turno en contra. En turno de portavoces, hacen uso de la palabra los señores Aurrekoetxea Bergara, por el Grupo de Senadores Nacionalistas Vascos; Espasa i Oliver, por el Grupo Entesa Catalana de Progrés, y Romero Calero, por el Grupo Socialista, así como la señora San Baldomero Ochoa, por el Grupo Popular.


Sección 20. Ciencia y Tecnología.


El señor Quintana González, del Grupo Mixto, da por defendidas todas sus enmiendas a las Secciones 20 y 21. El señor Albistur Marin defiende las enmiendas números 614, de veto, 615 y 616, dando por defendidas las números 617, de veto, y 618 a 622, a la Sección 21, del Grupo de Senadores Nacionalistas Vascos. El señor Gibert i Bosch defiende las enmiendas números 1.015, de veto, y 1016 a 1036, del Grupo Entesa Catalana de Progrés. El señor Saavedra Acevedo defiende las enmiendas números 1728 a 1761, del Grupo Socialista. El señor Vázquez Vázquez consume un turno en contra. En turno de portavoces, hacen uso de la palabra los señores Saavedra Acevedo, por el Grupo Socialista, y Vázquez Vázquez, por el Grupo Popular.


Sección 21. Agricultura, pesca y alimentación.


La señora Cid Pañella defiende las enmiendas números 1037 a 1056, del Grupo Entesa Catalana de Progrés. El señor López Carrasco defiende las enmiendas números 1455 a 1478, del Grupo Socialista. El señor Bernáldez Rodríguez y la señora Agüero Ruano consumen un turno en contra. En turno de portavoces, hacen uso de la palabra la señora Cid Pañella, por el Grupo Entesa Catalana de Progrés, y los señores López Carrasco, por el Grupo Socialista, y Bernáldez Rodríguez, por el Grupo Popular.


Se suspende la sesión las dos horas y treinta y cinco minutos del día 13 de diciembre de 2001.


Se reanuda la sesión a las nueve horas y diez minutos.


La señora PRESIDENTA: Buenos días, señorías. Se reanuda la sesión.


DICTAMENES DE COMISIONES SOBRE PROYECTOS Y PROPOSICIONES DE LEY REMITIDOS POR EL CONGRESO DE LOS DIPUTADOS:

--DE LA COMISION DE ECONOMIA, COMERCIO Y TURISMO EN RELACION CON EL PROYECTO DE LEY DE MEDIDAS FISCALES, ADMINISTRATIVAS Y DEL ORDEN SOCIAL (S. 621/000041) (C. D. 121/000050) (Continuación).


La señora PRESIDENTA: Enmiendas y votos particulares al proyecto de Ley de Medidas Fiscales, Administrativas y del Orden Social. Título I, artículos 1 a 24.
Voto particular número 2, del Grupo Parlamentario Mixto, que corresponde a las enmiendas números 123 a 134, presentadas por el Senador Quintana González. ¿Va a defender usted estas enmiendas, Senador Cabrero? (Asentimiento.) Tiene la palabra, señoría.


El señor CABRERO PALOMARES: Muchas gracias, señora Presidenta.
Sólo intervengo para dar por defendidas las enmiendas del Senador Quintana.


La señora PRESIDENTA: Gracias, señoría.
Voto particular número 1, del Grupo Parlamentario Mixto, que corresponde a las enmiendas números 1 a 16. ¿También las da por defendidas, Senador Cabrero? (Asentimiento.) Así constará.
Votos particulares números 9 y 10, presentados por el Grupo Parlamentario de Senadores Nacionalistas Vascos, que corresponden a las enmiendas números 86 a 89, y la vuelta al texto remitido por el Congreso de los Diputados en lo no modificado por la enmienda número 215 del Grupo Parlamentario Popular, que ha incluido una Sección 2ª bis, en el Capítulo II.
Tiene la palabra, para su defensa, el Senador Albistur.


El señor ALBISTUR MARIN: Muchas gracias, señora Presidenta.
Las enmiendas números 86 a 89 tienen que ver con la Ley General Tributaria y fundamentalmente introducen mejoras en relación con los servicios de comunicación y de información, precisamente para el contribuyente.


Página 3904


En cuanto al voto particular que solicita la vuelta al texto remitido por el Congreso de los Diputados en lo no modificado por la enmienda número 215 del Grupo Parlamentario Popular, que ha incluido una Sección 2ª bis en el Capítulo II, nuestra opinión es que esta cuestión no debería haber sido incluida ni planteada precisamente en la Ley de Presupuestos Generales del Estado, sino que, como corresponde fundamentalmente a un asunto finalista, en cuanto a sus objetivos, porque se trata de aportar recursos a las Comunidades Autónomas, debería haber sido incluido la Ley Orgánica de Financiación de las Comunidades Autónomas. A nuestro modo de entender, además esta cuestión hubiera precisado de un debate más amplio, y dada la oportunidad del debate que está teniendo lugar en estos momentos y de que esta ley aún está pendiente de su paso por Pleno, consideramos que no debería haber sido incorporada a los Presupuestos Generales del Estado, al margen precisamente de todo lo relativo a la negociación de la financiación autonómica. Solicitamos por ello que se vuelva al texto original, tal y como salió del Congreso de los Diputados, porque nos parece más coherente con las actuaciones realizadas hasta el presente y los acuerdos obtenidos en el Consejo de Política Fiscal y Financiera.
Nada más y muchas gracias.


La señora PRESIDENTA: Gracias, señoría.
El voto particular número 5, presentado por el Grupo Parlamentario de Coalición Canaria, incluye las enmiendas números 160, 163 a 167, 169, 172 y 178.
Para su defensa tiene la palabra la Senadora Morales.


La señora MORALES RODRIGUEZ: Muchas gracias, señora Presidenta.
La enmienda número 160, al artículo 8, hace referencia al régimen económico y fiscal de Canarias. Su finalidad es incentivar el cumplimiento voluntario de las obligaciones fiscales, ya que en el caso de las importaciones, la enorme frecuencia de estas operaciones en el tráfico empresarial canario es muy superior a las importaciones empresariales en el IVA, y aconseja tomar esta medida específicamente para el IGIC, teniendo en cuenta las peculiaridades del mercado y de la dinámica empresarial canaria.
La enmienda número 163, también al artículo 8, hace referencia al REF. En el apartado diez se modifica el apartado 1º del número 1 del artículo 27, que pretende incluir, a todo tipo de aguas, incluso las envasadas, ya que teniendo en cuenta la escasez y la especial consideración histórica del agua en Canarias, se justifica la extensión del tipo cero a todas las aguas, cualquiera que sea su naturaleza y presentación.
La enmienda número 167 pretende corregir un error de remisión normativa en la presente ley, dentro del artículo 67de la Ley 20/1991, del Régimen Económico Fiscal de Canarias.
La enmienda número 169, con las correcciones que planteamos, pretende modificar el artículo 9 referido al Arbitrio sobre Importaciones y Entrega de Mercancías en Canarias, el AIEM. Se recogen una serie de modificaciones del artículo 82 de la Ley 20/1991, de 7 de junio, de modificación de los aspectos fiscales del Régimen Económico Fiscal de Canarias, con el objetivo de adecuar la entrada en vigor del nuevo impuesto, el AIEM, que sustituye al IGIC en algunas cosas, y en algunas novedades para la adecuada aplicación del arbitrio, eliminando de la base imponible tanto el importe de embalajes como el de los gastos de traslado interinsular, con el objetivo de evitar costes derivados, tanto de determinadas relaciones comerciales como de la doble insularidad.
La enmienda número 178 intenta solucionar un problema que se plantea para aquellas personas que continúan trabajando después de la edad de jubilación, y que por no jubilarse se les bloquean los derechos adquiridos en el plan de pensiones.
Por último, la enmienda número 172, que es al artículo 9, lo que pretende es configurar como optativa la implantación del régimen simplificado.
Nada más y muchas gracias.


La señora PRESIDENTA: Gracias, señoría.
El voto particular número 6, presentado por el Grupo Parlamentario Catalán en el Senado de Convergència i Unió, corresponde a las enmiendas números 278 a 305, así como la vuelta al texto remitido por el Congreso de los Diputados en lo no modificado por las enmiendas números 202 y 220 del Grupo Parlamentario Popular, que modifica el artículo 2.11 y añade un artículo 21 bis, respectivamente.
Para su defensa, tiene la palabra el Senador Cambra.


El señor CAMBRA I SANCHEZ: Muchas gracias, señora Presidenta.
En primer lugar, quiero volver a agradecer a los grupos de la Cámara que nos hayan facilitado, a través de la firma de las propuestas de modificación, poder mantener vivas todo un grupo de enmiendas que por problemas de la tecnología quedaron fuera de plazo. Pues bien, a este Título I es al que tenemos presentadas formalmente todas las enmiendas al proyecto de ley, y, por tanto, dentro de plazo. Son un número relativamente importante de enmiendas, ya que estamos hablando de 28, todas ellas al Título I, Normas Tributarias, y para no entrar en una defensa que será muy extensa, voy a mencionar exclusivamente aquellas que entendemos pueden tener más importancia por los temas en ellas contemplados.
La enmienda número 279 pretende eximir de la tributación del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas las indemnizaciones o compensaciones que han recibido ex presos políticos. Entendemos que son cantidades que no deberían estar sujetas a tributación. Asimismo --y es la última enmienda a la que hago mención referida a IRPF--, la número 280 pretende eximir de tributación las indemnizaciones por expropiaciones en personas titulares de explotaciones agrarias prioritarias que reinviertan el importe de la plusvalía.
Por lo que hace referencia a las enmiendas que hemos presentado al artículo 2, es decir, al Impuesto sobre Sociedades,

Página 3905


en primer lugar quiero comunicar a la Mesa la retirada de la enmienda número 284, por cuanto prácticamente coincide con la enmienda número 198 del Grupo Parlamentario Popular, ya introducida en el dictamen.
En cuanto al resto de enmiendas a este artículo 2, entendemos que son importantes por lo que representan. La número 285 pretende suprimir la exigencia de postergar la práctica de deducción al período impositivo en que se efectúe una reinversión. Este es un tema importante desde el punto de vista incluso operativo para aquellos sujetos pasivos que puedan beneficiarse de una deducción. El hecho de que se tenga que poder aplicar esa deducción en el período impositivo en que se produzca la reinversión, puede generar una situación en la que no tenga ningún sentido poder hacer efectiva realmente una deducción a la que se tiene derecho, de acuerdo con la legislación y las normas vigentes en este asunto.
La enmienda número 290 pretende que se mantenga en diez años el período de amortización de las diferencias de fusión que está actualmente vigente y crean un activo en las compañías. Entendemos que su ampliación a veinte años lo que hace es perjudicar claramente estas situaciones y, en un año que se presume difícil económicamente, como es 2002, no es precisamente la mejor manera de incentivar la inversión.
Otra enmienda a la que quiero hacer referencia, y nuestro Grupo ha defendido durante varios años en este mismo trámite en el que estamos hoy, es la número 293. Por mi parte, esperaba que en el Senado, toda vez que hemos estado un año trabajando en una Ponencia que estudia la problemática de la empresa familiar, se tomara en consideración.
Solicitamos revisar el mínimo exigido en la participación, de las empresas familiares con relación al Impuesto sobre el Patrimonio.
Actualmente se exige una participación mínima, a título individual, del 15 por ciento y consideramos que debe reducirse al 5 por ciento, para evitar situaciones de agravio comparativo que se están produciendo desde la aplicación de esta norma. El porcentaje del 15 por ciento en aspectos mercantiles y económicos se ha considerado siempre como una participación relevante y, por lo tanto, reducir ese 15 por ciento exigido actualmente al 5 por ciento tendría mucho sentido y, repito, evitaría agravios comparativos que se están produciendo actualmente dentro de las mismas compañías y entre socios. Estamos hablando de empresas en donde ha habido una serie de sucesiones, están ya en la tercera y cuarta generación y, lógicamente, se han atomizado mucho las participaciones en el capital.
Señora Presidenta, para no alargar el debate, mencionaré que el resto de las enmiendas son de tipo fiscal, dado el Título que estamos debatiendo; todas ellas están en la línea de la intervención que hice ayer en nombre ayer en nombre de mi Grupo, en el debate a la totalidad de estos proyectos de ley, dirigidas a favorecer el incremento de la economía productiva, y a luchar contra la situación de dificultad económica en la que nos encontramos. Expusimos que estábamos de acuerdo con muchas de las medidas que actualmente se recogen en este proyecto de ley de acompañamiento, pero entendíamos que había otros aspectos que también deberían considerarse y teníamos la esperanza de que, a través de estas enmiendas, el Grupo Parlamentario Popular pudiera acabar de redondear lo que, en nuestra opinión, son unos buenos presupuestos.
Nada más y muchas gracias.


La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, Senador Cambra.
Votos particulares números 7 y 8, de los Grupos Parlamentarios de Entesa Catalana de Progrés y Grupo Parlamentario Socialista, que corresponden a las enmiendas números 306 a 352, 355 y 356, así como la vuelta al texto remitido por el Congreso en lo no modificado por las enmiendas números 201, 210 y 215, del Grupo Parlamentario Popular, que modifican el artículo 2, apartados 10 y 48, e introducen la Sección 2ª bis en el Capítulo II, respectivamente.
Para la defensa de las enmiendas presentadas por los Grupos Parlamentarios de Entesa Catalana de Progrés y Grupo Parlamentario Socialista, tiene la palabra el Senador Lerma.


El señor LERMA BLASCO: Muchas gracias.
En primer lugar, debo agradecer la presencia, a estas horas de la mañana, de todos los señores Senadores, empezando por la señora Presidenta, para debatir un proyecto tan poco importante como el que ahora tenemos entre manos, y agradecer también la ausencia del señor Ministro de Hacienda, porque tenemos que debatir cuestiones de escasa relevancia en esta ocasión.
Las enmiendas que hemos presentado reflejan con bastante claridad la actuación real del Gobierno actual y del Ministerio de Hacienda en particular. Ayer tuvimos ocasión de escuchar por boca del señor Ministro que, en realidad, no nos gustaba el tratamiento de las plusvalías y que siguiéramos por esta vía, porque nos había ido muy bien. En ausencia del Ministro y de la mayoría de los miembros del Senado, seguramente carece de importancia insistir en esta cuestión.
En cualquier caso, las enmiendas del Grupo Parlamentario Popular y el texto del propio Gobierno tienen, en primer lugar, una característica bastante clara. En todo lo que son temas sociales, desde el punto de vista hacendístico, su actuación muestra un profundo carácter reaccionario. Como normalmente no se analiza el contenido real de las enmiendas, quizá no se sea consciente, pero voy a citar dos para que sepamos exactamente a qué nos referimos.
Por ejemplo, la enmienda número 309, al artículo 1, pretende garantizar la igualdad de los derechos tributarios para las personas que mantengan una relación de convivencia, que el Grupo Parlamentario Popular niega en su actual formulación. Luego les escucharemos hablar de las parejas de hecho, de los registros, etcétera: Lo cierto es que, hoy por hoy, esas personas no tienen garantizado un tratamiento fiscal similar al de aquellas cuya situación legal es diferente.
El Grupo Parlamentario Popular va a exigir intereses de demora a los casados y no separados que no reúnan unos requisitos determinados y se hayan equivocado en la declaración.


Página 3906


A este respecto, la enmienda número 311 justifica la conveniencia de no exigir el interés de demora para ayudar a que las personas puedan rehacer su vida después de unos años de convivencia. Con estos planteamientos se aprecia cómo el Grupo Parlamentario Popular premia fundamentalmente a las personas más necesitadas; naturalmente en perjuicio de las grandes empresas, tal y como nos venía a decir el Ministro.
La enmienda número 312, que ya hemos presentado en otras muchas ocasiones, viene a decir que los asalariados residentes en el Principado de Andorra que han ido allí a trabajar y no a defraudar tengan un tratamiento similar al que disfrutan los demás asalariados de todos los países europeos; es decir, excluir de tributación a aquellos ciudadanos españoles que realmente emigran por motivos laborales y no con finalidad de evasión fiscal.
Estas son algunas de las enmiendas que ponen de manifiesto el acento progresista y reformador del Grupo Parlamentario Popular que sustenta al Gobierno.
Voy a defender algunas otras enmiendas, ahora que estamos casi en familia. A mí, personalmente, me gustaría que estuviesen presentes los miembros del Grupo Parlamentario Popular para escuchar lo que hace su Gobierno, porque estoy convencido de que realmente no lo saben, por lo que yo voy a intentar describirlo, muy rápidamente, presuponiendo siempre la buena fe cuando digo que no lo saben, porque quizá pretenden apoyar lo que les dice el Gobierno que están haciendo.
¿Cuál es el tratamiento fiscal que ha dado el Gobierno actual a las plusvalías? El Ministro de Hacienda, reiteradamente, ha explicado en sus comparecencias, sobre todo en los foros empresariales --en otros lugares no--, que el tratamiento que está dando el Gobierno a las plusvalías, en particular las medidas fiscales que el Gobierno mantiene habitualmente son de apoyo a la pequeña y mediana empresa. Ahora bien, el tratamiento fiscal que el Gobierno ha dado a las plusvalías, especialmente a las reinvertidas, es el siguiente. Como ustedes saben, las plusvalías cotizaban normalmente en el Impuesto sobre Sociedades al 35 por ciento, y ahora el señor Ministro nos ha explicado que el apoyo fiscal a la pequeña y mediana empresa se basa fundamentalmente en desgravar la reinversión de esas plusvalías 17 puntos, es decir, al 18 por ciento, y que con ello damos un apoyo fundamental a la pequeña y mediana empresa. Nos recomendó incluso que siguiéramos diciéndole a la gente que el Partido Popular y el Gobierno apoyaban a sus amigos porque eso les había ido bien.
Podría explicar algo al señor Ministro, pero como estoy seguro de que lo sabe perfectamente, voy a limitarme a explicar a los señores Senadores del Grupo Parlamentario Popular cómo apoyan a la pequeña y mediana empresa.
Según el señor Ministro, este año se generarán alrededor de 700.000 millones de pesetas de plusvalías en las empresas y, el año que viene, alrededor de 850.000 millones de pesetas. De esas plusvalías que normalmente iban a cotizar al 35 por ciento, ahora cotizarán, cuando se apruebe este acuerdo, al 18 por ciento. ¿De quiénes eran esas plusvalías? Eran fundamentalmente de las siguientes empresas: Repsol YPF iba a obtener unas plusvalías de 297 millones de euros por la reducción de su participación en CLH. CEPSA también iba a contabilizar 80 millones de euros por plusvalías por la reducción de su participación. Telefónica también tenía acumulados unos «milloncetes» de plusvalías, por ejemplo, de los 2.899 millones de euros de la colocación en Bolsa de Telefónica Móviles. BBVA tuvo alrededor de 1.800 millones de euros de plusvalías. Y sobre todo grandes beneficiarias --aparte de la venta de Vodafone, con la que ya tuve ocasión de explicar en la Comisión que puede hacer que se ahorren unos 60.000 millones de pesetas en plusvalías por la nueva cotización--, entre las que tenemos a las empresas eléctricas, que tienen algunos cuantos ahorros de cientos, de miles de millones de pesetas en plusvalías latentes. Es decir, se da un apoyo fundamental a la pequeña y mediana empresa, como puede verse con este tratamiento fiscal de las plusvalías del Partido Popular que, por cierto, también apoya habitualmente Convergència i Unió con sus enmiendas, como hemos podido oír de su portavoz. Estoy convencido de que todos los contribuyentes estaremos contentos porque el apoyo a la pequeña y mediana empresa, y sobre todo al ahorro a medio y largo plazo que el señor Montoro dice habitualmente que hace, se ve con toda claridad.
¿Y qué más? Pues no hemos podido presentar enmiendas a lo que nos parece un elemento clave de esta ley de Medidas fiscales porque ustedes han presentado la enmienda fundamental teóricamente para financiar la sanidad de un nuevo impuesto que, como todo el mundo sabe, si nos atenemos al tratamiento fiscal que las plusvalías han dado y al ahorro que a las grandes empresas especialmente les puede suponer ese nuevo tratamiento fiscal, tendríamos, con las plusvalías latentes a las que se refiere el señor Ministro, aproximadamente entre 250.000 y 300.000 millones más de recaudación por el regalo del nuevo tratamiento fiscal de las plusvalías.
Si nos atenemos a las previsiones del Ministerio de Hacienda, vemos que el nuevo impuesto nos viene a suponer unos 135.000 ó 136.000 millones de pesetas de recaudación. Es decir, que el magnífico tratamiento fiscal de la reinversión de las plusvalías, que según el señor Ministro sirve para apoyar sobre todo a la pequeña y mediana empresa, supone más del doble que los ingresos que vamos a obtener por el nuevo impuesto sobre hidrocarburos. Además, como saben o deben saber perfectamente todos los ciudadanos --al menos sus señorías--, es mucho más fácil subir el impuesto sobre hidrocarburos y recaudarlo, porque ese impuesto se devenga en origen, que poner un impuesto a la venta minorista de hidrocarburos, que tiene que recaudar cada gasolinera o cada punto de venta en concreto.
Como es lógico, no hemos acudido a lo fácil; hemos acudido a lo complejo, a lo que nos cuesta más la recaudación, pero eso sí, hemos dejado muy claro --y ésa es la intención, que no lo es la de recaudar-- que la culpa de la subida de impuestos que establece este Gobierno gracias a que desgrava las plusvalías, sobre todo de las grandes empresas, la tienen las Autonomías. Eso sí está clarísimo para los ciudadanos: hay que subir las gasolinas porque las Autonomías tienen una voracidad vertiginosa a la hora de recaudar impuestos. Y, además, se hace para un buen fin, cual es el de pagar la sanidad. Una

Página 3907


absoluta falsedad. Como hemos podido ver, el Gobierno ha trasladado la carga fiscal del nuevo tratamiento de la reinversión de plusvalías a todos los ciudadanos, como está haciendo de manera habitual con todos los impuestos.
Por regla general, discutimos con el Gobierno --y ayer lo hicimos con el señor Ministro, al que repito que me gustaría tener hoy aquí-- si incrementa o no la presión fiscal. El imaginario popular, como es obvio, es que el Partido Popular disminuye los impuestos. Me estoy refiriendo al imaginario popular del PP, como es natural, y no al de los ciudadanos.
Sin embargo, es evidente que eso no es verdad. Pero da igual. No voy a discutir esa situación. Supongamos que el Partido Popular no sube los impuestos. ¡Ah! No los sube, pero los reparte, como acabamos de ver, de una manera diferente. Con toda claridad, carga a todos los contribuyentes que son consumidores de productos petrolíferos el dinero que les desgrava a las grandes empresas, como acabo de manifestar. Pues puede ser que no suba los impuestos de forma global. Como saben ustedes, dicen lo contrario la OCDE y todas las estadísticas de la Comisión. Pero da igual.
Vamos a suponer que no suben los impuestos, pero ¿a quién se los hace pagar? ¿Sobre quién recae la carga fiscal principalmente? Pues ahora acabamos de ver que los contribuyentes consumidores de gasolina son los que van a pagar la mayor parte de las desgravaciones fiscales a las plusvalías. Y como ésta, todas las actuaciones del Gobierno que, como he dicho, es capaz de discutir que se cobren intereses de demora a las personas que se han separado y no han hecho bien la declaración; o es capaz de cobrar a las personas que están en Andorra trabajando porque no han tenido ocasión de hacer una cosa diferente y no han querido defraudar; o es capaz de cobrar a personas que incluso tienen dificultades evidentes para su incorporación al trabajo. Eso sí lo llevará con rigor. En eso sí que no nos hará caso en las enmiendas pero, entre tanto, en todo lo demás, una generosidad espléndida, trasladando los impuestos de un sector de la sociedad a otro. Porque el tratamiento fiscal de las plusvalías pasa por otras muchas medidas. Además, ustedes saben perfectamente que se han rebajado los requisitos exigidos para la consolidación fiscal: del 90 por ciento de participación de la empresa matriz se ha pasado al 75 por ciento, lo que, como es evidente, también forma parte del apoyo fiscal a la pequeña y mediana empresa del actual Gobierno.
Como es natural, tenemos muchas medidas como éstas en las que no voy a entrar más porque parece mentira que el Gobierno se atreva a decir que apoya a la pequeña y mediana empresa con una ley fiscal o con un tratamiento fiscal como éste.
Finalmente, considero que ésta es una cuestión grave e importante que hace equívoca la situación actual; que en esta situación hay que adoptar un tipo de medidas diferentes; que nosotros no estamos por incrementar la presión fiscal, y menos en un momento en que comienza a caer el crecimiento de una manera evidente para todos los ciudadanos y para todas las empresas. Para todos menos para el Gobierno, que ha tardado seis meses en reaccionar ante una situación que conocía con bastante claridad porque sabía muy bien que no estábamos refiriéndonos a los atentados del 11 de septiembre cuando hablábamos de la recesión en los Estados Unidos y en otros países del mundo, y que esa recesión tenía que llegar aquí.
De manera que no sólo equivoca las actuaciones a la hora de subir los impuestos en una etapa en la que debería rebajarlos, como es natural, sino que se equivoca. Pero en este caso no sólo eso, sino que manifiesta quién es claramente al pasar la carga fiscal de unos colectivos a otros, y normalmente, como han podido ver ustedes, de los colectivos que tienen menor poder adquisitivo a aquellos que tienen un poder adquisitivo mayor, a los que favorece de manera indudable, como se pone de manifiesto en el tratamiento fiscal de las plusvalías que el Gobierno nos ha presentado en esta situación. Y después insisten, naturalmente, en que nosotros somos los responsables directos de muchas de las atrocidades que ocurren en la economía, y en particular de no tener claridad en nuestras exposiciones y de que la gente no sepa a qué atenerse para vencer la incertidumbre porque nosotros no tenemos una posición global.
Pues eso, obviamente, también es muy fácil de rebatir, pero, en cualquier caso, menos estabilidad que pone el Gobierno a sus actuaciones no se la he visto yo poner a nadie, con lo cual, puede decirse que mayor incertidumbre que genera este Gobierno tampoco la ha generado nadie. De un año a otro cambian las medidas habitualmente. Todavía no sabemos el resultado que ha dado una determinada medida sobre la pequeña y mediana empresa, y resulta que deja de estar en vigor al año siguiente. Y tenemos ejemplos concretísimos de ello en estos presupuestos. Y naturalmente --esto me gusta repetirlo porque es bastante evidente--, quien más incertidumbre genera en la situación económica actual es el Gobierno porque con él no se sabe el marco de estabilidad en que se va a mover de año a año, porque con él no sabemos con claridad qué ley es la que vale, si la que aplica el Ministro de Economía para decir que es ilegal que haya paraísos fiscales en Madrid o la que aplica el Gobernador del Banco de España para decir que eso mismo es legal. Eso genera incertidumbre. Y genera mucha más incertidumbre que cualquier posición que el Partido Socialista pueda tener a favor del tratamiento de las plusvalías el que la gente vea con toda claridad que la Comisión Nacional del Mercado de Valores que tenemos, la encargada de velar por el buen comportamiento bolsístico, es exactamente lo que todos hemos podido ver que es, y además con una persona que lo que hace es recomendar sus intereses específicos y que por eso mismo dice: a éste hay que defenderle porque se ha portado bien.
Y genera también incertidumbre que no se sepa realmente cuál va ser la actuación de la Agencia Tributaria, y es que, como es bien sabido, ha tenido actuaciones brillantes a la hora de investigar a contribuyentes particulares especialmente, y en cambio, cuando ha habido denuncias específicas en los propios expedientes de Gescartera por irregularidades claramente visibles, resulta que no las ha podido investigar por falta de personal. Y además, la Agencia Tributaria, como ustedes pueden ver en estas enmiendas, no es capaz de saber qué tiene que hacer con su personal. Les pondré un ejemplo. Tenemos un cuerpo de gestión que

Página 3908


ha prestado servicios positivos a la Administración pública española; pues resulta que el Gobierno lleva no sé cuánto tiempo intentando reformar ese cuerpo y no sabe qué hacer con él. Y tenemos una gente que pertenece a ese cuerpo de gestión con una retribución que es menor que la mitad que la de los altos cargos de la Administración tributaria que hacen casi la misma función.


La señora PRESIDENTA: Senador Lerma, le ruego vaya concluyendo, por favor. Aún le queda un turno de portavoces.


El señor LERMA BLASCO: Muchas gracias, señora Presidenta.
Termino inmediatamente.
Para terminar, señorías, quiero decir que la incertidumbre se genera cuando no sabemos cuál va a ser la actuación del Gobierno, y sus últimas actuaciones nos sirven como ejemplos para demostrar de forma clara y evidente que no son las adecuadas.
Muchas gracias, señora Presidenta.


La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, Senador Lerma.
Terminada la defensa de los votos particulares corresponde ahora el turno en contra.
El Senador Sánchez Sánchez-Seco tiene la palabra.


El señor SANCHEZ SANCHEZ-SECO: Muchas gracias, señora Presidenta.
Como todos sabemos perfectamente, esta ley de medidas fiscales, más conocida como ley de acompañamiento, nace para recoger todas aquellas normas que la coyuntura y la evolución económica requieren, pero de acuerdo con la sentencia del Tribunal Constitucional de 1992 no es posible que ello pueda realizarse directamente a través de la propia ley de Presupuestos Generales del Estado. En la situación actual de ralentización económica mundial es evidente que se precisa la adopción de unas medidas de política fiscal que permitan generar la adecuada confianza por parte de todos los ciudadanos y de todos los contribuyentes españoles, la misma política fiscal que se ha ven ido desarrollando en la práctica con excelentes resultados en los últimos años y que debe continuarse en el futuro sin caer en esas tentaciones que en algunos foros y grupos se propugnan de aumentar el gasto y de fomentar medidas que contribuyan a un crecimiento del consumo para estimular urgentemente la economía porque, precisamente al contrario, aunque la política fiscal es un instrumento poco ágil a corto plazo dentro de la política económica, tiene unos efectos estimulantes sobre la economía y el empleo a medio y largo plazo como hemos podido comprobar en España, por ejemplo, en estos últimos cinco años, en los que una adecuada política fiscal ha generado un importante número de puestos de trabajo y más de tres millones de altas en la Seguridad Social.
Por tanto, la ley de acompañamiento es un instrumento ágil para ir introduciendo anualmente los acuerdos puntuales que se van obteniendo con los sectores sociales, las medidas relativas a los procesos de transferencias de las Comunidades Autónomas, e incluso para ir adelantando algunas cuestiones que afectan a importantes reformas tributarias previstas también para un próximo futuro. Esto es lo que se ha hecho en esta ley de acompañamiento respecto del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, el Impuesto sobre Sociedades o la propia Ley General Tributaria.
Y así nos encontramos con que, tanto en el trámite parlamentario en el Congreso de los Diputados como ahora en el Senado, esta ley de medidas fiscales introduce importantes novedades que afectan muy positivamente al tratamiento de los contribuyentes y especialmente a la familia en el IRPF al dotar de mayor seguridad jurídica las retenciones, al conferirles el rango de ley reduciendo del 25 al 2 por ciento el tipo de gravamen para las rentas percibidas por los trabajadores temporeros no residentes con contratos eventuales, al introducir un novedoso sistema de compensación fiscal entre cónyuges, al rebajar los costes fiscales de la vivienda al recortar los aranceles registrales y notariales para la cancelación de hipotecas, al reducir el plazo obligatorio de conservación de las facturas de cinco a cuatro años suprimiendo el límite conjunto de las aportaciones para planes de pensiones individuales y de empleo incrementándose el límite de aportaciones para las personas próximas a la edad de jubilación o con minusvalías, además de establecer una nueva deducción del 10 por ciento de las aportaciones empresariales a planes de pensiones de empleo, tratando así de armonizar estas modificaciones sustantivas con la legislación sobre planes de pensiones promoviendo la previsión social complementaria y el ahorro especialmente en lo que se refiere a los trabajadores con rentas más bajas, que van a ser los más favorecidos.
En el Impuesto sobre Sociedades también se adoptan importantes medidas para favorecer el crecimiento económico y la inversión, especialmente en estos momentos de ralentización económica, como he dicho, en los que hay que ofrecer respuestas positivas. Creo que habría que destacarla creación de una nueva deducción en cuota por reinversión de beneficios extraordinarios, lo que supone una medida claramente favorecedora de apoyo a la inversión, de tal forma que aquellas plusvalías destinadas a actividades improductivas que se reinviertan tendrán una deducción del 17 por ciento. En este sentido, como pudimos comprobar en el debate de la Comisión de Economía y hoy acabamos de ver nuevamente, parece que el Senador Lerma, del Grupo Parlamentario Socialista, tiene una cierta fijación en la suposición de que esta medida beneficia exclusivamente a las grandes empresas, cuando la verdad es que viene a sustituir el antiguo sistema de diferimiento precisamente con el objeto de simplificar el régimen de tributación de las plusvalías. De esta forma creo que está facilitando precisamente a la pequeña y mediana empresa la posibilidad de que acceda a este sistema, con lo cual, las pequeñas y medianas empresas son unas de las principales beneficiadas por esta modificación del sistema.
Se amplía también la base de deducción por actividades de investigación y desarrollo e innovación tecnológica. Se establece una nueva deducción del 10 por ciento a las inversiones

Página 3909


destinadas a la protección del medio ambiente, a la reducción de la contaminación o al aprovechamiento de fuentes de energía renovables, en una decidida apuesta por el fomento de estas fuentes de energía que a finales del año 2010 puedan cubrir el 12 por ciento de la demanda energética de España.
Se crea un nuevo régimen de tributación para las entidades financieras.
Se amplía el límite temporal de amortización del fondo de comercio y el plazo para compensar bases imponibles negativas. En ese intento de beneficiar a la pequeña y mediana empresa, se amplía de nuevo hasta 5 millones de euros el límite para la consideración de pequeña y mediana empresa a efectos de beneficiarse de la reducción en el tipo impositivo del Impuesto sobre Sociedades. Se regula también un nuevo régimen de consolidación fiscal para grupos de sociedades. Se establece una importantísima modificación a la Ley Hipotecaria, una ley que data nada más y nada menos que de 1946. Y se establecen numerosas modificaciones y adaptaciones en relación con el IVA, con el Régimen Económico Fiscal canario, con la educación y actualización de tasas y con modificaciones de carácter técnico en la Ley General Tributaria, que también van a beneficiar de forma importante a los contribuyentes y que significan un adelanto a la importante reforma que se va a desarrollar en un muy próximo futuro.
Pero, evidentemente --ya lo decía ante la Comisión de Economía--, una de las principales novedades que introduce esta ley es el denominado impuesto sobre las ventas minoristas de determinados hidrocarburos, un impuesto que nace por unanimidad en el seno del Consejo de Política Fiscal y Financiera, como se ha encargado de recordarnos el Diputado señor Bel en la enmienda número 84 que ha presentado precisamente a la ley de financiación de las Comunidades Autónomas y de las Ciudades con Estatuto propio. El señor Bel nos ha recordado que se aprobó por unanimidad y que era necesario y obligatorio incluir este nuevo impuesto y, efectivamente, se introduce este nuevo impuesto, un impuesto que nace, repito, por unanimidad en el Consejo de Política Fiscal y Financiera y cuyos rendimientos quedan afectados en su totalidad a la financiación de gastos de naturaleza sanitaria, orientados con criterios objetivos fijados en el ámbito nacional pero basados en pautas marcadas en el ámbito de la propia Unión Europea.
Lo importante de este nuevo impuesto es que sus rendimientos se destinan íntegramente a financiar gastos de naturaleza sanitaria y que se ceden además en su totalidad a las Comunidades Autónomas, integrándose como un recurso más de los ya incluidos en la propia ley de medidas fiscales y administrativas del nuevo sistema de financiación de las Comunidades Autónomas y Ciudades con Estatuto de Autonomía. Es el momento de asumir responsabilidades por las Comunidades Autónomas. Durante mucho tiempo muchas de ellas se han dedicado a reclamar mayores recursos y mayores competencias; ahora es el momento de que asuman esa corresponsabilidad fiscal tantas veces reclamada y que en este caso concreto además va a beneficiar de forma directa a todos los ciudadanos al mejorar la atención y prestación de un servicio fundamental como es el de la asistencia sanitaria.
Esto es en conjunto lo que este Título I de la ley de medidas fiscales engloba, que no es poco, es muchísimo, y que beneficia de forma importante a la generalidad de los contribuyentes: a la familia, a las pequeñas y medianas empresas y a los ciudadanos en general. A ella se han presentado distintas enmiendas y ahora me referiré a algunas de ellas porque, evidentemente, sería demasiado amplio hacer referencia a todas.
Se ha presentado un conjunto de enmiendas por parte del Senador Quintana que prácticamente coinciden en su totalidad con las que se han presentado en el Congreso de los Diputados y con las que también se presentaron el año pasado en esta misma Cámara y a las que hice referencia entonces.
Prácticamente se han copiado literalmente todas estas enmiendas.
En cuanto a las presentadas por los Senadores Cabrero y Cámara, me sorprende que en varias enmiendas se muestren contrarios al desdoblamiento de las aportaciones a planes de pensiones de trabajadores y de las contribuciones empresariales a favor del trabajador, porque a través de esta medida se elimina una traba existente para el desarrollo de la previsión empresarial que favorece de manera especial a los trabajadores ya que permite que puedan aumentarse sus aportaciones a los planes de pensiones. Y también me ha resultado sorprendente que se proponga la supresión de un incentivo a la investigación, desarrollo e innovación tecnológica de nuestro tejido empresarial, o que pidan también la supresión de la ampliación del ámbito del concepto de Pyme --al que también me referiré un poquito más adelante-- o el incremento del tipo impositivo del Impuesto sobre Sociedades, en contradicción con la tendencia del entorno de países de la OCDE, que es precisamente la contraria: van hacia la reducción de los tipos impositivos del Impuesto sobre Sociedades.
El Grupo Parlamentario de Senadores Nacionalistas Vascos enmienda las tasas de la Comisión Nacional de la Energía y debo manifestarle que, tal y como establece la propia Ley de Tasas y Precios Públicos, estas tasas deben basarse en el principio de equivalencia, es decir, que su cuantía debe cubrir el coste del servicio o actividad de que se trate, y el tipo previsto en la actual redacción se adapta perfectamente a las previsiones de coste generado. En cuanto a la modificación del artículo 105 de la Ley General Tributaria, que se refiere a las notificaciones por medios electrónicos, informáticos y telemáticos, debe considerarse que estos procedimientos sólo se realizarán a instancia y previa solicitud del interesado, que voluntariamente pedirá recibir notificaciones por este medio.
Coalición Canaria, como siempre, presenta enmiendas muy positivas y de hecho ya se incorporaron varias de ellas al texto en el trámite parlamentario en el Congreso de los Diputados. En este caso quiero hacer especial referencia a la enmienda número 174, que propone la creación de un nuevo régimen específico de colaboración entre la Administración tributaria del Estado y la Comunidad Autónoma canaria. En ese sentido, el artículo 19 de la Ley de Financiación de las Comunidades Autónomas de 1980 ya alude

Página 3910


al establecimiento de mecanismos de colaboración entre la Administración tributaria del Estado y las de las Comunidades Autónomas, tanto en materia de tributos propios como en los cedidos; también la Ley 14/1996, de Cesión de Tributos, establece un régimen de colaboración aplicable a la Comunidad canaria y ahora, en el proyecto de ley de financiación de las Comunidades Autónomas y Ciudades con Estatuto de Autonomía que se tramita actualmente, también se contempla en su artículo 51 un régimen similar y, por tanto, se puede acoplar perfectamente a lo que se solicita en esa enmienda número 174.
En cuanto a las enmiendas presentadas por Convergència i Unió, ya he manifestado también en reiteradas ocasiones que suele plantear cuestiones muy interesantes y certeras, que en algunos casos ya se han incluido en el proyecto de ley yen otros sirven de base para su inclusión o consideración futura. Por ejemplo, recuerdo la propuesta de reducción del tipo de retención a miembros de consejos de administración y órganos de representación que se planteó el año pasado; entonces se anunciaba que en un futuro se podría incluir y precisamente ya se recoge en el actual proyecto de ley la reducción de los tipos a los miembros de consejos de administración y órganos de gobierno.
La enmienda número 278 se refiere a la exención de cantidades percibidas por acogimiento de menores y esto ya se puede realizar también en la actualidad. El artículo 7.i) de la Ley 40/1988, del IRPF, ya establece la condición de rentas exentas a las cantidades percibidas por acogimiento de personas con minusvalías o mayores de 65 años, y en lo que se refiere al acogimiento de menores sin minusvalías, esta misma ley ya da derecho a la reducción en la base imponible del Impuesto en concepto de mínimo familiar al poder incluir en el concepto de descendientes a las personas vinculadas en razón de tutela y acogimiento.
En cuanto a la enmienda número 279, sobre indemnizaciones o compensaciones a ex presos políticos --cuestión que también se recoge en algún otro lugar--, tengo que decir que las indemnizaciones por responsabilidad civil se contemplan en la letra q), que es la correlativa a la letra d), de indemnizaciones por responsabilidad civil satisfechas por personas o entidades privadas y que el tratamiento de las prestaciones derivadas de la guerra civil se encuentra en la letra c) y, por tanto, ya está incluido algo parecido a lo que se propone en esta enmienda.
La enmienda número 296 propone la exclusión en la prorrata de deducción del IVA de las subvenciones percibidas por sociedades mercantiles destinadas al transporte de pasajeros, dependientes de entes públicos.
Este hecho supondría una excepción con respecto al conjunto de sociedades que prestan servicios de transportes similares, aunque al tratarse de un asunto que afecta a los recursos de las Comunidades Autónomas y de las entidades locales, quizá debería plantearse su inclusión en el marco del futuro acuerdo de financiación de estas entidades públicas, que próximamente tendremos también oportunidad de debatir.
En la enmienda número 281 se incluye la propuesta del mantenimiento del período de diez años de amortización del fondo de comercio, en lugar de ampliarlo a veinte. Lo que se pretende con esta ampliación es adaptar la normativa fiscal a la norma contable que ha sido modificada ya en el mismo sentido, porque lo lógico es que se encuentren perfectamente acopladas.
Hay también dos propuestas que, en parte, coinciden con las planteadas por otros grupos de la Cámara; una de ellas es la relativa a la enmienda número 284, en relación con la 321 del Partido Socialista y la Entesa, sobre la vieja propuesta de incluir entre las deducciones por inversiones cinematográficas las series audiovisuales de ficción. Desde nuestro punto de vista, el incentivo fiscal debe responder a las necesidades de estímulo y fomento de determinadas actividades, por razones de mercado o de política económica, pero las series audiovisuales están en este momento teniendo un gran desarrollo, especialmente en las televisiones privadas y es obvio que no necesitan este estímulo fiscal. En ese sentido, sí se ha introducido en el proyecto de ley --en su trámite parlamentario en el Senado--, la deducción de las inversiones en largometrajes para televisión, en coherencia con el tratamiento que actualmente también tienen los largometrajes cinematográficos.
La otra propuesta tiene cierta similitud, aunque en sentido contrario, con las planteadas por los Senadores Cámara Fernández y Cabrero Palomares, por el Grupo Parlamentario Socialista y por la Entesa Catalana de Progrés. Se refiere a la ampliación a 120.000 euros, 20 millones de pesetas, del tramo de base imponible de aplicación del tipo del 30 por ciento del Impuesto sobre Sociedades a empresas de reducida dimensión.
Nos parece que ésta es una interesante postura que viene a apoyar la línea seguida por el Grupo Parlamentario Popular en cuanto a la pequeña y mediana empresa, como base del tejido empresarial español. El año pasado, y ahora se vuelve a actuar, se incrementó el ámbito objetivo del límite de la cifra de negocios que sirve para delimitar a las empresas que puedan acogerse a este incentivo hasta los cinco millones de euros --como decía anteriormente--. Al igual que se ha ido incrementando poco a poco este límite --como anunciamos el año pasado-- estoy seguro de que en un futuro no muy lejano también se introducirá una ampliación del tramo de base imponible de aplicación del 30 por ciento para las pequeñas y medianas empresas. Se trata de una propuesta positiva y coherente, que se contrapone con las enmiendas del Grupo Parlamentario Socialista y de Izquierda Unida que, como ya tuvimos ocasión de manifestar el año pasado en este mismo debate, permanecen en una continua contradicción en cuanto a lo que supone entender qué es una pequeña y mediana empresa y cómo se debe ayudar y fomentar a las pequeñas y medianas empresas.
La enmienda número 323, de los Grupos Parlamentarios Socialista y de la Entesa Catalana de Progrés, propone la supresión de la deducción del 10 por ciento de las aportaciones empresariales a planes de pensiones.


La señora PRESIDENTA: Senador Sánchez, le ruego que vaya concluyendo.
Luego tendrá un turno de portavoces.


Página 3911


El señor SANCHEZ SANCHEZ-SECO: Gracias, señora Presidenta. Ya termino.
En esta enmienda afirman que esta deducción no tiene racionalidad económica ni fiscal, cuando de lo que se trata es de incentivar el desarrollo de la previsión social empresarial, favoreciendo las aportaciones a los trabajadores, especialmente a los de rentas más bajas.
Nos parece muy positivo que al Partido Socialista le haya gustado la propuesta realizada en su día por el Partido Popular de suprimir el Impuesto sobre Actividades Económicas para las pequeñas y medianas empresas y que haya presentado varias enmiendas en ese sentido. No les quepa la menor duda de que en un futuro no muy lejano se aplicará esa supresión del Impuesto sobre Actividades Económicas, como prometió --y cumple-- el Partido Popular, y lo podremos analizar en esta misma Cámara.
Por otro lado, presentan varias enmiendas que yo creo que, por error, han duplicado o son muy parecidas. Me estoy refiriendo a la 346, 348 y 355, que además también coinciden con la número 148 que presenta de manera independiente la Entesa Catalana de Progrés y la número 15 de Izquierda Unida, sobre las tasas por utilización privativa o aprovechamiento especial del dominio público municipal. En concreto, la enmienda afecta a la conocida tasa del 1,5 por ciento que, como todos sabemos, abonan las empresas explotadoras por los servicios de suministros que afecten a la generalidad. Recuerdo que el año pasado ya tuve también la ocasión de contestar a la Senadora Aroz sobre este mismo asunto y le anunciaba que el próximo año 2002 se va a abordar una reforma global de la financiación local, a cuyo objeto ya se ha constituido una Comisión para su estudio, formada por representantes del Estado y de la propia Federación Española de Municipios y Provincias. Una de las cuestiones fundamentales que tiene que abordar esta Comisión conjunta es precisamente la financiación local y, dentro de la misma, cómo afecta esta tasa y cómo se contempla en el futuro.
En definitiva, creo que el proyecto de ley de medidas fiscales que hoy se presenta y, especialmente el Título I, supone una continuación de la labor de desarrollo y de fomento de la política fiscal que beneficia a los contribuyentes, a la pequeña y mediana empresa y a la familia española.
Gracias.


La señora PRESIDENTA: Gracias, señoría.
¿Desea intervenir algún Senador en turno de portavoces? (Pausa.) Por el Grupo Parlamentario de Senadores Nacionalistas Vascos, tiene la palabra el Senador Albistur.


El señor ALBISTUR MARIN: Gracias, señora Presidenta.
Señorías, quiero manifestar mi sorpresa ante los argumentos con los que se contestan las enmiendas porque me da la impresión de que el portavoz correspondiente o el Ministerio no han leído ni estudiado las mismas.
En nuestra enmienda sobre las tasas de la Comisión Nacional de la Energía, uno de los temas claves que se están defendiendo es precisamente la presencia en el sector de pequeñas y medianas empresas distribuidoras de productos petrolíferos, para las que estas tasas suponen una carga importante y significativa. En la justificación de la misma se dice: «Es evidente que no tiene sentido que para financiar una actuación encaminada a fomentar la competencia efectiva en el mercado, se disponga una subida que acabe dificultando una mayor competencia. Estamos ante un mercado, el de la distribución al por mayor de productos petrolíferos, muy desequilibrado, donde 3 empresas detentan conjuntamente una cuota del 75 por ciento y una de ellas prácticamente la mitad del mercado». Todos sabemos de qué empresa estamos hablando, pero no se trata de entrar aquí a desmenuzar esta situación o descripción del mercado.
«Por otra parte, son chocantes las diferencias fijadas o previstas en las contribuciones de los distintos sectores energéticos desde 2000...» Si estamos tan preocupados por el tratamiento a las pequeñas y medianas empresas, en cualquiera de los sectores de la actividad, también deberíamos sentirnos así con respecto a esta cuestión. Creemos que se debería equiparar el sector petrolero a los demás sectores energéticos, estableciéndose una cuota a repercutir como el Impuesto Especial sobre Hidrocarburos.
Respecto a la comunicación al ciudadano a través de Internet, lo que estamos diciendo únicamente es que no pueden coexistir, se debe dar preferencia, si se quiere modernizar la Administración y utilizar precisamente esas tecnologías, de forma paralela el apartado de correos y la comunicación electrónica. A nuestro modo de ver es preferible la supresión de la referencia al apartado de correos dando un trato individualizado a los instrumentos telemáticos, que hoy por hoy empiezan a ser un elemento de uso ordinario. Ustedes, en esta misma ley, han creado un nuevo título, el IX bis, donde han modificado todo un conjunto de leyes, como veremos más adelante.
Eso es fundamentalmente lo que queremos decir, y por tanto entendemos que estas enmiendas son perfectamente integrables y tienen, como usted ha atribuido a otros grupos políticos, un importante interés para modernizar la Administración y atender el servicio de la pequeña y mediana empresa.
Muchas gracias.


La señora PRESIDENTA: Gracias, señoría.
¿Algún otro Grupo desea intervenir en el turno de portavoces? Pasamos al Título II, artículos 25 a 35.
El voto particular número 3, presentado por la Senadora De Boneta y Piedra, corresponde a la enmienda número 120. Para su defensa, tiene la palabra la Senadora De Boneta.


La señora DE BONETA Y PIEDRA: Muchas gracias, señora Presidenta.
Con esta enmienda se trata de ampliar la cobertura de desempleo a los socios trabajadores de las cooperativas de trabajo asociado. La legislación estatal y autonómica intentan

Página 3912


potenciar este tipo de cooperativas de trabajo asociado que, de alguna manera, posibilita vínculos asociativos de duración determinada.
Difícilmente puede potenciarse esta figura si en un momento dado no existe la cobertura de desempleo que con esta enmienda queremos trasladar también a los socios trabajadores de las cooperativas de trabajo asociado. Ello es importante para potenciar esta figura, sin la que difícilmente se puede acceder a este tipo de asociación, toda vez que la falta de cobertura de desempleo viene dificultando el que estos trabajadores intenten buscar por este medio una salida de trabajo. Yo creo que si se aprueba esta enmienda estaremos dando un gran paso para potenciar no sólo esta figura, sino la posibilidad de que se acceda y se reintegren muchas personas al mercado laboral.
Nada más y muchas gracias.


La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, De Senadora Boneta.
El voto particular número 2 corresponde a las enmiendas números 135 y 136, y ha sido presentado por el Senador Quintana. Para su defensa, tiene la palabra el Senador Quintana.


El señor QUINTANA GONZALEZ: Muchas gracias, señora Presidenta.
Hemos presentado dos enmiendas, una de ellas propone la supresión del artículo 30, porque consideramos que la renta activa de inserción social que se plantea en ese artículo debería ser objeto de un estudio más pormenorizado, y no consideramos el escenario que propone el proyecto de ley que hoy estamos discutiendo como el idóneo para su implantación.
Sería necesaria una interlocución más pausada con los agentes sociales que repetidamente la vienen reclamando y también con aquellas Comunidades Autónomas que ya la tienen implantada y de las que se podrían extraer experiencias importantes. Todo ello no es posible dentro de una ley de acompañamiento como la que hoy estamos discutiendo y consideramos necesario hacerlo en otro marco legislativo con toda la urgencia que un caso así requiere.
En la enmienda número 135 lo que proponemos es introducir mejoras en el nivel de prestaciones de los trabajadores incluidos en los regímenes especiales de la Seguridad Social como un primer paso para ir equiparando paulatinamente estas prestaciones a las que se pueden recibir en el régimen general. Esta Cámara trabajó en los últimos meses en una Ponencia relativa a la familiar y, sin ser el único círculo de influencia al que se podría dirigir una alternativa como la que nosotros presentamos aquí, sí fue un marco importante para resaltar la necesidad de medidas como las que nosotros planteamos, que son reivindicación continua de trabajadores adscritos a regímenes especiales que ven cómo sus coberturas sociales están muy alejadas de las que hoy todos consideramos lógicas y necesarias y que se encuentran en el régimen general.
Muchas gracias.


La señora PRESIDENTA: Gracias, Senador Quintana.
El voto particular número 1, del Grupo Parlamentario Mixto, corresponde a las enmiendas números 17 a 33. Para su defensa, tiene la palabra el Senador Cabrero.


El señor CABRERO PALOMARES: Muchas gracias, señora Presidenta.
Con nuestras enmiendas pretendemos impulsar una situación más favorable para los trabajadores parados, y por eso desde nuestro punto de vista se debería contemplar que la duración por la prestación de desempleo estará en función de los períodos de ocupación cotizados en los últimos seis años anteriores a esa situación legal de desempleo o al momento en que cesó la obligación de cotizar con arreglo a una escala que va de entre los 6 hasta los 72 meses de cotización con un derecho correspondiente de tres meses de desempleo por cada seis meses cotizados.
Desde nuestro punto de vista mejora y responde de manera más justa a las necesidades que la población y los trabajadores parados necesitan, desde las prestaciones de desempleo que tienen que cubrir los poderes públicos.
Además, consideramos que la existencia de colectivos de trabajadores, cada vez más amplios, expulsados del sistema de la protección por desempleo y el avance de fenómenos de precarización en el mercado de trabajo, la temporalidad y el paro de larga duración exigen una mejora de ese marco normativo, como hemos planteado.
Consideramos también que, con carácter general, el tope máximo de la cuantía de la prestación de carácter contributivo, el 170 por cien del salario mínimo, parece plenamente justificado al recuperar los criterios normativos recogidos en la Ley de Protección por desempleo del 2 de agosto del año 1984, que supone eximir al trabajador desempleado del abono de la cotización de la Seguridad Social, por eso planteamos la necesidad de que se incorpore en el apartado 4 del artículo 114 de la Ley General de Seguridad Social esa cuestión. En definitiva, consideramos fundamental la necesidad de impulsar esos mecanismos de mejora de las prestaciones sociales y de desempleo de los trabajadores.
Nada más y muchas gracias.


La señora PRESIDENTA: Gracias, Senador Cabrero.
El voto particular número 9, presentado por el Grupo Parlamentario de Senadores Nacionalistas Vascos, corresponde a las enmiendas números 90 a 94. Para su defensa, tiene la palabra el Senador Albistur.


El señor ALBISTUR MARIN: Muchas gracias, señora Presidenta.
Voy a defender las cuatro enmiendas presentadas, pero voy a hacer hincapié en las números 90 y 94 por tratarse de dos temas de carácter social de importancia y gravedad.
En la primera, dada la situación de violencia doméstica, lo que buscamos es que las personas que hayan sido víctimas de esta violencia doméstica y hayan debido abandonar su trabajo por motivos y consecuencias de las actuaciones que contra ellas se han tenido sean incluidas y amparadas por las prestaciones de desempleo dado que han tenido que abandonar de forma un tanto traumática su propia vida laboral.


Página 3913


Por eso consideramos que la superación de este problema social requiere la suficiencia económica de la persona maltratada para reorientar su vida de forma significativa.
Este es un debate de rabiosa actualidad en la sociedad española que debería ser contemplado con la suficiente sensibilidad y tratamiento, y no existe hasta este momento ningún precepto legal que defienda este tipo de situaciones.
Las enmiendas números 92 y 93 fundamentalmente pretenden la deslegalización de la denominada acción protectora por desempleo.
Consideramos que dada la madurez que existe en el Estado español y en la democracia española todas las acciones de promoción de empleo deberían ser tratadas y debatidas mediante una ley y que el Gobierno no debería tener un cheque en blanco para poder ejecutarlas.
La ley debe establecer plazos, condiciones y contenidos de los planes que podrían debatirse dentro de un proyecto de ley de modificación de las protecciones de desempleo, y de atención fundamentalmente a las necesidades de promoción del empleo. Por ello, consideramos que el Gobierno no debe actuar por su cuenta y riesgo sino que las políticas de promoción de empleo deberían tratarse en un debate en las Cortes Generales, distribuyendo además de alguna manera , tal y como prevé la Constitución, los principios de legalidad y, por tanto, de creación y desarrollo de la ley de aquellas medidas de coordinación y colaboración a ejecutar junto con las Comunidades Autónomas.
Por tanto, se propone transformar la habilitación en blanco al Gobierno por un mandato de las Cortes Generales que le inste a remitir el correspondiente proyecto de ley y elaborar así los planes de desarrollo de las actividades de lucha contra el desempleo, además de todo lo que signifique la renta social con un carácter universal y todas las políticas de reinserción en el mundo laboral.
Eso es todo. Esperamos sean atendidas nuestras enmiendas. Muchas gracias.


La señora PRESIDENTA: Gracias, Senador Albistur.
Los votos particulares números 7 y 8 corresponden a los Grupos Parlamentarios Socialista y Entesa Catalana de Progrés.
Para su defensa, tiene la palabra el Senador Romero.


El señor ROMERO CALERO: Gracias, señora Presidenta.
Efectivamente, voy a consumir un turno en la defensa de estos dos votos particulares, en primer lugar, de las enmiendas a las que la señora Presidenta ha hecho referencia y, en segundo lugar, para la vuelta al texto original que modificaba la enmienda número 230 del Grupo Parlamentario Popular.
Como no tengo mucho tiempo me voy a detener solamente en un par de consideraciones que quisiera hacer esta mañana aprovechando que casi estamos en familia porque en ocasiones en el fragor del debate se plantean cuestiones o se hacen algunas afirmaciones sobre las que me gustaría hacer alguna reflexión, especialmente en lo referente a la Seguridad Social.
La Seguridad Social es la parte sustancial de las enmiendas planteadas en este voto particular y, como bien saben sus señorías, es un logro, un reto y una conquista del conjunto de la sociedad española. Nosotros hemos presentado una enmienda concreta en relación con la dotación del fondo de reserva de las prestaciones contributivas y otra relacionada con la dotación o creación de un fondo de reserva relativo a las prestaciones por desempleo.
Mas allá de esas afirmaciones grandilocuentes que vienen siendo ya común en manifestaciones de determinados responsables del Partido Popular, que quieren hacer ver que la Seguridad Social ha sido un caos histórico agravado además con la gestión socialista y que sólo los gobiernos del Partido Popular han sido capaces de poner bastante orden, quiero recordarles la situación actual de la Seguridad Social y cuáles han sido los antecedentes más inmediatos, sobre todo porque me gustaría llevar al ánimo de sus señorías lo que a mi juicio es una paradoja verdaderamente llamativa, y es que mientras se produce el superávit actual de la Seguridad Social al mismo tiempo se está incrementando la presión contributiva por cotizaciones sociales y justamente en un período en el que las cuentas del subsector Estado en los Presupuestos Generales son deficitarias y a la vez se está planteando una reducción de la presión fiscal directa; es decir, a nuestro juicio, se está produciendo una contradicción.
Entre 1990 y 1995 las aportaciones del Estado a la Seguridad Social se incrementaron en un punto del PIB; de 1996 a 2000 han aumentado tres décimas y desde 1982 con el gobierno socialista se produjo una reducción de las cotizaciones sociales en algo más de tres puntos, como muy bien saben sus señorías, y los socialistas consideramos que las cotizaciones sociales a ese nivel suponían un impedimento o freno a la creación de empleo y se hizo un gran esfuerzo para reducirlas, cosa que, como también saben sus señorías, durante todos los gobiernos del Partido Popular no se ha vuelto a producir.
La presión contributiva por cotizaciones sociales en el sistema público español ha pasado del 9,5 por ciento del PIB al 9,9, es decir, se ha incrementado en cuatro décimas. Las cuentas del Estado en su conjunto se financian en este momento con cargo a las cotizaciones sociales en algo más de un 41 por ciento y con cargo a impuestos directos en poco más del 24,5 por ciento.
Ayer se hicieron afirmaciones que hay que situar en el contexto del fragor del debate parlamentario, por otra- parte sano, en el sentido de que la herencia socialista en Seguridad Social había sido una losa pesadísima. He de decir que no era una losa tan pesadísima y quiero recordar a sus señorías que no estamos ya en un sistema de Seguridad Social que contempla dos años de cotizaciones para el cálculo de la pensión, que fue con lo que nos encontramos los socialistas. Por tanto, en la actualidad son necesarios 15 años de cotizaciones para el cálculo de la pensión, cosa bastante más razonable en un sistema moderno de previsión pública de Seguridad Social y también quiero recordarles que fue un excelente ministro de Trabajo socialista,

Página 3914


José Antonio Griñán, quien impulsó el Pacto de Toledo, que ha dado como consecuencia que el conjunto de la sociedad española, no el Partido Socialista ni el Partido Popular, la Unión General de Trabajadores, Comisiones Obreras o la Confederación de Empresarios, repito, el conjunto de la sociedad española aborde de otra forma la Seguridad Social.
Por tanto, en este contexto desde 1999 se está produciendo un superávit importante en la Seguridad Social por una serie de razones a las que me referiré dentro de un minuto que naturalmente no son ajenas a determinadas políticas. Pero, como vimos ayer y ha quedado de manifiesto de una manera muy clara, el incremento del empleo resultante es verdaderamente frágil. No me atrevo a hacer una afirmación porque ayer comentó en esta Cámara un ministro del Gobierno, alguien que se supone extremadamente responsable e informado, que los socialistas sabíamos mucho de fragilidad en el empleo porque habíamos abordado la reconversión de Sagunto. Mayor disparate no cabe porque si los socialistas no hubiéramos abordado la reconversión de Sagunto de ninguna manera se hubiera podido plantear no sólo este esquema de Seguridad Social sino también muchísimos otros aspectos del desarrollo económico y social y me refiero a la reconversión de Sagunto en términos simbólicos porque también hay muchas otras desgraciadamente que tuvimos que abordar.
Por tanto, según datos de la Intervención General del Estado, entre los años 1999 y 2002 las previsiones presupuestarias estiman que el superávit de la Seguridad Social va a superar el billón 700.000 millones de pesetas, repito, de acuerdo por un lado con los datos de las cuentas consolidadas e información de la Intervención General y, por otro, con las previsiones de las autoridades presupuestarias.
Pues bien, poco más de un tercio de ese superávit se ha dedicado ya, o está previsto que se dedique, a la dotación del fondo de reserva en una cantidad de algo más de 570.000 millones de pesetas. Y el resto, señorías, es decir, la diferencia entre lo que se dedica al fondo de reserva y el superávit que genera la Seguridad Social, se está dedicando a financiar las cuentas del Estado. Esa es una realidad incuestionable, porque, como es lógico, el dinero no se puede volatizar.
En un período expansivo del ciclo económico como el que hemos estado viviendo, que además ha venido acompañado de un comportamiento demográfico especialmente favorable para el tema que estamos abordando, la incorporación de las cohortes demográficas de la guerra civil está suponiendo ahora una reducción muy importante del incremento anual del número de pensiones. Así, entre 1986 y 1990 estábamos por encima de las 150.000 pensiones más cada año, siendo el punto álgido 1986, en que el número de pensiones se incrementó por encima de las 180.000. Pero desde entonces no han dejado de descender, y nos encontramos con que en 2001 fueron 84.017 las nuevas pensiones que se incorporaron al sistema, mientras que en 2002 van a ser 72.400 pensiones.
Pero, señorías, eso no va a ocurrir siempre. Los estudios a ese respecto están hechos, se trata de estudios solventes, e indican que se va a producir un punto de inflexión en la curva, es decir, un crecimiento demográfico importante, que va a suponer un aumento del número anual de pensiones. Esta situación ya se preveía en el Pacto de Toledo, pero hay que materializar esa previsión.
Los temas relativos a la Seguridad Social abordan cuestiones sensibles sobre las que caben interpretaciones diferentes y distintas políticas, todas ellas legítimas, porque las urnas dan la legitimidad para gobernar, pero también para hacer oposición. Pero la descalificación sistemática de la oposición sobre la base de actuaciones de Gobiernos anteriores es un recurso pobre que, desde luego, no hace ninguna aportación positiva al debate de un asunto tan sensible como es el de la Seguridad Social.
Por tanto, en este contexto planteamos que se aborde una dotación automática, una vez que se han ajustado las cuentas, para que los superávit en el sistema contributivo...


La señora PRESIDENTA: Senador Romero, le ruego que vaya concluyendo.
Luego tendrá oportunidad de intervenir en el turno de portavoces.


El señor ROMERO CALERO: Concluyo en 30 segundos, señora Presidenta.
En ese mismo orden de cosas, la enmienda número 361 plantea la creación de un fondo de reserva para el desempleo, porque una parte importante de los ingresos por cotizaciones por desempleo se destina, bien a financiar políticas de Estado, por ejemplo, las bonificaciones de los contratos en determinados tipos de contrataciones, bien a financiar los complementos de mínimos. Y ya sé que se me va a contestar que hay una dotación para complementos de mínimos, que nosotros saludamos, pero la consideramos insuficiente. Por eso planteamos que haya una dotación del fondo de reserva para el desempleo.
Como no me he podido referir expresamente al resto de las enmienda las doy por defendidas.
Muchas gracias.


La señora PRESIDENTA: Gracias, Senador Romero.
Antes de entrar en el turno en contra y en el turno de portavoces deben defenderse las tres propuestas de modificación correspondientes a las enmiendas del Grupo de Convergència i Unió, que se han presentado con los números de registro 26.902 a 26.904.
Para su defensa, tiene la palabra el Senador Cambra.


El señor CAMBRA I SANCHEZ: Muchas gracias, señora Presidenta.
Paso a defender, muy brevemente, estas tres propuestas de modificación al Título II, de lo social. La primera propuesta de modificación, con el número 26.902, pretende posibilitar una prórroga de nueve meses adicionales en los contratos temporales de inserción que se hacen por parte de los poderes públicos.
La propuesta de modificación número 26.903 se refiere a un tema que también se recoge en otras enmiendas a este proyecto de ley, y en el que también se incidió ayer, durante el debate del proyecto de ley de presupuestos. Se

Página 3915


trata del SOVI, y a través de esta propuesta pretendemos eliminar la incompatibilidad que existe actualmente entre la percepción de una pensión del SOVI y una pensión de viudedad. Nos estamos refiriendo a las pensiones más bajas y con menos poder adquisitivo, por lo que creemos que sería conveniente eliminar, repito, la incompatibilidad existente actualmente.
Por último, la propuesta de modificación número 26.904 pretende que las políticas de inserción laboral vinculadas a la renta activa de inserción sean desarrolladas por las Comunidades Autónomas con competencias en esta materia.
Muchas gracias.


La señora PRESIDENTA: Gracias, Senador Cambra.
Para turno en contra, en nombre del Grupo Parlamentario Popular tiene la palabra la Senadora Martín Mendizábal.


La señora MARTIN MENDIZABAL: Muchas gracias, señora Presidenta.
En cuanto a la enmienda número 135, presentada por el Senador Quintana, efectivamente, hay que ir avanzando en la equiparación entre el régimen general y los regímenes especiales. Y precisamente eso es lo que se ha venido haciendo. El Pacto de Toledo así lo establece, y precisamente algunas de sus propuestas están recogidas en el acuerdo social de este año y se llevarán a cabo a lo largo del ejercicio siguiente. Me refiero a las prestaciones por accidente de trabajo, al 20 por ciento de la prestación por incapacidad permanente o total cualificada. Por tanto, como digo, se va a continuar avanzando en ese sentido, pero con la prudencia y los ritmos que establece el acuerdo social de 2001.
Por lo que respecta a la enmienda número 136, si me lo permite, me referiré a ella cuando haga mención de la enmienda número 362, del Grupo Socialista.
En relación con la enmienda presentada por la Senadora De Boneta, hay que decir que la figura del socio trabajador de carácter temporal en las cooperativas no se recoge en todas las Comunidades Autónomas. Por tanto, extender la prestación de desempleo con carácter general tendría como consecuencia que hubiera diferentes prestaciones en diferentes territorios, y no nos parece adecuado que una prestación de desempleo se territorialice. Además, con ello se primaría el trabajo temporal, cuando la política del Partido Popular está en la línea de primar el trabajo estable y el trabajo indefinido. Por otro lado, si a una cooperativa le hiciera falta un trabajador temporal por determinadas circunstancias podría contratarlo conforme a la contratación vigente en la actualidad.
Por lo que se refiere al resto de las enmiendas presentadas por los Senadores Cámara y Cabrero, como bien se ha explicado, proponen el incremento de la duración y la cuantía de la prestación por desempleo contributivo. Y además, se hace por dos vías: una, porque se propone más dinero directamente, y otra, por entender que el trabajador desempleado perceptor de ese desempleo contributivo no tendría que pagar cotizaciones a la Seguridad Social. Por otra parte, también se propone un incremento del número de beneficiarios.
Pues bien, todo ello nos devolvería a la situación anterior al año 1992; y no voy ahora a explicarlo, pero la situación no es la misma. En cualquier caso, hay que tener en cuenta que las prestaciones por desempleo han de aproximarse lo más posible a las rentas netas dejadas de percibir por el trabajador desempleado, porque lo contrario no incentivaría la búsqueda de un empleo.
Otro bloque de enmiendas propone incrementar directamente la cuantía, la duración, y el número de beneficiarios del subsidio por desempleo a nivel asistencial. En este caso hay que decir lo mismo: no consideramos lógico que un trabajador que esté percibiendo un subsidio por desempleo reciba más que un trabajador ocupado que esté percibiendo el salario mínimo.
Por otra parte, también nos llama la atención que cuando habla usted de este subsidio no se refiera en ningún caso a que el trabajador tenga que realizar cursos de formación, a ofrecérselos o a no hacerlo, ni tampoco al hecho de que acepte o no; parece que da igual, lo cual no nos parece bueno para el trabajador, para la Seguridad Social, ni para la sociedad en su conjunto.
En cuanto a las enmiendas presentadas por el Grupo Parlamentario de Senadores Nacionalistas Vascos, debo decir que evidentemente compartimos la finalidad de la enmienda número 90, que ha explicado el Senador Albistur, y cuyo objetivo, si no he entendido mal, es que las personas víctimas de violencia doméstica puedan percibir desempleo cuando se ven obligadas a abandonar su trabajo. Consideramos que esta enmienda es de gran interés, sin embargo creemos que es preciso pensar algo más, al menos sobre su forma, pues debería modificarse no sólo la Ley General de Seguridad Social, sino también el Estatuto de los Trabajadores, y asimismo, existe cierta indefinición que habrá que concretar y matizar en cuanto a la forma de acreditar la situación de violencia doméstica. Pero insisto en que sí compartimos la idea.
A las enmiendas números 92 y 93 le voy a contestar, si usted me lo permite, junto con la número 362 del Grupo Parlamentario Socialista. Creo que su señoría ha hecho referencia exclusivamente a estas tres.
Por lo que respecta a las enmiendas presentadas por el Grupo Parlamentario Catalán en el Senado de Convergència i Unió, pretenden hacer compatible la pensión de viudedad de la Seguridad Social con la del SOVI. Comprendemos el fondo pues es cierto que las pensiones del Seguro Obligatorio de Vejez e Invalidez son las más bajas del sistema, pero con este planteamiento estaríamos creando algún tipo de agravio o situación incorrecta, pues usted pretende hacer compatible la pensión de viudedad de la Seguridad Social con el SOVI, pero no ha pensado en una compatibilidad de la pensión de viudedad del SOVI con el resto de las pensiones de jubilación o incapacidad del Sistema de la Seguridad Social.
Hay que reconocer que éste es un sistema a extinguir, es residual, y tiene unas normas propias de reconocimiento, convivencia y compatibilidad específicas, pero también quiero recordarle que desde 1996 ha sido una de las pensiones

Página 3916


que más se ha incrementado, aunque siempre será poco.
En cuanto a la enmienda que solicita que se especifique la renta activa de inserción que será gestionada por la Administración competente en materias de políticas activas de inserción, quisiera decirle que no aporta ningún valor añadido, es decir, ello es así por el Estatuto de Autonomía, por las normas de transferencias y las políticas activas lo va a desarrollar, aunque estemos hablando de la renta activa de inserción.
Así pues, nos parece que tampoco era necesario introducir esta enmienda.
En cuanto a las enmiendas del Grupo Parlamentario Socialista, entiendo que se ha centrado básicamente en el fondo de reserva. Si usted lo desea, después podemos entrar en cada una de las enmiendas, pero de momento voy responderle a la número 362, sobre renta activa de inserción. Entendemos que la disposición final quinta de la Ley General de Seguridad Social habilita al Gobierno en materia de protección al desempleo, que es lo que estamos haciendo aquí. Es cierto que se podría hacer de otra forma, pero también es correcto así. Por otro lado, nos parece necesario realizar una evaluación de la eficacia y efectos de este tipo de políticas para darle después una regulación definitiva.
En cuanto al resto de enmiendas, se ha centrado básicamente en la enmienda que se refiere al fondo de reserva. Quisiera decirle, simplemente, que parto de la base de que ésta es una situación que requiere del esfuerzo de todos y que el Pacto de Toledo es de todos los grupos políticos, algo que comparto y negarlo equivaldría a una mentira.
Sin embargo, también quiero que reflexione sobre cómo estaba antes y cómo está ahora la Seguridad Social. En 1996 la Seguridad Social tenía una deuda de 500.000 millones de pesetas, y no voy a entrar en el porqué de ello, ya que en materia de pensiones hay que hacer todo lo necesario para pagar a los pensionistas, pero desde luego ése es un dato a tener en cuenta. Y en aquellos momentos 500.000 millones de pesetas eran aproximadamente una nómina entera de pensiones, es decir, de 14 pagas una requería de un préstamo.
Por otro lado, me dice usted que ha cambiado mucho la forma de calcular la pensión de jubilación y de incapacidad. Sabe usted perfectamente que en 1985 pasó de 2 a 8, y yo le estoy diciendo que la deuda es de 1996, luego han transcurrido 11 años. Evidentemente se ha ido progresando en proporcionalidad, que es lo que dice el Pacto de Toledo. Lo que sucede es que la Seguridad Social no tiene actualmente préstamo ni crédito alguno para pagar ninguna deuda, pues éstas no existen. Eso sí, todavía estamos pagando el principal y los intereses de deudas generadas en los años 1991 a 1995, y puede ver usted en los presupuestos que es del orden de los 20.000 millones de pesetas anuales, motivo por el que no nos dedicamos a financiar gastos del Estado, financiamos prestaciones, pagamos incluso los intereses de aquellas deudas y hacemos un fondo de reserva.
Luego fíjese usted en cómo ha cambiado la situación. Pero, además, todo esto no se ha hecho, como se decía, recortando nada, sino incrementando prestaciones. No es el momento de entrar en ello, pero me gustaría recordar, para que no parezcan palabras vacías, cómo ha mejorado el tema de la orfandad, desde los 18 años, cómo ha mejorado la jubilación a los 60 años para trabajadores que se veían abocados a acceder a la jubilación, cómo ha mejorado la viudedad respecto de las personas que no estaban en alta, cómo ha mejorado la prestación por maternidad, cómo han mejorado los contratos de formación en cuanto a prestación de incapacidad temporal, y cómo han mejorado las pensiones mínimas, que son, evidentemente, las más desfavorecidas del sistema. Si usted se fijo, verá que tenemos a las viudas de menos de 60 años con cargas familiares que han mejorado un 59 por ciento, pero sin centrarme sólo en eso, diré también que el resto ha mejorado desde un 19 a un 21 por ciento con carácter general.
Por tanto, ésa es la situación de la Seguridad Social, y además, insisto, tenemos un fondo de reserva que estará en torno a 500.000 millones. Así pues, hemos pasado detener deuda a contar con un fondo de reserva y a mejorar las prestaciones, evidentemente, con el esfuerzo de todos y siguiendo las líneas del Pacto de Toledo, algo que no le voy a discutir ni muchísimo menos, pero es cierto que por suerte o por desgracia quién ha implantado el Pacto de Toledo y lo ha hecho realidad ha sido el Gobierno del Partido Popular, y además, de la forma que le parecía más correcta, a través de acuerdos con los agentes sociales tanto en 1996 como en el 2001.
Nada más, y muchas gracias. (Aplausos en los escaños de Grupo Parlamentario Popular.)

La señora PRESIDENTA: Gracias, Senadora Martín Mendizábal.
¿Algún grupo desea intervenir en turno de portavoces? (Pausa.) En nombre del Grupo Parlamentario de Senadores Nacionalistas Vascos tiene la palabra el Senador Albistur.


El señor ALBISTUR MARIN: Gracias, señora Presidenta.
El haber sido demasiado organizado en la defensa de las enmiendas y separar bloques me ha hecho olvidarme completamente de una enmienda muy importante, la número 94, con la que planteamos la armonización de los porcentajes de las pensiones de viudedad y de orfandad precisamente para un colectivo tan significativo e importante como al que anteriormente me he referido en la enmienda número 90, las víctimas del terrorismo, que según cuándo se produjeron los gravísimos hechos tuvieron un tratamiento diferente por este concepto. Creo que es motivo de solidaridad que la sociedad española hiciera con todas las víctimas del terrorismo, con todos los que han sufrido consecuencias gravísimas por actuaciones de terroristas, una equiparación en cuanto a la percepción de sus pensiones, rompiendo la desarmonización que las fechas --algunas fechas ya de 20 años-- están estableciendo respecto a este colectivo. Eso queríamos plantear en la enmienda número 94, que por una cuestión de orden me he saltado, pensando que entraba en el título siguiente.


Página 3917


Quisiera contestar brevemente a la señora Mendizábal y agradecerle que estén de acuerdo con la enmienda 90. Me imagino que con esta que acabo de defender también lo estarán y nos gustaría que por lo menos esta enmienda fuera acogida. Tiempo para que se estudien las modificaciones y las adecuaciones correspondientes hay.
En relación a todo lo que pueda ser la acreditación, en sus palabras hay una cierta contradicción con las campañas de denuncia que actualmente están promoviéndose, porque si de lo que se trata es de que las mujeres que se encuentran desamparadas y desprotegidas salgan a la calle y expresen sus problemas para que puedan ser conocidos por la policía, por un juez o por la institución social correspondiente, en este caso toda esta política de tener derecho al desempleo por dejar el trabajo para la búsqueda de mayor protección, ser acogidas por las políticas de atención al desempleo podría ser un motivo para apoyar la denuncia y dejar clara cuáles la posición en la que se puede encontrar cada mujer y para poder contribuir a la campaña de desarraigo de esta pésima situación en la que se encuentran muchísimas mujeres.
Por esa razón nosotros entendemos que introducir esta política en los presupuestos este año aparte de que sería un hito importante con las campañas que actualmente se están realizando y con la mentalización de la sociedad, significaría una completa protección a la mujer, que ya de por sí está maltratada y sufre una gravísima discriminación social.
Muchas gracias.


La señora PRESIDENTA: Muchas gracias.
¿Algún otro grupo desea intervenir en turno de portavoces? (Pausa.) Por el Grupo Parlamentario Socialista, tiene la palabra el Senador Romero.


El señor ROMERO CALERO: Muchas gracias, señora Presidenta.
Antes no he podido hacer mención expresa al voto particular que presenta el Grupo Socialista y Entesa Catalana de Progrés para que se vuelva al texto original, modificado por la enmienda número 230 del Grupo Popular.
El tema, aunque pueda parecer un poco farragoso y un poco técnico, tiene unas consecuencias muy directas, muy inmediatas y muy concretas. Es decir, cuando se produce una contingencia que da derecho a una prestación, si el empresario que no había cumplido con sus obligaciones de alta, de cotización, etcétera, opera inmediatamente la actuación de responsabilidad de la Seguridad Social o de las entidades gestoras --independientemente de que vayan contra el empresario que haya podido incurrir en esa situación-- reconociendo las prestaciones a las que el trabajador hubiera tenido derecho una vez que se ha producido esa contingencia. Una cosa es quién es en última instancia el responsable de pagar y otra cosa distinta es quién garantiza la prestación. En última instancia el responsable será el empresario, pero quien garantiza la prestación al trabajador debe ser la Seguridad Social o las entidades.
Eso está ocurriendo así porque así está en nuestro ordenamiento jurídico.
La enmienda que introduce ahora el Grupo Popular pretende una cuestión muy concreta, la limitación de la cuantía de la prestación, exclusivamente. Otras cuestiones que se tendrían que abordar, relativas a la regulación normativa, no se abordan en la enmienda. Es decir, al limitar la cuantía de la prestación lo que se está haciendo es hacer recaer sobre el trabajador una responsabilidad que le es completamente ajena. El trabajador no puede asumir consecuencias que se derivan de una actitud no ajustada a derecho del empresario que le emplea. No es razonable, no es lógico que se limite la prestación a la que da derecho la contingencia porque el empresario no ha cumplido con sus obligaciones.
Por tanto, creemos que la introducción de la enmienda del Grupo Popular en el Senado empeora notablemente el texto que vino del Congreso de los Diputados, que no contemplaba esta posibilidad. El hecho de que los trabajadores vean mermados sus ingresos como consecuencia de una actuación que en absoluto le es imputable, que le es absolutamente ajena, vulnera gravemente los derechos de los trabajadores.
Independientemente de que se produzcan cambios en el orden técnico y en el orden del funcionamiento del día a día de esta norma, si se llegara a aplicar, tal y como está recogido en la enmienda del Grupo Popular, ¿quién establece la prelación del acreedor? ¿Cómo se establece la prelación del acreedor, del trabajador o de la Seguridad Social sobre el empresario, sobre la parte de prestación que el trabajador no está percibiendo y que parece que el trabajador podría reclamar al empresario? Pero la Seguridad Social también va a reclamar al empresario la deuda de la que es acreedora y, ¿cómo se establece la prelación en esa escala de acreedores? Se marcan una serie de cuestiones que, a nuestro juicio, hacen mucho más enrevesado todo este tema. Creemos que solamente tiene una pretensión de equilibrio financiero de la Seguridad Social, pero en este caso a costa de los derechos de los trabajadores, que así ven mermadas sus prestaciones. Por tanto, por eso es por lo que pedimos que se vuelva al texto original.
Muchas gracias.


La señora PRESIDENTA: Gracias, señoría.
Turno del Grupo Parlamentario Popular. La Senadora Martín Mendizábal tiene la palabra.


La señora MARTIN MENDIZABAL: Gracias, señora Presidenta.
Quería decirle al Grupo de Senadores Nacionalistas. Vascos que lo que yo le he entendido al Senador Albistur no es lo que entiendo al leer la enmienda, porque la enmienda que acaba de explicarnos parecía que quería equiparar las pensiones de orfandad y viudedad a todas las víctimas del terrorismo. Lo que dice la enmienda es: «... las pensiones de viudedad y orfandad a percibir por las personas incluidas en el ámbito de aplicación de esta ley --coma--, incorporando también a quienes fueron víctimas de actuaciones violentas perpetradas desde los poderes públicos o con su connivencia...». Yo quiero decirle que esto no es lo mismo. Por lo tanto, sólo quería reflejar aquí que

Página 3918


esto es una cosa y víctimas del terrorismo es otra y las pensiones de viudedad y orfandad de víctimas del terrorismo están perfectamente armonizadas.
En cuanto a lo comentado por el Senador Romero, del Partido Socialista, quería decir que aquí no se produce ningún problema, a nadie se le deja desamparado. Usted sabe perfectamente que cuando un empresario no paga sus cotizaciones tiene un derecho a un anticipo porque no va a pagar los platos rotos, por decirlo de alguna forma, el trabajador. Ese es el anticipo de prestaciones. ¿Quién es responsable del anticipo? Quien tenga la cobertura de la contingencia de la situación de que se trate. A partir de ahí, si el empresario no paga, no hay ninguna prelación de nada. La Tesorería General de la Seguridad Social reclamará por las cotizaciones no abonadas y, por otra parte, el trabajador habrá pedido el anticipo al INSS o a la mutua o a quien sea y estará percibiendo ese anticipo, que para que se anticipe, anteriormente habrá tenido que declararse la insolvencia del empresario en un procedimiento administrativo o judicial.
Por lo tanto, una cosa es la reclamación por parte de la Tesorería de las cotizaciones a la empresa, y otra la reclamación del trabajador en un procedimiento en el que se declara responsable a una empresa. Y la Seguridad Social, como le van obligar, porque así se establece en la ley, a efectuar ese anticipo, también reclamará a la empresa el capital coste de esa prestación de la que le han hecho responsable, con lo cual no hay ningún problema de operación. Aquí lo que se está haciendo es, conforme a la propia naturaleza del anticipo, limitar la cuantía a percibir, pero, fíjese que el límite está en dos veces y media el salario mínimo interprofesional, estamos hablando de una prestación del orden de 170.000 pesetas, con lo cual es un límite suficientemente amplio y que puede cumplir perfectamente con las garantías y las funciones del anticipo, pero también con garantías para la propia Seguridad Social.
Nada más y muchas gracias.


La señora PRESIDENTA: Gracias, Senadora Martín Mendizábal.
Terminado el turno de portavoces pasamos al debate de las enmiendas presentadas al Título III, artículos 36 a 47. En primer lugar, el voto particular número 3 presentado por la Senadora De Boneta y Piedra, que corresponde a la enmienda número 119.
Tiene la palabra la Senadora De Boneta.


La señora DE BONETA Y PIEDRA: Muchas gracias, señora Presidenta.
Esta enmienda, similar a las presentadas por otros grupos políticos, formalmente es una adicción al artículo 42, ahora 47 del proyecto de ley de medidas fiscales, administrativas y del orden social después del Dictamen de Comisión, y pretende que lo dispuesto en el apartado correspondiente del artículo 47 en relación con la edad de jubilación de los funcionarios del Cuerpo Nacional de Policía se extienda a los funcionarios de todas las policías autónomas. Nombramos en particular a la Ertzaintza, pero obviamente lo que queremos decir es que todas las policías integrales deben tener un tratamiento equitativo en cuanto a la edad de jubilación.
Gracias, señora Presidenta.


La señora PRESIDENTA: Gracias, Senadora De Boneta.
Voto particular número 2, para cuya defensa tiene la palabra el Senador Quintana.


El señor QUINTANA GONZALEZ: Muchas gracias, señora Presidenta.
Defenderé las enmiendas números 137 y 138 que versan sobre la misma cuestión desde diferentes ámbitos. En la enmienda número 138 proponemos eliminar la posibilidad de extender la jubilación del personal al servicio de las administraciones o instituciones públicas hasta los 70 años, marcando la edad de jubilación forzosa a los 65. Y en la enmienda número 137 proponemos establecer con carácter de permanencia y, por tanto, de manera definitiva, el régimen de jubilación anticipada de los cuerpos docentes no universitarios, sacándolos de su actual provisionalidad.
Yo sé que tales propuestas me van a servir para poder discutir una vez más con mi paisano y amigo, el Senador Barquero, sobre la utilidad de las personas una vez que sobrepasan los 65 años, pero de lo que se trata no es de darles utilidad, sino de ubicarlas adecuadamente en una función para la que la sociedad los precise. Estaremos de acuerdo en que el cúmulo de sabiduría que se puede tener con esa edad, permite perfectamente, y no sólo permite sino que debería hacer, que el Estado sintiera la obligación de buscar nuevas ocupaciones a la gente que cubre esa edad para seguir prestando un servicio a la sociedad y a ellos mismos. Por otro lado, consideramos totalmente ilógico permitir que se continúe en la misma actividad laboral, cuando seguramente se está desperdiciando un caudal de conocimiento y de capacidad de trabajo que sería perfectamente aprovechable en otros ámbitos. Lo digo así para dar contestación a lo que en su día discutimos en la Comisión y para no tener que utilizar después el turno de portavoces, en lo que seguro será una documentada y entretenida controversia por parte del Senador Barquero.


La señora PRESIDENTA: Gracias, Senador Quintana.
El voto particular número 1, del Grupo Parlamentario Mixto, corresponde a las enmiendas números 34 a 50 y 118.
Para su defensa tiene la palabra el Senador Cámara.


El señor CAMARA FERNANDEZ: Muchas gracias, señora Presidenta.
Expresaré rápidamente la defensa de las enmiendas y, en particular, de una para la que parece ser que en su momento el grupo mayoritario nos hacía una proposición de carácter transaccional, y que se refiere fundamentalmente al Catastro. La disposición vigésimo octava de la ley 98, de 30 de diciembre, de medidas fiscales establece la creación del Cuerpo Técnico de Hacienda y del Cuerpo Técnico de Auditoría y Contabilidad del Estado, en los que se integrarían los funcionarios del Cuerpo de Gestión de la Hacienda Pública en función de sus especialidades, y de esta manera

Página 3919


se produciría la incorporación automática, en uno u otro Cuerpo, de estos funcionarios que estuviesen en posesión de algunas de las especialidades de este cuerpo, a excepción de los funcionarios en posesión de la especialidad de gestión catastral.
Por todo ello, doy por defendidas las enmiendas, pero quiero preguntar especialmente al Grupo mayoritario respecto a esta enmienda, si existe esa enmienda transaccional que en su momento se me comunicó. Por tanto, me gustaría saber exactamente la posición del Grupo Parlamentario Popular, con el fin de conocer y saber a qué atenernos. Por lo demás, doy por defendidas el resto de las enmiendas.
Gracias.


La señora PRESIDENTA: Gracias, Senador Cámara.
Para la defensa del voto particular número 5, presentado por Coalición Canaria, tiene la palabra la Senadora Morales.


La señora MORALES RODRIGUEZ: Muchas gracias, señora Presidenta.
Nosotros presentamos un grupo de cuatro enmiendas, todas ellas referidas a la modificación de un artículo de la Ley 26/1994, con las que de alguna manera intentamos mejorar la regulación de la segunda actividad del Cuerpo Nacional de Policía.
Muchas gracias.


La señora PRESIDENTA: Gracias, Senadora Morales.
Pasamos al voto particular número 8, presentado por los grupos parlamentarios de Entesa y Socialista.
Para su defensa tiene la palabra el Senador Arjona.


El señor ARJONA SANTANA: Muchas gracias, señora Presidenta.
Vemos que de nuevo se utiliza la ley de medidas para modificar por un procedimiento rápido un número importante de leyes que afectan al Título III, del personal al servicio de las Administraciones Públicas. Esto no es algo que nos extrañe, pero con nuestras enmiendas pretendemos mejorar algunos artículos de la presente ley.
Así, la enmienda número 364 es de modificación al artículo 36, y se refiere a la integración de los funcionarios de los equipos psicopedagógicos en los cuerpos de profesores de Enseñanza Secundaria con efectos desde 1 de enero de 2002, para aquellos que sean procedentes del Cuerpo de maestros y que tengan la titulación de licenciados en Psicología y Pedagogía. Se pretende regularizar la situación administrativa de estos funcionarios, cuyas necesidades se han venido manifestando ya en distintas resoluciones jurídicas y aprobadas por unanimidad en el Congreso y en el Senado.
La enmienda 365 es también de adición al artículo 37, en la que se pretende añadir un apartado que diga que en un plazo de seis meses se desarrollará el presente artículo, estableciendo los plazos y garantizando la igualdad de oportunidades del personal laboral fijo del CIEMAT que solicite la integración en la Escala de Investigadores Titulados de los organismos públicos de investigación. Con esta enmienda se pretende garantizar la transparencia del proceso.
La enmienda número 366 es de supresión del artículo 40, que propone la creación de los cuerpos de técnicos del Ministerio de Hacienda. La presentación del precepto por el que se crean los cuerpos técnicos de Hacienda sin presentar el estatuto orgánico de la Agencia, no nos parece aceptable.
La enmienda 367 de adición al Título III y se refiere a la creación de la Escala Ejecutiva de Especialistas en Seguridad Vial. Creemos que la Jefatura de Tráfico actualmente carece de un grupo de especialistas con un nivel suficiente de formación para realizar estos menesteres. Por ello, y dado el alto índice de siniestros de tráfico, creemos que es necesaria su creación.
La enmienda número 368 es de modificación del artículo 42 y se refiere a la jubilación voluntaria de funcionarios docentes. Se propone una nueva redacción, ya que creemos que el fin que persigue la LOGSE es propiciar jubilaciones anticipadas de los docentes mayores de sesenta años, por lo que es aconsejable prorrogar indefinidamente la opción actual y no limitarla al plazo de cuatro años.
La enmienda número 369 es de modificación del artículo 47 y se refiere a la regularización de la segunda actividad de los funcionarios del Cuerpo Nacional de Policía, proponiendo un nuevo punto Dos bis, con el que se pretende mejorar los servicios policiales.
La enmienda número 370 es de modificación del artículo 47, adicionando un nuevo apartado Dos ter, en el que se expresa que la situación de segunda actividad como consecuencia de lesiones o enfermedad producida en acto de servicio no debe mermar las retribuciones.
La enmienda 371 es de modificación al artículo 47, pretendiendo la adición de un nuevo punto Cuatro bis, referido a la aplicación de un nuevo régimen retributivo de los funcionarios del Cuerpo Nacional de Policía que antes de la entrada en vigor de la presente ley hayan pasado a la situación de segunda actividad.
La enmienda número 372 modifica el artículo 47 adicionando un nuevo punto Cuatro ter, referido a solicitar la vuelta al servicio activo.
La enmienda 373 la retiramos, ya que ha sido incorporada al Dictamen de la Comisión.
Muchas gracias, señora Presidenta.


La señora PRESIDENTA: Gracias, señoría.
Para turno en contra, tiene la palabra el Senador Barquero.


El señor BARQUERO VAZQUEZ: Muchas gracias, señora Presidenta.
La Senadora De Boneta, del Grupo Mixto, Eusko Alkartasuna, se ha disculpado porque, por razones particulares, tenía que ausentarse. No obstante, quiero contestar a la enmienda 119, respecto de la que tengo la sensación de que la Senadora De Boneta confunde la edad de jubilación de los miembros del Cuerpo Nacional de Policía con el pase a la segunda actividad. La edad de jubilación es la que es

Página 3920


para todos los funcionarios de las administraciones públicas de toda España. Ahora bien, el pase de los funcionarios del Cuerpo Nacional de Policía o de las policías autonómicas a la segunda actividad es una cuestión diferente. Entre las modificaciones que se introducen en la correspondiente ley de medidas fiscales, administrativas y de orden social se prevé la del paso a la segunda actividad para los funcionarios del Cuerpo Nacional de Policía, único Cuerpo policial sobre el que tiene competencias la Administración General del Estado. Por tanto, sobre situaciones similares que pudieran afectar a policías autonómicas, como pueden ser los Mossos d'Esquadra o la Erztaintza, tienen competencias las correspondientes Comunidades Autónomas. Y así, por ejemplo, consta en la Ley de la policía vasca, creo recordar que en los artículos 87 y siguientes, en los que precisamente se regula el paso a la segunda actividad de los miembros de la Erztaintza. Siento que no esté presente la Senadora para que aclarase esta cuestión. Creo que en esa enmienda hay una confusión --repito-- entre jubilación y paso a la segunda actividad, porque si no este portavoz no entiende la enmienda.
El Senador Quintana, del Bloque Nacionalista Gallego, insiste en las dos enmiendas que ya fueron objeto de debate en la Comisión. Agradezco las precisiones o matizaciones que ha realizado sobre el tema de jubilación obligatoria a los 65 años para los profesores de enseñanza no universitaria, pero insisto en los argumentos en los que abundé en la Comisión y quiero darle algún dato más. A partir de los 60 años hay sistemas para la aminoración de horas lectivas hasta los 65 años, edad a partir de la cual continuar o no en activo depende del propio profesorado, es decir, la continuación de la actividad profesional depende de la voluntad del profesorado.
Hecha esta matización, quiero también comentarle que pretender que la disposición transitoria novena de la LOGSE tenga un carácter indefinido, como ya manifesté en Comisión, puesto que hay otra enmienda en el mismo sentido del Grupo Parlamentario Socialista, entiendo que es una contradicción terminológica con lo que significa una disposición transitoria. Esta disposición transitoria novena recoge el espíritu con el que se intentó una renovación del profesorado hace doce o trece años, cuando se aprobó la LOGSE. Se cree conveniente seguir manteniendo esta posibilidad durante un período de cuatro años respecto de estos profesores con motivo de la renovación pedagógica, metodológica, de contenidos y curricular que esta Ley implica, para no gravar su continua actualización, reciclaje de conocimientos, etcétera. Pero pretender que una disposición transitoria tenga un carácter indefinido es ir contra la propia terminología y concepción legal técnica que significa el concepto de transitoriedad.
El Senador Cámara tenía interés respecto a la enmienda número 118.
Incluso, me ha hecho llegar el texto de una posible transacción en relación con el artículo 40.Dos.3. Le dije a su señoría que no tenía ninguna noticia de la aceptación de esta transaccional y, efectivamente, me pasan una nota ahora diciendo que no se acepta.
Sin entrar en la cuestión procedimental y, desde luego, agradeciendo en nombre de mi Grupo los esfuerzos que el Senador Cámara ha hecho por que terminase en buen puerto este intento de enmienda transaccional, he de decirle que la enmienda, que se refiere a la integración en el Cuerpo Técnico de Gestión Catastral de los funcionarios del Cuerpo de Gestión de la Hacienda Pública, se desestima porque la actualización de las relaciones de puestos de trabajo con equiparación de remuneraciones a las de otros funcionarios no está prevista en la Ley de Presupuestos, que sólo contempla este extremo cuando resulten imprescindibles por el contenido de los puestos de trabajo. La regulación que este artículo 40 hace de los nuevos cuerpos técnicos, Senador Cámara, tiene un carácter general; en cambio, la enmienda pretende regular aspectos concretos. Por tanto, técnicamente y por el nivel de concreción en que la enmienda abunda, parece que no debe ser admitida respecto a una norma de rango legal, sino más bien en una norma de rango inferior o reglamentario.
Las enmiendas que plantea la portavoz del Grupo de Coalición Canaria, la Senadora Morales, se refieren a modificaciones en la ley que regula el paso a la segunda actividad de los funcionarios del Cuerpo Nacional de Policía, y son las números 181, 182, 183 y 184. Todas ellas son rechazadas por la misma razón. Son enmiendas que traen causa unas de otra, de la primera precisamente.
El rechazo se fundamenta en que estas enmiendas desvinculan el cumplimiento, de edades del pase a la segunda actividad, con lo cual establecen un agravio con la Guardia Civil y con las Fuerzas Armadas e incluso con la situación de reserva; es la misma respuesta que se puede dar al resto de las enmiendas, pero he de decirle algo más general. El fundamento de la ley de la segunda actividad del Cuerpo Nacional de Policía es la edad. Las enmiendas que su señoría introduce cambian el fundamento, por lo tanto, cambian el hilo conductor y la columna vertebral de la ley de segunda actividad, es decir, son enmiendas --yo no sé si usted es consciente del calado de ellas-- de un calado mucho más profundo del que aparentemente parecen tener, con lo cual, abriríamos una segunda vía de segunda actividad para la que no está prevista la segunda actividad, sino otras situaciones que contempla tanto clases pasivas, como, en su caso, la normativa de la Seguridad Social, aparte de establecer situaciones de clara discriminación y de clara confrontación y agravios comparativos, repito, con Fuerzas Armadas, con la Guardia Civil y con la situación de reserva, concretamente, de las Fuerzas Armadas.
Por último, voy a tratar las enmiendas a las que ha hecho referencia el Senador Arjona, portavoz de los Grupos Parlamentarios Entesa Catalana de Progrés y Socialista. Empezaré por la enmienda 364, a través de la cual se pretende la integración de los funcionarios de los equipos psicopedagógicos en el Cuerpo de profesores de Enseñanza Secundaria. ¿Por qué rechazamos esta enmienda? Porque en nuestra opinión no procede la integración directa e inmediata de funcionarios, como son éstos, que pertenecientes a un cuerpo del grupo B pasaron a ocupar plazas en los equipos psicopedagógicos mediante concurso de méritos.
La integración que propone el texto del proyecto de ley es que se produzca mediante concurso-oposición, porque

Página 3921


consideramos que éste responde mejor a los principios de mérito y capacidad, que son los que deben regular sobre todo el acceso a los distintos cuerpos de la función pública. Señoría, lo que se entiende fácilmente es que quien ha entrado en un grupo determinado por méritos, siga entrando nuevamente por méritos más arriba y por méritos puede llegar al nivel superior, es decir, incluso a tenerla condición de catedrático de Enseñanza Secundaria. Esto no puede ser. En algún momento hay que pasar por el concurso-oposición, teniendo en cuenta, además, que ya se les beneficia: primero, se tiene en cuenta en el concurso-oposición la antigüedad y, en segundo lugar, es un concurso-oposición restringido.
Las previsiones que pretende introducir el Grupo Parlamentario Socialista con la enmienda 365 sobre el CIEMAT, en el sentido de garantizar la transferencia del proceso, nos parecen innecesarias.
Se rechaza también la 366 por lo siguiente: es verdad que existe por vía parlamentaria un mandato legal de la creación de cuerpos técnicos del Ministerio de Hacienda y un mandato legal de creación del Estatuto orgánico de la Agencia Estatal de la Administración Tributaria, pero de lo que no existe mandato legal y de lo que este Grupo no tiene en absoluto convicción alguna es de que ambas cuestiones tengan que cumplirse coetáneamente, y por eso precisamente, se rechaza la enmienda.
La enmienda 367 propone la creación de la escala ejecutiva de especialistas de seguridad vial. La vamos a rechazar, en primer lugar, porque no hay estudios que garanticen la eficacia que se pudiera derivar de la creación de este nuevo cuerpo; en segundo lugar, porque las funciones que se pretenden encomendar a este nuevo cuerpo parece que se vienen desempeñando correctamente por los correspondientes funcionarios que las vienen ejecutando y, en tercer lugar, he de decirle que la creación de nuevos cuerpos tiene que estar muy justificada y fundamentada porque, si no, iríamos contra el espíritu de la Ley 30/1984, de Medidas Urgentes para la Reforma de la Función Pública, ley que se aprobó bajo el Gobierno Socialista, y que lo que pretende como uno de los objetivos fundamentales es simplificar cuerpos y escalas. Si empezamos ahora a hacer proliferar cuerpos y escalas, estamos yendo contra uno de los objetivos básicos y vertebrales de esa ley que le estoy comentando.
El portavoz del Grupo Parlamentario Socialista ha hecho referencia a las enmiendas 369, 370, 371 y 372, que pretenden modificar los artículos correspondientes referentes a la ley que regula la segunda actividad del Cuerpo Nacional de Policía.
En cuanto a la enmienda 369, retribuciones propias de la segunda actividad, he de decirle que esta enmienda supondría una desincentivación de la ocupación con destino en la segunda actividad al reducir la diferencia entre las retribuciones sin destino y las de servicio activo.
He de decirle que cabe el servicio activo en la actividad normal y en segunda actividad pueden darse dos situaciones: segunda actividad con servicio o segunda actividad sin servicio, en expectativa de servicio.
Obviamente las retribuciones son distintas. Aparte de esta desincentivación que ocasionaría esta aminoración de las diferencias retributivas, he de decirle que con esta enmienda se produciría, sin ninguna duda, un agravio comparativo con la situación de reserva sin destino de la Guardia Civil o de las Fuerzas Armadas.
En la enmienda 370, que prevé el pase a la segunda actividad por insuficiencia psicofísica, se quiere introducir algo parecido a lo que pretendía introducir Coalición Canaria, es decir, un factor diferente que sin duda alguna distorsiona el sentido y los objetivos de la ley de segunda actividad y, aparte de las implicaciones económicas que ello tendría, esta enmienda puede dar lugar a una confusión entre segunda actividad y jubilación y, además, un agravio con la Guardia Civil y las Fuerzas Armadas, donde esta insuficiencia es motivo de pase a la situación de retiro y no a la situación de reserva; por eso digo que probablemente hay una cierta confusión conceptual, confusión, desde luego, importante en ese sentido con el pase a la segunda actividad o con jubilación.
La enmienda 371 pretende introducir un carácter retroactivo en el paso a la segunda actividad. Es decir, el carácter retroactivo que pretende la enmienda fuerza, sin duda también, situaciones de agravio comparativo al dar el mismo trato retributivo a funcionarios sujetos a distinto régimen.
No todos los que están actualmente en segunda actividad están sometidos al mismo régimen; concretamente, los que pasaron a segunda actividad conforme a la ley actualmente vigente, no a las modificaciones que vamos a aprobar ahora, tienen obligación de estar a disposición del Ministerio del Interior para pasar a situación de actividad en determinadas circunstancias, y de esta obligación están exentos los que pasaron a segunda actividad por la Ley 26/1994. De modo que esta distinción no la recoge esta enmienda, la confunde y, por ello, no la vamos a admitir.
La enmienda número 372 pretende que puedan pasar de la situación de segunda actividad al servicio activo quienes estén en edad inferior a la establecida nuevamente, y he de decirle, señoría, que dicha enmienda nos parece de muy dudosa efectividad, además de que habríamos de establecer un compromiso de permanencia en la situación de servicio activo y también un límite temporal de retroceso a la primera actividad; en consecuencia, es una enmienda que habría que concretar. Tiene además un claro impacto económico; cuando hablamos de aumentar plantillas, tenemos que tener en cuenta que las previsiones de aumento de las mismas que contiene la Ley de Presupuestos Generales del Estado --y concretamente el presupuesto que la Sección 16, del Ministerio del Interior, contempla-- están referidas a la actual situación. Si empezamos a realizar movimientos de pase de la segunda actividad al servicio activo, nuevamente nos encontraremos con que las previsiones que regula el capítulo retributivo, con la importancia cuantitativa que tiene, que es el Capítulo I, se verán desbordadas.
Por último, en cuanto a la enmienda número 373, que creo que no ha mencionado su señoría, tampoco haré yo ningún comentario a la misma. Por tanto, con la réplica a la número 372 termino este turno de posición en contra de las enmiendas.
Nada más y muchas gracias.


Página 3922


La señora PRESIDENTA: Gracias, Senador Barquero.
En turno de portavoces, tiene la palabra el Senador Cámara Fernández, en nombre del Grupo Parlamentario Mixto.


El señor CAMARA FERNANDEZ: Muchas gracias, señora Presidenta.
En este numeroso grupo de enmiendas sólo me he centrado en una, con la esperanza y en la creencia de que existía un nivel de acuerdo con el grupo mayoritario, que es la enmienda número 118. Esta enmienda pretendía, entre otras cosas, que el Ministerio de Hacienda procediera a la actualización de la relación de puestos de trabajo del Catastro. Lo cierto es que yo no he presentado una transaccional, pero a este Senador le llega, tanto en Madrid como en Palma de Mallorca, una propuesta de transacción discutida con los trabajadores del Catastro, que tiempo atrás habían tenido alguna movilización de carácter social en defensa de sus intereses. La información que me llega, contrastada posteriormente, es que el Ministerio le dice al Grupo Parlamentario Popular, a última hora, que no lo haga, y éste no lo hace. ¡Eso es una faena, señores del Grupo Popular! Este Senador dio el visto bueno a esta enmienda transaccional, según la información de que disponía --incluso con referencia al nombre de don Pedro Soto--, y comunicó su contenido a este colectivo, que dio su visto bueno, y, después, de lo dicho, nada. En cualquier caso, yo no voy a quedar mal; serán ustedes quienes queden mal, pero es una faena, repito, que no entiendo por qué se produce; al menos se debería haber avisado de que se iba a dejar en suspenso.
Señorías, la creación ex novo del Cuerpo de Gestión de Hacienda, especialidad Catastral, sin traer causa de la disposición adicional vigésimo octava de la Ley 30/1984, hace necesario, para dar cumplimiento a la misma, otorgar a estos funcionarios, que son los únicos que no quedan automáticamente integrados en ninguno de los dos cuerpos establecidos por la citada disposición adicional, el derecho de opción o, al menos, su regularización básica. Este colectivo queda fuera, cuando esta enmienda, así como la transaccional, venían a conformar un acuerdo con un colectivo, no con este Senador.
Puede que haya sido un error, una equivocación; habrá sido una excelente voluntad --estoy convencido-- del Grupo Parlamentario Popular, y especialmente de don Pedro Soto, de conseguir un arreglo, pero luego ha venido alguien del Ministerio y ha dicho que no, por los motivos que han sido. Yo pediría, para el futuro, una mayor sensibilidad a la hora de preparar los trabajos y poder comunicarnos convenientemente.
La discusión no está en cómo me llega a mí esta transaccional, pero lo cierto es que me llega por diferentes vías, y en especial por un colectivo que menciona que ha negociado con el Grupo Parlamentario Popular o con algún miembro de este Grupo parlamentario y, por tanto, contando con el visto bueno a esta enmienda transaccional. Siento mucho que no haya sido así, y espero que se produzcan seguidamente negociaciones con este colectivo, a fin de poder arreglar este desaguisado, ya que esta disposición lógicamente les deja fuera y necesitan estar ubicados en uno u otro Cuerpo lo antes posible.
Nada más y muchas gracias.


La señora PRESIDENTA: Gracias, Senador Cámara.
Tiene la palabra la Senadora Morales, por el Grupo Parlamentario de Coalición Canaria.


La señora MORALES RODRIGUEZ: Muchas gracias, señora Presidenta.
Simplemente quiero decirle al señor Barquero que sí soy consciente de lo que significa la modificación de la Ley 26/1994, pero lo que ocurre es que no somos coincidentes en la regulación de la segunda actividad. Por ello nosotros presentamos una enmienda, y tenemos derecho a presentarla, y ustedes tienen derecho a rechazarla si no están de acuerdo con ella.
Nada más y muchas gracias.


La señora PRESIDENTA: Gracias, Senadora Morales.
Tiene la palabra el Senador Varela, en nombre del Grupo Parlamentario Catalán en el Senado de Convergència i Unió.


El señor VARELA I SERRA: Muchas gracias, señora Presidenta.
Nuestro Grupo tenía una propuesta de modificación en este Título III, por medio de una enmienda --coincidente con otra defendida por el Senador Arjona-- referida a la integración del Cuerpo de maestros que están desempeñando las tareas de los equipos de orientación educativa y psicopedagógica en el Cuerpo de profesores de Secundaria. Hemos escuchado decir al señor Barquero que rechaza esta enmienda que pedía la integración de los funcionarios que están trabajando en estos equipos psicopedagógicos en el Cuerpo de profesores de Secundaria, y las razones que da son comprensibles: que han de hacer un concurso-oposición. Pero el señor Barquero debe saber que ya se aprobó en el Congreso de los Diputados una proposición no de ley en ese sentido hace años, es decir, que se debía hacer ese concurso-oposición restringido, y sin embargo aún no se ha convocado. Llevamos años pendientes de resolver esta situación, que es absolutamente injusta y que además va en contra del espíritu de ayudar ala carrera docente de los profesores; la Administración debe fomentar la carrera docente de los profesionales, en cualquier ámbito.
Unos maestros que han ganado su oposición, que luego hacen una licenciatura en Psicología o en Pedagogía, que hacen un concurso de méritos y que ahora están desempeñando un trabajo en los equipos de asesoramiento con otros funcionarios que son licenciados y que han ganado una oposición, sin embargo tienen un trato diferente, lo que les perjudica económicamente, además de ser una situación injusta a todas luces. Por tanto, hay que regular este punto, y si hace unos años se aprobó en el Congreso de los Diputados hacerlo por medio de un concurso-oposición, que se haga.
Pero, además, recientemente se ha producido un caso en la Administración del Estado, concretamente en sanidad,

Página 3923


mediante el cual se ha producido el acceso directo de esos funcionarios de sanidad, sin concurso-oposición, caso muy similar al que solicitan los maestros. Por ello, hay una doble causa de injusticia: en primer lugar, una situación que hace muchos años que se reclama se arregle, no se arregla, a pesar del acuerdo unánime en el Congreso de los Diputados y, en segundo lugar, el acceso directo de los funcionarios de sanidad, que es lo que se pide ahora para los maestros; en el caso de sanidad se ha concedido y aquí no. Lamentamos que no se acepte esta enmienda, pero urgimos al Gobierno a que ese concurso-oposición se haga en el año 2002, de manera inmediata.
Nada más y muchas gracias.


La señora PRESIDENTA: Gracias, señoría.
Por el Grupo Parlamentario Socialista, tiene la palabra el Senador Arjona.


El señor ARJONA SANTANA: Muchas gracias, señora Presidenta.
Quisiera intervenir, ante las manifestaciones del portavoz del Grupo Parlamentario Popular, respecto a algunas de las enmiendas presentadas.
Me quiero centrar en la enmienda 364. Como bien ha expresado antes el Senador Varela, es el momento de solucionar un asunto antiguo, que es necesario regular porque, además, existe el compromiso de todos los Grupos de hacerlo así. Creemos que es algo que no admite más dilación, porque la necesidad de regularizar la situación administrativa de estos funcionarios ya ha sido puesta de manifiesto por distintas resoluciones jurídicas e incluso aprobado por unanimidad, como se ha dicho antes, en el Congreso de los Diputados e incluso en este Senado. Rechazar esta enmienda no lleva a solucionar una injusticia, que está ahí. Aunque en cierta forma repito lo dicho por el Senador de Convergència i Unió, es algo que se ha hecho recientemente, pero a mucha mayor escala con los sanitarios, concretamente con el Cuerpo de Médicos y Sanitarios.
La enmienda 368 se refiere a la jubilación voluntaria de funcionarios docentes. Deseo hacer hincapié en que si se plantea el carácter indefinido no es ni más ni menos que intentando ser coherentes con la LOGSE, que es clara a la hora de propiciar la jubilación de los docentes, de propiciar esa jubilación voluntaria a los 60 años con el fin de que se produzca una renovación educativa, que es uno de los fundamentos de esta ley. Creo también que conduciría a aclarar esta situación, porque se regula suficientemente, para que esa opción que existe ahora mismo y que se prorroga sólo durante cuatro años pudiera darse de forma indefinida.
Tampoco coincidimos en el rechazo de la enmienda 370, que regula la segunda actividad del Cuerpo Nacional de Policía porque pensamos que, en este caso, si se fija una pensión extraordinaria del 200 por cien del haber regulador, el funcionario que se vea obligado a pasar a la situación de segunda actividad como consecuencia de lesión o enfermedad producida en acto de servicio, en ningún caso debería ver mermadas sus retribuciones, como sucede actualmente. Por eso consideramos que podría haber sido aceptada esta enmienda.
Muchas gracias.


La señora PRESIDENTA: Gracias, Senador Arjona.
En nombre del Grupo Parlamentario Popular y en turno de portavoces, tiene la palabra el Senador Barquero.


El señor BARQUERO VAZQUEZ: Gracias, señora Presidenta.
Senador Cámara, aparte de la razón técnica que le he dado y que es la que le repito, este portavoz, que se había hecho cargo del Título III de este proyecto de ley desde el inicio de su presentación en esta Cámara, nunca ha tenido conocimiento de esta prevista o proyectada transacción de su enmienda. Comprenderá usted que no he tenido nada que ver en cuanto a la cuestión metodológica de este asunto, pero si el acuerdo no ha llegado a buen puerto habrá sido sin duda alguna porque habrán existido razones motivadas importantes, lo cual no quiere decir que no pueda continuar la negociación y que, si el espíritu del Gobierno, por lo que se deduce de sus palabras, era ése, pueda llegarse a buen término, aunque no sea dentro de esta ley que vamos a aprobar.
Senador Varela, yo también estoy de acuerdo. Los acuerdos parlamentarios son para ser cumplidos. Además, creo que algo habíamos visto en la Comisión de Educación del Senado, si no recuerdo mal en la legislatura pasada, en relación con este asunto. Además, me parece que fue un tema que llevé yo, y me posicioné en contra de la integración inmediata y directa sin concurso-oposición. No sé a qué se refieren su señoría y el Senador Arjona cuando hablan de que estas integraciones inmediatas se han producido en el ámbito de la sanidad. Pero insisto: quiero recordarles que aquí las personas que se encuentran a cargo de los equipos psicopedagógicos ya han entrado sin ningún tipo de oposición, lo cual ha supuesto una situación excepcional ya que han entrado por un simple concurso de méritos. El que por un simple concurso de méritos vuelvan a integrarse nuevamente ya en un cuerpo funcionarial me parece que es un poco escandaloso, y más que escandaloso: técnicamente no está muy acorde con los principios de mérito y capacidad, que son los que han de regular el acceso a la Función pública, no sólo según las previsiones legales, sino la previsión constitucional. Ahora bien, eso no quiere decir que no esté de acuerdo con usted en que esto tenía que haberse hecho ya. Pero bien está que se recoja en el proyecto de ley, porque de esta forma creo que ya no hay ningún impedimento para que este concurso-oposición restringido se celebre, y que cuanto antes, mejor, para ocasionar el menor número de perjuicios posible.
Doy también por contestada la intervención del Senador Arjona en relación con esta cuestión. Sólo voy a hacer una matización. En este momento estoy de acuerdo con la defensa del Senador Varela, pero con una pequeña diferencia. Si no le he entendido mal, usted habla de que rechazar esta enmienda que plantean ustedes es una injusticia. No estoy de acuerdo con eso. A mí me parece que lo que sí es una injusticia es aceptar la integración directa e inmediata.


Página 3924


Es una visión distinta de cómo hay que acceder a la Función pública. No digo que esto no debiera haberse hecho antes ni que la actuación de la Administración central en este caso sea perfecta. Tampoco digo eso. Ahora bien, de ahí a aceptar que la situación, dado que no se ha hecho como ustedes pretenden que se haga, es una injusticia, eso sí que no se lo puedo aceptar. A mí me parece que su propuesta sí es una injusticia y supone un agravio comparativo para el resto de los funcionarios --yo incluido-- que hemos accedido a la Función pública de otra forma totalmente diferente. Y repito que no conozco el asunto concreto relativo a sanidad al que ustedes se refieren. Estoy hablando de esta cuestión concreta y específica, y creo que defender la posición del Gobierno en este asunto es absolutamente justo y coherente con los principios y las leyes que regulan el acceso a la Función pública.
No sé a qué viene tanto empeño en abrir con carácter indefinido una disposición transitoria: la novena de la LOGSE. Empiezo a sospechar que hay alguna intención más allá de las conclusiones que se derivan de la renovación del profesorado como consecuencia de la LOGSE. No entiendo cuál es la causa o la razón última en la que fundamentan su pretensión de que, trece años después de la aprobación de la ley, se dé carácter indefinido a una disposición transitoria para la que el Gobierno abre un período de cuatro años más. No lo puedo entender. Tenemos un período de previsión de cuatro años más, lo que no obsta para que, si fuese necesario, se abriese otro período. Pero le voy a decir más, y esto es de mi cosecha propia: si por mí fuera, no se abriría un período de más de cuatro años para esta transitoria novena. Esta es una cuestión de convencimiento personal. Yo sería más estricto de lo que ha sido el Gobierno. Cerraría ya la transitoria, porque los profesores que no han podido soportar la renovación o la carga lectiva han tenido tiempo de acceder a esa jubilación. Quienes en aquel momento tenían 48 años han tenido tiempo suficiente y de sobra para actualizar sus conocimientos y su sistema metodológico de enseñanza. Se lo digo sinceramente. Con 45, con 46 años, se puede estar en perfecta actitud, en perfecta disposición y perfectamente motivado para ponerse al día. Si no lo han hecho es porque no han querido. Repito que yo la habría cerrado ya.
Muchas gracias, señora Presidenta. Muchas gracias, señorías.


La señora PRESIDENTA: Gracias, Senador Barquero.
Terminado el turno de portavoces, pasamos al debate del Título V, artículos 59 a 79.
En primer lugar, voto particular número 2, presentado por el Senador Quintana. Para su defensa, tiene la palabra el Senador Cámara.


El señor CAMARA FERNANDEZ: Muchas gracias, señora Presidenta. La damos por defendida.


La señora PRESIDENTA: Gracias, señoría.
Voto particular número 1, correspondientes a las enmiendas números 52 a 56, del Grupo Parlamentario Mixto.
Tiene la palabra el Senador Cámara.
El señor CAMARA FERNANDEZ: Señora Presidenta, damos por defendido este grupo de enmiendas.
Gracias.


La señora PRESIDENTA: Votos particulares números 9 y 10, correspondientes a las enmiendas números 99 a 111 del Grupo Parlamentario de Senadores Nacionalistas Vascos.
Tiene la palabra el Senador Gatzagaetxebarría.


El señor GATZAGAETXEBARRIA BASTIDA: Muchas gracias, señora Presidenta.
Efectivamente, nuestro grupo parlamentario ha presentado una serie de enmiendas, unas de mayor entidad política que otras, algunas de ellas relativas al sector de hidrocarburos, en la medida en que pretendemos una mejora técnica en la regulación sectorial que las Cortes establecieron en la materia relativa a los hidrocarburos, y sobre todo en el decreto-ley que desarrollaba su liberalización, concerniente a que el gestor básico de la red principal --hay red principal y hay red secundaria--, en definitiva, el titular tradicional en España de la infraestructura, la Empresa Nacional del Gas, Enagas, tiene una reserva en su favor, establecida en una ley de las Cortes Generales, por la que ningún operador podrá participar en su capital social en más de un 35 por ciento. Nosotros pretendemos que esa previsión que se contiene sea de un 10 por ciento para intentar abrir más el mercado y, en definitiva, para no fijar posiciones de dominancia o de prevalencia en el mercado a ninguno de los operadores gasísticos que existen y que son accionistas de Enagas, que en definitiva es el gestor de la distribución del gas en España.
La siguiente enmienda va en la misma línea. Es de mejora técnica y con ella pretendemos incluir en lo que se llama actualmente la Comisión Nacional de Energía --que sustituyó tanto a la Comisión de Electricidad como a la relativa a materia de hidrocarburos-- ese órgano pluridisciplinar en sus dos vertientes que opera a través de órganos consultivos en Pleno y en Comisión y que se dé participación al gestor técnico anteriormente indicado.
Señora Presidenta, también hacemos referencia --aprovechando que el Gobierno también presenta la modificación de la Ley 30/1992-- a que la modificación de la regulación del procedimiento administrativo en cuanto al uso de lenguas distintas del castellano se establezca de una manera equilibrada entre el castellano y las demás lenguas oficiales existentes en el Estado, bien sean el gallego, el catalán, el valenciano o el euskera. Vemos que hay una distorsión, un vicio que merecería ser corregido aprovechando el debate de carácter general que suscita en la Cámara el Grupo Parlamentario Popular en cuanto al tratamiento de las lenguas en el procedimiento administrativo, otorgando un total equilibrio, una paridad, tanto al castellano como a las demás lenguas oficiales. Por, ello presentamos esta enmienda de modificación puntual de la Ley 30/1992.
En el mismo sentido nuestro Grupo plantea la problemática de las relaciones institucionales entre las administraciones públicas españolas y las instituciones comunitarias,

Página 3925


respecto de las cuales existe actualmente una regulación, el artículo 10 de la Ley 30/1992, que está originando unas distorsiones importantes, y es que muchos asuntos se quedan atascados en los despachos de los poderes centrales del Estado, con lo cual a veces se llega tarde a las instituciones comunitarias. Por tanto, planteamos dos alternativas para la regulación de tal materia: que pueda haber una relación entre las administraciones públicas y las Comunidades Europeas, además de con la Administración central, o que se establezca un procedimiento gradual en escalera de comunicación entre el Estado y las Comunidades Autónomas en esta materia.
Termino, señora Presidenta, manifestando que nuestra última enmienda hace referencia a una enmienda, también de adición, a la Ley 30/1995, a través de la cual pretendemos que aquellos profesionales de la Medicina que ejerzan sus labores mediante actuación por cuenta propia puedan optar a adscribirse, en lugar de al régimen de los trabajadores autónomos, a las mutualidades o a las mutuas obligatorias que cada una de las organizaciones profesionales reguladoras de las disciplinas de los respectivos sectores tenga establecido. Por eso presentamos esta mejora de adición al proyecto de ley que estamos debatiendo.
Nada más y muchas gracias, señora Presidenta.


La señora PRESIDENTA: Gracias, Senador Gatzagaetxebarría.
Para la defensa del voto particular número 5 del Grupo Parlamentario de Senadores de Coalición Canaria tiene la palabra la Senadora Morales.


La señora MORALES RODRIGUEZ; Muchas .gracias, señora Presidenta.
Tenemos presentadas una serie de enmiendas. La número 179 solicita la adición de un párrafo al artículo 53 por el que se pretende otorgar a los socios de las mutuas afectados la misma posibilidad que tuvieron en su día los socios de las mutualidades.
Asimismo hemos presentado la enmienda número 180, con la que queremos modificar también el artículo 53, enmienda que permite que el colegiado opte entre el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos o la entidad obligatoriamente establecida por los órganos colegiales antes del 10 de noviembre de 1995, fuera mutualidad o mutua.
Muchas gracias.


La señora PRESIDENTA: Gracias, Senadora Morales.
Voto particular número 6, del Grupo Parlamentario Catalán en el Senado de Convergència i Unió, que corresponde a la vuelta al texto remitido por el Congreso de los Diputados en lo no modificado por las enmiendas del Grupo Parlamentario Popular.
Para defenderlo tiene la palabra el Senador Cambra.


El señor CAMBRA I SANCHEZ: Muchas gracias, señora Presidenta.
Voy a utilizar básicamente este turno para defender las propuestas de modificación que se han presentado a la Mesa relativas a las enmiendas que se presentaron fuera de plazo.
Estamos en el Título V y estas propuestas de modificación son las números 26.909, 26.910 y 26.911. Voy a defender conjuntamente con ellas las propuestas 26.926 y 26.940 ya que hacen referencia al mismo tema que la número 26.911.
Con la propuesta número 26.909 pretendemos la incorporación de los mutualistas derivada de la negociación colectiva. Es una propuesta de modificación al artículo 59.
La número 26.910 es también de modificación a ese mismo artículo. Con ella pretendemos eliminar la posibilidad de revisión que el proyecto concede al Ministerio de Economía a las primas máximas que puede ofrecer una mutualidad.
En cuanto a las propuestas números 26.911, 26.926 y 26.940, que hacen referencia al personal investigador, queremos posibilitar una interconexión más activa entre el personal investigador de universidades y los centros de investigación del Estado o de las Comunidades Autónomas con las empresas tecnológicas participadas por las propias universidades o cuando estos investigadores impulsen la creación de su propia empresa.
Con estas enmiendas también se flexibiliza el régimen de incompatibilidades en este ámbito de la investigación.
Nada más y muchas gracias.


La señora PRESIDENTA: Gracias, Senador Cambra.
Pasamos a los votos particulares números 7 y 8 del Grupo Parlamentario Socialista y del Grupo de la Entesa, correspondientes a las enmiendas números 379 a 393.
Tiene la palabra el Senador López Carrasco.


El señor LOPEZ CARRASCO: Muchas gracias, señora Presidenta.
Señorías, las enmiendas que presenta el Grupo Parlamentario Socialista están justificadas porque este proyecto de ley que estamos debatiendo modifica sustancialmente leyes y decretos-ley, entre otros, la Ley de Régimen Económico del Trasvase Tajo-Segura, el Real Decreto-ley 8/1995, el texto refundido de la Ley de Aguas, aprobado también por Real Decreto Legislativo 1/2001, y asimismo modifica sustancialmente estas leyes.
Entendemos que esas modificaciones merecen un debate más profundo y más participativo que el que nos brinda este procedimiento de la ley de acompañamiento.
Esas modificaciones afectan los intereses de varias Comunidades Autónomas a las que ni el Gobierno ni el Partido Popular han tenido la consideración de dirigirse para pedirles sugerencias dado que todo ello afecta a los intereses de esas Comunidades Autónomas, pero hay que decir a la vez que eso también afecta a miles de ciudadanos, a miles de regantes, a usuarios del agua en general, del mismo modo que también afecta a decenas de ayuntamientos. Es decir, que de haberse podido recabar sugerencias y haberse producido un debate más profundo en el Congreso y en el Senado, hubiesen salido unas modificaciones más ajustadas a la realidad y ala defensa de los intereses de los ciudadanos.
Estas instituciones y estos ciudadanos se han

Página 3926


visto sorprendidos y se han visto perjudicados, y por ello nosotros rechazamos esas modificaciones, por no ser éste el cauce adecuado para producirlas.
Pero también rechazamos en nuestras enmiendas los procedimientos que el Gobierno del Partido Popular viene utilizando desde el año 1999 a través de esta ley de medidas fiscales, administrativas y del orden social, y me refiero a las declaraciones de interés general de determinadas obras públicas hidráulicas con destino a riego. Estas declaraciones, señores Senadores del Grupo Parlamentario Popular, no son meros trámites; así, como trámites, no están considerados en la ley que se refiere a esas declaraciones de interés general.
En el año 2000 ustedes propusieron la declaración de 72 proyectos de interés general; en el año 2001 volvieron a proponer otros 98 proyectos de interés general, y este año, en esta ley de acompañamiento para el próximo año, ustedes vuelven a meter la declaración de otros 88 proyectos de interés general; total: 258 proyectos de interés general. A mí me gustaría preguntar a sus señorías del Grupo Parlamentario Popular con quién han consultado estas declaraciones, con quién se han sentado a conveniar la realización de esos proyectos y su declaración. Porque si ustedes han hecho estas declaraciones y resulta que no han ejecutado todavía ni un solo proyecto de los que fueron declarados en el año 2000 ni los del 2001 --y van dos años con declaraciones y sin ejecuciones--, nos da la sospecha de que el Gobierno del Partido Popular con estos proyectos hace un brindis al sol y hace una campaña de propaganda política que no ejecuta pero sí la lleva a los medios de comunicación.
Además, si esos proyectos de declaración de interés general viniesen acompañados de una actividad de política hidráulica de regadíos del Gobierno desde 1996, tendrían una cierta justificación, pero vienen después de una paralización de realizaciones de proyectos hidráulicos; es decir, que vienen en trompa 258 proyectos sin que el Gobierno del Partido Popular haya realizado proyectos de nuevos regadíos desde 1996. ¿A cuento de qué vienen estas prisas, a cuento de qué tantas declaraciones sin consultar con los afectados? Pero es que además sospechamos de las buenas intenciones de realizar esos proyectos por el Gobierno popular cuando vemos que año tras año vienen rebajando en los presupuestos las partidas presupuestarias dedicadas a las transformaciones en regadíos. Así, en el debate en el que estamos estos días de los presupuestos para el año 2002 vemos que la partida que hay del 2001 para regadíos --los 39.800 millones de pesetas-- la rebajan ustedes ya para el próximo año a 30.000 millones de pesetas sin haber ejecutado estos proyectos --una reducción de más del 24 por ciento en aquello que tanto manifiestan ustedes para declarar de interés general--. Yo creo que no tienen ni interés general, ni interés particular, ni el más mínimo interés en llevar acabo los proyectos de regadío que están trayendo a estas Cámaras.
Y, para terminar, he de decir a sus señorías que ustedes, junto con el Gobierno del Partido Popular, están realizando una invasión de competencias que fueron transferidas a las Comunidades Autónomas en materia de obras públicas de regadíos, que fueron transferidas y que se contemplan en las leyes orgánicas de los Estatutos. En los Estatutos se contempla claramente y se refleja que antes de la declaración de interés general debe haber consultas, debe haber acuerdos o convenios con las Comunidades Autónomas afectadas, por lo que me gustaría que el Ministerio de Agricultura enviase a la Cámara los contactos y las consultas que ha tenido con las Comunidades Autónomas de acuerdo con el cumplimiento de los Estatutos de Autonomía. Ustedes, señores del Grupo Parlamentario Popular, ignoran estas competencias transferidas, se las saltan, yo diría que las desprecian y en algunos casos estamos viendo que coaccionan a la Comunidad Autónoma que discrepa en alguna argumentación sobre estas materias.
Así pues, señores del Grupo Parlamentario Popular, no solamente no consultan, sino que están dispuestos a ejecutar, estas obras sin coordinarse con las Comunidades Autónomas y en función de ello ya han creado ustedes unas sociedades estatales de infraestructuras agrarias --las conocidas SEIASAS-- que están actuando directamente con los regantes sin consultar en la mayor parte de los casos con la Administración autonómica, que es la que tiene la competencia de ejecución de esas obras --competencia que también se contempla en los Estatutos de Autonomía.
Por todo ello proponemos en nuestras enmiendas que antes de declarar de interés general --aunque sea un mero trámite según el concepto que tienen ustedes desde el Partido Popular, pero es un trámite que está reflejado en los Estatutos de Autonomía-- una obra hidráulica pública se convenie con la Comunidad Autónoma afectada; así lo recogemos en la enmienda número 388. Y yo les pregunto: ¿tanto esfuerzo les supone a sus señorías admitir esta enmienda, que se consulte con la Comunidad Autónoma que tiene las competencias transferidas? Pero también proponemos que en las sociedades estatales del agua constituidas haya una representación de la Comunidad Autónoma afectada; se están haciendo allí obras de interés del Estado --de la Administración central, de la Comunidad Autónoma y en muchos casos del ayuntamiento-- y les pedimos que en esas sociedades estatales del agua haya una representación de la Comunidad Autónoma. Y yo les pregunto: ¿les supone a sus señorías tanto esfuerzo admitir esta enmienda del Grupo Parlamentario Socialista? Pues bien, espero que reflexionen y que accedan a estas peticiones, a estas enmiendas del Grupo Parlamentario Socialista. Y doy por defendidas todas las enmiendas que mi Grupo ha presentado a este Título V.
Gracias.


La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, Senador López Carrasco.
En turno en contra en este Título V, tiene la palabra el Senador Soto.


El señor SOTO GARCIA: Muchas gracias, señora Presidenta.
Lamento no haber podido oír al señor Cámara defender algunas de las enmiendas ya que tenían cierto fuste y son de interés indudable. Además, han coincidido varios Grupos, fundamentalmente el Grupo Parlamentario de Senadores

Página 3927


Nacionalistas Vascos y algún otro en lo relativo a la ordenación de los seguros privados.
El Grupo Parlamentario Mixto pretendía ampliar la posibilidad que el actual ordenamiento jurídico brinda a ciertas mutualidades de previsión social para actuar como alternativas a la afiliación y al alta en el régimen especial de la Seguridad Social de los trabajadores por cuenta propia o autónomos, el denominado RETA.
Teniendo en cuenta que la disposición adicional decimoquinta, que es la que se pretendía modificar, ha sido objeto de una nueva redacción por la Ley 50/1998, no parece que la exclusión de las mutuas haya sido en ningún caso un olvido, sino una decisión consciente del legislador.
Por lo tanto, no se considera conveniente seguir introduciendo modificaciones al régimen de encuadramiento de los profesionales libres colegiados con nuevas incorporaciones que propicien el quedar al margen del alta en el citado RETA a nuevos colectivos, ya que de esta manera se estaría ampliando más la cobertura por parte de entidades, hoy necesariamente privadas --como son las mutuas y las mutualidades desde el 10 de noviembre de 1995--, lo que iría contra el propio sistema obligatorio de Seguridad Social que preconiza el artículo 41 de la Constitución. La Seguridad Social se caracteriza por ser, además de pública, obligatoria, mientras que las mutuas y mutualidades son voluntarias y libres y, por lo tanto, no deben ampliarse las posibilidades de opción que pretende el Grupo Parlamentario Mixto y dos Grupos más de la Cámara.
Las enmiendas números 185 y 186, del Grupo Parlamentario de Senadores de Coalición Canaria, pretenden asignar a la Brigada del Cuerpo Nacional de Policía adscrita al Banco de España el apoyo al mismo en las medidas de protección contra la detección de billetes y monedas falsas denominadas en euros.
Esta enmienda quizá resulte obvia, dado que la Brigada debe lógicamente tener estas competencias. No obstante, entendemos que lo obvio posiblemente no dañe, por lo que esta enmienda número 185 podría ser aceptada por nuestro Grupo, y de cara a la votación veremos en qué términos.
En cuanto a las enmiendas del Grupo Parlamentario de Senadores Nacionalistas Vascos, me voy a referir a las números 100 y 101.
La número 100 pretende reducir la participación máxima de cualquier persona física o jurídica en el capital social del gestor del sistema de Enagas del 35 al 10 por ciento. Entendemos que esta propuesta habría analizarse una vez que Enagas, hasta ahora propiedad al cien por cien de gasNatural, configure una nueva estructura societaria y adapte su objeto social a la nueva actividad.
En relación a la 101, relativa al sector de hidrocarburos, se pretende aumentar en un miembro el Consejo Consultivo de Hidrocarburos para incorporar al gestor técnico del sistema, así como aumentar en un miembro la Comisión Permanente del órgano consultivo para acoger precisamente a este gestor técnico. Debemos decir que actualmente Enagas está representada en el Consejo Consultivo de Hidrocarburos por su director de distribución y transporte precisamente como representante de los transportistas. En lo sucesivo, entendemos que este director de distribución puede actuar como representante del gestor técnico en el Consejo Consultivo y en su Comisión Permanente.
Me voy a referir a las enmiendas defendidas por el Senador Carrasco.
Señoría, entiendo que el debate en profundidad lo está teniendo usted permanentemente en las declaraciones de interés general de las obras de regadíos. Estoy de acuerdo con usted en que estas declaraciones no son de ninguna manera meros trámites, que tienen una importancia muy grande.
Pero también es cierto que es un instrumento jurídico clave incorporarlas en una competencia del Estado --no nos equivoquemos--, en este caso a la ley de acompañamiento. No se trata de ninguna propaganda pese a que, efectivamente, el listado sea muy largo y muchas de estas obras tardarán en iniciarse y en concluirse. Evidentemente eso es así. Ahora bien, todas estas obras requieren, para poder ser iniciadas de una forma lógica y sensata, precisamente de cara a la gestión de la obra, de esa declaración de interés general. Si no se hace esa declaración de interés general, señor Carrasco, va a ser muy difícil la gestión ordinaria de la obra en su tramitación administrativa.
Por lo tanto, es un requisito imprescindible, importante y, además, que denota el compromiso de la Administración del Estado en relación con las obras que se declaran de interés general.
Ese compromiso no se puede vincular directamente al presupuesto porque, obviamente, para ejecutar esa obra se requiere una serie de acuerdos con el sector, con las Comunidades de Regantes, con las propias Comunidades Autónomas, donde van a ser ejecutadas estas obras, que requieren la financiación de todos estos entes para poder ejecutarlas en condiciones.
Eso lleva sus trámites, su tiempo y su negociación.
¿Con quién se ha consultado la inclusión de estas obras en la declaración de interés general de esta ley? Yo entiendo que se ha consultado con casi todos. (El señor López Carrasco hace signos negativos.) Es posible que alguno se haya quedado fuera, no se lo discuto, señor Carrasco. Al menos en su Comunidad usted sabrá de entidades que no se hayan consultado pero, con carácter general, las propias Comunidades Autónomas están al tanto de estas declaraciones de interés general, están al tanto la mayor parte de las Comunidades de Regantes, que son la mayor parte de las afectadas y, por supuesto, están al tanto los sindicatos agrarios y otros organismos representativos del sector que tienen relación directa con la ejecución de las obras de regadíos. (El señor López Carrasco hace signos negativos.) Esto al menos es así en lo que yo conozco, usted me podrá decir que no.
En cualquier caso, la paralización de los proyectos de regadío no puede admitirse en su boca. Usted puede decir lo que quiera, pero las obras de regadío se van ejecutando y el retraso que pueda haber en estas ejecuciones de obras obviamente no sólo, depende de la Administración del Estado, como usted muy bien sabe, sino que depende de la voluntad del propio Gobierno regional donde estén esas obras y también, por qué no decirlo, de los propios regantes, Comunidades de Regantes, etcétera, que obviamente tienen que aportar la parte de financiación que les corresponda

Página 3928


en la ejecución de las mismas, no solamente de las obras principales sino sobre todo de las complementarias de regadíos. A veces es difícil poner de acuerdo a tantas partes, y no solamente depende de la voluntad --en este caso de la Administración del Estado--, sino que depende de la voluntad de todos los demás, y cuando esa voluntad es firme y decidida la obra se ejecuta. Y para eso es necesario y obligado esta declaración de interés general. Es muy sencillo, señor Carrasco, y usted lo conoce perfectamente.
En cuanto a las sociedades estatales del agua, yo no estoy en contra ni a favor de que en ellas estén o no representadas las Comunidades Autónomas, lo que digo es que las sociedades estatales del agua son entidades mercantiles y, por lo tanto, se rigen por la Ley de Sociedades Anónimas, es así de sencillo, concretamente por el actual texto refundido de la Ley de Sociedades Anónimas. Y el artículo 123 de este texto refundido atribuye a la Junta General el nombramiento del Consejo de Administración. Deje usted que se cumpla la ley y los miembros del Consejo de Administración serán los que determinen la Junta General.
Si usted quiere modificar las sociedades estatales del agua, en primer lugar, tendrá que denominarlas de otra manera y, en segundo lugar, entenderá que la Ley de Sociedades Anónimas les será de aplicación en la medida que usted modifique la composición y estructura de estas sociedades estatales del agua. Es así de sencillo.
No quiero cansarles a ustedes al considerar, que estamos debatiendo enmiendas que en su momento se vieron en la Comisión pero, en cualquier caso, señor Carrasco, usted ha centrado el debate de todas sus enmiendas --algunas de ellas importantes-- en un aspecto muy puntal, muy instrumental, como es la declaración de interés general de las obras de regadío. Puede que a usted le conmueva especialmente este tema pero, evidentemente, la ley de acompañamiento tiene contenidos muy importantes que, lamentablemente, no hemos podido debatir.
En cualquier caso, le insisto en que el argumento que usted emplea es el mismo que le he oído en diversos Plenos, en Comisiones de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentación y, aunque no me parezca mal, la realidad de la gestión de las obras de regadío es la que es, por el hecho de dejar de incluir las declaraciones de interés general en el listado que figura en la actual ley de acompañamiento no van a hacerse las obras más rápidamente y, además, es obligatorio que figuren para poder empezar los trámites de gestión de las mismas.
Muchas gracias.


La señora PRESIDENTA: Gracias, Senador Soto.
Antes de empezar el turno de portavoces, tengo que aclarar que se ha producido un error y hemos comenzado a debatir el Título V sin haber debatido el Título IV.
El Grupo Parlamentario Mixto ha dado por defendidas sus enmiendas, pero luego podrán defenderlas cuando debatamos el Título IV. En el caso del Grupo Parlamentario de Senadores Nacionalistas Vascos, el Senador Gatzagaetxebarría ha defendido en su intervención las enmiendas al Título IV, cuando se estaba debatiendo el Título V; y, el Senador Soto, que ha hecho uso del turno en contra, le ha rechazado unas enmiendas que todavía no había defendido. Por todo ello, entiendo que la mejor solución es que la intervención del Senador Gatzagaetxebarría en lugar de figurar en el Título V, figure en el IV y luego tendrá la palabra el Grupo Parlamentario de Senadores Nacionalistas Vascos para defender sus enmiendas al Título IV.
En el caso del Grupo Parlamentario Socialista no hay ningún problema porque han hecho la intervención correspondiente a cada Título.
Dicho esto, pasamos al turno de portavoces.
Por el Grupo Parlamentario Mixto, tiene la palabra el Senador Cámara.


El señor CAMARA FERNANDEZ: Gracias, señora Presidenta.
Estoy hecho un lío, sinceramente. No he tenido ocasión de defender la enmienda número 51 que, si no me equivoco, corresponde al Título IV.


La señora PRESIDENTA: Senador Cámara, su señoría ha presentado la enmienda número 51, al Título IV. Ahora estamos debatiendo el Título V, pero luego tendremos oportunidad de debatir el Título IV

El señor CAMARA FERNANDEZ: De acuerdo, señora Presidenta.
Sigo dando por defendidas las enmiendas correspondientes al Título V.


La señora PRESIDENTA: De acuerdo.
¿Algún Senador desea intervenir en el turno de portavoces? Tiene la palabra el Senador Gatzagaetxebarría.


El señor GATZAGAETXEBARRIA BASTIDA: Gracias, señora Presidenta.
En su intervención inicial, según podrá comprobar en el «Diario de Sesiones», ha dicho que empezábamos a debatir el Título IV ¿Qué es lo que ha ocurrido? Por ejemplo, que como Convergència i Unió no ha presentado enmiendas al Título IV, ha entendido que estábamos debatiendo las enmiendas correspondientes al Título V. Quizá usted no estaba en ese momento pendiente del debate y ha admitido la defensa de esas enmiendas.
Por ello, no sé cómo articular la defensa ahora mismo y creo que lo mejor es dejarlo para un último turno, en el que haya más tiempo, en lugar de entrar en debates cruzados que, al final, solapen las intervenciones de los grupos sin que haya respuestas uniformes respecto a los asuntos de fondo.


La señora PRESIDENTA: Gracias, Senador Gatzagaetxebarría.
Tiene la palabra el Senador Cambra.


El señor CAMBRA I SANCHEZ: Gracias, señora Presidenta.


Página 3929


Sólo quiero aclarar que mi Grupo Parlamentario sí ha presentado propuestas de modificación al Título IV y que hemos advertido que se había saltado ese Título, pero nos hemos ceñido al debate, tal y como lo había ordenado la Presidencia.
Nada más y muchas gracias.


La señora PRESIDENTA: Gracias, Senador Cambra.
Tiene la palabra el Senador López Carrasco.


El señor LOPEZ CARRASCO: Gracias, señora Presidenta.
Señoría, no tengo ninguna fijación con las declaraciones de interés general. Cuando pedimos que se consulte a las Comunidades afectadas, a las que han sido transferidas unas competencias, sólo pretendemos que se cumpla con la ley.
Usted decía en Comisión que era un mero trámite, ahora dice que no es un trámite, que es un instrumento; en cualquier caso, me da lo mismo que lo llame trámite o instrumento, lo que hay que hacer es consultar con las Comunidades afectadas porque es un proyecto cofinanciado entre la Comunidad Autónoma y el Ministerio, no es una cuestión de fijación personal. La Comunidad Autónoma tiene competencias sobre las transferencias y sobre la ejecución de sus presupuestos y, desde otro ámbito, se está decidiendo sobre partidas presupuestarias de la Comunidad Autónoma. No es una cuestión de cortesía sino que tienen la obligación de consultar con una Administración a la que se va a obligar a cofinanciar, y que está cofinanciando todos los proyectos. Además, también se refleja en los estatutos de autonomía que los proyectos deben ser ejecutados por la Administración autonómica y no por una sociedad estatal ni por la Administración central, sin ese acuerdo o convenio con la Comunidad Autónoma.
Señoría, a varias Comunidades Autónomas no se les ha consultado sobre esta declaración de 258 proyectos de interés general, como tampoco conozco ninguna comunidad de regantes de España a la que se haya consultado para que presenten sugerencias sobre declaración de proyectos de interés general. No tengo constancia de que se haya consultado a ninguna comunidad de regantes para recabar esas sugerencias, tal y como su señoría ha señalado. ¿Sabe cómo se están enterando estas comunidades de regantes y las Comunidades Autónomas de esas declaraciones de interés general, que afectan a sus intereses particulares? Por el «Boletín Oficial del Estado», donde se publica la ley de acompañamiento. Ese es el cauce por el que se les está informando.
En relación con las sociedades estatales del agua, su señoría manifiesta que no está ni a favor ni en contra de que haya una representación de la Comunidad Autónoma en el Consejo de administración. Su señoría sí está en contra de esta representación en el caso de determinadas Comunidades Autónomas, como ocurre en Andalucía.
También dice su señoría que el hecho de que una Comunidad Autónoma esté o no representada es competencia del consejo de administración pero, por ejemplo, Patrimonio tiene el cien por cien de participación pública y, por tanto, es Patrimonio quien decide. Si usted nos remite ahora a Patrimonio, le tendré que preguntar qué partido político controla ahora Patrimonio.
Por tanto, ustedes están en contra de que haya representación de determinadas Comunidades Autónomas. En el caso del Duero, ustedes han incluido a Castilla y León; en el caso del Segura, ustedes han incluido a Murcia, etcétera. Me parece muy bien, pero deben hacer lo mismo con todas las Comunidades Autónomas, no se puede decidir que una sí, otra no, ésta es de mi partido, aquélla no lo es... Esto no es serio, señorías, y por eso queremos que se aplique a todas las Comunidades Autónomas: a aquellas en las que está gobernando el Partido Popular, el PNV, Convergència i Unió, el Partido Socialista o el partido que los ciudadanos hayan decidido en las urnas.
Por otro lado, las SEIASA están actuando por libre, sin consultar con la Administración, poniéndose en contacto con los regantes y, además, ofreciendo a cada comunidad de regantes condiciones distintas, mediante trapicheos y tratos particulares. Eso indica falta de rigor y de coordinación, y en un Estado democrático con un funcionamiento normal de las administraciones, éstas se deben poner de acuerdo para que exista coordinación y no se creen esas SEIASAS que están actuando, como digo, por libre, sin consultar con las administraciones competentes.
En lo referente a las modificaciones que plantean en este proyecto de ley, le tengo que decir que hay algunas muy sustanciales en una ley que se debatió a fondo en el año 1980 y en la que se produjeron acuerdos: la Ley del Régimen Económico de Explotación del trasvase Tajo-Segura. En aquel debate hubo acuerdos entre la UCD, el PSOE y los grupos políticos que componían entonces la Cámara, acuerdos que ahora ustedes modifican por la puerta trasera. Respétense ese debate, esos acuerdos y esos ciudadanos a los que les afecta esa modificación. Lo mismo digo respecto del texto refundido de la Ley de Aguas, que fue aprobado por Real Decreto-ley 1/2001 y Real Decreto-ley 8/1995. Si se tienen que hacer modificaciones, háganse, pero cuando se trata de modificaciones que afectan a miles de usuarios, a miles de ciudadanos de explotaciones agrarias, de ayuntamientos y de Comunidades Autónomas, si no se puede tener la delicadeza ni la sensibilidad política, de consultar con ellos, recojan sugerencias e introduzcan modificaciones con el estilo con que se hizo en 1980, es decir, con el acuerdo de diversos grupos parlamentarios.
¿Esto es mucho pedir? Yo creo que no. Les invito a que reflexionen y a que vayan por el camino de la participación y de la recogida de sugerencias.
Muchas gracias.


La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señoría.
Pido disculpas a la Cámara porque, repito, el error ha sido sólo mío.
Vamos a ver cómo salimos de él lo mejor posible.
En este momento, y antes de concluir el turno de portavoces con la intervención del representante del Grupo Parlamentario Popular, creo que sería útil --y vuelvo a pedir disculpas-- que le diéramos la palabra a1 senador Quintana, que no ha tenido oportunidad de defender sus enmiendas

Página 3930


antes, por culpa de que yo he dicho Título V cuando era el IV. Por tanto, si quiere hacer usa del turno de portavoces, puede hacerlo, y así le podrá responder el representante del Grupo Parlamentario Popular, pero si prefiere, puede hacerlo luego.


El señor QUINTANA GONZALEZ: Muchas gracias, señora Presidenta.
Me sirve perfectamente el turno que usted generosamente me concede ahora para defender las enmiendas que teníamos presentadas al Título V, y concretamente la enmienda número 140, en la que solicitamos poner fin a un beneficio fiscal que se sustanciaba en la reducción de hasta el 95 por ciento en el Impuesto sobre Bienes Inmuebles que recaiga sobre las autopistas de peaje, por considerar que hoy no se justifica la incidencia negativa que esto supone en la financiación de las Haciendas Locales, y que, por tanto, sería preciso modificar para acabar con ese beneficio fiscal.
La enmienda, número 141 propone la supresión de la disposición adicional vigesimotercera de la Ley 27/1992, con el fin de que se elimine el canon por la concesión de una lámina de agua para la instalación de bateas, por considerar que muchos de los adjudicatarios de estas concesiones lo eran ya en los años sesenta y setenta y, por tanto, no tiene justificación la continuidad de tal cobro.
Las enmiendas números 142, 143 y 144 intentan la remisión al régimen laboral ordinario y, por tanto, a la negociación colectiva de las autoridades portuarias y de los entes que están regulados por la Ley 62/1997.
Por último, la enmienda número 145 pretende dar respuesta a la especial situación jurídica y económica de las personas que son autopromotores de viviendas unifamiliares con destino a residencia propia y sin intención de transmitir la edificación promovida. Una defensa de una proposición de ley que el Bloque Nacionalista Galego hizo en el Congreso en su día, que fue parcialmente aceptada, da cabida a esta enmienda a la ley que ahora discutimos y que esperamos se pueda aprobar, en coherencia con la actitud mostrada aquel día en el Congreso.
Muchas gracias.


La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, Senador Quintana.
En el turno de portavoces, en nombre del Grupo Parlamentario Popular, tiene la palabra el Senador Soto.


El señor SOTO GARCIA: Muchas gracias, señora Presidenta.
Podemos dar vueltas a lo mismo todas las veces que usted quiera y más, yo simplemente le digo que vengo de La Rioja. En el anexo de la ley de acompañamiento hay ocho o diez regadíos de mi Comunidad Autónoma. He visto otros tantos regadíos o más de Aragón, y he visto prácticamente todos los regadíos de la Confederación Hidrográfica del Ebro. Ahí se ha consultado a todo el mundo, y ustedes, en las Comunidades donde gobiernan, tienen que demostrar capacidad para dialogar, que es algo muy sencillo y muy sensato. Las comunidades de regantes de mi Comunidad, de La Rioja, están más que al tanto, no ya de la declaración de interés general, que es un aspecto no anecdótico, sino técnico e instrumental, de carácter jurídico, de todas y cada una de las horas de regadío que van incorporadas a este anexo, lo quiera usted o no. Sensibilícense ustedes para lograr un mayor diálogo con las confederaciones hidrográficas correspondientes o con las sociedades estatales del agua correspondientes. La del Ebro mantiene un diálogo permanente incluso con alguna Comunidad Autónoma gobernada por el partido político al que usted representa, y nunca podrán decir que no se les ha consultado, así de claro. Usted puede mantener el diálogo que quiera, pero ésa es la realidad.
En cuanto a la participación o no, yo le decía que la participación en estas sociedades, evidentemente, mientras estén configuradas como sociedades estatales --como la propia palabra dice-- y de participación absoluta del capital a través de Patrimonio, es obvio que quien designa al Consejo de administración es la Junta general de accionistas, así de claro. Si se le quiere dar otra posición, búsquese otra fórmula, pero no venga usted diciendo que en unas sí y en otras no, a lo mejor en las que no hay representación es porque no tienen interés en estar ahí para construir sino para otras cosas. Es así de claro, y vamos a decirlo así, porque si no hablamos claro no se nos va a entender. Señor López Carrasco, todo se andará, también la participación en esas sociedades de las Comunidades Autónomas, como parece lógico, a medio plazo. Habrá que cambiar la actual estructura jurídico-técnica y jurídico-organizativa.
En relación con las enmiendas que ha propuesto el Senador Quintana, quiero decirle que el asunto de la exención del IBI es reiterativo respecto de las autopistas. No debemos entrar ahora en un aspecto concreto de la financiación local cuando estamos negociando --y ahí está el grupo técnico de la Federación de Municipios y Provincias y de los propios organismos estatales-- un nuevo modelo de financiación local que va a estar en vigor con toda seguridad de aquí a un año o poco más. Como es obvio, el Gobierno ha decidido que la financiación de los entes de las corporaciones locales se realice de otra manera. Por tanto, no sería bueno introducir alguna distorsión en las negociaciones, que tienen que ser claras y precisas en lo que se refiere a la financiación local en el próximo año, y precisamente estas negociaciones tienen que establecerse sin estar presionados con la idea de que un día se va a admitir una enmienda con una exención o una aplicación concreta y al día siguiente se va a admitir otra. Yo creo que es mucho más lógico analizar con carácter general el panorama financiero de las corporaciones locales y regular de aquí a un año de una forma conjunta e integral lo que es la financiación local.
En cuanto a las enmiendas números 142, 143 y 144, relacionadas con la exclusión a los entes que regula la Ley de Puertos y de la Marina Mercante y de las limitaciones legales en materia de retribuciones, yo debo decirle algo muy fácil de explicar. Puertos del Estado y autoridades portuarias están realizando una actividad que es de carácter empresarial, de eso no cabe ninguna duda, pero también prestan un servicio de interés público.


Página 3931


En este sentido, su gestión debe tener en cuenta no sólo criterios de rentabilidad, sino que también ha de garantizar el mantenimiento de ese servicio público, como se establece por ley. Además, se hallan sometidos a un régimen de precios y tasas controlados, no fijándose exclusivamente por criterios de mercado, como puede suceder en otras empresas públicas o en las empresas privadas.
Por tanto, entiendo que el modelo de negociación colectiva que contempla la actual Ley de Puertos del Estado y de la Marina Mercante permite la formulación de acuerdos colectivos en el ámbito de cada autoridad portuaria, posibilitando una regulación diferenciada en función de las condiciones específicas de trabajo existentes en cada una de estas autoridades portuarias.
Señor Quintana, por todo ello, consideramos que el modelo actual respeta perfectamente la autonomía funcional y de gestión de las autoridades portuarias y el derecho a la negociación colectiva dentro de cada una de ellas, por lo que entendemos que cualquier modificación legal en este sentido supondría una distorsión.
Lamento la pequeña confusión que se ha producido, pero como el señor Gatzagaetxebarría se ha referido a una serie de cuestiones relacionadas con otras enmiendas, las he contestado sin entrar en si usted quería defenderlas de una u otra forma. Lo lamento, insisto, pero en cualquier caso ésa ha sido mi intención. Lo mismo ha sucedido al hablar de los seguros, sin entrar en el detalle o en la precisión que usted deseaba introducir en la defensa de su enmienda, que entiendo era al Título IV.
Muchísimas gracias.


La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señoría.
Reitero mis disculpas. A continuación, vamos a pasar al Título IV.
¿Desean intervenir los Senadores Cámara y Quintana o han dado por defendidas sus enmiendas? Tiene la palabra el Senador Cámara.


El señor CAMARA FERNANDEZ: Gracias, señora Presidenta.
Efectivamente, he dado por defendida la enmienda del Senador Quintana, pero no así la número 51.
Aunque ya se ha planteado en otros momentos de este debate, quiero defenderlo ahora porque presentamos un nuevo artículo 53 bis en relación con los planes, sistemas de empleo, etcétera, con respecto a las corporaciones, sociedades o empresas cuyos partícipes son empleados y los socios trabajadores de las cooperativas de trabajo asociado.
Se esta produciendo desde hace tiempo una situación discriminatoria de los socios trabajadores de las cooperativas de trabajo asociado a la hora de poder realizar planes de pensiones por el sistema de empleo; situación que normas recientes como la propia Ley de Cooperativas, de 16 de julio de 1999, ha salvado para otras instancias, por ejemplo en su artículo 86, o bien en el propio texto refundido de la Ley General de la Seguridad Social aprobado por Real Decreto legislativo, de 20 de junio de 1994, que los asimila al resto de los trabajadores a la hora de ser beneficiarios del sistema de protección social.
Con la adición del párrafo que presentamos, se pretende equiparar a las personas que en su calidad de socios trabajadores de una cooperativa de trabajo asociado vienen prestando su trabajo para la empresa, esto es, la cooperativa, permitiéndoles la posibilidad de ser partícipes de un plan de pensiones promovido por la empresa. Esta es la intención de la enmienda número 51, que espero sea aceptada por el grupo mayoritario de esta Cámara.
Muchas gracias.


La señora PRESIDENTA: Gracias, Senador Cámara.
La enmienda del Senador Quintana se ha dado por defendida.
Ahora estamos en el Título IV, enmiendas números 95 a 98.
Para defender las enmiendas del Grupo Parlamentario de Senadores Nacionalistas Vascos, tiene la palabra el señor Gatzagaetxebarría.


El señor GATZAGAETXEBARRIA BASTIDA: Gracias, señora Presidenta.
Voy a hacer una intervención general porque usted no ha sido la única persona que ha cometido un error; este Senador también lo ha cometido en la medida en que ha defendido enmiendas pertenecientes al Título V, por tanto, ha habido un cúmulo de intervenciones que han llevado al error final. Por ello, le quiero decir a esta Presidencia que en definitiva no solamente era usted la que ha suscitado esta confusión, sino que también este Senador y algún otro hemos entendido que estábamos defendiendo un Título cuando era el siguiente.
Voy a hacer pues una intervención general, insisto, en la que voy a dar por reproducidas las enmiendas ya defendidas en relación con el Título V del apartado anterior. Las enmiendas del Título IV las doy también por defendidas en la medida en que que el portavoz del Grupo Parlamentario Popular estaba presente en la Cámara; si no es así lo repetiría, pero como veo que el Senador Fernández asiente con la cabeza, creo que ha podido escuchar la argumentación de nuestro grupo parlamentario.
En lo que se refiere al Título V vamos a suscribir la parte que el Senador López Carrasco ha fundamentado en relación con las obras de interés general. Estamos totalmente de acuerdo. Nuestro Grupo Parlamentario ha presentado dos enmiendas a este respecto. Esta regulación de las obras de interés general no corresponde sólo a esta ley, también es la ley anterior; es una cuestión que se hereda, puesto que figuraba en los tiempos de Cosculluela y Borrell. Nosotros intentamos modificarlo y tampoco ellos quisieron hacerlo en ningún momento.
Por consiguiente, agradecemos esa flexibilidad porque se ha dicho que es mejor una mayor participación de las Comunidades Autónomas en la materia.
Suscribimos plenamente lo manifestado por el Senador López Carrasco sobre esta cuestión.
El portavoz del Grupo Parlamentario Popular ha dicho que no le demos tanta importancia porque es una cuestión

Página 3932


técnica. Nada de eso. Es una cuestión de trascendencia constitucional porque, en la medida en que las Cortes Generales declaren que una actuación pública con finalidad de regadío, de abastecimiento o de saneamiento es de interés general, se produce una traslación absoluta de competencias de los poderes autonómicos a los poderes centrales del Estado; por tanto, es una cuestión de gran envergadura política suscitada en la Ley de Aguas. Nosotros volveremos a hacerlo en la ley de acompañamiento y también tuvimos ocasión de debatirlo con ocasión del Plan Nacional de Regadíos.
Solicitamos que las Comunidades Autónomas participen no solamente en aquellos asuntos de su competencia porque aquí no tiene que intervenir el Estado, como dice la enmienda del Grupo Parlamentario de Entesa Catalana de Progrés, sino en todos los demás supuestos. La Ley de Aguas efectúa en este caso una clara precisión: el artículo 46.1 dice cuáles son los casos de interés general, hay una previsión «ex lege». El artículo 46.3 dice que en esos casos que no sean de interés general pueden declararse de interés general si lo solicita la Comunidad Autónoma. Estamos de acuerdo pera, ¿qué ocurre con todos los demás? ¿Qué es todos los demás? Todos los demás son 258 proyectos a los que se ha referido el Senador López Carrasco.
Por tanto, estamos de acuerdo: el artículo 46.1, previsión «ex lege»; el artículo 46.2 no cumple con esos requisitos pero hay una voluntad autonómica de que el Estado participe en su financiación. ¿Y todos los demás? Depende del albedrío político, de lo que las Cortes Generales determinen en cada momento lo que es interés general ¿Y qué es interés general? Es un concepto indeterminado y ha sido judicializado en el Tribunal Constitucional con la afirmación de que podrá determinarse si cada caso concreto es o no de interés general.
Nosotros planteamos una solución alternativa y es que las Comunidades Autónomas emitan un informe previo, aunque no sea vinculante, antes de que el Estado declare una obra de interés general. Por tanto, nos alegramos de estos posicionamientos del Grupo Parlamentario Socialista porque en épocas anteriores tampoco aceptaba esta posición política.
He de indicar al Grupo Parlamentario Popular que esto está suponiendo una modificación del estatus constitucional porque en el momento en el que una ley de las Cortes Generales ha hecho una declaración de esa naturaleza la competencia se traslada de los poderes autonómicos, a los poderes centrales del Estado.
Señora Presidenta, nosotros presentamos una serie de enmiendas de mejora técnica, como las números 104 y 105, y también la enmienda número 108, que hace referencia a la política de residuos puesto que se pretende una traslación al derecho interno de la Directiva del año 1999 sobre la gestión de los residuos, pero de una manera un tanto subrepticia.
Por tanto, es necesaria una traslación de esa directiva sobre la gestión de residuos, cuyo plazo para la adaptación al derecho interno español finalizó el pasado día 30 de junio, y que en este caso se realiza de manera tangencial y parcial a través de un artículo que interesa y que pretendemos corregir a través de esta enmienda de modificación.
Proponemos mejorar también la gestión de los vertidos, ya que existe un contrasentido porque una Comunidad Autónoma puede gestionar el vertido en su litoral cuando cae desde la tierra pero no cuando lo hace desde una embarcación que se encuentra en el litoral y entonces las facultades de gestión se trasladan al Estado.
Estas son en grandes líneas las enmiendas que nuestro Grupo Parlamentario ha presentado.
Y, para finalizar, pretendemos también una mejora en cuanto al régimen de protección de los prácticos para su inclusión en el Régimen General de la Seguridad Social porque unos están incluidos, los anteriores a la ley 27/1992, y otros no. Pretendemos corregir esa disfunción y, sobre todo, las comunicaciones marítimas porque la Ley General de Comunicaciones a contiene una previsión sobre la prestación de servicios de seguridad humana en la vida del mar y se hace un mandato a los poderes públicos para que presten ese servicio mientras exista la posibilidad de gestionarlo a través del servicio de radiocostera continuada, puesto que existe un convenio con Telefónica al respecto.
En estos momentos han cambiado los parámetros de gestión para el Estado, porque la Organización Marítima Internacional ha prorrogado hasta junio de 2005 la compatibilidad y la gestión del servicio de comunicación marítima y de seguridad del mar, tanto a través del sistema de socorro mundial como del sistema de radioescucha continuado. Por tanto, algo tendrán que hacer el Estado y el Gobierno respecto de la Ley de Telecomunicaciones, bien para prorrogar el actual contrato con Telefónica, bien para renovar ese contrato con otro grupo.
Para finalizar, señora Presidenta, anuncio que damos por defendidas las últimas tres enmiendas a este título, dado que mi compañero de Grupo que iba a defenderlas no se encuentra presente en estos momentos.
Muchas gracias, señora Presidenta.


La señora PRESIDENTA: Gracias, Senador Gatzagaetxebarría.
Voto particular número 8, correspondiente a los Grupos Entesa y Socialista.
Para su defensa, tiene la palabra el Senador Romero.


El señor ROMERO CALERO: Gracias, señora Presidenta.
Damos por defendidas nuestras enmiendas en sus propios términos.


La señora PRESIDENTA: Gracias, Senador Romero.
Para turno en contra, tiene la palabra el Senador Fernández.


El señor FERNANDEZ SANCHEZ: Gracias, señora Presidenta.
Después de este debate agrupado de los Títulos IV y V, que la Presidencia ha sabido resolver con mucha elegancia, vamos a centrarnos en las enmiendas que han presentado los distintos grupos, algunas de las cuales se han dado

Página 3933


por defendidas, por lo que también yo voy a ser breve --lo bueno si breve, dos veces bueno.
El Senador Cámara ha presentado una enmienda para la creación de un artículo 53 bis, enmienda que se refiere a los planes de pensiones en la sociedad de régimen cooperativista. Sin embargo, vamos a rechazarla porque está en estudio una nueva regulación de los planes de pensiones, y debe ser en dicho marco en el que se aborda el análisis de las medidas propuestas. El régimen de las sociedades cooperativas es muy peculiar, por lo que modificar una normativa determinada puede conllevar algunas situaciones que no puedan ser defendidas.
El portavoz del Grupo de Senadores Nacionalistas Vascos ha defendido algunas de sus enmiendas, centrándose en las correspondientes al Título V. Ya el compañero portavoz que me ha precedido en el uso de la palabra se ha referido a varias de ellas; por tanto, sólo me voy a limitar a matizar algunos de sus contenidos.
Por ejemplo, dicho Grupo ha presentado una enmienda de modificación del apartado 5 del artículo 151 de la Ley de Contratos de las Administraciones Públicas, modificación que se justifica desde el punto de vista de su mejora técnica. Sin embargo, se observa que el plazo previsto para resolver la impugnación, según la nueva redacción, pasa a ser de diez días. Por otra parte, se ha modificado lo relativo a la actuación efectuada en términos que tampoco son equivalentes. Por tanto, entendemos que no puede aceptarse dicha enmienda.
Y como el resto de los grupos no ha matizado el contenido de sus enmiendas, e incluso en algunos casos las ha dado por defendidas, al haber sido ya rechazadas en Comisión, damos ahora por reproducidos los argumentos que allí expusimos para reiterar su rechazo.
Muchas gracias.


La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, Senador Fernández.
Abrimos turno de portavoces.
¿Algún grupo desea intervenir? (Pausa.) En primer lugar, por el Grupo Mixto, tiene la palabra el señor Cámara.


El señor CAMARA FERNANDEZ: Gracias, señora Presidenta.
Nuestra enmienda relativa a los planes de pensiones por razón de empleo pretende potenciar el trabajo asociado, que está discriminado. Por tanto, se propone que ese colectivo de trabajadores se asimile al resto a la hora de ser beneficiarios de este sistema de protección social, que ya se contempla en otras leyes, que prevén esa cobertura. Porque lo que no se contempla fundamentalmente es que sean partícipes, como socios trabajadores de cooperativas de trabajo asociado, de planes de pensiones por el hecho de ser trabajadores que cuenten ya con esos planes.
Usted me ha contestado que ésta no es la ley adecuada para incluir esta propuesta, pero no lo entiendo, porque muchos de nosotros ya hemos dicho que esta ley es un cajón de sastre en la que se modifican todo tipo de materias, lo que en algunos casos resulta muy difícil de entender. Por tanto, usted puede argumentar en otro sentido esta propuesta de Izquierda Unida, pero no decir que no cabe introducirla en esta ley y que es más conveniente recogerla, por ejemplo, en la Ley de Cooperativas, porque repito que en este texto se modifican leyes de todo tipo. Insisto, pues, en que argumente usted otra cosa.
En cualquier caso, sigo defendiendo esta enmienda, a pesar de que usted haya dicho que van a rechazarla; por cierto, con una argumentación que me ha parecido pobre, y perdóneme la expresión, aunque con buena y intención.
Gracias.


La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, Senador Cámara.
En nombre del Grupo de Senadores Nacionalistas Vascos, tiene la palabra el Senador Gatzagaetxebarría.


El señor GATZAGAETXEBARRIA BASTIDA: Gracias, señora Presidenta.
El portavoz del Grupo Popular ha anunciado que rechazará todas las enmiendas de nuestro Grupo. En este sentido, en la primera parte de nuestra intervención nosotros ya hemos argumentado de forma suficiente por qué pretendemos, al albur de la modificación de la Ley 30/1992, lograr la equiparación del castellano con el resto de las lenguas oficiales en el procedimiento administrativo.
Señorías, ¿por qué cuando en un procedimiento administrativo de la Administración del Estado hay dos o más administrados, y uno de ellos quiere utilizar el castellano y otro, por ejemplo, el valenciano o el gallego, el expediente administrativo se tramita en castellano? ¿Por qué se hace? Es necesario lograr la igualdad de las lenguas, porque tan oficial es el castellano o el valenciano como el gallego o el catalán.
Por ejemplo, imagínense que se está tramitando un expediente en el Gobierno Civil de Valencia y que un señor quiere que se tramite en valenciano, pero la autoridad correspondiente del Gobierno Civil le dice que sólo puede hacerse en castellano. ¿Por qué? Nosotros pretendemos que se tramite en ambas lenguas, es decir, que en las Comunidades Autónomas no haya ninguna primacía del castellano sobre el resto de las lenguas oficiales. Porque si en Valencia, por ejemplo, durante la tramitación de un expediente administrativo en el órgano que he citado prevalece el castellano, no ocurre lo mismo en la Generalidad Valenciana o en la Diputación de Valencia, donde se aplica el régimen establecido por el Parlamento de la Comunidad Valenciana, que determina la equiparación de lenguas. Por tanto, ¿a qué obedece ese tratamiento en caso de discrepancia? Insisto, pues, en que en esos casos los procedimientos deben tramitarse atendiendo al bilingüismo, de conformidad con los interesados en los mismos.
Pero, además, existe un precedente en esta materia. El Estado recurrió una regulación vasca en la materia que establecía que, de haber pluralidad de interesados en un procedimiento administrativo, y existir una divergencia en cuanto a la lengua a utilizar, ésta sería la del administrado que hubiera iniciado el expediente administrativo, fuera el castellano o, como en aquel caso, el euskera. Sin embargo,

Página 3934


el Tribunal Constitucional declaró que eso era inconstitucional por estar haciendo prevalecer una lengua sobre otra. (El señor Vicepresidente, Prada Presa, ocupa la Presidencia.) Pues bien, también es inconstitucional el actual artículo 36, ya que se hace prevalecer «ex lege» el castellano sobre el valenciano, el catalán, etcétera, algo a lo que nosotros nos oponemos. Repito que en esos casos queremos que el procedimiento administrativo se tramite en las lenguas de los interesados, y que lo mismo ocurra con los documentos que se expidan.
Insisto, con esa modificación de la Ley 30/1992, y aprovechando que también el Gobierno pretende modificarla, pretendemos la equiparación plena del valenciano, el catalán, el gallego y el euskera al castellano cuando intervenga la Administración general del Estado en tramitación de procedimientos administrativos. Es decir, que se aplique el régimen de cooficialidad lingüística regulado con carácter general por cada uno de las Comunidades Autónomas, porque en el territorio de una Comunidad Autónoma al Estado se le aplica el régimen de cooficialidad no el artículo 149.1.18ª de la Constitución.
El Grupo Popular también se opone a que haya una mayor relación de las Comunidades Autónomas o las administraciones locales con las instituciones europeas. Hay un sistema establecido según el cual todo tipo de relación entre las administraciones públicas con las instituciones europeas se debe vehiculizar a través de la Administración General del Estado.
¿Qué está ocurriendo durante todos estos años? La experiencia y la costumbre administrativa, así como el análisis de la actuación de los poderes públicos, del actual Gobierno y del anterior, nos está llevando la siguiente conclusión: Hay que notificar a la Administración General del Estado para que ésta comunique a las instituciones europeas. Pero lo cierto es que la Administración General del Estado no tiene un plazo para hacerlo. ¿Y qué está ocurriendo en algunos casos? Que no se está efectuando un control de legalidad, sino de oportunidad, y hay vario pleitos abiertos sobre la materia.
Así pues, la Ley 30/1992 dice en este momento que las Comunidades Autónomas o administraciones locales tienen que comunicar al Estado en un plazo de 15 días. ¿Pero qué plazo tiene el Estado para comunicar a las instituciones comunitarias? Ninguno, y se están produciendo distorsiones y enfrentamientos en función del color político de cada Comunidad Autónoma respecto de quien gobierna en los poderes centrales del Estado, algo que hay que corregir, objetivar y reglar.
Y en este sentido les planteamos dos alternativas para que elijan ustedes la que más les guste. Así, pedimos, en primer lugar, que haya comunicación directa a las instituciones europeas con comunicación simultánea a los poderes centrales del Estado. Y si ésta opción no les gusta, la segunda sería que las demás administraciones del Reino de España no puedan comunicar directamente, pero que el Estado, esté sujeto a un plazo, tal y como lo están todas las administraciones en cuanto a su comunicación al Estado, pues, como digo, éste no tiene plazo para hacerlo a las instituciones europeas, y así, y sobré la base del control de oportunidad, podría interesar en algún momento que la comunicación llegue tarde.
Imagínese usted el lío que hay montado a lo largo y ancho de la geografía española con el tema de la regionalización del maíz. Ha habido manifestaciones delante del Ministerio de Agricultura, pero la comunicación a las Comunidades Autónomas se ha hecho 15 días fuera de plazo y con unos efectos...


El señor VICEPRESIDENTE (Prada Presa): Senador Gatzagaetxebarría, le ruego que concluya.


El señor GATZAGAETXEBARRIA BASTIDA: Voy concluyendo, señor Presidente.
Como decía, la comunicación se ha hecho fuera de plazo y con unos efectos inducidos sobre los ingresos de las rentas agrarias impresionantes. Y en este sentido, planteamos que en el supuesto de que la Administración del Estado no cumpliera en ese plazo, las demás administraciones pudieran comunicar directamente.
Creemos que nuestro planteamiento es razonable, y damos ambas oportunidades al grupo mayoritario de la Cámara para que seleccione la que estime conveniente o incluso para transaccionar.
Nada más, y muchas gracias.


El señor VICEPRESIDENTE (Prada Presa): Gracias, señoría.
En turno de portavoces corresponde intervenir al Grupo Parlamentario de Entesa Catalana de Progrés. (Pausa.) ¿Por el Grupo Parlamentario Catalán en el Senado de Convergència i Unió? (Pausa.) Tiene la palabra el Senador Cambra.


El señor CAMBRA I SANCHEZ: Muchas gracias, señor Presidente.
Aprovecho este turno de portavoces para defender nuestras tres propuestas de modificación al Título IV, cuyos números de registro son, respectivamente, el 26.906, el 26.907 y el 26.908. Las dos primeras son propuestas de modificación al artículo número 50, con las que pretendemos regular la prestación de servicios a las administraciones públicas por parte de empresas especializadas. Nos estamos refiriendo a empresas especializadas en servicios como consultoría, servicios, por tanto, que se mantienen durante, un período de tiempo prolongado, y que, además, abarcan contenidos que requieren de una elevada confianza. Entendemos que por estas características sería interesante regular la prestación de este tipo de servicios cuando el destinatario son las administraciones públicas.
La propuesta de modificación número 26.908 al artículo número 51 bis tiene como objetivo garantizar que todas las empresas prestadoras de servicios públicos o de interés general abonen la tasa del 1,5 por ciento de los ingresos brutos obtenidos en cada municipio en concepto de utilización privativa del suelo, subsuelo o vuelo.
Nada más, y muchas gracias.


Página 3935


El señor VICEPRESIDENTE (Prada Presa): Gracias, Senador Cambra.
¿Alguna de sus señorías va a intervenir en representación del Grupo Parlamentario Socialista? (Pausa.) ¿Por el Grupo Parlamentario Popular? (Pausa.) Tiene la palabra el Senador Fernández.


El señor FERNANDEZ SANCHEZ: Con la venia, señor Presidente.
Intervengo muy brevemente para contestar al señor Cámara respecto de la mención específica que hace a la Ley de Cooperativas. Entendemos que el lugar procesal de la ley se encuentra dentro de su propio contexto, y lógicamente el régimen de sociedades cooperativas debe ser resuelto dentro de él. Quisiera señalar, pues, tal y como se ha dicho anteriormente, que está en estudio una nueva regulación de los planes de pensiones, y debe ser dentro de dicho marco donde se aborde el análisis de las medidas propuestas.
El señor Cámara ha definido la ley de acompañamiento como una ley de cajón de sastre, pero él mismo intenta ser aún más sastre introduciendo unas enmiendas que hay que entender que no debatamos aquí, pues creemos que no es éste el momento oportuno, en el que se está debatiendo otra normativa.
El portavoz del Grupo Parlamentario de Senadores Nacionalistas Vascos hace una mención concreta a la forma de dirigirse las administraciones.
Considero que el informe que anteriormente se ha mencionado, y que tengo aquí, dice que, en relación con el apartado segundo de la propuesta, cabe señalar que constitucionalmente se reconoce la autonomía organizativa tanto del Estado como de las Comunidades Autónomas, por tanto, las Comunidades Autónomas pueden delimitar el alcance de la cooficialidad, pero no están habilitadas para dictar normas relativas a la organización y funcionamiento de la Administración estatal, como puede hacerlo con respecto de su propia Administración, incluso de la local, en virtud de lo que establezca su propio Estatuto.
En cuanto al contenido del apartado tercero, y dentro del ámbito de la ley, la actual redacción del artículo 36 respeta y garantiza el derecho de los ciudadanos a relacionarse con la Administración en la lengua elegida por ellos. Así pues, carecería de sentido la modificación propuesta en la medida en que no supone una mayor garantía del citado derecho.
Por tanto, creemos que la supresión del actual apartado 3 del artículo 36 supondría un detrimento de los derechos de los ciudadanos en sus relaciones con las administraciones públicas. Se entiende pues, que no puede admitirse la enmienda presentada por el Grupo Parlamentario de Senadores Nacionalistas Vascos.
En cuanto al resto de enmiendas defendidas por Grupo Parlamentario Catalán en el Senado de Convergència i Unió, ya nos hemos pronunciado en la Comisión sobre ellas y hay que decir que fueron rechazadas en su momento. Estimamos que las que se adaptan al proyecto presentado de la ley de medidas fiscales y administrativas son las más coherentes y lógicas para seguir adelante con una ley tan importante como ésta.
Muchas gracias, señor Presidente.


El señor VICEPRESIDENTE (Prada Presa): Gracias, Senador Fernández.
A continuación pasamos a las disposiciones adicionales primera a vigesimoséptima.
Votos particulares números 3 y 4 de la Senadora De Boneta y Piedra, del Grupo Parlamentario Mixto, que corresponden a las enmiendas números 121 y 122, así como la supresión de la disposición adicional vigésima nueva introducida en el trámite de Ponencia. ¿Se dan por defendidas? (Pausa.)

El señor CAMARA FERNANDEZ: Damos por defendidas tanto las de la Senadora De Boneta, como las del Senador Quintana.


El señor VICEPRESIDENTE (Prada Presa): Gracias, señorías.
En consecuencia, queda asimismo defendido el voto particular número 2 del Senador Quintana González, del Grupo Parlamentario Mixto, que corresponde a las enmiendas números 146 y 147.
Para defender el voto particular número 1 del Grupo Mixto, que corresponde a las enmiendas números 57 a 75, 77 a 80 y 82 a 85, tiene la palabra el Senador Cámara.


El señor CAMARA FERNANDEZ: Muchas gracias, señor Presidente.
No voy defender todas las enmiendas, pues son muchísimas. Solamente voy a hacer referencia a algunas enmiendas como ejemplo y el resto las voy a dar por defendidas.
La enmienda número 57 se refiere al tema de las loterías, a la actual instrucción de loterías que data de 1956, Decreto de 23 de marzo de dicho año, y a las Normas de los Establecimientos Receptores de Boletos del Patronato de Apuestas Mutuas Deportivas Benéficas de 1980. No se ha cumplido el mandato de la Ley de 1998 en cuanto a regulación normativa del sector se refiere, cuyo punto de partida era la elaboración de una nueva Instrucción General de Loterías. Planteamos, en definitiva, que el Gobierno proceda a elaborar una nueva Instrucción General de Loterías y Juegos del Estado que establezca la configuración de los juegos de competencia estatal. Esa es, pues, la intención de la enmienda, larga, compleja y cuya defensa, como es lógico, no voy a desarrollar más.
Me apetece defender la enmienda número 59 porque se refiere a las personas mayores de 45 años desempleadas y que no cobran ningún tipo de prestación, ni contributiva ni de subsidio, y sobre las que recae un problema real, el de estar en riesgo de exclusión, social, pues una persona mayor de 45 años, parada de larga duración y sin ningún tipo de prestación económica requiere un nivel de protección y ayuda por parte del Estado para que se le proporcionen los emolumentos necesarios para que pueda mantenerse y abordar como mejor pueda su proyecto de vida, ya muy precaria.


Página 3936


Por tanto, planteamos que las condiciones de aquellos que carezcan de rentas de cualquier naturaleza sean equiparadas a las de los mayores de 52 años, a los que tienen derecho al subsidio por desempleo, insisto, parados de larga duración mayores de 45 años y que no tengan ningún tipo de prestación económica.
Quisiera mencionar, no las voy a defender, las enmiendas 70, 71 y 79, referidas a temas diversos de haciendas locales. Quisiera --ha sido ya planteado en preguntas parlamentarias por mi parte-- mencionar especialmente que el Gobierno proceda a una demanda planteada desde las islas Baleares que tiene que ver con una parte de una demanda de Senadores de Coalición Canaria en relación a las rutas aéreas de interés general entre las islas y la Península, aunque en el caso de Baleares es para todo, entre islas y con la Península. Por ese motivo, creemos que las frecuencias y condiciones de los vuelos interinsulares y entre las islas y la Península tienen un valor estratégico fundamental para nosotros, mucho más cuando últimamente algunas compañías aéreas han decidido suspender o cancelar algunos vuelos importantes. Voy a poner un ejemplo. Yo tengo que ir a Palma mañana y quizá no pueda estar en el debate de la Ley de Universidades porque no hay un vuelo más tarde. No hay vuelo de una compañía que tiene vuelos por la noche y la compañía Iberia ha retirado el vuelo de la tarde-noche. Por tanto, me encuentro con esa dificultad, que es un ejemplo muy concreto.
A los ciudadanos les encarece su vida el hecho de que el desplazarse entre islas o a la Península tengan que pasar al menos una noche para hacer gestiones muy simples en cualquier administración o por cualquier motivo de carácter personal o profesional. En este tipo de cuestiones --yo sé que se va a decir que no, pero al menos que se oiga alto y fuerte-- tanto el Gobierno Balear, y hablo también recogiendo lo que plantean, como el conjunto de Senadores de Baleares que hoy no se encuentran aquí, están de acuerdo. Espero que también puedan estar de acuerdo por solidaridad no conmigo, que soy de Izquierda Unida, sino con los Senadores, por ejemplo, de Baleares que allí dicen que están de acuerdo, y tengan ustedes a bien aceptar esta enmienda para indicar al Gobierno central que adopte estas medidas.
Por último, acabo de firmar unas enmiendas transaccionadas con Coalición Canaria y las firmo por elegancia parlamentaria, porque estoy de acuerdo con que las leyes de Canarias se desarrollen y se concreten al máximo posible, porque para eso existen leyes y marcos autonómicos donde desarrollar las políticas que uno pueda ver como correctas. Por tanto, vaya por delante mi aceptación de todo lo que se pueda conseguir en la dirección de potenciar la autonomía, el autogobierno de Canarias. Pero hablo de un archipiélago, de Baleares, y tenemos una ley aprobada en su momento en Cortes Generales que todavía no se cumple, el famoso REB, el Régimen Especial de Baleares.
Presentamos la enmienda 73 para que en el caso del desarrollo de la ley 98, de 29 de julio, de Régimen Especial de las Islas Baleares, se hagan varias cosas: una, que se creen las comisiones mixtas; dos, que en el año 2002 se desarrolle la ley y tres, que las inversiones que recoge esa ley sean cumplidas en el año 2002.
Yo creo que en la ley de acompañamiento cabe perfectamente la mención de esta ley, su desarrollo, su concreción. Por favor, ya está bien de ningunear --y digo ningunear-- a la administración de Baleares con la no aplicación de una ley que nos sería fundamental en un montón de temas, en lo referente a hidrocarburos, los vuelos y a tantas y tantas.
Hago mención, y termino con esto, a lo que he visto en el texto referente a los cambios que han introducido ustedes, por ejemplo, para cubrir los gastos de seguridad para las personas y para las mercancías, coches, camiones, etcétera y para seguridad ustedes proponen --es el colmo-- una tasa de un euro, que pagan los ciudadanos que cogen los barcos, por ejemplo, que van a Baleares. Eso es encarecer ese transporte. Es curioso.
Lo menciono porque cuando pedimos la ecotasa, de medio euro o un euro, con un objetivo finalista, se dice que no, cuando es para hacer posible el desarrollo sostenible de nuestra Comunidad Autónoma y mantener los elementos ecológicos, medioambientales, residuos, parques, costas, etcétera, en las condiciones que favorezca el turismo en nuestra Comunidad Autónoma. Pues bien, para eso no, lo recurren al Tribunal Constitucional y ponen un euro para la seguridad, que tendrán que pagar otros, los ciudadanos que viajan en barco. ¡Por favor! Esta ley no se está cumpliendo --termino con esto-- y, por tanto, aquí sí que hay elementos positivos para los ciudadanos de mi Comunidad Autónoma y por eso pido que se incluya esta enmienda en el proyecto de ley.
Muchas gracias.


El señor VICEPRESIDENTE (Prada Presa): Gracias, Senador Cámara.
Votos particulares números 9 y 10, del Grupo Parlamentario de Senadores Nacionalistas Vascos, que corresponden a las enmiendas números 112 a 116 y vuelta al texto remitido por el Congreso de los Diputados en lo modificado por la enmienda número 267, del Grupo Popular, que introduce una disposición adicional decimotercera nueva, así como supresión de la disposición adicional vigésima nueva, introducida en el trámite de Ponencia. Para su defensa, tiene la palabra, por tiempo de seis minutos, el Senador Albistur.


El señor ALBISTUR MARIN: Gracias, señor Presidente.
Doy por defendidas las enmiendas de esta primera parte, números 112, 113 y 114 y las números 115 y 116 las voy a defender conjuntamente, dado que se refieren a enmiendas relativas al reciente debate sobre la ley de estabilidad presupuestaria y la disposición final primera de la ley orgánica.
El proyecto de ley contempla de manera insuficiente la especificidad de las relaciones económico-financieras entre el Estado y la Comunidad Autónoma de Euskadi y con la Comunidad Foral de Navarra, especificidad consagrada en sus Estatutos de Autonomía y caracterizada por

Página 3937


su bilateralidad. El establecimiento con carácter general de una serie de limitaciones a la autonomía financiera de las Comunidades Autónomas en aras de la estabilidad presupuestaria, con la única mención a dicha especificidad sólo a los efectos del procedimiento de fijación del objetivo de estabilidad presupuestaria no implica sino el desconocimiento de un principio que ha regido invariablemente con anterioridad. Sería más adecuado que los compromisos y obligaciones a asumir por la Comunidad Autónoma del País Vasco y la Foral de Navarra en relación con la estabilidad presupuestaria o la aplicación en su caso de los planes económicos y financieros para la corrección de los desequilibrios presupuestarios fueran acordados en el marco de la relaciones bilaterales de las comisiones existentes, es decir, la Comisión Mixta del Cupo en su caso o los órganos similares, evitando así imposiciones legales que tampoco tienen un encaje adecuado en el sistema de relaciones económico-financieras entre el Estado y dichas Comunidades Autónomas. Por esa razón hemos presentado diversas alternativas, finalizando con la enmienda número 116, que establece que en virtud de su régimen foral propio la aplicación a la Comunidad Autónoma del País Vasco de la legislación en materia de estabilidad presupuestaria se ajustará al contenido, régimen orgánico y procedimiento que disponga al Concierto económico.
Damos también por defendida la vuelta al texto remitido por el Congreso en lo modificado por la enmienda número 267, del Grupo Popular, que introduce una nueva disposición adicional tercera y en relación a la disposición adicional vigésima nuestras cautelas son fundamentalmente de carácter jurídico. En este caso no se trata de primar ni valorar positivamente las formaciones políticas que adoptan comportamientos antidemocráticos. Consideramos que este tema por su gravedad debe ser tratado no solamente en cuanto a un partido político, que con sus actuaciones esta afectando a la vida política del País Vasco en particular y del Estado en general, sino que, además, debemos cuidar con exquisitez los derechos fundamentales de los individuos amparados en el artículo 9.2 de la Constitución, y establecer que estas modificaciones se realicen no a través de leyes ordinarias, sino de leyes con rango similar a aquellas que se pretenden modificar, evitando cualquier problema de inconstitucionalidad, como el propio Presidente del Consejo de Estado ha manifestado y reiterado sucesivamente.
Por otra parte, en un tema como éste que afecta fundamentalmente a la normalización política del País Vasco y del Estado, no debe hurtarse el debate político y el funcionamiento ordinario del sistema democrático, el debate abierto sobre el propio sistema, deslegitimándolo y convirtiéndolo irresponsablemente en sospechoso, cuando de alguna forma se introducen por la puerta de atrás --valga la expresión-- este tipo de enmiendas. Por eso nosotros pedimos su devolución, pero no para que desaparezca, sino para que venga en un debate abierto, con la revisión de la ley correspondiente, y con la participación y reflexión de todos los grupos políticos presentes en la Cámara.
Muchas gracias.
El señor VICEPRESIDENTE (Prada Presa): Gracias, Senador Albistur.
A continuación, voto particular número 5 del Grupo Parlamentario de Coalición Canaria, que corresponde a las enmiendas números 187 y 188.
Para su defensa por tiempo de tres minutos, tiene la palabra la Senadora Morales.


La señora MORALES RODRIGUEZ: Muchas gracias señor Presidente.
La enmienda número 187 se ha transaccionado con el Grupo Parlamentario Popular y que todos los grupos tienen, referida a la posibilidad de materializar la reserva de inversiones de Canarias, la RIC, en la adquisición de participaciones societarias de manera indirecta a través de entidades de capital riesgo, que esperemos que se apruebe con esta transaccional.
La enmienda número 188 al apartado 3 del artículo 17 de la Ley 7/96, de Ordenación del Comercio Minorista, pretende que cuando se trate de bebidas derivadas sujetas a impuestos especiales, los aplazamientos de pago no excedan en ningún caso de 30 días a partir de que se entregue la mercancía; ya que dada los dilatados aplazamientos existentes el sector se encuentra la mayoría de las veces adelantando el pago a la Hacienda Pública.
Muchas gracias.


El señor VICEPRESIDENTE (Prada Presa): Gracias, Senadora Morales.
A continuación, voto particular número 6, del Grupo Parlamentario Catalán en el Senado de Convergència i Unió, que corresponde a la vuelta al texto remitido por el Congreso en lo modificado por las enmiendas números 264, 265, 271 y 272 del Grupo Parlamentario Popular, que introducen respectivamente una disposición adicional cuarta bis nueva, una disposición adicional cuarta ter nueva, una decimosexta nueva y una decimoséptima nueva.
Para su defensa, tiene la palabra el Senador Cambra.


El.señor CAMBRA I SANCHEZ: Gracias, señor Presidente.
En referencia al voto particular que la Presidencia acaba de leer, quería anunciar que por parte de nuestro Grupo no mantenemos el voto particular sobre la base de la enmienda número 271 y sí los otros tres. Aprovecho este turno para defender las propuestas de modificación firmadas por todos los grupos parlamentarios respecto a las disposiciones adicionales, ya que no se presentan como enmiendas propiamente dichas. Evidentemente, no voy a corresponder a la gentileza de los demás grupos que han firmado esas propuestas de modificaciones defendiéndolas todas, ya que estoy hablando de un número importante de propuestas que van desde los números de registre 26.912 hasta 26.939. Estamos hablando de 28 propuestas de modificación a las disposiciones adicionales.
En ese conjunto de propuestas se condensan muchos de los planteamientos a los que hicimos referencia ayer en el debate de totalidad de estos dos proyectos de ley. Y a nuestro Grupo le hubiera gustado que se hubieran contemplado

Página 3938


en este proyecto de ley como añadidos a las propuestas que ha contenido el proyecto original más las que se han ido incorporando a lo largo del trámite parlamentario por el Grupo Parlamentario Popular. Tal como he dicho, no voy a mencionar las 28 propuestas para no cansar a sus señorías, pero sí me centraré en cinco o seis que son más significativas.
Estoy hablando de la propuesta de modificación número 26.914, con la que nuestro Grupo pretende que se bonifiquen el cien por cien de las cotizaciones empresariales en la Seguridad Social durante los dos años siguientes al nacimiento de un hijo, con independencia de cuando se produzca la reincorporación de la mujer a su puesto de trabajo. Creemos que dentro del fomento a la familia es una medida importante.
La propuesta 26.915 incluye una disposición adicional para buscar una solución definitiva para el Hospital Clínico de Barcelona, para lo que ya hemos presentado otra enmienda en este mismo sentido. Respecto a la propuesta número 26.917, que compartimos con algunos otros grupos, esperamos que de aquí a la votación podamos tener la conformidad del Grupo mayoritario o, en todo caso, alguna propuesta alternativa pero que vaya en la misma línea, para conseguir que las condiciones de jubilación de los cuerpos de policía que dependen de las Comunidades Autónomas tengan el mismo tratamiento que los funcionarios de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.
Con la propuesta número 26.920 pretendemos una ampliación de 30 días en el plazo del ingreso de cuotas del impuesto sobre bebidas alcohólicas y derivadas. Es evidente que la importancia económica que tiene el impuesto sobre el alcohol es muy superior a la del IVA ordinario y, dados los plazos habituales de cobro que existen en el comercio, creemos que 30 días más reducirían la fuerte presión financiera a que les somete la liquidación de este impuesto. En este aspecto hay también una enmienda del Grupo Parlamentario de Coalición Canaria, con términos literales distintos pero con el mismo objetivo.
Otra propuesta a la que quiero hacer mención es la número 26.929, con la que estamos repitiendo una iniciativa aprobada hace años y que ahora ha sido retirada por este proyecto de ley de medidas, creemos que precipitadamente, porque lo manifestado por la Unión Europea no hacía necesario que se rectificara el tipo reducido de IVA para los ciclomotores. Hay una enmienda también del Grupo Parlamentario Socialista y de Entesa Catalana de Progrés en el mismo sentido, y nosotros creemos que a pesar de lo que ha manifestado la Unión Europea, puede mantenerse ese tipo reducido de IVA para los ciclomotores, lo cual sería muy beneficioso pues recientemente se ha publicado en prensa la importante crisis que está padeciendo este sector, por lo que, precisamente, a partir de enero de 2002 cambiar el tipo de IVA incrementándoselo no va a ayudar a superar esta situación de crisis del sector de los ciclomotores, porque, además, una parte importante de la producción se realiza en nuestro país.
Por último, mencionaré la propuesta número 26.931, cuyo objetivo es volver a incorporar en este proyecto de ley algo que hace dos años parecía haberse resuelto, pero incomprensiblemente el Gobierno ha incumplido la ley en que debía darse una solución a los afectados por la quiebra del sistema de previsión social y de la asistencia médica farmacéutica. Ha trascurrido ya más de un año y medio del plazo máximo que se previó en la Ley de Medidas para el año 2000 para solucionar este tema, con lo que el Gobierno sigue incumpliendo lo que esta ley dictaminó para dar una solución a estos afectados. Recientemente se han publicado sentencias definitivas del Tribunal Supremo sobre reclamaciones de cantidades que éstos han hecho. Creemos que la situación ya es límite y el Gobierno debe manifestarse dando una solución a un problema que afecta a toda una serie de profesionales, médicos en concreto, a los que se les ha dejado sin su sistema de cobertura por el que habían cotizado a lo largo de toda su vida profesional.
Nada más y muchas gracias.


El señor VICEPRESIDENTE (Prada Presa): Gracias, señoría.
A continuación, voto particular número 8, de los grupos parlamentarios Entesa Catalana de Progrés y Socialista, que corresponde a las enmiendas número 394 a 438.
Tiene la palabra el Senador Romero.


El señor ROMERO CALERO: Gracias, señor Presidente.
El Senador Arjona defenderá las enmiendas números 401, 404 y 407 y posteriormente yo mismo defenderé el resto de las enmiendas de nuestro voto particular.


El señor VICEPRESIDENTE (Prada Presa): Gracias.
En consecuencia, el Senador Arjona tiene la palabra.


El señor ARJONA SANTANA: Muchas gracias, señor Presidente.
Las enmiendas que voy a defender son las números 401, 404 y 407.
En la primera de ellas se propone la adición de una nueva disposición adicional que modificaría el artículo 20 de la Ley 30/1984, de 2 de agosto, de Medidas para la Reforma de la Función Pública. La Ley 14/2000, de 28 de diciembre, de Medidas Fiscales y Administrativas añadió un nuevo párrafo al artículo 20 relativo a la movilidad de los funcionarios públicos en el ámbito de la provincia. Este precepto no corresponde a ningún criterio de planificación de recursos humanos y además esta facultad no se ha utilizado en ningún momento, por lo que, a la vista de la supresión que propone la enmienda, sería necesario volver al artículo 20, referido únicamente a la posibilidad de adscripción, por necesidades del servicio, de funcionarios que ocupan puestos de trabajo no singulares a otros del mismo sistema de previsión, nivel o complemento específico dentro de la misma localidad.
La enmienda número 404 pretende la adición de una disposición adicional nueva que tendría la siguiente redacción: El Gobierno deberá adoptar las medidas necesarias para que a partir de junio de 2002 la jornada de trabajo de los empleados de la Administración General del Estado sujetos a régimen estatutario o a régimen laboral se establezca siguiendo el módulo de cálculo de 35 horas semanales,

Página 3939


proyectándolo al cálculo anual de jornada máxima legal aplicable a los trabajadores de la Función Pública, todo ello mediante la negociación con los correspondientes representantes sindicales. Su justificación deviene de las directrices 13 y 14 de los acuerdos de la Cumbre de Luxemburgo, que establecieron la obligación por parte de los Estados miembros de acudir a fórmulas de reducción de jornada mediante negociación con los interlocutores sociales. Parece razonable que en el ámbito de la Administración pública se aplique la reducción de jornada máxima en el cálculo de 35 horas semanales.
Finalmente, la enmienda número 407 la retiramos por considerarla incorporada al dictamen de la Comisión.
Muchas gracias.


El señor VICEPRESIDENTE (Prada Presa): Gracias, Senador Arjona.
Tiene la palabra el Senador Romero.


El señor ROMERO CALERO: Muchas gracias, señor Presidente.
Voy a referirme a algunas de las enmiendas que presentan los Grupos Socialista y Entesa Catalana de Progrés a las disposiciones de la Ley de Medidas. Naturalmente, a las que no me voy a referir expresamente las damos por defendidas.
En primer lugar, la enmienda número 394 propone la prórroga del plan de fomento de empleo para el año 2002 en lo que se refiere a un aspecto muy concreto y específico: la consideración de contratos que dan derecho a bonificación para mujeres que presten servicios en profesiones u oficios en los que el colectivo femenino esté insuficientemente representado, así como para desempleados mayores de 40 años y parados de larga duración.
Creemos que de esta manera se clarificaría si de empleo están siendo suficientemente eficaces o no.
Por lo que se refiere a la enmienda número 406, ya el año pasado planteamos esta cuestión y nuevamente vuelvo a recabar la atención de sus señorías sobre ella. Unicamente se pretende dar un trato de justicia a las modificaciones de tendido de líneas de servicios públicos, canalizaciones de gas, líneas eléctricas, de manera que, cuando las corporaciones locales, los ayuntamientos tengan que plantearse la modificación o traslado de estas líneas, se tengan en cuenta criterios como la expropiación forzosa, el grado de antigüedad o la amortización de dichas líneas en la contabilidad de las distintas empresas, si contravienen o no determinadas normas urbanísticas, o, incluso, si están fuera de la ordenación urbana.
En referencia a la enmienda número 409, ya me detuve en Comisión y ahora me permito volver a reclamar la atención de sus señorías sobre la misma.
Es cierto que hemos propuesto una transaccional a todos los grupos y que el grupo mayoritario está estudiando la posibilidad de aceptar una transaccional al respecto. Esta enmienda pretende que el Gobierno estudie a lo largo del año 2002 un problema que nosotros estamos convencidos de que afecta a todos al conjunto de la ciudadanía. Se refiere a la cobertura por desempleo para los electos de las corporaciones locales. Y a este respecto quiero ser muy concreto, es decir, lo que el Grupo Socialista persigue es que se estudie la posibilidad de que los miembros electos de corporaciones locales con dedicación exclusiva y que coticen al desempleo, que estén, por tanto, en el régimen general de la Seguridad Social, puedan tener acceso a la cobertura por desempleo. Y voy a poner un par de ejemplos a sus señorías para ilustrar esta cuestión y puedan entender mejor lo que les digo.
Aquellos miembros electos que, teniendo dedicación exclusiva, provienen de empresas privadas, de una empresa pequeña que haya podido cerrar durante el tiempo de su mandato, cuando finaliza su período como tales no tienen lugar donde incorporarse. Han estado cuatro, ocho años trabajando, dedicados al servicio de la comunidad en su Ayuntamiento y después no tienen cobertura por desempleo. Igual sucede respecto a aquellos otros concejales o alcaldes que, siendo habitualmente trabajadores autónomos, durante el tiempo que han sido electos naturalmente no han estado atendiendo sus quehaceres y cuando tienen que volver a incorporarse a sus tareas como trabajadores autónomos tampoco tienen cobertura por desempleo. Y no se confunda esto con que siendo trabajadores autónomos no han cotizado por desempleo, porque me estoy refiriendo al caso de ser trabajador autónomo y que en la época de concejal o alcalde se haya cotizado por desempleo, como es natural.
La enmienda número 418 pretende la rehabilitación en todos los órdenes de los expedientes de los guerrilleros antifranquistas. Como ya dije en Comisión, el día 1 de abril de 1939 no terminó la guerra para todo el mundo. Hubo personas que siguieron manteniéndose como combatientes antifranquistas, como combatientes antifascistas, y a lo largo de todo este tiempo se les ha considerado como bandoleros. En su expediente figuran como bandidos, como bandoleros. Todos los combatientes republicanos, todos los combatientes antifranquistas que formaron parte del Ejército Regular o del Cuerpo de Comisarios Políticos fueron rehabilitados en su día, como también los que después estuvimos en las cárceles franquistas. Pero queda una laguna: la referente a los guerrilleros antifranquistas. Por tanto, lo que planteamos es que se rehabiliten sus expedientes en todos los órdenes, que salgan del ámbito de la jurisdicción militar y que se constituya un archivo que mantenga la memoria histórica de la guerra y del exilio. Esta es la razón por la que planteamos que se reconozca mediante esta enmienda número 418 la rehabilitación plena y absoluta de los maquis.
La enmienda número 425 pretende la compatibilidad entre las pensiones del SOVI y de la Seguridad Social.
La número 428 introduce un elemento que nosotros consideramos importante, ya que en las políticas activas de empleo, las políticas relativas a la formación hay que hacer un esfuerzo para que en aquellos sectores laborales donde la mujer está insuficientemente representada, al tiempo que son mayoría, lo estén proporcionalmente, con una discriminación positiva, en los planes de formación.
La enmienda número 432 plantea la creación de un servicio estatal de empleo. En un debate celebrado con el ministro de Trabajo ya tuvimos ocasión de manifestar la importancia

Página 3940


de esta cuestión, puesto que, desde la perspectiva de la transferencia de las políticas activas de empleo, no podemos considerar que se pueden generar para todas las necesidades estatales servicios autonómicos.
Naturalmente, están funcionando donde están funcionando, pero a la vez ha de funcionar un servicio estatal de empleo, siguiendo los criterios de público y gratuito, considere la unidad de mercado laboral y, sobre todo, sea un servicio solidario.
La enmienda 434 propone la creación de un plan de inspección de trabajo para todo el país, sobre todo para abordar el grave problema de la siniestralidad laboral. Aunque tenemos una buena legislación en esa materia, se da la paradoja de que tenemos índices de siniestralidad en todos los órdenes --no estoy ahora planteando un problema estadístico-- muy por encima no solamente de la media europea, sino del sentido común y de la razón. Como ustedes bien saben, la Inspección de Trabajo es un cuerpo nacional, no está transferido orgánicamente, aunque funcionalmente sí están asumidas las competencias por muchas Comunidades Autónomas. Hay que poner un marco de actuación en un plan de la Inspección de Trabajo que sea capaz de unificar criterios dirigidos fundamentalmente a la prevención de la siniestralidad laboral.
No quiero cansar a su señorías. Este es el conjunto de enmiendas adicionales que presenta el Grupo Parlamentario Socialista y para las que pedimos su aprobación.
Muchas gracias, señor Presidente.


El señor VICEPRESIDENTE (Prada Presa): Muchas gracias, Senador Romero.
El turno en contra que le correspondería al Grupo Parlamentario Popular se nos comunica que lo harán al final de este debate.
Pasamos al turno de portavoces.
¿Grupo Parlamentario Mixto? (Pausa.) ¿Grupo Parlamentario de Coalición Canaria? (Pausa.) ¿Grupo Parlamentario de Senadores Nacionalistas Vascos? (Pausa.) ¿Grupo Parlamentario de Entesa Catalana de Progrés? (Pausa.) ¿Grupo Parlamentario Socialista? (Pausa.) El Senador Fuentes tiene la palabra.


El señor FUENTES GALLARDO: Muchas gracias, señor Presidente.
Intervengo brevemente para hacer referencia a la disposición adicional decimotercera, introducida a través de una enmienda del Grupo Parlamentario Popular, sobre la reforma del Estatuto de Radiotelevisión Española. Es una enmienda de una cierta importancia, no solamente política, sino incluso de una cierta gravedad, y sólo quería recordar algunas cosas.
El Estatuto actual de Radiotelevisión Española data de 1980, época en la cual gobernaba la Unión de Centro Democrático. Se aprobó con un amplio consenso, incluido el apoyo del entonces primer partido de la oposición, Partido Socialista Obrero Español, como no podía ser de otra forma porque afectaba a derechos fundamentales como el derecho a la información y a la libertad de expresión. Los debates sobre la necesidad de reformar este Estatuto de Radiotelevisión vienen de muy lejos, pero siempre ha habido un hilo conductor y era que cualquier reforma del mismo debería contar como mínimo con el mismo acuerdo de consenso que tuvo la Ley de 1980. En épocas en las cuales el Partido Socialista tenía mayoría hubo iniciativas al respecto, pero como no hubo acuerdo con el Partido Popular quedó aparcada la reforma, aunque podíamos haberla llevado adelante.
Pues bien, ustedes, con esta disposición adicional han quebrado una línea de actuación política que data de 1980. Es verdad que ya había algún precedente. El año pasado modificaron el régimen jurídico del Estatuto de Radiotelevisión Española a través de una enmienda a la Ley de Acompañamiento para adscribirlo a la SEPI, pero además, ahora, de forma un poco vergonzante, de tapadillo, dando como única explicación que la Unión Europea requiere que hay que reformar el Estatuto para compaginar el ingreso por publicidad con la financiación pública, traen ustedes la reforma. Pero ese requerimiento no es de hace una semana, sino de hace muchos meses, y si tan importante es el tema, y lo es, ¿por qué no lo introdujeron en el proyecto de ley de presupuestos? Además, como es de hace varios meses y están ustedes reformando el Estatuto de Radiotelevisión, podían haber planteado una reforma de la Ley de 1980 por el procedimiento de urgencia.
Lo que nadie puede entender es que, una ley que tiene veintiún años de existencia, que se hizo con un amplio consenso, que se ha podido reformar en muchas ocasiones y no se ha llevado a cabo precisamente porque se necesitaba un amplio consenso, ahora se reforme con una enmienda a la ley de acompañamiento planteada en el Senado. No vale la justificación de que se ha requerido por la Unión Europea porque eso se sabía desde hace cinco o seis meses, desde mayo, y había tiempo para dos cosas: o haber utilizado la vía de la modificación del Estatuto por un procedimiento de urgencia o haberlo planteado en el proyecto de ley, y no traerlo aquí de tapadillo y en tres minutos discutir este tema de tanta importancia.
Repito que ustedes han roto una línea política de acuerdo en un tema tan fundamental que viene desde la época de 1980 cuando gobernaba UCD.
Muchas gracias, señor Presidente.


El señor VICEPRESIDENTE (Prada Presa): Muchas gracias, Senador Fuentes.
Pasamos a las disposiciones transitorias primera a vigesimosegunda.
Votos particulares: Voto particular número 1 del Grupo Parlamentario Mixto que corresponde a las enmiendas 76 y 81. Para su defensa, el Senador Cabrero tiene la palabra.


El señor CABRERO PALOMARES: Muchas gracias, señor Presidente.
Intervengo solamente para dar por defendida las enmiendas.


Página 3941


El señor VICEPRESIDENTE (Prada Presa): Muchas gracias, señoría.
A continuación, voto particular número 9 del Grupo Parlamentario de Senadores Nacionalistas Vascos que corresponde a la enmienda 117. El Senador Albistur tiene la palabra por tiempo de diez minutos.


El señor ALBISTUR MARIN: Muchas gracias, señor Presidente.
Intervengo para defender la enmienda 117 que se refiere fundamentalmente al régimen transitorio de los grupos fiscales. Esta enmienda, además, tiene como razón de ser establecer las consecuencias de la modificación normativa propuestas en la enmienda planteada anteriormente, es decir, se trata fundamentalmente de que las sociedades dependientes que no han podido optar por un régimen de consolidación fiscal, por no cumplir los requisitos del Impuesto sobre Sociedades, en su redacción vigente hasta el 1 de enero del 2002 y, sin embargo, puedan reunirlas condiciones establecidas, puedan incluirse y adaptarse a los beneficios fiscales que están previstos en la presente ley; lo mismo valdría para las sociedades que vinieran ya tributando con anterioridad y a las que se aplicarían los beneficios fiscales comprendidos en todo lo que se llama el régimen de grupos fiscales.
Muchas gracias, señor Presidente.


El señor VICEPRESIDENTE (Prada Presa): Muchas gracias, Senador Albistur.
Voto particular número 8 de los Grupos Parlamentarios Entesa Catalana de Progrés y Socialista que corresponde a las enmiendas 439 a 447. Para su defensa, el Senador Romero tiene la palabra.


El señor ROMERO CALERO: Muchas gracias, señor Presidente.
Doy por defendida las enmiendas.


El señor VICEPRESIDENTE (Prada Presa): Muchas gracias, señoría.
El Grupo Parlamentario Popular sigue acumulando todos los turnos en contra e intervendrá al final.
Turno de portavoces.
¿Grupo Parlamentario Mixto? (Pausa.) ¿Grupo de Coalición Canaria? (Pausa.) ¿Grupo Parlamentario de Senadores Nacionalistas Vascos? (Pausa.) ¿Entesa Catalana de Progrés? (Pausa.) ¿Grupo Parlamentario Catalán en el Senado de Convergència i Unió? (Pausa.) ¿Grupo Parlamentario Socialista? (Pausa.) ¿Grupo Parlamentario Popular? (Pausa.) Pasamos, a continuación, a la disposición derogatoria, disposiciones finales primera y segunda y exposición de motivos. Voto particular número 8 de los Grupos Parlamentarios Entesa Catalana de Progrés y Socialista que corresponde a la enmienda número 448.
El Senador Romero tiene la palabra.
El señor ROMERO CALERO: Muchas gracias, señor Presidente.
Doy por defendida la enmienda.


El señor VICEPRESIDENTE (Prada Presa): Muchas gracias, señoría.
Ahora sí pasamos al turno en contra del Grupo Parlamentario Popular. El Senador Mera tiene la palabra.


El señor MERA RODRIGUEZ: Muchas gracias, señor Presidente.
Señorías, quiero dar respuesta, lo más brevemente posible, puesto que hay 117 enmiendas, a este bloque de adicionales, transitorias, derogatorias y finales, que se han distribuido más o menos de la siguiente forma: el Grupo Parlamentario Mixto ha presentado 33 enmiendas; el Grupo de Coalición Canaria, 2; el Grupo Parlamentario de Senadores Nacionalistas Vascos, 6; el Grupo Entesa Catalana de Progrés, 7; el Grupo Parlamentario Socialista y el de Entesa Catalana de Progrés, 55, y el Grupo Parlamentario Popular, 14, aparte de las enmiendas que se han presentado por el Grupo Parlamentario Catalán en el Senado de Convergència i Unió en la tarde de ayer.
La Ponencia, por mayoría, incorporó las enmiendas del Grupo Popular al proyecto de ley, por tanto, no es necesario defenderlas en el Pleno. De las 33 enmiendas del Grupo Parlamentario Mixto, una pertenece al Bloque Nacionalista Gallego, dos a Eusko Alkartasuna, y las restantes a Izquierda Unida. Las de Eusko Alkartasuna, que son las números 121 y 122, fueron ya presentadas en el Congreso de los Diputados con los números 147 y 148; por tanto, no vamos a repetir aquí los mismos argumentos, y directamente las damos por rechazadas.
El BNG presenta la enmienda número 146, que es la misma que la presentada en el Congreso de los Diputados con el número 34, y a la que también se ha contestado en Comisión; se refiere a regímenes autónomos y a regímenes especiales. La rechazamos y nos ratificamos en los mismos argumentos.
Las enmiendas del Grupo Mixto (Izquierda Unida) de la número 57 a la número 75, ambas inclusive, son de adición, y también presentadas en el Congreso de los Diputados; por tanto, tampoco voy a repetir los argumentos, y se rechazan. Las enmiendas números 80, 82, 83, 84 y 85 también se han presentado en la Cámara Baja. La enmienda número 147 del Senador Quintana, de adición, también fue presentada en el Congreso de los Diputados, con el número 35. Por la misma razón que apuntaba antes no vamos a argumentarla. La enmienda número 81, del Grupo Mixto (Izquierda Unida), propone la creación de una nueva disposición transitoria, y es igualmente repetición de la del Congreso de los Diputados, número 110.
De este análisis deducimos que de las 30 enmiendas presentadas por Izquierda Unida en el Senado, sólo tres son nuevas, las números 77, 78 y 79, a las que voy a dar respuesta. La enmienda número 77 solicita del Gobierno un proyecto de ley que regule la renta mínima de inserción, y que su cuantía no sea inferior al 70 por ciento del Salario Mínimo Interprofesional. La enmienda número 78 pretende

Página 3942


que se fije un nuevo Salario Mínimo Interprofesional equivalente a 79.132 pesetas, y que con las pagas extraordinarias incluidas alcance un montante anual de 1.107.848 pesetas. Por último, la enmienda número 79 pretende que se cree una disposición adicional con el fin de que se autorice a los ayuntamientos y Comunidades Autónomas a compensar, si lo estiman conveniente, por tramos y con cargo a sus propios presupuestos, a los contribuyentes afectados en mayor medida por los nuevos valores catastrales.
Se van a rechazar estas enmiendas y vamos a argumentar por qué. En cuanto a la enmienda número 77 es preciso manifestar que hace pocos meses el Gobierno aprobó por real decreto un programa de renta activa de inserción para el año 2001, con el fin de que los parados de larga duración mayores de 45 años tengan una prestación equivalente al 75 por ciento. Por tanto, no se considera necesario incluir esta cuestión dentro de la protección por desempleo, mientras no se hayan evaluado los efectos de este programa; en este momento la cuantía de la renta ya es superior al 70 por ciento, como se ha dicho, y de momento no es intención del Gobierno reducirlo.
La enmienda número 78 se desestima, ya que es el Gobierno el que fija el salario mínimo interprofesional, previa consulta con los interlocutores sociales, de acuerdo con lo dispuesto en el Estatuto de los Trabajadores.
Aparte de estas razones, su señoría sabe que debe estudiarse también el impacto que tendría esta medida en otros parámetros económicos.
La enmienda número 79 también se rechaza, puesto que debe ser negociada previamente por la Federación Española de Municipios y Provincias, y estudiada en un contexto más amplio, como puede ser el marco de la reforma de la financiación local, que se está discutiendo en este momento. Aparte de estos argumentos, el ordenamiento jurídico vigente permite a los municipios, en su caso, tomar alguna medida, si ellos lo consideran conveniente.
El Grupo Parlamentario de Coalición Canaria ha presentado dos enmiendas: la número 177 y la número 188. Con la número 177 se ha llegado a una transacción por todos los grupos políticos, y por ello no entraré a discutirla ya que todos hemos convenido en apoyarla. La número 188 pretende la adición de un nuevo párrafo al apartado 3 del artículo 17 de la Ley 7/1996, de 15 de enero. Esta enmienda va a ser rechazada, y es además prolongación de la enmienda presentada en el Congreso de los Diputados.
El Grupo Parlamentario de Senadores Nacionalistas Vascos ha presentado varias enmiendas. La número 112 es repetición de la presentada en el Congreso de los Diputados con el número 123, y la número 113 es también una copia de la presentada en el Congreso de los Diputados con el número 125. No les voy a dar respuesta, puesto que sería repetir los argumentos allí esgrimidos.
Las enmiendas números 114, 115 y 116 son nuevas presentadas en esta Cámara y se relacionan con la Ley de Estabilidad Presupuestaria y su ley complementaria. Contestaré al respecto en el turno de portavoces.
La enmienda número 117 propone una adición a la disposición transitoria quinta, y es copia de la presentada en el Congreso de los Diputados con el número 124; los argumentos son los mismos y tampoco vamos a entrar en ella.
El Grupo Parlamentario de la Entesa Catalana de Progrés ha presentado las enmiendas números 150, 151, 152, 155, 156, 157 y 158. Lar número 150 propone añadir, a través de la disposición adicional undécima (nueva), un nuevo apartado al artículo 93 de la Ley 39/1988, reguladora de las haciendas locales, y es prácticamente igual a la número 414, presentada por el Grupo Parlamentario Socialista.
La número 151 propone añadir una disposición adicional que derogue el tipo adicional de cotización del 8,20 por ciento, recogido en el Real Decreto-Ley 12/1995, de 28 de diciembre, y Real Decreto 480/1993, de 2 de abril, relativo a las cotizaciones de los funcionarios de Administración Local. Evidentemente, no consideramos conveniente apoyar esta enmienda.
La número 152 propone crear una nueva disposición adicional que modifique la disposición adicional decimocuarta de la Ley 39/1988, reguladora de las haciendas locales.
El Grupo Entesa Catalana de Progrés ha repetido varias enmiendas. Quizá haya sido un error mecanográfico, puesto que la número 155 es la misma que la número 150, la número 157 es la misma que la número 151, y la número 158 es la misma que la número 152.
Se rechazan todas las enmiendas, que en su mayoría están relacionadas con enmiendas presentadas por su propio Grupo y por el Grupo Parlamentario Socialista en el Congreso de los Diputados.
El Grupo Parlamentario Socialista y la Entesa Catalana de Progrés presentan en total 55 enmiendas, de las cuales 42 son repetidas del Congreso de los Diputados. Las trece restantes, cuyos números son de la 412 a la 422, y las números 437 y 438, son enmiendas presentadas en el Senado. Voy a contestar a algunas de estas enmiendas, sobre todo a algunas de más interés, que son las números 409 y 418.
La enmienda número 409, del Grupo Parlamentario Socialista, pretende que se cree una nueva disposición adicional con el fin de hacer efectiva la percepción de prestaciones por desempleo por parte de los cargos electos locales. Para ello se propone que se estudie esta propuesta en la Comisión Nacional de Administración Local, a fin de modificar la legislación que permita resolver esta cuestión. Tengo que manifestar al respecto que este problema viene siendo abordado en la citada Comisión desde el año 1989, incluso con motivo del Pacto Local. En este momento se están realizando negociaciones sobre esta cuestión con el Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales. Ahora no es posible acceder a lo solicitado, debido a que sería necesario previamente evaluar el coste de esta medida, y hacer un estudio de cuál sería su coste. Además, habría que tener en cuenta varias alternativas, como por ejemplo si se incluyen los concejales y alcaldes que tengan dedicación exclusiva, pero que quizá tengan reserva de su puesto de trabajo. Es necesario distinguir a quién iba dirigido exactamente este tipo de medida, si a todos o sólo a aquellos que no tienen garantizada su vuelta a un puesto de trabajo anterior, porque

Página 3943


como ustedes saben hay una serie de personas que forman parte de la Administración local, como concejales y alcaldes, que una vez que cesan como tales tienen ya su cargo en la Administración central del Estado o en la autonómica. No creo que sea necesario regular en este caso el subsidio de desempleo.
La enmienda número 418, del Grupo Parlamentario Socialista, pretende que el Gobierno arbitre, en el plazo de tres meses, las medidas necesarias para la rehabilitación total de los expedientes de los combatientes de la guerrilla antifranquista, de los sobrevivientes y de los que fallecieron víctimas de la represión o por muerte natural. Sobre este asunto debo manifestar lo siguiente. Existe un archivo histórico relativo a la Guerra Civil 1936-1939, ubicado en Salamanca, al que posiblemente estén incorporados o pudieran incorporarse hechos, si bien posteriores a la terminación de aquella guerra, que sean consecuencia de ésta o resulten vinculados a ella. Por otra parte, con motivo del régimen democrático instaurado en nuestro país, se dictaron disposiciones tendentes a la desaparición de aquellos antecedentes penales o policiales sobre las personas fundamentados en aquellas políticas que previamente eran objeto de represión o de identificación penal, lo cual podría perjudicar al interesado. Debo manifestar que, durante estos años, no sólo el Gobierno del Partido Popular sino incluso el del Partido Socialista adoptaron una serie de medidas para que se fueran borrando de los archivos todos aquellos calificativos despectivos como bandolero, etcétera, que existían en ellos sobre cuestiones relacionadas con personas que fueron objeto de represión durante la Guerra Civil.
Señor Presidente, doy por respondidas todas las enmiendas.
Gracias.


El señor VICEPRESIDENTE (Prada Presa): Gracias, Senador Mera.
Turno de portavoces.
¿Grupo Parlamentario Mixto? (Pausa.) ¿Grupo Parlamentario de Coalición Canaria? (Pausa.) ¿Grupo Parlamentario de Senadores Nacionalistas Vascos? (Pausa.) ¿Grupo de Entesa Catalana de Progrés? (Pausa.) ¿Grupo Parlamentario Catalán en el Senado de Convergència i Unió? (Pausa.) ¿Grupo Parlamentario Socialista? (Pausa.) ¿Grupo Parlamentario Popular? (Pausa.) Finalizado el debate sobre el articulado de la ley de medidas fiscales, administrativas y del orden social, llamamos a votación. (La señora Presidenta ocupa la Presidencia.)

La señora PRESIDENTA: Comenzamos las votaciones del proyecto de ley de Presupuestos Generales del Estado para 2002.
Antes de comenzar la votación, quisiera decirles que, como no se van a votar ahora las enmiendas a la ley de medidas, y habíamos dicho que no se votaría esta noche antes de las nueve y media, debido a la longitud prevista de las votaciones de la tarde, convendría avanzarlo a no antes de las nueve. Esta tarde votaremos a las nueve o a partir de las nueve.
Comenzamos las votaciones del proyecto de ley de Presupuestos Generales del Estado por el Título I, Anexos I y II.
En primer lugar, votamos las enmiendas números 24 a 30, presentadas por los Senadores Cámara y Cabrero.
Se inicia la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: Votos emitidos, 225; a favor, 75; en contra, 136; abstenciones, 14.


La señora PRESIDENTA: Quedan rechazadas.
Votamos las enmiendas de los Senadores Cámara y Cabrero, números 31 a 33.
Se inicia la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: Votos emitidos, 227; a favor, 11; en contra, 199; abstenciones, 17.


La señora PRESIDENTA: Quedan rechazadas.
Votamos las enmiendas presentadas por el Senador Quintana, números 723 a 726.
Se inicia la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: Votos emitidos, 227; a favor, 12; en contra, 200; abstenciones, 15.


La señora PRESIDENTA: Quedan rechazadas.
Votación de las enmiendas presentadas por el Grupo Parlamentario de Senadores Nacionalistas Vascos números 577 y 578.
Se inicia la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: Votos emitidos, 22; a favor, 77; en contra, 135; abstenciones, 15.


La señora PRESIDENTA: Quedan rechazadas.
Votación de la enmienda número 579, también presentada por el Grupo Parlamentario de Senadores Nacionalistas Vascos.
Se inicia la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: Votos emitidos, 226; a favor, 15; en contra, 201; abstenciones, 10.


La señora PRESIDENTA: Queda rechazada.
Votación de las enmiendas presentadas al Título I, Anexos I y II por el Grupo Parlamentario Catalán en el Senado de Convergència i Unió, números 1177 y 1179.
Se inicia la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: Votos emitidos, 226; a favor, 89; en contra, 135; abstenciones, dos.


Página 3944


La señora PRESIDENTA: Quedan rechazadas.
Enmiendas presentadas por el Grupo Parlamentario Socialista por el Grupo de la Entesa números 1231 a 1240 y 1320 a 1322.
Se inicia la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: Votos emitidos, 226; a favor, 76; en contra, 139; abstenciones, 11.


La señora PRESIDENTA: Quedan rechazadas.
Ahora vamos a votar el texto del Dictamen, Título I, Anexos I y II en un solo bloque, excepto los artículos 2, 3, 4, 6 y 12 y el Anexo I, que se votarán al final de las secciones el viernes por la mañana.
Se inicia la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: Votos emitidos, 227; a favor, 148; en contra, 78; abstenciones, una.


La señora PRESIDENTA: Quedan aprobadas.
Votación del Título II, Anexos IV y V.
Enmiendas presentadas por el Senador Quintana, números 727 y 728.
Se inicia la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: Votos emitidos, 226; a favor, 12; en contra, 201; abstenciones, 13.


La señora PRESIDENTA: Quedan rechazadas.
Enmiendas presentadas por el Grupo de Coalición Canaria, números 1100 y 1101.
Se inicia la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: Votos emitidos, 227; a favor, 12; en contra, 201; abstenciones, 14.


La señora PRESIDENTA: Quedan rechazadas.
Votación de las enmiendas de los Grupos Socialista y de la Entesa números 1241 y 1242.
Se inicia la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: Votos emitidos, 226; a favor, 76; en contra, 135; abstenciones, 15.


La señora PRESIDENTA: Quedan rechazadas.
Votación del Dictamen en un solo bloque.
Se inicia la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: Votos emitidos, 227; a favor, 148; en contra, 79.


La señora PRESIDENTA: Queda aprobado el texto del Dictamen del Título II.
Votación del Título III.
Enmiendas de los Senadores Cámara Fernández y Cabrero Palomares. En primer lugar, la números 35, 41 y 50.
Se inicia la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: Votos emitidos, 227; a favor, 11; en contra, 202; abstenciones, 14.


La señora PRESIDENTA: Quedan rechazadas.
Votación de las enmiendas números 36 a 39, 48 y 54.
Se inicia la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: Votos emitidos, 226; a favor, 75; en contra, 136; abstenciones, 15.


La señora PRESIDENTA: Quedan rechazadas.
Votación del resto de las enmiendas presentadas por los Senadores Cámara y Cabrero.
Se inicia la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: Votos emitidos, 227; a favor, 11; en contra, 140; abstenciones, 76.


La señora PRESIDENTA: Quedan rechazadas.
Votación de las enmiendas presentadas por el Senador Quintana; primero, las números 729, 730, 733 a 737 y 739.
Se inicia la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: Votos emitidos, 227; a favor, 12; en contra, 199; abstenciones, 16.


La señora PRESIDENTA: Quedan rechazadas. (Pausa.) Votación de otras enmiendas del Senador Quintana, las números 731, 732, 738, 740, 744 y 752.
Se inicia la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: Votos emitidos, 229; a favor, 77; en contra, 137; abstenciones, 15.


La señora PRESIDENTA: Quedan rechazadas.
Ahora votamos el resto de las enmiendas presentadas por el Senador Quintana al Título III.
Se inicia la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: Votos emitidos, 228; a favor, 11; en contra, 139; abstenciones, 78.


La señora PRESIDENTA: Quedan rechazadas.
Votamos ahora la enmienda presentada por la Senadora De Boneta con la número 665.
Se inicia la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: Votos emitidos, 228; a favor, 10; en contra, 138, abstenciones, 80.


Página 3945


La señora PRESIDENTA: Queda rechazada.
Enmiendas al Título III presentadas por el Grupo Parlamentario de Senadores Nacionalistas Vascos números 580 y 581.
Se inicia la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: Votos emitidos, 229; a favor, 17; en contra, 203; abstenciones, nueve.


La señora PRESIDENTA: Quedan rechazadas.
Votación de las enmiendas de los Grupos Socialista y Entesa Catalana de Progrés números 1243 a 1246 y la 1311.
Se inicia la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: Votos emitidos, 229; a favor, 76, en contra, 141; abstenciones, 12.


La señora PRESIDENTA: Quedan rechazadas.
Votación del dictamen del Título III en un solo bloque.
Se inicia la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: Votos emitidos, 228; a favor, 151, en contra, 76; abstenciones, una.


La señora PRESIDENTA: Queda aprobado.
Vamos a votar las enmiendas al Título IV, al Título VIII y a la Sección 07. Los artículos 38 a 46 del Título IV, así como las enmiendas presentadas a esos artículos con los números 55 a 58, 758 a 761, 1114 y 1166, y la Sección 07 se votarán al final de las secciones.
Comenzamos con las enmiendas. En primer lugar, la presentada por la Senadora De Boneta con el número 668.
Se inicia la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: Votos emitidos, 228; a favor, 11, en contra, 202; abstenciones, 15.


La señora PRESIDENTA: Queda rechazada.
Enmienda del Senador Quintana número 763.
Se inicia la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: Votos emitidos, 226; a favor, 16, en contra, 199; abstenciones, 11.


La señora PRESIDENTA: Queda rechazada.
Enmienda número 1267 de los Grupos Socialista y Entesa.
Se inicia la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: Votos emitidos, 227; a favor, 75, en contra, 141; abstenciones, 11.
La señora PRESIDENTA: Queda rechazada.
Votación del dictamen, artículo 37 y Título VIII. El resto, como he dicho antes, se votará el viernes.


Se inicia la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: Votos emitidos, 228; a favor, 150; en contra, 77; abstenciones, una.


La señora PRESIDENTA: Queda aprobado.
Votación del Título V, Anexo III y Sección 06. Enmiendas de los Senadores Cámara y Cabrero números 59 a 61.
Se inicia la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: Votos emitidos, 229; a favor, 77, en contra, 136, abstenciones, 16.


La señora PRESIDENTA: Quedan rechazadas.
Enmiendas de los Grupos Socialista y de la Entesa números 1247, 1249 a 1251 y 1323.
Se inicia la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: Votos emitidos, 229; a favor, 76; en contra, 143; abstenciones, 10.


La señora PRESIDENTA: Quedan rechazadas.
Votación del dictamen del Título V, Anexo III y Sección 06 en un solo bloque.
Se inicia la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: Votos emitidos, 228; a favor, 152; en contra, 75; abstenciones, una.


La señora PRESIDENTA: Queda aprobado.
Votación del Titulo VI. Enmiendas presentadas por los Senadores Cámara y Cabrero números 62 a 65.
Se inicia la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: Votos emitidos, 225; a favor, 74; en contra, 140; abstenciones, 11.


La señora PRESIDENTA: Quedan rechazadas.
Enmiendas números 66 y 67.
Se inicia la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: Votos emitidos, 229; a favor, 11; en contra, 138; abstenciones, 80.


La señora PRESIDENTA: Quedan rechazadas.
Votación de las enmiendas presentadas por el Grupo Parlamentario de Senadores Nacionalistas Vascos números 582 a 586.
Se inicia la votación. (Pausa.)

Página 3946


Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: Votos emitidos, 229; a favor, 82; en contra, 137, abstenciones, 10.


La señora PRESIDENTA: Quedan rechazadas.
Votación de las enmiendas de Convergència i Unió números 1167 y 1168.
Se inicia la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: Votos emitidos, 229; a favor, 86, en contra, 135, abstenciones, ocho.


La señora PRESIDENTA: Quedan rechazadas.
Votación de las enmiendas de los Grupos Socialista y Entesa números 1252 a 1256, 1268 y 1269.
Se inicia la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: Votos emitidos, 229; a favor, 70; en contra, 140; abstenciones, 19.


La señora PRESIDENTA: Quedan rechazadas.
Votación del dictamen del Título VI, en un solo bloque.
Se inicia la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: Votos emitidos, 228; a favor, 152; en contra, 76.


La señora PRESIDENTA: Queda aprobado el texto del dictamen.
Votación del Título VII, Secciones 32 y 33. En primer lugar, votamos la enmienda número 666, de la Senadora De Boneta.
Se inicia la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: Votos emitidos, 229; a favor, 12, en contra, 137, abstenciones, 80.


La señora PRESIDENTA: Queda rechazada.
A continuación, sometemos a votación la enmienda número 667.
Se inicia la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: Votos emitidos, 229; a favor, 77; en contra, 137; abstenciones, 15.


La señora PRESIDENTA: Queda rechazada.
Votamos las enmiendas números 68, 69, 71 a 74, 77 y 567, presentadas por los Senadores Cámara Fernández y Cabrero Palomares.
Se inicia la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: Votos emitidos, 229; a favor, 11; en contra, 138; abstenciones, 80.
La señora PRESIDENTA: Quedan rechazadas.
Votación de las enmiendas números 70 y 78.
Se inicia la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: Votos emitidos, 208; a favor, 10; en contra 202; abstenciones, 16.


La señora PRESIDENTA: Quedan rechazadas.
Votamos el resto de las enmiendas presentadas por los Senadores Cámara Fernández y Cabrero Palomares.
Se inicia la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: Votos emitidos, 228; a favor, 77; en contra, 136; abstenciones, 15.


La señora PRESIDENTA: Quedan rechazadas.
Votamos la enmienda número 762, presentada por el Senador Quintana.
Se inicia la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: Votos emitidos, 227; a favor, 17; en contra, 198; abstenciones, 12.


La señora PRESIDENTA: Queda rechazada.
Enmiendas al Título VII, presentadas por el Grupo Parlamentario de Senadores de Coalición Canaria. En primer lugar, votamos la número 1103.
Se inicia la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: Votos emitidos, 228; a favor, ocho; en contra, 202; abstenciones, 18.


La señora PRESIDENTA: Queda rechazada.
Enmiendas presentadas por el Grupo Parlamentario de Senadores de Coalición Canaria números 1102 y 1104.
Se inicia la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: Votos emitidos, 228; a favor, nueve; en contra, 137; abstenciones, 82.


La señora PRESIDENTA: Quedan rechazadas.
Votamos las enmiendas presentadas por Entesa Catalana de Progrés, en dos bloques. En primer lugar, las números 1093, 1094 y 1098.
Se inicia la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: Votos emitidos, 227; a favor, 80; en contra, 136; abstenciones, once.


La señora PRESIDENTA: Quedan rechazadas.
Votación del resto de las enmiendas presentadas por el Grupo Parlamentario Entesa Catalana de Progrés.
Se inicia la votación. (Pausa.)

Página 3947


Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: Votos emitidos, 226; a favor, 70; en contra, 141; abstenciones, 15.


La señora PRESIDENTA: Quedan rechazadas.
Corresponde someter a votación las enmiendas números 1169, 1170 y 1228 a 1230, presentadas por el Grupo Parlamentario Catalán en el Senado de Convergència i Unió. (La señora Martínez García pide la palabra.) Tiene la palabra la Senadora Martínez.


La señora MARTINEZ GARCIA: Pedimos votación separada de la enmienda número 1169.


La señora PRESIDENTA: De acuerdo.
En primer lugar, votamos la enmienda número 1169.
Se inicia la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: Votos emitidos, 226; a favor, nueve; en contra, 138; abstenciones, 79.


La señora PRESIDENTA: Queda rechazada.
Votamos las enmiendas números 1170 y 1228 a 1230.
Se inicia la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: Votos emitidos, 228; a favor, 84; en contra, 137; abstenciones, siete.


La señora PRESIDENTA: Quedan rechazadas.
Votación de las enmiendas números 1257 a 1266, 1270 y 1271, presentadas por los Grupos Parlamentarios Socialista ,y Entesa Catalana de Progrés.
Se inicia la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: Votos emitidos, 229; a favor, 70; en contra, 141; abstenciones, 18.


La señora PRESIDENTA: Quedan rechazadas.
A continuación, vamos a votar las propuestas de modificación del dictamen que, en origen, eran las enmiendas números 1442 a 1450, del Grupo Parlamentario Socialista.
Se inicia la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: Votos emitidos, 228; a favor, 68; en contra, 143; abstenciones, 17.


La señora PRESIDENTA: Quedan rechazadas.
Votación del dictamen, en un solo bloque.
Se inicia la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación; dio el siguiente resultado: Votos emitidos, 229; a favor, 150; en contra, 78; abstenciones, una.
La señora PRESIDENTA: Queda aprobado el texto del dictamen del Título VII y las Secciones 32 y 33.
Pasamos a la votación de las disposiciones adicionales. Las disposiciones adicionales cuarta y vigésima tercera así como las enmiendas que se han presentado a las mismas, números 589, 669 y 1273 se votarán al final de las secciones.
En primer lugar, sometemos a votación las enmiendas de la Senadora De Boneta números 670 y 671.
Se inicia la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: Votos emitidos, 229; a favor, 11; en contra, 203; abstenciones, 15.


La señora PRESIDENTA: Quedan rechazadas.
Votación de las enmiendas de los Senadores Cámara y Cabrero números 80, 82, 92, 95 y 97.
Se inicia la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: Votos emitidos, 229; a favor, 11; en contra, 143; abstenciones, 75.


La señora PRESIDENTA: Quedan rechazadas.
Votación del resto de las enmiendas de los Senadores Cámara y Cabrero.
Se inicia la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: Votos emitidos, 229; a favor, 77; en contra, 141; abstenciones, 11.


La señora PRESIDENTA: Quedan rechazadas.
Votación de la enmienda número 764, del Senador Quintana.
Se inicia la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: Votos emitidos, 228; a favor, 11; en contra, 201; abstenciones, 16.


La señora PRESIDENTA: Queda rechazada.
Enmienda número 588, del Grupo Parlamentario de Senadores Nacionalistas Vascos.
Se inicia la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: Votos emitidos, 229; a favor, 25; en contra, 202; abstenciones, dos.


La señora PRESIDENTA: Queda rechazada.
Votación de las enmiendas del Grupo Parlamentario Catalán en el Senado de Convergència i Unió, números 1171, 1173 y 1176.
Se inicia la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: Votos emitidos, 227; a favor, 85; en contra, 137; abstenciones, cinco.


Página 3948


La señora PRESIDENTA: Quedan rechazadas.
Votación de las enmiendas de los Grupos Socialista y Entesa Catalana de Progrés, números 1272, 1274 a 1310 y 1312 a 1317.
Se inicia la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: Votos emitidos, 229; a favor, 70; en contra, 142; abstenciones, 17.


La señora PRESIDENTA: Quedan rechazadas.
Votamos ahora el dictamen en un solo bloque, salvo las disposiciones adicionales cuarta y vigésima tercera.
Se inicia la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: Votos emitidos, 229; a favor, 153; en contra, 76.


La señora PRESIDENTA: Queda aprobado el texto del dictamen de las disposiciones adicionales.
Votación de las enmiendas a las disposiciones transitorias.
Enmienda número 111, de los Senadores Cámara y Cabrero.
Se inicia la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: Votos emitidos, 227; a favor, 12; en contra, 138; abstenciones, 77.


La señora PRESIDENTA: Queda rechazada.
Enmiendas de los Grupos Socialista y Entesa Catalana de Progrés, números 1318 y 1319.
Se inicia la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: Votos emitidos, 229; a favor, 66; en contra, 143; abstenciones, 20.


La señora PRESIDENTA: Quedan rechazadas.
Votación del dictamen de las disposiciones transitorias.
Se inicia la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: Votos emitidos, 229; a favor, 154; en contra, 75.


La señora PRESIDENTA: Queda aprobado el texto del dictamen.
Votamos a continuación las enmiendas números 112 y 113 a la disposición final, presentadas por los Senadores Cámara y Cabrero.
Se inicia la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: Votos emitidos, 229; a favor, 75; en contra, 138; abstenciones, 16.


La señora PRESIDENTA: Quedan rechazadas.
El Anexo VI del proyecto de ley Presupuestos Generales del Estado no ha sido objeto de enmiendas. Por tanto, votamos el dictamen del Anexo VI en un solo bloque.
Se inicia la votación. (Pausa.) Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: Votos emitidos, 229; a favor, 152; en contra, 77.


La señora PRESIDENTA: Queda aprobado. (La señora Martínez García pide la palabra.)

Tiene la palabra la señora Martínez García.


La señora MARTINEZ GARCIA: Señora Presidenta, queda por votar el dictamen de la disposición final.


La señora PRESIDENTA: No hay disposición final en el dictamen, lo que había era una enmienda que pretendía que hubiera una disposición final, pero al haber sido rechazada, ya no tenemos que votar el dictamen de la disposición final.
Vamos a votar, señorías, el estado de ingresos. La única enmienda presentada es la número 27, de los Senadores Cámara y Cabrero.
Se inicia la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: Votos emitidos, 228; a favor, 20; en contra, 198; abstenciones, 10.


La señora PRESIDENTA: Queda rechazada.
Me indica el señor Letrado que el dictamen del estado de ingresos no se vota porque nunca se ha votado, argumento de mucho peso en esta Casa.
Les repito que las votaciones esta tarde no serán antes de las nueve en lugar de no antes de las nueve y media, como habíamos dicho, puesto que todas las votaciones al proyecto de ley de medidas no se han hecho esta mañana y se realizarán por la tarde.
Se suspende la sesión, que se reanudará a las cuatro de la tarde.


Eran las catorce horas y cincuenta minutos.


Se reanuda la sesión a las dieciséis horas y diez minutos.


El señor VICEPRESIDENTE (Prada Presa): Buenas tardes, señorías. Se reanuda la sesión.
A continuación, pasamos al debate de las secciones, correspondientes a los presupuestos de diversos organismos y sociedades estatales, y al preámbulo del proyecto de ley de Presupuestos Generales del Estado para el año 2002.
En primer lugar, Sección 01. Casa de su Majestad el Rey. No ha sido objeto de enmiendas. En su momento procederemos a la votación del texto del dictamen.
Seguidamente, Sección 02: Cortes Generales. Se ha presentado una enmienda, la número 114, por parte de los Senadores Cámara Fernández y Cabrero Palomares, del Grupo Parlamentario Mixto.
Para su defensa tiene la palabra el Senador Cámara por tiempo de un minuto.


Página 3949


El señor CAMARA FERNANDEZ: Gracias, señor Presidente.
La doy por defendida.


El señor VICEPRESIDENTE (Prada Presa): Gracias, señoría. Para un turno en contra tiene la palabra la Senadora Martín Mendizábal.


La señora MARTIN MENDIZABAL: Gracias, Presidente.
La doy por rechazada.


El señor VICEPRESIDENTE (Prada Presa): Gracias, señoría.
Turno de portavoces.
¿Algún grupo parlamentario quiere intervenir? (Pausa.) Al no utilizarse el turno de portavoces, pasamos a la Sección 03.
Tribunal de Cuentas. No ha sido objeto de enmiendas.
La Sección 04 corresponde al Tribunal Constitucional y tampoco ha sido objeto de enmiendas.
Sección 05. Consejo de Estado, no ha sido objeto de enmiendas.
Sección 08. Consejo General del Poder Judicial, tampoco ha sido objeto de enmiendas Sección 12. Ministerio de Asuntos Exteriores.
Pasamos a debatir el veto y las enmiendas números 116 a 122, de los Senadores Cámara Fernández y Cabrero Palomares, del Grupo Parlamentario Mixto.
Para su defensa tiene la palabra el Senador Cámara por un tiempo de diez minutos.


El señor CAMARA FERNANDEZ: Gracias, señor Presidente.
La impugnación que hacemos a la Sección 12. Ministerio de Asuntos Exteriores, tiene los siguientes fundamentos. Esta enmienda a la totalidad plantea diferentes objetivos que se contraponen con los objetivos de la política exterior del Gobierno del Partido Popular.
Teniendo España ese carácter de potencia de gran nivel que llama a las puertas del club de los países más poderosos del mundo, tal y como ha sido predicado por los voceros oficiales del Gobierno, se ha revelado como una mera ficción. España, bajo el influjo de un Gobierno conservador, sigue siendo una potencia mundial de segundo orden. Es así de claro, sin que ello deba traumatizarnos en absoluto, pues el liderazgo que debemos buscar es de otro tipo, de otro carácter: bienestar, justicia social, servicios públicos, desarrollo social, medio ambiente, etcétera, y confunde de forma vergonzante la política exterior del Reino de España con los intereses exteriores de otras grandes potencias y de las grandes multinacionales.
Los acontecimientos del 11 de septiembre en Estados Unidos ponen de relieve, con enorme crudeza, la carencia absoluta de una política exterior propia del Gobierno del Partido Popular, y su total y absoluta sumisión a los postulados exógenamente suministrados --como ya hemos comentado antes-- bien por los grandes «lobbies» o bien por la OTAN y los Estados Unidos. Conocen perfectamente nuestra posición histórica con respecto a la OTAN.
Nuestras relaciones con Estados Unidos se basan en nuestra total comprensión y colaboración con cada una de las acciones militares que emprende --peor o mejor-- este país a lo largo y ancho del mundo, y de forma muy significativa, con las que ahora están teniendo lugar en varias partes del mundo. No me voy a referir a ellas pero, en todo caso, es curioso ver los contrastes que se producen: total comprensión --o al menos aceptación-- hacia países que no respetan los derechos humanos, como el caso de Arabia Saudí o, por ejemplo, la no exigencia del cumplimiento de las cuatro resoluciones de Naciones Unidas en el asunto palestino.
Según nuestra opinión, para España es humillante tener una actitud tan sumisa y dependiente ante quien no duda en actuar a veces al margen del derecho internacional; ante quien no suscribe acuerdos internacionales, como el de la eliminación de las minas antipersonas; la creación del Tribunal Penal Internacional; la reducción de emisiones de CO2 a la atmósfera, etcétera; ante quien lanza una pretendida cruzada mundial contra el terrorismo, pero es incapaz de reaccionar ante el terrorismo de Estado de Israel --como he señalado antes--, largamente condenado por Naciones Unidas, encontrándonos en la actualidad en una situación realmente lamentable y peligrosa para Oriente Medio.
Si alguien me dijera que Izquierda Unida tiene una posición antiamericana, le diría que no. Nosotros estamos en contra de la política exterior de España y de la actuación de una potencia en un mundo unipolar --en este caso de Estados Unidos-- en el concierto internacional, pero estamos --no les quepa la menor duda-- también con el pueblo americano, que tiene una larga tradición democrática y que, por cierto, en la coyuntura presente goza de nuestra solidaridad ante los acontecimientos recientes, como es el caso del acto bárbaro de las Torres Gemelas.
En el momento de debatir estos presupuestos, se cumplen más de once años de la finalización de la Guerra Fría y, en consecuencia, de la creación de un nuevo orden, en el que los conflictos presuntamente iban a disminuir de forma considerable. Tengo que comentar que, en mi opinión, esto no es así. Por cierto, en la coyuntura de crisis económica, de recesión económica, algunos analistas incluso dicen que las propias guerras y conflictos para algunos países pueden desatascar algunos problemas estructurales de índole económico, fundamentalmente a través de la industria armamentística.
La realidad se caracteriza en este momento por todo lo contrario; se ha sustituido una política de bloques por la hegemonía de un solo país tanto en el orden militar como en otros órdenes. Este nuevo orden se basa en la disuasión militar y en la imposición coactiva. Por todo ello, en nuestra opinión, necesitamos unas Naciones Unidas fuertes, democráticas y autónomas en sus decisiones, buscando un equilibrio justo y equitativo en el Planeta que ayude a combatir tanto el terrorismo que amenaza la seguridad de Occidente, como la injusticia social y la pobreza que amenazan la propia viabilidad de muchos Estados del llamado

Página 3950


Sur, que impiden la vida digna de más de las tres cuartas partes de la población de este Planeta.
En estos presupuestos comprobamos con decepción la voluntad del Gobierno de dar la espalda a este tipo de política exterior, a la promoción de un orden internacional basado en la justicia social y en la dignidad humana, para seguir apostando por el fortalecimiento de instrumentos con los que, como es lógico, no estamos de acuerdo históricamente. Tampoco estamos de acuerdo con una mayor participación de España en la estructura militar y con que juegue un papel activo en su seno. El Gobierno no es partidario, en nuestra opinión, de un modelo de seguridad y de defensa común europeo.
Quiere, en el fondo y en la forma, que la OTAN se encargue de este aspecto fundamental de la soberanía y de la política exterior de los europeos.
Pues bien, debido a este cúmulo de posicionamientos en materia de política exterior de imposible suscripción por parte de esta fuerza política, Izquierda Unida presenta una enmienda ala totalidad a estos Presupuestos Generales del Estado para el año 2002.
La enmienda número 116 se refiere al programa 134.A, Cooperación al Desarrollo, de los Presupuestos Generales del Estado. Como ya han sido defendidas enmiendas importantes en el transcurso de este debate parlamentario de presupuestos, me voy a limitar exclusivamente a plantear que el Estado español incumple de una forma clara, en este programa de cooperación al desarrollo, la promesa de calidad y también de cantidad apropiada; tampoco se cumple con esta política que se dedique el 0,7 por ciento del producto interior bruto para los años 2002, 2003 y 2004. De eso no hay nada, no se hace caso. Es una demanda existente. Es una concepción de la política. Se me dijo en la Comisión en su momento y se me va a decir ahora que el 0,7 es un símbolo. Si, un símbolo importantísimo. Con los símbolos también se hace política. Y, por cierto, es dinero para la cooperación al desarrollo.
Pensamos que, debido a las enmiendas que hemos presentado y a nuestra concepción de la política exterior en esta materia, Izquierda Unida, como es lógico, tiene que presentar el veto y estar en contra de esta Sección.
Por tanto, doy por defendidas en este turno las enmiendas que hemos presentado a esta Sección.
Muchas gracias.


El señor VICEPRESIDENTE (Prada Presa): Gracias, Senador Cámara.
A continuación, pasamos a la enmienda 900, de veto, y a la número 901, presentadas por el Grupo Parlamentario Entesa Catalana de Progrés.
Para su defensa, tiene la palabra el Senador Solé i Tura.
Tiene su señoría seis minutos de tiempo.


El señor SOLE I TURA: Muchas gracias, señor Presidente.
El Grupo Parlamentario de Entesa Catalana de Progrés ha presentado dos enmiendas. Una de ellas es una impugnación, por consiguiente, un veto a la Sección 12, Ministerio de Asuntos Exteriores. Las razones son las siguientes. Este es un año importante porque la Presidencia española de la Unión Europea tendrá seis meses por delante y, sin duda, deberá dedicarles importantes recursos a este respecto.
Por eso, todos los impuestos, casi todos los incrementos que se han producido, están dirigidos a suplir problemas de personal y bienes corrientes. Por consiguiente, las transferencias corrientes a instituciones sin fines de lucro se mantienen en las mismas cuantías.
Tampoco observamos ninguna variación en las transferencias, al exterior para protección de españoles o participación en organismos internacionales. En el Capítulo de inversiones no se produce ningún incremento suficiente, limitándose a una alteración pequeña de la estructura.
Yo les quisiera insistir sobre un tema que me ha marcado mucho. Como ustedes saben, después de la crisis de Afganistán una organización tan importante como ACNUR empezó a pedir recursos a todas las instituciones y a todos los Estados miembros. Casi todos han contestado menos uno: el español. Desde el primer momento el propio ACNUR solicitó unos 30 millones de dólares para atender a las primeras necesidades. Estados Unidos, Gran Bretaña, Alemania, Italia, Dinamarca, Canadá, Suecia y Grecia han aportado una gran cantidad de dinero, incluso Japón, China y Gran Bretaña contribuyeron con especies, y a todo ello hay que añadir las donaciones privadas. Ninguna de estas donaciones salió del bolsillo del Gobierno español, ni éste respondió a las cartas que durante el mes de septiembre le envió la Presidencia de ACNUR.
A principios del mes de noviembre, el propio Director de ACNUR, el señor Lubbers, visitó España. Se entrevistó con el Presidente del Gobierno y el Gobierno español acabó prometiendo la aportación de algún dinero, unos 90 millones de pesetas, aunque no sé si se ha realizado la entrega. Mientras tanto, ACNUR ya ha recaudado en España, al margen de la posible aportación del Gobierno, unos 130 millones de pesetas; cantidad que ha sido donada por entidades como el Ayuntamiento de Barcelona, la Junta de Andalucía, el Gobierno Vasco, la Junta de Castilla y León, además de las numerosas aportaciones personales. Sin embargo, el Gobierno ha destinado importantes cantidades a otras organizaciones afines, confesionales o no, como la Fundación Carolina, con la que tiene una interesante relación.
En definitiva, se han producido disminuciones a los créditos en los conceptos destinados a las ONG y a la Ayuda Oficial al Desarrollo y con un aumento sustancial del concepto de publicidad y propaganda de la AECI.
El incremento que observan estos programas está meramente asociado a los gastos derivados de la Presidencia española de la Unión, sin vocación de permanencia ni consolidación para futuros ejercicios, de modo que un año más no se corresponde con los objetivos fijados por el Gobierno en política exterior. Esto es lo que nosotros observamos en este momento, y repito que en el capítulo de transferencias, en cambio, se incrementan sustanciales cantidades destinadas a las fundaciones y otras instituciones, mientras hay un descenso en términos reales de las transferencias previstas para organizaciones no gubernamentales.


Página 3951


Esto es lo que nos inquieta, porque en un momento decisivo como éste, en el que toda la estructura internacional se centra sobre lo que está ocurriendo en Afganistán y no sólo allí, y cuando las ayudas a través de ACNUR son tan importantes, nuestro Gobierno prefiere ir por otro camino y contribuye muy poco o nada --realmente, no sé si se han pagado los millones que dijeron que iban a pagar-- a esta causa.
Por todo ello, presentamos un veto a esta Sección 12, Ministerio de Asuntos Exteriores.
Finalmente, señor Presidente, hemos presentado la enmienda número 901 a fin de duplicar la dotación asignada para estas transferencias, en coherencia con el peso creciente que han adquirido los derechos humanos en el diseño de la política exterior; peso creciente que no concuerda con el continuado mantenimiento de la cifra consignada en el proyecto para este crédito presupuestario, teniendo en cuenta que España es miembro de la Comisión de Derechos Humanos de las Naciones Unidas. El sentido de nuestra enmienda es cambiar esta doble dirección y, con ello, la damos por defendida.


El señor VICEPRESIDENTE (Prada Presa): Gracias, Senador Solé i Tura.
A continuación, para la defensa de las enmiendas 1181 a 1183 del Grupo Parlamentario Catalán en el Senado de Convergència i Unió, tiene la palabra el Senador Cambra.


El señor CAMBRA I SANCHEZ: Muchas gracias, señor Presidente.
Nuestro grupo ha presentado a la Sección 12, Ministerio de Asuntos Exteriores, tres enmiendas. Las tres proponen incrementar la dotación del Programa Acción del Estado en el Exterior para dar respuesta a tres conceptos que actualmente, por desgracia, necesitan de la máxima aportación posible por parte de todos los Estados.
En definitiva, estamos hablamos de ACNUR, que está muy necesitado de fondos por todos los problemas que actualmente se están viviendo en Afganistán; el Fondo Fiduciario de las Naciones Unidas para el desminado, a fin de continuar con el desminado y poder atender a las víctimas de este problema; por último, pretendemos incrementar los fondos del Programa Mundial Interagencia, ONUSIDA, con el fin de contribuir a salvar el máximo número de personas afectadas por el problema del sida.
Nada más y muchas gracias.


El señor VICEPRESIDENTE (Prada Presa): Gracias, Senador Cambra.
A continuación pasamos a las enmiendas números 1535 a 1538, 1541 y 1548 a 1550, del Grupo Parlamentario Socialista.
Para su defensa, tiene la palabra el Senador Castro Rabadán, por un tiempo de ocho minutos.


El señor CASTRO RABADAN: Gracias, señor Presidente.
Como cuestión previa a las enmiendas vivas del Grupo Parlamentario Socialista, he de decir que la Sección 12 aparece en los Presupuestos para 2002 con un incremento aparente del 3,77 por ciento, pero al relacionarlo con distintos factores podemos comprobar que las transferencias realizadas a las Comunidades Autónomas son las responsables de que aparezca en las secciones exclusivas del Estado con un incremento relativo y engañoso que pone en peligro los objetivos que el Ministerio de Asuntos Exteriores pretende este año: primero, la Presidencia española de la UE y la Presidencia del Eurogrupo, lo que obliga a incrementar los gastos de personal y gastos corrientes. Segundo, el objetivo de conseguir para España la elección como miembro del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas para 2003-2004 y el desarrollo del Plan estratégico de Acción Exterior, así como la modernización del servicio exterior del Estado.
Estos presupuestos no responden a lo que el Gobierno pretende para España. El Ministerio de Asuntos Exteriores no sólo no ha cedido competencias sino que ha visto ampliadas las suyas y, sin embargo, el número de funcionarios es menor que en los años 1980-1990; hay menos diplomáticos que en el año 1975; en los últimos años y en pesetas constantes la evolución del presupuesto del Ministerio de Asuntos Exteriores es negativa; en diferentes comparecencias los secretarios de Estado se han quejado y han reconocido los escasos recursos del Ministerio de Asuntos Exteriores.
Respecto a los gastos en Acción del Estado en el Exterior, a los que hacen referencias las enmiendas números 1535 a 1538, del Grupo Parlamentario Socialista, son insuficientes porque el 70 por ciento de los mismos se realiza en el exterior y porque la actualización monetaria es distinta a la prevista en España.
Las aportaciones al Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo y al Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente disminuyen un 25 y un 9,1 por ciento respectivamente; hay una mínima participación en los organismos internacionales, como en el caso de ACNUR, cuestión que ya ha sido debatida por el compañero Solé i Tura y por otros miembros de diversos grupos.
No aparecen créditos ni previsiones para la Embajada de Singapur; los Programas 132A y 132B, como el conjunto del Presupuesto del Ministerio de Asuntos Exteriores, presentan un incremento coyuntural derivado de la Presidencia española ante la UE en los próximos seis meses, y no hay vocación de permanencia o consolidación futura del presupuesto del Ministerio de Asuntos Exteriores.
En cuanto a la acción diplomática ante la Unión Europea, a la que se refiere la enmienda número 1541, se mantiene el mismo esquema anterior.
Se incrementa aparentemente para cubrir la Presidencia española ante la UE, pero si excluimos los gastos derivados directa o indirectamente del ejercicio de la Presidencia, vemos que el capítulo 2 disminuye un 1,6 por ciento, según ha manifestado el Secretario de Estado, señor De Miguel, en el Congreso de los Diputados.
En este programa se aprecian las siguientes carencias: no se contemplan perspectivas presupuestarias de cara a la ampliación de la Unión Europea; no se reflejan medios suficientes para realizar propuestas para el debate interno en instituciones comunitarias; se renuncia a fomentar el conocimiento

Página 3952


y la implicación de la sociedad en el debate sobre el futuro de Europa; tan sólo se destinan 36.000 euros a este tema para actividades de promoción en la Unión Europea; tampoco aparecen previsiones concretas para relanzar el proceso de Barcelona, impulsando así el diálogo euromediterráneo tan necesario.
Respecto al Programa 134 de Cooperación para el Desarrollo, al que se refieren las enmiendas 1548 a 1550, he de decir que la ayuda oficial al desarrollo de España ha caído al porcentaje más bajo de su historia, el 0,21 por ciento del producto nacional bruto en la última década. Mientras la media de la Unión Europea ha aumentado este año del 0,32 al 0,33 por ciento, en España ha bajado. El Gobierno, por tanto, incumple sus compromisos en cooperación y en servicios sociales básicos, así como en ayudas a los países menos adelantados.
En el año 1992-1993 la ayuda oficial al desarrollo español alcanzó e1 0,28 por ciento del producto nacional bruto y desde entonces ha disminuido año tras año; en el año 1999 era del 0,23 por ciento y en el 2000 el 0,21.
España es uno de los países de Europa que está a la cola en lo que respecta a la ayuda oficial al desarrollo. El Gobierno español carece de voluntad política y, por tanto, dudamos de que cumpla el compromiso de alcanzar entre el 0,24 y el 0,26 por ciento en 2004. La media de la ayuda al desarrollo de la Unión Europea es del 0,33 por ciento, mientras que en España, como he dicho, es del 0,21 por ciento. Por tanto, España no cumple con esos compromisos internacionales, y en vez de dedicar el 0,15 por ciento a los países menos desarrollados les ha asignado sólo el 0,02 por ciento. Y aunque el Gobierno firmó que el 20 por ciento de la ayuda bilateral iría destinado a servicios sociales básicos, como educación, sanidad, o vivienda, hoy sólo llega el 6,3 por ciento de aquel porcentaje.
Por otra parte, los países destinatarios de los créditos FAD no son los más idóneos: Indonesia y Turquía, señorías, por lo que, si nos atenemos a los criterios de pobreza, comprenderán que no son los países más necesitados y que esas ayudas responden estrictamente a oportunidades de negocio de las empresas españolas.
En los presupuestos para 2002 el Gobierno opta por la dispersión del porcentaje de la ayuda al desarrollo, que se reparte entre Educación, Interior, Defensa, Asuntos Sociales, etcétera, con lo que cuesta mucho conocer el total de esa cantidad. Con esta técnica presupuestaria el Gobierno trata de disimularla disminución con la dispersión, dando la impresión de que hay más fondos.
Por otra parte, la Agencia Española de Cooperación Internacional, la AECI, incrementa el concepto de publicidad y propaganda, que pasa de 88.763 euros a tres millones de euros. Se trata más bien de agitación y propaganda para el Presidente y su entorno.
El incremento dedicado a las ONG y a la ayuda oficial al desarrollo es mezquino: el 0,29 por ciento, pasando de 204.000 a 205.000 euros.
Por último, el Plan Director de Cooperación, aprobado en noviembre de 2000, no alcanza en 2002 las previsiones valoradas, pues de 338 millones de euros pasa a contar con 321 millones, es decir, que disminuye.
Por todo ello, el Grupo Socialista propone que se incrementen los recursos públicos destinados a la ayuda oficial al desarrollo de forma continuada hasta alcanzar un porcentaje del PIB no inferior al 0,30 por ciento en 2002, y a1 0,35 por ciento en 2004, sin renunciar al objetivo de llegar al 0,7 por ciento en un futuro próximo. Estos incrementos se destinarían fundamentalmente a los países menos adelantados, dedicando al menos el 20 por ciento de la ayuda oficial al desarrollo a sectores sociales básicos.
Señorías, el hambre, la pobreza y la estabilidad no admiten demoras. El mundo, decía Ciro Alegría, es ancho y ajeno. Hoy no sé si sigue siendo ancho, pero, desde luego, ya no nos es ajeno. La solidaridad es necesaria; ésta se consigue con un buen presupuesto, pero éste no es el caso. Por tanto; rectifiquen y acepten nuestras propuestas, pues son justas y solidarias.
Muchas gracias.


El señor VICEPRESIDENTE (Prada Presa): Gracias, Senador Castro.
Para turno en contra, tiene la palabra la Senadora Posada.


La señora POSADA CHAPADO: Gracias, señor Presidente.
Buenas tardes, señorías. Inicio este turno en contra en nombre del Grupo Parlamentario Popular recordando --lo que a veces es necesario hacer en debates de este tipo-- que el presupuesto del Ministerio de Asuntos Exteriores para el ejercicio de 2002 tendrá un incremento de gasto del 2,93 por ciento respecto de las cantidades presupuestadas para 2001.
Este es un presupuesto que incluye los gastos derivados de la Presidencia por parte de España de la Unión Europea durante el primer semestre del año próximo. Asimismo, es un presupuesto que nos permitirá hacer frente a nuestros compromisos y que se inscribe en el marco del equilibrio presupuestario, criterio fundamental de la política económica del Gobierno. Y a juicio de mi Grupo es un presupuesto que Mejora las posibilidades, los medios y los recursos de que dispone el Ministerio para la gestión de la política exterior de España.
Voy a compartir mi tiempo con el Senador Morales en este turno en contra de los vetos presentados a la Sección 12, enmiendas presentadas por Izquierda Unida y el Grupo Entesa Catalana de Progrés.
La enmienda de impugnación presentada por el Grupo Parlamentario Mixto responde, a nuestro juicio, a una legítima e inveterada costumbre de Izquierda Unida de criticar la política exterior del Gobierno, y no tanto el presupuesto del Ministerio de Asuntos Exteriores: Aunque este año sí debo reconocer, señor Cámara, que sus críticas han sido actualizadas e incrementadas como consecuencia de los acontecimientos del pasado día 11 de septiembre. Unas críticas a nuestra política exterior que, ni desde la perspectiva general de los intereses de España, ni en concreto respecto de nuestras relaciones con Estados Unidos o de nuestra política de seguridad y defensa en el seno de la

Página 3953


Alianza Atlántica y de la Unión Europea, pueden considerarse aceptables, y se lo digo con todo respeto, señoría.
Señorías, el principio que guía nuestra política exterior es la defensa de los principios que inspiran nuestro sistema político, esto es, la defensa de la paz y la estabilidad en el mundo. Y estas acciones no pueden llevarse a cabo sin contar con mecanismos de coordinación y colaboración con aquellos países que comparten nuestros valores. Tras los acontecimientos del día 11 de septiembre estamos con los miembros de la coalición internacional que busca, señoría, un mundo en el que no tenga cabida el terrorismo ni el crimen organizado. Y por ello, este Gobierno seguirá impulsando la PESC en la Unión Europea, seguirá colaborando en la OTAN al tiempo que por vías diplomáticas tradicionales y bilaterales seguirá impulsando la paz internacional al margen de nuestra participación en operaciones de paz.
Nuestras discrepancias con la enmienda de Izquierda Unida son muchas y profundas, motivo por el cual nos vemos abocados a manifestar necesariamente un criterio desfavorable a la misma. Por otro lado, señor Presidente, señorías, la Sección 12 ha merecido otra enmienda de impugnación, la número 116 referida al Programa 134.A, Cooperación al desarrollo. Sin embargo, y dado que la cooperación al desarrollo también está contemplada en el veto del Grupo Parlamentario de Entesa Catalana de Progrés, si usted me lo permite, señor Presidente, dejaré para el final de mi intervención los argumentos de mi Grupo al respecto.
Paso, pues, a dar contestación en este turno en contra al veto que plantea el Grupo Parlamentario de Entesa Catalana de Progrés, enmienda de impugnación a la Sección 12. Este es un veto con una extensa justificación que tiene como hilo conductor de todos sus puntos la insuficiencia financiera para afrontar los ambiciosos e importantes objetivos que el Gobierno ha marcado en materia de política exterior.
Iniciaba mi intervención, señorías, señalando que el crecimiento que experimenta el presupuesto de Exteriores es muy cercano al 3 por ciento, y al mismo tiempo les manifestaba el criterio de mi Grupo y del propio Departamento en el sentido de que era considerado por todos suficiente para abordar nuestros compromisos en el año 2002, entre otras cosas, porque no podemos ni debemos olvidar, señorías, que cuando hablamos de la acción exterior de España que el Gobierno impulsa, sería un error valorar exclusivamente los presupuestos destinados a tal fin en la sección correspondiente al Ministerio de Asuntos Exteriores.
Veamos, pues, señorías, los aspectos de justificación del veto. Su Grupo, Senador Solé i Tura, reflexiona sobre los fondos destinados a la Presidencia de la Unión Europea por parte de España en el primer semestre del año 2002. Los consideran insuficientes y sin voluntad de permanencia, algo, señorías, que está por ver, pues para este fin el presupuesto dota al Ministerio de Asuntos Exteriores con ocho millones de euros, unos 1.300 millones de pesetas reflejados, eso sí, en diferentes partidas.
Quizá la más significativa de todas ellas, por importe cercano a los 600 millones de pesetas, sea la que figura en la partida correspondiente a la Secretaría de Estado para Asuntos con Europa. Estos fondos, en palabras del Secretario de Estado, son suficientes para cubrir las necesidades financieras de su importante actividad.
Pero, señorías, además para la necesaria y buena ejecución de la Presidencia española, la unidad específica de coordinación creada en la Presidencia de Gobierno cuenta con un presupuesto de 45 millones de euros. Esta es una muestra de que muchos compromisos en política exterior no sólo se abordan desde el presupuesto del Ministerio de Asuntos Exteriores. Pero además permítanme, señorías, que diga en términos coloquiales que cada presupuesto tiene su afán y que resulta evidente, necesario y positivo que parte del esfuerzo presupuestario vaya dirigido en el año 2002 a la Presidencia de la Unión Europea.
Veamos el diseño de prioridades para el año 2003. En su momento el Gobierno perfilará esas prioridades en materia de política exterior. Por ello, si lo que a ustedes les preocupaba era la suficiente financiación de la Presidencia española de la Unión Europea, podemos decir que la cobertura económica es suficiente a juicio de todos los responsables.
En igual sentido, manifiestan en su veto la escasa dotación e impulso del Plan Asia-Pacífico. A juicio de mi grupo, su desarrollo debe proseguir en la línea de aplicación que ha tenido a lo largo del presente ejercicio y que ha empezado de verdad a arrojar ya un saldo positivo. Este avance va a contar con un importante catalizador que será la Casa de Asia, que empezará a funcionar a lo largo del primer trimestre del año 2002 en Barcelona. Para ello destinamos 1.800.000 euros como aportación del Ministerio de Asuntos Exteriores a este proyecto. Y es no sólo un bonito proyecto, sino que puede ser un importante instrumento para la aplicación de este plan que ustedes reclaman que se lleve a cabo y que es una de las prioridades de este Gobierno apoyado por el Grupo Popular.
En otro orden de cosas, señorías, se mencionan las contribuciones de España a los organismos internacionales y las han cuestionado en su veto y también en su intervención. En este terreno, mi grupo considera muy razonable su presupuesto. Para el año 2002 la Secretaría de Estado de Exteriores contará con un presupuesto de 184 millones de euros y gestionará políticamente --y lo digo expresamente-- estos fondos, que constituyen, señorías, el 20 por ciento del presupuesto de todo el Ministerio. Creo que ello da una idea de la importancia de este instrumento fundamental de la política multilateral de España. Vamos a seguir dando apoyo a los compromisos adquiridos en la Cumbre del Milenio que aquí se ha mencionado; vamos a continuar apoyando los proyectos relativos a derechos humanos, gobernabilidad, lucha contra la droga, buscando también un sistema ágil y flexible de asignación de recursos para poder responder en cada momento a una necesidad urgente que se pueda plantear. Se han incrementado también una serie de contribuciones a organismos como ACNUR o PMA por considerar que sus actividades responden en la actual situación internacional a lo que el Gobierno considera como necesario.
Además, señorías, en el marco de Naciones Unidas somos uno de los mayores contribuyentes, estamos en el

Página 3954


puesto 10, si sumamos cuotas obligatorias y voluntarias, y éste es un puesto importante.
Y retomo, como le avanzaba, señor Presidente, señorías, un aspecto común a los dos vetos presentados, y es el que se refiere a la política de cooperación en los presupuestos del Ministerio de Asuntos Exteriores que hoy debatimos, que creo que van a demostrar de forma clara el compromiso del Gobierno con la cooperación como una parte esencial de la política exterior de nuestro país. Esa importancia y prioridad quedan reflejadas en un incremento de más del 5 por ciento de los presupuestos para el año 2002.
El total de la ayuda oficial al desarrollo española será en el año 2002 de más de 297.000 millones de pesetas, de los cuales 68.000 corresponden al Ministerio de Asuntos Exteriores. Este presupuesto se seguirá aplicando de diversas formas dentro de la finalidad de la cooperación, que les recuerdo, señorías, que no es otra que la ayuda para la erradicación de la pobreza. Así, acciones de mantenimiento del fondo para la concesión de microcréditos a pequeños empresarios, subvenciones a proyectos de las organizaciones no gubernamentales, concesión de becas, financiación de escuelas taller, ayudas a situaciones de emergencia y otras que todos ustedes conocen, serán financiadas con este fondo.
En cuanto a la Agencia Española de Cooperación, un crecimiento importante del 5,8 demuestra le prioridad que el Gobierno concede dentro de la política exterior a la cooperación. Creo que con este presupuesto podrán ser cumplidos los objetivos encomendados a la Agencia por el Plan Director de Cooperación dentro del horizonte 2004 y por el plan anual, que ustedes conocen, ya que se aprobó de forma unánime en su momento. Es igualmente conocido de todos ustedes que Iberoamérica y países del norte de Africa son zonas preferentes de cooperación para nosotros por coincidir en ellos los intereses de la sociedad española, porque existen vínculos histórico, culturales y afectivos, del mismo modo que existen acciones permanentes de organizaciones no gubernamentales al desarrollo y del resto de los agentes que llevan a cabo acciones de cooperación.
Creo; señorías, que no existen motivos ni políticos ni presupuestarios que sostengan los contenidos de sus vetos. Por ello el sentido del voto de mi Grupo será contrario a los mismos.
Antes de terminar, me gustaría agradecer el tono de todos los intervinientes, y decirle expresamente al Senador Solé i Tura, de cuya intervención se desprendía una preocupación importante por las acciones del Gobierno de España por la penosa situación que vive Afganistán, que España ha sido el primer país europeo que ha enviado un avión a través de Cruz Roja Española y de Cruz Roja Internacional. Señor Solé i Tura, ACNUR ha recibido 400 millones de pesetas, Cruz Roja Española en una primera emergencia 150 millones de pesetas, FAO, Sistema de Naciones Unidas, Programa Mundial de Alimentos, 90 millones de pesetas, y el Comité Español de Ayuda al Refugiado, que algo que tiene que ver en esta materia, tanto como ACNUR, 50 millones de pesetas. Es decir, 200 millones de pesetas ya han llegado, y la contribución que usted mencionaba a ACNUR se ha movido en el entorno de los 400 millones de pesetas.
En una última comparecencia del Ministro de Asuntos Exteriores celebrada la semana pasada en esta casa, se hizo una descripción de las ayudas del Gobierno para tratar de paliar en lo posible el problema humano de Afganistán, no sólo por la situación producida tras el 11 de septiembre, sino por una guerra que dura ya muchos años. (La señora Presidenta ocupa la Presidencia.) Hizo una descripción de todas esas ayudas y llegó a decir en la Comisión y en los medios de comunicación que ese día --y fue la semana pasada-- la ayuda de España se elevaba a algo más de los 800 millones de pesetas. Espero, señor Solé i Tura, que estas explicaciones, al menos, le consuelen en lo que respecta al aspecto humano y económico de este terrible problema que todos vivimos con preocupación.
Termino, señora Presidenta, diciendo que en mi Grupo somos conscientes de los criterios de austeridad de este presupuesto, pero espero que convengan conmigo en que también es importante y necesario maximizar el rendimiento de los recursos disponibles, crear instrumentos de gestión ágiles y reorientar prioridades, y creo que el Ministerio de Asuntos Exteriores siempre ha dado buena muestra de ello.
Por todo lo dicho, creo que quedan patentes nuestras discrepancias con los contenidos de sus vetos y les reitero el voto contrario de mi Grupo.
Muchas gracias, señora Presidenta.


La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señoría.
Su señoría quería compartir el turno con el Senador Morales.
Senador Morales, le quedan dos minutos.


El señor MORALES MONTERO: Muchas gracias, señora Presidenta.
No voy a hacer uso de este turno, me reservo para el de portavoces.


La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, Senador Morales.
Comienza el turno de portavoces.
Por el Grupo Parlamentario Mixto, tiene la palabra el Senador Cámara.


El señor CAMARA FERNANDEZ: Muchas gracias, señora Presidenta.
Señora Senadora, su tono siempre es bueno en términos políticos.
Lógicamente mantiene su posición y yo voy a mantener la mía. Es cierto que tenemos una posición distinta respecto a la política exterior, por diferentes motivos pero ése sería un debate mucho más largo; en todo caso, los elementos centrales ya los he explicado. Izquierda Unida nació fundamentalmente desde una cultura de paz, a raíz de aquel referéndum de la OTAN. Usted comprenderá que tenemos una posición entroncada, lógicamente, en la política exterior de España con respecto a la OTAN, y lo

Página 3955


mencionamos al hablar de política exterior de España, lo que es lógico y natural.
Usted ha hablado ahora de austeridad y creemos que son pocos los recursos en materia de cooperación, pero en materia de política exterior dice usted que siempre decimos más o menos lo mismo y que ahora introducimos el asunto del 11 de septiembre, y lo dice en un tono «jocosillo», diría yo.
Señora Senadora, el señor Ministro de Hacienda planteaba que los presupuestos son la expresión cifrada de la política del Gobierno.
Permítame que yo hable de política en los presupuestos, que son una expresión cifrada de esa política, y exprese diferentes opiniones respecto a la política exterior de España. Podemos hablar aquí del seguidismo a ciegas que mantiene el Gobierno español; podemos hablar aquí, lo han hecho otros países en el conflicto en el que estamos ahora, de cómo el Gobierno español prácticamente hace caso omiso de la soberanía popular, que reside fundamentalmente en las Cortes Generales, respecto a decisiones políticas no practicadas pero sí enunciadas por el nuevo Presidente del Gobierno en cuanto a la guerra y su interés por entrar en ella. Todo esto lo hemos criticado de forma repetida y tenemos que decirlo de forma global.
No nos conocemos mucho, pero yo personalmente estuve muy en contra de un mundo bipolar, de un mundo de bloques que se expresaba a todos los niveles. Recuerdo que en el mundo sindical yo era el defensor a ultranza de que el sindicato en el que yo estaba no entrase en la federación sindical mundial ni en la CIOLS, porque teníamos que ser equidistantes porque había que romper la idea de bloques. Esa es mi cultura y mi formación política. Lógicamente cuando los bloques desaparecen, aparece un mundo unipolar donde la hegemonía es absoluta y hay un seguidismo que no compartimos. Cuando hablan de un mundo de paz --usted lo ha dicho-- o de un mundo de justicia son palabras loables, pero sinceramente ¿estamos en esa línea a nivel internacional?, ¿qué hace y cómo influye España para hacer otra política a nivel internacional? Yo sinceramente no la veo por ninguna parte.
Yo he mencionado un tema, y no lo diga usted con jocosidad, porque yo me he pronunciado con claridad, públicamente en esta tribuna, sobre los acontecimientos del 11 de septiembre. No hay cosa más perversa para la izquierda que el terrorismo. El terrorismo es un mal endémico y un mal estructural, pero encima es que va fundamentalmente contra cualquier concepción de progreso contra cualquier concepción de cualquier fuerza política que se precie de ser de izquierdas es enemigo acérrimo. Pero juntamente a ello, yo no puedo olvidar que seguidismo en la política exterior lleva a ciertas actitudes que, por ejemplo, no tienen en cuenta los focos conflictivos de esa política exterior y que no están lógicamente resueltos.
El tema de la justicia y la paz requiere la solución de los conflictos, si no, no se va a buscar nunca ese objetivo. He mencionado uno, pero podemos mencionar muchos más, como el tema del hambre, el de la división entre norte-sur de una forma tan dramática, el de los recursos que se dividen tan mal en el mundo, etcétera. Todo esto lleva a la propia aceptación de que hay conflictos podridos que nadie es capaz de solucionar por mucho que lo diga Naciones Unidas, que cada vez pinta menos a no ser que la reformemos entre todos. Por eso España debe de jugar un papel activo, impulsor en Europa para conseguir esos objetivos, intentando desligarse algo más de la política exterior de Estados Unidos y hacer una política propia desde la Unión Europea. Aprovecho la ocasión para pedir que durante el semestre de Presidencia española esa política de defensa y cooperación desde la Unión Europea sea en el futuro una realidad y que la política exterior de España tenga otros contenidos de los que últimamente yo aprecio que se están produciendo.
Señorías, ésos son algunos de nuestros argumentos y aquí no podemos hacer un debate escolástico, además ustedes conocen perfectamente la posición de Izquierda Unida que no la expresamos solamente en el Parlamento, sino también en la calle con el movimiento social del 0,7 o con cualquier expresión pública en contra de la guerra. En mi cultura de izquierdas la guerra también, junto al terrorismo, es enemiga total y absoluta de cualquier política de progreso; al final pagan los civiles y no quien tiene que pagar. Por cierto, en Afganistán, después de derrotados los talibán, tendrían que desarmar a todos para llevar la paz a esa parte del mundo, aunque dudo mucho que se produzca el desarme de unos y de otros para buscar la paz en esa zona. A lo mejor, nos encontramos en el futuro con que hay, junto al interés de combatir al terrorismo, otros intereses un tanto ocultos.
Muchas gracias, señora Presidenta.


La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, Senador Cámara.
¿Algún otro Grupo quiere intervenir en este turno de portavoces? (Pausa.) Por el Grupo Parlamentario Socialista tiene la palabra el Senador Castro.


El señor CASTRO RABADAN: Muchas gracias, señora Presidenta.
A veces estar en el córner da ventajas aunque desde ese punto en el fútbol se disparan tiros peligrosos.
En este turno de portavoces, sólo quiero decir con respecto a la intervención del Grupo Parlamentario Popular, que estaba en contra de los vetos y en general de las enmiendas que se han discutido en este trámite, y que el Ministerio de Asuntos Exteriores va mal en lo más importante que puede tener un ministerio o una empresa que es en los recursos humanos porque es una de las cuestiones fundamentales de cualquier actividad.
En recursos humanos el Ministerio de Asuntos Exteriores va muy mal, y no lo dice la oposición, sino el señor Ministro en una intervención reciente. Hay menos diplomáticos que en los últimos diez años; hay 697 diplomáticos, contados, cuando Italia, Holanda o Suecia tienen más de mil. Así mal podemos atender a las necesidades que tenemos de cara a nuestra representación exterior. Ha disminuido el total de personal, como he dicho; disminuyen también los recursos materiales, y la evolución del presupuesto

Página 3956


de Exteriores en los últimos diez años ha ido cayendo cada vez más bajo, y ese aspecto no lo resuelve la Presidencia española, porque la Presidencia española en la Unión Europea resuelve, de una forma engañosa, un período de seis meses en que se han dispuesto todas las baterías más famosas e importantes para poder pasar el trago y hacer brillar a la figura del Presidente del Gobierno español en la Unión Europea.
Por tanto, nosotros seguimos defendiendo nuestras enmiendas y no aceptamos los criterios que el Grupo Parlamentario Popular ha mantenido, diciendo que es un presupuesto brillante y de los mejores que se han hecho.
Nada más y muchas gracias.


La señora PRESIDENTA: Gracias, Senador Castro.
Es el turno del Grupo Parlamentario Popular, y tiene la palabra en primer lugar la Senadora Posada. (El señor Aleu i Jornet: No se puede compartir el turno.) Efectivamente, el turno de portavoces no se puede compartir, por eso entendía yo que intervendría el Senador Morales.


La señora POSADA CHAPADO: Perdón, señora Presidenta, entendía que estábamos en la réplica de los vetos, y puesto que había dos vetos...


La señora PRESIDENTA: Pero entonces, señoría, el Senador Morales no podrá intervenir.


La señora POSADA CHAPADO: Intervendría en portavoces.


La señora PRESIDENTA: Es que estamos en portavoces.


La señora POSADA CHAPADO: No, señora Presidenta.


La señora PRESIDENTA: Sí, señoría; estamos en el turno de portavoces. Su señoría hizo uso del turno en contra, y ahora el Grupo Parlamentario Popular tiene un turno de portavoces.


La señora POSADA CHAPADO: Entonces, renuncio a la intervención, y cedo el turno al Senador Morales.


La señora PRESIDENTA: Tiene la palabra el Senador Morales.


El señor MORALES MONTERO: Muchas gracias, señora Presidenta.
Hemos sufrido quizá una equivocación, pero voy a contestar en nombre de mi grupo, y en aras de la brevedad, que respecto a las enmiendas presentadas, vamos a rechazarlas, como antes ha anunciado la Senadora Posada, ya que las argumentaciones que las sustentan no justifican las propuestas que plantean.
Manifestamos el criterio desfavorable de mi grupo, y, en términos de justificación de dicho criterio, no reiteraré argumentos ya expuestos con anterioridad en la Comisión.
Nada más y muchas gracias.


La señora PRESIDENTA: Gracias, Senador Morales.
Pasamos a la Sección 13, Justicia.
Hay presentada una enmienda por el Senador Cámara Fernández, del Grupo Parlamentario Mixto, y otras 14 conjuntamente con el Senador Cabrero. Por tanto, dispone su señoría de quince minutos.


El señor CAMARA FERNANDEZ: Muchas gracias, señora Presidenta.
Voy a defender básicamente el veto.


La señora PRESIDENTA: Gracias. Tiene la palabra, señoría.


El señor CAMARA FERNANDEZ: Señorías, en el tema de justicia presentamos una enmienda, en consonancia con el debate mantenido aquí sobre esta sección y con nuestras enmiendas, porque creemos que la dotación es de todo punto insuficiente para hacer frente, de forma adecuada, a las necesidades de la Administración de Justicia en la España del año 2002.
Ya en su momento, el año pasado, entendimos que aquellos presupuestos en materia de justicia para el año 2001 ya eran claramente insuficientes para sufragar los gastos derivados de las reformas procesales de los últimos años, y creemos que en el año 2002 siguen siendo insuficientes.
Por tanto, a tenor de lo visto y de lo ejecutado, no creemos equivocarnos al afirmar que los temores de hace tiempo de Izquierda Unida con respecto a estas cuestiones eran fundados en su momento.
También debemos sumar la preocupación por el rumbo de la justicia española en una serie de campos en los que Izquierda Unida entiende que o están siendo insuficientemente atendidos o son desatendidos por los actuales Presupuestos Generales del Estado para 2002. Nos parece que es difícil acometer con éxito ni siquiera una mínima parte de los problemas pendientes de la justicia española, de los pactos que en su momento se establecieron en torno a temas diversos. Por concretar mencionaré la modernización de la Oficina Judicial, el muevo mapa judicial, la revisión de retribuciones del personal al servicio de la Administración de Justicia no transferidas a las Comunidades Autónomas, la mejora en materia de infraestructuras, nuevas tecnologías, y un largo etcétera. A la vez, no vemos factible que con estos presupuestos de justicia se pueda fortalecer la participación ciudadana y el acceso de los ciudadanos españoles a la jurisdicción. Temas tan queridos para Izquierda Unida como el del jurado; la orientación jurídica, la asistencia letrada o los juzgados de paz, reciben poca o inadecuada ayuda de estos Presupuestos Generales del Estado. En nuestra opinión, aquí priman los aspectos de carácter institucional y corporativo por encima de la justicia «a pie de obra», como la hemos denominado, que es lo que preocupa de forma real y concreta a la ciudadanía española.
Señorías, por estas razones presentamos este veto a la Sección 13, referida a la justicia. Con la enmienda número 1 pretendemos simplemente hacer un poco de patria chica,

Página 3957


de país. Se refiere a creación de juzgados de primera instancia en Formentera, que vive la triple insularidad y padece, por tanto, problemas muy serios. Planteamos la creación de un juzgado de primera instancia en la isla, entre otras cosas para evitar los continuos desplazamientos, costes y molestias a los ciudadanos de esa isla. Algún Senador del Grupo Parlamentario Popular puede estar de acuerdo con esto. Espero que algún día lo aprueben, porque llevo los dos últimos presupuestos repitiéndolo.
También haciendo patria o país, me voy a referir a la misma isla. En la Comisión me dijeron que el juzgado de paz de Formentera estaba suficientemente dotado. Normalmente existe sólo un funcionario, luego es imposible que cumpla con sus deberes y con la profesionalidad requerida.
Los refuerzos parecen imposibles. Desde Ibiza no los envían. También es un asunto que se planteó en su momento, el año pasado. Se trata de reforzar el juzgado de paz de Formentera con un oficial auxiliar y un agente judicial, necesarios para una isla. Entiendan ustedes que el que una Comunidad esté formada por islas; rodeada de agua por todas partes, supone un territorio discontinuo que hace muy difícil la solución de ciertos problemas, implica un cierto déficit estructural. Es decir, cuando pedimos uno o dos funcionarios más para algo tan simple como esto, estamos diciendo que a lo mejor, en otra provincia, en otro lugar, es fácil acometer ese problema con un refuerzo, etcétera pero en el caso de una isla resulta francamente imposible. Si ustedes viviesen en Formentera verían que esto es así, y que, en consecuencia, estas demandas son lógicas.
En la enmienda 127 planteamos aportaciones alas Comunidades Autónomas para indemnización a abogados por turno de oficio, para los letrados, etcétera.
Como dije antes, doy por defendidas las enmiendas, y espero que aquellas relativas a mi país, que he mencionado, sean atendidas; si no en estos presupuestos, sí en los siguientes. Tengo mucha paciencia, y aunque yo no estuviese aquí en el Senado, estoy convencido de que gente nuestra seguiría defendiéndolo igual, con cierto ahínco y sin desesperanza.
Muchas gracias.


La señora PRESIDENTA: Gracias, Senador Cámara.
El Grupo Parlamentario Entesa Catalana de Progrés también ha presentado un veto. Para su defensa, tiene la palabra su portavoz, el Senador Molas.


El señor MOLAS I BATLLORI: Señora Presidenta, señorías, no sé si resulta lógico y que fuera de esperar que de nuevo este año planteemos una impugnación a esta Sección y que de nuevo este año el presupuesto sea una continuidad del anterior. Parece que el tiempo no pasa y que hacemos los pactos de Estado para que no se cumplan. Pero, si ésta es la forma de entender los pactos, es decir, que no se cumplan, seguramente que es una mala forma de enderezar algo la vida política española y la confianza de los unos con los otros y, por tanto, la lealtad constitucional.
Los pactos están hechos para ser cumplidos, no para la fotografía, ni siquiera para una redacción más o menos extensa. Están hechos para que haya también un plan financiero que permita que se realicen en el tiempo.
Y esto significa que el presupuesto debe reflejar cuál es el contenido concreto para este año, segundo ejercicio, para esta materia.
Era lógico que en el primer año, cuando también planteé una impugnación, el Gobierno pudiera argumentar, aunque no fue esa su argumentación --pero yo entendía que era justificable--, que los planes no pueden elaborarse de un día para otro, que el presupuesto empieza a trabajarse mucho antes que el Pacto estuviera realizado y que, por tanto, de momento se entraba con poco, si bien al año siguiente se daría un paso más considerable para llegar a mejor situación.
Lo que uno puede esperar de los acuerdos alcanzados, suscritos es otra cosa, porque, de 250.000 millones de pesetas por año, no llega nada. Los aumentos son muy débiles. Y con estos aumentos, que no digo que no existan sino que no reflejan lo que debe ser un Pacto por la Justicia, se permite mantener el crecimiento normal.
Por ejemplo, en cuanto a plazas, de las previsibles 250 plazas por año que el Consejo General del Poder Judicial recomendaba para cubrir el déficit de nuestro conjunto de funcionarios de la Administración de Justicia entre jueces y magistrados, en el año 2001 se han cubierto 103 y en el año 2002 serán 105, lo cual no quiere decir que estén cubiertas las plazas. De momento, de las 500 previstas, estamos en 208.
No sé si simplemente debiera pasar de una fase que el año pasado fue más de lamento a otra que en el presente debe estar más referida a la exigencia y esperar que, después del ámbar, el rojo sirva para entender que el Gobierno está dispuesto a mantener el Pacto de Estado o bien quiere romperlo sobre la vía de no cumplirlo.
Se han de financiar nuevos órganos, se deben crear las plazas comprometidas para los años 2000, 2001 y 2002. La Ley de Enjuiciamiento Civil se ha de aplicar y saben que ello cuesta dinero. La Ley de Responsabilidad Penal del Menor cuesta dinero. Y tenemos 1.700.000 casos en pendencia.
Si esto no significa voluntad de las fuerzas políticas principales para llegar a un Pacto de Estado para solventar el problema entonces es que durante estos dos años no hemos hecho nada en concreto, no hemos conseguido que los firmantes pongan las manos a trabajar. A lo mejor han puesto el cerebro pero no las manos y, en todo caso, el presupuesto no lo ponen. No hay, pues, ni una posibilidad de enfrentarse con el tema con mínimas garantías de éxito.
Si queremos garantizar la tutela judicial efectiva, si lo que nos proponemos es asegurar un régimen de libertad, eso quiere decir que la Justicia debe funcionar bien, de la misma forma que deben funcionar bien las fuerzas de orden público. Y no sé qué es lo que pasa. Alguien me lo podría explicar. Seguramente que, como mínimo, quedaría informado, aunque no sé si encantado. No sé si es que el Ministerio o el Ministro es poco efectivo, no sé si es que pesa poco en el conjunto del Gobierno o si es que el Gobierno tiene unas opciones distintas a cumplir un pacto de Estado y hacer que exista una justicia que funcione. La verdad es que no saberlo me desconcierta aún más que saberlo

Página 3958


y no estar de acuerdo. Lo repito ante la Cámara para que el año que viene no tenga que volver a presentar una impugnación sobre el tema.
¡Cumplan el pacto, por favor! Cúmplanlo y pongan el dinero, que es la forma de cumplir los pactos. Los pactos no se cumplen con discursos ni con buenas palabras, sino con dinero, con efectividad, con la convocatoria de plazas públicas y cubriendo las plazas de funcionarios, jueces y magistrados, que es lo que necesita una buena Administración de Justicia. Digo buena, no inmejorable. Situándome en la media europea en el año 2010 me doy por contento. Fíjese la limitación: en el año 2010 estar en la media europea. De aquí a entonces, con más consignación en los Presupuestos que en los últimos años, podrán contar con toda la ayuda leal de nuestro Grupo Parlamentario para que esto sea posible, para que por fin España tenga una justicia moderna, competente, activa, apolítica e independiente.
Muchas gracias, señorías. Muchas gracias, señora Presidenta.


La señora PRESIDENTA: Gracias, Senador Molas.
Turno del Grupo Parlamentario Socialista para la defensa de sus enmiendas.
Tiene la palabra el Marín Rite.


El señor MARIN RITE: Gracias, señora Presidenta.
Señorías, en el breve tiempo del que dispongo haré una intervención esquemática.
Mi Grupo mantiene la enmienda número 1557, al Programa 142.A de la Sección 13, Ministerio de Justicia. Este Programa es en el que se residencian la mayor parte de los fondos de los que dispone la Justicia en España, y año tras año nosotros venimos insistiendo, sin éxito, en la necesidad de que ese Programa cuente con una importante cantidad de fondos, además de los que en estos momentos tiene.
En este año nosotros pensábamos, como decía el Senador Molas, que esto iba a ocurrir, pero no ha sido así, y no estamos de acuerdo con la afirmación de que hay 18.000 millones de pesetas extra en razón del Pacto de Estado para la Justicia. No es así. Lo que hay es una agrupación de partidas, que no es lo mismo, que habrían de estar en los Presupuestos en cualquier caso, y a esa agrupación de partidas se le llama plus del Pacto de Estado para la Justicia. Pero eso es una ficción, porque en realidad no hay un añadido, no hay un plus extra para eso.
Lo único que queremos resaltar, en positivo, es que hay un cierto aumento, destacable en materia de inversiones, y queremos decirlo por dos razones: en primer lugar, porque es cierto y, en segundo lugar, porque no queremos tratarles a ustedes como ustedes nos trataban a nosotros, de una manera en la que se nos negaba absolutamente todo.
Es cierto, señorías, que con este Presupuesto no se conseguirá más que mantener la situación en la que se encuentra la Justicia en España, que es extremadamente grave. Estamos haciendo presupuestos de mantenimiento, de pequeñas y suaves mejoras, que son ciertas, como decía el Senador Molas, pero realmente, con esas pequeñas mejoras, no avanzaremos, no daremos el gran impulso que la Justicia española viene demandando de una manera dramática.
Nada más.


La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, Senador Marín Rite.
Para un turno en contra tiene la palabra la Senadora Mora.


La señora MORA DEVIS: Gracias, señora Presidenta.
Comparezco ante sus señorías para explicar la posición del Grupo Popular con respecto a los vetos presentados por el Grupo Parlamentario Entesa Catalana de Progrés y por Izquierda Unida acerca de la Sección 13 de los Presupuestos Generales del Estado y, cómo no, para defender esta Sección.
Quisiera en un primer análisis enmarcar la Sección 13, la Sección de Justicia, dentro de los Presupuestos Generales del Estado. Este primer análisis nos lleva a enmarcarnos en la política económica del Gobierno que, por segunda vez consecutiva, presenta para su aprobación un proyecto adaptado al equilibrio presupuestario. ¿Qué beneficios o qué perjuicios ha de depararnos para la Administración de Justicia esa política de equilibrio presupuestario? Señorías, la respuesta pasa necesariamente por el análisis retrospectivo de los resultados anteriores. Podríamos recordar aquellos déficit presupuestarios que llegaban al 7 por ciento del producto interior bruto que no nos permitían despegar, así como el punto de vista prospectivo de la convergencia con Europa de España.
El grupo parlamentario que represento se apoya en gran parte en el aumento presupuestario que presenta esta Sección. Estamos hablando del 6,6 por ciento en términos homogéneos. Quiero salir al paso de esas políticas continuistas que se denuncian o que se advierten. Vamos a dejar las cosas como están y vamos a mirar los números tal cual están: Hablamos de un incremento del 6,6 por ciento por encima del o añadido al del año pasado que --como ustedes recordarán-- sobrepasaba el 14 por ciento.
Eso, señorías, no lo olvidemos, es fruto de la política económica del Gobierno que nos ha permitido tener una recaudación suficiente. Y esto quiero elevarlo ante sus señorías esta tarde porque en estos momentos estamos asistiendo a un acontecimiento histórico, mejor dicho, a dos acontecimientos históricos. Por una parte, un presupuesto incrementado en más de 7.500 millones de pesetas, como he dicho superior al anterior. A esa cantidad hay que añadir la presupuestada para el Centro de Estudios Jurídicos y para la Mutualidad General Judicial. Esto eleva la Sección a la cantidad de 1.156 millones de euros, sin olvidar cuatro cosas. Una, que este aumento es fruto de la riqueza que ha generado el país, precisamente por esa aplicación de política económica. Dos, que los Presupuestos Generales del Estado permiten el destino del 51,8 por ciento a gastos sociales. Tres, que todo lo dicho es posible a pesar de una situación política mundial no favorable que se ha producido de forma violenta e imprevista en términos económicos y macabra y ruin en términos humanos a raíz de los acontecimientos ocurridos

Página 3959


el pasado 11 de septiembre. Y cuatro, que nuestro país ha de destinar un plus para aliviar la estancia de los jueces con destino de especial dificultad. Por lo tanto, hay que prestar un especial interés a la capacidad de ahorro de nuestro país.
Por otra parte, me resisto a omitir la importancia de que los Presupuestos Generales del Estado se cuantifiquen este año en euros, una importancia que quiero desvelar en dos aspectos. Uno, el social porque asistimos a la unificación que venimos en llamar globalización. A este respecto quisiera hacer ante sus señorías una reflexión, que no hace mucho más de 50 años los europeos estábamos luchando unos contra otros y ahora precisamente estamos rompiendo las barreras que nos desunían, las fronteras y hasta la moneda nacional: Todo ello porque perjudicaba el desarrollo de nuestros intereses y porque perjudicaba nuestra unidad. Y dos; un aspecto económico. Hay que decirlo claro. Para asumir este rol no es suficiente con querer, hay que poder. Y si el Gobierno del Partido Popular no hubiera llevado una política económica como la que ha llevado, aun queriendo no hubiéramos podido.
Nuestra economía y nuestra riqueza nos lo tenían que permitir y, gracias a este Gobierno, hemos podido alcanzar protagonismo en la globalización.
Hoy nuestras expectativas son comunes a las de los grandes países, tenemos un crecimiento económico superior al de los países europeos y podemos hablar de España como uno de los grandes países europeos. Estas, y no otras, son las razones que expongo en apoyo de nuestra política presupuestaria; y lógicamente queda afectada la Sección 13.
Un segundo análisis nos lleva a fijar el presupuesto del Ministerio de Justicia como uno de los prioritarios respecto del resto de las secciones. Quiero salir al paso de estas manifestaciones, quizás un poco aventuradas, pero realmente la Sección 13 es una de las tres privilegiadas del presupuesto.
El tercer análisis nos confirma que, por primera vez en la historia de nuestro país, está escrito negro sobre blanco una partida presupuestaria específica para el desarrollo de las actuaciones previstas en el Pacto de Estado para la Justicia, con una dotación global de 111 millones de euros. Sinceramente, se trata de una dotación presupuestaria ajustada al nuevo mapa judicial. Se destinan 18,14 millones de euros para una provisión de plazas del siguiente tenor: 105 magistrados y jueces, 130 agentes judiciales y 139 plazas de personal auxiliar, que creemos es un dato suficientemente, satisfactorio para el año 2002. El Plan Global de Infraestructuras de la Administración de Justicia para consolidar el patrimonio inmobiliario de uso judicial se dota con 38,52 millones de euros. Para la implantación y utilización integral de las nuevas tecnologías, se contempla un presupuesto de 30,58 millones de euros. Para el desarrollo de programas de agilización de la Administración de Justicia, se presupuestan 15 millones de euros. Para la implantación y desarrollo de registros, se dotan 3,61 millones de euros. Para el desarrollo de un servicio jurídico unificado del Estado, se destinan 3,88 millones de euros. Creemos que son suficientes argumentos para defender la Sección de Justicia.
Los presupuestos que hoy debatimos nos permiten hablar de unos satisfactorios baremos de retribución para la partida de justicia gratuita que, en virtud de la aprobación el pasado 26 de octubre de la modificación del Reglamento de Asistencia Jurídica Gratuita, va a permitir un incremento del 121 por ciento de la aportación estatal al servicio. Los malos tratos y la violencia doméstica tienen una dotación de 1,12 millones de euros, lo que supone, señorías, un 70 por ciento de incremento. Lo mismo sucede en concepto de formación de jueces, fiscales, secretarios generales, médicos forenses y policía judicial.
Hoy, señorías, podemos hablar de pendencia judicial en términos de enjugamiento, cosa de la que no hemos podido hablar nunca. Hoy podemos hablar de equilibrio entre incoaciones y resoluciones, argumento nuevo en el debate de la Administración de Justicia. Hoy podemos hablar del incremento del número de plazas y órganos judiciales; ahí está la creación de 5 nuevas secciones provinciales, 5 adscripciones a Salas de TCJ, 85 nuevos órganos unipersonales y 40 agrupaciones de paz. Contamos con un Plan global de infraestructuras para mejorar y consolidar el patrimonio inmobiliario de uso judicial.
Hay que recordar, señorías, que esta dotación de 6.500 millones de pesetas supone el 36,17 por ciento de las inversiones. Yo invito a sus señorías a que lean presupuestos anteriores, a ver si encuentran alguna partida parecida.
También podemos hablar de un plan estratégico para las nuevas tecnologías en la Administración de Justicia que pretende la implantación integral con el fin de alcanzar la Justicia en red, con una dotación de 30,59 millones de euros; de la puesta en marcha del Programa de agilización, que significa un 256 por ciento más que el año anterior; de la implantación y desarrollo del Plan de Informatización del Registros Civiles, con una dotación de 3,61 millones de euros y de la dotación de 23,60 millones de euros para el Servicio Jurídico, y un dato muy interesante, de 986 millones de euros para adaptar la Oficina Judicial.
Consideramos que siguen siendo razones de peso para defender esta Sección.
En este momento quiero prestar una especial atención a la cobertura de plazas vacantes. Señorías, en sólo un año el número de órganos judiciales vacantes se ha reducido un 22 por ciento; 877 nuevas plazas en 2002 que, sumadas a las 846 en 2001, hacen un total de 1.723 plazas, lo que significa comparativamente que desde 1996 se ha producido un incremento del 271 por ciento en el número de jueces y magistrados.
Hablemos ahora de fiscales: en el período 2000-2002 el número de plazas se ha incrementado en 214, lo que significa un aumento del 170 por ciento. Quizá sea también conveniente recordar en este momento que todavía tenemos una ratio de 11.600 ciudadanos por juez, pero elevo ante sus señorías una reflexión, que esto es así, entre otras cosas, porque desde 1992 a 1995 el Gobierno anterior sólo creó 195 plazas, mientras que desde 1996 a 2001 el Gobierno del Partido Popular ha creado 629 plazas.
En 2001 se han creado 103 plazas y en 2002 se crearán 105. En cambio, los gobiernos anteriores crearon 37 plazas en el año 1994 y 51 en 1995. Y lo mismo podemos decir de los

Página 3960


fiscales. En el año 1994 se crearon 10 plazas; 8 plazas en 1995 y 49 plazas en 2001. Igual sucede con los órganos colegiados: de 1992 a 1995 se crearon 52 plazas y de 1996 a 2001, 156 plazas.
Por último, señorías, quiero salir al paso sobre la continuidad presupuestaria que apuntaba el Grupo Parlamentario Entesa Catalana de Progrés. Solamente quiero hacer una reflexión: si el producto interior bruto va a crecer alrededor del 3 por ciento, los Presupuestos Generales del Estado van a suponer un 4,9 por ciento de incremento y la Sección 13, el 6,6 por ciento, son datos que no permiten hablar de continuidad; el Ministerio de Justicia destina para este año 11.000 millones de pesetas más que el año anterior para abordar menos responsabilidades porque, como su señoría recuerda, la partida que atendía a la objeción de conciencia está eliminada.
Sin perjuicio de entrar en la valoración pormenorizada de las enmiendas presentadas, éste es el argumento que presento en nombre de mi Grupo Parlamentario para la defensa de la Sección 13, del Ministerio de Justicia.
Nada más. Muchas gracias.


La señora PRESIDENTA: Gracias, señoría.
Tiene la palabra la Senadora Navarro.


La señora NAVARRO DE PAZ: Gracias, señora Presidenta.
Buenas tardes, señorías. Dado el escaso tiempo con el que cuento, me limitaré a exponer que el Grupo Parlamentario Popular se opone a todas las enmiendas presentadas por los demás Grupos. Pero, obviamente, no me resisto, aunque sea de manera muy rápida, a explicar el motivo de nuestra oposición a las enmiendas que han resaltado los compañeros del Grupo de Izquierda Unida y del Grupo Parlamentario Socialista.
Respecto a la enmienda número 1, del Grupo Parlamentario Mixto, sobre la creación de un juzgado de primera instancia en Formentera, debo decir que entiendo su sentimiento --aunque se repita año tras año--, puesto que también procedo de una isla. Se rechaza por cuanto que la Ley de Demarcación y Planta Judicial exige unos requisitos mínimos de población de derecho y superficie para poder crear un partido judicial, requisitos estos que no se cumplen lo más mínimo en el caso de Formentera. Todo ello, amén de la circunstancia de que la creación de un partido judicial, como bien conoce su señoría, debe hacerse por ley, conforme establece la Ley Orgánica del Poder Judicial.
La enmienda número 125, del mismo Grupo, que versa sobre la dotación de personal funcionario para el Juzgado de Paz de la misma isla balear de Formentera, se rechaza, por cuanto que en la actualidad dicho Juzgado tiene un oficial y un agente judicial, que es la plantilla acorde con los 5.353 habitantes de derecho que tiene dicha isla, requiriéndose un mínimo de 15.000 habitantes de derecho para la dotación de una plaza de auxiliar.
En las enmiendas números 126 y 127 del mismo Grupo, sin entrar en las cuantías de las aportaciones a los Consejos Generales de Procuradores y Abogados con ocasión del turno de oficio, se pone en tela de juicio el que sean los Colegios de Procuradores y Abogados los que administren la justicia gratuita. Se rechazan también estas enmiendas por cuanto que es la Comisión de Asistencia Jurídica Gratuita, que es un órgano administrativo, y no los Colegios de Abogados y Procuradores, quien administra la justicia gratuita, ocupándose únicamente dichos Colegios de Abogados de la tramitación de las solicitudes y de la designación provisional de los profesionales para la representación y defensa de los ciudadanos con derecho a una justicia gratuita.
Respecto a la enmienda número 132 y última de este Grupo, sobre subvenciones a los juzgados de paz en general, se rechaza, como las demás, porque entendemos que en los presupuestos de 2002 se han previsto unas subvenciones para estos juzgados de 3.415 miles de euros que cubren perfectamente todas sus necesidades.
En cuanto a la enmienda número 157, del Grupo Parlamentario Socialista, que pretende una modificación presupuestaria en forma de dotación adicional para los Capítulos 1, 2, 4 y 6, se rechaza igualmente por cuanto que en los presupuestos de Justicia, además de los objetivos propios de esta materia, incluidos los contenidos en el Pacto de Estado para la Justicia, se persigue el objetivo del déficit cero y, si se admitieran todas estas modificaciones presupuestarias, implicaría un incremento del 16,59 por ciento en el Programa 142.A, y con ello entendemos se produciría un evidente desequilibrio en todas las partidas consignadas.
Nada más y gracias.


La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, Senadora Navarro.
Terminado el turno en contra, comienza el turno de portavoces. ¿Algún Grupo desea intervenir? (Pausa.) Por el Grupo Parlamentario Mixto, tiene la palabra el Senador Cámara.


El señor CAMARA FERNANDEZ: Gracias, señora Presidenta.
Estoy convencido --yo no tiro la toalla, pero casi me incitan a ello-- de que se puede hacer comprender las diferencias que existen por vivir en una isla. De todas formas, Senadora, debo hacer una corrección. En Formentera --esto que voy a decir sirve para todo--, el Juzgado de Paz tiene que atender a una población de hecho de más de 35.000 habitantes en los meses de verano. ¡A ver si nos aclaramos! Por lo tanto, le voy a decir una cosa. Me han hecho un favor tremendo dando esta argumentación.
Les voy a pedir a mis amigos y compañeros Senadores del Grupo Parlamentario Popular en Baleares que vayan a Formentera conmigo, si les parece bien, y expliquen que no hay una mayor dotación de personal en el Juzgado de Paz de Formentera o que no se crea allí un juzgado de primera instancia por las razones que ha expuesto la Senadora. Me quedo simplemente con el ejemplo de la negativa a que haya una mayor dotación de personal para el juzgado de paz. Y ya veremos cómo lo explican.
Aquí se ha hecho un relato de todo lo que se va a invertir en la Sección 13. Pero permítanme decirle que esa inversión

Página 3961


es insuficiente para atender todos los compromisos adquiridos en el Pacto por la Justicia. Además, hay que tener en cuenta el retraso que en materia de justicia tiene este país desde tiempos inmemoriales. Pues bien, contando con ese gran retraso, se llega a un Pacto por la Justicia que necesita unas importantísimas inversiones y pensamos que las cantidades presupuestadas son insuficientes para abordar esos compromisos.
Se trata de algo muy sencillo: con lo bien que se ha dotado todo, no entiendo por qué no se aceptan algunas de nuestras enmiendas, de escasa importancia económica. A fin de cuentas, se trataría sólo de algún que otro euro más.
En fin, he defendido mi veto y las enmiendas presentadas a esta Sección, y me quedo con la oportunidad política que me ha dado la Senadora para explicar en la isla de Formentera, donde no se cuenta con un refuerzo del personal para poder atender su trabajo, las razones que usted ha apuntado. Como es lógico, me gustaría que se solucionara este problema.
Pero si no se soluciona porque ustedes no quieren --éste es un tema de voluntad política, no se equivoque, y allí todo el mundo está de acuerdo, incluidos los jueces, etcétera--, usted me dará la oportunidad de explicárselo a la población de Formentera.
Muchas gracias.


La señora PRESIDENTA: Gracias, Senador Cámara.
¿Algún otro Grupo quiere intervenir? (Pausa.) Por el Grupo Entesa Catalana de Progrés, tiene la palabra el Senador Molas.


El señor MOLAS I BATLLORI: Gracias, señora Presidenta.
Intervengo por cortesía, porque habiendo hecho uso de la palabra en el primer turno debo hacerlo también ahora para confirmar lo que he dicho con anterioridad. No voy a discutir sus razonamientos ni sus datos, aunque mis cuentas son del 4,4 por ciento, y no del 6,6 por ciento, como ustedes citan oficialmente.
Pero eso ahora no importa. En estos momentos la cuestión central es que un pacto de Estado es algo muy importante y que pocas veces se materializa, y lo hemos logrado sobre un tema también muy importante, como es que la Justicia funcione bien. Y con una gran intervención podemos llegar a una situación aceptable en diez años, no antes, lo que exige una actitud decidida y abierta para enfrentarse a este tema. Así pues, por segundo año consecutivo le digo que espero que el próximo no necesite hacer una impugnación a esta Sección. Y lo espero por el bien de la Justicia en España, que es lo que me interesa, para que pueda desarrollarse una Administración de Justicia al modo de la de otros países de la Unión Europea.
Por tanto, espero que la relación de privilegio, según sus palabras, que tiene la Sección 13 de estos presupuestos pueda ser el año que viene de verdadero privilegio --con palabras mayúsculas-- con objeto de que en el Estado funcione bien la Administración de Justicia; es decir, que se entre en el tema de la Justicia rápida, que las plazas se doten y se cubran, etcétera. Pero entre dotar y cubrir las plazas pasan dos años, y para adquirir la experiencia se necesita más tiempo aún.
Y me da igual que todas esas cuestiones las aborde el Gobierno solo o que las lleve a cabo a través de pactos políticos. Lo que me interesa es que se haga. Porque en este país ha ocurrido algo insólito. Durante los veinte años anteriores no hubo posibilidad de llegar a un acuerdo de este tipo porque siempre había un partido que se negaba a cualquier acuerdo nacional y a anteponer los intereses generales a los de partido. Se ha podido llegar a un acuerdo sobre este tema, lo que significa que el tema es muy importante, que todos somos muy conscientes de ello, y el acuerdo no puede romperse por el hecho de que aquellos que tienen la decisión política mayoritaria no establezcan los medios materiales para ello.
Nosotros estamos dispuestos a apoyar una parte del presupuesto de Justicia que disponga de muchos más medios para que pueda llevarse a cabo la tarea de reforma, ampliación y consolidación de una Administración de Justicia democrática.
Nada más, señora Presidenta. Espero no tener que intervenir el año que viene sino para presentar una enmienda concreta sobre una partida con cuya asignación pueda no estar de acuerdo, y no tener que formular una impugnación global, pues ello querrá decir que el Gobierno cumple con el espíritu del Pacto por la Justicia.
Muchas gracias, señora Presidenta.


La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, Senador Molas.
En nombre del Grupo Parlamentario Socialista tiene la palabra el Senador Marín Rite.


El señor MARIN RITE: Señora Presidenta.
Quisiera saludar, en primer lugar, a la nueva portavoz del Grupo Parlamentario Popular, a quien no he podido convencer de nada, como tampoco pude hacerlo jamás a los anteriores portavoces con los que tuve el gusto de debatir. Nunca.
Señorías, no voy a entrar en una guerra de cifras, no tiene ningún sentido hacerlo y mi experiencia me lo confirma; pero sí quisiera hacer alguna muy breve puntualización respecto de las cifras. Señora portavoz, dice que se han creado 105 plazas de magistrado, en tanto que el Consejo General del Poder Judicial habla de 250. Dice usted, por otra parte, que entran los mismos asuntos que salen, y a ello quisiera responderle que en tal caso estaremos siempre igual. Sus propias palabras lo afirman, si la pendencia se mantiene, la situación de la Justicia también, y si los asuntos que se resuelven son los mismos que entran, la situación quedará siempre igual, pero, además, no es exactamente así. El señor Michavila utilizaba ese argumento en una comparecencia que tuvo lugar hace ya tiempo en el Congreso de los Diputados, decía que se resuelven los mismos asuntos que entran y daba dos cifras que se diferenciaban en 92.000 asuntos. Es decir, hay 92.000 asuntos pendientes más que antes, señora Mora. Estamos hablando de una situación dramática de la Justicia y no nos podemos conformar con ese tipo de mejoras, que no niego que son ciertas.


Página 3962


Hoy sentimos una mezcla de esperanza y de decepción. De esperanza porque hemos firmado un pacto de Estado. Hemos pedido algo que en un principio nos decían que obedecía a una maniobra de desgaste por parte de la oposición, pero que a raíz de pedirlo todo el mundo se ha llegado a un acuerdo. Bienvenido sea; estamos satisfechos con ello y es, sin duda alguna, un motivo de esperanza. Pero, por otra parte, señorías, sentimos también cierta decepción, pues, aunque la Justicia no es sólo un problema económico, sí lo es en gran medida y el pacto de Estado no se refleja en los presupuestos.
Señora Mora, el señor Michavila decía que debíamos ser rigurosos con los números, ya qué --según decía él-- podremos discrepar en los análisis, pero no en los números, pues éstos salen del mismo documento. Y el señor Michavila tenía razón. Así pues, yo tomo la página 37 de la Sección 13, Resumen orgánico funcional del presupuesto de gastos, y del total presupuestado del año 2000 resto el total presupuestado del 2001, obteniendo como resultado 7.531 millones de pesetas, que es lo que aumenta el presupuesto, y con ello no hay más que para cubrir el crecimiento vegetativo de los gastos. Con ese aumento no sacamos a la Justicia del lugar en el que se encuentra, motivo por el cual en nuestro ánimo hay, en estos momentos, esa mezcla de esperanza y decepción.
Considero que el problema está en la complacencia, y ello me preocupa más que las propias cifras, el problema está en que ustedes se han instalado en una situación en virtud de la cual creen que la Justicia va mejorando, y no es verdad. No voy a negar que se producen mejoras concretas, y usted ha enumerado una serie de ellas y enumerará todavía más, pero esas mejoras no son suficientes para resolver la situación actual. Tenemos un enfermo gravísimo al que le damos una aspirina. No es posible, no saldrá de la crisis, lamentablemente. Yo espero --lo mismo que decía antes el Senador Molas-- encarecidamente no tener que volver a hacer más este discurso, porque llevo bastante tiempo haciéndolo. Yo espero que la esperanza, a la que yo hacía referencia, supere a la decepción pronto.
Pero hoy por hoy, en el momento en el que estamos, señorías, las mejoras son insuficientes y, por otra parte, el pacto de Estado no tiene un reflejo en los presupuestos, ese pacto de Estado que tiene que significar un plus, un esfuerzo prioritario, convertir a la justicia española en una prioridad económica. Eso está en el pacto de la justicia, pero no en los presupuestos. Esperemos que lo esté en el futuro.
Nada más.


La señora PRESIDENTA: Gracias, Senador Marín Rite.
Por el Grupo Parlamentario Popular, la Senadora Mora tiene la palabra.


La señora MORA DEVIS: Muchas gracias, señora Presidenta.
Señorías, paso a contestar muy brevemente las posturas manifestadas por los diferentes grupos parlamentarios. Señor Cámara, el juzgado de Formentera, como usted sabrá, es un juzgado de paz y los juzgados de paz están atendidos por personal administrativo. En cuanto a los auxiliares, hay una ley que cifra un número determinado de habitantes. Usted dice que Formentera tiene muchos habitantes en verano. Yo le recuerdo que son unos 3.000 y pico habitantes en invierno. Sin perjuicio de ello --y todo el mundo que va tampoco va a pleitear--, yo le invito a que usted solicite al Gobierno que corresponda esa plaza de auxiliar, porque es una plaza administrativa que yo creo que con mucho gusto y con mucha dedicación se la van a proveer. En cuanto al retraso inmemorial que usted manifiesta respecto de la Administración de Justicia, le agradezco la referencia, porque el retraso --llamémosle la pendencia-- es inmemorial, o sea, que la pendencia no es de ayer ni de anteayer, es inmemorial.
Quisiera contestarle al señor Molas respecto a la importancia que aduce al pacto de Estado. Este Grupo Parlamentario piensa que suficientes muestras de que es algo importante se le está dando al pacto de Estado cuando se le dota de 111 millones de euros para esta partida solamente.
También quisiera aclarar, si es posible, que dotar y cubrir plazas no es lo mismo: al Ministerio le corresponde dotar y al Consejo General del Poder Judicial le corresponde cubrir y si no las cubre, el problema es del Consejo General del Poder Judicial, no del Ministerio.
En cuanto a las manifestaciones del Grupo Parlamentario Socialista, quiero decir que no podemos entablar guerras de cifras por una sencilla razón, y es porque no se pueden comparar. Sí que podemos hablar de incremento, pero de guerras de cifras no, porque los presupuestos del Gobierno anterior al Gobierno popular y los presupuestos del Gobierno popular no tienen ni punto de comparación. Quisiera salir al paso de lo de la complacencia. Señoría, no es complacencia, son números cantados.
También quiero advertir que si nosotros manifestamos que la Sección 13 es una de las prioritarias es porque es así y los números están ahí, es una de las tres secciones con mayor dotación. ¿Número de plazas? No voy a reiterar las diferencias --las grandísimas diferencias. En cuanto a la dramática pendencia que usted manifiesta, yo quisiera decirle una cosa: ¿Cuál es el compromiso del Gobierno del Partido Popular respecto al acto de Estado? En esquema, ¿hablamos de reformas procesales? Con la Ley de lo Contencioso-administrativo el año pasado se han incoado 173.000 asuntos y se han resuelto doscientos mil. ¿Hablamos de la Ley de Enjuiciamiento Civil? El Consejo General del Poder Judicial la denomina de extraordinaria agilidad. Podemos hablar de la ley concursal que próximamente veremos en esta Cámara. Podemos hablar del Real Decreto 658 de 2000, de 22 de junio, de aprobación del Estatuto General de la Abogacía, o del Real Decreto 936, de 3 de agosto, respecto del Estatuto de la Abogacía Española en Europa.
¿Hablamos de reformas orgánicas? Vamos a ellas, en las salas de vistas se están cumpliendo los módulos que indica el Consejo General del Poder Judicial. Hay una dotación de 3.018 millones de pesetas para el personal ajustado al nuevo órgano del mapa judicial; 2.500 millones de pesetas para agilización de la justicia; una dotación para 204 nuevos órganos judiciales; cien millones de pesetas para informatización de registros civiles; 500 millones de pesetas

Página 3963


para desarrollo de la informatización de estos registros; 560 millones de pesetas para servicios jurídicos del Estado.
¿Hablamos del mapa judicial? Cinco nuevas secciones, cinco nuevas adscripciones a Tribunales Superiores de Justicia, 55 órganos unipersonales, 40 Juzgados de Paz.
¿Hablamos de reformas funcionales? En ellas podemos contar la adecuación de las salas de vistas al módulo, la satisfacción en la aplicación de la Ley de Enjuiciamiento Civil, como ha dicho el propio Consejo General del Poder Judicial.
¿Hablamos del jurado? La partida tiene que ser presupuestaria porque ningún año se cubre en su integridad.
¿Hablamos de índice de resolución? En julio de 2001 hay resueltos el 22 por ciento de los asuntos incoados solamente por el nuevo procedimiento de la Ley de Enjuiciamiento Civil. En julio del año pasado tenemos datos del 53 por ciento de asuntos resueltos de los incoados en materia de familia, que como recordarán sus señorías también quedó afecta por la nueva Ley de Enjuiciamiento Civil.
¿Hablamos de dotación para el Pacto de la Justicia? Si el Grupo Parlamentario Popular tiene que hablar de dotación para el Pacto de la Justicia española, hablamos de mapa judicial, de Oficina Judicial, de plan global de infraestructuras, de estatutos, de nuevas tecnologías, de servicios jurídicos del Estado. Y también hablemos de aquellas competencias que ya no asume el Ministerio, como es la objeción de conciencia.
Parece que no salen los números, pero sí que salen. Nosotros tenemos ahora unos presupuestos más elevados para atender menos responsabilidades, con lo cual yo quisiera, señor Marín Rite, que valorara esos 7.531 millones de pesetas de otra manera, porque no solamente no son exactos, pues falta añadir otras partidas presupuestarias, sino que, además, no hay que atender las mismas necesidades que tuvieron que atenderse en el año 2000. Por todas estas razones manifestamos que, lógicamente, nos oponemos al veto y vamos a defender y a votar afirmativamente la Sección 13.


La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señoría.
Terminado el debate de las enmiendas y vetos a la Sección 13, comenzamos la Sección 14, Ministerio de Defensa. La primera enmienda está presentada por la Senadora De Boneta y Piedra.
Tiene la palabra el Senador Cabrero.


El señor CABRERO PALOMARES: Intervengo para dar por defendido el veto de la Senadora De Boneta.


La señora PRESIDENTA: Su señoría puede seguir en el uso de la palabra para defender su propio veto.


El señor CABRERO PALOMARES: Muchas gracias, señora Presidenta.
En el debate sobre esta sección correspondiente al Ministerio de Defensa, y respecto al veto que presenta Izquierda Unida, sería importante plantear algunas cuestiones previas que nosotros queremos destacar. En tiempos de guerra, desde luego nuestra apuesta total es que hay que hablar de paz y hacer la paz.
Frente a los atentados terroristas que hemos vivido recientemente, creo que hay que fijar posiciones claras y nítidas de rechazo y repudia contundente a este tipo de atentados y, por tanto, situarse en el Estado de Derecho y, por supuesto, a favor del derecho a la vida. Frente a las superestructuras militares, que pretenden un marco unipolar y, en ese sentido, imponer un discurso único, creo que hay que adoptar una clara posición favorable a la cooperación, a incentivar organismos de carácter internacional que a partir del diálogo y el consenso pretendan resolver los conflictos de carácter regional, como puede ser la ONU, con un papel más activo en la resolución de dichos conflictos. Y, frente a una situación distorsionada, de un mundo,en guerra, no nos cabe duda alguna de que hay que reivindicar el pensamiento, y la forma de entender la vida gandhiana. Desde luego, nosotros nos posicionamos en esa parte del mundo y en esa parte del pensamiento.
Sin embargo, mientras tanto, asistimos al aumento desmesurado de gastos militares en el marco de las previsiones del proyecto de Presupuestos Generales del Estado en materia de Defensa, tanto los que directamente se contemplan para este Ministerio como los que también se camuflan a través de otros Ministerios, como pueden ser las inversiones en investigación pretendidamente civil pero dirigida a materias militares.
En materia de Defensa, desde el punto de vista de Izquierda Unida, estos Presupuestos Generales para el año 2002 están basados en tres factores que vienen influyendo sobre la política presupuestaria militar desde hace ya algunos años: la apuesta por un Ejército profesional sobredimensionado, el crecimiento de las inversiones militares y esa permanencia de España en la OTAN, así como la instalación de infraestructuras de ésta en nuestro país. A ello debo añadir que desde nuestro punto de vista queda evidenciado el papel colonial que España está jugando frente a los intereses de esas superestructuras militares de la OTAN que operan en nuestro territorio.
Sin embargo, frente a todo ello sería necesario un modelo diferente de defensa, de seguridad, de cooperación en el marco de la Unión Europea que, mediante la cooperación y la búsqueda de relaciones con otras culturas, posibilitaran un mundo en paz. Por tanto, un modelo absolutamente diferente al que se pretende con la política del Gobierno y que, en concreto, se plasma en el propio proyecto de presupuestos.
Ese esfuerzo de gasto militar, claramente insolidario respecto a las necesidades sociales de amplias capas populares de la población española, puede verse además incrementado en el futuro como consecuencia de los acontecimientos ocurridos el pasado día 11 de septiembre, que han llevado ya a altos mandos de la OTAN a pedir a los Estados miembros, como, por ejemplo, a España, un mayor esfuerzo, inversor en materia de política militar, en materia de asuntos relacionados, en definitiva, con la guerra.
Frente a ello, nosotros planteamos más gastos sociales y no los recortes que se pretenden y que generan un déficit en ese ámbito para la mayoría de la población española.


Página 3964


Además, hay que añadir el hondo impacto causado en la mente de los amantes de las garantías propias del Estado de Derecho ante el anuncio de las máximas autoridades militares y los altos cargos del Ministerio de Defensa en relación a la implicación de las Fuerzas Armadas en la lucha contra el terrorismo dentro del propio territorio español. Por otra parte, el gasto en investigación militar sigue siendo disparado, mientras que la investigación civil pública en España languidece, como se refleja en el propio proyecto de presupuestos, condenando a la emigración a las mentes más avanzadas en nuestro país.
El presupuesto del Ministerio de Defensa destinado a investigación supera al de varios Ministerios en su conjunto, pero no para investigar en favor del bienestar de los ciudadanos españoles, que debe ser una prioridad del Gobierno y de los poderes públicos, sino para el perfeccionamiento de armas destinadas a la agresión y a la muerte.
Por tanto, como se deduce de nuestro planteamiento, presentamos esta propuesta de veto porque entendemos que hay una política de Defensa con un modelo absolutamente trasnochado, y que, a pesar de que el Gobierno de España intenta influir en los jóvenes de nuestro país introduciendo en los centros educativos campañas para captar en sus filas a soldados para el Ejército, se está produciendo un fracaso estrepitoso en relación a esas campañas de captación de soldados para el Ministerio de Defensa, fracaso estrepitoso incluso porque ha habido que recurrir, por parte del Ministerio, a captar para sus filas a personas provenientes de otros países y que luego van dejando las filas del Ejército en la medida en que se va dibujando con claridad una cada vez más conciencia profunda pacifista en contra de un modelo de Defensa que nada tiene que ver con los tiempos nuevos.
Frente a todo eso, como digo, hay que fomentar una nueva cultura, una cultura de la paz, una cultura contra el terrorismo y una cultura de cohesión, de convivencia y de cooperación entre los pueblos en el marco de la Unión Europea con ese modelo de seguridad y de defensa que plantea Izquierda Unida. Por eso, después del veto, nuestras enmiendas van dirigidas a la supresión de gastos militares en el marco de esta Sección número 14 del presupuesto.
Nada más y muchas gracias.


La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, Senador Cabrero.
Para la defensa del veto, presentado por el Grupo Parlamentario de la Entesa Catalana de Progrés, tiene la palabra el Senador Aleu.


El señor ALEU I JORNET: Muchas gracias, señora Presidenta.
Nuestro Grupo ha presentado un veto, pero las razones no tienen mucho que ver con las del portavoz que me ha precedido en el uso de la palabra, Nuestro veto lo presentarnos porque entendemos que no se están haciendo las cosas, ni presupuestariamente ni desde un punto de vista organizativo, para que España tenga el ejército adecuado para desempeñar las funciones en el futuro. Nosotros entendemos que la protección global del Estado debe continuar encomendándose a la OTAN y que nuestro ejército tendrá participaciones en misiones de paz. Para que esto sea así y se haga efectivo, perfectamente podemos ir a un ejército con menor número de soldados profesionales y con mayor número de suboficiales y oficiales y, además, con una participación de personal no necesariamente militar, perfectamente cualificado, que esté en condiciones de realizar las operaciones y los conocimientos necesarios para tener un ejército preparado para el día de hoy. Además, la parte que está contemplada para inversiones ya empieza a pagarse este año, es decir, las tres grandes inversiones, los «eurofighter», las fragatas y los carros de combate, empiezan ya a pagarse, pero ello va a incidir en una disminución de los otros tipos de modernización, que también necesita nuestro ejército.
Fundamentalmente por todas estas razones nosotros hemos presentado un veto, y no hemos mantenido el resto de las enmiendas porque entendemos que es necesaria una reflexión para tender a un modelo de Fuerzas Armadas diferente del que está contemplado en estos presupuestos.
Nada más y muchas gracias.


La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, Senador Aleu.
Para la defensa del veto, presentado por el Grupo Parlamentario Socialista, tiene la palabra el Senador González López.


El señor GONZALEZ LOPEZ: Muchas gracias, señora Presidenta.
En el breve tiempo que tengo voy a defender las dos enmiendas que quedaron vivas del debate de la Comisión.
La enmienda número 1561, que hace referencia a unas baterías militares que se encuentran en la costa de Cartagena, son baterías militares de los siglos XVIII y XIX, y si bien en los primeros años del siglo XX estuvieron en servicio, hoy en día no lo están, y ello está provocando un deterioro de las mismas, a pesar de que están declaradas de interés cultural y muchas de ellas tengan un gran valor arquitectónico.
Su reivindicación ha sido siempre una aspiración de varios colectivos conservacionistas, y afecta al patrimonio de la Región de Murcia.
Recientemente el propio Ministro de Defensa, en una visita a Cartagena, anunció la firma de un convenio con el Ayuntamiento de Cartagena y con la propia Comunidad Autónoma; incluso ha circulado un borrador sobre dicho convenio, lo que ocurre es que no tiene ninguna dotación presupuestaria dicho convenio, y así lo entendemos porque no lo hemos encontrado en los Presupuestos Generales del Estado. De ahí la enmienda que presentamos, por 600 miles euros, para hacer efectivo este convenio, esta promesa del Ministro de Defensa a Murcia y a Cartagena en concreto.
La otra enmienda no necesita dotación presupuestaria ni pide un aumento del gasto; simplemente trata de ubicar correctamente los gastos originados por la participación de nuestras Fuerzas Armadas en las misiones de paz. Estamos de acuerdo con ese crédito ampliable de 10.000 millones

Página 3965


de pesetas, aunque todos sabemos que al final este crédito va a suponer 30.000 ó 40.000 millones de pesetas; es cierto que no se pueden calcular los gastos previos, pero con lo que no estamos de acuerdo es con que este crédito esté ubicado en el Programa 211, que son gastos administrativos y de servicios generales de la Defensa. Nosotros creemos que debe estar ubicado en el Programa 212, que son gastos operativos de las Fuerzas Armadas, porque éstos son gastos operativos, no hay ahora mismo mayor operatividad en nuestras Fuerzas Armadas que la participación en estas misiones de paz, y por eso pedimos que se cambie el programa y también el servicio. En lugar de en el Servicio 03, en el Servicio 02; no debe estar en la Secretaría de Estado de la Defensa sino en el Cuartel General del EMAD, porque no es un gasto que corresponda a un ejército en concreto, sino que son gastos generales de todas las Fuerzas Armadas.
Nada más y muchas gracias.


La señora PRESIDENTA: Gracias, Senador González.
Para turno en contra, tiene la palabra el Senador Díaz de Mera.


El señor DIAZ DE MERA Y GARCIA CONSUEGRA: Muchas gracias, señora Presidenta.
Señorías, brevemente y por cortesía parlamentaria hago uso de la palabra para oponerme, en nombre del Grupo Parlamentario Popular, a los vetos que han defendido los diferentes intervinientes: por parte de Izquierda Unida el Senador Cabrero, la Senadora De Boneta por Eusko Alkartasuna, la Entesa Catalana de Progrés y el Grupo Parlamentario Socialista. En puridad, antes de dar las razones de nuestra oposición al mantenimiento de esos vetos, conviene hacer una esencial declaración, y es que estamos en presencia de unos presupuestos para las Fuerzas Armadas que piden los ciudadanos del siglo XXI para asumirla defensa de los intereses de España y también para asumir la defensa fuera del territorio nacional; estamos hablando de unas Fuerzas Armadas que son, como tienen acreditado, un eficaz instrumento para la acción exterior de España. Estamos hablando de unos presupuestos que tienen unas 1052 billones de pesetas, que tienen una incidencia en el producto interior bruto del 0,92 por ciento, y si consideramos a los organismos autónomos del 1,07 por ciento del producto interior bruto.
Estamos hablando de unos objetivos esenciales, que tienen que ver con la profesionalización plena, y, suprimido --como es del dominio común-- el servicio militar, estamos estimando para enero del año próximo unos efectivos de 78.000 hombres, y para el final de dicho ejercicio unos efectivos de 86.000; es decir, unos presupuestos que abarcarían 8.000 hombres más, profesionales, para la Defensa Nacional y también para la Defensa colectiva.
Estamos hablando de unos presupuestos que afrontan la plena efectividad del nuevo Reglamento de Retribuciones, es decir, simplificando, profesionalización más el nuevo Reglamento de Retribuciones, que nos sitúa en un porcentaje del 59,2 por ciento del total del presupuesto de Defensa.
Hablamos también de la, dimensión internacional de la Defensa, y singularmente estos presupuestos darán cobertura a nuestra presencia en la Alianza Atlántica y en la Política Europea Común de Seguridad y de Defensa.
En lo que hace referencia a la modernización y al sostenimiento, hablamos de un incremento en I+D del 2,1 por ciento.
Ahora me gustaría contestar con todo afecto y respeto a las posiciones en contra que se han mantenido por los diferentes portavoces.
El señor Cabrero, en una posición conocida, indica que hay que hablar de paz en tiempo de guerra. Efectivamente, pero no se trata de hablar.
Hablar de paz es esencial en todo tiempo: en tiempos de paz y en tiempos de guerra. De lo que se trata es de asumir de una forma determinada la defensa de las agresiones que se producen contra los sistemas de derechos y las libertades públicas en cualquier parte del mundo, y esa defensa hay que asumirla y hay que ejercerla desde la democracia y con ejércitos democráticos. Dice usted también que tenemos un discurso único en materia de defensa, y pasa por alto algo a lo que a luego se engancha, en una aparente contradicción argumental, y es que, en puridad, Occidente, los países democráticos, desde hace mucho tiempo, ya no conciben una defensa en singular, sino que se habla de una defensa colectiva, bien sea en el marco de la Alianza Atlántica, algo que a usted no le gusta, bien sea en el marco de la política exterior y de seguridad común, algo que sí que le gusta. El Ejército profesional le parece sobredimensionado. Es una cuestión de apreciación. Ya he dicho cuáles van a ser las cifras para el final de 2001 y para la conclusión de 2002 en lo que hace referencia a la cobertura del Ejército profesional, y esas cifras están en plena armonía con lo aprobado por la Comisión Mixta Congreso-Senado y la Ponencia que le dio cobertura, con el fin de obtener el mayor consenso posible, consenso que, por cierto, se consiguió y se logró esencialmente en lo relativo a lo que han de ser los cuadros de mando y la tropa y marinería profesional.
Me dice que es excesivo el gasto militar. Se trata siempre de priorizar, y lo más esencial en un sistema de prioridades siempre es la seguridad, porque sin ella no se pueden llevar a cabo ni políticas sociales ni políticas educativas ni políticas de infraestructuras.
En lo que se refiere a las Fuerzas Armadas y a su implicación en la lucha contra el terrorismo en el territorio nacional, le voy a informar de algo que se practica en Francia, en un Estado que no es sospechoso de fragilidad democrática, donde los privilegios se acabaron en 1789. Usted recordará lo que ocurrió cuando los atentados terroristas en el metro de París. El Alcalde de esa ciudad, a la sazón Jean Tiberi, inundó la ciudad de pasquines en los que se decía: La determinación de los poderes públicos, la vigilancia de todos. Inmediatamente colocó al Ejército en los aeropuertos y en las estaciones. Son puntos de vista.
El fracaso de la captación también es relativo. No podemos tocar las palmas y estar muy contentos porque la captación ha sido todo un éxito.
Sería farisaico afirmarlo. Pero en todo caso se van a cumplir las previsiones y se va a llegar a las cifras establecidas para el Ejército profesional,

Página 3966


que se está situando entre 102.000 y 120.000 hombres. Si al final de 2002 vamos a estar en 86.000, no hay ningún temor. Y sí estamos, efectivamente, en la línea que usted propone de que sea un ejército profesional muy tecnificado, muy sofisticado --si se quiere utilizar esa expresión--, se requiere un mayor porcentaje en los cuadros de mandos y un porcentaje menor en tropa y marinería profesional.
Contesto también con todo afecto al representante de Grupo Parlamentario Entesa Catalana de Progrés, señor Aleu, a quien no he entendido muy bien aunque le he prestado toda mi atención. Ha dicho, me parece entender, que no se hacen las cosas bien ni presupuestariamente, y que le parece bien encomendar nuestra defensa a la OTAN. Eso está en contra de la directiva de defensa nacional porque, así como es absolutamente posible y razonable la defensa colectiva, también tenemos que tener la defensa de nuestro propio territorio.
En lo que hace referencia a que se empiecen a pagar las inversiones de los tres famosos programas, es un buen procedimiento que copian y desean otros países. Ya no hay que hablar de tres programas, hay que hablar de cuatro, porque uno de los déficit o de las carencias más importantes que tiene el transporte estratégico europeo es después de Helsinki, en 1999.
Se trata de poder proyectar una fuerza de acción rápida de 60.000 hombres a 4.000 kilómetros de distancia en treinta días. Eso no se puede hacer si no se tienen los A-400.M que son el último y emblemático proyecto en el que están empeñados siete países.
Mi amigo fronterizo --fronterizo porque él vive en Segovia y yo en Avila, no por otra cosa--, el portavoz del Grupo Parlamentario Socialista, se ha referido exclusivamente a dos enmiendas, una de ellas hace referencia a las baterías militares en Cartagena que están sin servicio. Me parece que se refiere a las denominadas Castillitos y Cenizas y el emplazamiento militar de Isla Grossa. La información que he solicitado al Ministerio de Defensa para poder dar puntual contestación e información a esta enmienda es que no están afectadas al Ejército de Tierra y, por consecuencia, no procede por el momento hablar de estas baterías en los términos que propone la enmienda.
En lo que hace referencia a la ubicación de los créditos en el Programa 212, para gastos operativos, tengo que decirle que los créditos de la aplicación 14.03.211A-28 tienen el carácter de ampliables y cubren una amplia serie de gastos de diversa naturaleza económica por la participación de las Fuerzas Armadas en operaciones de mantenimiento de paz, tales como dietas, combustible, repuestos, materiales para mantenimiento, etcétera. De acuerdo con la definición de las estructuras funcionales del Ministerio de Defensa estos gastos en puridad deberían imputarse a diferentes programas pero, ante la imposibilidad de realizarlo, el concepto 228 se imputa al Programa 211A, por ser el de carácter más genérico.
Respecto al Servicio que debe administrar estos créditos, la elección que ha hecho el Ministerio de Defensa es el 03, naturalmente el que se corresponde con la Secretaría de Estado del mismo nombre. Ello se debe a razones de preparación, control y seguimiento de los mismos, lo cual, en todo caso, se realiza en coordinación absoluta con el Estado Mayor de la Defensa.
Nada más y muchas gracias, señora Presidenta y señorías.


La señora PRESIDENTA: Gracias, Senador Díaz de Mera.
En turno de portavoces ¿hay algún Grupo que desee intervenir? (Pausa.) El Senador Aleu tiene la palabra.


El señor ALEU I JORNET: Intervengo por cortesía parlamentaria, para explicarle que lo que nosotros vemos en estos presupuestos es que el ejército que va a necesitar en el futuro va a ser mucho más tecnificado, con mucha más aportación de técnicos, y para poder tenerlos tendrán que ofrecer unos sueldos muy superiores a los contemplados. Esto tiene que forzar a un cambio de visión de los presupuestos tal como están contemplados.
Soy consciente de que ni ustedes ni el Grupo Parlamentario Socialista si gobierna mañana podrán incrementar las necesidades de un Ministerio de Defensa para tener un ejército preparado, moderno y actualizado, conforme lo tienen otros países europeos. Les voy a contar una anécdota. En la legislatura 1993-1996 se produjo la crisis del fletán con Canadá. Un Senador del Partido Popular me dijo que teníamos que mandar la Armada. En la legislatura siguiente tuve la suerte de hacer el curso superior de la Defensa con otros senadores, uno de los cuales está aquí, y visitamos Londres. En Londres vimos la Armada inglesa y nos enseñaron en un gran panel los buques de guerra que tenía Inglaterra en aquel momento en alta mar: 75 buques. Yo tenía sentado al lado a un almirante de la Armada española y me dijo: Nosotros tenemos uno o ninguno.
Esa es la realidad: uno o ninguno contra 75. O tenemos una defensa común de la OTAN, lo decimos tranquilamente y lo asumimos, o jugamos a hacer un «ejercito», que no será un ejército, y nuestra posición es la de hacer un ejército para las necesidades que va a tener, que van a ser operaciones de mantenimiento de la paz muy importantes de las que el conjunto de la sociedad española se siente muy orgullosa. Por este camino va nuestra enmienda a la totalidad.
No diferimos mucho del modelo, pero diferimos suficientemente como para presentar una enmienda a la totalidad.
Nada más y muchas gracias. (Aplausos en los escaños del Grupo Parlamentario Entesa Catalana de Progrés.)

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, Senador Aleu.
En nombre del Grupo Parlamentario Socialista tiene la palabra el Senador González López.


El señor GONZALEZ LOPEZ: Gracias, señora Presidenta.
Tengo que reconocer que el Grupo Parlamentario Socialista y el Partido Socialista coinciden con el Gobierno en los objetivos que están propuestos para las Fuerzas Armadas.


Página 3967


Incluso teniendo en cuenta nuestra responsabilidad con las propias Fuerzas Armadas hemos sido siempre leales al Gobierno y, además, creo que hemos hecho una oposición muy constructiva en estos años, pero eso no quiere decir que no denunciemos en estos momentos y con firmeza la mala situación que está atravesando nuestras Fuerzas Armadas.
Venimos avisando desde hace tiempo que no se iban a cumplir los objetivos cuantitativos de profesionalización. Hemos celebrado varios debates en los que de forma reiterada hemos dicho que las medidas que se estaban tomando se acordaban tarde, mal y a veces la mayoría de ellas han resultado totalmente ineficaces, hasta tal punto que hoy nos encontramos con que el Ejército de Tierra tiene menos soldados profesionales que a principios de este año, y que la media de candidatos a aspirantes ha pasado del seis y pico por ciento en 1996 a un 0,5 por ciento, es decir, menos de un soldado profesional por plaza.
Usted mismo ha anunciado aquí que el objetivo de 102.000 hombres ha cambiado. Ya hemos renunciado a él y ya habíamos presentado una enmienda en el Congreso para que en el próximo ejercicio, en el año 2002, fuesen 85.000 y ustedes la han presentado por 86.000. Ese es el objetivo inmediato, porque el otro no sólo no se ha cumplido para este ejercicio, sino que no se va a cumplir tampoco a medio plazo.
Eso hablando del objetivo cuantitativo, pero si hablamos de la calidad tenemos que decir que todos los parámetros que la ley marcaba para mantener la calidad de la tropa y marinería se han rebajado. Se ha rebajado la exigencia de exclusiones por cuadro médico, se ha rebajado la exigencia de las pruebas físicas, se ha rebajado el nivel de estudios --no es que se haya rebajado, es que ya no se exige ningún tipo de nivel de estudios--. Lo único que se ha aumentado es la edad para fomentar que pueda acceder un mayor número de personas, con lo cual también renunciamos a un objetivo, que era el rejuvenecimiento de nuestro propio Ejército. Es decir, prácticamente ha desaparecido el proceso de selección.
Esta es nuestra gran preocupación; y la segunda gran preocupación que tenemos es el proceso de modernización, del que mi compañero Ramón Aleu acaba de hablar ahora mismo. A partir del año 2002 empezamos a pagar los grandes proyectos estrella, y en la medida en que vamos aumentando los millones de euros para pagar estos proyectos, por ejemplo desde los 432 que corresponden a este próximo ejercicio presupuestario, a los 820 del año 2004, van disminuyendo las cantidades para modernización o créditos destinados al resto de proyectos para las Fuerzas Armadas y para los tres ejércitos. En la misma cantidad. Y, así, para el año que viene disminuyen 136 millones y para el próximo ejercicio 228 millones de euros. ¿Qué significa esto en cifras? Significa que muchos de los proyectos, tan importantes o más para las Fuerzas Armadas que los proyectos estrella, que las fragatas, que los carros Leopard, y que el Tifón, se van a ver aparcados o, incluso, corren el riesgo de verse abandonados.
Hablo del proyecto que usted decía que va a ser estrella, del avión de transporte que es muy necesario, del A-400.M, pero también de los helicópteros de asalto, de los aviones no tripulados, de los submarinos, de los misiles modernos, etcétera. Con estos presupuestos y la pluarianualización que se ha hecho de ellos va a ser muy difícil que se puedan llevar a cabo estos proyectos.
Por eso, nosotros, por responsabilidad con las Fuerzas Armadas y centrándonos en el debate del marco estratégico de defensa, hemos aportado un modelo alternativo de Fuerzas Armadas. Hemos aportado un modelo --entiéndase bien-- siempre dentro del marco de revisión estratégica, porque parece que alguien ha entendido mal este asunto.
Hemos propuesto unas Fuerzas Armadas más reducidas, más equilibradas, con una tasa de encuadramiento del 50 por ciento donde disminuya sensiblemente el número de soldados de tropa y marinería profesional y aumente el número de técnicos suboficiales. Y lo proponemos fundamentalmente porque en un ejército moderno, que forma parte de una sociedad avanzada tecnológicamente, necesitamos también unas Fuerzas Armadas avanzadas tecnológicamente y para eso necesitamos un personal muy preparado, que esté formado en todos los sistemas de armas modernos, en informática y en nuevas tecnologías. Necesitamos más suboficiales. Es un modelo pentagonal más que piramidal, más reducido y mucho más acorde con lo que necesita nuestro país, pero también con la disponibilidad que hay en nuestro país tanto en cantidad como en calidad. Hemos hecho esto igualmente en distribución de gastos.
No se entiende --y termino-- en estos momentos la obsesión del Presidente del Gobierno y del Ministro de Defensa por mandar soldados a Afganistán cuando el propio Jefe del Estado Mayor del Ejército y los Jefes de los Ejércitos han dicho y han repetido que hay que tener mucho cuidado con eso y que nos limitemos a cumplir con nuestros compromisos internacionales porque no disponemos de soldados para enviarlos a ningún sitio y corremos el riesgo de poner en peligro nuestra propia defensa nacional.
Esa es la situación real y, por eso, se ha formulado está la enmienda de veto que no he podido defender. No obstante, gracias a la cortesía de la señora Presidenta he podido dar unos ciertos rasgos y he aprovechado ahora las circunstancias para hacerlo.
Nada más y muchas gracias.


La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, Senador González López.
Es el turno del Grupo Parlamentario Popular.
En su nombre, tiene la palabra el Senador Díaz de Mera.


El señor DIAZ DE MERA Y GARCIA CONSUEGRA: Gracias, señora Presidenta.
Voy a responder con brevedad a las opiniones contrarias que han manifestado el señor Aleu y el señor González. Antes no he querido profundizar en los argumentos, señor Aleu, pero ahora no tengo más remedio que hacerlo. Insisto en la contradicción que encierra su argumentación cuando dice simplificando: OTAN sí; Unión Europea, Política Exterior Común de Seguridad y Defensa,

Página 3968


no. Tiene usted que ponerse al día porque los dos grandes partidos tanto en el Parlamento europeo como nacional caminan en dirección contraria a la suya. Estos dos grandes partidos dicen OTAN sí, pero también dicen Política Europea Común de Seguridad y de Defensa; y es que --no quiero cansarle por no resultar prolijo-- podría citarle ahora mismo las capacidades que tienen los ejércitos democráticos del occidente europeo, que no son pequeñas; le recuerdo que hay dos potencias nucleares en su seno, una es el Reino Unido de la Gran Bretaña y otra es la República Francesa; y, a mayor abundamiento, no quiero contarle las capacidades en materia de transporte europeo que tienen los países de la Unión Europea.
Es verdad que no disponemos de los Antonov rusos o de los Sukhoi.Ru ucranianos, pero también es verdad que los hemos alquilado cuando los hemos necesitado para ir, por ejemplo, a Ruanda, Burundi o el Zaire en misiones humanitarias o de interposición. De modo que OTAN sí y Política Exterior y de Seguridad Común Europea también.
Al señor González he de decirle lo siguiente, aunque con menos vehemencia que la utilizada por su señoría. Tampoco quiero dar aquí un montón de cifras y datos, pero, si usted se fija detenidamente en el desglose de las partidas presupuestarias que hacen referencia a los objetivos de la profesionalización, verá que se van a utilizar para pagar más y mejor a los soldados profesionales. Estamos hablando de 14.545 millones de euros, es decir más de 2.400 millones de pesetas, para los 8.000 nuevos soldados. Por no aburrirle, le diré que el incremento total del gasto para el personal supone 117.73 millones de euros, es decir 19.589.000 millones de pesetas. Ya verá usted cómo, sin ser adivino, se mejoran considerablemente las capacidades de captación de la Armada y del Ejército del Aire.
Ha dicho usted que no se va a cumplir el objetivo. Ya se sabe que su señoría tiene una gran capacidad imaginativa, pero los datos que yo le doy nos permiten afirmar lo contrario. Dice que todo se nos va en cuatro grandes Programas: el Leopard; el Eurofighter, en la Fragata F-100 y en el A-400.M, pero le digo lo mismo. Si se lee los presupuestos, verá que en el cuadro económico de modernización de las Fuerzas Armadas aparecen cosas --y no quiero herir la sensibilidad de nadie-- como aeronaves, equipos y redes de comunicaciones, infraestructuras, buques, medios acorazados y mecanizados, misiles y torpedos, municiones y explosivos, armamento ligero, informática, equipos de apoyo logístico, etcétera. Todo esto tiene su valoración presupuestaria: 869.41 millones de euros, por lo que supone un incremento de un 1,5 por ciento respecto al año 2001. De manera que no se contemplan sólo los cuatro Programas, sino que hay por lo menos veinte programas que pongo a su disposición por si quiere simplificar la consulta de la Sección 14.
Lamento decirle que, aunque en las políticas de Estado el consenso debe prevalecer, en esta ocasión el Grupo Parlamentario Popular tiene que rechazar los vetos y las enmiendas presentadas a la Sección 14.
Nada más y muchas gracias.
La señora PRESIDENTA: Gracias, Senador Díaz de Mera.
Pasamos a la Sección 15, Hacienda.
Se ha presentado una sola propuesta de veto por parte de los Senadores Cámara Fernández y Cabrero Palomares. Para su defensa, tiene la palabra el Senador Cabrero.


El señor CABRERO PALOMARES: Muchas gracias, señora Presidenta.
En coherencia con el debate del proyecto de presupuestos que estamos celebrando y, dado el peso que tiene la Sección de Hacienda, nosotros consideramos que el presupuesto de este Ministerio no se ajusta a las necesidades fiscales de nuestro país.
Como hemos dicho en esta sesión y en la de ayer, los objetivos, los recursos y los medios planificados no se orientan a la recuperación de la progresividad impositiva que se ha perdido en los últimos años, ni a la revisión y reducción del conjunto de gastos fiscales, que suponen una importante pérdida de recaudación. Es más, pensamos que beneficia, precisamente, a los que más pueden y que plantean serias dudas sobre la eficacia desde el punto de vista económico y social, precisamente por ese beneficio que concede a los que más pueden.
Tampoco se destinan recursos suficientes a la Agencia Tributaria para permitir una lucha decidida y permanente contra el fraude y la evasión fiscal. Desde nuestro punto de vista, se continúa con una política desfiscalizadora que acentúa la regresividad fiscal. El sistema impositivo en nuestro país bascula hacia la imposición indirecta. Se acaba de plantear el impuesto sobre hidrocarburos, supuestamente, para la financiación de la sanidad pública en las Comunidades Autónomas, pero en el fondo pretende la búsqueda del equilibrio presupuestario. La imposición indirecta, que cada vez es mayor en el modelo fiscal de nuestro país, beneficia, sin duda, a las rentas más elevadas, las rentas del capital. Además, la prioridad presupuestaria del Gobierno sobre el déficit cero supone la imposibilidad de superar los déficit sociales existentes en nuestro país, lo que a su vez implica un proceso de privatización del patrimonio público, el deterioro de los servicios públicos, y favorece de manera clara y decidida la gestión privada de los mismos.
La actuación económica del sector público a través del Programa 612.b sobre planificación, presupuesto y política fiscal, plantea un objetivo que no se corresponde con las aportaciones económicas; la contabilidad pública se basa más en la propaganda que en la precisión o transparencia que puede y debe demandar cualquier Estado moderno; los mecanismos de control, la intervención carecen, desde nuestro punto de vista, de efectividad.
La eficacia de la Agencia Tributaria para combatir el fraude y el desvío fiscal está cuestionada en estos Presupuestos. No se mejoran suficientemente las gestiones de los distintos tributos y los supuestos controles sobre los contribuyentes eluden las grandes operaciones amparadas en la ingeniería fiscal y en la utilización de los paraísos fiscales y, a nuestro entender, existe también gran connivencia del Gobierno y del Ministerio de Hacienda en estos ámbitos.


Página 3969


Por eso, hemos planteado esta propuesta de veto en coherencia con el debate presupuestario y la posición que Izquierda Unida está manteniendo.
Nada más. Muchas gracias.


La señora PRESIDENTA: Gracias, Senador Cabrero.
Turno en contra. Tiene la palabra el Senador Fernández.


El señor FERNANDEZ SANCHEZ: Con la venia, señora Presidenta.
Simplemente quiero informar a sus señorías de que el grupo enmendante basa su enmienda en la devolución del Presupuesto del Ministerio de Hacienda, argumentando que éste no se ajusta a las necesidades fiscales de nuestro país y acentúa de alguna forma la regresividad fiscal, mientras que el deterioro de los servicios públicos favorece la gestión privada.
Nuestro grupo parlamentario entiende que no es así, no es cierto que el Presupuesto del Ministerio de Hacienda para 2002 haya sido elaborado siguiendo las directrices generales del Gobierno en materia económica, presupuestaria y tributaria; directrices que no son compartidas por el Grupo Federal de Izquierda Unida. Sin embargo, dicho grupo no propone alternativa alguna, ni a los objetivos ni a los créditos dotados para ello, por lo que el argumento esgrimido para motivar la devolución del presupuesto a la Sección 15 no es suficiente por sí mismo.
Por tanto, nuestro grupo, en coherencia con lo mencionado, rechaza la presente enmienda y la totalidad de lo presentado.
Muchas gracias, señora Presidenta.


La señora PRESIDENTA: Gracias, Senador Fernández.
Turno de portavoces. Tiene la palabra el Senador Cabrero.


El señor CABRERO PALOMARES: Gracias, señora Presidente.
Voy a intervenir con brevedad para decir que nuestro grupo plantea alternativas y propuestas basadas en un modelo fiscal diferente en el que se presione más a las grandes rentas, a las rentas del capital, frente a un modelo fiscal que progresivamente va oscilando de manera flagrante a la presión fiscal a través de los impuestos indirectos y, por tanto, a la penalización del consumo y la presión fiscal a los sectores de consumidores y a la inmensa mayoría de la población, y recortando la presión fiscal a los que más tienen.
Sí tenemos un proyecto alternativo en la medida en que defendemos la necesidad de un sector público fuerte, que posibilite la planificación económica en nuestro país, proyecto dirigido a la creación de riqueza y a la creación de empleo. Se trata de un modelo que difiera de los planteamientos del Partido Popular porque, en definitiva, pretendemos que los servicios públicos tengan un ámbito de gestión pública que permita la universalización y la generalización con suficiente financiación, por ejemplo, en la enseñanza superior o en la investigación universitaria, asunto que mañana debatiremos.
Y tenemos modelos diferentes, porque pensamos que en el ámbito de la política presupuestaria la estrategia fundamental no puede ser el déficit cero ya que ello va en detrimento de las políticas sociales para los sectores populares que más necesitados están de esa atención por parte de los poderes públicos. Por otro lado, la centralización en política presupuestaria, sobre todo en tiempos de ralentización de la economía --por decirlo de forma suave--, impide o dificulta en cualquier caso las inversiones públicas dirigidas a distintas infraestructuras, como la construcción de viviendas de promoción pública y las necesidades de los sectores de nuestra economía productiva, para permitir un mayor desarrollo, una mayor creación de empleo y, en definitiva, una sociedad más equilibrada. Tenemos, pues, una política alternativa frente a un modelo que desde nuestro punto de vista es cada vez más regresivo en esos aspectos.
Muchas gracias.


La señora PRESIDENTA: Gracias, Senador Cabrero.
¿Algún otro grupo desea intervenir? (Pausa.) Por el Grupo Parlamentario Socialista, tiene la palabra el Senador Lerma.


El señor LERMA BLASCO: Gracias, señora Presidenta.
Unicamente intervengo para anunciar que nuestro Grupo apoyará el veto a la Sección 15, porque nos parece que en un momento como éste, cuando España está a punto de asumir el semestre de Presidencia de la Unión Europea, se han asignado algunas cantidades a este Ministerio que no están lo suficientemente explicadas como para conocer su intencionalidad.
Porque nos parece que falta transparencia en el Ministerio, y no se explica el sentido de muchas partidas presupuestarias, en las que sólo figura una redacción testimonial con respecto a lo que ocurría con anterioridad. Y finalmente, porque nos parece que las dificultades que introduce este presupuesto en la política económica global son bastante claras ya que no está adaptado a la situación económica del momento.
Téngase en cuenta que este presupuesto fue redactado con una previsión de crecimiento del 2,9 por ciento del PIB, y que en estos momentos el Gobierno lo ha adaptado a un nuevo crecimiento supuesto del 2,4 por ciento, aunque no son demasiados los expertos que le dan la razón en lo que se refiere a esta previsión, ya que más bien parece que ésta se encuentra entre el 1,7 y el 2 por ciento.
Con estas condiciones presupuestarias es evidente que la recaudación no va a ser la prevista por el Gobierno y, por tanto, que los incrementos de gasto tampoco pueden ser los que el Gobierno ha presupuestado. Como es lógico, esa situación debería haber sido atendida por el Ministerio de Hacienda, que debería haber modificado el presupuesto, cosa que no ha ocurrido. Evidentemente, eso nos lleva a que la recaudación no va a ser la prevista, sino menor, y a que, si no queremos perjudicar el consumo y, por tanto, el crecimiento previsto, el gasto social tendrá que ser como mínimo el presupuestado. Eso significa que va a haber un déficit presupuestario evidente a pesar de la preocupación

Página 3970


que manifiesta el Ministerio por la estabilidad presupuestaria, que nos ha hecho aprobar aquí.
Como todas esas previsiones no son ciertas, por mucho que el Gobierno afirme que defiende el déficit presupuestario la elaboración del presupuesto no está de acuerdo con ese proyecto. E independientemente de que nos acuse de querer fomentar el déficit, lo cierto es que un Gobierno que hace unas previsiones presupuestarias con arreglo a un crecimiento que no es real, sino que está muy por encima de esa situación, tiende al déficit presupuestario aunque, repito, nos acuse a los demás de hacerlo.
Por tanto, como ya he dicho, nosotros vamos a apoyar el veto a la Sección 15, del Ministerio de Hacienda.
Muchas gracias.


La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, Senador Lerma.
En nombre del Grupo Parlamentario Popular, tiene la palabra el Senador Fernández.


El señor FERNANDEZ SANCHEZ: Con su venia, señora Presidenta.
Contesto en primer lugar al representante de Izquierda Unida. Creo que hay que hacer hincapié en que estamos ante un presupuesto del Ministerio de Hacienda que para el año 2002 ha sido elaborado siguiendo las directrices generales del Gobierno en materia económica. Por tanto, creemos que es un presupuesto claro, contundente, en el que se hace una mención especial a la actuación de la Agencia Tributaria, cuyos objetivos se encuentran en el Programa 613.G, y en el que la aplicación del sistema tributario estatal contra la lucha del fraude fiscal se va a conseguir con un programa de la Dirección General de Control Tributario.
Entendemos que es preciso hacer notar que esta ley de Presupuestos Generales del Estado no es el instrumento adecuado para llevar a cabo reformas sustantivas de nuestro sistema impositivo. Sin embargo, estas reformas aparecen recogidas de forma muy clara en el proyecto de ley de medidas fiscales. Así pues, podemos incidir una vez más en el hecho de que con esta aprobación de la ley vamos a seguir adelante en este período de tiempo que nos hemos marcado.
En relación a lo que apunta el portavoz del Grupo Parlamentario Socialista, quisiera decirle que los presupuestos para el año 2002 tienen en cuenta la situación económica actual y dan respuesta a la coyuntura, incierta a veces, que se ha planteado en el entorno internacional. Sin embargo, nos hemos propuesto afrontar esa situación económica que vamos a vivir, puesto que nos encontramos ante un escenario macroeconómico moderado, previsto en el programa de estabilidad, que sigue siendo de los más altos de los países de la OCDE. En este entorno económico, señoría, la prioridad del equilibrio presupuestario define la posición neutral más conveniente para afrontar este período de incertidumbre. No existen en el presupuesto para el año 2002 decisiones de ingreso o gasto que perturben esta neutralidad ni que dificulten el funcionamiento de los estabilizadores automáticos. Esta posición del presupuesto es la que contribuirá a mantener el ritmo de crecimiento y de creación de empleo, superior al de la mayoría de los países desarrollados.
El entorno macroeconómico estable al que contribuye el equilibrio presupuestario garantiza un marco más competitivo para nuestras empresas, favorece el ahorro y facilita la financiación de la inversión empresarial, pero, además, desde el equilibrio presupuestario es posible seguir incrementando los recursos para inversión pública y para impulsar las políticas de oferta con mayores efectos sobre la productividad a medio y largo plazo: infraestructuras, investigación, formación de capital humano y un largo etcétera que sus señorías ya conocen.
Creemos que ha quedado perfectamente clara la posición de nuestro Grupo, así como la ilusión que tenemos puesta en estos presupuestos del año 2002, pues somos conscientes, y consecuentes con ello, de que van a salir adelante de cara a la situación económica que se avecina.
Muchas gracias, señora Presidenta.


La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señoría.
Finalizado el debate de la Sección 15 pasamos a la Sección 16, Ministerio del Interior.
Para la defensa de las enmiendas presentadas por la Senadora De Boneta y Piedra, del Grupo Parlamentario Mixto, tiene la palabra el Senador Cabrero.


El señor CABRERO PALOMARES: Gracias, señora Presidenta.
Intervengo para dar por defendido el veto presentado por mi compañera, la Senadora De Boneta.


La señora PRESIDENTA: ¿Da por defendidas también las enmiendas presentadas por el Senador Cámara?

El señor CABRERO PALOMARES: También las doy por defendidas; señoría.


La señora PRESIDENTA: En tal caso, tiene usted la palabra para defender el veto que, junto con el Senador Cámara; ha presentado su señoría.


El señor CABRERO PALOMARES: Muchas gracias, señora Presidenta.
Nos encontramos ante un presupuesto que, desde nuestro punto de vista, y en materia de seguridad, mantiene unas Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado mal dotadas e insuficientemente pagadas, pero no solamente desde nuestro punto de vista, sino que, además, recogemos las reivindicaciones y protestas de colectivos tan importantes de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado como es el de la Guardia Civil. En algún otro momento ya hemos planteado en este Senado, concretamente en debates ante la Comisión, la situación de precariedad en la que se encuentra este cuerpo en cuanto a vehículos y otras dotaciones se refiere. Así pues, esto es algo manifiesto, e incluso recientemente, y por vía indirecta, pues todavía éste es un cuerpo militarizado que no puede realizar ningún tipo de movilización o sindicación,

Página 3971


familiares de esos agentes han planteado reivindicaciones al Gobierno en relación con la necesidad de proveer de mejores dotaciones al cuerpo.
Comprobamos de nuevo que los compromisos adquiridos por la Administración con los representantes sindicales de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado siguen sin tener un reflejo presupuestario, y un año más vemos cómo se mantiene a la Guardia Civil como un cuerpo militarizado, tal y como decía antes, que no cuenta con la representación que, desde nuestro punto de vista, debería tener, algo que ellos están planteando de forma insistente a través de asociaciones de carácter cultural que se han ido constituyendo, precisamente, para permitir ese nivel de funcionamiento colectivo. Una representación que nosotros entendemos debe ser elegida libremente por sus miembros. Consideramos que existe una infradotación material y humana de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado que está teniendo ya su reflejo en la capacidad de los agentes públicos para garantizar la seguridad ciudadana de forma conveniente en muchas zonas de nuestro país. (El señor Vicepresidente, Rojo García, ocupa la Presidencia.) El trato que reciben los inmigrantes que llegan a España, a pesar del voluntarismo de mucha gente, no es un trato digno como consecuencia de la falta de medios. El problema de la inmigración no es afrontado desde un ángulo adecuado y desde nuestro punto de vista. La falta de personal preparado para este reto, así como los recursos para su formación pueden plantear, desde el punto de vista de Izquierda Unida, serios peligros en el futuro.
En relación a Instituciones Penitenciarias, la situación un año más se agrava por la falta de dotación humana y material, así como para programas de reinserción, acceso al mundo laboral que el presupuesto no contempla lo que va a provocar un mayor deterioro de este colectivo de personas del ámbito penitenciario.
Y en relación a los fondos reservados, bien es conocida la posición que mantenemos desde Izquierda Unida. Nos parece absolutamente injustificado el volumen que se contempla en el proyecto de presupuestos y sigue resultando, desde nuestro punto de vista, discutible su existencia mientras no se acometa la reforma de su régimen jurídico, que se haga más efectivo y si se quiere una organización transparente y democrática de este tipo de recursos, destinados a fines que tengan efectividad en cuanto a la garantía de seguridad en el ámbito del Estado.
Estos son los planteamientos que hacemos desde Izquierda Unida en las propuestas de veto y nuestras enmiendas están en coherencia con ellas a fin de conseguir una mayor dotación para los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado.
Nada más y muchas gracias.


El señor VICEPRESIDENTE (Rojo García): Gracias, Senador Cabrero.
Tiene la palabra el Senador Quintana.


El señor QUINTANA GONZALEZ: Gracias, señor Presidente.
Doy por defendidas las enmiendas en sus propios términos.


El señor VICEPRESIDENTE (Rojo García): Gracias, Senador Quintana.
Por el Grupo Parlamentario de Entesa Catalana de Progrés, tiene la palabra el Senador Sabaté.


El señor SABATE BORRËS: Gracias, señor Presidente.
Señorías, estamos ante un presupuesto a todas luces insuficiente en lo que hace referencia a esta Sección 16, correspondiente al Ministerio del Interior. Es evidente que desde el punto de vista legal es responsabilidad del Ministerio del Interior garantizar la seguridad ciudadana. Y ante un claro aumento de la delincuencia en nuestro país y lo que sin duda posiblemente no sé si es peor pero en cualquier caso también es grave, que es un claro aumento de la sensación de inseguridad ciudadana, lo que podíamos llamar también la seguridad subjetiva cada vez más extendida entre la opinión pública, y se palpa diariamente en los medios de comunicación la alarma social que está creando la inseguridad ciudadana, nos encontramos con unos presupuestos que decrecen en términos reales. El incremento absoluto aproximadamente del conjunto de partidas presupuestarias de la Sección 16 es de unos 35.000 millones de pesetas.
Pero si de estos 35.000 millones tenemos en cuenta que de la partida que corresponde a la Dirección General de Tráfico 15.000 millones se transfieren de nuevo al Tesoro Público, es evidente que los 20.000 millones restantes significan un aumento que no llega a representar el 2,8 por ciento de la inflación prevista, que sin duda está muy por debajo de la inflación real. Por tanto, estamos ante un presupuesto que claramente disminuye respecto de las posibilidades de gasto planteadas en el ejercicio anterior, en el ejercicio de 2001.
Se produce sobre todo una disminución del presupuesto real de la Dirección General de Policía, en un contexto en el que ha disminuido de una manera importante el número de efectivos del Cuerpo Nacional de Policía, extremo denunciado en todo el Estado, reclamando el aumento de plantillas en las distintas comisarías por los distintos ayuntamientos, colectivos de ciudadanos, de comerciantes, etcétera. Precisamente ante esta necesidad nos encontramos con una disminución no ya en términos relativos, sino en cifras absolutas, del presupuesto que corresponde al conjunto de la Dirección General.
En cuanto a la Dirección General de la Guardia Civil, se limita a un incremento del 2,5 por ciento que, evidentemente, también se sitúa por debajo de la previsión oficial de inflación prevista por el Gobierno.
Con esta realidad de proyecto de presupuesto, me atrevo a preguntar, señorías del Grupo Parlamentario Popular, ¿cómo pueden fijarse como objetivo del propio presupuesto una mayor protección en la calle --cito textualmente-- e incrementar la función preventiva? Con estas previsiones presupuestarias es imposible un aumento de la vigilancia que reclama la ciudadanía en la propia calle y, evidentemente, no sólo no se puede incrementar

Página 3972


la función preventiva, sino ninguna otra de las funciones que tienen asignadas las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.
Entre los objetivos que se plantea la Sección 16 están, de nuevo, el Plan Policía 2000, un plan de cuyos ejes es la calidad del servicio, la policía de proximidad y la especialización policial. Este punto ya se planteó en el debate presupuestario del año anterior y más o menos nos vienen a repetir lo mismo. Hasta el día de hoy ha sido un rotundo fracaso, reconocido por los propios sindicatos representantes de la policía; un fracaso en la mayoría, por no decir en la totalidad de las ciudades donde se ha aplicado y, sobre todo, ha sido un fracaso no por falta de capacidad profesional, sino de recursos humanos. Cualquier policía de proximidad se basa en la presencia de los agentes en la calle en los barrios cercanos a la población para que ésta pueda identificarlos, para que aumente la seguridad y, sin ninguna duda, para que aumente eso a lo que me he referido anteriormente, que es la seguridad subjetiva.
Detrás de estas previsiones presupuestarias tan escasas, aparece con nitidez la recomendación de determinados responsables políticos del Ministerio del Interior de acudir a la seguridad privada. Sin ninguna duda, quedan pocas más salidas en determinados momentos, o la pretensión, no sólo manifestada, sino concretada también por vía de la peor presión, que es la de la realidad inexcusable de cargar sobre las policías locales --y por tanto sobre los ayuntamientos--, la responsabilidad del Gobierno en materia de seguridad, la transferencia de responsabilidad, argumentada por determinados representantes del Ministerio del Interior, pero sin acompañarse de ninguna transferencia de recursos.
Es posible que determinados ayuntamientos de un cierto volumen demográfico en sus municipios pudiesen hacerse cargo de la seguridad ciudadana pero, evidentemente, eso implicaría, por supuesto, un traspaso de competencias pero también de los recursos necesarios. Lo que no se puede pretender es que incrementen un esfuerzo las policías locales para cubrir de hecho las deficiencias más que evidentes del Cuerpo Nacional de Policía o de la Guardia Civil y que ello no vaya acompañado de las transferencias correspondientes de recursos.
Pero más allá de la seguridad ciudadana, crea alarma también, y nos tiene muy preocupados, el presupuesto en materia de seguridad vial. El presupuesto para la Dirección General de Tráfico se incrementa sólo un 1,1 por ciento, también por debajo de la previsión de inflación. Si tenemos en cuenta que somos uno de los países de la Unión Europea con un índice más alto de siniestralidad en carretera por fallecimientos, es evidente que no se entiende esta falta de voluntad política por parte del Gobierno para atender a esta situación y aumentar de una forma clara los recursos destinados precisamente a la prevención y al aumento de la seguridad.
La Jefatura Central de Tráfico se financia básicamente por las tasas por prestación de servicios y por multas y, pese a eso, se transfieren 15.000 millones de pesetas al Tesoro Público. Por tanto, en realidad habría disponibilidad presupuestaria con los recursos que se obtienen de la propia prestación de servicios y, en cambio, se renuncia al empleo de estos fondos y se transfieren de vuelta al Ministerio de Hacienda, con un incremento inferior al aumento previsible del gasto tan sólo manteniendo el mismo nivel de servicios.
Estamos ante un presupuesto que a todas luces parece hecho para otro país, pero no para España. Siguiendo con la seguridad vial, en materia de personal y en la Guardia Civil de Tráfico se plantean pasar de 7.883 agentes efectivos en el año 2001 a 10.000 dentro de la presente legislatura. Pero si tenemos en cuenta que el propio presupuesto de la Guardia Civil se limita a un incremento del 2,5 por ciento, sería interesante que nos dijesen con base a qué presupuesto tienen prevista la contratación de estos 2.000 agentes más. ¿Cómo pretenden incrementar un 20 por ciento la plantilla de la Policía de Tráfico de la Guardia Civil, sin hacer la correspondiente previsión presupuestaria? ¿Es así como se plantean mejorar la prevención? ¿Es así como se plantean mejorar la seguridad vial? Sin duda, para el Gobierno que sustenta el Partido Popular es prioritario el equilibrio presupuestario.
A todo esto hay que añadir la previsión en materia de administración presupuestaria. Un presupuesto que, como en general el conjunto de la sección, adolece del mismo estancamiento en un momento en que tenemos las prisiones prácticamente saturadas; con un grado de reincidencia muy importante de los delincuentes, que evidencia el fracaso de las políticas de reinserción y de reeducación. Asimismo, el propio presupuesto prefija como objetivo establecer líneas de ayuda para la atención en los depósitos municipales, un objetivo que no tiene las correspondientes previsiones presupuestarias. Una vez más se carga sobre la haciendas locales responsabilidades de la Administración General del Estado.
En cuanto al presupuesto para el Plan Nacional sobre Drogas, se incrementa apenas 300 millones de pesetas, que se puede calificar prácticamente de estancamiento en cuanto a las diferentes políticas que debe coordinar e impulsar la Delegación del Plan Nacional sobre Drogas.
Lamentablemente, el problema de la droga no tiende a remitir en absoluto, en todo caso hay cambios en las características del problema, pero no remite. Y, por tanto, en un problema de esta importancia para nuestra sociedad es necesario estar permanentemente atentos y reforzar las políticas de prevención, de educación, de control y, cuando es necesario, de represión de todo el mundo que se mueva alrededor del tráfico de estupefacientes y de drogas en general.
Pero sin ninguna duda, lo que ya es totalmente inadmisible e incomprensible es el presupuesto de la Delegación del Gobierno para la Extranjería y la Inmigración. Aquí se plantea una reducción manifiesta de 500 millones de pesetas respecto al presupuesto anterior, para atender lo que, entre comillas, podríamos calificar como un problema que va a más y, seguramente, no ya con un incremento razonable, sino prácticamente con un crecimiento exponencial.
En nuestro país tenemos asignado el control de una parte significativa de la frontera sur de Europa, y hay una manifiesta incapacidad, no hablaré de incompetencia por

Página 3973


el respeto que, sin duda, nos merecen los miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, pero sí hay una manifiesta incapacidad de la política de nuestro Gobierno para controlar el fenómeno de la entrada masiva de inmigrantes ilegales en nuestro país y, por tanto, en el conjunto de la Unión Europea. Y ante esta realidad disminuyen ustedes la dotación presupuestaria. Es cierto que el problema de la inmigración no es ni mucho menos un problema exclusivamente policial. Hay toda una serie de políticas que deben desarrollarse para atender una realidad, no hablaré ya de problema, cada vez más presente en nuestro país y que, sin duda, merece una atención prioritaria.
En los objetivos de la memoria del presupuesto hablan de criterios de impulso, coordinación y cooperación institucional en todos los aspectos de extranjería, inmigración y asilo.
Pero, en realidad, una vez más ustedes transfieren el problema, no los recursos ni las competencias, a las Comunidades Autónomas y a los entes locales. Estos últimos, especialmente los ayuntamientos, son los que se encuentran con los problemas reales e inmediatos.
Evidentemente, con este contexto presupuestario se pone de manifiesto la falacia de los convenios de colaboración y las subvenciones a las que se hace referencia en la memoria del presente proyecto de presupuestos, sin duda existentes pero manifiestamente insuficientes para atender la realidad de los problemas. Y si no, pregúntenselo a buena parte de los alcaldes que el Partido Popular tiene a lo largo y ancho del Estado.
Y si a todo ello añadimos la disposición de la previsión para Protección Civil, seguramente desde la certeza de que sus servicios no serán necesarios --una certeza que desearíamos que se correspondiera con la realidad, pero lamentablemente, está muy lejos de ser una certeza--, sinceramente, nuestro Grupo Parlamentario entiende que éste no es el presupuesto que se merece en este momento España en materia de interior y de seguridad.
Muchas gracias, señor Presidente, señorías.


El señor VICEPRESIDENTE (Rojo García): Gracias, Senador Sabaté.
Por el Grupo Parlamentario Socialista, tiene la palabra el Senador Barranco.


El señor BARRANCO GALLARDO: Muchas gracias, señor Presidente.
Señorías, intervengo para realizar una defensa global de las 13 enmiendas que mantenemos de las 55 que en su día defendimos en Comisión a esta Sección 16, del Ministerio del Interior.
A juicio de nuestro Grupo, el presupuesto para el año 2002 del Ministerio de Interior pone de manifiesto varias cuestiones que a nosotros nos parecen de cierta gravedad. En primer lugar, pone de manifiesto una paralización preocupante en la evolución del gasto y de las inversiones en el Ministerio de Interior. En segundo lugar, pone también de manifiesto en algunos de sus servicios unos niveles de claro retroceso en prestaciones que afectan directamente a la seguridad pública y, por tanto, a la libertad de los ciudadanos. Y, en tercer lugar, creemos que es un presupuesto que no resuelve los problemas actualmente planteados ni dan respuesta a las nuevas necesidades que la sociedad demanda en temas de seguridad ciudadana.
El incremento real de este presupuesto para el año 2002 en relación al del año 2001 es de 20.000 millones de pesetas. Este es el incremento real que se va a producir en esta Sección 16, lo cual supone un incremento respecto al presente año del 2,34 por, ciento, es decir, clarísimamente por debajo del IPC previsto. El presupuesto, por lo tanto, disminuye, en pesetas reales, mientras que se da la paradoja y la circunstancia, a estas alturas reconocida por todo el mundo, por los propios responsables del Ministerio de Interior los primeros, de que clarísimamente siguen aumentando los delitos y los índices de criminalidad en más de un 10 por ciento en el conjunto del Estado, como también se ha reconocido, recientemente en el propio Senado por el Ministro del Interior.
Asimismo, aumentan también considerablemente las mafias que se están estableciendo en nuestro país y las redes que se dedican al tráfico y a la explotación de seres humanos. Por tanto, creemos que no es razonable que ante una situación de aumento de los delitos y, por tanto, de la alarma social se corresponda una disminución de los presupuestos dedicados al Ministerio de Interior.
A su vez, disminuyen las plantillas tanto del Cuerpo Nacional de Policía como de la Guardia Civil. Para que ustedes comprendan con claridad, voy a referirme a una cifra que creo que es perfectamente elocuente. El 1íde enero del año próximo habrá 12.000 vacantes entre el Cuerpo Nacional de Policía y la Guardia Civil. Es decir, la plantilla teórica, lo que se llama el catálogo en el Ministerio de Interior, para el año 2002 es de 128.000 agentes. Sin embargo, los efectivos reales que habrá en servicio tanto en el Cuerpo Nacional de Policía como en la Guardia Civil en dicha fecha, el 1í de enero del año 2002, serán 115.742, es decir, como les he dicho al inicio, 12.000 agentes menos de lo que teóricamente está previsto en las plantillas de la Policía y de la Guardia Civil. Mientras tanto, sin embargo, también aumenta la seguridad privada alentada en muchos casos, como aquí ha puesto de manifiesto mi compañero Sabaté en su intervención, por responsables del Ministerio de Interior, es decir, por el Director General de la Policía o bien por el delegado de Gobierno de Madrid ante el atraco a un chalet y el asesinato de su dueño o ante los atracos o alunizajes que sufren permanentemente el gremio de joyeros en todo nuestro país, y en la ciudad de Madrid la respuesta es que contraten seguridad privada. Yo creo que es escandaloso que por parte de responsables del Ministerio de Interior, ante las denuncias del aumento de asesinatos, de robos y de atracos, se dé como respuesta que lo que deben hacer los ciudadanos o los empresarios es contratar más seguridad privada, porque ¿cuál va a ser el siguiente consejo que les van a dar desde el Ministerio o por parte del Delegado de Gobierno, cuando se sigan produciéndose atracos o asesinatos? ¿Que paguen a las mafias? Creemos que este tipo de afirmaciones no tienen cabida en responsables públicos de tan alta responsabilidad

Página 3974


como las que ostentan las personas que hicieron estas declaraciones recientemente en relación con este grave problema.
En definitiva, si ustedes analizan con objetividad lo que son los Presupuestos Generales del Estado en el Ministerio de Interior este año en relación con los del año anterior, se ve clarísimamente cómo disminuye este presupuesto o cómo disminuyen las plantillas de los miembros de las Fuerzas de Seguridad del Estado y cómo paralelamente van aumentando los delitos, la criminalidad y, por lo tanto, también los índices de faltas y delitos cometidos en el conjunto de nuestro país, a la vez que va aumentando escandalosamente el número de empresas y de efectivos de la seguridad privada, una seguridad privada que en términos generales del Estado español ya está facturando 200.000 millones de pesetas anuales, con un ritmo de crecimiento del 30 por ciento anual.
Por todas estas razones, nuestro Grupo ha mantenido estas trece enmiendas, que les he citado al inicio de mi intervención, en el intento de aumentar los servicios y las dotaciones del Programa 222 y en los servicios 03, 04, 05 y 07.
En primer lugar, en inmigración proponemos un aumento de las dotaciones para la investigación y prevención en la lucha contra las redes del narcotráfico. Es evidente, y así lo demuestran las propias cifras del Ministerio de Interior, que está aumentando la inmigración irregular. Sin embargo, en el presupuesto del año 2002 disminuye la asignación a este programa en 499 millones de pesetas exactamente, y esto a pesar de la propaganda que el Gobierno hizo en su día sobre el efecto de llamada de la ley de inmigración socialista que parece ser que esta nueva lo único que ha hecho ha sido agravar ese problema que ustedes creían atajar, remodelando, cambiando o modificando una ley que antes efectivamente no tenía efectos tan perniciosos como la que existe en este momento aprobada con la mayoría absoluta de los Grupos que respaldan al Gobierno.
En relación con el Plan nacional contra la droga, creemos que el presupuesto de este año próximo supone una disminución real de las posibilidades de la lucha contra esta lacra social.
En Instituciones Penitenciarias queremos aumentar las dotaciones para atender políticas de prevención y de reinserción teniendo en cuenta que la mitad de la población reclusa que hay en nuestro país es reincidente y, por lo tanto, las políticas de prevención y reinserción tienen un papel fundamental a la hora de atajar este fenómeno. También proponemos enmiendas para mejorar y adecentar centros penitenciarios que están denunciados por muchas asociaciones y responsables políticos en sus respectivas localidades.
En relación con la Jefatura Central de Tráfico se da un hecho que es paradójico y que viene también a repetir lo que ya ocurría el año pasado y es que de esta Jefatura Central de Tráfico se transfiere a la Caja general 15.000 millones de pesetas. Creemos que con esta política difícilmente se va a poder hacer frente a los medios que se necesitan para poner en funcionamiento una ley que hemos aprobado aquí en esta misma Cámara hace escasamente un mes, y tenemos la sensación compartida con la inmensa mayoría de los ciudadanos de nuestro país que la política de seguridad vial del Partido Popular está basada más en un afán recaudatorio que en la potenciación de esta dirección general para prevenir y evitar los miles de accidentes y los miles de muertos, unos 6.000 aproximadamente anuales, que se producen en las carreteras españolas.
En relación con las enmiendas presentadas sobre el Cuerpo Nacional de Policía, quiero darles aquí un dato que también me parece que es suficientemente elocuente y que habla por sí mismo. En el año 2001, el presupuesto para el Cuerpo Nacional de Policía era de 197.658 millones de pesetas. Pues bien, para el año próximo este presupuesto será de 195.758 millones de pesetas, es decir, 2.000 millones de pesetas menos para el Cuerpo Nacional de Policía. De ahí que nos preguntemos, como no puede ser menos, dónde está ese tan cacareado y divulgado Plan de Policía 2000, esos planes de 6 x 6, o esos planes de 10 x 10 de los que alardean los directores generales o el Ministro del Interior constantemente. Es evidente, con estos presupuestos en la mano, que los números desmienten rotundamente las palabras y las promesas que el Gobierno ha realizado en esta Cámara insistentemente.
En definitiva y para terminar, señorías, las enmiendas del Grupo Parlamentario Socialista pretenden una mejora de la seguridad ciudadana, un aumento de los efectivos del Cuerpo Nacional de Policía y de la Guardia Civil, mejoras salariales por productividad para los miembros de los Cuerpos de Seguridad del Estado, mejorar y modernizar las comisarías y los cuarteles de la Guardia Civil, cubrir las necesidades de infraestructuras que existen, tanto en comisarías de la Policía Nacional como en cuarteles de la Guardia Civil y, en definitiva, ofrecer una mayor dotación para la lucha contra la delincuencia y también contra el narcotráfico y la emigración ilegal, que desgraciadamente van en aumento en nuestro país en el último año.
Nada más y muchas gracias.


El señor VICEPRESIDENTE (Rojo García): Gracias, Senador Barranco.
Para turno en contra, por el Grupo Parlamentario Popular tiene la palabra el Senador Barquero.


El señor BARQUERO VAZQUEZ: Muchas gracias, señor Presidente.
Señorías, voy a replicar a las enmiendas de impugnación a la sección, y dejaré un espacio de tiempo para que las Senadoras Vallejo y Primo justifiquen el rechazo a las enmiendas más parciales que se han presentado a esta sección.
En primer lugar, he de decir que el presupuesto del Ministerio del Interior hay que encuadrarlo dentro de los objetivos generales del Gobierno para el ejercicio 2002: generación de empleo, equilibrio presupuestario, desarrollo sostenible del gasto social, y, cómo no, evidentemente, cumplimiento --porque es un mandato constitucional-- del artículo 104 de la Constitución Española, que todas sus señorías recuerdan perfectamente, pero que quiero leer:

Página 3975


«Las Fuerzas y Cuerpos de seguridad, bajo la dependencia del Gobierno, tendrán como misión proteger el libre ejercicio de los derechos y libertades y garantizar la seguridad ciudadana.» En ese sentido, lo primero que tengo que decir es que nosotros consideramos que el presupuesto, la organización, la estructura del Ministerio del Interior están perfectamente adecuados para cumplir, en el ejercicio del año 2002, con este mandato constitucional.
Quiero responder brevemente a las dos cuestiones que siempre plantea, de una forma específica, el Grupo de Izquierda Unida, el Grupo Parlamentario Mixto: sobre fondos reservados y sobre el carácter militar de la Guardia Civil. Senador Cabrero, en cuanto a los fondos reservados he de decirle que, aunque usted piensa que son excesivos, el Gobierno mantiene la misma cantidad del año 2001 y la misma cantidad del año 2000, y en cuanto a la fundamentación jurídica de estos fondos reservados, yo le remito a la Ley 11/1995, de 11 de mayo, que desde y luego nosotros apoyamos y que en aquel momento fue elaborada por el Gobierno del Partido Socialista Obrero Español.
He de decirle también que sobre el carácter militar de la Guardia Civil, este portavoz opina que, gracias a Dios, la Guardia Civil es un instituto militar; eso es lo que opina este portavoz, pero además le diré que es lo que opina el Gobierno, y el grupo parlamentario que le apoya; es lo que ha venido defendiendo también el anterior Gobierno y el grupo que le apoyaba, el Partido Socialista Obrero Español, y es lo que existe además en muchos países de nuestro entorno de la Unión Europea. Existen fuerzas de seguridad de tipo militar y otras que no poseen estructura militar.
Ustedes tienen fijación con los fondos reservados y con el carácter militar de la Guardia Civil --más de lo mismo--, y nosotros seguimos manteniendo la conveniencia de los fondos reservados, manteniéndolos en la misma cantidad, y seguimos manteniendo el carácter militar de la Guardia Civil. Dice que las esposas de algunos guardias civiles han salido a la calle a protestar por esto, pero yo podría, hablarle de otras muchísimas esposas, madres, hijas y hermanas de guardias civiles, por ejemplo, del País Vasco y de Navarra, que son un ejemplo de apoyo a sus maridos, al trabajo que diariamente desempeñan, y que están muy, lejos de salir a la calle para pedir la desmilitarización del Cuerpo. De modo que hay gente para todo. Pero lo que está claro es que cuando un ciudadano español pretende entrar en la Guardia Civil sabe perfectamente dónde entra, y, Senador Cabrero, nadie le obliga a entrar.
En cuanto las enmiendas de impugnación a la sección de Izquierda Unida, de Entesa Catalana de Progrés y del Grupo Parlamentario Socialista, he de decir, en primer lugar, que es necesario recordar que, siendo como es el Ministerio del Interior uno de los ministerios clásicos, sin embargo, desde la entrada en el Gobierno del Partido Popular, este Ministerio ha sufrido una transformación importante, y me voy a permitir recordarles algunas cuestiones que sí que tienen que ver con la operatividad de este ministerio. (La señora Presidenta ocupa la Presidencia.) Voy a dejar aparte la creación de la Oficina de Atención a las Víctimas del Terrorismo, como voy a dejar aparte también la creación de una Oficina de Inmigración y Extranjería, dotada con una Secretaría de Estado. Pero sí me voy a referir, por ejemplo, a la reestructuración global de la Dirección General de la Administración de Seguridad, creando una Subdirección General de Planificación, una Subdirección General de Gestión Económica y una Gerencia de Infraestructuras y Equipamientos que, en los Presupuestos Generales del Estado de este año y con vistas al año 2002, no solamente va a gestionar bienes inmobiliarios sino también bienes mobiliarios como es el armamento. Implantación de un sistema de renting para la renovación de vehículos. No tiene nada que ver actualmente el parque de vehículos del Ministerio del Interior con el que ustedes dejaron. No tiene absolutamente nada que ver. Programa «Policía 2000», que ustedes denuestan continuamente, pero en todas las ciudades donde se ha implantado ha bajado el nivel de delitos. Dotación por primera vez en el presupuesto de créditos para gastos de funcionamiento.
Dotación por primera vez del capítulo II de los presupuestos del Ministerio, y esto sucedió en el ejercicio 2001, porque lo que se venía haciendo en este Ministerio, que no se hacía en ningún otro, era no dotar el capítulo de gastos corrientes y estar permanentemente sometido a créditos. Pues por primera vez, el Gobierno del Partido Popular ha dotado al capítulo II de unas cantidades fijas que entran desde el primer momento en el presupuesto. Estamos hablando nada más y nada menos que de dinero para gastos de funcionamiento.
Segunda cuestión, señorías. No sé cómo estudian ustedes los presupuestos, cómo los analizan. No lo sé, pero ustedes no han leído bien el presupuesto. No digo que no lo hayan leído, sino que no lo han hecho bien. El presupuesto crece el 4,61 por ciento, y haciendo la operación que ustedes realizan de detraer 15.000 millones de pesetas de la Jefatura de Tráfico, el presupuesto crece el 4,25 por ciento. ¿Ustedes qué han hecho? Han hecho lo siguiente. Han cogido cantidades absolutas del año 2001 y cantidades absolutas de la previsión para 2002, pero no se han dado cuenta de que, en el presupuesto para 2002, hay cantidades que se incorporan pero que no tienen nada que ver con cantidades del presupuesto de 2001 que se detraen, que son partidas que desaparecen.
Yo no les voy a decir cuáles. Mírense bien el presupuesto. Les voy a decir una: gastos electorales, que no hay. No digan ustedes que el presupuesto crece el dos y pico por ciento porque no es verdad. Analicen ustedes el presupuesto y hagan la cuenta debidamente. A los dineros que se detraen, porque esas funciones no tienen operatividad en el próximo ejercicio, hay que añadirle todo lo que se implementa, pero deducidas esas cantidades de las funciones. Verán ustedes cómo entonces crece el 4,25 por ciento, hagan las operaciones. Para empezar, el estado de ingresos no lo analizan correctamente. A partir de ahí les salen mal todas las cuentas. Voy a leer algunas cantidades para que vean que ese catastrofismo que ustedes manifiestan no se refleja con los datos reales.
Utilizaré un capítulo aparte para hablar del personal.
Secretaría de Estado de Seguridad, capítulo 2. ¿Sabe cuanto aumenta?, el 265 por ciento respecto al ejercicio pasado. Léanse bien el presupuesto.
Dirección General

Página 3976


de la Policía, capítulo 2, gastos de funcionamiento, 21,69 por ciento de aumento; transferencias corrientes externas, 38,72 por ciento de aumento sobre el 2001; capítulo 6, inversiones reales, 15,23 por ciento. Yo no sé qué presupuesto han leído ustedes. Dirección General de la Guardia Civil, capítulo 2, gastos corrientes y de funcionamiento, crece un 19,82 por ciento; transferencias corrientes externas, 22,38 por ciento; inversiones reales, 7,47 por ciento. Dirección General de Instituciones Penitenciarias, gastos de funcionamiento, 8,96 por ciento; crece globalmente el 5,63 por ciento. En Delegación del Gobierno para el Plan Nacional contra las Drogas, los gastos de personal crecen un 13,18 por ciento, y no se habían dado cuenta, como tampoco se habían dado cuenta de que el capítulo 2 crece un 6,65 por ciento y que las transferencias de capital crecen nada menos que un 23,33 por ciento. La Delegación del Gobierno para la Extranjería y la Inmigración dice el portavoz de Entesa que decrece en 400 y pico o 500 millones de pesetas. ¿No se han dado cuenta de que esa cantidad es exactamente la que se traspasa al servicio 01 para atender a las zonas fronterizas de Ceuta y Melilla, que no sale el dinero del Ministerio del Interior a otro Ministerio, que no deja de existir, que se cambia de servicio? ¿No se han dado cuenta al leer el presupuesto, señoría? Míreselo, lo tienen en el libro. Yo no sé qué han leído ustedes.
Quería hacer referencia a la cuestión de política de personal. En el año 2002 se incorporarán al Cuerpo Nacional de Policía 3.742 efectivos procedentes de ofertas de empleo público de otros años. Esto hay que reconocerlo así. Yo no vengo a solapar ningún dato, pero saben ustedes perfectamente que desde que sale la oferta de empleo público hasta que se incorporan efectivamente pasan dos o tres años, señor Barranco, eso es así y lo ha sido siempre, por el período de formación. Pero sabemos que 3.742 efectivos procedentes de ofertas de empleo público de otros años se incorporan este año. Usted dice que hacen falta mas, y yo no le voy a decir que no. Este año 2002 se incorporan 3.742 efectivos, 4.542 miembros de la Guardia Civil que también consolidan su empleo en el 2002 por la misma razón de la consolidación de empleo de los miembros de la Policía Nacional y 600 nuevos miembros en la Dirección General de Instituciones Penitenciarias. Ello supone para el ejercicio 2002 un total de 10.677 millones de pesetas, mientras que en efectivos personales la suma está clara: 3.742, más 600, más 4.542, que incluido prisiones totalizan 9.860 aproximadamente.
Se amplían las relaciones de puestos de trabajo de la Dirección General para la Extranjería y Plan Nacional sobre Drogas por un valor de 262 millones de pesetas.
Se crean nuevos especialistas en tráfico, servicio marítimo, lucha antiterrorista, Seprona y policía judicial, con una dotación de 1.327 millones de pesetas.
Señoría, búsquelo en los Presupuestos. Usted ha preguntado antes que de dónde sale el dinero para esto, y se lo estoy diciendo: 1.327 millones de pesetas, y se prevén 600 millones de pesetas para gastos de escolta y seguridad en el período semestral de la presidencia española de la Unión Europea.
Tengan en cuenta que estos gastos, en el Presupuesto del año 2003, no saldrán, y a la hora de ver lo que crece el Presupuesto tengan en cuenta que estos 600 millones de pesetas no van a venir en el Presupuesto del ejercicio 2003, para que luego, cuando hablemos del crecimiento del organismo, del departamento o de la sección, no nos equivoquemos en porcentajes, señorías.
Puedo extenderme en una mayor pormenorización y lo haré en el turno de portavoces si es que sus señorías lo hacen necesario, concretamente sobre el tema de prisiones, tráfico o Delegación Nacional de las Drogas.
De momento termino mi intervención para dar paso a las senadoras que antes les he anunciado para que contesten de forma más precisa a algunas de las enmiendas particulares.
Gracias, señora Presidenta. Gracias, señorías. (Aplausos en los escaños del Grupo Parlamentario Popular.)

La señora PRESIDENTA: Gracias, Senador Barquero.
Tiene la palabra la Senadora Vallejo.


La señora VALLEJO DE MIGUEL: Como no han entrado a defender puntualmente las enmiendas, mi Grupo da por rechazadas las enmiendas de Eusko Alkartasuna, de Izquierda Unida, de Entesa Catalana de Progrés y del Bloque Nacionalista Galego.
Gracias.


La señora PRESIDENTA: Tiene la palabra la Senadora Primo.


La señora PRIMO ALBERT: Muchas gracias, Presidenta.
No sé cómo contestar al Senador Barranco porque no ha nombrado ninguna enmienda concreta de las que se han presentado por parte del Grupo Socialista. Ha hecho una valoración global de todas ellas y entrar pormenorizadamente en una concreta dejaría en mal lugar al resto cuando todas me parecen igual de importantes y valiosas. Por lo tanto, yo también voy a contestarle, si no le importa, en sentido global.
Coincido totalmente con el Senador Barquero en el sentido de decirle que el proceso de asignación de recursos financieros para la Sección 16 demuestra el importante crecimiento de la dotación para los Presupuestos del año 2002, que redundan en el mejor cumplimiento de los objetivos asignados al departamento. Así, por ejemplo, con un total de 5.049,54 millones de euros, la política de seguridad ciudadana e instituciones penitenciarias experimenta un crecimiento del 4,66 por ciento en relación con el año anterior. Este incremento es especialmente relevante en la dotación para gastos de funcionamiento y operativos de los servicios de seguridad ciudadana.
Para el conjunto de programas de seguridad ciudadana, actuaciones policiales en materia de droga y formación de Fuerzas y Cuerpos del área de protección y de garantía de los derechos y libertades de los ciudadanos que gestionan las Direcciones Generales de Policía y de Guardia Civil, se dotan 3.065,91 millones de euros, lo que representa un crecimiento

Página 3977


del 3,13 por ciento respecto a 2001. Al igual que en los últimos años se intensificarán también las actuaciones contra la criminalidad y el acercamiento al ciudadano a través de unidades especializadas en la lucha contra la droga y el crimen organizado y se continuarán los proyectos de Policía de Proximidad y Policía 2000.
Los programas de centros e instituciones penitenciarias y trabajo, formación y asistencia a reclusos se dotan con un total de 673,73 millones de euros, lo que representa un incremento del 5,80 por ciento respecto del año 2001, posibilitando la extensión del nuevo modelo de Administración penitenciaria y su adaptación al perfil socioeconómico actual de la población reclusa y a las nuevas modalidades de cumplimiento de las penas introducidas en la reforma del Código Penal.
Para seguridad vial, señoría, se dotan con 530,76 millones de euros que aseguran la continuidad del desarrollo de los sistemas de gestión de tráfico, de vigilancia de la circulación, de fomento de la educación vial y de la agilización de la atención burocrática al administrado.
La extranjería y la inmigración, cuyo objetivo prioritario es la articulación de una cooperación permanente en todas las instituciones competencia en la materia, se dotan con 11,90 millones de euros. No disminuye ni mucho menos el presupuesto de la Delegación del Gobierno para extranjería e inmigración, sino que en términos homogéneos de comparación se incrementa en un 15,88 por ciento.
La disminución aparente del programa es debida al reajuste de créditos correspondientes a gastos corrientes e inversiones en las fronteras de Ceuta y Melilla por un total de 4,6 millones de euros que pasan al servicio 01 del departamento para una mejor gestión de los mismos. Este traspaso, por tanto, no afecta a la consecución de objetivos previstos en el programa para el ejercicio 2002.
Al sistema de protección civil estatal, que desempeña las funciones de seguimiento y apoyo a las actuaciones de las restantes administraciones públicas en situaciones de emergencia, así como la dirección y coordinación de aquellas emergencias de extensión o magnitud nacional, se le asignan nada más y nada menos que 16,95 millones de euros.
Por lo tanto, señoría, no vemos sinceramente cuál es la problemática concreta. Consideramos que todos y cada uno de los programas y apartados que corresponden al Ministerio del Interior están debidamente atendidos y asignados según las competencias y las necesidades que hemos evaluado.
Por consiguiente, rechazamos todas sus enmiendas.


La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, Senadora Primo.
Ahora sí ha concluido el turno en contra.
¿En portavoces quiere intervenir algún Grupo? El Senador Sabaté primero y el Senador Barranco después.


El señor SABATE BORRËS : Muchas gracias, señora Presidenta.
Senador Barquero, los objetivos del presupuesto de la Sección de Interior corresponden a los objetivos del Gobierno. De eso no hemos tenido ninguna duda. Lo ha dicho usted y no hace si no ratificar aquello de lo que ya estábamos absolutamente convencidos. Lo que nos preocupa es precisamente que ese presupuesto sea reflejo de los objetivos del Gobierno.
No es verdad que el presupuesto y los medios del Ministerio del Interior se ajusten a las necesidades de mantener el mandato constitucional.
Señoría, seguramente ustedes padecen el síndrome de aquellos gobernantes que aquejados de la soledad del poder ignoran lo que sucede en la calle, porque deberían ustedes saber que hay un verdadero clamor popular pidiendo mayor seguridad ciudadana. Eso es lo que exige hoy la ciudadanía. Colectivos de ciudadanos --se lo he dicho antes--, colectivos de comerciantes, ayuntamientos a lo largo y ancho de todo el país están pidiendo un mayor esfuerzo en seguridad ciudadana.
En este presupuesto, sin ninguna duda, aunque usted intente entrar en el juego de los números diciendo que si miramos aquí o allá o que esto sube y lo otro baja, el incremento general es inferior a la previsión de inflación para este año y, por tanto, si en realidad hay algunas partidas que realmente suben es que otras disminuyen de una manera importante.
Es curioso el énfasis que su señoría ha puesto en el incremento del gasto corriente, cosa que precisamente es lo que normalmente se debe tender a evitar. Es necesaria una mayor dotación de personal, es necesario un mayor esfuerzo en inversiones, pero precisamente se debe controlar el gasto corriente manteniéndolo en sus justos términos y, precisamente, usted está muy satisfecho de ese conjunto de incrementos.
Luego, habla del incremento de efectivos para los distintos cuerpos policiales. Habrá que ver en qué se concreta todo eso, pero, si es cierto que se incorporan 3.742 miembros en el Cuerpo Nacional de Policía, 4.542 en la Guardia Civil, etcétera, y en el primer caso los presupuestos disminuyen y en el segundo aumentan por debajo de la previsión de la inflación en cuanto a las respectivas Direcciones Generales, veremos de dónde salen los sueldos de este conjunto de agentes que se van a incorporar en los diferentes cuerpos policiales.
Hablaba usted, también, del Plan de Policía 2000, y le digo lo mismo. Es posible que no vivamos en el mismo país, pero me da la impresión que sí, por lo que puede que tengamos distintas percepciones de la realidad. Le aseguro que no es verdad que en todas las ciudades esté funcionando; es más, la información de la que dispone mi grupo y nuestro contacto con los distintos sindicatos policiales nos ratifican que realmente está siendo un fracaso. Este argumento ha sido corroborado por nuestra experiencia directa. Yo mismo soy Alcalde de una ciudad de 30.000 habitantes que ha visto cómo se aplicaba este Plan y que los distintos vehículos que los agentes debían usar estaban cómodamente aparcados en el garaje porque, en realidad, los agentes del Plan de Policía 2000 no estaban en calle.
Y no están en la calle, entre otras cosas, por esas reformas operativas de las que usted presume y que ha aplicado el Gobierno del Partido Popular. Reformas que en muchos casos han supuesto la creación de un Cuerpo Nacional de

Página 3978


Policía donde hay muchos generales y pocos soldados. Un Cuerpo Nacional de Policía en el que, sin duda, es absolutamente necesario desempeñar funciones de despacho y técnicas y donde hay una escandalosa falta de agentes de policía en la calle, agentes de policía de proximidad que den esa seguridad ciudadana, tanto real como subjetiva, de la que le hablaba en mi intervención anterior.
Yo no sé si estos colectivos de ciudadanos de los que le hablaba se han dirigido a su grupo parlamentario, pero en mi caso concreto he tenido que atender muchas quejas y demandas en cuanto a las dotaciones y efectivos de los Cuerpos de Seguridad. Demandas y peticiones que en la mayor parte de los casos, como le decía antes, se dirigen hacia los Ayuntamientos, los cuales, evidentemente, con los cuerpos de Policía Local no deben atender de forma permanente las necesidades de seguridad ciudadana. La Policía Local tiene la obligación legal de colaborar en el mantenimiento de la seguridad ciudadana, pero sus objetivos específicos son otros.
No se puede cargar más a las Administraciones Locales por la dejación de responsabilidad --aunque sea un tema menor, es dejación de responsabilidad-- del Gobierno de la nación, sobre todo cuando se prima --y ésos sí son los objetivos del Gobierno a los que usted hacía referencia-- la estabilidad presupuestaria, el déficit cero y la disminución del gasto. La realidad es que existe una necesidad ciudadana a la que el Gobierno del Partido Popular es totalmente ajena.
Muchas gracias, señora Presidenta.


La señora PRESIDENTA: Gracias, Senador Sabaté.
En nombre del Grupo Parlamentario Socialista, tiene la palabra el Senador Barranco.


El señor BARRANCO GALLARDO: Muchas gracias, señora Presidenta.
He de agradecer al señor Barquero y a las Senadoras del Partido Popular, además de la admisión de alguna de mis enmiendas, la respuesta que me han dado.
Señor Barquero, al final los números son los mismos para todos. Se les pueden dar vueltas y hay quien dice que con lo que más se miente es, precisamente con los números, porque se pueden analizar de múltiples maneras. Pero hay algo que quiero recordarle. Cuando discutimos el presupuesto de Interior en la Comisión --usted lo recordará perfectamente, señor Barquero-- su réplica a mi defensa del veto a la totalidad de la Sección fue que los temas de seguridad ciudadana no eran una cuestión económica. Usted lo recordará y consta en el «Diario de Sesiones». Sin embargo, hoy ha cambiado su respuesta y, en lugar de decir que no es una cuestión económica, ha intentado demostrar que hay más dinero que antes.
Pero los números son los que son. El presupuesto consolidado del Ministerio del Interior en el año 2000 fue de 774.000 millones de pesetas, en el 2001 de 819.000 millones y en el 2002 de 854.000, y el presupuesto total sin consolidar fue en el 2000 de 802.000 millones de pesetas, en el 2001 de 841.000 millones y en el año 2002 de 877.000 millones de pesetas.
Esto significa que el aumento de este año es, como mínimo, inferior al producido en años anteriores, es decir, del año 2000 a 2001 y, sin embargo, a estas alturas estaremos todos de acuerdo en que los índices de criminalidad y los delitos han subido espectacularmente en este año 2001 respecto al año 2000. Y ustedes no lo podrán negar porque el Ministro del Interior lo ha reconocido en esta Cámara en varias ocasiones. Y los números son tozudos, desgraciadamente también en cuanto al aumento de los índices de delincuencia y criminalidad.
También he de decir que mientras estos índices de criminalidad están aumentando, como ha reconocido el propio Gobierno, es evidente que la plantilla teórica de la Policía Nacional y de la Guardia Civil es de 128.000 efectivos al 1 de enero de 2000 y que la real va a ser de 115.742, es decir, 12.000 menos; es ésta una cifra absolutamente real, indiscutible y que pone de manifiesto que existen miles de vacantes que no se cubren.
Es cierto que en los últimos tiempos se está haciendo un esfuerzo por cubrir esas vacantes y también es cierto que tardan en ponerse en funcionamiento. Pero usted comete un pequeño fallo al hacer la cuenta con esas incorporaciones, y es que no resta las jubilaciones de esas plantillas y, por tanto, seguiremos acumulando déficit hasta la cifra que tenemos en la actualidad.
La prueba está en que en el Capítulo I el presupuesto del año 2001 para el Cuerpo Nacional de Policía era de 197.000 millones de pesetas y en 2002 es de 195.000 millones, es decir, 2.000 millones de pesetas menos, porque están jugando con las personas que se van, con las que se jubilan y, en definitiva, con los efectivos globales de los Cuerpos de Seguridad del Estado.
Señor Barquero, entiendo perfectamente que tenga que defender al Gobierno pero estoy convencido de que usted tiene la misma preocupación que la inmensa mayoría de los ciudadanos españoles respecto a la situación de inseguridad ciudadana y de mafias existente en nuestro país. Ustedes verán si quieren hacer la política del avestruz y meter la cabeza debajo de la mesa. Ahora bien, todas las encuestas de opinión pública que se están realizando en este año 2001 coinciden en un dato cada vez más alarmante y es que la inseguridad ciudadana se ha convertido ya en el primer elemento de preocupación del conjunto de los ciudadanos españoles.
Ustedes verán si ante la situación real y concreta que demuestran las encuestas quieren seguir jugando con los números o van a afrontar el problema de una vez por todas, como nosotros hemos intentando con la presentación de estas enmiendas.
Nada más. Muchísimas gracias.


La señora PRESIDENTA: Gracias, Senador Barranco.
Por el Grupo Parlamentario Popular, tiene la palabra el Senador Barquero.


El señor BARQUERO VAZQUEZ: Gracias, señora Presidenta.
Señor Barranco, por rectificar o precisar su última afirmación, he de decirle que considero que la preocupación

Página 3979


principal de los ciudadanos no es la inseguridad ciudadana --perdóneme, señoría-- sino el terrorismo, que es algo diferente. Precise su expresión.
Senador Sabaté, usted ha dicho que hay que evitar el gasto corriente.
¡Pero si éste era el gran problema del Ministerio del Interior! El gran problema de este Ministerio era la insuficiencia de gasolina para los coches, que no había dinero para repararlos, que el Capítulo II de los Presupuestos estaba en permanente déficit.
No sé qué conocimiento tiene usted del Ministerio del Interior, supongo que será importante, pero voy a decirle una cosa, señoría. En su réplica ha demostrado la falta de fundamento de la impugnación a esta Sección. Es cierto que es mi obligación y la del grupo parlamentario que apoya al Gobierno defender los Presupuestos, pero no es ésa la cuestión; la cuestión es si son defendibles. Y son perfectamente defendibles, señor Barranco.
El señor Sabaté ha afirmado que en el Cuerpo Nacional de Policía hay muchos generales y pocos soldados. Señoría, voy a ser así de tajante.
Usted no conoce el Cuerpo Nacional de Policía porque si lo conociera y supiera la dotación en miembros de la escala básica y de las restantes escalas no diría usted eso. Eso es un exabrupto verbal o, si quiere, una hipérbole, que usted ha expresado aquí. ¡No diga eso! A lo mejor lo puede decir de otra institución, pero río del Cuerpo Nacional de Policía.
Señoría, los debates deben ser un poco más consecuentes con los datos reales. Por tanto, le ruego una vez más que no diga eso, Senador Sabaté.
Dice el Senador Barranco que la criminalidad aumenta continuamente. Pues bien, hay cierto tipo de delitos que aumenta, pero otros disminuyen. La criminalidad es cíclica. En ese sentido, yo podría ahora hacer algunas manifestaciones y dar una serie de datos que quizá fueran mal interpretados y que no conducirían a nada, y cuya discusión creo que sería estéril. Por ejemplo, si yo le digo que el 45 por ciento de los delincuentes del año 2000 en Madrid eran extranjeros, ¿qué lectura haría usted de ese dato? ¿Que faltan medios en los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado? ¿Que es un problema de déficit de personal? ¿Que en estos momentos hay circunstancias añadidas a la criminalidad? Si le digo que en el año 1999 los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado detectaron 329 grupos delictivos; en el año 2000, 474 grupos, y hasta octubre de 2001, 428 grupos. Y si le digo que en 1999 desarticularon 115 grupos criminales organizados; en 2000, 116 grupos, y hasta octubre de 2001, otros 136, ¿qué lectura haría de esos datos, señoría? Le dije en Comisión, y no me arrepiento de haberlo hecho, que hay determinados Departamentos en los cuales la eficacia no se puede medir en términos económicos, es decir, pensando que a mayor cantidad de dinero mayor eficacia. Le puse como ejemplo un caso del Ministerio del Interior, y creo que también aludí al Ministerio de Asuntos Exteriores. Por ejemplo, no creo que una mejor o peor política diplomática dependa de los recursos económicos.
Esto que digo no es una idea original mía, sino que en estos momentos en la Unión Europea se reconoce que tanto la delincuencia organizada como la no organizada es un tema preocupante en toda la Unión Europea. Este es un problema que, como usted sabe perfectamente, y usted también, señor Sabaté, afecta al Tercer Pilar: el de Justicia, Seguridad e Interior, pilar que, por otra parte, es el menos desarrollado de la Unión Europea...


La señora PRESIDENTA: Senador Barquero, le ruego que concluya.


El señor BARQUERO VAZQUEZ: Termino ya, señora Presidenta.
La eficacia en la lucha contra el crimen se basa, en primer lugar, en la especialización de los grupos, no en la cantidad de efectivos; en segundo lugar, en que se les dote de elementos materiales adecuados, y por eso me ha extrañado la crítica del Senador Sabaté a los gastos de funcionamiento; en tercer lugar, en la cooperación internacional y, en cuarto lugar, en la mejora de los instrumentos legales, que tienen que venir de la cooperación judicial, penal y policial internacionales.
Señora Presidenta, señorías, creo sinceramente que estas enmiendas de veto no están suficientemente justificadas.
Muchas gracias. (Aplausos desde los escaños del Grupo Parlamentario Popular.)

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, Senador Barquero.
Pasamos al debate de la Sección 17, Ministerio de Fomento, comenzando por las enmiendas presentadas por la Senadora De Boneta y Piedra. (El señor Cabrero Palomares pide la palabra.) Tiene usted la palabra, señoría.


El señor CABRERO PALOMARES: Las damos por defendidas, señora Presidenta.


La señora PRESIDENTA: Muchas gracias.
Hay otras dos enmiendas a esta Sección presentadas por el Senador Cámara Fernández.


El señor CABRERO PALOMARES: También las damos por defendidas, señora Presidenta.


La señora PRESIDENTA: Gracias.
Por tanto, para la defensa del veto a esta Sección, así como de las enmiendas números 163 a 285, presentadas por su señoría y el Senador Cámara, tiene usted la palabra.


El señor CABRERO PALOMARES: Muchas gracias, señora Presidenta.
Intervengo para defender la propuesta de veto que presenta el Grupo Mixto (Izquierda Unida) a la Sección 17. Para nosotros el transporte, sus modos e infraestructuras, son constitutivos de los servicios públicos a los que tiene derecho reconocido el conjunto de la población. Las administraciones, que en este caso representa el Ministerio de Fomento, deben materializar esos derechos de libre circulación

Página 3980


por el territorio y de libre opción de residencia sin desventaja para ninguna región ni para ninguna Comunidad Autónoma. Consideramos que en el modelo de infraestructura del Gobierno se están produciendo desequilibrios territoriales y agravios comparativos entre territorios, provincias y Comunidades Autónomas.
Por esas razones los sistemas colectivos de movilidad han de conservar e incrementar el carácter social en la prestación de sus servicios. El hecho de que muchas de las infraestructuras sean de titularidad estatal hace mas exigible la prestación de unos medios, muchas veces construidos con el dinero de todos los españoles. Las entidades que realizan el transporte de las personas tienen la obligación de que todos los destinos generales de los desplazamientos sean alcanzables pon seguridad y en tiempo razonable, sin que sea necesario batir marcas de velocidad.
Ferrocarriles, aeropuertos y líneas regulares de viajeros por carretera han de formar verdaderas redes y no ser una sucesión inconexa de corredores origen-destino. La planificación de conjunto es, a criterio de nuestra fuerza política, el requisito esencial de un verdadero transporte para toda la sociedad de nuestro país. Pero esa idea de coordinación territorial e intermodal está siendo abandonada y sustituida por procedimientos puramente comerciales de gestión, introduciendo la competencia en áreas inadecuadas, tal y como sucede en los puertos, que siendo todos de titularidad estatal, han de luchar entre sí de un modo completamente estéril, llegando por esos caminos, aparentemente llenos de racionalidad económica, a despilfarros de instalaciones y a grandes desequilibrios de carácter territorial.
Izquierda Unida, por el contrario, propone un sistema nacional intermodal e integrado del transporte público con prestación colectiva, en el que el ferrocarril recupere su papel estructural y vertebrador; el transporte de carácter aéreo desempeñe una misión específica de enlace rápido entre zonas densamente pobladas y dé acceso igualitario para los territorios insulares, así como para Ceuta y Melilla, y los autobuses, por ejemplo, cubran servicios de capilaridad, sobre todo en el medio rural y en aquellas zonas no suficientemente atendidas por el ámbito de la política de infraestructura ferroviaria.
En lo referente a la mercancía, desde Izquierda Unida venimos reiterando, y seguimos proclamando la necesidad, cada día más perentoria, de quitar de carreteras ese papel casi absoluto de acarreador general delas mercancías que se mueven en este país. Aunque el Gobierno dice siempre hablar en clave europea, o tal vez europeísta, en esto del transporte de la mercancía se olvida pronto esos buenos propósitos y se siguen dejando las cosas como están, es decir, cada vez peor, con más mercancías peligrosas e incontroladas circulando por nuestras carreteras y con mayor nivel de siniestrabilidad y riesgo para las personas y para ese medio ambiente que tan reiteradamente se dice defender, pero que, al menos en el transporte, resulta ser pura retórica y muy lejana de la realidad.
Europa ya proyecta una red ferroviaria específica de mercancías. ¿Cuándo se podrá ver también en nuestro país esa política ferroviaria de mercancías por parte del Gobierno? Desde luego, el proyecto de ley de presupuestos no contempla esa perspectiva.
La cuestión del transporte aéreo es difícil y por esas razones que todos sabemos es hora de repensar aviones y aeropuertos y que AENA sea un ente de coordinación y no una empresa encubierta. Hay que quitar lo que a la aviación le queda aún de elitismo y asignarle, en un acertado reparto modal la franja de viajeros a los que es verdaderamente útil.
Como complemento inseparable a la política portuaria, hacemos nuestra la idea de que la geografía de la península y de las islas exige casi a gritos la potenciación del cabotaje como el otro gran actor, junto al ferrocarril, de la gran tarea de mover, has cosas por nuestro territorio.
Interpelamos en ese sentido al Gobierno y al Grupo que lo sustenta preguntándole: ¿Cuándo seremos racionales en estos temas? Estas son las líneas generales que proponemos a esta Cámara como directrices de un hacer social y económico imprescindible en el transporte y en el ámbito de la circulación y presentamos una serie de enmiendas con carácter parcial, que tienen que ver con la concreción y la potenciación del ferrocarril.
Si echamos mano de los datos de los que se dispone en el ámbito de la Unión Europea vemos, por ejemplo, que en Alemania el nivel de transporte utilizando el ferrocarril de pasajeros alcanza el 30 por ciento y en el ámbito de las mercancías algo más del 25 por ciento, frente a un 8 por ciento en ambos casos en España. También presentamos enmiendas referidas a la interconexión de cercanías a través del ferrocarril en los ámbitos de las ciudades y de las comarcas que necesiten este tipo de transporte ferroviario, para facilitar esa interconexión y el desarrollo territorial. También hacemos enmiendas dirigidas a infraestructuras de carreteras, que de alguna manera posibiliten que no haya territorios, provincias y Comunidades Autónomas que queden en segundo orden, desde el punto de vista de las prioridades en materia de carreteras. Algunas provincias tienen experiencias negativas en ese sentido. Queremos que se impulse la articulación del territorio con estas redes de comunicación para posibilitar, un modelo de desarrollo sostenible y que España se incorpore a ese rumbo de una mayor sostenibilidad desde el punto de vista de la articulación y de los transportes.
Finalmente, tenemos una serie de enmiendas dirigidas a impulsar una política de viviendas de promoción pública desde los poderes públicos, en este caso desde el Gobierno del Estado, para posibilitar que la tendencia de cada vez mayor nivel de influencia de la construcción de viviendas de renta libre se invierta o, en todo caso, haya un porcentaje mucho, mayor, que nosotros entendemos que debe ir hacia un 25 por ciento, de viviendas de promoción pública del total de viviendas nuevas que se construyen en nuestro país. Hacemos un planteamiento frente a lo que ha supuesto el fracaso de los planes de vivienda del Gobierno que indican esa tendencia que yo planteaba antes Proponemos políticas dirigidas a cubrir las necesidades fundamentales y el derecho básico de vivienda, digna, sobre todo para aquellos sectores que realmente lo

Página 3981


necesitan y no para incentivar políticas de especulación en relación al suelo y la vivienda, como entendemos se está impulsando y potenciando desde el Gobierno de la nación. Por eso nuestras enmiendas en materia de vivienda van dirigidas a esa otra estrategia, que pretende garantizar ese derecho fundamental.
Nada más y muchas gracias.


La señora PRESIDENTA: Gracias, Senador Cabrero.
Para la defensa de las siguientes enmiendas, tiene al palabra el Senador Quintana.


El señor QUINTANA GONZALEZ: Gracias, señora Presidenta.
Hemos presentado un total de 63 enmiendas a esta sección, que desde nuestro punto de vista ponen de manifiesto el déficit en infraestructuras que Galicia padece. Ya decíamos en la defensa del veto a los Presupuestos Generales del Estado que de la cuantificación de inversiones que en estos presupuestos se establece se deduce el dato cierto de que mientras la media estatal por habitante en inversión de estos presupuestos es de 75.404 pesetas, en el caso de Galicia esa media se reduce a 37.590 pesetas. Por lo tanto, no es de extrañar que una sección de tanta importancia inversora como es la del Ministerio de Fomento se encuentre con tantas lagunas, que desde nuestra perspectiva justifican las 63 enmiendas presentadas. Tanto es así, que muchas de ellas no consisten en propuestas del Bloque Nacionalista Gallego sobre mejoras infraestructurales que parecen evidentes en nuestro país, sino que por lo menos en un 80 por ciento coinciden con promesas gubernamentales o del partido que sustenta al Gobierno en Galicia, que continuamente anuncia su ejecución, pero que después no aparecen en los Presupuestos Generales del Estado, que es donde realmente nos gustaría verlas y no en las portadas de los medios de comunicación.
Por eso una vez más tenemos que reclamar diferentes mejoras para las carreteras N-120, N-550, N-642, en tramos como el de Viveiro y Foz, en la N-640, la N-525 y la N-651 a la altura de Betanzos.
También en este grupo de enmiendas hemos propuesto dotaciones presupuestarias que hagan posible el inicio de construcción de vías de alta capacidad importantes para Galicia, como son la autovía del Cantábrico, la autovía Santiago-Ourense, el tramo Vigo-Porriño, o la autovía Santiago-Lugo. Aunque pueda parecer difícil de entender, en capitales de provincia, como es el caso de Ourense, no existe --ni la dotación presupuestaria en estos presupuestos hace prever que exista en un inmediato futuro-- acceso dentro a la capital de la provincia desde las autovía Rías Baixas, o que no exista en esta misma capital de provincia la circunvalación norte o este, repetidamente prometida por el Ministerio de Fomento y aún no realizada.
Por último, nosotros introducimos también una serie de enmiendas que intentan una modernización de la red interior de ferrocarril en Galicia, haciendo una apuesta decidida por este medio de transporte. Se nos dirá que la inversión en ferrocarril en Galicia está centrada para el Gobierno en el tren de alta velocidad. Lo cierto es que en estos presupuestos el ente gestor de infraestructuras ferroviarias encargado en todos los territorios de ejecutar este tipo de infraestructuras tiene inversión cero para Galicia. Y esto es sencillamente porque después del cambio de decreto de denominación de alta velocidad, resulta que en Galicia serán alta velocidad incluso los trenes que circulen a 120 kilómetros por hora.
Por lo visto en Galicia el AVE será un ave que no vuela, sino que más bien actúa como el reptil, a velocidad mínima.
Por eso, entendiendo que sería importante ejecutar lo que en su día aprobó el Parlamento gallego por unanimidad, proponemos diferentes enmiendas que profundizarían en la necesidad de mejoras ferroviarias en la red interior gallega y en la conexión con la red de alta velocidad en el momento en que esta sea posible.
Muchas gracias.


La señora PRESIDENTA: Gracias, Senador Quintana.
Las enmiendas originarias del señor Cabrero, del Grupo Parlamentario Mixto, ¿las da por defendidas? (Asentimiento.) En nombre del Grupo Parlamentario de Senadores Nacionalistas Vascos, tiene la palabra la Senadora Etxegoyen.


La señora ETXEGOYEN GAZTELUMENDI: Muchas gracias, señora Presidenta.
Mi Grupo ha presentado a esta sección un total de 15 enmiendas y un veto, veto número 590, que retiramos en este momento. Para la defensa de las 15 restantes voy a compartir el turno con mi compañero, el Senador Gatzagaetxebarría.
Las enmiendas números 591 y 594 afectan al municipio de Llodio, que es la segunda localidad por número de habitantes del territorio histórico de Alava. El casco urbano de Llodio es atravesado de norte a sur por trazado del ferrocarril, que supone una evidente frontera que lo divide en dos, y cuya única solución sería el soterramiento de esta infraestructura.
Señorías, con esta enmienda no pretendemos que se acometa la obra, simplemente solicitamos que se proceda al estudio de esta operación.
Con la enmienda número 594 proponemos la rehabilitación del conjunto arquitectónico que se conoce como la Casa del Marqués de Urquijo, situada en el Parque de Lanuza en el centro urbano de Llodio, que presta en la actualidad importantes servicios de orden social y cultural a este municipio.
Las enmiendas números 592 y 593 se refieren al territorio histórico de Guipúzcoa. La primera de ellas demanda el traslado de la estación de Renfe en el municipio de Legorreta a un punto más céntrico de la localidad, puesto que su actual ubicación, muy alejada del casco urbano, es la causa principal de la escasa utilización del servicio ferroviario de cercanías en un territorio como Guipúzcoa, que precisamente se caracteriza por todo lo contrario.
Por su parte, la enmienda número 593 es una reproducción exacta de la del pasado año, una prueba evidente, señorías --permítanme decirles--, de la nula diligencia de la que en este caso ha hecho gala la Administración Central en cuanto a incumplir obligaciones con el municipio de

Página 3982


Ormaiztegui por cuanto que la Dirección General de Arquitectura se comprometió, aunque fuera verbalmente y hace ya bastante tiempo, a suscribir con Renfe un convenio para coparticipar en la reposición de uno de los elementos más singulares de los que es titular Renfe, cual es el Puente de Hierro de Ormaiztegui.
La enmienda 597 concreta las partidas necesarias para el acondicionamiento de la N-I a su paso por el Condado de Treviño.
Finalmente, la enmienda 598 es referente a la sempiterna reivindicación de mi Grupo sobre la viabilidad financiera de la A-I, tramo Malzaga-Urbina. Voy a recordar la importancia de este tramo, en cualquier caso incuestionable, no sólo, por cierto, desde la perspectiva de Euskadi sino porque constituye un auténtico eje territorial, ya que como tal es reconocido además por el conjunto de las instancias administrativas, incluidas las europeas. En estos momentos las únicas administraciones que se están haciendo cargo de esta financiación son las diputaciones forales y con esta enmienda lo que queremos demandar es la actuación en un régimen de colaboración con dichas administraciones para poder proceder a su construcción en el más breve plazo posible.
El resto de las enmiendas, salvo las que a continuación vaya a defender mi compañero, el señor Gatzagaetxebarría, las damos por defendidas en sus términos.
Muchas gracias.


La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, Senadora Etxegoyen.
Tiene la palabra el Senador Gatzagaetxebarría.


El señor GATZAGAETXEBARRIA BASTIDA: Muchas gracias, señora Presidenta.
Hemos presentado una serie de enmiendas con el objetivo de que el Gobierno muestre una coherencia entre lo que, por un lado, está presupuestando y, por otro, está fijando como objetivos y parámetros de acción política, porque, el Gobierno dice que va a hacer nuevos planes de inversiones en Materia de salvamento marítimo pero entre los programas y acciones políticas e indicadores no se contempla absolutamente nada de lo nuevo que se va a hacer. Simplemente existe crédito presupuestario, lo que está ocasionando una enorme confusión a la Cámara.
Podemos entender el motivo por el cual se produce esta confusión, pero queremos que el Gobierno la corrija, porque hay una discordancia entre la política oficial, lo que el Ministro de Fomento ha expuesto en la Cámara y en la presentación de los Presupuestos Generales del Estado en lo que corresponde a esta Sección, es decir, en cuanto al crédito para el que hay destinada una partida, y los objetivos; los indicadores y las acciones que el Gobierno está presentando en la materia. Y esto lo digo por lo que se refiere a salvamento marítimo. En la Sección 21 y los programas a desarrollar no existe el plan nacional de salvamento marítimo: Así, ¿cómo se entiende que los capítulos 4, 6 y 7 de programa relativo a tráfico marítimo y vigilancia suba un 75 por ciento? Por la incoherencia que el Gobierno ha expresado en la elaboración del proyecto de presupuestos al fijar una partida para este fin pero no implementar las acciones políticas o programas a desarrollar. ¿Y por qué se oculta esto? ¿Por qué se presupuesta sin contemplar las acciones y los programas a desarrollar? Esa es la incoherencia palmaria del proyecto de Presupuestos Generales del Estado en cuanto al programa relativo a tráfico y vigilancia costera, que es necesario corregir para que haya una coherencia entre la parte de gasto público consignada en los presupuestos mediante los respectivos créditos al efecto asignados y la parte de indicadores, acciones y programas políticos a tal fin.
Por último, señora Presidenta, nuestro Grupo Parlamentario presenta una enmiende relativa al uno por ciento cultural, en concreto al cumplimiento de una resolución administrativa del Ministerio de Fomento mediante la que se acuerda la cofinanciación con la mancomunidad de municipios de Lea-Artibaia en la rehabilitación de su sede social en Markina, el Palacio de Patrokua, al 50 por ciento. Han pasado tres años y el Ministerio de Fomento no ha pagado ninguna de las certificaciones. Hemos podido investigar qué es lo que está ocurriendo y gente del Ministerio nos ha dicho que presentáramos una enmienda porque existe una resolución, una directriz política de que no se pague. ¿Qué hacemos con la resolución? ¿Vamos a la vía jurisdiccional para lograr una sentencia y en ejecución de sentencia conseguir el pago? Creemos que no es la mejor vía, ahorrémosnos eso y, por lo tanto, apelamos a la sensibilidad del Gobierno de que cumpla lo que el Subsecretario tiene firmado desde el año 1999 y, por eso, solicitamos una cobertura presupuestaria tan sencilla y tan modesta, señora Presidenta, de 63 millones de pesetas.
Finalizo, señora Presidenta, haciendo referencia por último a la necesidad de que entre los objetivos del programa de vigilancia radiomarítima, el Ministerio tiene que adecuarlos también a la realidad, porque el servicio de radioescucha continuada que en sus acciones a desarrollar contiene, en este momento por prescripciones de la Organización Marítima Internacional el Gobierno va a verse obligado a una de las dos alternativas, o a aprobar el contrato con Telefónica para la prestación de los servicios de radio escucha continuada, juntamente, con el sistema de socorro y seguridad marítima mundial, o a la apertura de un concurso público para la adjudicación de ese servicio público a otro operador de telefonía.
Nada más y muchas gracias.


La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, Senador Gatzagaetxebarría.
Para la defensa del veto y de las enmiendas 943 a 941, presentadas por el Grupo Parlamentario de Entesa Catalana de Progrés, tiene la palabra el Senador Aleu.


El señor ALEU I JORNET: Muchas gracias, señora Presidenta.
Uno, siguiendo este debate, sobre todo el de esta Sección, recuerda lo que ha aprendido en relación con otros parlamentos que tratan el tema de una manera muy distinta, y a mí me agradó mucho cómo lo tratan en los Parlamentos

Página 3983


nórdicos, sobre todo, en el de Finlandia. Allí tienen un gran debate en el mes de mayo en el que el Parlamento aprueba qué cantidad se puede gastar el Ejecutivo el año siguiente, y después el Ejecutivo hace sus presupuestos y decide qué obras van en esos presupuestos. Durante el ejercicio siguiente al del presupuesto, hay un gran debate sobre la ejecución de los presupuestos.
Nuestro Grupo desde hace ya dos años se dedica a preguntar obra por obra en toda Cataluña la ejecución de los presupuestos, y estamos a una ejecución, en el año 1999 y en el año 2000, inferior al 50 por ciento. No puedo hablar de otros sitios, pero en Cataluña, al sumar los datos que nos han proporcionado como contestación a nuestras preguntas, nos da como resultado que estamos a una ejecución de los presupuestos inferior al 50 por ciento.
Pasando a otra cosa, yo he dicho antes que ni el Partido Popular ni nosotros estábamos en condiciones de afrontar la inversión necesaria para la modernización del ejército porque el sentido popular no está por la labor, pero la mayoría de los ciudadanos españoles sí quiere tener unas buenas condiciones de comunicación, unas buenas carreteras, unos buenos aeropuertos, unos buenos ferrocarriles, y nosotros pensamos que la inversión contemplada en el capítulo 6 de Fomento no es suficiente para las necesidades de España, mucho menos para Cataluña donde descienden considerablemente; descienden en unas cifras que ya dije el otro día, sobre todo descienden en carreteras donde no hay ningún GIF que haga obras por su cuenta, sino que todas las hace el Ministerio. Estamos a un nivel inferior al que contuvieron los presupuestos de 1997 y 90.000 millones por debajo de lo que contenían los presupuestos del 2000, de 260.000 millones a 170.000, y las carreteras en Cataluña se sostienen porque existe una red de autopistas, si no sería un colapso absoluto.
Este Senador ha sido testigo de las dificultades que ACESA, titular de buena parte de las autopistas, ha puesto para que se hiciese la variante de Torredembarra y Altafulla. Pleiteó y lo retrasó tres años. ¿Por qué lo hacen ustedes? Porque tenemos garantizado tres años más el tránsito por allá.
¿No será ACESA la que obliga a que en Cataluña los presupuestos de carreteras sean tan exageradamente bajos? Pero hay otra cuestión que también nos preocupa: la inversión en ferrocarril disminuye, pero aumenta la del AVE, es verdad. Pero ya que hablamos del AVE, hicimos caso al reto que nos lanzó el Ministro de leer el presupuesto y lo hemos hecho. Hemos leído los presupuestos del Gestor de Infraestructuras Ferroviarias, y quisiéramos que alguien nos explicase cómo se tiene pensada una inversión de 2.765 millones de euros, con unos ingresos por parte del Ministerio de Fomento de 1.202, 601 por parte de la Comunidad Económica Europea y 153 de otros. No sabemos quienes son los otros, pero hay un ingreso de 153 millones de euros de otros.
Todo esto finaliza en una partida denominada variación de capital circulante, de menos 738 millones de euros. Dicho en otras palabras, el GIF tiene que hacer frente a un crédito --que lo tendrá que avalar el Ministerio de Fomento, si no, no se hará-- de 738 millones de euros.
¿Estamos hablando de déficit cero?

La señora PRESIDENTA: Gracias, Senador Aleu.
En nombre del Grupo Parlamentario Catalán en el Senado de Convergència i Unió, tiene la palabra el Senador Roig.


El señor ROIG I GRAU: Muchas gracias, señora Presidenta.
Señorías, permítanme ustedes aprovechar ésta, que quiero que sea una muy breve intervención, para defender las enmiendas del Grupo Parlamentario Catalán en el Senado de Convergència i Unió números 1184 a 1201, en total dieciocho enmiendas, que hacen referencia a inversiones en infraestructuras en Cataluña.
Lo cierto es que el presupuesto del Estado contempla este año importantes inversiones en Cataluña, pero es necesario abordar nuevas obras que permitan mantener nuestra cuota de competitividad. Por lo tanto, estas enmiendas que defiendo en este momento van en esta línea.
Pero especialmente aprovecho esta intervención para despedirme de la Presidenta y de las señoras y de los señores Senadores puesto que ésta va a ser mi última intervención, al menos en esta legislatura, en esta Cámara.
Han sido prácticamente diez años de actividad parlamentaria en el Senado que valoro muy positivamente. En el plano político, con momentos más intensos y más álgidos, con otros más discretos; en definitiva, esto es la política, sobre todo cuando perteneces a un Grupo nacionalista de las características de Convergència i Unió.
Pero sobre todo permítanme que valore, de una forma tremendamente positiva, sin ningún matiz, el aspecto personal y de relaciones humanas.
Siempre he encontrado en esta Cámara, entre ustedes, amistad, cordialidad, tolerancia y respeto entre sus señorías.
Deseo que al frente de la Asociación Catalana de Municipios, responsabilidad que he asumido, pueda continuar contando con su colaboración y con su amistad.
En todo caso, han sido diez años de trabajo --de trabajo por un gran proyecto--, y agradezco a sus señorías me los hayan hecho tan gratos.
Muchas gracias y hasta siempre. (Aplausos.)

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, Senador Roig.
Va a ser una pérdida importante para todos no poder contar con su señoría, y esperamos que en próximas legislaturas nos volvamos a encontrar aquí o en otro sitio.
El Grupo Parlamentario Socialista tiene que defender las enmiendas números 1631 a 1666. En su nombre, tiene la palabra el Senador Herranz.


El señor HERRANZ MARTINEZ: Muchas gracias, señora Presidenta.
Señorías, en primer lugar, puesto que me ha precedido el Senador Roig, el Grupo Parlamentario Socialista le desea suerte en sus nuevas funciones y que le veamos otra vez por esta Cámara.


Página 3984


El Grupo Parlamentario Socialista ha presentado 35 enmiendas a la Sección 17, Ministerio de Fomento, cuyas argumentaciones no voy a repetir, ya que fueron expresadas en Comisión. Me voy a limitar a hacer, en coherencia con lo manifestado en Comisión, una intervención global en la que rechazamos el presupuesto de la Sección 17, correspondiente al Ministerio de Fomento por varias razones: en primer lugar, una vez más, porque el proyecto de presupuesto del Ministerio de Fomento oculta información de forma premeditada; se puede analizar cada uno de los proyectos, entre los centenares de superproyectos, pero nada o muy poco podemos deducir de la utilización que se hace de las transferencias al Ente Público Gestor de Infraestructuras y de aquellas que se destinan a préstamos a los promotores de carreteras, entre otros.
Del presupuesto se extraen voluminosas cuantías de gastos, que van a las cuentas de empresas públicas, que dependen del Ministerio de Fomento y que escapan del control parlamentario. Así, el Gobierno transfiere 200.000 millones de pesetas de dinero público al GIF y a otras sociedades estatales que el Ministro agrupa en algo que él mismo define suntuosamente como Grupo Fomento, en lo que constituye, sin duda, una espléndida operación de propaganda.
Los grupos parlamentarios tenemos mucha dificultad para poder comparar estas cifras con las que se manejaban el año pasado, o para discutir sobre su presupuesto, dado que está ocultando información económica con el fin de impedir un análisis y una crítica de estas secciones. En el fondo, se trata de un artificio contable para enmascarar el déficit público que, entre el SEPI y el Ente Gestor de Infraestructuras Ferroviarias, el señor Barea calcula que es aproximadamente el 1 por ciento. A esta sutil artimaña de maquillaje contable hay que añadir un método más para disfrazar el endeudamiento público, al que se enfrentará, sin duda, el Ministerio de Fomento en los años sucesivos, mediante la utilización exhaustiva en éste y en los últimos ejercicios presupuestarios de la técnica del abono total del precio, también conocido como método alemán, en la financiación de la obra pública, y que permite diferir en el tiempo parte del déficit presupuestario para de este modo trasladarlo a futuros ejercicios, para que pague el siguiente.
Es rotundamente falso afirmar que este sistema no supone un incremento del déficit, cuando se da la circunstancia de que desde 1997 el Ministerio de Fomento tiene contratadas por este método de pago diferido diversas obras en carreteras por nada menos que 164.000 millones de pesetas, además de 145.000 millones de pesetas que están en fase de contratación, a los que habría que añadir unos 6.100 millones de pesetas de actuaciones ferroviarias.
En este presupuesto no se prioriza ni una sola actuación. En palabras del propio Ministro y del Secretario de Estado de Infraestructuras, todas las obras en materia de ferrocarriles y carreteras están en marcha al cien por cien, aunque la lentitud con la que avanzan exasperaría al mismísimo santo Job. Eso sí, menos mal que después enmiendan la plana y reconocen que ese ritmo debe ser entendido en relación con los estudios informativos y a los proyectos. Por eso no es de extrañar que haya actuaciones que se repiten una y otra vez en los presupuestos sin que todavía se haya colocado ni un metro de asfalto en las autovías de Castilla-La Mancha, en la autovía del Duero o que solamente existan 32 kilómetros en funcionamiento de la autovía de La Plata. Muchos de estos proyectos contienen cantidades irrisorias en comparación con el montante global que figura en este proyecto de presupuestos. Al señor Ministro de Fomento le gusta, sin embargo, pasear estas actuaciones por toda España, y si la situación lo requiere, incluso se presta a poner la primera piedra de algunas autovías aunque no tengan un reflejo posterior en los presupuestos. Además de ningunear al Parlamento ocultando información, ustedes, señores del Partido Popular, son especialistas en vender humo, porque difícilmente se van a poder ejecutar todas las obras al mismo tiempo, de una vez, cuando se hayan concluido las fases administrativas de los estudios informativos y de los proyectos a no ser que los alarguen en el tiempo como acostumbran a hacer. Claro que para ustedes lo importante es la propaganda, porque este es el método que utilizan para justificar la escasez de obra citada y el retraso en la ejecución, que nunca se corresponde con lo anunciado.
Ustedes se dedican a sembrar confusión con grandes anuncios de inversiones para los que no ahorran en fastos y en los que los porcentajes suben y suben, pero no tienen su reflejo en actuaciones concretas. La inversión real para el próximo año del Ministerio de Fomento, de acuerdo con la suma de las cifras de todos los programas de esta sección, se incrementa un 6,5 por ciento con respecto al presupuesto de 2001. Por el contrario, se quiere hacer creer que el incremento alcanza el 24 por ciento. Detectar tamaña diferencia no es difícil; basta con ir añadiendo las inversiones de las entidades públicas y empresariales que tiene adscritas el Ministerio de Fomento para encontrar lo que se busca: una operación mediática inversora. Lo que realmente aparece en los créditos por programas de la Sección 17 de los Presupuestos Generales del Estado para 2002 son 7.871 millones de euros.
Por el contrario, el Ministro asegura que la inversión prevista para el año 2002 del grupo Fomento es de 17.200 millones de euros, lo que supone un incremento del 12,8 por ciento.
Este batiburrillo de cifras, cocinado al gusto del Ministro, que conforma la estructura contable, es uno de los instrumentos preferidos para confundir dialécticamente a la opinión pública. En todas sus comparecencias y declaraciones, el Ministro ha acuñado el grupo Fomento como si se tratara de un «holding» empresarial, cuando no existe ningún precepto en la Ley Orgánica de Funcionamiento de la Administración General del Estado que se refiera a este supuesto grupo empresarial. Los entes públicos empresariales y las sociedades estatales son AENA, GIF, Ente Público Puertos del Estado, Correos, etcétera, que se nutren de unas partidas presupuestarias que en ocasiones no se cumplen ni se adjudican.
Por otra parte, todas las inversiones recogidas en los programas que integran el proyecto de ley de Presupuestos Generales del Estado para el año 2002 del Ministerio de Fomento se enmarcan en un plan virtual de infraestructuras

Página 3985


para el periodo 2000-2007, que es utilizado como permanente escaparate mediático por el Ministro en sus comparecencias parlamentarias y ante los medios de comunicación. Este plan sólo existe en los despachos del Ministerio de Fomento, no ha sido aprobado por el Consejo de Gobierno y, por tanto, no es un plan de Estado que se haya sometido al debate y al control parlamentario. El Senado, como Cámara territorial, reclama una vez más este debate y exige la participación de las Comunidades Autónomas y los ayuntamientos para su aprobación, porque el plan tiene que estar al servicio del desarrollo del territorio para garantizar de forma solidaria las infraestructuras necesarias en todas las regiones de nuestro país, y tiene que ser el principal elemento de cohesión territorial dentro de un plan estatal de transporte donde se definan las grandes líneas de localización de las plataformas logísticas, la interoperabilidad, la movilidad de las personas y las mercancías para que todas las Comunidades sean competitivas y tengan un desarrollo sostenible y equilibrado.
Desde el Grupo Parlamentario Socialista denunciamos una vez más la falta de seguridad jurídica y de realidad de las inversiones y de las obras que están contenidas en este ficticio plan de infraestructuras y por eso reclamamos una vez más el debate en esta Cámara.
Desde que ustedes gobiernan, la inversión en infraestructuras ha sido la variable principal para realizar el ajuste presupuestario de cara a conseguir ese inmenso fraude contable que es el déficit cero. Si analizamos la ejecución del Ministerio de Fomento nos damos cuenta de que a 31 de octubre se ha ejecutado el 53,7 por ciento de lo previsto si comparamos los pagos realizados con los créditos totales.
En los meses que restan es imposible una ejecución normal del presupuesto en relación a ejercicios anteriores. Si nos fijamos en los dos programas inversores por excelencia del Ministerio, el grado de ejecución de forma global es aún menor. Por poner algún ejemplo ilustrativo, proyectos que figuran en el Programa 513.A, de infraestructuras ferroviarias, como el corredor ferroviario norte-noroeste, sólo se ha ejecutado el 16,7 por ciento en el ejercicio actual, el corredor de Levante y el eje mediterráneo, un 3,15 por ciento, y el de Andalucía, en un 21,7 por ciento, mientras que a finales de agosto el programa de cercanías tenía una ejecución del 21,40 por ciento.
En cuanto al superproyecto de alta capacidad del Programa 513.D, de carreteras, a finales del pasado mes de agosto sólo se había acometido el 39,94 por ciento, y del Programa de conservación y explotación de carreteras, conforme reconoció el propio Ministro en la comparecencia que tuvo en Comisión, se ha ejecutado a 31 de octubre el 51 por ciento.
A la vista de semejante panorama, ustedes no tienen ninguna credibilidad.
Todo se reduce a anuncios, palabrería y propaganda de unas obras que después no se ejecutan con la finalidad de disminuir el esfuerzo inversor y en aras de conseguir ese becerro de oro que es el déficit cero. La realidad pone finalmente a cada uno en su sitio, y hoy por hoy las cifras ya contrastadas son inapelables. La inversión pública representa en estos momentos el 3,25 por ciento del producto interior bruto, mientras que diez años atrás, en 1990, alcanzaba el 5 por ciento.
En materia de vivienda, el Gobierno está incumpliendo año tras año las previsiones de su propio Plan de vivienda, tanto en el número de viviendas protegidas que se desean construir anualmente como en los convenios suscritos con las entidades de crédito y en las subvenciones a Comunidades Autónomas para la promoción, adquisición y rehabilitación de viviendas.
El Presidente del Gobierno, José María Aznar, anunció el compromiso de construir 180.000 viviendas cada año; sin embargo, las previsiones de financiación se han realizado sobre la base de 120.000 viviendas protegidas, y en este año sólo 40.000 viviendas. La realidad es muy distinta y nada se ha modificado en los Presupuestos Generales del Estado para el año que viene para atender a la vivienda protegida, dado que se han reducido las subvenciones a las Comunidades Autónomas para la promoción, adquisición y rehabilitación de viviendas en un 23 por ciento, y ha disminuido también el número y cuantía de los convenios previstos con las entidades de crédito. Por si fuera poco, aún queda pendiente el debate y aprobación de la reforma de la Ley del suelo, que se aprobó en este Cámara mediante Real Decreto de medidas liberalizadoras del año 2000.
A modo de conclusión, el contenido de este proyecto de presupuestos que nos presenta el Ministerio de Fomento pone de manifiesto un aumento de las desigualdades territoriales y una pérdida de competitividad de algunas Comunidades Autónomas. Por eso lo rechazamos y el resto de las enmiendas las damos por defendidas conforme manifestamos en la Comisión.
Muchas gracias.


La señora PRESIDENTA: Gracias, Senador Herranz.
¿Turno en contra? (Pausa.) Tiene la palabra el Senador Fajarnés.


El señor FAJARNES RIBAS: Muchas gracias, señora Presidenta.
Anuncio a la Presidencia que el Senador Ainsa y yo mismo compartiremos el turno en contra.
Quiero, en nombre del Grupo Parlamentario Popular, expresar en esta Cámara nuestra satisfacción por poder defender a través de su exposición los presupuestos del grupo Fomento porque, a pesar --si me lo permiten sus señorías-- de los excesos demagógicos de algunos Grupos como el Socialista, se trata de unos buenos presupuestos, de unos presupuestos especialmente inversores que se acomodan a las necesidades de España y que son el fiel reflejo del plan trazado por este Gobierno en cuanto a su vertebración nacional, la modernización, la calidad y la seguridad de nuestras infraestructuras y de nuestro transporte.
Y, cómo no, voy a contestar en primer lugar a las enmiendas de veto del Grupo Parlamentario Socialista y del Grupo Parlamentario Entesa Catalana de Progrés --idénticas por cierto-- manifestando, en primer lugar, que estos presupuestos crecen, por mucho que les pueda molestar, en todos sus capítulos. Crece en carreteras un 6 por ciento, en

Página 3986


ferrocarriles un 15 por ciento, en aeropuertos un 39,7 por ciento, en puertos un 27,7, en correos un 13 por ciento, crece en vivienda y en el resto de actuaciones no mencionadas un 24,95 por ciento. ¿Dónde está, pues, señoría, ese incremento falso que alegan en las enmiendas de veto? Estamos hablando de incrementos reales, perfectamente especificados y, por lo tanto, fácilmente comprobables. Unos incrementos, además, que al ser territorializados también se reflejan en todas las Comunidades Autónomas con impulsos inversores de suma importancia. Y citaré varios ejemplos de Comunidades no gobernadas por el Partido Popular. Andalucía crece en inversiones un 55,51 por ciento; Castilla-La Mancha un 22,61 por ciento; Extremadura en inversiones un 20,80 por ciento, y Cataluña, con un 33,99 por ciento de incremento, hasta situarse en una inversión de 300.000 millones de pesetas, que no creo que sea ninguna cifra menospreciable.
Estos son, señorías, datos incuestionables por los cuales nos deberíamos felicitar y por cuya ejecución, sin duda, se felicitarán millones de españoles a pesar del Partido Socialista y de algunos otros grupos de agoreros políticos. Sería un buen ejercicio, y se lo recomiendo a sus señorías, que se desplazaran a estas Comunidades Autónomas y también a las que no he citado y les explicaran a sus ciudadanos que no se crean estas cifras y que todo es una falacia del Gobierno. No les auguro un buen resultado, pero quizás así se darían cuenta de quién tiene credibilidad, como se ha dicho, en esta Cámara.
Si hablamos de credibilidad y de fortaleza política no es precisamente el Partido Socialista un ejemplo de coherencia si tenemos en cuenta sus múltiples versiones, pero, sobre todo, si comparamos curiosamente algunos datos. En 1996, con gobierno socialista, gobierno de ustedes, destinaban en ferrocarriles 96 millones de euros. En el año 2002, 4.000 millones de euros. En carreteras en 1996, con gobierno socialista, 2.350 millones de euros. En el 2002, 2.900. En aeropuertos 433 y en el año 2002 2.016. Y en puertos 337 contra 720 millones de euros.
En segundo lugar, hablan y escriben sobre el plan de infraestructuras calificándolo de fantasma consistente --dicen-- en una mera lista de obras que no se ha discutido ni aprobado a la vez que denuncian una presunta opacidad de los presupuestos, citando además en el texto de enmienda de veto unas frases del Secretario de Estado de Infraestructuras.
Miren señorías, ni fantasmas, ni listas, ni opacidad. El Gobierno cumple con todos los preceptos legales y con sus compromisos electorales. Que no les traicione el pasado porque no fuimos precisamente nosotros, señoría, los que acuñamos la frase según la cual los programas electorales son para no cumplirse.
Y algo más sobre la lista de obras. Quizás convenga recordar a sus señorías la importancia que tiene poder disponer de una auténtico plan de infraestructuras, así como de su estricto cumplimiento presupuestario como es el caso. Todo lo contrario, por cierto, de lo que se expone en la relación de enmiendas del Grupo Parlamentario Socialista y también del Grupo Parlamentario de Entesa Catalana de Progrés, ejemplo precisamente de listado inconexo de peticiones que viene a demostrar la falta de proyecto de Estado, la falta de alternativa y sobre todo de configuración y estructuración de España.
Como referencia a las enmiendas del Grupo Parlamentario Catalán en el Senado de Convergència i Unió --lo dijimos en Comisión-- destacamos su espíritu constructivo, aunque rechacemos sus enmiendas. Simplemente quiero recordar que las inversiones en carreteras en Cataluña ascenderán a 35.655 millones de pesetas. En ferrocarriles a 170.000 millones de pesetas. En aeropuertos 62.000. En puertos 47.000. En viviendas 11.000. Y en correos 4.226 que hacen que estos presupuestos sean buenos para Cataluña, tal como lo ha reconocido el Grupo Parlamentario Catalán en el Senado de Convergència i Unió. Y, lógicamente, el Grupo Parlamentario Popular se siente satisfecho.
Quiero desearle al Senador Roig muchos éxitos en sus otras responsabilidades. En cuanto a las enmiendas presentadas por el Grupo Parlamentario de Senadores Nacionalistas Vascos, destacaré que también el País Vasco recibe un importante impulso inversor en ferrocarriles, con una inversión de 8.327 millones de pesetas, en aeropuertos con 3.984 millones de pesetas, en puertos con 22.000 millones o en correos con 3.184 millones que responde a la planificación del Gobierno y al cumplimiento de esos programas.
En cuanto al veto y enmiendas de Izquierda Unida, del Grupo Parlamentario Mixto, quiero comentar tres cuestiones un tanto contradictorias. En primer lugar, hablan de no construir nuevas autovías, pero las piden en diferentes propuestas y enmiendas. En segundo lugar, reclaman mayor seguridad en las infraestructuras pero proponen vías de desdoblamiento en Mallorca, por cierto bastante peligrosas. En tercer lugar, en la enmienda de veto se numeran los principios sobre los cuales debe inspirarse la política de transporte, sus modos y sus infraestructuras. Para su tranquilidad, señoría, debo decirle, por si no lo ha percibido ya, que estos principios son, entre otros, los que han inspirado el proyecto de ley de presupuestos, como queda reflejado en las inversiones del Grupo Fomento.
Respecto a las enmiendas del Bloque Nacionalista Galego, del Grupo Parlamentario Mixto, me remito a la contestación dada en Comisión, pero quiero volver a reiterar que Galicia dispondrá también de unos buenos presupuestos. Aunque el Senador Quintana diga que el AVE vuela, creo que con estos presupuestos vuelan las inversiones y vuela Galicia como una gaviota. Pero ese incremento de inversiones es de un 23,03 por ciento, es decir un total de 152.709 millones de pesetas. Se lo desgloso, señoría, para su conocimiento: carreteras, 81.000 millones de pesetas; ferrocarriles, 26.000 millones; puertos, 32.000 millones; aeropuertos, 3.000 millones; vivienda, 5.000 millones, y Correos, 3.000 millones de pesetas. Creo que son unas buenas inversiones para Galicia.
Por todo ello, el Grupo Parlamentario Popular rechaza los vetos y las enmiendas presentadas.
Muchas gracias, señora Presidenta.


La señora PRESIDENTA: Gracias, Senador Fajarnés.
Tiene la palabra el Senador Ainsa por un tiempo de nueve minutos.


Página 3987


El señor AINSA ESCARTIN: Muchas gracias, señora Presidenta.
En primer lugar, quiero agradecer las intervenciones de los Senadores Cabrero, Quintana, Etxegoyen y Aleu. Senador Roig, en nombre de las Senadoras y Senadores del Partido Popular, quiero desearle lo mejor.
Tenga usted el pleno convencimiento que no deja aquí a 150 Senadores del Partido Popular, sino a 150 compañeros que en cualquier momento personas tan dignas, eficaces y realistas como usted siempre podrán contar con su apoyo. Gracias y muchas felicidades para usted y para los suyos.
(Aplausos.) Señor Herranz, tengo que decirle que su intervención me ha hecho cambiar el sentido de la mía. Ha jugado a hacer una demagogia que no tiene ningún sentido. Nos ha dicho que, entre otras muchas cosas, el Gobierno y el responsable del Ministerio de Fomento, el señor Alvarez-Cascos, se ha dedicado a maquillar, a llevar un planteamiento grandilocuente sobre el grupo Fomento, a sus primeras piedras, a ningunear, a hacer de vendedor de humo la propaganda, a confundir a la opinión pública y a sembrar la confusión.
Pero, señor Herranz, tengo que decirle que es precisamente usted el que no ha estado muy sembrado en esta intervención. Ni usted ni el grupo que representa. Durante varios años llevan practicando esa táctica, puesto que no aciertan ni una en política, y se dedican a hacer futuro, pero siguen equivocándose. No es mucho el tiempo que tengo y, después de felicitar al Senador Fajarnés por su breve pero brillante intervención, debo decirles que no aciertan. Y yo no quiero pensar que no aciertan porque no, saben, sino porque no quieren acertar. Ustedes podrían llevar a cabo una línea de actuación que mejoraría su situación y refrendaría esa noble actuación política que todos los políticos debemos llevar a cabo.
No hace mucho, en vísperas del debate de los Presupuestos Generales del Estado, se dijo en Aragón que éstos se iban a rebajar, y hago referencia a Aragón fundamentalmente por un aspecto que considero importante y es que están ustedes gobernando allí, tanto en las tres diputaciones provinciales como en el Gobierno autónomo.
Hay un aspecto importante también, y es que, como usted bien sabe, soy aragonés, Senador por la provincia de Huesca, y he de decirles que no aciertan ni programando ni proyectando futuro. Se decía en esta provincia que las inversiones que se iban a llevar cabo en ningún momento representarían un importe de 500.000 millones de pesetas. Pues bien, lo único que puedo decir al respecto es que en los ejercicios de 2001 y 2002, que no incluyen los fondos de Capítulo VII, el importe de dichas inversiones asciende a 481.000 millones de pesetas.
Quiero recordarle, porque es algo que está en la mente de muchos de los aquí presentes, que el anterior Presidente del Gobierno, el señor González, decía entre otras cosas: ¡Pobres de nosotros! ¡Pobre país si el señor Aznar tiene que defender los intereses de España en Europa! No aciertan, señor Herranz. Y no aciertan en ningún momento ni en ninguna oportunidad.
Usted ha criticado al Ministro Francisco Alvarez-Cascos y le voy a dar una opinión que no es mía, sino del Grupo Parlamentario Popular y del pueblo: Ese no es ni más ni menos que un político de clase y de raza. Es ese político que siente, ve, y se mueve bajo impulsos, señor Herranz, siempre políticos (Un señor Senador del Grupo Parlamentario Socialista: ¡Pelota!) y es capaz, como pocos --no lo dude--, de configurar, controlar, conocer a detalle ese aparato tan importante orgánico e institucional, tan indispensable en la política libre, y eso a ustedes les duele y se les indigesta. (Varios señores Senadores del Grupo Parlamentario Socialista: ¡Pelota, pelota!) Pero qué le vamos a hacer, señorías. Esta es la razón. Podríamos hablar muchísimo del concepto y el contexto de las inversiones para 2002.
Señor portavoz del Grupo Parlamentario Socialista, fíjese en un detalle.
Las inversiones para 2002 en Aragón, Comunidad Autónoma gobernada por los socialistas, ascienden a 247.976 millones de pesetas. En los últimos siete años de gobierno socialista no se llegó a esta cantidad. Y claro, ustedes nos aportan un volumen de cifras, tratan de inundarnos a todos con cifras. Y, Senador Herranz, no hay más que una cifra, la que aporta el pueblo, la que el pueblo decanta en el momento de ejercer su responsabilidad. (Rumores.) Y esa cifra es la que se logra en las elecciones de Galicia, y es ese 9 por ciento de ventaja sobre el Partido Socialista que se refleja en la última encuesta del CIS. Esa cifra viene del pueblo, que es el que manda, porque tampoco se han enterado de esto.
(Rumores.) Senador Herranz, muchísimas gracias, espero que en el turno de portavoces tendré la oportunidad de poderme dirigir a ustedes y que a usted, su imaginación, su capacidad y su intuición no le jueguen una mala pasada.
Gracias, señorías. (Aplausos en los escaños del Grupo Parlamentario Popular.)

La señora PRESIDENTA: Gracias, Senador Ainsa.
Turno de portavoces. Por el Grupo Parlamentario Socialista, tiene la palabra el Senador Herranz.


El señor HERRANZ MARTINEZ: Gracias, señora Presidenta.
Siento haber roto el discurso a los dos Senadores del Grupo Parlamentario Popular. Ellos han venido preparados con lo que el Gobierno les había escrito sobre las enmiendas y yo he hecho una intervención global política a la que no me han respondido.
Me han hablado de cifras, de porcentajes que yo ya conozco porque vienen recogidos en la página informática del Ministerio de Fomento, que es una página potente, pero no me han dicho nada sobre la ejecución del Presupuesto, no me han respondido a lo que les he planteado. Por tanto, pueden dar todas las cifras y los porcentajes que quieran, pero lo que dice el refrán está muy claro: Obras son amores... Así pues, hagan esas obras, y no me den más razones de las que me están dando. Ejecútenlas, no hagan tanta propaganda, y lleven a cabo aquello que viene recogido en las inversiones reales del Ministerio de Fomento.
Y no insistan otra vez en que nosotros decíamos que los programas están para no cumplirse. Porque, ¿sabe lo que ha dicho el Secretario de Estado de Infraestructuras de

Página 3988


forma cruda y tajante, y además está recogido en el «Diario de Sesiones» del Congreso? Que el Anexo de inversiones reales no tiene carácter vinculante legal. Entonces, ¿de qué estamos hablando? ¿De qué sirve su Plan de Infraestructuras y todas las inversiones que ustedes recogen para autovías y ferrocarriles, si no tienen un carácter vinculante legal? Estamos en un debate estéril. Estamos hablando de propaganda y de papel mojado, y de una operación publicitaria en todo el Estado. Si la inversión no se, ejecuta, y además las inversiones reales no tienen carácter vinculante en proyectos concretos, ¿a qué estamos jugando? Porque eso es, lo que está diciendo el Secretario de Estado de Infraestructuras. Por tanto, repito que no vuelvan a insistir en que nosotros hemos dicho que los programas electorales se hacen para no cumplirse. Ustedes lo han dicho desde la tribuna, y así lo mantienen.
Durante el período de nuestro Gobierno ejecutamos 3.000 kilómetros de autovías, y les pido que por lo menos lleven a cabo un porcentaje de esa cantidad. Y digo esto, porque he estudiado todos los kilómetros de autovías que se han ejecutado desde entonces en este país, y he comprobado que no llegan a 300 kilómetros en los seis años que ustedes llevan gobernando. Por tanto, menos propaganda, y hagan realidad aquello que es necesario. (Aplausos en los escaños del Grupo Parlamentario Socialista.) Senador Ainsa, yo sé que usted tiene una gran amistad con el señor Alvarez-Cascos, y aprovecha en lo que puede para hacer un panegírico y alabanzas de él desde la tribuna con el fin de mantener esa amistad. Pero eso no es suficiente. Aquí no hay que venir a hablar de las cualidades del Ministro. Estamos hablando del presupuesto que él ha elaborado, que en el fondo tiene una gran cantidad de trampas que no hay forma de que ustedes sean capaces de encontrar. Nosotros les hemos señalado algunas de ellas para que nos respondan, pero no son capaces.
En cualquier caso, espero que de una vez por todas el Ministerio de Fomento haga caso de lo que le indica el Grupo Socialista y ejecute las obras que proyecta. (Aplausos en los escaños del Grupo Parlamentario Socialista.--El señor Ainsa Escartín pide la palabra.)

La señora PRESIDENTA: Gracias, Senador Herranz.
Senador Ainsa, no se puede partir el turno de portavoces. Sólo puede intervenir uno de ustedes. (El señor Fajarnés Ribas pide la palabra.) Tiene la palabra, Senador Fajarnés.


El señor FAJARNES RIBAS: Muchas gracias, señora Presidenta.
En primer lugar, me reafirmo en los argumentos expuestos en mi primera intervención, es decir, en que éstos son unos presupuestos inversores que aumentan en todos sus capítulos, en todas las Comunidades Autónomas y que recogen de manera satisfactoria la gran mayoría de las demandas y necesidades.
El presupuesto del Grupo Fomento para 2002 es, tal como dijo el señor Ministro, un nuevo aval a la credibilidad financiera del Plan de Infraestructuras 2000-07. La inversión, con un aumento considerable, supone mantener con creces los objetivos y la velocidad de crucero alcanzada en los presupuestos de 2001 para el Plan de Infraestructuras y permite garantizar su cumplimiento, es decir, los siete billones de pesetas previstos.
Pero no quiero terminar mi intervención en este turno de portavoces sin dar, cumplida respuesta a las afirmaciones sobre el grado de cumplimiento y ejecución presupuestaria a que ha hecho referencia el Grupo Parlamentario Socialista.
Señorías, a mes de octubre, los compromisos adquiridos con cargo al capítulo 6 del Ministerio de Fomento suponen el 80 por ciento del crédito presupuestado, a falta de dos meses para el cierre del ejercicio. Y quiero recordar que en el año 2000 esa cantidad fue del 96 por ciento.
También quiero decir a sus señorías que es una auténtica osadía política acusar al Gobierno de incapacidad para gestionar, pues cuando ustedes gobernaron este país fueron tantos sus incumplimientos que incluso tuvieron que aprobar un plan puente, el Plan de Actuaciones Prioritarias en Carreteras 93-95, para parchear su ineficacia y fracaso. Fracaso de un plan de carreteras, el 84-91, que se cerró en 1993 con un coste doble del previsto por falta de rigor y control.
Ha hablado usted de ferrocarriles, y a este respecto, Senador Herranz, tengo que decirle que en su período de gobierno hubo una auténtica paralización de los ferrocarriles, a excepción, eso sí, del Madrid-Sevilla. Pero esto, que no es nuevo para nosotros, no es de extrañar si nos atenemos a la experiencia de los lugares donde ustedes gobiernan, se en los que se experimentan unos grados de ejecución presupuestaria mínimos dedicados, única y exclusivamente, a encargar estudios, anteproyectos y programas ,y a mucha propaganda, eso sí, pero de obras nada.
Muchas gracias, señora Presidenta. (Aplausos en los escaños del Grupo Parlamentario Popular.--El Senador Ainsa pide la palabra.)

La señora PRESIDENTA: Senador Ainsa, su señoría no puede intervenir, pues su Grupo acaba de hacerlo. Si algún otro grupo pidiera la palabra podría usted intervenir, pero el turno de portavoces no se puede partir Y su señoría no ha sido contradicho. (El Senador Ainsa Escartín pide nuevamente la palabra.--Fuertes rumores y protestas.) ¡Señorías, hagan el favor de guardar silencio! Senador Ainsa; lo lamento. Con mucho gusto le daría la palabra, pero el Reglamento me lo impide. Insisto en que el turno de portavoces no se puede partir; y acaba de intervenir un miembro del Grupo Parlamentario Popular que, obviamente, no le ha contradicho en sus argumentos. (Pausa.) Señoría, parece que por el artículo 87 puedo concederle un minuto. Tiene usted la palabra, Senador Ainsa. (Fuertes rumores y protestas.)

El señor AINSA ESCARTIN: Muchas gracias, señora Presidenta.
No he pedido la palabra en turno de portavoces, sino por alusiones y acogiéndome al artículo 87.
Señor Herranz, habla usted de los presupuestos del Partido Popular. Sabe usted, y también muchas de sus señorías,

Página 3989


que llevo en este Parlamento desde 1982 (Un señor Senador desde los escaños del Grupo Parlamentario Socialista: ¡Demasiados años!--Rumores y protestas.), y le voy a poner un sólo ejemplo. Cuando comienza la construcción del AVE Madrid-Sevilla había, sin no me traiciona la memoria, un presupuesto de 180.000 millones de pesetas. En aquel entonces la oposición reclamó precio exacto a través de interpelaciones, llegando a 600.000 millones de pesetas, y todavía no sabemos el precio final.
Pero permítame que le diga, y con esto termino, señora Presidenta, que a ustedes, y se lo digo con todo respeto, les pasa un poquito como les sucede a los franceses, nuestros vecinos del otro «cÖté», del otro lado, que para ser un buen francés tienen que tener un mínimo de animadversión hacia un español. Y ustedes, para ser buenos socialistas, tienen que tener animadversión hacia las gentes del Partido Popular, y así no hacen política ni carrera política. Pero al final todo se ve en los resultados.
Gracias. (Fuertes aplausos en los escaños del Grupo Parlamentario Popular.--Rumores en los escaños del Grupo Parlamentario Socialista.--El señor Herranz Martínez pide la palabra.)

La señora PRESIDENTA: Tiene un minuto, Senador Herranz.


El señor HERRANZ MARTINEZ: No he escuchado lo que decía el Senador Ainsa porque era imposible (Fuertes rumores.), pero le tengo que decir una cosa: ya que ha hablado de franceses, respete usted a nuestros vecinos porque los franceses han detenido hoy al asesino de Miguel Angel Blanco.
(Aplausos.)

La señora PRESIDENTA: Gracias, Senador Herranz.
Tengo entendido que ha sido al asesino de Gregorio Ordóñez. En todo caso, creo que es algo de lo que todos los que estamos en esta Cámara nos felicitamos. (Fuertes aplausos.--Rumores.) Señorías, hay una petición del Grupo Parlamentario Popular, que me consta que acepta el Grupo Parlamentario Socialista, de no votar ahora la ley de medidas, sino las secciones, y posponer la votación de la ley de medidas para mañana. Votaríamos ahora las secciones que hemos visto esta tarde.
¿Alguien tiene algún inconveniente o quiere intervenir? (Pausa.) Votamos, en primer lugar, la Sección 01, Casa de Su Majestad el Rey. No ha habido enmiendas y, por tanto, se vota el dictamen.
Se inicia la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: Votos emitidos, 232; a favor, 225; en contra, cuatro; abstenciones, tres.


La señora PRESIDENTA: Se aprueba el dictamen de la Sección 01.
Sección 02, Cortes Generales. Hay una enmienda de los Senadores Cámara y Cabrero. Votamos la enmienda número 114.
Se inicia la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: Votos emitidos, 229; a favor, 25; en contra, 111; abstenciones, 93.


La señora PRESIDENTA: Queda rechazada la enmienda número 114. (Rumores.) Señorías, con un poco de silencio evitaremos errores. Ya estamos todos muy cansados, es muy tarde, y les ruego que guarden silencio.
Votación del dictamen de la Sección 02, Cortes Generales.
Se inicia la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: Votos emitidos, 235; a favor, 233; abstenciones, dos.


La señora PRESIDENTA: Queda aprobada la Sección 02, Cortes Generales.
Las Secciones 03, 04, 05 y 08, Tribunal de Cuentas, Tribunal Constitucional, Consejo de Estado y Consejo General del Poder Judicial no han tenido enmiendas. Por tanto, podemos votar el texto del dictamen de todas esas Secciones en bloque.
Se inicia la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: Votos emitidos, 234; a favor, 232; abstenciones, dos.


La señora PRESIDENTA: Quedan aprobadas.
Sección 12, Ministerio de Asuntos Exteriores. En primer lugar el veto de los Senadores Cámara y Cabrero, enmienda número 115.
Se inicia la votación. (Pausa.)

Efectuada 1a votación, dio el siguiente resultado: Votos emitidos, 235; a favor, 79; en contra, 156.


La señora PRESIDENTA: Queda rechazado el veto.
Votamos las enmiendas de los Senadores Cámara y Cabrero números 116 a 122.
Se inicia la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: Votos emitidos, 233; a favor, 77; en contra, 138; abstenciones, 18.


La señora PRESIDENTA: Quedan rechazadas.
Votación de las enmiendas números 900 y 901 del Grupo Parlamentario Entesa Catalana de Progrés.
Se inicia la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: Votos emitidos, 234; a favor, 80; en contra, 154.


La señora PRESIDENTA: Quedan rechazadas.
Votamos las enmiendas de Convergència i Unió números 1181 a 1183.


Página 3990


Se inicia la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: Votos emitidos, 234; a favor, 91; en contra, 139; abstenciones, cuatro.


La señora PRESIDENTA; Quedan rechazadas.
Votamos ahora las propuestas de modificación, enmiendas originarias del Grupo Parlamentario Socialista. En primer lugar, la número 1538.
Se inicia la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: Votos emitidos, 234; a favor, 77; en contra, 145; abstenciones, 12.
La señora PRESIDENTA: Queda rechazada.
Votamos el resto de las enmiendas de las propuestas de modificación del Grupo Parlamentario Socialista.
Se inicia la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: Votos emitidos, 234; a favor, 77; en contra, 144; abstenciones, 13.


La señora PRESIDENTA: Quedan rechazadas.
Votamos ahora el dictamen de la Sección 12, Asuntos Exteriores.
Se inicia la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: Votos emitidos, 235; a favor, 155; en contra, 78; abstenciones, dos.


La señora PRESIDENTA: Queda aprobado el dictamen de la Sección 12.
Sección 13. Justicia.
Enmienda número 1, del Senador Cámara.
Se inicia la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: Votos emitidos, 234; a favor, 79; en contra, 139; abstenciones, 16.


La señora PRESIDENTA: Queda rechazada.
Veto de los Senadores Cámara y Cabrero, enmienda número 123.
Se inicia la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: Votos emitidos, 235; a favor, 78; en contra, 156; abstenciones, una.


La señora PRESIDENTA: Queda rechazado.
Enmiendas 124 a 134 de los Senadores Cámara y Cabrero.
Se inicia la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente, resultado: Votos emitidos, 235; a favor, 79; en contra, 140; abstenciones, 16.
La señora PRESIDENTA: Quedan rechazadas.
Votamos ahora el veto del Grupo Entesa Catalana de Progrés, enmienda 902.
Se inicia la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: Votos emitidos, 233; a favor, 72; en contra, 155; abstenciones, seis.


La señora PRESIDENTA: Queda rechazado.
Votación de la propuesta de modificación del Grupo Parlamentario Socialista originariamente enmienda número 1557.
Se inicia la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: Votos emitidos, 235; a favor, 80; en contra, 140; abstenciones, 15.


La señora PRESIDENTA: Queda rechazada.
Votación del dictamen de la Sección 13.
Se inicia la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: Votos emitidos, 235; a favor, 153; en contra, 82.


La señora PRESIDENTA: Queda aprobado el dictamen de la Sección 13, Ministerio de Justicia.
Votación de la Sección 14, Defensa.
Votamos la enmienda de la Senadora De Boneta, número 672.
Se inicia la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: Votos emitidos, 234; a favor, 13; en contra, 137; abstenciones, 84.


La señora PRESIDENTA: Queda rechazada.
Veto de los Senadores Cámara y Cabrero, enmienda número 135.
Se inicia la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: Votos emitidos, 235; a favor, 78; en contra, 157.


La señora PRESIDENTA: Queda rechazado.
Votamos las enmiendas números 136 a 141.
Se inicia la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: Votos emitidos, 235; a favor, 11; en contra, 207; abstenciones, 17.


La señora PRESIDENTA: Quedan rechazadas.
Veto de la Entesa Catalana de Progrés, enmienda número 903.
Se inicia la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: Votos emitidos, 234; a favor, 70; en contra, 156; abstenciones, ocho.


Página 3991


La señora PRESIDENTA: Queda rechazada.
Votación de las propuestas de modificación del Grupo Parlamentario Socialista, originariamente enmiendas 1561 y 1562.
Se inicia la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: Votos emitidos, 235; a favor, 71; en contra, 145; abstenciones, 19.


La señora PRESIDENTA: Quedan rechazadas.
Votación del dictamen de la Sección 14.
Se inicia la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: Votos emitidos, 235; a favor, 159; en contra, 75; abstenciones, una.


La señora PRESIDENTA: Queda aprobado el dictamen de la Sección 14, Ministerio de Defensa.
Sección 15, Ministerio de Hacienda. Hay un enmienda de los Senadores Cámara y Cabrero, la número 142.
Se inicia la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: Votos emitidos, 235; a favor, 72; en contra, 157; abstenciones, seis.


La señora PRESIDENTA: Queda rechazada.
Votación del dictamen de la Sección 15, Ministerio de Hacienda.
Se inicia la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: Votos emitidos, 233; a favor, 154; en contra, 78; abstenciones, una.


La señora PRESIDENTA: Queda aprobado el dictamen de la Sección 15, Ministerio de Hacienda.
Sección 16, Ministerio de Interior. Enmiendas de la Senadora De Boneta, de la 673 a la 675.
Se inicia la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: Votos emitidos, 235; a favor, 78; en contra, 140; abstenciones, 17.


La señora PRESIDENTA: Quedan rechazadas.
Enmiendas del Senador Cámara, 2 a 4.
Se inicia la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: Votos emitidos, 233; a favor, 72; en contra, 138; abstenciones, 23.


La señora PRESIDENTA: Quedan rechazadas.
Veto de los Senadores Cámara y Cabrero, enmienda 143.
Se inicia la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: Votos emitidos, 235; a favor, 72; en contra, 156; abstenciones, siete.
La señora PRESIDENTA: Queda rechazada.
Resto de las enmiendas de los Senadores Cámara y Cabrero, 144 a 161.
Se inicia la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: Votos emitidos, 235; a favor, 72; en contra, 140; abstenciones, 23.


La señora PRESIDENTA: Quedan rechazadas.
Enmiendas del Senador Quintana, de la 765 a la 767 y la 890.
Se inicia la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: Votos emitidos, 235; a favor, 80; en contra, 139; abstenciones, 16.


La señora PRESIDENTA: Quedan rechazadas.
Enmiendas de la Entesa Catalana de Progrés. En primer lugar votamos el veto, enmienda número 910.
Se inicia la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: Votos emitidos, 235; a favor, 72; en contra, 156; abstenciones, siete.


La señora PRESIDENTA: Queda rechazado.
Enmiendas de la Entesa Catalana de Progrés números 923, 924, 933 y 934, 939 y 940.
Se inicia la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: Votos emitidos, 233; a favor, 82; en contra, 142; abstenciones, nueve.


La señora PRESIDENTA: Quedan rechazadas.
Resto de las enmiendas de la Entesa Catalana de Progrés.
Se inicia la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: Votos emitidos, 235; a favor, 72; en contra, 145; abstenciones, 18.


La señora PRESIDENTA: Quedan rechazadas.
Propuestas de modificación que soportan enmiendas del Grupo Parlamentario Socialista, números 1571, 1578 a 1582, 1584, 1586 a 1590 y 1606.
Se inicia la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: Votos emitidos, 235; a favor, 72; en contra, 140; abstenciones, 23.


La señora PRESIDENTA: Quedan rechazadas.
Votación del dictamen de la Sección 16.
Se inicia la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: Votos emitidos, 235; a favor, 154; en contra, 81.


Página 3992


La señora PRESIDENTA: Queda aprobado el dictamen de la Sección 16, Ministerio del Interior.
Sección 17, Ministerio de Fomento. Enmiendas de la Senadora De Boneta números 676 a 690.
Se inicia la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: Votos emitidos, 233; a favor, 78; en contra, 140; abstenciones, 15.


La señora PRESIDENTA: Quedan rechazadas.
Enmiendas del Senador Cámara, números 5 y 6.
Se inicia la votación. (Pausa.) Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: Votos emitidos, 234; a favor, 78; en contra, 139; abstenciones, 17.


La señora PRESIDENTA: Quedan rechazadas.
Enmiendas de los Senadores Cámara y Cabrero. Votamos primero el veto, enmienda número 162.
Se inicia la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: Votos emitidos, 235; a favor, 79; en contra, 156.


La señora PRESIDENTA: Queda rechazado.
Enmiendas números 178 y 179.
Se inicia la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: Votos emitidos, 235; a favor, 11; en contra, 207; abstenciones, 17.


La señora PRESIDENTA: Quedan rechazadas.
Resto de las enmiendas de los Senadores Cámara y Cabrero.
Se inicia la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: Votos emitidos, 234; a favor, 78; en contra, 145; abstenciones, 11.


La señora PRESIDENTA: Quedan rechazadas.
Votamos las enmiendas del Senador Quintana números 768 a 830 y 894.
Se inicia la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: Votos emitidos, 234; a favor, 78; en contra, 140; abstenciones, 16.


La señora PRESIDENTA: Quedan rechazadas.
Votamos otras enmiendas del Grupo Parlamentario Mixto originarias del Senador Cabrero, de la 648 a la 651.
Se inicia la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: Votos emitidos, 235; a favor, 78; en contra, 145; abstenciones, 12.


La señora PRESIDENTA: Quedan rechazadas.
Votamos las enmiendas del Grupo Parlamentario de Senadores Nacionalistas Vascos números 591 a 605.
Se inicia la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: Votos emitidos, 235; a favor, 80; en contra, 139; abstenciones, 16.


La señora PRESIDENTA: Quedan rechazadas.
Votamos las enmiendas del Grupo Parlamentario Entesa Catalana de Progrés.
Primero votamos el veto, enmienda 941.
Se inicia la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: Votos emitidos, 234; a favor, 79; en contra; 155.


La señora PRESIDENTA: Quedan rechazadas.
Votamos las enmiendas 943, 944, 945 y 948 a 950.
Se inicia la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: Votos emitidos, 235; a favor, 90; en contra, 140; abstenciones, cinco.


La señora PRESIDENTA: Quedan rechazadas.
Votamos el resto de las enmiendas presentadas por Entesa Catalana de Progrés.
Se inicia la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: Votos emitidos, 235; a favor, 80; en contra, 139; abstenciones, 16.


La señora PRESIDENTA: Quedan rechazadas.
Votamos las enmiendas de Convergència i Unió números 1184 a 1201.
Se inicia la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: Votos emitidos, 235; a favor, 90; en contra, 140; abstenciones, cinco.


La señora PRESIDENTA: Quedan rechazadas.
Votamos las propuestas de modificación, originariamente enmiendas del Grupo Parlamentario Socialista, de la 1631 a la 1666.
Se inicia la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: Votos emitidos, 235; a favor, 79; en contra, 139; abstenciones, 17.


La señora PRESIDENTA: Quedan rechazadas.
Votamos el dictamen de la Sección 17, Ministerio de Fomento.
Se inicia la votación. (Pausa.)

Página 3993


Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: Votos emitidos, 235; a favor, 156; en contra, 79.


La señora PRESIDENTA: Queda aprobado el dictamen de la Sección 17, Ministerio de Fomento. (El señor González Pons pide la palabra.) Tiene la palabra el señor González Pons.


El señor GONZALEZ PONS: Señora Presidenta, si nos deja la Mesa un receso de cinco minutos para ordenar las votaciones, estaríamos en disposición de votar la ley de medidas con excepción de su Título I y las disposiciones adicionales, sobre las cuales todavía hay enmiendas transaccionales que en este momento están circulando por los grupos parlamentarios.


La señora PRESIDENTA: De acuerdo, señoría, se suspende la sesión por cinco minutos. (Pausa.)

--DE LA COMISION DE ECONOMIA, COMERCIO Y TURISMO EN RELACION CON EL PROYECTO DE LEY DE MEDIDAS FISCALES, ADMINISTRATIVAS Y DEL ORDEN SOCIAL (S. 621/000041) (C. D. 121/000050) (Continuación).


La señora PRESIDENTA: Vamos a votar alguno de los Títulos y disposiciones adicionales del proyecto de Ley de Medidas Fiscales, Administrativas y del Orden Social.
Empezamos por el Título II. Enmiendas de la Senadora De Boneta y Piedra número 120.
Se inicia la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: Votos emitidos: 235; a favor, 78; en contra, 138; abstenciones, 19.


La señora PRESIDENTA: Queda rechazada.
Enmienda número 135, del Senador Quintana González.
Se inicia la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: Votos emitidos, 234; a favor, 79; en contra, 140; abstenciones, 15.


La señora PRESIDENTA: Queda rechazada.
Votamos la enmienda número 136, del Senador Quintana González.
Se inicia la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: Votos emitidos, 235; a favor, 79; en contra, 144; abstenciones, 12.


La señora PRESIDENTA: Queda rechazada.
Enmiendas del Grupo Parlamentario Mixto, números 17 a 25; 28 y 29.
Se inicia la votación. (Pausa.) Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: Votos emitidos, 235; a favor, 12; en contra, 146; abstenciones, 77.


La señora PRESIDENTA: Quedan rechazadas.
Enmiendas del Grupo Parlamentario Mixto, números 32 y 33.
Se inicia la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: Votos emitidos, 235; a favor, 11; en contra, 208; abstenciones 16.


La señora PRESIDENTA: Quedan rechazadas.
Votamos el resto de las enmiendas del Grupo Parlamentario Mixto.
Se inicia la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: Votos emitidos, 235; a favor, 79; en contra, 145; abstenciones, 11.


La señora PRESIDENTA: Quedan rechazadas Enmiendas del Grupo Parlamentario de Senadores Nacionalistas Vascos, números 91 y 94.
Se inicia la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: Votos emitidos, 235; a favor, 16; en contra, 139; abstenciones, 80.


La señora PRESIDENTA: Quedan rechazadas.
Votamos las enmiendas números 90, 92 y 93.
Se inicia la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: Votos emitidos, 235; a favor, 84; en contra, 140; abstenciones, 11.


La señora PRESIDENTA: Quedan rechazadas.
Enmienda número 353 del Grupo Parlamentario Entesa Catalana de Progrés y del Grupo Parlamentario Socialista.
Se inicia la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: Votos emitidos, 235; a favor, 88; en contra, 140; abstenciones, siete.


La señora PRESIDENTA: Queda rechazada.
Votamos ahora las enmiendas números 354 y 357 a 362, presentadas por los mismos Grupos.
Se inicia la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: Votos emitidos, 234; a favor, 79; en contra, 144; abstenciones, 11.


La señora PRESIDENTA: Quedan rechazadas.
Votamos la enmienda número 363 presentada por el Grupo Parlamentario Entesa Catalana de Progrés y por el Grupo Parlamentario Socialista.
Se inicia la votación. (Pausa.)

Página 3994


Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: Votos emitidos, 234; a favor, 217; en contra, tres; abstenciones, 14.


La señora PRESIDENTA: Queda aprobada la enmienda número 363.
Votamos ahora la vuelta al texto del Congreso modificado por la enmienda número 230, del Grupo Parlamentario Popular.
Se inicia la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: Votos emitidos, 234; a favor, 77; en contra, 144; abstenciones, 13.


La señora PRESIDENTA: Queda rechazada.
Ahora vamos a votar las propuestas de modificación del dictamen, originariamente enmiendas del Grupo Parlamentario Catalán en el Senado de Convergència i Unió, con el número de registro 26.902 a 26.904.
Se inicia la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: Votos emitidos, 235; a favor, 18; en contra, 140; abstenciones, 77.


La señora PRESIDENTA: Quedan rechazadas.
Votamos ahora el dictamen en dos bloques. Primero los artículos 25, 27 y 29.
Se inicia la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: Votos emitidos, 235; a favor, 224; en contra, dos; abstenciones, nueve.


La señora PRESIDENTA: Quedan aprobados.
Ahora votamos el resto del dictamen.
Se inicia la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: Votos emitidos, 235; a favor, 156; en contra, 79.


La señora PRESIDENTA: Queda aprobado.
Título III.
Votamos la enmienda número 119 de la Senadora De Boneta.
Se inicia la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: Votos emitidos, 234; a favor, 77; en contra, 141; abstenciones, 16.


La señora PRESIDENTA: Queda rechazada.
Votamos ahora las enmiendas números 137 y 138.
Se inicia la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: Votos emitidos, 234; a favor, 78; en contra, 140; abstenciones, 16.


La señora PRESIDENTA: Quedan rechazadas.
Votamos a continuación las enmiendas del Grupo Parlamentario Mixto números 34, 35 y 50.
Se inicia la votación. (Pausa.) Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: Votos emitidos, 235; a favor, 11; en contra, 146; abstenciones, 78.


La señora PRESIDENTA: Quedan rechazadas.
Enmiendas del Grupo Parlamentario Mixto 47, 48, 49 y 118.
Se inicia la votación. (Pausa.)

Efectuada la, votación; dio el siguiente resultado: Votos emitidos, 235; a favor, 84; en contra, 140; abstenciones, 11.


La señora PRESIDENTA: Quedan rechazadas.
Pasamos a la votación del resto de las enmiendas del Grupo Parlamentario Mixto.
Se inicia la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: Votos emitidos, 234; a favor, 79; en contra, 144; abstenciones, 11.


La señora PRESIDENTA: Quedan rechazadas.
Enmiendas del Grupo Parlamentario de Coalición Canaria 181 a 184.
Se inicia la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: Votos emitidos, 235; a favor, 75; en contra; 140; abstenciones, 20.


La señora PRESIDENTA: Quedan rechazadas.
Enmiendas de los Grupos Parlamentarios Entesa Catalana de Progrés y Socialista. La 373 ha sido retirada. Votamos la 364.
Se inicia la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: Votos emitidos, 235; a favor, 95; en contra, 140.


La señora PRESIDENTA: Queda rechazada.
Enmienda número 370.
Se inicia la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: Votos emitidos, 235; a favor, 84; en contra, 140; abstenciones, 11.


La señora PRESIDENTA: Queda rechazada.
Enmiendas números 365 a 369, 371 y 372.
Se inicia la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: Votos emitidos, 235; a favor, 79; en contra, 140; abstenciones, 16.


La señora PRESIDENTA: Quedan rechazadas.
Votamos ahora la propuesta de modificación originariamente enmienda del Grupo Parlamentario Catalán en el Senado de Convergència i Unió con el número de registro 26.905.
Se inicia la votación. (Pausa.)

Página 3995


Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: Votos emitidos, 234; a favor, 25; en contra, 141; abstenciones, 68.


La señora PRESIDENTA: Queda rechazada.
Vamos a votar ahora el dictamen del Título III en dos bloques. En primer lugar los artículos 41, 46 y 47.
Se inicia la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: Votos emitidos; 235; a favor, 225; en contra, uno; abstenciones, nueve.


La señora PRESIDENTA: Quedan aprobados.
Ahora votamos el resto del dictamen del Título III.
Se inicia la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: Votos emitidos, 235; a favor, 158; en contra; 77.


La señora, PRESIDENTA: Queda aprobado el dictamen del Título III.
Votación del Título IV. Enmienda del Senador Quintana número 139.
Se inicia la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación; dio el siguiente resultado: Votos emitidos, 233; a favor, 17; en contra, 141; abstenciones, 75.


La señora PRESIDENTA: Queda rechazada.
Votamos la enmienda número 51 del Grupo Parlamentario Mixto.
Se inicia la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: Votos emitidos, 235; a favor, 77; en contra, 145; abstenciones, 13.


La señora PRESIDENTA: Queda rechazada la enmienda número 51 del Grupo Parlamentario Mixto.
Votación de las enmiendas del Grupo Parlamentario de Senadores Nacionalistas Vascos. En primer lugar, votamos la número 95.
Se inicia la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: Votos emitidos, 235; a favor, 84; en contra; 140; abstenciones, 11.


La señora PRESIDENTA: Queda rechazada.
Votación de las enmiendas números 96, 97 y 98 del Grupo Parlamentario de Senadores Nacionalistas Vascos.
Se inicia la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: Votos emitidos, 235; a favor, 94; en contra, 140; abstenciones, una.
La señora PRESIDENTA: Quedan rechazadas.
Votación de las enmiendas números 375 y 376 del Grupo Parlamentario Entesa Catalana de Progrés y del Grupo Parlamentario Socialista.
Se inicia la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: Votos emitidos, 235; a favor, 76; en contra, 140; abstenciones, 19.


La señora PRESIDENTA: Quedan rechazadas.
Votamos las enmiendas números 374, 377 y 378 del Grupo Parlamentario Entesa Catalana de Progrés.
Se inicia la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: Votos emitidos, 234; a favor, 71; en contra, 144; abstenciones, 19.


La señora PRESIDENTA: Quedan rechazadas.
Ahora, votamos las propuestas de modificación con los números de registro 26.906 a 26.908, originariamente presentadas por el Grupo Parlamentario Catalán en el Senado de Convergència i Unió.
Se inicia la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: Votos emitidos, 234; a favor, 16; en contra, 140; abstenciones, 78.


La señora PRESIDENTA: Quedan rechazadas.
Votamos la propuesta de modificación 26.919, también originariamente presentada por el Grupo Parlamentario Catalán en el Senado de Convergència i Unió.
Se inicia la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: Votos emitidos, 234; a favor, 160; en contra, dos; abstenciones, 72.


La señora PRESIDENTA: Queda aprobada la propuesta de modificación con el número de registro 26.919.
Vamos a votar la enmienda transaccional, que tiene el número de registro 27.111 y que soporta una propuesta de modificación del Grupo Parlamentario Catalán en el Senado de Convergència i Unió con el número 26.916: Se inicia la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: Votos emitidos, 235; a favor, 161; en contra, tres; abstenciones, 71.


La señora PRESIDENTA: Queda aprobada la enmienda transaccional con el número de registro 27.111.
Finalmente, votamos el dictamen del Título IV en un bloque.
Se inicia la votación. (Pausa.)

Página 3996


Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: Votos emitidos, 234; a favor, 156; en contra, 77; abstenciones, una.


La señora PRESIDENTA: Queda aprobado el texto del dictamen del Título IV.
Los Títulos I y V quedan pendientes de votación para mañana.
A continuación vamos a votar la disposición adicional vigésima nueva. En primer lugar, las enmiendas presentadas a la misma. La primera, de supresión, corresponde a la Senadora De Boneta.
Se inicia la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: Votos emitidos, 234; a favor, 11; en contra, 208; abstenciones, 15.


La señora PRESIDENTA: Queda rechazada la enmienda de la Senadora De Boneta.
En segundo lugar, votamos la enmienda del Grupo Parlamentario de Senadores Nacionalistas Vascos, también de supresión, a la disposición adicional vigésima nueva.
Se inicia la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: Votos emitidos, 228; a favor, 11; en contra, 202; abstenciones, 15.


La señora PRESIDENTA: Queda rechazada la enmienda del Grupo Parlamentario de Senadores Nacionalistas Vascos a esta disposición adicional vigésima nueva.
Votamos ahora el dictamen de la disposición adicional vigésima nueva.
Se inicia la votación. (Pausa.)

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: Votos emitidos, 232; a favor, 210; en contra, 11; abstenciones, 11.


La señora PRESIDENTA: Queda aprobado el dictamen de la disposición adicional vigésima nueva.


--DE LA COMISION DE PRESUPUESTOS GENERALES DEL ESTADO PARA EL AÑO 2002 (S. 621/000040) (C. D. 121/000047) (Continuación).


La señora PRESIDENTA: Señorías, continuamos con la Sección 18. Esta noche debatiremos hasta la Sección 22, según estaba previsto. Mañana la sesión comenzará a las nueve y las votaciones no serán antes de las trece horas.
Por tanto, continuamos con el debate de la Sección 18; Ministerio de Educación, Cultura y Deporte. Enmiendas números 691 a 701, correspondientes a la Senadora De Boneta.
Tiene usted la palabra.


La señora DE BONETA Y PIEDRA: Gracias, señora Presidenta.
Las enmiendas presentadas a esta Sección pretenden una serie de dotaciones a museos, entidades culturales, como Eusko Ikaskuntza y Euskaltzaindia, así como a otras entidades culturales del país que tienen acreditados sus servicios tanto a la Comunidad Autónoma como al resto de los ciudadanos y ciudadanas del Estado.
Voy a dar por defendidas todas estas enmiendas, haciendo constar que lo que en ellas se propone son dotaciones que creemos que tienen que estar reflejadas en los Presupuestos Generales del Estado.
Gracias.


La señora PRESIDENTA: Gracias, Senadora De Boneta.
Para la defensa de las enmiendas números 7 y 8, tiene la palabra el Senador Cámara.


El señor CAMARA FERNANDEZ: Gracias, señora Presidenta.
Debido a razones de tipo imponderable, a trabajos, y a otras cosas que no vienen a cuento, voy a dar por defendidos tanto los vetos comolas enmiendas desde esta Sección hasta la Sección 22, es decir, todas las correspondientes a Izquierda Unida durante el debate de esta noche.
Gracias.


La señora PRESIDENTA: Gracias, Senador Cámara.
Pasamos a la defensa de las enmiendas del Senador Quintana.
Su señoría tiene la palabra.


El señor QUINTANA GONZALEZ: Gracias, señora Presidenta.
Damos por defendidas todas las enmiendas a la Sección 18.


La señora PRESIDENTA: Muchas gracias.
Por el Grupo de Senadores Nacionalistas Vascos, y para la defensa del veto y de las enmiendas 607 a 613, tiene la palabra la Senadora Etxegoyen.


La señora ETXEGOYEN GAZTELUMENDI: Gracias, señora Presidenta.
Mi Grupo ha presentado a esta sección un total de siete enmiendas y un veto, y anuncio en este momento que retiramos este último, con el número 606.
En relación con las enmiendas números 607, 608, 609, 611 y 613, con independencia de que exista una aportación o subvención anual por parte del Ministerio con destino a las diferentes entidades a las que en ellas se hace referencia, consideramos más adecuado, y en todo caso de mayor rigor, mantener dichas aportaciones mediante partidas nominativas, tal como consta en la justificación de todas esas enmiendas, justificación que doy por reproducida.
La enmienda número 612 propone la creación de un nuevo concepto para el Programa de Promoción y Cooperación Cultural a fin de dar cumplimiento y forma a los acuerdos adoptados por unanimidad en la Comisión para la difusión y conmemoración de la transición española y para

Página 3997


el análisis de lo que supuso el exilio derivado de la Guerra Civil, tarea a realizar por fundaciones, asociaciones y otras entidades sin ánimo de lucro.
Finalmente, me gustaría realizar una serie de precisiones en relación con la enmienda número 610. Podríamos decir que ésta es la hermana gemela de una enmienda que el año pasado esta portavoz presentó a los Presupuestos Generales del Estado, que tiene como objetivo conseguir una ayuda económica para un proyecto realmente singular, cual es la construcción de un parque de aguas bravas en el río Bidasoa, en la ciudad de Irún, en un paraje que se denomina Oxinbiribil. (El señor Vicepresidente, Prada Presa, ocupa la Presidencia.) Aunque no sé cuál fue el texto exacto de la respuesta que el año pasado se dio a este respecto, que está recogida en el «Diario de Sesiones», les puedo asegurar que mi memoria no me falla cuando digo que el representante del Grupo Popular en el Senado, a la hora de negarnos la viabilidad de esta enmienda, nos aseguró, como así ocurrió, que en el Congreso de los Diputados el propio Grupo Popular había enmendado sus presupuestos y había asumido una ayuda con destino a este proyecto, aunque fuera a través de la Sección correspondiente a Medio Ambiente, dotándola con 210 millones de pesetas. Esta es una cantidad que en unos presupuestos ingentes como son los Presupuestos Generales del Estado no significa nada. Sin embargo, para un municipio no es demasiado grande, aunque se trate de la segunda ciudad de Guipúzcoa, y sobre todo para un proyecto concreto, les aseguro, señorías, que es mucho dinero.
Como digo, a ese proyecto se destinaban diez millones de pesetas para el año 2001, y 200 millones de pesetas, en un crédito plurianual, para los años siguientes. Pero ni siquiera han llegado los diez primeros millones de pesetas. Y cual ha sido la sorpresa, no sólo mía, sino también de mis compañeros del Grupo Popular en el Ayuntamiento de Irún, donde están cogobernando, al ver que este año, por un error administrativo, según dicen --aunque yo no sé si llamarlo negligencia, falta de diligencia, u olvido--, no constan esos 200 millones de pesetas en el presupuesto que hoy estamos debatiendo.
Mi abuela decía en su momento que con las pesetas no se juega y que lo escrito, escrito queda. Lo decía mi abuela y seguramente la de cualquiera de los que estamos aquí, sobre todo cuando el dinero hace falta. Estoy convencida de que el Grupo Parlamentario Popular no me va a aceptar esta enmienda, y lo estoy porque supongo que en su momento ya me lo hubieran dicho, y de esa forma, yo no necesitaría estar reproduciendo aquí algo que efectivamente no deja en muy buen lugar el trabajo, o al menos la tarea, de cuidar de las cuentas que se aprueban un año con destino a proyectos que aquí no importan demasiado, pero que importan mucho en aquellos ayuntamientos y para aquellos proyectos en los que todos trabajamos, incluidos sus propios compañeros del Grupo Parlamentario Popular.
Como digo, estoy convencida de que no me van a aceptar la enmienda, y lo estoy porque me consta que ha habido compañeros de Guipúzcoa que lo han intentado a través de miembros del Grupo Popular de mi ayuntamiento y no han obtenido una respuesta positiva. Posiblemente ese dinero llegue a través de otras vías, yo no digo que se vaya a perder, pero esto es algo que no se puede permitir si queremos trabajar, cuando menos, con rigurosidad y dar una cierta importancia a estas cosas, que, vuelvo a repetir, se pierden en una partida ingente de números y propuestas, pero que para un ayuntamiento, para un proyecto y para los que trabajamos en lugares mucho más pequeños que éste no es que sea imprescindible, es que constituye nuestro trabajo diario, y yo realmente no sé qué va a ocurrir con estos 210 millones.
Les rogaría que aceptasen esta enmienda, pues no va a ocurrir nada, no al menos por reconocer un error. ¡Bendito sea!, y si se puede enmendar que se enmiende. No ocurre nada, lo que dicho en alguna otra ocasión, porque el grupo mayoritario de esta Cámara acepte de una vez por todas alguna iniciativa, por muy modesta que sea, de los grupos de la oposición.
Insisto, no va a suceder nada, van a seguir siendo ustedes el grupo mayoritario de la Cámara. Ustedes pueden hacer que perdamos votaciones, aunque no pueden negarnos la voz, pero alguna vez, además, de poder decirles y reclamarles, nos gustaría que reconocieran nuestro trabajo y votaran a favor de nuestras iniciativas.
Solicito de sus señorías que recapaciten; es muy importante, y sus compañeros del Grupo Popular del ayuntamiento, que cogobiernan con el Grupo Socialista seguro que se lo van a agradecer.
Muchas gracias.


El señor VICEPRESIDENTE (Prada Presa): Gracias, Senadora Etxegoyen.
Para la defensa del veto y de las enmiendas números 953 a 972, 977 a 979, 996 y 998, del Grupo Parlamentario de Entesa Catalana de Progrés, tiene la palabra el Senador Bonet.


El señor BONET I REVES: Gracias, señor Presidente.
Voy a defender el veto y las enmiendas conjuntamente. Querría empezar haciendo una pequeña reflexión sobre el ritual en el que se han convertido los presupuestos. Se dice que es la ley más importante de todo el año legislativo, pero lo cierto es que su volumen es tan inalcanzable y la forma tradicional de tramitarlos tan rápida y tan poco interactiva que tengo la sensación de que realmente no hacemos nada importante durante estos días y a estas horas.
Tengo la convicción de que destripar una a una todas las partidas de un presupuesto no es algo que sirva de mucho; ver qué partidas suben o bajan respecto del año anterior y analizar el porqué no me parece --y lo reitero-- que sirva para mucho, sobre todo cuando a veces se libran batallas muy fuertes por algunos gazapos o partidas que no están claras y sobre las que existen discrepancias de cientos de millones, pues, además, en la ejecución dichas discrepancias acostumbran a ser de miles de millones.
Así hemos elaborado desde Entesa un informe sobre el grado de ejecución real de los presupuestos en inversiones para Cataluña, y resulta que no se ha ejecutado más del 50 por ciento. Es decir, no podemos afinar a diezmilésimas lo que sólo está en décimas.


Página 3998


Quizás al Gobierno o a los gobiernos les va bien porque así se complica y se distrae a la oposición buscando gazapos y así se pueden camuflar mejor los ejes políticos claros de un Gobierno, que es lo que tendríamos que discutir. No tendríamos que discutir de tantos por ciento ni de números, tendríamos que discutir sobre los objetivos políticos respaldados por las partidas presupuestarias que se pueden hacer de más. De hecho creo que un buen debate de presupuestos se tendría que hacer con aquellos dineros con los cuales realmente hay discrecionalidad del Gobierno, que son dineros que no están predestinados a mantener la máquina, al Estado. Ya sabemos que en la mayoría del presupuesto no se puede tocar ni una coma, ni un ápice, y que es ésta la manera de debatir presupuestos, pero esta manera no es muy eficiente. Debatir políticamente las partidas o la masa de presupuesto en la que hay poder de discreción por parte del Gobierno sería hacer un debate que interesara a la opinión pública y a nosotros, así el control sería mucha más claro, más inteligible, ya que las batallas de números raramente aclaran nada y se sabe que los números son mudos y se dejan manejar fácilmente.
Digo esto para introducir que en estos presupuestos del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte no hemos visto claros ejes de la política, que no están explicitados, al menos si nos atenemos a la presentación que hizo la Ministra en el Congreso de los Diputados, que se limitó a dar cifras: que el presupuesto del Ministerio subía un 8,42 por ciento respecto al anterior; que crece más que la media de los Presupuestos Generales del Estado y esto es sorprendente porque es un Ministerio que ha traspasado educación a todas las Comunidades Autónomas, que la investigación se la ha quedado el Ministerio de Ciencia y Tecnología y que dos de las tres subsecciones son competencia exclusiva de las Comunidades Autónomas. Continuó la Ministra en su explicación de los presupuestos en el Congreso diciendo que las inversiones crecen el 10,7 por ciento mientras que el gasto corriente lo hace en un 7,9 por ciento.
Siguió dando detalles de cifras parecidas, citó poquísimos ejes e ideas colaterales de posibles ejes, etcétera. Habló de apoyos a reformas de enseñanzas mínimas, apoyos a igualdad de oportunidades a becas y, por cierto, se vuelve a olvidar de adecuar las sentencias del Tribunal Constitucional en el sentido de que la ejecución de las becas tiene que ser a partir de las Comunidades Autónomas. Continuó recalcando un incremento extraordinario de la Universidad Nacional de Educación a Distancia, y debe ser porque es la universidad de la Ministra, porque crece un sorprendente 16,1 por ciento. Continuó un poco con la cinematografía comentando que se refuerza el fondo de producción. En cuanto a las actividades deportivas --otra competencia exclusiva de las Comunidades Autónomas-- habló del incremento destinado a potenciar el deporte escolar y universitario y citó como un gran impulso, mediante un plan integral de instalaciones deportivas, la ampliación de centros de alto rendimiento en Madrid y en Sierra Nevada. Finalmente, para que no se diga que los únicos ejemplos son del centro y no de la periferia, afirmó que se dotaba con 1.000 millones de pesetas al Ayuntamiento de Almería para ayuda a los Juegos del Mediterráneo del año 2005.
Esta es la explicación sucinta de la Ministra, en la que no creo advertir que haya ningún eje político del Ministerio tan simbólico y tan importante para un Estado como éste, en el que hay diversas culturas y lenguas, en que todas las Autonomías tienen asumidas las competencias exclusivas en cultura, plenas en educación y exclusivas en deporte, y en el que tendría que haber unos objetivos. ¿Cuáles pueden ser los objetivos de un Ministerio de Educación, Cultura y Deporte en un Estado autonómico con casi todas las competencias traspasadas? En la exposición no lo vemos. Creo que si tiene que haber un Ministerio de Cultura, tendría que actuar como si se llamara el Ministerio de las culturas, para así dejar claro que la cultura, como afirma la Constitución varias veces, es diversa. Pero no parece que éste sea el objetivo del Ministerio. Es un Ministerio, implícitamente, porque no se explicita, más dado a rearmar moralmente la añeja visión de España que ahora se nos quiere resucitar.
Creemos que este Ministerio en vez de promocionar equitativamente la cultura y las culturas de todos se dedica a promocionar sólo una visión de la cultura.
Ahora los señores del Partido Popular están en un Congreso, en el que vuelven a introducir en la sociedad española una concepción de nacionalismo que nos parece absolutamente improcedente, yo diría que hasta peligrosa. Veremos hasta dónde llegan en su Congreso. Recordaría aquella cita de Marx, que refiriéndose a Luis Napoleón, decía que cuando la historia se repite, a veces lo hace en forma de farsa. Bien, esperemos que por el bien de todos sea así.
Son ustedes los que denunciando los desastres del supuesto federalismo asimétrico, realmente hacen, refuerzan y planifican asimetrías. Ayer el Senador Aleu de la Entesa Catalana se refería al modelo radial que ustedes tienen en la cabeza, el entrañable Plan Redia.


El señor VICEPRESIDENTE (Prada Presa): Senador Bonet, le ruego que se centre en la cuestión del debate, que es la Sección 18, Educación, Cultura y Deporte, y no en el Congreso del Partido Popular ni en sus ponencias. El Reglamento exige que en el tiempo que su señoría tiene se centre en la cuestión objeto de debate, y no en otras circunstancias políticas que puede debatir en otro momento.


El señor BONET I REVES: Es que esto me da pie para explicar por qué el Ministerio de Cultura está actuando así.
Hablaba de este Plan Redia de kilómetro cero donde todas las cosas, cómo no, salen de la Puerta del Sol, aunque ahora no creo que sea de la Puerta del Sol, sino de Moncloa.
Recordaba el Senador Aleu las fundamentadas quejas de las organizaciones empresariales catalanas por la flagrante asimetría de inversiones entre Madrid y Barcelona, y esto en cultura también es así. Tengo numerosos recortes de periódicos que muestran esta asimetría de comportamientos respecto a inversiones culturales en Madrid, la capital, y el resto del Estado. Siempre se refuerzan los equipamientos culturales de la capital del Estado en detrimento de otras concepciones. Y esto si es una asimetría porque se refuerza el centro y se disminuye la periferia.


Página 3999


Esta cuestión se ha denunciado ya reiteradamente. También lo ha constatado, por ejemplo, el Alcalde de Barcelona, todos los partidos que integramos la Entesa (Esquerra Republicana, Iniciativa per Catalunya, Partido Socialista de Cataluña) y muchas otras personas del ámbito económico o de la cultura. Es una asimetría que, como bien dijo el Senador Aleu, se basa en aquella explicación del señor Arias-Salgado según la cual se tenía que reforzar el centro peninsular. Decía: Si tuviéramos que hacer un análisis de lo que subyace efectivamente en el programa de infraestructuras del Partido Popular veríamos que existe la intención de un fortalecimiento del centro peninsular. Esto lo decía el señor Ministro Arias-Salgado para expresar cuáles eran los objetivos.
Ustedes denuncian asimetrías pero realmente las cometen. Recuerda a aquello de que te descalabran y encima se ponen ellos la venda. El centro peninsular debe ser esto, ya que ustedes demuestran ser de centro.
Siempre sale reforzado: en las compras de pinturas, en las inversiones culturales, en las ayudas de todo tipo. En cultura, siempre sale reforzado el centro.
Por ejemplo, en el uno por ciento cultural de los Ministerios también, que al final va a parar a esta concepción radial --Plan Redia-- de la cultura. Tengo aquí una perla. Así el señor Presidente verá que no me he ido por las ramas. Quizás era una introducción algo prolija pero es así.
Entesa Catalana de Progrés preguntó por el estado de ejecución de una partida retenida en Cataluña en calidad del uno por ciento cultural del Ministerio de Medio Ambiente que estaba originariamente contemplada como aplicación de la Ley de Patrimonio Histórico en Cataluña y valorada en 57 millones de pesetas. La respuesta es de antología. Dice que la cantidad de dinero retenida de 52,5 millones de pesetas del uno por ciento cultural derivado de las inversiones de la Dirección General de Costas (Ministerio de Medio Ambiente) fue transferida al Ministerio de Educación, Cultura y Deporte para que éste adquiriera bienes culturales.
Esa cantidad viene integrada en una mayor procedente del uno por ciento cultural de otro departamento ministerial y todo este uno por ciento cultural se utilizó en adquisición de bienes culturales, concretamente en la adquisición del cuadro de El Greco «La huida a Egipto», adscrito y depositado en el Museo del Prado y que costó algo más de 350 millones de pesetas. Es decir, esta cantidad del uno por ciento cultural que se había retenido como patrimonio histórico de Cataluña sale volando de esta Comunidad y llega, evidentemente, al Museo del Prado.
Creo que éste es un ejemplo...


El señor VICEPRESIDENTE (Prada Presa) Senador Bonet, le ruego que concluya.


El señor BONET I REVES: Sí, señor Presidente.
Este es un ejemplo de las invasiones de competencias y el fortalecimiento del centro en que se basa la política creo que escondida, la política camuflada, del Ministerio de Educación y Cultura.
Nosotros creemos que un ministerio de cultura tendría que responder a esa realidad plurinacional, pluricultural y plurilinguística, tendría que hacer inversiones equitativas para todas las culturas y, sobre todo, se tendría que elevar el nivel cultural de todos los ciudadanos, es decir, promocionar que la gente lea libros, que la gente vaya al teatro, etcétera, que la gente suba el nivel cultural.


El señor VICEPRESIDENTE (Prada Presa): Senador Bonet, ha terminado su tiempo. Le queda un turno de portavoces de tres minutos exclusivamente porque su señoría ha consumido dos minutos y cuarenta segundos más de lo que le corresponde.


El señor BONET I REVES: Muchas gracias, señor Presidente.


El señor PRESIDENTE: A continuación, pasamos a las enmiendas del Grupo Parlamentario Catalán en el Senado de Convergència i Unió, números 1202 a 1216. Para su defensa, el Senador Varela tiene la palabra por tiempo de 20 minutos.


El señor VARELA I SERRA: Muchas gracias, señor Presidente.
Quiero comentar, al hilo de la intervención del Senador Bonet, que no solamente Entesa Catalana de Progrés, sino también Convergència i Unió, hace muchos años está diciendo que hay un desequilibrio de inversiones y de concentración excesiva a nivel cultural en Madrid --esto ha sido objeto de muchos debates en la anterior legislatura-- y una política que creemos errónea respecto a la distribución de la adquisición de cuadros, por ejemplo, etcétera. Ahora no es el momento de debatir esta cuestión, pero estamos de acuerdo en que hay que resituar esta política en general en el futuro y esperemos que sea así.
Nuestro Grupo presenta a esta Sección quince enmiendas que se pueden agrupar en dos grupos, uno, en el ámbito del patrimonio y, otro, más bien en actividades culturales.
En el ámbito del patrimonio están las siguientes: En la enmienda 1203 pedimos rehabilitación del Corral de Gala, en Cadaqués, del Centro Cultural Gala-Salvador Dalí. En la 1204 pedimos ayudar a la finalización y mejora del auditorio de Barcelona. En la 1205 pedimos ayudar a la construcción del auditorio de Granollers. En la 1206 pedimos invertir en el teatre Lliure-Teatre Públic de Barcelona. En la 1208 pedimos ayudar a acabar la reconstrucción del Liceu, una obra ejemplar de colaboración de las instituciones, dicho sea de paso. En la 1209 pedimos ayudar también acabar las obras del Museo Nacional de Arte de Catalunya, el MNAC, en la última fase de las obras de un museo importantísimo. En la 1210, la 1211, la 1212, la 1214 hacen referencia a catedrales, la de Solsona, la Seu Vella de Lleida, Tortosa y Manresa. La 1213 hace referencia a la ampliación y mejora del Museo Arqueológico de Tarragona. Nuestro Grupo piensa que todas las actuaciones para mejorar el patrimonio son indispensables para preservar nuestro pasado, un pasado que hemos heredado y que nos honra y da prestigio, y esta colaboración con las distintas administraciones que requiere muchos esfuerzos es necesaria y por eso presentamos estas enmiendas.


Página 4000


En relación al segundo bloque de actividades culturales, la enmienda 1202 se refiere a una enmienda a la que la portavoz del Grupo Parlamentario de Senadores Nacionalistas Vascos ya se ha referido, que es incrementar la dotación del programa de promoción y cooperación cultural. Es una enmienda importante en el sentido de ayudar a conmemorar lo que ha significado el proceso de la transición española y lo que supuso el exilio derivado de la Guerra Civil, porque todo lo que suponga profundizar en conocer más nuestra historia, conocer y reconocer lo difícil que ha sido llegar a tener democracia y los sacrificios que ha supuesto para mucha gente y, por lo tanto, ver que hemos de esforzarnos para conservar este gran bien que es la democracia es positivo y todo el dinero, todo el esfuerzo inversor que se haga para mejorar esto es poco.
Las enmiendas números 1207 y 1215 se relacionan con temas musicales. Van dirigidas a que el Auditorio de Barcelona pueda seguir manteniendo la gran altura de sus actividades musicales y ayudar a las juventudes musicales, dada la tarea enorme que hace la Confederación de Juventudes Musicales de España, muy loable, pero también conviene aumentarla, por lo que presentamos esta enmienda. La música en este país ha hecho un gran avance, pero aún estamos a niveles inferiores a otros países europeos, y conviene hacer un esfuerzo en este ámbito de la música.
Finalmente, la enmienda número 1216 hace referencia a la formación de adultos en las fundaciones que dependen de agrupaciones políticas, y es para que los adultos puedan tener educación permanente, mejorar su participación y animar a la formación social, cultural y política de las personas relacionadas con los partidos políticos. Eso liga un poco con el tema de la democracia, y por tanto, fortalecer este tipo de formación derivada de los partidos políticos también nos parece un aspecto positivo de mejora y fortalecimiento de la democracia.
Estas son las enmiendas que presenta nuestro Grupo.
Nada más y muchas gracias.


El señor VICEPRESIDENTE (Prada Presa): Gracias, Senador Varela.
A continuación, para defender las enmiendas del Grupo Parlamentario Socialista números 1669, 1670, 1671, 1677, 1687, 1689 a 1700, y 1705 a 1708, tiene la palabra el señor Fernández Zanca, por tiempo de veinte minutos.


El señor FERNANDEZ ZANCA: Muchas gracias, señor Presidente.
Señorías, intentaré ser breve, dada la hora. El Grupo Parlamentario Socialista mantiene vivas 21 enmiendas que obedecen a nuestra intención de mejorar este presupuesto de la Sección 18, que, a nuestro juicio y como ya dije en la Comisión, es insuficiente, injusto e insolidario, elementos estos suficientes para rechazar este presupuesto, y que intentaré argumentar con datos a mi juicio difícilmente refutables, por mucho que se empeñen algunos.
Según ha dicho la propia señora Ministra, el crecimiento en educación, empleando términos homogéneos para comparar con el ejercicio 2001, es del 8,42 por ciento, por lo cual, si tenemos en cuenta la inflación real del año 2001 y la inflación prevista para el 2002, nos quedamos con que este incremento se queda reducido a poco más de la mitad. Pero si además revisamos los presupuestos de los últimos años, nos encontramos con lo siguiente: En el año 2000, los presupuestos de educación crecieron en un 10,6 por ciento; en el 2001 lo hicieron en un 9,53, y este año 2002 está previsto que se incremente, como decíamos antes, en un 8,42. Por tanto, lo que observamos es un crecimiento que va bajando de año en año, y va bajando en torno a un punto por ejercicio.
Con este dato, cabe preguntarse una cosa: ¿Cómo pueden el Gobierno y el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte afirmar que es prioritaria la educación, cuando año a año el incremento en educación va descendiendo? ¿Qué credibilidad pueden tener el Gobierno y el Ministerio cuando el presupuesto de educación representa el 0,8 por ciento del total de los Presupuestos Generales del Estado? Estas son las razones fundamentales que hacen que nos guste tan poco el presupuesto de esta Sección 18. Nos parece insuficiente, nos parece irrelevante en el conjunto de los presupuestos, y de ahí las enmiendas que hemos presentado, que pretenden en parte corregir este déficit, siendo optimistas; siendo realistas sabemos que van a correr la misma suerte que han corrido en la Comisión, tanto éstas como las que retiramos.
De todas formas, me gustaría hacer hincapié en algunas cosas, como en el capítulo de becas. En su conjunto, el capítulo de becas crece un 8 por ciento, es decir, está incluso por debajo --creo que es evidente y nadie lo discutirá-- del crecimiento medio del Ministerio. Pero es que, además, las becas que tienen un mayor impacto social, las becas que se refieren a los libros de texto, sólo crecen un 4 por ciento. Es decir, aplicada la inflación quedan prácticamente congeladas y, además, con una cuantía a todas luces insuficiente: 75,13 euros, o sea, 12.500 pesetas, lo que viene a suponer aproximadamente un tercio del gasto total por alumno al año.
Nos parece muy grave que las becas universitarias no sólo no crezcan sino que en el presupuesto se recoja que en el próximo curso habrá 12.250 becas universitarias menos, y si alguien pone en duda esto le recomiendo que lea la página 417 de la Sección 18. Con esta reducción de becas no sólo se quiebra la igualdad de oportunidades sino que cada vez nos aleja más de los países de nuestro entorno, porque no lo olvidemos, señorías: España sólo tiene 17 alumnos universitarios por cada 100 que disponen de una beca universitaria frente al 40 por ciento de la media de los países de la Unión Europea. Y otro tanto cabe decir de los Programas Erasmus y, de los programas Séneca, cuyas partidas --insisto, porque es así-- están congeladas. Señorías, el problema estriba en que como el Gobierno no eleva los umbrales de renta, hay muchos jóvenes que, cumpliendo los requisitos académicos, no pueden disponer de una ayuda al estudio. Y lo mismo podríamos decir en esta crítica al presupuesto en esta sección en lo referente a los créditos a estudiantes, partida a la que dedican una cantidad a nuestro juicio ridícula: 711.000 euros, y, además, se rebaja la cuantía del crédito, que pasa de 124.725 a 108.000 pesetas. También aquí estamos a la cola de Europa.


Página 4001


Decimos que es un presupuesto insolidario porque la partida destinada a educación compensatoria es insignificante a pesar de que su objetivo es o debería ser apoyar programas educativos en beneficio de las minorías y de los escolares en situación de riesgo y promover y apoyar programas contra el fracaso escolar y la inserción laboral. Sin embargo, como digo, es un presupuesto muy corto. Es un presupuesto que se olvida de los inmigrantes. Señorías, más de 100.000 niños inmigrantes están escolarizados en los centros educativos españoles, y su integración constituye, además, uno de los mayores desafíos de nuestro sistema educativo y, sin embargo, el Gobierno no dedica ni un duro, ni un euro a dar respuesta a este reto social y pedagógico.
El jueves, con toda seguridad, van a aprobar ustedes, señores Senadores del Partido Popular, el proyecto de ley orgánica de universidades, un proyecto de ley ampliamente contestado desde todos los ámbitos, contestación que tuvo su última expresión multitudinaria el día 1 de diciembre y que el Presidente del Gobierno despachó con esa gracia que le caracteriza como un lío; un lío en el que había mucha gente; gente muy variada. Pues bien, ningún compromiso de financiación ni en la ley, de la que ya hablaremos mañana, ni en estos presupuestos. Un presupuesto, en suma, que no apuesta por la modernización del sistema educativo, un presupuesto que no apuesta por la investigación científica ni las nuevas tecnologías, y una vez más vemos que esto queda relegado con una partida, a nuestro juicio irrisoria, como es la de 8,6 millones de euros. Es decir: insuficiente, irrelevante e insolidario serían los tres rasgos que caracterizan el presupuesto de educación.
Y ¿qué pasa en cultura? Más de lo mismo. Bajo el síndrome de la estabilidad y el equilibrio presupuestarios, la política cultural del Partido Popular vuelve a recorrer el mismo camino: política de escaparate, es decir, grandes eventos, fotos, saraos, política, en definitiva, de mantenimiento, que a veces no evita que se vean las grietas y los desconchones, como los que están apareciendo, en sentido figurado, afortunadamente, en la Dirección del Museo del Prado o en el Teatro Real.
Señorías, hay algo que es indiscutible y no se puede cuestionar, y es que el presupuesto de cultura para el año 2002 sigue siendo inferior en pesetas constantes al de 1995, el último que aprobó un Gobierno socialista, creo que es conveniente recordarlo de vez en cuando, y ustedes pueden maquillar sus cifras como quieran, pero la realidad es que en el próximo año, en el 2002, se va a invertir menos dinero en cultura que hace siete años, y claro, así nos va.
Voy a poner un ejemplo para ilustrar la desidia, el abandono y la falta de interés que tiene el Gobierno en materia de cultura. Recientemente se aprobó en esta Cámara la Ley del cine y de lo audiovisual, y resulta que, en este momento el Estado debe, por ayudas atrasadas y no pagadas al sector del cine, más de 3.000 millones de pesetas. Uno puede entender el afán del Partido Popular por el déficit cero, pero no a costa de no pagar las deudas. El Estado no puede ser un moroso, eso no es ningún mérito sino todo lo contrario, es un demérito. Así que ¿qué mejor momento para resolver este problema que la elaboración de los presupuestos para liquidar una deuda y, sobre todo, para mostrar un mínimo interés por un sector en alza y que tiene cada vez un prestigio mayor en todo el mundo? Pues no, no sólo se queda sin la financiación esa deuda de 3.000 millones de pesetas, sino que, por ejemplo, las ayudas automáticas a la amortización de largometrajes quedan rebajadas en un 21,4 por ciento, y pasan de un número de 229 en el 2001 a 180 en estos presupuestos, con lo que la industria del cine tendrá el próximo año unas expectativas bastante peores que las de este año. Ustedes siempre podrán sacar pecho y decir que el cine español va viento en popa, utilizando como argumento el éxito de taquilla de «Los otros» y de «Torrente 2», pero ustedes saben que el cine español va bien pero sólo en la creación, no en la industria.
El fomento a la traducción y a la edición tiene un recorte importante, pasa de 25 subvenciones a 20 este año próximo. Las giras presupuestadas para la Compañía Nacional de Teatro Clásico se reducen en un 92 por ciento, y pasan de 38 a 3. Esta es, en definitiva, la política cultural del Gobierno del Partido Popular: muchas fotos gubernamentales, grandes eventos, como el Congreso Internacional de la Lengua de Valladolid, pero ayudas reales a la creación, a la traducción, a la edición, como dicen ustedes, cero patatero.
Pasemos al deporte. Me gustaría empezar por algo, a mi juicio, indiscutible. El presupuesto de deportes es de algo más de 141 millones de euros, es decir 24.177 millones de pesetas, que representan el 0,12 por ciento del total de los presupuestos. Traducido esto a «sermo vulgaris» viene a decir que de cada 1.000 pesetas que se gasta de los presupuestos, un poco más de una está dedicada al deporte. Con esta peseta de cada mil pretenden ustedes incrementar la difusión, cooperación y promoción internacional del cine español, y para que quede claro su interés reducen el Programa 134.B en un 2,24 por ciento, y como quieren potenciar en los presupuestos --eso es lo que dicen-- la práctica deportiva en la población escolar y universitaria y quieren dejar bien claro que, esto es así, incrementan el Programa 422.P en un 3,44 por ciento, lo cual, aplicada la inflación, nos deja en menos de nada, no hay un aumento sino una disminución.
Dicen ustedes que van a promover actuaciones de apoyo científico, investigación y desarrollo tecnológico del deporte, y para que quede claro todo esto congelan todas las partidas dedicadas al apoyo técnico y científico y manifiestan ustedes su intención de fomentar y apoyar las actividades deportivas en colaboración con las Comunidades Autónomas, entes locales y federaciones y asociaciones deportivas, y como muestra de su voluntad, las partidas destinadas a las transferencias de las Comunidades Autónomas y a mutualidades deportivas o a instituciones sin ánimo de lucro desaparecen o se congelan en el mejor de los casos.
Señorías, es cierto que el Programa 457.A crece --hay que reconocerlo-- de una forma importante, pero también es cierto que es un crecimiento engañoso porque viene

Página 4002


motivado por dos actuaciones puntuales: las obras de los Juegos del Mediterráneo de Almería del año 2005, que están presupuestas con seis millones de euros, y las obras de las residencias para deportistas de alto rendimiento en Madrid y en Sierra Nevada, con un crédito de 11,4 millones de euros.
Estamos totalmente de acuerdo con estas inversiones, que son realmente las que han incrementado de forma sustantiva esta partida, pero no estamos de acuerdo, con que se hagan a costa de otras inversiones, y esto es lo que está sucediendo en todas las otras partidas de este programa, que se han visto reducidas porque el dinero está para estas dos actuaciones puntuales.
En resumen, en el deporte para el año 2002 se va a invertir, una vez más y descontada la inflación, menos dinero que en 1995, y al Gobierno le da igual que estemos al inicio, a la mitad o al final de un ciclo olímpico porque mantiene el mismo presupuesto, con los mismos objetivos, año tras año, sin introducir los ajustes que requiere cada momento.
Esa es la razón de que hayamos presentado estas 21 enmiendas que ya he defendido con tan poco éxito en la Comisión y que, para no aburrirles, no vuelvo a reiterar aquí.
Muchas gracias.


El señor VICEPRESIDENTE (Prada Presa): Gracias, Senador Fernández Zanca.
El turno en contra será compartido por los Senadores, Abejón y Terán.
Tienen ambos un tiempo máximo de veinte minutos.


El señor ABEJON ORTEGA: Gracias, señor Presidente.
Señorías, vamos a intervenir en contra de los vetos presentados por el Grupo Parlamentario Entesa Catalana de Progrés, por el Grupo Parlamentario Socialista y por Izquierda Unida --el del Grupo Parlamentario de Senadores Nacionalistas Vascos ha sido retirado-- mi compañero Terán y yo. Yo intervendré en la parte de educación y el Senador Terán lo hará en la parte de cultura y deportes.
En el planteamiento que ha hecho el portavoz del Grupo Parlamentario Entesa Catalana de Progrés no voy a entrar porque creo que en los presupuestos sí debemos hablar de números, debemos hablar de obras y debemos hablar de programas, y en los mítines sí que debemos hablar de política, sí que debemos hablar de ideología, y a mí, sinceramente, me ha parecido, con todos los respetos, una historia para los niños que están en la cama pero no para mí, con mi madurez. Usted tiene sus ideas, yo tengo las mías y no me va a hacer cambiar, ni yo a usted ni usted a mí.
En el sector de educación no le he oído prácticamente nada. Las enmiendas que había presentado --que, dicho sea de paso, son las mismas que las del Grupo Parlamentario Socialista--... (El señor Bonet i Revés: ¡No!) Yo he dicho que voy a intervenir en educación; y en educación son las mismas.
Además, a la hora de motivar el veto, es exactamente lo mismo que ha hecho el Partido Socialista. (El señor Fernández Zanca: No hemos presentado ningún veto.) El veto, la impugnación, la enmienda a la totalidad, como lo quieran llamar. En esos papeles aparece veto.
Exactamente ponen impugnación o enmienda a la totalidad.
Vamos a por ello. Dicen que los presupuestos son irrelevantes e insuficientes. Voy a trataren este tiempo de dejarlo todo bastante clarito. Por supuesto que son menos que hace dos años. Por supuesto que ahora es el 0,8 por ciento de los Presupuestos Generales del Estado, pero no engañemos a la opinión pública porque ustedes quieren lanzar cifras mágicas. ¿Y esas cifras mágicas cuáles son? Que España invierte en educación mucho menos que la media de la OCDE, que el Gobierno ahora invierte en educación el 0,8 por ciento de los presupuestos. Los españoles invierten en educación un 5 por ciento del PIB y a eso hay que sumar un uno por ciento que invierten las familias españolas, y eso es un 6 por ciento, que es la media de la OCDE. Eso son 6,6 billones de pesetas que invierten todos los españoles y que están en los presupuestos de las administraciones públicas autonómicas y en los Presupuestos Generales del Estado.
Eso es una cifra con rigor porque respecto de lo demás, podemos decir a la opinión pública que el Estado invierte en educación en España un 0,8 por ciento, además no del PIB, sino de los presupuestos. Le estoy hablando de un PIB de 114 billones de pesetas en torno a un 6 por ciento.
Es una cifra importante. Todos los españoles han hecho un esfuerzo y lo hemos ido incrementando, ustedes cuando gobernaron y nosotros cuando hemos gobernado. Eso es para estar satisfecho de este esfuerzo.
Por lo tanto, no debemos ridiculizar las cifras. El presupuesto del Ministerio es hoy el que es por las competencias que tiene y 330.000 millones es una cantidad relevante, importante, dadas las competencias que le han quedado en la educación, en la cultura y en el deporte porque usted sabe como yo que, efectivamente, hay mucho transferido por no decir la gran parte en materia educativa.
No es prioritario y es regresivo. Usted se enzarza en datos que a mí me encantan. Me ha encantado su intervención porque aquí estamos para debatir y yo ahora le voy a decir lo que hacían ustedes y lo que hemos hecho nosotros para que sus señorías analicen y reflexionen. ¿Que les parece poco un 8,42 por ciento? Y a todos si el dinero de los españoles fuese ilimitado, pero tenemos el compromiso de optimizar el gasto porque son limitados los ingresos. Dígame si ustedes van a subir los impuestos para recaudar más dinero y luego le diré de dónde lo van a sacar.
Le parece poco que suba un 8,42 por ciento educación, que lo haga la cultura un 7,98 por ciento y el deporte un 8,11 por ciento, y lo compara con los ejercicios anteriores. Dice que van decreciendo. Cuando queremos utilizamos el incremento real y cuando no nos interesa el incremento deflactado que es el auténticamente real. Ha mezclado dos cosas . Ha dicho que quitemos la inflación del 2001 y la del 2002, y yo le digo que la del 2000 y la de años anteriores. Pero eso no tiene rigor. El rigor está en que si yo presupuesto este año para el año 2002 sólo tengo que tener en cuenta la inflación del 2002.


Página 4003


¿Cuánto suben los presupuestos para el 2002 y cuánto sube la inflación para el 2002? Lo previsto. Efectivamente. Luego le diré la acumulada. La deflactada, que es lo que usted quiere saber, este año sube un 6,42 por ciento. Está de acuerdo conmigo porque las previsiones del Gobierno son un 2 por ciento de inflación. Está de acuerdo.
En el 2001 --lo ha dicho muy bien-- 9,53 por ciento. Si le quitamos la inflación nos quedaríamos en el 6,53 y en el 2000 --ha dicho usted un 10,6 por ciento-- deflactado podemos estar en torno a ese 6,6 por ciento.
Ahí están las cifras. A usted le parece poco. Está en su derecho de que le parezcan poco estos incrementos en torno al 6,6 por ciento deflactado en los presupuestos. Estamos hablando para el año 2002 de un 300 por ciento por encima de la inflación. Ya quisiera ver las Comunidades Autónomas donde ustedes gobiernan porque así vería las prioridades que cada Gobierno fija, pero este no es el momento.
Por lo tanto, es un crecimiento importante, y lo que usted llama regresión, irrelevancia, insuficiencia y no prioritario para nosotros es un crecimiento sostenido importante que está en torno a esa cifra del 6,5.
Estoy seguro de que para dar estos datos ustedse apoya en lo que crecían los presupuestos cuando gobernaba el Partido Socialista. Es bueno recordar la última década. (El señor Fernández Zanca: Ya son seis años.) Le voy a leer lo que sucedió en los últimos cuatro años; en 1992 subieron los presupuestos un 1,6 por ciento. (Rumores.) Déjenme hablar, que yo les he escuchado.


El señor VICEPRESIDENTE (Prada Presa): Continúe, Senador Abejón.
Silencio, señorías.


El señor ABEJON ORTEGA: En el año 1993, menos 0,5 por ciento; en 1994, menos 2,3 por ciento; en 1995, más 1,6 por ciento; y en 1996, que era prorrogado, menos 3,5 por ciento. Sin embargo, ahora les parece poco la subida en 1998 y 1999 de un 4,5 por ciento y la cifra que les he dado antes sobre el 2000, 2001 y 2002.
Después, argumenta que es un presupuesto injusto e insolidario porque no atiende a las becas ni a la educación compensatoria. Pero le tengo que decir que, efectivamente, la educación especial en los presupuestos sube un 17,2 por ciento, la educación compensatoria sube un 11,11 por ciento y el programa de becas sube un 9 por ciento: Son cantidades considerables.
Sé que ustedes no las quieren entender, pero es muy difícil demostrar a todas sus señorías que es insolidario cuando estas partidas son así y las becas suben un 9 por ciento.
A mí me gustaría aclarar todas las cosas que se han dicho en la calle sobre el tema de las becas. En estos momentos está muy claro que, gracias a un logro de la sociedad y no de los partidos políticos, todos estudian la enseñanza obligatoria y nadie deja de estudiar en la universidad por falta de medios económicos. Si ustedes tienen datos en contra, me gustaría que me dijesen si conocen a gente capacitada que no puede estudiar porque no se le ayuda.
Por lo tanto, en cuanto a las becas, me gustaría resaltar dos cosas importantes. El número global de becas ha aumentado considerablemente; si hacemos un repaso de la evolución histórica, nos encontramos que en la actualidad en el sistema educativo español hay 1.267.000 becarios mientras que en el período 1992-1993 había 965.000: Gracias a sucesivos incrementos, ahora hemos conseguido la cifra que tenemos. De manera que si hacemos referencia al citado período 1992-1993, vemos que ha habido un incremento del 24 por ciento; pero si hacemos referencia a años anteriores, observamos un incremento del 42 por ciento.
Quiero comentar esto porque se suele decir que las becas bajan continuamente y no es así. Pero, además, tenemos que ser rigurosos y tener en cuenta que la situación educativa en nuestro país ha ido cambiando. Yo me acuerdo de lo que había antes --y el señor Fernández Zanca, que es docente, debe saberlo--, y no se parece en nada a la situación actual. En este momento la educación es gratuita en muchas Comunidades desde los 3 a los 16 años, y entre los 14 y los 16 años y los 3 y 6 años ya no hay becas porque es una enseñanza gratuita. Si vamos aumentando las becas y cada vez es mayor el tramo de la enseñanza gratuita, los datos no coinciden con lo que usted ha comentado.
Quiero comentar las partidas económicas para que quede constancia de ellas en el «Diario de Sesiones». La idea que se tiene en la calle es que, desde que entró el Gobierno del Partido Popular, no se han incrementado las becas. Pero el incremento de las becas desde que entró a gobernar el Partido Popular ha sido de un 46 por ciento, y se lo voy a desglosar ahora. En 1996 se destinaron 78.869 millones de pesetas; en 1997 fueron 80.515 millones de pesetas; en 1998, 87.934 millones de pesetas; en 1999, 97.860 millones de pesetas; en el 2000, 101.832; en el 2001, 104:869; y, como muy bien conocen sus señorías, en el 2002, 115.000 millones de pesetas. Como ya le he dicho, en el primer año de gobierno del Partido Popular aumentó un 46 por ciento; si quiere saber el porcentaje del 2001 y del 2002, divida 115.000 entre 104.869 y verá que le da 1,10, es decir, un incremento del 10 por ciento. Eso está en los presupuestos.
Por lo tanto, no entiendo que haga esta referencia a la cantidad de becas. En cuanto a los tipos de becas, he de decirle que han mejorado muchas partidas importantes; así, el sistema general que usted ha comentado, que le parece poco porque han presentado una enmienda en este sentido, se ha incrementado un 13 por ciento. Y si vamos a otro sistema de becas universitarias, que yo quisiera resaltar, se empeñan en decir que hay 12.250 becarios menos, y yo le digo que hay 20.000 becarios más.
Esta cifra la puede utilizar donde quiera y durante mucho tiempo, lo que ha dicho usted en la tribuna y lo que he dicho yo.
En el año que termina teníamos 388.931 becarios. Si usted pide el dato al día de hoy, en el Ministerio le facilitarán los datos que acabo de mencionar. Si usted analiza los presupuestos, las previsiones son de 407.650 becas. Haga la diferencia y eso indica que prácticamente son 20.000 becarios.


Página 4004


Pero, además, no quieren entender --porque no les interesa-- que el 27,19 por ciento son becarios, no eso que dice usted. Divida 407.650 becarios entre un millón y medio y eso da un 0,27,19 por ciento de becarios, porque esa es la realidad.
Esos son los datos y, si no me saca usted más universitarios y no me dice que es mentira el dato que le doy de las becas, ésos son los becarios que tenemos.
Voy a ir terminando, porque tiene que contestar mi compañero y todavía tengo la oportunidad de intervenir en el turno de portavoces.
Muchas gracias.


El señor VICEPRESIDENTE (Prada Presa): Gracias, Serrador Abejón.
A continuación, tiene la palabra el Senador Terán, por tiempo de seis minutos y medio.


El señor TERAN MOLLEDA: Muchas gracias, señor Presidente.
Al menos tengo tiempo para fijar la posición de mi Grupo.
Vamos a votar en contra de todas las enmiendas presentadas por los distintos grupos, con excepción de las enmiendas del Grupo Parlamentario Catalán en el Senado de Convergència i Unió, números 1206 y 1215, que son objeto de una transacción; y vamos a votar favorablemente en sus propios términos las enmiendas números 1208 y 1209 del mismo Grupo Parlamentario.
Siento, señor Varela, no hacer referencia a otras enmiendas por brevedad de tiempo.
En cuanto a la señora Etxegoyen, simplemente debo comentarle que algunas de sus enmiendas ya se contemplan y tienen dotación en los Presupuestos Generales del Estado, como es el caso de la número 208 relativa al Festival de Cine de San Sebastián.
En otros casos, se considera innecesario crear partidas nominativas, puesto que existen otras vías de financiación en convenios y acuerdos de colaboración con las Comunidades Autónomas, caso de la número G13.
Con relación a Fadura, salir del sistema actual se puede considerar discriminatorio con respecto a otros centros de alto rendimiento de España. Por lo tanto, vamos a votar en contra de las enmiendas.
En cuanto a las fundaciones para partidos políticos con representación parlamentaria cuyo fin es analizar la transición española, debo decir que su enmienda número 612, junto con las números 311 del Grupo Parlamentario Mixto, 831 del Senador Quintana González, 1202 del Grupo Parlamentario Catalán en el Senado de Convergència i Unió y 1668 del Grupo Parlamentario Socialista, ya están recogidas en el dictamen de la Comisión, a través de la enmienda número 1135 del Grupo Parlamentario Popular.
Con relación al Grupo Parlamentario de Entesa Catalana de Progrés, cuando habla de centralismo o dice una frase más o menos parecida a ésta: se refuerza el centro para disminuir la periferia, parece ser que entra usted en contradicción con un grupo de enmiendas que son una impugnación a prácticamente todos los programas de cultura y deporte, aduciendo y asegurando que se provoca una permanente invasión de competencias y que se vulnera el cumplimiento de una ley orgánica como es el Estatuto de Autonomía de Cataluña.
No le voy a leer el artículo 149.1 de la Constitución, ni tampoco su apartado 2, pero lo que sí quiero recordarle es que el Estado programa para atender actuaciones de alta dirección, coordinación, asesoramiento técnico, relaciones con otros países, etcétera, pero, en definitiva, estos programas no invaden competencias de las Comunidades Autónomas sino que atienden a distintos niveles de responsabilidad.
Incidiendo en el tema del centralismo, quiero recordarle que no hay que despreciar planes como el museos o el de catedrales; que yo sepa, la catedral de Burgos no está en Madrid, como tampoco lo está la de León. Yo soy de Cantabria y le puedo decir que no es para despreciar una obra como la Reproducción y el Museo Altamira que está en Cantabria; es decir, no todo se realiza en Madrid sino que las inversiones se distribuyen equitativamente por todo el territorio nacional, aunque hay que destacar que las llamadas instituciones de cabecera no son para dejar en el olvido.
Senador Fernández Zanca, portavoz del Grupo Parlamentario Socialista, tengo que reconocerle que ha realizado un gran esfuerzo a la hora de analizar los presupuestos, que acierta y rebusca para destacar algunas de las partidas que considera que no aumentan y piensa incluso que disminuyen. Pero realiza comparaciones que no son totalmente ciertas. Le voy a poner un ejemplo. Ha hablado de los Presupuestos de deporte para el año 1995 del Gobierno del PSOE y los ha comparado con los de 2001 y 2002 del Gobierno del Partido Popular. Pero oculta que en los presupuestos de 1995, 3.565 millones de pesetas estaban destinadas al saneamiento del fútbol profesional, aunque las competencias del INED de Madrid, que suponían una dotación de 680 millones de pesetas, fueron transferidas.
Ha hecho una comparación similar en cuanto a Cultura y he de decirle que en 1995 existía un Ministerio de Cultura y que en estos momentos hay una Secretaría de Estado, lo que conlleva muchísimos menos gastos de gestión en bastantes partidas del presupuesto. Pero no cabe duda y es irrefutable que los presupuestos de Cultura aumentan en un 7,98 por ciento y los de Deporte en un 8,11 por ciento y sí se destinan a centros de alto rendimiento, como hacían los Presupuestos del Partido Socialista a estas actividades que he mencionado, lo que no supone que vaya en detrimento de otras.
Usted ha destacado como significativo el aumento de un 92 ó 93 por ciento de las actuaciones da la Compañía de Teatro Clásico, si mal no recuerdo.
Ha acertado usted y tengo que darle la razón. Pero he investigado las causas y he comprobado que es un error. A mí me sorprendía mucho que en los años 2000 y 2002 figuren tres, pero son actuaciones, mientras que lo que figura en 2001 son visitas a ciudades con esas tres actuaciones que tenía programada la Compañía, y no se puede predecir en estos momentos cuáles van a ser las de 2002. Pero es un error. De todas formas,

Página 4005


ya le he comentado que usted analiza bien los Presupuestos.
Le puedo añadir, aunque creo que voy mal de tiempo...


El señor VICEPRESIDENTE (Prada Presa): Senador Terán, efectivamente, se ha encendido la luz. Le ruego termine, señoría. Después dispondrá de cinco minutos, pero ahora ha terminado su tiempo, se ha pasado exactamente en 33 segundos.


El señor TERAN MOLLEDA: Quiero destacar precisamente algunos de los programas que suponen en Cultura un gran incremento, y le voy a recordar lo que ha comentado sobre el cine: de partir de cero pasamos a un incremento del 30,2 por ciento; en cuanto a las llamadas ayudas automáticas aumentan un 20,83 por ciento; también ha habido un incremento considerable del 19,51 por ciento en cuanto a la promoción del libro y la lectura, que también es cultura; y aumentos en Deporte...


El señor VICEPRESIDENTE (Prada Presa): Senador Terán, le ruego concluya.


El señor TERAN MOLLEDA: No puedo finalizar mi intervención sin dejar de añadir que también le doy la razón en otra cosa. Estos presupuestos son insuficientes porque todo lo que se dedique a cultura y a deporte puede ser insuficiente, pero tienen un alto crecimiento y no son comparables con los de ejercicios anteriores como usted ha manifestado.
Muchas gracias.


El señor VICEPRESIDENTE (Prada Presa): Gracias, señoría.
Turno de portavoces. ¿Grupo Parlamentario Mixto? (Pausa.) ¿Grupo Parlamentario de Coalición Canaria? (Pausa.) ¿Algún Grupo Parlamentario desea utilizar el turno de portavoces? Tiene la palabra la Senadora Etxegoyen.


La señora ETXEGOYEN GAZTELUMENDI: Gracias, señor Presidente.
En primer lugar, quisiera mostrar mi agradecimiento, nobleza obliga, al Senador que ha hecho referencia, aunque no las haya aceptado, a las enmiendas que he defendido. No comparto su criterio, pero en este caso posiblemente se trate sólo de una diferencia de ubicación. A ustedes les toca hacer la redacción de los presupuestos, establecer las distintas prioridades, y yo creo que nosotros lo habríamos hecho mejor en este punto. Pero, bendito sea Dios, algún día será.
En cualquier caso, me hubiera gustado que hubiera hecho alguna referencia a la única enmienda que realmente considero importante, a la que usted no ha hecho la más mínima alusión. Y a lo mejor soy reiterativa en este punto, pero considero que es muy importante para el Ayuntamiento de la que soy concejala, para el Ayuntamiento en el que también ustedes gobiernan, y la situación en la que se quedan sus compañeros y los míos en el Ayuntamiento de Irún es lamentable.
Señorías, cuando redactamos esta enmienda la presentamos contando con muchos dineros. Quizá fuimos ingenuos --a ustedes les consta por muchas razones que no somos perfectos--, pero cuando menos creo que en este punto el trabajo lo hemos hecho bien. Como digo, contábamos con ese dinero. Y les voy a leerlo que indica el punto número 3 de la justificación que obra en el «Diario de Sesiones» de esta Cámara. Dice así: La ubicación del proyecto... --el Parque de Aguas Bravas es un proyecto muy singular que tiene que ver con el piragüismo, dentro de un parque periurbano-- ... dentro de la competencia del Departamento de Costas... --que era donde ustedes lo ubicaron-- ... permitiría, a nuestro entender, añadir a las dos razones anteriores una justificación de la intervención del Estado, como ya lo hizo el año anterior con la aportación de diez millones ... --poco era, pero diez millones--... y el compromiso de 200 millones para el ejercicio de 2002 --el cual podría perfectamente verse aumentado.
Señorías, no es culpa de ustedes. Por un lado, es culpa de quien ha redactado los presupuestos, que ha cometido un error. Pero eso se puede remediar. También ha sido un error flagrante, un error de bulto de la gente de mi Ayuntamiento, que contaba con que ustedes, efectivamente, iban a hacer algo que comprometieron el año pasado. No lo han hecho. ¿Y qué ha ocurrido? Que han pasado los días, han pasado los meses, ha llegado el día 26 de noviembre, y no han podido siquiera enmendar sus propios presupuestos. Reconózcanlo. En caso contrario, dígannos qué podemos hacer con este tema. Pero no nos dejen así, no sólo a mí --que puedo aguantar eso, y muchas más carretas--, sino también a sus compañeros del Ayuntamiento de Irún, que repito que también están gobernando y llevan la Delegación de Urbanismo y la Delegación de Grandes Proyectos, siendo éste uno de los más emblemáticos.
A los señores Borja Sémper y Javier Damboriena, muy amigos míos, y a los que quiero mucho, les han dejado ustedes en ropa interior. Por tanto, díganme si tienen alguna razón para no aceptar esta enmienda, salvo exclusivamente que nosotros la hayamos presentado siendo del Grupo de Senadores Nacionalistas Vascos.
De todas formas, creo que mañana tendremos oportunidad de seguir hablando de este tema, y tanto si figura en una sección u otra, como quiero mucho a su gente en mi Ayuntamiento, les pediría que retomaran su postura.
Muchas gracias.


El señor VICEPRESIDENTE (Prada Presa): Gracias, Senadora Etxegoyen.
¿Algún otro grupo desea intervenir? (Pausa.) Por el Grupo Entesa Catalana de Progrés, tiene la palabra el Senador Bonet.


El señor BONET I REVES: Gracias, señor Presidente.
Señor Abejón, yo no he hecho un mitin, que es mucho más vibrante que las palabras que he expresado. Yo quería explicar algo muy sencillo: las razones de un veto a un presupuesto de un Ministerio que cuenta con 366.000 millones

Página 4006


de pesetas. Y no puede haber 366.000 millones de razones, sino, sencillamente, pasa algo muy claro: estamos ante un Ministerio que cuenta con mucho dinero, pero que, como tiene transferidas sus competencias, casi no tiene obligaciones y se dedica sencillamente a hacer que se cumpla una regla de tres, es decir, Madrid será a París, como Barcelona será a Marsella. A eso creemos que se dedica este Ministerio.
Por otro lado, señor Terán, usted ha visto una cierta contradicción por el hecho de que algunas de nuestras enmiendas se refieran a que existe una invasión de competencias a la hora de realizar subvenciones. Esto quizá tenga que explicarlo mejor. Hay muchas sentencias del Tribunal Constitucional que dicen que cuando se trata de subvenciones del Gobierno en materias de competencia exclusiva de las Comunidades Autónomas el dinero no se tiene que dar a las personas subvencionadas, sino a las propias Comunidades Autónomas de forma incondicional. Ello se cumple repetidamente, y el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte se pasea por toda la geografía del Estado con muchos millones haciendo lo mismo que hacía el rico Epulón ante el pobre Lázaro.
Y éste era el sentido de las enmiendas. Es decir, si hay actuaciones del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte en las Comunidades Autónomas, y si es cierto que les sobra dinero, deben darlo a las Comunidades Autónomas y no subvencionar a unos o a otros por la puerta de atrás. E insisto, éste era el sentido de las enmiendas y no veo en ello ninguna contradicción.
Nada más, y muchas gracias.


El señor VICEPRESIDENTE (Prada Presa): Gracias, Senador Bonet.
Por el Grupo Parlamentario Catalán en el Senado de Convergència i Unió tiene la palabra el Senador Varela.


El señor VARELA I SERRA: Gracias, señor Presidente.
Voy a intervenir con mucha brevedad para agradecer la aceptación de algunas de nuestras enmiendas. Las que quedan pendientes abordan temas que insistiremos deben realizarse, tal y como ya he indicado.
Pero quisiera hacer un pequeño comentario a mis admirados compañeros de la Comisión de Educación y Cultura. Aunque casi siempre estoy de acuerdo con el señor Abejón, lo cierto es que ha dicho una cosa sobre la que considero debe recapacitar, y es la de que el señor Bonet no nos va a hacer cambiar de idea. Creo que esta frase no es afortunada. Como usted ha dicho, estamos aquí para debatir y deberíamos ayudarnos los unos a los otros a cambiar de idea cuando hay alguna acertada. Algunas ideas que ha expresado el señor Bonet son, cuando menos, para pensar sobre ellas.
La invasión de competencias que él ha denunciado también la ha denunciado este portavoz en muchas ocasiones, aunque éste no es el momento de hacerlo. No quiero ver ahora si se cumplen o no, es un tema a analizar, y por tanto, no se puede rechazar de entrada, pues, insisto, éste no es el momento oportuno.
En cuanto al centralismo y la acumulación de inversiones, sólo voy a dar un dato para recapacitar sobre él. Solamente en el museo Thyssen-Bornemisza el Gobierno central ha invertido en los últimos años 60.000 millones de pesetas. Quizá cabría hacer una reconsideración sobre el reparto de inversiones en todo el Estado.
Nada más, y muchas gracias.


El señor VICEPRESIDENTE (Prada Presa): Gracias, Senador Varela.
Por el Grupo Parlamentario Socialista tiene la palabra el Senador Fernández Zanca.


El señor FERNANDEZ ZANCA: Gracias, señor Presidente.
En primer lugar, voy a responder brevemente al Senador Abejón. Tengo que agradecerle que hoy no me haya reñido, pues tal y como estaba el ambiente en la Cámara y, sobre todo después de ver la bronca que soportó mi compañero, el portavoz de infraestructuras, es de agradecer, como digo, que no me hayan reñido. Vaya, pues, por delante mi agradecimiento. Pero debo decirle una cosa, usted maneja unos datos distintos a los del Ministerio, y me gustaría que lo comprobara, porque la información que me ha facilitado el Gobierno, respondiendo a preguntas escritas, no concuerda con la que tiene usted. Considero, pues, que sería importante que contrastara usted esa documentación.
Le he dicho dónde aparece el dato que indica que va a haber 12.250 becarios menos: en la página 417 de la Sección 18, y en reciprocidad, me gustaría que usted me dijera, cuando usted lo tenga a bien, dónde aparece esa cifra de 20.000 becarios más de la que usted habló, pues supongo que me será de mucha ayuda.
Senador Terán, en primer lugar, le agradezco el tono y que haya reconocido alguna cosita, lo cual es de agradecer también. Pero le voy a dar solamente dos datos: año 1995, deporte, traducido a euros serían 142,82 millones de euros; año 2002, 145,31 millones de euros. De 142,8 a 145,3, y estamos hablando de siete años de diferencia. Esto es lo que me da a mí argumentos para decir que el presupuesto de deporte, una vez aplicada la inflación correspondiente, es inferior para el año 2002 que para el año 1995, y exactamente lo mismo pasa en cultura.
Termino. Ha dicho que las ayudas automáticas a largometrajes han tenido un incremento importante. Creo que manejamos distintos papeles o hemos hecho alguno las cuentas mal, porque yo he contado que el año pasado había 229 ayudas y este año 180. Por tanto, han disminuido.
Nada más y muchas gracias.


El señor VICEPRESIDENTE (Prada Presa): Gracias, Senador Fernández Zanca.
Por el Grupo Popular, tiene la palabra le Senador Abejón.


El señor ABEJON ORTEGA: Gracias, señor Presidente.
Quiero agradecer, en primer lugar, a los portavoces de todos los partidos sus intervenciones. Señor Fernández

Página 4007


Zanca, yo soy un hombre dialogante y abierto a negociar y usted lo sabe perfectamente porque le ha tocado negociar conmigo, y los que están negociando en estos momentos podrían dar fe de ello. Yo me he dirigido con el calor que requiere el debate. Ustedes han planteado en educación un debate que me parece correctísimo y nosotros hemos planteado hoy aquí el debate de sus datos y nuestros datos. Simplemente es ese contraste de datos el que debe existir.
Ya que he empezado con usted, sigo. Yo le he dicho que hay 20.000 becarios más y usted dice que hay 12.250 becarios menos, y me pregunto en qué páginas aparece ese dato. Esto es muy sencillo. Hay un análisis de presupuesto y este dato lo hemos de ver porque estamos analizando previsiones, pero el tiempo nos hará ver la realidad. Es decir, el próximo año, si estoy aquí y tengo la oportunidad de debatir los presupuestos con usted, le diré: ¿ve cómo eran 408.000 becas y no 300.000? Estamos hablando de previsiones y yo le he dicho que esas previsiones son 408.000. Usted me dice que hay 12.250 becarios menos.
Sabe usted, porque ya se lo han explicado, que cuando hacemos comparaciones homogéneas de este año respecto del año anterior no tenemos las becas de distrito abierto, que se ponen por primera vez este año, pero son las becas --como usted sabe-- más importantes. Esas becas de distrito abierto las solicitaron inicialmente 57.000 alumnos. Le digo que solicitaron porque esto lo hicieron en febrero, luego han tenido que aprobar, después han tenido que matricularse y ahora estamos en ese proceso.
Yo le digo a usted que fueron 57.000 alumnos los que solicitaron las becas de movilidad de distrito abierto para empezar en el primer curso y en estos momentos se han concedido 35.000. Sabe usted que ahí no se compara un ejercicio con el anterior porque esas becas no existían. Si lo compara, tenemos esa diferencia que hay entre ustedes y nosotros, porque las becas de movilidad amparan a los de primero, a los de tercero, a los de cuarto y a los de quinto porque hay becas de movilidad, lo sabe usted, que se dan en distrito abierto, hay otras becas de movilidad y hay otras becas Erasmus, que al fin y al cabo son becas de movilidad, pero yo me refiero a las que da el Gobierno de España. Ahí está la diferencia y yo creo que ése es el contraste que debemos analizar.
A la portavoz del PNV, Senadora Etxegoyen, le diré que me tomaré toda la preocupación respecto de lo que usted plantea aquí sobre el tema de realizar unas obras en el Parque de Aguas Bravas en la población de Irún; en el término de Oxinbiribil. Efectivamente aquí ha dado unos datos, sabe usted que los presupuestos son flexibles y tienen capacidad para recoger los compromisos que usted ha manifestado aquí. Yo le digo que si hay unos compromisos de Gobierno, se van a cumplir. Usted está preocupada por el pueblo, yo no soy de allí, pero me voy a preocupar para ver cumplido ese compromiso haciendo un seguimiento de esa cuestión del piragüismo en esa población.
En cuanto al señor Bonet, no comparto sus argumentaciones. Yo me refería a un tema de ideología política; y cada uno pensaremos como tengamos que pensar, pero como estamos gobernando para todos y en estos momentos representamos a todos los españoles y tenemos que legislar y preocuparnos por todas sus necesidades, en ese sentido yo siempre estaré dispuesto al diálogo, al consenso, al entendimiento y, desde luego, a hacer de Cataluña, de su tierra, de mi tierra, lo mejor para todos los catalanes.
No lo dude porque quien me conoce sabe, y aquí adquiero mi compromiso, que lo voy a hacer y lo llevaré a cabo.
Por tanto, termino como he empezado, dando las gracias a todos, y esto no es ni más ni menos que el inicio de lo que va a ser el próximo año. Nos veremos en Comisión, y seguiremos trabajando para llegar al diálogo, al consenso y al entendimiento, pues ahí siempre estaré yo.
Muchas gracias.


El señor VICEPRESIDENTE (Prada Presa):Gracias, Senador Abejón.
Finalizado el debate de la Sección 18, Educación, Cultura y Deporte, pasamos a la Sección 19, Trabajo y Asuntos Sociales, Sección 60, Seguridad Social, e IMSERSO.
En primer lugar, enmienda de veto y enmiendas números 720, 702, 703 y 721, de la Senadora De Boneta y Piedra. Tiene su señoría la palabra por tiempo de seis minutos.


La señora DE BONETA Y PIEDRA: Muchas gracias, señor Presidente.
Señorías, yo creo que ayer cuando se debatía el veto de esta Senadora de Eusko Alkartasuna a los Presupuestos Generales del Estado, los argumentos del veto a esta Sección quedaron suficientemente reflejados en el debate político. Este es un tema de fondo, de discusión de cumplimiento del Estatuto de Gernika, y creo que con las manifestaciones y el debate de ayer no parece necesario profundizar de nuevo en los mismos argumentos.
Toda vez que, sin que hayan variado en absoluto las posiciones de Eusko Alkartasuna al respecto, no parece que ésta sea la hora ni el momento oportuno para seguir debatiendo sobre un tema que necesita de mucha tranquilidad y, sobre todo, que no puede ser más que objeto de reiteraciones en este momento.
En ese sentido, quiero decirle, señor Presidente, que doy por defendido el veto a la Sección 19. Y de la misma manera quisiera que el señor Presidente tomara nota de que por las mismas razones, puesto que a la Sección 20, de Ciencia y Tecnología, también hemos presentado un veto y, por tanto, formó parte de la argumentación del veto general como consecuencia de la no transferencia de investigación contenida en artículo 10.16 del Estatuto de Gernika, voy a dar por defendidas ambas Secciones.
Por lo tanto, señorías, doy por defendidos en este mismo acto, tanto los vetos como alguna enmienda puntual a la Sección 60.
Nada más y muchas gracias.


El señor VICEPRESIDENTE (Prada Presa): Gracias, señoría.
Les recuerdo a sus señorías que a petición de los portavoces presentes, esta Presidencia ha acordado que el debate de hoy concluya con la Sección 21. No entraremos, como inicialmente estaba previsto, en el debate de la Sección 22 correspondiente a Administraciones Públicas.


Página 4008


A continuación, proceden dos vetos y las enmiendas números 327 a 363 y 558, de los Senadores Cámara Fernández y Cabrero Palomares, que han sido defendidas. Por tanto, pasaríamos a las enmiendas del Senador Quintana González, del Grupo Parlamentario Mixto, números 843 y 844. El Senador Quintana tiene la palabra por tiempo de dos minutos.


El señor QUINTANA GONZALEZ: Muchas gracias, señor Presidente.
Ultimamente, cuando en esta Cámara y en otros foros políticos se habla del colectivo de emigrantes es para identificar problemas relativos al censo de residentes ausentes, problemas, a fin de cuentas, electorales y de ejercicio de un derecho democrático. Pero los derechos de los emigrantes también son otros y, desgraciadamente, tampoco están bien cubiertos por estos presupuestos.
Por eso, nosotros hemos presentado dos enmiendas, la 843 y la 844, mediante las que solicitamos partidas presupuestarias que permitan una cobertura de la asistencia sanitaria mínima a los emigrantes, así como la financiación de las actividades del Consejo General de la Emigración y de los consejos de residentes.
Muchas gracias,

El señor VICEPRESIDENTE (Prada Presa): Gracias, Senador Quintana.
La enmienda del Grupo Parlamentario Mixto originariamente presentada por el Senador Cabrero Palomares se da por defendida, igual que el resto.
A continuación corresponde la defensa de la enmienda del Grupo Parlamentario de Senadores Nacionalistas Vascos número 647.
Tiene la palabra el señor Aurrekoetxea.


El señor AURREKOETXEA BERGARA: Muchas gracias, señor Presidente.
La verdad es que estamos ante una enmienda que, en principio, quizás no debería haber sido presentada. Y no lo digo porque no exista el problema, porque ha habido un proceso largo con Mecánica de la Peña, que sigue estando presente, sino porque desgraciadamente, si no se le pone remedio, puede acabar en una pequeña tragedia para 328 trabajadores.
Por tanto, el problema está ahí --y a todos nos preocupa, estoy seguro--, pero quizás ya tenía que estar resuelto. Y tampoco lo digo porque nosotros lancemos el reto al Gobierno, sino porque desde el propio Grupo Parlamentario Popular se nos decía ya en el mes de abril que conocían las conversaciones y reuniones que se mantenían con los trabajadores y que se han seguido manteniendo. Se decía que habíamos sido poco generosos, que la cuantificación que planteábamos en aquel tiempo era inexacta, que el Gobierno era mucho más generoso que nosotros y que contemplaba en sus previsiones una generosidad muy superior a la que nosotros planteábamos, aunque no se dio la cantidad para estimularnos a que la cuantificáramos.
No obstante, nosotros seguimos creyendo que existe el problema, aunque tampoco tenemos ningún afán de protagonismo en esta cuestión. Creemos que a todos nos preocupa el problema de estos trabajadores, como también decía en aquel tiempo el Partido Popular, razón por la que creíamos que realmente iba a venir resuelto.
Como no ha sido así nos hemos visto obligados en este caso también a cuantificarla, de acuerdo a lo que se nos ha planteado por los trabajadores. La idea tampoco ha sido nuestra. Por tanto, seguimos abiertos y planteamos al Grupo Popular que...


El señor VICEPRESIDENTE (Prada Presa) Señoría, le ruego que concluya, por favor.


El señor AURREKOETXEA BERGARA: Pedimos al Grupo Popular que tome cartas en este asunto, que ponga él la cantidad que el Gobierno tenía cuantificada y nosotros retiraríamos la prevista en nuestra enmienda. Por tanto, en sus manos está, si realmente quieren que estos trabajadores sigan adelante.


El señor VICEPRESIDENTE (Prada Presa): Gracias, señoría.
A continuación, corresponde un turno para la defensa de las dos enmiendas de veto y las números 1000 a 1014 y 1091, del Grupo Parlamentario Entesa Catalana de Progrés. El Senador Espasa tiene la palabra.


El señor ESPASA I OLIVER: Muchas gracias, señor Presidente.
Englobaré en una sola intervención, que intentaré que sea del mayor carácter político que pueda, tanto las enmiendas de veto a la Sección 19 como a la Sección 60, Seguridad Social, como el conjunto de enmiendas parciales que nuestro Grupo Parlamentario ha presentado a esta sección.
Sobre la Sección 19, cabría decir, a riesgo de repetirse, que estamos en un debate falso y absurdo. El Gobierno mantiene en este proyecto de presupuestos unas previsiones de inflación y de crecimiento económico, es decir, un cuadro macroeconómico que ya nadie sostiene, que es la risa de todos los analistas económicos privados y públicos, españoles y extranjeros, de la Unión Europea, y, en cambio, estamos aquí discutiendo unas cifras y un cuadro macroeconómico que no se corresponde en absoluto con la realidad. Tanto es así que incluso el Ministro de Economía, señor De Rato, ya nos dice que va a cambiar el cuadro macroeconómico. Sirva esto de preámbulo para demostrar que del previsible crecimiento del 2,9 al más que probable entre el 1,8 y 2,2 no resulte que estemos aún por debajo del 1,8. Estamos en las Secciones de Trabajo y Seguridad Social que deberían prever el cambio de ciclo, el poner en marcha los llamados estabilizadores automáticos, el crecer en capacidad de consumo interno del país y, por lo tanto, crecer en capacidad de respuesta del segmento más débil de esta sociedad para asegurar un consumo que no nos vendrá del exterior ni del crecimiento del ciclo. Pero nada de eso se ve en los presupuestos.
Se podría decir sin exagerar que los señores Montoro y De Rato están aquejados de un terrible provincianismo

Página 4009


económico. Mantienen aún el dogma del déficit cero, cuando el jefe de la tribu, el sheriff mundial ya apuesta por el keynesianismo, y no se han dado cuenta. En Estados Unidos ya se están haciendo actividades presupuestarias anticíclicas; los señores Busch y Greespan están dedicando importante gasto público, desgraciadamente sólo en la esfera militar, para tener una actividad anticíclica. Y nuestros flamantes Ministros de Economía y Hacienda continúan en el más penoso provincianismo económico defendiendo el déficit cero a capa y espada.
Esto es realmente impresentable desde el punto de vista del análisis político-macroeconómico y resulta penoso discutir partida por partida, rúbrica por rúbrica lo que habría que hacer.
Nosotros presentamos una serie de enmiendas en esta sección que vienen a responder a esta filosofía, que no sólo es la nuestra, es la de toda la Unión Europea, es la de todo el mundo, entrecomillas, civilizado en materia económica, es decir, actividades anticíclicas. Viene una recesión, hay que hacer actividades anticíclicas, hay que prever todo eso.
En cambio el presupuesto del Gobierno del Partido Popular es procíclico y está emperrado en un falso déficit cero; falso en el subsistema Estado, falso en la Sección 19 de Trabajo, y mucho más falso todavía en la Sección 60 de Seguridad Social. Ahí es donde está el gran trapicheo, la gran trampa contable que el Gobierno del Partido Popular hace en estos presupuestos. Nos presenta --paso, señor Presidente, a referirme a la Sección 60-- unos presupuestos consolidados, teóricamente equilibrados, con el mítico y famoso déficit cero que, repito, ya nadie, ni el sheriff está practicando, señorías, ¡dense cuenta!, ¡tomen nota!: nadie lo está haciendo, pero nosotros sí, los españoles somos provincianos y continuamos con lo que ya nadie hace.
Pues bien, el déficit cero famoso de nuestro presupuesto es una argucia contable que silencia el superávit de la Seguridad Social, superávit del que todos nos felicitamos, por supuesto que sí. Conocemos las causas de este superávit: una mayor actividad económica, una mayor creación de empleo, una no disminución de los tipos de cotización, un menor ingreso de nuevos pensionistas; todo esto ha dado un importante superávit a la Seguridad Social, del cual nos alegramos todos. Pero este superávit de la Seguridad Social, señorías, debería dedicarse al menos a tres cosas.
Primero, a acabar con la separación de fuentes de financiación que preveía el Pacto de Toledo, y todavía no se acaba con esta separación de fuentes. Segundo, a mejorar prestaciones que algunas se mejoran, cierto es, pero de forma muy rancia, escatimando las posibilidades que podría dedicarse ya a esta mejora de pensiones de viudedad, del SOVI, de las mínimas; ¡claro que se mejoran! Sé que el Senador o la Senadora que me conteste me dará los incrementos que se van a producir en viudas...
(Rumores.)

El señor VICEPRESIDENTE (Prada Presa): Silencio, señorías.


El señor ESPASA I OLIVER: ... en pensiones mínimas, en las pensiones del SOVI. (Varias señoras Senadoras del Grupo Popular pronuncian palabras que no se perciben.) Ya lo sé, señorías, pero podrían ser mucho mayores.
Podrían ser mucho mayores porque del superávit de la Seguridad Social sólo un tercio se dedica a estas mejoras; dos tercios desaparecen; no se sabe dónde están. Don Gerardo Camps dijo que estaban en una cuenta del Banco de España; no están ahí. ¿Dónde está este superávit de la Seguridad Social? (Rumores en los escaños del Grupo Parlamentario Popular.) Este superávit de la Seguridad Social, señorías...


El señor VICEPRESIDENTE (Prada Presa): Silencio, señorías, por favor.


El señor ESPASA I OLIVER: Este superávit de la Seguridad Social, señorías, está consolidando el falso déficit cero del presupuesto del subsistema Estado. (Risas.) Pueden ustedes reírse, pueden sus señorías ser más o menos graciosas, pero las cosas son así. (Risas.)

El señor VICEPRESIDENTE (Prada Presa): Silencio, señorías, por favor. El Senador Espasa está en el uso de la palabra; les ruego le respeten, por favor.


El señor ESPASA I OLIVER: Del superávit que se ha producido desde el año 1999 en la Seguridad Social sólo un tercio ha tenido reflejo en el Fondo de Reserva o en mejoras en las prestaciones de la Seguridad Social. El resto del superávit se ha dedicado, o bien a pagar complementos de mínimos, que no debería pagar ya la Seguridad Social, sino el Estado, y por tanto está camuflando el déficit del Estado, o bien a mejorar las prestaciones, o bien a bonificar las cotizaciones empresariales a la creación de empleo fijo, cosa que debería hacer también el Estado, no la Seguridad Social. Esta es la gran trampa del Partido Popular: utilizar dinero de cotizaciones sociales para consolidar el presupuesto del subsistema Estado, que se nutre de dineros procedentes de la imposición fiscal. Ahí está el truco del almendruco de estos presupuestos; ahí está.
(Rumores en los escaños del Grupo Parlamentario Popular.) Unas cuentas tan positivas de la Seguridad Social, de las que repito que todos nos alegramos, quisiéramos que se utilizasen para su fin, porque recuerden señorías que la Seguridad Social española, por la Constitución, es un sistema de reparto, y como tal sistema tiene que estar equilibrado en sus cuentas al final de cada año, debe haber lo mismo en ingresos que en gastos, o en gastos más Fondo de Reserva. Lo que no puede ser es lo que están haciendo ustedes: que hay más ingresos, menos gastos, menos Fondo de Reserva y una parte de los ingresos se dedica a gastos del Estado. Están haciendo ustedes una especie de neofranquismo en la Seguridad Social (Rumores.--Protestas.), lo mismo que se hacía en la Seguridad Social en el régimen anterior... (La señora San Baldomero Ochoa pronuncia palabras que no se perciben.)

El señor VICEPRESIDENTE (Prada Presa): Senadora San Baldomero, le ruego se tranquilice y deje al Senador Espasa que termine su intervención.


El señor ESPASA I OLIVER: Las cotizaciones de la Seguridad Social servían para dos cosas: para pagar la

Página 4010


asistencia sanitaria y para sufragar el INI. Ahora sirven para pagar las pensiones y para camuflar una buena parte del déficit, insisto y repito, del subsistema Estado. Las rúbricas están ahí, señorías, por mucho que ustedes se rían: bonificación a las empresas a cargo de sobrantes del INEM; no pago del complemento a mínimos; desaparición de un 70 por ciento del superávit de la Seguridad Social, porque sólo un 30 por ciento aparece en el Fondo de Reserva. Ahí está el problema de estos presupuestos. Sí, es un problema muy difícil de seguir porque está camuflado en el propio presupuesto, y lo está sobre la base de que cada año, señorías, el Ministro ha presupuestado ingresos menores en la Seguridad Social de los que después realmente se han producido. Este último año, por ejemplo, hay un artificio contable para despistar al lector interesado en esta cuestión. En los ingresos, se dice que las pensiones van a crecer un 4,4 por ciento, pero si después uno mira lo que es la previsión del cuadro macroeconómico, crecimiento del PIB y crecimiento de la remuneración de los asalariados, que es 1,5 y 3,5 respectivamente, resulta que sale un 5,6 de previsión de ingresos en la Seguridad Social. En cambio, se presupuesta sólo un 4. Este 1,6 es la trampa para después enorgullecerse de que ha habido una filiación y unos ingresos superiores a los previstos en la Seguridad Social.
Todo son artificios contables, en definitiva, con un solo objetivo: presentar unos presupuestos consolidados de los dos subsistemas Estado y Seguridad Social con déficit cero, pero vulnerando el principio fundamental y constitucional de la Seguridad Social: que es un sistema de reparto con equilibrio; ustedes vulneran el equilibrio de la Seguridad Social y gastan menos en Seguridad Social de lo que ingresan. Una parte la detraen y la llevan a gastos, lo que podríamos llamar en términos económicos gastos fiscales, no a gastos contributivos. La Seguridad Social española es una Seguridad Social profesional que debe separar sus fuentes de financiación, que debe ser sólo de ingresos contributivos, y éstos deben dedicarse todos a pagar prestaciones contributivas o a crear un Fondo de Reserva para épocas de menor bonanza que las que hemos vivido, cosa que se está haciendo, pero no con el ritmo y la intensidad con que debería hacerse. Pero la Seguridad Social no puede utilizarse para ahorrar presión fiscal --fiscal en el sentido estricto de la palabra-- de impuestos directos e indirectos al Estado, y esto es lo que, en definitiva, ha hecho y está haciendo el Gobierno del Grupo Parlamentario Popular en los últimos años y en este último año, y en el presupuesto para 2002 de una forma ya francamente escandalosa.
Señorías, en estos cuatro años que hemos analizado, el superávit de la Seguridad Social ha sido de 1,7 billones de pesetas. El Fondo de Reserva está sólo en 575.000 millones de pesetas, esto es, un 30 por ciento de este superávit. ¿Dónde está el 70 por ciento del superávit de estos cuatro años? ¿Dónde está, señorías? Está camuflando el déficit cero del Estado, el déficit que se produciría por la impopular reforma fiscal que ustedes han hecho, una reforma fiscal que sólo ha beneficiado a las capas medias y altas de la sociedad y al Impuesto sobre Sociedades. Este dinero sobrante de la Seguridad Social es el que ustedes han dedicado a tapar el agujero fiscal que ustedes han hecho con su pomposa reforma fiscal.
Muchas gracias.


El señor VICEPRESIDENTE (Prada Presa): Gracias, Senador Espasa.
Enmiendas del Grupo Parlamentario Catalán en el Senado de Convergència i Unió, 1217 a 1220.
Tiene la palabra el Senador Cambra durante cuatro minutos.


El señor CAMBRA I SANCHEZ: Gracias, señor Presidente.
Nuestro Grupo mantiene cuatro enmiendas a esta sección. Dos de ellas tienen por objeto ayudar al fomento y a la creación de empleo, que creemos que es lo suficientemente importante siempre y sobre todo cuando se prevé un año en clara desaceleración. Las dos medidas que proponemos en esta dirección van en ambos casos encaminadas a incrementar las dotaciones a programas que han de favorecer esta creación de empleo, como las subvenciones para el fomento de la economía social para que, de esta forma, las Comunidades Autónomas que tienen competencias en esta materia puedan destinar estos fondos a ayudar a gente que está colaborando de forma muy positiva en esta creación de empleo, como son las cooperativas, las sociedades limitadas laborales o las sociedades anónimas laborales.
Esta es la enmienda 1217.
El objetivo de la enmienda 1219 es incrementar la dotación para gestionar programas de fomento del empleo en sectores emergentes. Con ello se pretende impulsar el desarrollo de un programa de fomento de este tipo de nuevos sectores ya que, además, ésta es una de las recomendaciones de la Cumbre de Lisboa y que figura como una acción prioritaria en los sucesivos planes nacionales de acción para el empleo.
La enmienda 1218, con ese incremento de dotación, tiene por objetivo favorecer la inserción de la mujer en el trabajo e incrementar la población activa femenina favoreciendo la conciliación entre la vida familiar y la vida laboral, dotando con una cantidad mayor las partidas dirigidas a la creación de plazas en guarderías infantiles.
La 1220 es una enmienda de carácter totalmente social. Con ella se pretende crear una partida que permita garantizar aquellos servicios sociales que anteriormente eran cubiertos por los objetores, pero como todos sabemos ya ha terminado esta posibilidad de colaboración al haber desaparecido el Servicio Militar Obligatorio.
Por último, quiero aprovechar este turno para defender una propuesta de modificación que tiene nuestro grupo, firmada por todos los demás grupos a esta sección. Es la que tiene el número de registro 26.941 y que hace referencia a un tema competencial ya que al haber sido transferida a determinadas Comunidades Autónomas la gestión realizada por el Instituto Nacional de Empleo en el ámbito de trabajo, ocupación y formación, entendemos que las partidas destinadas a este tipo de actuaciones deben ser transferidas a las Comunidades Autónomas y no

Página 4011


tiene ningún sentido que se dote con ellas a la Administración central.
Muchas gracias.


El señor VICEPRESIDENTE (Prada Presa): Gracias, Senador Cambra.
Para la defensa de la enmienda número 1719, del Grupo Parlamentario Socialista, tiene la palabra el Senador Romero.


El señor ROMERO CALERO: Muchas gracias, señor Presidente.
Doy por defendida la enmienda.


El señor VICEPRESIDENTE (Prada Presa): Para turno en contra, la Senadora Do Campo tiene la palabra.


La señora DO CAMPO PIÑEIRO: Muchas gracias, señor Presidente.
Intervengo en representación del Grupo Parlamentario Popular para rechazar los vetos a las Secciones 19 y 60 y las enmiendas relativas a estas secciones, compartiendo el turno en contra con la Senadora San Baldomero, que lleva las enmiendas relativas a Asunto Sociales.
Para nosotros, Senador Espasa, éste no es un debate ni falso ni absurdo.
No venimos aquí a recibir lecciones de cambio de ciclo, sino que venimos a exponer la realidad con datos concretos, y lamentamos que todas estas lecciones que usted nos ha dado hoy en esta Cámara no las haya puesto en práctica cuando estaba gobernando su partido y usted era parlamentario.
(Aplausos en los escaños del Grupo Parlamentario Popular.) Desde nuestro Grupo rechazamos estas enmiendas ya que consideramos que en estos presupuestos siguen presentes los dos grandes objetivos de este Gobierno: por un lado, la creación de empleo a través del impulso y la potenciación de las políticas activas de empleo y la consolidación y potenciación del bienestar social mejorando nuestro sistema de protección social y garantizando su futuro, consolidando la mejora de las pensiones ya efectuadas en el ejercicio 2001 y el saneamiento de la Seguridad Social.
Un año más se consolidan, por tanto, las Secciones 19 y 60 con un crecimiento de un 8,6 por cien, el más elevado de los últimos años, superando el crecimiento de la economía y cuadruplicando el crecimiento previsto del IPC; en la Sección 19 se incrementa un 9,8 por ciento, y respecto a la Sección 60, ese incremento es de 8,5 por cien.
Por tanto, este Gobierno lo que sí intenta hacer es un esfuerzo positivo en políticas activas de empleo, y de ahí que se haya incrementado en un 5,7 por cien más que en el año 2001. Por otra parte, la política de protección al desempleo tiene un incremento de un 8,1 por cien respecto al anterior, continuando la acción ya iniciada en el año 2000 y dotando con 50.000 millones de pesetas la renta activa de inserción con una ayuda económica de protección frente al desempleo y a la promoción de inserción laboral dirigida a esos desempleados con especiales necesidades económicas y dificultades para encontrar empleo.
Por otro lado, estos presupuestos dan cumplimiento legal para garantizar el mantenimiento del poder adquisitivo y las pensiones y consolidan ese incremento producido en el año 2001 de las pensiones mínimas, consiguiendo ese equilibrio financiero y alcanzando para este año 2002 un superávit presupuestario de 0,6 billones de pesetas, y con cargo a ese superávit de la Seguridad Social, señor Espasa, dota al Fondo de Reserva con 175.000 millones de pesetas, incrementando así la garantía de futuro de nuestro sistema de protección social y de los futuros pensionistas.
Asimismo, también se va culminando el proceso de separación de fuentes, incorporando al presupuesto del Estado una dotación para complementos a mínimos de pensiones de 306 millones de euros y 121 millones de euros para los servicios sociales y sanitarios del Instituto Social de la Marina.
Respecto al empleo, desde el Grupo Parlamentario Popular queremos destacar los registros del paro, que nos muestran un descenso del número de desempleados a lo largo del año 2001, situándose el paro registrado en el mes de agosto en un 8,63 por cien, la más baja desde el año 1979. Por tanto, la evolución de crecimiento de empleo en España es positiva y hace que sea el primer país que ha duplicado la media en crecimiento de los países de la Unión Europea. Esto nos lleva a la presupuestación de los ingresos a través de las cotizaciones sociales que se incrementan en un 8,4 por cien lo que nos permite financiar casi en un 81 por cien lo que es el presupuesto total de gastos, que constituye, sin lugar a dudas, la principal fuente de ingresos que se ve incrementada por el aumento del número de cotizantes, llegando casi a una cifra récord de 16 millones en este año.
En cuanto a los gastos, tenemos que decir que, a pesar del buen crecimiento del empleo, el desempleo sigue siendo alto, en particular en aquellos colectivos más desfavorecidos. Por ello nuestro presupuesto tiene un reflejo en esas políticas activas y en esas prestaciones. Para apoyar esta estabilidad laboral que, sin duda, deseamos todos los grupos, se recogen esas bonificaciones a la contratación indefinida que ya se iniciaron en 1997, que se actualizaron en el año 2001 con nuevos programas y que, sin lugar a dudas, se van a prorrogar en los próximos programas de este año 2002, primando la contratación indefinida y reduciendo los costes laborales para aquellos colectivos que tengan más dificultades en la búsqueda de empleo.
Nosotros, desde el Grupo Popular, tenemos que mostrar nuestra satisfacción por el hecho de que las mujeres, que tienen más dificultades a la hora de buscar un trabajo, sean, con diferencia, uno de los colectivos más beneficiados por el nuevo sistema de incentivos junto con el colectivo de varones mayores de 45 años y la primera contratación para los trabajadores autónomos.
Es un año, por tanto, en que las políticas activas incrementan su presupuesto, alcanzando un 38,14 por ciento, y no olvidemos, señor Espasa, que en el año 1993 se dedicaba un 10 por ciento a esas políticas activas. La dotación presupuestaria para estas políticas activas crece, poniendo de manifiesto la voluntad de este Gobierno, la voluntad de este Grupo, de sustituir paulatinamente las políticas pasivas

Página 4012


por las políticas activas y dando respuesta a aquellos compromisos derivados de la acción de la estrategia europea para el empleo, materializada en nuestro Plan nacional de empleo y siguiendo también las recomendaciones del Consejo de la Unión Europea para seguir avanzando en el esfuerzo y en las medidas eficaces en favor de los desempleados. Por ello nosotros resaltamos esas tres líneas importantes en políticas activas, en empleo, en formación profesional y, cómo no, en las escuelas-taller, en las casas de oficio y en los talleres de empleo.
Con respecto al segundo de los grandes objetivos de este presupuesto, el bienestar social, potenciando esa revisión y actualizando las pensiones, como no iba a ser de otra manera, contiene también una dotación para financiar los complementos a mínimos a los que hacen referencia en sus vetos. En este sentido, en cumplimiento de ese acuerdo tripartito entre el Gobierno, Comisiones Obreras y la CEOE de abril de 2001, se fija ese plazo de doce años para que el Gobierno y el Estado incorporen a sus presupuestos esas partidas.
En este año se ha incrementado un 200,12 por ciento y, al mismo tiempo, se sigue avanzando en ese proceso de separación de fuentes de financiación.
Destacamos también en este presupuesto el incremento en las pensiones no contributivas, en la financiación de la protección familiar y en el incremento de todas las pensiones, señor Espasa, porque los datos están ahí y, si no, compare usted lo que va a cobrar una viuda menor de 60 años y lo que cobraba en el año 1996, con un incremento de casi un 28 por ciento, o compare usted lo que va a cobrar una viuda menor de 60 años con cargas familiares, que del año 1996 al año 2002 va a ver incrementada su pensión en casi un 60 por ciento. Esos son datos reales, señor Espasa, y no nos estamos inventando nada.
También quisiera contestar globalmente a la referencia que han hecho ustedes sobre el Fondo de Reserva diciendo, en primer lugar, que los sucesivos superávit que se vienen produciendo desde 1999 en los presupuestos de la Seguridad Social nos permiten dar cumplimiento a esa recomendación segunda del Pacto de Toledo y que anuncié anteriormente que alcanzará esa dotación inicial de 175.000 millones para el año 2001, que sumando lo acumulado alcanzará al menos 575.000 millones de pesetas el año próximo y que se estima que alcance los 800.000 millones de pesetas a finales del año 2004.
Y es verdad, señor Espasa, como decía nuestro Secretario de Estado, que en la cuenta de la Seguridad Social en el Banco de España hay algo más de dos billones 200.000 pesetas, y esto para el Grupo Popular es una buena noticia.
Con respecto a la enmienda número 647 de los Senadores Nacionalistas Vascos, presentada conjuntamente con la Senadora De Boneta, comprendemos su preocupación por los trabajadores de Mecánica de la Peña porque nosotros mismos tenemos esa preocupación.
Vamos a rechazar esta enmienda ya que, en primer lugar, sabemos que aunque su pago se hace a través de la Seguridad Social no son pensiones de Seguridad Social, sino ayudas anticipadas a la jubilación que se conceden en los ámbitos de la competencia de la Secretaría General de Empleo con la Comunidad afectada, en este caso con el País Vasco. Por lo tanto, no la vamos a aceptar, ya que es necesario que haya un acuerdo entre ambas administraciones, Gobierno central, Comunidad Autónoma e, incluso, la empresa y lógicamente asumimos que para ello será necesario la firma de un convenio o bien aprobar un crédito extraordinario y no consideramos que sea éste el momento oportuno para aprobarla.
Para finalizar le diré a la Senadora De Boneta, aunque veo que no está, que rechazamos su enmienda 720 porque el Gobierno no ha incumplido la Ley Orgánica del Estatuto de Autonomía del País Vasco, sino que la Constitución en su artículo 149 establece como competencia exclusiva del Estado la legislación básica, el régimen económico y la Seguridad Social.
Por tanto, se la vamos a rechazar.
Respecto de las enmiendas 1217 y 1219 de Convergència i Unió quiero decirle que según los datos que nosotros manejamos en este momento consideramos que no es necesario incrementar esa dotación existente recogida hoy en día en los presupuestos respecto de esas subvenciones para el fomento del empleo en cooperativas y en sociedades laborales y en sectores emergentes. Consideramos que es adecuada la dotación financiera para estos presupuestos de 2001 en programas de fomento. Por lo tanto, la rechazamos.
Aprovecho para rechazar todas las enmiendas de Izquierda Unida y las del Grupo Parlamentario Socialista.
Muchas gracias, señor Presidente.


El señor VICEPRESIDENTE (Prada Presa): Gracias.
Tiene la palabra la Senadora San Baldomero.


La señora SAN BALDOMERO OCHOA: Gracias, señor Presidente.
Senador Quintana, vamos a rechazar las dos enmiendas que usted ha presentado sobre la inmigración. El Grupo Parlamentario Popular entiende que cuantas cosas se hagan por los inmigrantes que tenemos en estos momentos son pocas y tendremos que ir haciéndolas, pero debe tener en cuenta su señoría que la mayor partida para la inmigración está en el Ministerio del Interior con el plan Greco. Le ruego a su señoría que mire a ver si podemos encajar ahí los asuntos que usted propone.
Al Senador Cambra quiero decirle que tenemos --ya se lo dije y espero que lo comparta conmigo-- el Plan de Guarderías Nacional y que su Grupo en el Congreso de los Diputados tiene una serie de políticas dirigidas y una proposición de ley presentada que esperamos que salga adelante.
Doy las gracias al Senador Romero. Ya hablamos en la Comisión y sé que las propuestas que usted siempre hace son para proporcionar una mejor calidad de vida para todos los españoles.
El Senador Espasa ha dicho que este presupuesto era falso, absurdo, provinciano, de trapicheo, rancio, neofranquista y tramposo. Cuando usted vino a esta Cámara hablé con sus compañeros del parlamento de Cataluña y me dijeron que era usted una persona encantadora. (Risas.) Pero a estas alturas del debate, y con permiso del señor Presidente,

Página 4013


quiero decirle que todo lo que usted ha dicho de los presupuestos del Partido Popular es lo que esta Senadora opina de la intervención de su señoría.
Muchas gracias.


El señor VICEPRESIDENTE (Prada Presa): Gracias, Senadora San Baldomero.
Turno de portavoces.
¿Grupo Parlamentario Mixto? (Pausa.) ¿Grupo de Coalición Canaria? (Pausa.) Por el Grupo Parlamentario de Senadores Nacionalistas Vascos, tiene la palabra el señor Aurrekoetxea.


El señor AURREKOETXEA BERGARA: Gracias, señor Presidente.
La verdad es que triste respuesta llevamos para los trabajadores de Mecánica de la Peña porque entenderá que si en algún sitio se debe plasmar la voluntad política, que yo no dudo de que ustedes la tengan, sería en los presupuestos. Ahí es donde pasamos a los hechos y realmente en este caso no tenemos ningún hecho que poder presentar.
Comprendemos la complejidad del tema y en ningún momento hemos planteado que tuvieran que ser de una determinada manera ni que tuviera que ser ni en este programa ni en otro, sino que realmente en los presupuestos Generales del Estado figurara una partida destinada a ello. La valoración, la cuantificación está hecha, son 8.000 millones. Aquí nosotros planteábamos el 50 por ciento porque éramos conscientes de que en este tema seguramente tiene que haber un acuerdo entre más gente.
Tiene que estar el Gobierno vasco. Tendrán que estar los sindicatos, etcétera.
Por lo tanto, éramos conscientes de que iba a haber un planteamiento a varias bandas y habíamos previsto una cifra que, en este caso, era la mitad, porque entendemos que esa voluntad política debe estar reflejada en los presupuestos para poder decir que realmente nos preocupa el problema de los trabajadores. De un total de 328 trabajadores, más de 150 tienen más de 50 años.
Esa es la pregunta que nosotros les hacemos. Si realmente existe esa voluntad política, plásmenla porque éste es el momento: el debate de presupuestos del Estado.
Muchas gracias.


El señor VICEPRESIDENTE (Prada Presa): Muchas gracias, Senador Aurrekoetxea.
Por el Grupo Parlamentario Entesa Catalana de Progrés, tiene la palabra el Senador Espasa.


El señor ESPASA I OLIVER: Muchas gracias, señor Presidente.
Senadoras San Baldomero y Do Campo, yo les prometo que en el terreno que ustedes quieran intentaré demostrarles si soy o no encantador. (Varias señoras Senadoras del Grupo Parlamentario Popular: ¡No!) En el terreno personal por supuesto que lo intentaré, señorías, pero estamos hablando aquí de política. Por tanto, los adjetivos y las calificaciones se hacen a propuestas políticas, no a comportamientos personales.
Senadora Do Campo, usted ha dicho algo realmente sorprendente --yo me atrevería a calificarla, entre comillas, de monstruosa-- sobre el sistema de la Seguridad Social. Usted ha dicho que en el Partido Popular y en el Gobierno están muy orgullosos de tener --si he anotado bien-- 2,2 billones de pesetas de la Seguridad Social en el Banco de España. La Seguridad Social española es un sistema de reparto que debe tener equilibrio de ingresos y gastos cada año y un fondo de reserva, que, como usted y yo hemos dicho, está hoy cifrado en 575.000 millones de pesetas.
Pero ¿qué hacen con estos otros 2 billones de pesetas? ¿Dónde están? Están camuflando el déficit fiscal del Estado, como he dicho con más o menos vehemencia en mi intervención anterior. Y esto no puede ser, si somos fieles a lo que dice nuestra Constitución. Tenemos un sistema público profesional y de reparto de Seguridad Social que no puede servir para otros fines que para los propios de la Seguridad Social.
Por lo tanto, en la medida en que se pueda y sin hacer, entre comillas, el loco hay que avanzar en la separación de fuentes y en mejorar el fondo de reserva y las prestaciones, pero nunca hay que guardar los dineros en una cuenta corriente. Pero ¿qué es eso? ¿Qué hacen estos 2 billones de pesetas que no están en el bolsillo de cada pobre viuda española? Claro que han subido las pensiones, pero podían haber subido más si ese dinero no estuviese engordando la cuenta del Banco de España. ¿Qué es esto, una Seguridad Social de capitalización o de reparto? ¿Qué ha dicho usted?, señoría. Me parece que no sabe lo que ha dicho. (Una Senadora del Grupo Parlamentario Popular: ¿Cómo que no?) Usted ha dicho que han mejorado das políticas activas de empleo, y nadie lo pone en duda. Pero si nos atenemos a las cifras, y en política todo debe compararse, vemos que durante su mandato --y ustedes han gobernado en una época de bonanza económica, y admito que el Gobierno ha contribuido a la misma-- el peso del gasto social en España ha caído 1,5 puntos del PIB y 6 puntos respecto de la media de la Unión Europea. Esto ha sucedido en años de vacas gordas. Si eso es gobernar a favor de los débiles o de la simetría social, que baje Dios y lo vea.
Son cifras relativas, señoría, no absolutas. Y no me diga usted que han mejorado las políticas de empleo y las pensiones de las viudas, que eso ya lo sé. Lo cierto es que en épocas de vacas gordas ha bajado el peso de la protección social un punto y medio respecto de PIB y 6 puntos respecto de la media europea.
Por lo tanto, la política social del Partido Popular en estos y en anteriores presupuestos ha sido mala, a pesar de que atravesábamos años de vacas gordas. Es una política terriblemente antipopular y poco social.
Había dinero para hacer políticas sociales y cohesión social, pero claro había que bajar los impuestos a las capas medio altas y altas de la sociedad.
Esto es lo que han hecho ustedes y el dinero de la Seguridad Social sirve para tapar el agujero fiscal. Les espero en la Sección de Sanidad con el famoso Impuesto sobre los Hidrocarburos. Y no digamos nada del impuesto minorista en fase de hidrocarburos. El agujero fiscal que se avecina

Página 4014


ha tirado por los suelos el déficit cero, el incremento fiscal previsto y todas las políticas activas previstas.


El señor VICEPRESIDENTE (Prada Presa): Senador Espasa, le ruego concluya.


El señor ESPASA I OLIVER: Termino, señor Presidente.
Senadora Do Campo, Senadora San Baldomero, no les niego las cifras absolutas ni tampoco los incrementos. Los relaciono con el incremento general de riqueza en España, con el PIB y con el incremento en protección social respecto de Europa y en este tema suspenden ustedes completamente (La señora Martínez García: !Muy bien!).


El señor VICEPRESIDENTE (Prada Presa): Gracias, Senador Espasa.
¿Grupo Parlamentario Catalán en el Senado de Convergència i Unió? (Pausa.) Por el Grupo Parlamentario Socialista, tiene la palabra el Senador Romero.


El señor ROMERO CALERO: Gracias, señor Presidente.
Voy a utilizar este turno de portavoces para fijar la posición del Grupo Parlamentario Socialista en relación con los Presupuestos de la Sección 19. Esta mañana tuve oportunidad de referirme a la Sección 60 en el debate de la ley de acompañamiento.
En la primavera de este mismo año, el Gobierno del Partido Popular, en el uso legítimo de las responsabilidades que tiene atribuidas, estableció una reforma laboral que, por cierto, no fue consensuada con los agentes sociales y una serie de mecanismos que desarrollaban determinadas políticas.
Nosotros consideramos que los Presupuestos son una buena ocasión para hacer un análisis del comportamiento de esas políticas en relación con la situación que está viviendo España y comprobar cómo pueden comportarse en situaciones venideras.
En el mes de septiembre, es decir, seis meses después de la entrada en vigor de esa reforma laboral, el análisis del mercado de trabajo en España no era optimista. En dicho mes se produjo un incremento muy importante del desempleo en cifras absolutas, pero me gustaría llamar la atención sobre la forma en que afectó a las mujeres porque el desempleo masculino se redujo algo, unos 300 hombres en ese mes y, sin embargo, más de 29.000 mujeres se registraron en el paro. Por tanto, mediante las políticas puestas en marcha en la primavera parece que no se abordaba adecuadamente un reto fundamental del mercado de trabajo en España relacionado con la tasa de actividad femenina.
Pero es más, a lo largo de este período, lo que justificó la reforma laboral del Gobierno fueron fundamentalmente el fomento del empleo estable y la creación de empleo para las mujeres. El 4,05 por ciento de los contratos indefinidos registrados en ese período fueron suscritos por mujeres. Fíjense, señorías, hasta qué punto no se estaban cubriendo los objetivos planteados.
Por otro lado, de los algo más de ocho millones de contratos suscritos a lo largo de dicho período se generaron poco más de 150.000 empleos, es decir, se sigue produciendo una rotación en la contratación muy elevada.
Esta es una realidad y estos datos son del Ministerio de Trabajo porque afortunadamente España es un país en el que los datos de las administraciones son fiables y estos son datos estrictos del Ministerio de Trabajo.
El presupuesto aborda una posibilidad para que se reoriente esta situación, cosa que a mi juicio no es cierta, y ustedes deberían hacer una reflexión en este sentido. Las políticas de empleo son muy sensibles, es difícil reorientarlas a corto plazo y que el presupuesto siga insistiendo en más de lo mismo. Es decir, que en el presupuesto se prevea que la forma de crear empleo estable entre las mujeres españolas se basa en una bonificación de los contratos y en un abaratamiento indiscriminado de los despidos se ha manifestado corno una fórmula incompetente, porque no se está creando empleo estable femenino con esas medidas. Y creo honestamente que ustedes deberían hacer una reflexión, porque estas políticas no están sirviendo a tal efecto.
Pero, además, la Senadora Do Campo, que sabe que la respeto, se ha referido a una curva de descenso del empleo, que tuvo su punto álgido, efectivamente, en el mes de agosto. Sin embargo, señoría, ahora estamos en diciembre, y aunque de ninguna manera quiero dar lecciones --no estoy capacitado para ello ni mucho menos--, y ni siquiera orientaciones, parece evidente que el ciclo expansivo de la economía se ha acabado, por lo que deberemos abordar políticas desde otras perspectivas. En el mes de noviembre por primera vez se ha quebrado una tendencia que se venía produciendo de manera sistemática en España desde 1994; según la cual durante los períodos de enero a noviembre se había venido produciendo un descenso del desempleo, que en 1994 fue de 106.000 personas. Luego, ese descenso del desempleo ha ido creciendo hasta 1998, en que superó las 270.000 personas. Y ahora nos encontramos con que en 2001 no sólo no ha descendido, sino que se ha incrementado en más de 16.000 personas.
Reflexionen ustedes sobre esta situación y estos datos, y convendrán conmigo en que quizá sería conveniente establecer otras políticas de creación de empleo.
En cuanto al incremento de cotizantes a la Seguridad Social, es un dato que no se puede analizar aisladamente, porque de hacerlo así se puede caer en un error de bulto. En el mes de noviembre se han realizado más de un millón 300.000 contratos y, sin embargo, se ha incrementado el desempleo. Es decir, se han incrementado las cotizaciones, pero también el desempleo. ¿Y saben ustedes por qué? Porque se están utilizando muchos contratos de fin de semana, muchos contratos que no voy a calificar de ninguna manera, pero que no están teniendo una repercusión positiva en la generación de empleo. (El señor Vicepresidente, Rojo García, ocupa la Presidencia.) Por tanto, por creer que los presupuestos de la Sección 19 no abordan los problemas reales que tiene el mercado de trabajo en España y los que tendrá de manera más agravada en los próximos meses, y por considerar que estas políticas se deben reorientar y que ustedes están perdiendo

Página 4015


una magnífica ocasión para hacerlo, pensamos que estos no son los presupuestos que España necesita en la situación que vivimos y a la que nos vamos a enfrentar de manera ineludible.
Muchas gracias.


El señor VICEPRESIDENTE (Rojo García): Gracias, Senador Romero.
Por el Grupo Popular, tiene la palabra la Senadora San Baldomero.


La señora SAN BALDOMERO OCHOA: Gracias, señor Presidente.
Senador del Grupo Parlamentario de Senadores Nacionalistas Vascos, sabe su señoría perfectamente, y su Grupo también, que éste no es el momento procesal para hablar de esta cuestión. Pero compartimos con ustedes su preocupación, y confiamos en que se pueda llegar a una solución para tantos trabajadores por los que ustedes están preocupados y nosotros también.
En cuanto al Senador Romero, ciertamente, la realidad no coincide necesariamente con nuestros deseos, pero es cierto que tanto su deseo como el mío es que se cree más empleo. Y mire usted lo que le voy a decir, cuando durante todos estos años sé han creado tantos puestos de trabajo yo me he preocupado por explicar que no los ha creado el Partido Popular, sino el ambiente de esfuerzo por parte de la sociedad española, que ha creído que se podía hacer, y se han creado para bien absolutamente de todos.
Todos los grupos parlamentarios han presentado enmiendas y todos han tocado especialmente el tema de la mujer, y espero que el señor Presidente sea benévolo conmigo porque les voy a contar algo. El otro día estaba leyendo un periódico donde se decía que en la historia de Blancanieves y los siete enanitos, como ustedes saben muy bien, hay un enanito sabio, uno mudito y uno ¡gruñón!, y el enanito gruñón, cuando ve a Blancanieves dormidita en las camitas, dice: ¡Horror! ¡Tenemos un problema, es una mujer! Yo le aseguro que los hombres y las mujeres del Grupo Parlamentario Popular estamos trabajando para que ni en trabajo, ni en conciliación de la vida familiar y laboral; ni en violencia doméstica, ni en tantas otras cosas las mujeres seamos ningún problema en este país.
Gracias, señor Presidente. (Aplausos en los escaños del Grupo Parlamentario Popular.--La señora Martínez García: Algún gruñón debería haber.)

El señor VICEPRESIDENTE (Rojo García): Gracias, Senadora San Baldomero.
Entramos en la Sección 20. La señora De Boneta y Piedra da por defendidas sus enmiendas.
Tiene la palabra el Senador Quintana.


El señor QUINTANA GONZALEZ: Gracias, señor Presidente.
Supongo que la Presidencia tiene conocimiento de la defensa de las enmiendas de la Senadora De Boneta y de los Senadores Cámara y Cabrero, al y como lo hicieron constar anteriormente, y en este momento también yo dejo constancia de la defensa de mis enmiendas, tanto a la Sección 20 como a la 21.
Muchas gracias.


El señor VICEPRESIDENTE (Rojo García): Gracias, Senador Quintana.
Por el Grupo Parlamentario de Senadores Nacionalistas Vascos tiene la palabra el Senador Albistur.


El señor ALBISTUR MARIN: Gracias, señor Presidente.
En la Comisión de Comunidades Autónomas hubo una sesión especial en la que comparecieron algunos presidentes y los consejeros de Economía de las Comunidades Autónomas. Algunos de ellos habían firmado unos acuerdos marco, creo recordar que cinco concretamente, con el Ministerio de Ciencia y Tecnología para el desarrollo del Plan Nacional de Investigación, Ciencia y Desarrollo Tecnológico 2000-2003. Por lo que este Senador pudo escuchar, la pobre Ministra tuvo que oír reiteradamente por parte de Consejeros de su propio Partido que había ausencia de recursos para cumplir estos acuerdos marco con las Comunidades Autónomas.
Yo le propuse a la señora Ministra presentar una enmienda para dotar de recursos a su Ministerio. Aquí hemos presentado una enmienda por valor de 180 millones de euros con los que va a tener recursos para llevar a cabo este Plan Nacional de Investigación Ciencia y Desarrollo Tecnológico 2000-2003, en su apartado de acuerdos marco con las Comunidades Autónomas, así pues, tiene dinero suficiente y esperemos que lo ponga en marcha.
Señor Presidente, aprovecho la oportunidad para dar por defendidas también las enmiendas de la sección siguiente en nombre de mi compañero, don Ricardo Gatzagaetxebarría, que ha tenido que retirarse por motivos de salud.
Y con ello doy por concluida mi intervención.


El señor VICEPRESIDENTE (Rojo García): Gracias, Senador Albistur.
Por el Grupo Parlamentario Entesa Catalana de Progrés tiene la palabra el Senador Gibert.


El señor GIBERT I BOSCH: Muchas gracias, señor Presidente.
Al contrario de lo que parece habitual, no voy a basar la defensa de esta impugnación a la Sección 20, Ministerio de Ciencia y Tecnología, en la falta de dinero, al contrario, considero que el dinero que tiene este Ministerio no cunde mucho, y por tanto, de momento no soy partidario de que cuente con más.
Hace justamente un año ya decíamos en el debate de los Presupuestos Generales del Estado que el Ministerio no terminaba de arrancar, de ponerse en marcha, pero reconocíamos que había algunas excusas: ser un Ministerio nuevo, las dificultades que tal vez otros Ministerios que antes hacían sus funciones le ponían, pero ahora ya no hay excusas. La creación de un Ministerio de Ciencia y Tecnología,

Página 4016


dos años después, no está respondiendo a las expectativas creadas, antes al contrario, sus principales funciones y sus cruciales objetivos estratégicos siguen mostrando indefinición, inoperancia y confirmando día a día la sensación de que hoy, como tal, el nuevo Ministerio no acaba de funcionar.
Es sin duda el Ministerio que más explica lo que quiere hacer --y eso en principio está bien--, porque algunas explicaciones de lo que piensa hacer el Ministerio las hemos escuchado ya en tres o cuatro ocasiones casi repetidas, pero están en peores condiciones de explicar lo que ha hecho.
Las necesarias reformas y los impulsos que requieren los procesos de investigación científica, desarrollo y transferencia tecnológica e innovación han pasado, primero, por una fase de desconcierto y de errores, para entrar después en un discurso correcto, desde el punto de vista de la declaración de intenciones, pero sin ningún tipo de avances significativos.
Por poner un ejemplo, si como muestra vale un botón, les pondría uno. El Presidente del CSIC a principios de legislatura en una comparecencia nos sorprendió, incluso nos pareció ingenuo pero bien intencionado, al decir que intentaba laboralizar la plantilla del CSIC.
Hace unas semanas, el Director General del CDTI presumió de no tener ni un solo funcionario en la plantilla del CDTI, y hace pocos días, el Director del CIEMAT --estoy hablando de tres organismos todos dependientes del mismo Ministerio--, hablaba de que tenía un 38 por ciento de funcionarios en la plantilla, que esto era poco y que quería que lo fueran todos, lo cual indica, por lo menos, una falta de modelo.
El proceso de liberalización de las telecomunicaciones está frenado y absolutamente subsidiario de la estrategia de ralentización del operador dominante, y ha entrado en fases también de desconcierto y en una línea errática, dubitativa y débil ante el sistema operador, por parte del Ministerio.
El impulso al advenimiento real de la sociedad de la información y del conocimiento se reduce a un discurso más bien retórico y a la publicidad reiterada sobre el famoso Plan Info XXI, que ya hemos criticado en diversas ocasiones. El Ministerio no parece siquiera ser capaz de dar salida al proyecto de ley de los servicios de la sociedad de la información, después de muchos meses y de varios borradores.
Resumiendo, la inoperancia del hasta ahora Ministerio de Ciencia y Tecnología es que su operación más divulgada, la que más publicidad ha hecho, es la semana de la ciencia y tecnología que, si ustedes lo miran bien, consiste en concertar con dos museos del país un día gratis, un día de puertas abiertas, lo cual no es que nos parezca mal, pero no es una gran aportación a la ciencia y a la tecnología.
En el sentido más numérico de los Presupuestos Generales del Estado para 2002 cabe hacer notar que en la función 54 --se ha dicha mucho-- el mayor incremento presupuestario, un 16 por ciento, se produce en la investigación de carácter militar y, de hecho, en dinero que se gestiona desde el Ministerio de Defensa, y decrecen en un 1,25 por ciento, 6,1 millones de euros en relación a 2001 los recursos destinados al fomento de la sociedad de la información y el conocimiento, lo cual nos parece incomprensible.
Nos gustaría de verdad no haber presentado esta enmienda de devolución a este Ministerio. Los objetivos del Ministerio de Ciencia y Tecnología son yo diría de consenso, casi por definición. No hay en principio visiones contrapuestas y desde luego nos gustaría que no fuera así.
Lamentablemente, nos hemos visto obligados a hacerlo porque creemos que si de alguna manera se pudiera resumir la gestión del Ministerio hasta ahora es tal y como decía al principio: esto no acaba de arrancar.
Muchas gracias, señor Presidente.


El señor VICEPRESIDENTE (Rojo García): Gracias, Senador Gibert.
Por el Grupo Parlamentario Socialista, tiene la palabra el Senador Saavedra.


El señor SAAVEDRA ACEVEDO: Gracias, señor Presidente.
Hablar de las enmiendas presentadas por el Grupo Parlamentario Socialista a la Sección 20 no tiene el atractivo de las enmiendas presentadas a alguna de las Secciones que ya hemos debatido en horas anteriores.
¿Por qué? Porque nos encontramos ante un Ministerio de nueva creación respecto a cual el pasado año fuimos benevolentes a la hora de formular enmiendas teniendo en cuenta que era el primer presupuesto que elaboraban para el presente año que está concluyendo. Hoy nos encontramos ante un presupuesto que es totalmente del equipo ministerial. Cuando pensábamos que ese equipo ministerial iba a imprimir un impulso, un aliento en pro de la ciencia, de la tecnología y la sociedad de la información nos encontramos con unos presupuestos continuistas, que crecen menos de lo que crecen los presupuestos generales para el año próximo y que dentro del Ministerio de Ciencia y Tecnología una de las partes que más crece es la investigación en defensa. No es que tengamos una actitud contraria a la investigación en defensa, pero insistimos en que no parece adecuado colocarla dentro del Ministerio de Ciencia en la medida en que es tarea de otro Departamento.
La situación es que el futuro inmediato de la sociedad del siglo XXI se centra en dos grandes apartados: por un lado, la ciencia, la investigación y la tecnología que se derive de ello y, por otro, la sociedad de la información. Si estamos colocados en el pelotón de cabeza de los diez países industriales más importantes del mundo, si queremos mantenernos en esa posición, si queremos acortar distancia sobre el esfuerzo que realizan los países miembros de la Unión Europea en materia de investigación y tecnología --y no digamos el que realizan países que no están en la Unión Europea y que superan ese promedio de la Unión--, si queremos --como digo-- mantenernos en esa posición tenemos que hacer un esfuerzo decidido por la investigación y las nuevas tecnologías de la información y eso es lo que no se ve en la Sección 20. Como decía al principio, siendo un nuevo Ministerio y teniendo un equipo que estrena

Página 4017


Departamento, debería mostrar ahí toda la creatividad, todo el compromiso, toda la capacidad de convicción a los restantes miembros del Gobierno, que le deben facilitar los medios necesarios para que la economía, para que el nivel de desarrollo y el nivel de bienestar del que disfruta la sociedad española no se vean quebrados en el futuro a corto o medio plazo, sino que se mejore. Y eso es lo que no vemos en los presupuestos.
Nosotros hemos presentado 33 enmiendas a esta Sección y yo creo que el Grupo Popular va a tener dificultades para entusiasmarse en la defensa de esta sección, cosa que ha podido hacer con mayor o menor brillantez en otras secciones. Pero en este caso no lo puede hacer y el hecho mismo que haya presentado algunas enmiendas al proyecto del Ministerio pone de relieve esa insatisfacción.
Hablamos, por ejemplo, de la reconversión industrial en zonas más desfavorecidas. Nosotros hemos presentado ahí, al igual que lo hizo el Grupo Popular, enmiendas destinadas a incrementar la cantidad que vaya a hacer posible la reconversión, la puesta en funcionamiento, en esas zonas desfavorecidas, de alternativas a las crisis industriales que están padeciendo y que probablemente van a extenderse el próximo año. Puede que se esté creando empleo, pero está repercutiendo en otros sectores y hay que buscar alternativas, para compensar esos empleos que desaparecen como consecuencia de la competitividad, de la pérdida de competitividad, de la incorporación de nuevas tecnologías y factores múltiples. Esa es la situación que tiene, por ejemplo, la provincia de Jaén con el problema en Linares de la fábrica Santana. Pero no es sólo eso, sino que también en la provincia de Cádiz el cierre de alguna azucarera del grupo Ebro necesita la correspondiente compensación mediante la creación de alternativas, y además hay que ver lo que ocurre en la provincia de Soria, en la comarca del Moncayo, con el grupo de automoción Delphi o con la industria Revilla en la propia capital de Soria. Estos datos que están ahí y esos problemas localizados no se pueden resolver con la cantidad, incluso elevada por la enmienda del Grupo Popular, que se recoge en los presupuestos de está Sección 20.
Los dos grandes apartados de este Ministerio son, como le decía antes, por un lado, la investigación, la ciencia estricta y, por otro lado, la sociedad de la información. ¿Y qué nos encontramos? Estamos en plena ejecución de un Plan Nacional de I+D+I, investigación más desarrollo más innovación, que se encuentra, paradójicamente, en esta Cámara en fase de Ponencia. El Plan es desde el 1 de enero de 2000 a 31 de diciembre de 2003. Esa Ponencia en 1a Comisión a la que pertenezco no se ha reunido mucho, tiene que emitir un informe acerca de un plan, y me temo que el plan va a acabar antes que la redacción del informe. Esto pone de relieve, en definitiva, el poco interés que muestra quien tiene mayor peso de votos en la Comisión en relación con ese Plan Nacional de I+D+I.
Ese plan tiene como objetivo llegar, a finales de 2003, a un 2 por ciento del PIB destinado a la investigación. Es difícil conseguir ese objetivo cuando para este próximo año 2002 tenemos ya un crecimiento escaso, como he señalado anteriormente y, por supuesto, inferior a la previsión del PIS para el año 2002. Si ésa es la perspectiva que tenemos en el tercer año de ejecución del Plan Nacional I+D+I, difícilmente vamos a alcanzar ese 2 por ciento porque, según los datos de Eurostat, en el año 1999 estábamos en el 0,89 del PIB. En los tres últimos años hemos mantenido ese mismo porcentaje, en definitiva ese mismo esfuerzo por la investigación, con la única excepción del año 1998 en el que dimos un notable avance desde el 0,82 al 0,90. Pero la situación es que en la Unión Europea por detrás de nosotros únicamente están Grecia, con el 0,51, y Portugal, con el 0,76 por ciento. La media de los países de la Unión está aproximadamente en torno al 2 por ciento, con los países nórdicos que están por encima del 3 por ciento del PIB. No digamos ya Japón con un 3,4 por ciento o Estados Unidos con un 2,64 en el año 1999, cifras facilitadas por Eurostat, por la propia Comisión Europea.
Si analizamos los gastos por persona, esa ratio todavía pone de relieve mayores disparidades entre nuestro país y los países del entorno. Por ejemplo, si analizamos el grado de participación del sector público privado y universitario en la investigación, nos aproximamos algo más, dado que en línea europea lo que se nota es el predominio del sector privado, donde llega a significar el 66 por ciento del I+D, el estatal el 14 por ciento y la universidad el 20 por ciento. España está en las posiciones de empresas en el 54 por ciento, en las de Estado en el 17 por ciento, y en las de universidad en el 30 por ciento.
Por eso las enmiendas que hemos presentado en relación con ciencia e investigación no buscan otra cosa que incrementar el dinero --no hay otra solución-- destinado a los distintos organismos públicos autónomos que se han integrado en este Ministerio. Y esas mayores partidas presupuestarias que plasmamos en nuestras enmiendas buscan incrementar el personal, porque difícilmente se puede hacer investigación si no hay personal investigador, personal que hay que preparar y formar. Debemos reconocer que el único acierto realmente a subrayar y motivo para felicitar al Ministerio, es que en este año 2001 que concluye se ha incrementado el número de becarios o personal de investigación pre y posdoctoral, pero en el resto, como decía, la situación sigue siendo gris; por no dramatizar, califiquémosla de gris.
Estos esfuerzos expresados en nuestras enmiendas no sólo van dirigidos al personal sino a la inversión directa también, o a la inversión mediante convenios con las Comunidades Autónomas, a lo que ya ha hecho referencia el portavoz del Grupo Parlamentario de Senadores Nacionalistas Vascos, así como la señora Ministra en su reciente comparecencia ante la Comisión General de Comunidades Autónomas, pero que no se ha plasmado hasta el presente en ninguna concreción, sobre todo cuando los recursos destinados a esos convenios con las Comunidades Autónomas no parece que permitan grandes alegrías en relación con los mismos, y este capital también debe destinarse a la universidad, a la investigación básica, que parece quedar postergada en los planteamientos actuales del Ministerio.
En la última sesión de la Comisión que celebramos la semana pasada, la comparecencia de la titular del Departamento se centró en torno a la investigación genómica, sin

Página 4018


que lográsemos convencerla los distintos grupos allí presentes de la prioridad que debe tener el esfuerzo en investigación en este sector, porque no es posible hablar de la investigación genómica mezclando la genómica humana con la genómica vegetal y con la genómica animal, y queremos centrar los esfuerzos, con carácter prioritario en la investigación del genoma humano. Se responde con la creación en el mes de noviembre, es decir, el pasado mes, hace unos días, de una Fundación para abordar los problemas e impulsar esta investigación genómica. Sin embargo, no se sabe cuál va a ser la financiación y la composición. En definitiva, es una respuesta tardía, forzada ante las iniciativas que distintos grupos parlamentarios han venido planteando en esta Cámara a lo largo de este año.
El otro apartado es el de la sociedad de la información. Se reducen programas de formación de personal dedicadas a esta nueva sociedad que estamos construyendo. Sin embargo, hace falta mayores cantidades de dinero si queremos alfabetizar digitalmente, como se viene diciendo, el mayor número de personas, colaborando con las Comunidades Autónomas que gestionan las escuelas, que gestionan o gestionarán próximamente los hospitales; con las corporaciones locales, en su compromiso por ir hacia una ciudad digital, y con las pequeñas y medianas empresas en el mismo objetivo, todo ello evitando lo que se ha denominado la brecha digital.
Si se sigue la evolución del número de usuarios de Internet por Comunidades Autónomas vamos apreciando que cada vez se distancian más las Comunidades Autónomas de mayores niveles de renta de las Comunidades Autónomas con niveles menores de renta. Eso no facilita la igualdad, que debe ser uno de los objetivos fundamentales para el desarrollo social equilibrado de nuestro país. Ahí está el ejemplo de algo que se ha querido vender dentro del Plan Info XXI como gran iniciativa ministerial, que es el concurso para alfabetizar a un millón de personas en el uso de Internet. Ese concurso se ha convocado en los últimos meses del presente año y ha sido adjudicado hace pocas semanas. Pero es imposible imaginar que con 400 millones de pesetas se pueda alfabetizar a un millón de personas en tres meses, como marca la previsión que contenía dicha convocatoria.
En definitiva --y quiero concluir--, me parece que debemos ser conscientes de que hablar de ciencia, investigación, tecnología, sociedad de la información --quizás menos de la sociedad de la información-- no entusiasma ni ilusiona mucho al ciudadano medio español. No obstante, la clase dirigente tiene que ser consciente de que estamos ante una opción fundamental. Es necesaria una política social, es necesaria una mayor inversión en educación, en empleo y en sanidad, pero de todo ello pueden ir debilitándose los cimientos si no seguimos la velocidad a que marchan otros países de nuestro entorno y de nuestra competencia. Parece que eso no ha sido comprendido por los que han presentado y por los que apoyan estos presupuestos en está Sección 20, porque ello entraña ese grave riesgo de quedarnos marginados. A lo mejor, a mí o a algunos de los presentes no nos va a afectar dentro de diez o de quince años, pero sí a las generaciones más jóvenes que van a encontrarse con que, debido a que no asumimos un esfuerzo mayor en pro de la investigación y de la sociedad de la investigación en estos momentos, el futuro les será menos satisfactorio.
Por todo ello hemos presentado este conjunto de treinta y tres enmiendas que he defendido y sintetizado globalmente. Los que somos de universidad, los que estamos en contacto con grupos que investigan en condiciones jurídicamente precarias, consideramos que la sociedad española, si quiere ser moderna, no puede dejar en un segundo plano el compromiso por la investigación y por la sociedad de la información.
Muchas gracias, señor Presidente.


El señor VICEPRESIDENTE (Rojo García): Muchas gracias, Senador Saavedra.
Para turno en contra, tiene la palabra, por el Grupo Parlamentario Popular, el Senador Vázquez.


El señor VAZQUEZ VAZQUEZ (don Amador): Muchas gracias, señor Presidente.
Señorías, intervengo en nombre del Grupo Parlamentario Popular para posicionarme en contra de los vetos y de las enmiendas de los Grupos Parlamentarios Entesa Catalana de Progrés y Socialista.
Quiero demostrar la satisfacción de mi Grupo por tener la posibilidad de debatir por segundo año consecutivo el presupuesto de ciencia y tecnología, el cual promociona y controla todo lo que significa la investigación del desarrollo científico y tecnológico, y cuya coordinación corresponde a este Departamento. Estamos hablando, como bien decía el señor Saavedra, de un Ministerio de reciente creación, cuya finalidad es concentrar la mayor parte de los recursos públicos dedicados a investigación, a desarrollo tecnológico, a innovación y a la sociedad de la información en torno a un grupo de programas qué están contenidos en el presupuesto con cierta centralidad y con capacidad de coordinación.
En estos presupuestos el Gobierno ha establecido prioridades, puesto que tiene un límite que es el equilibrio presupuestario y el de ingresos y gastos, los cuales marcan las primeras cuentas en euros, y sigue apostando claramente por las tecnologías en investigación, desarrollo e innovación, que aumenta en un 7,49 por ciento para continuar el proceso de modernización tecnológica de nuestro país y facilitar el desarrollo de la economía productiva y el bienestar de los españoles. En el presupuesto del Ministerio de Ciencia y Tecnología se ha hecho una buena distribución, aunque nos gustaría disponer de más dinero, pero es un presupuesto claro, prudente y realista. La sociedad de las oportunidades pasa por el gran esfuerzo que se está haciendo a través del Ministerio de Ciencia y Tecnología en lo que significa la sociedad de la información y también pasa por el desarrollo de muchas políticas sociales. Señorías, se está haciendo un esfuerzo muy importante en innovación, en desarrollo y en investigación, y se va a seguir haciendo, tal y como manifestaron los altos cargos del Ministerio y la propia señora Ministra en las últimas comparecencias en las distintas comisiones. Queremos que nadie

Página 4019


se quede fuera de la sociedad de las oportunidades por falta de medios económicos, por falta de formación o por ubicación geográfica, y a ello está dedicado el Plan Info XXI. En ese esfuerzo es en el que se están planteando estos presupuestos, pero para conseguir todo esto se requiere un equilibrio y una coordinación entre unas partidas y otras. Por eso, entre todos vamos a trabajar en los problemas que han expuesto los señores Gibert y Saavedra, para buscar las soluciones más adecuadas.
Nada más y muchas gracias.


El señor VICEPRESIDENTE (Rojo García): Gracias, Senador Vázquez.
¿Turno de portavoces? (Pausa.) Tiene la palabra el Senador Saavedra.


El señor SAAVEDRA ACEVEDO: Muchas gracias, señor Presidente.
Brevemente. Unicamente quiero alegrarme de la coincidencia de las palabras finales del señor Vázquez con las que su compañero, el Senador Abejón, pronunció en respuesta a mi intervención en la Comisión de Presupuestos, y esas palabras son: Vamos a hablar. Ese «vamos a hablar» me hizo concebir las esperanzas de que alguna aproximación harían, algún esfuerzo harían, porque hay recursos en la Sección 31, de la que siempre se echa mano en los momentos de apuro, para mejorar las partidas de la Sección 20. Pero hoy hemos visto que se quedan ustedes sólo en el «vamos a hablar». Por lo menos el turno en contra ha sido a favor, y eso me complace haberlo oído del Grupo Parlamentario Popular. Dicen que vamos a hablar, bien, continuaremos hablando, pero también hay que dar algo más de dinero al Ministerio, a la investigación, a la sociedad de la información, porque si no, de poco sirve que sigamos hablando todos y visitando parques tecnológicos por ahí, que son esfuerzos en gran medida de las Comunidades Autónomas, mucho más que del propio Ministerio.
Nada más y muchas gracias.


El señor VICEPRESIDENTE (Rojo García): Gracias, Senador Saavedra.
Tiene la palabra, Senador Vázquez, por el Grupo Parlamentario Popular.


El señor VAZQUEZ VAZQUEZ: Muchas gracias, señor Presidente.
La intervención del señor Saavedra no nos hace cambiar de opinión.
Pensamos que el presupuesto que presentamos a esta Cámara para su aprobación es acertado, por lo que no sería acertado cambiar una partida destinada a un apartado concreto para dedicarla a incrementar otro, tal y como ustedes plantean en las enmiendas que han presentado. Consideramos que se han estudiado cuidadosamente las distintas partidas para que la sociedad de la información alcance a todos los ciudadanos y para que la innovación, el desarrollo y la investigación sean importantes para todas las personas.
Con este presupuesto, señorías, se pretende que no todo tenga que ser pagado por el gasto público. Se trata también de favorecer que el mayor gasto del sector público de este presupuesto arrastre un incremento del gasto privado, produciendo un esfuerzo multiplicador.
Los recursos humanos en investigación también son políticas prioritarias del Ministerio. Se está haciendo una apuesta por incrementar el esfuerzo tecnológico español, una apuesta por acercarlo a las cotas europeas que le correspondan de acuerdo con su nivel de renta per cápita y con sus aspiraciones de crecimiento económico futuro, con la intención de racionalizar nuestra actividad.
A través de los programas de telecomunicaciones y de la sociedad de la información, tendremos una economía basada en el conocimiento, en la sostenibilidad y en la flexibilidad, y será capaz de extender estas nuevas tecnologías a todos los ciudadanos. Este compromiso se asume con el convencimiento de que la incorporación de las nuevas tecnologías a los procesos productivos es una de las principales claves del crecimiento económico de nuestro país y de las sociedades modernas, que puede y debe contribuir al desarrollo de las diferentes políticas sectoriales, tales como educación, sanidad o formación, y también con el convencimiento de que servirá para mejorar el bienestar y la calidad de vida de todos los ciudadanos.
Los que quieren que haya transparencia, que haya mayor facilidad de control, tienen que estar satisfechos de que todas estas investigaciones estén dentro del Ministerio de Ciencia y Tecnología, porque también a la oposición le va a ser más fácil controlar la utilización de un dinero público que es dinero de todos.
Por todo lo expuesto y una vez estudiadas todas estas enmiendas, nuestro Grupo no puede aceptarlas. No obstante, este portavoz quiere agradecer a todos los que han intervenido el tono y el estilo que han empleado en sus exposiciones.
Muchas gracias.


El señor VICEPRESIDENTE (Rojo García): Gracias, Senador Vázquez.
Entramos en la Sección 21, Agricultura, Pesca y Alimentación. (Pausa.) Los señores Cámara Fernández y Cabrero Palomares, del Grupo Parlamentario Mixto, han dado por defendidas sus enmiendas; el señor Quintana González, exactamente lo mismo.
El señor Albistur, del Grupo Parlamentario de Senadores Nacionalistas Vascos, ya nos dijo en el turno anterior que también daba por defendidas sus enmiendas.
Por el Grupo parlamentario Entesa Catalana de Progrés, tiene la palabra la Senadora Cid.


La señora CID PAÑELLA: Gracias; señor Presidente, señorías.
Por segundo año consecutivo, a altas horas de la noche nos ponemos a hablar de la Sección 21. Me tendrán que permitir que exponga la posición de mi Grupo al respecto, entendiendo que estaría bien terminar lo más rápidamente posible por el bien de sus señorías.
Consideramos que el presupuesto de la sección 21, que corresponde al Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, es un presupuesto de oficio, es decir, un presupuesto

Página 4020


continuista y que, por lo tanto, no da muestras de sensibilidad, respecto al conjunto de los presupuestos del Estado, ante un sector económico que siempre ha sido el pariente pobre y que últimamente ha visto agravada su situación por factores que han incidido negativamente en la recuperación del sector.
Lo cierto, señorías, es que este año que concluye ha sido tremendo para agricultores, pescadores y ganaderos, y este presupuesto no da respuesta a esta situación. No es un presupuesto solidario ni mucho menos, por tanto, no es un presupuesto que apueste por dar respuestas de futuro para el sector profesional afectado, que, además de ganarse la vida con su trabajo, tendría que ver reconocido su esfuerzo por mantener el medio rural y la preservación del territorio a través de mecanismos que aseguren la protección de los recursos.
Como decía, durante este año, el sector alimentario, agrario y pesquero ha padecido crisis importantes en las que todavía se encuentra inmerso.
Podemos recopilar algunos de estos hechos como la encefalopatía espongiforme bovina, la fiebre aftosa, la peste porcina clásicas (con graves consecuencias para la ganadería y la seguridad alimentaria), el fracaso de la negociación de la Unión Europea con Marruecos en materia de pesca, o las dificultades en cultivos concretos como el olivo, el arroz, los frutos secos, etcétera, afectados por diferentes aspectos de negociación con la Unión Europea y que dependen del cumplimiento de obligaciones o adecuaciones derivadas del marco europeo o mundial.
Podríamos añadir a esta lista más cuestiones que encontraríamos repasando los asuntos tratados en la Comisión a lo largo del presente año. Con ello pretendemos poner de manifiesto que este presupuesto, como decíamos al principio, no es la respuesta adecuada a esta situación, ni tan siquiera se ve reflejado en él el principio de multifuncionalidad para reconocer este importante trabajo al que nos referíamos anteriormente, que realizan los diferentes sectores implicados. Lo que sí se refleja en este presupuesto es un claro descenso respecto al año anterior a pesar de que el Ministro se ha esforzado en repetirnos la lista de objetivos que se pretende cumplir. Pero es evidente que estos objetivos que se pretenden alcanzar, que se apuntan como temas claves, tienen una insuficiencia de recursos, y en otros casos éstos son inexistentes, por ejemplo, el Plan Nacional de Regadíos no muestra un impulso necesario para que sea una inyección económica suficiente para un desarrollo de política territorial adecuado y decidido.
Son insuficientes medidas que se reflejan para dar respuestas a la PAC porque no hay una previsión de desarrollo de políticas rurales globales y, por tanto, señorías, en estos momentos en que también hay una gran sensibilidad en la calidad y seguridad alimentaria y hay muchas iniciativas y compromisos adquiridos por el propio Ministerio, y en referencia a Comunidades Autónomas, estos presupuestos no dan respuesta a esta problemática ni nos aseguran ni garantizan una previsión de futuro mejor.
Es evidente, pues, que si a esto añadimos que el no llegar a conseguir ese acuerdo entre la Unión Europea y Marruecos en la pesca a pesar de que hay un plan de acción de la flota y de medidas de reestructuración y diversificación económica, que el señor Ministro vino a exponer a esta Cámara, las inversiones que se prevén son insuficientes y las alternativas para dar al sector no son contempladas en su globalidad y de una manera diversificada en la cual se apueste realmente para una mejora del sector diversificando su actuación. Esto, unido a que en algunas Comunidades Autónomas, entre ellas Cataluña, tienen competencias exclusivas sobre la materia, es motivo suficiente para devolver al Gobierno el presupuesto de esta Sección 21 y, en todo caso, en turno de portavoces podría entrar a pormenorizar algunas de las enmiendas que el Grupo Parlamentario Entesa Catalana de Progrés ha presentado para mejorar algunos de los programas por los que creemos que hay que apostar para dar una mejor respuesta y garantizar un mejor futuro al sector que nos ocupa.
Muchas gracias, señor Presidente.


El señor VICEPRESIDENTE (Rojo García): Gracias, Senadora Cid.
Por el Grupo Parlamentario Socialista, tiene la palabra el Senador López Carrasco.


El señor LOPEZ CARRASCO: Muchas gracias, señor Presidente.
Señorías, que la situación de la agricultura, la ganadería y la pesca de este país está pasando una crisis fuerte a lo largo de estos últimos años es un hecho que está en el campo y en los puertos marítimos. Estos sectores han soportado en los últimos cinco años, tres años consecutivos de bajada de rentas, de bajada del poder adquisitivo de los agricultores y los ganaderos. Han soportado también una elevación de los costes de los factores de los medios de producción, como han sido los carburantes, las semillas, los fertilizantes y los piensos. Pero al mismo tiempo que veían crecer estos costes, veían cómo los precios de sus productos se reducían en algunos casos en estos cinco años a la mitad del precio que tenían en 1996, y pongo los ejemplos de dos importantes cultivos de este país como son el vino y el aceite.
Por supuesto que han vista reducidos los precios en los cítricos, en las carnes y en los cereales. A esto se junta en el último año una crisis en el sector ganadero, cuyos ganados padecen dos enfermedades: la encefalopatía espongiforme bovina y la peste porcina, entre otras, que hacen que cientos de explotaciones ganaderas hayan desaparecido, se hayan arruinado.
Ante esta situación, el Gobierno no les ha dado la respuesta que los pescadores, los agricultores y los ganaderos esperaban. Además, los presupuestos estatales que el Gobierno del señor Aznar viene elaborando desde 1996 han sido insuficientes y cicateros para el campo y para el sector pesquero.
Con esos presupuestos el Gobierno ha renunciado desde el primer momento, desde 1997, a ofrecer soluciones a los problemas de los pescadores, de los agricultores y de los ganaderos de este país.
El Gobierno vive de espaldas al campo y al mar y no se le aprecia ningún cambio en esta dirección en la pobre política

Página 4021


agrícola y pesquera que está desarrollando. Sigue en sus trece y así se puede apreciar en esta elaboración de los presupuestos que estamos discutiendo. Reduce el presupuesto para el Ministerio de Agricultura para el año 2002 comparándolo con el presupuesto, ya escaso, que tenía para el año 2001.
Nuestros agricultores y ganaderos no se merecen, en la situación en que se encuentran, que un Ministerio de Agricultura no plantee unos presupuestos en los que se discuta no ya si se han congelado o reducido un 0,1 por ciento, sino que tenía que presentar unos presupuestos con una elevación de un 10, un 15 o un 20 por ciento del presupuesto reducido del año 2001. Sin embargo, los han reducido.
Debemos sacar la conclusión de que al Gobierno del señor Aznar le avergüenza planificar unas presupuestos con fuertes reducciones para estos sectores agrícola y pesquero y les aplica un maquillaje para camuflar esas drásticas reducciones que ha aplicado.
¿Qué maquillaje aplica en la técnica presupuestaria de los presupuestos de agricultura para este año el gobierno del Partido Popular? Como cada año, vemos que el porcentaje del dinero procedente de la Unión Europea en los presupuestos del Ministerio de Agricultura va creciendo, y el Subsecretario y el Ministro de Agricultura lo dicen como un éxito. Señor Ministro, esto no es un éxito, sino un camuflaje. Ustedes, del dinero de la Unión Europea en el año 2001, participaban con el 84 por ciento del presupuesto, que es un dinero que viene y que se va, que no hay que gestionarlo, que no hay que ponerlo, mientras que el resto, el 16 por ciento, lo pone el Estado. Este año la participación del dinero que viene de Europa es de un 88 por ciento, y de aquí un 12 por ciento. Y esto lo presenta el Ministro como un éxito. Le tiene que avergonzar que el dinero que se pone de aquí, del Estado, es menor este año que el año pasado. ¿Y cómo se deduce? Muy sencillamente. Si ustedes han dicho que este año en los presupuestos la participación de Europa es del 88 por ciento y el año pasado fue del 84 por ciento, quiere decirse que en los presupuestos del año pasado la participación del Estado era del 16 por ciento y en estos presupuestos es del 12 por ciento.
¿Qué están planteando en esta planificación? Que como el dinero de Europa se planifica a la demanda de las ayudas directas, se puede acortar de cálculos de ayudas para el año que viene. ¡Qué más da poner un billón de pesetas que vienen de Europa que un billón 100.000 pesetas si va a la demanda y lo mismo se puede gastar el billón 100.000 que 900.000 millones de pesetas si no se puede precisar matemáticamente! Sin embargo, eso le permite reducir, tapar el dinero que sí reduce del Gobierno, del Estado, al Ministerio de Agricultura.
El Gobierno mete la tijera, reduciéndole al Ministro de Agricultura los presupuestos de agricultura, pero el Ministro de Agricultura los maquilla tapándolos con un incremento que dice que va a venir de Europa. Pero usted no me puede decir ahora mismo cuánto le va a venir de Europa por el número de hectáreas de herbáceos que se cultiven o por las ayudas del Feoga-Garantía. No me lo puede usted precisar, y usted lo hace a ojo para tapar el dinero que no pone de aquí.
El Ministerio de Agricultura utiliza otra técnica presupuestaria de camuflaje y engaño. ¿Y cómo lo hace ? Esta técnica consiste en presupuestar ahora que estamos debatiendo el presupuesto del año 2002 unas cantidades más o menos que dirán que no se conozca públicamente la reducción del Ministerio de Agricultura, que entre el procedimiento de traer más dinero de Europa y el de presupuestar la misma cantidad no se ve, pero no hay cuidado. Se hacen unos presupuestos más o menos como los del año pasado, pero luego la ejecución será otra cosa. En la ejecución ya vendrán las modificaciones de crédito y las transferencias presupuestarias a partir del mes de abril o mayo y se encargarán de gastar en otra finalidad distinta las partidas que estamos presupuestando y aprobando ahora.
Ustedes, señorías del Partido Popular, dirán que eso no es cierto. El programa de regadíos de los últimos presupuestos es el ejemplo más claro de la aplicación que está haciendo el Gobierno de esta técnica presupuestaria de camuflaje porque no ejecuta y el dinero que se presupuestó el año pasado en el 2000 para el 2001 resulta que se aprobó aquí, pero no se ha gastado en regadíos y ahora se van a aprobar 30.000 millones de pesetas para el Plan Nacional de Regadíos y no se van a gastar. El año pasado se aprobaron 39.000 millones de pesetas que si el Senador que ahora conteste me dice dónde los han gastado o en qué política de regadíos entonces me levantaré y desdeciré lo que estoy diciendo.
Con estas técnicas de elaboración presupuestaria viene consiguiendo el Gobierno año tras año presupuestos de agricultura que yo diría que son presupuestos increíbles. El Programa 531.B que ustedes presentan como estrella del Plan Nacional de Regadíos es increíble, inoperante y va a la baja; increíble por lo que le he expuesto; inoperante porque no ha ejecutado nada desde 1996; y a la baja porque en este mismo programa para el año que viene hace una reducción del 24 por ciento. Nuestras enmiendas van en la dirección de corregir desequilibrios territoriales y desbloquear la paralización de este programa.
Al programa de desarrollo rural le han pegado ustedes una reducción presupuestaria tan drástica que en el próximo año o en los próximos meses inevitablemente este programa va a la quiebra y a su paralización. Están desviando fondos de este programa para compensar algunos fracasos de negociaciones mal defendidas por el Gobierno de España en Bruselas, como es el caso del girasol y del olivar. Así, lógicamente, falta dinero para las medidas de acompañamiento más características de este programa como son las forestaciones, las medidas agroambientales, la jubilación anticipada y las indemnizaciones de montaña.
No pongan falsas excusas para cargarse este programa diciendo que los porcentajes del Ministerio de Agricultura eran del cien por cien y ahora van a ser del 15 por ciento de media. No es ése el caso. No creen ustedes en el programa de desarrollo rural como tampoco creen en la modulación de las ayudas de donde se podría recabar, aplicando la modulación, fondos para este programa de desarrollo rural. La

Página 4022


competitividad de nuestro campo, la calidad y seguridad alimentaria y la industrialización agroalimentaria las están poniendo ustedes, con la reducción que aplican a sus programas, al pie de los caballos.
Quiero destacar el tratamiento presupuestario que dan ustedes para el próximo ejercicio a la crisis de las vacas locas, que raya en la irresponsabilidad y la insensatez por su escasez presupuestaria y por el desvío que hace el Gobierno de los problemas que se le presenten a los ganaderos hacia el seguro. Es una grave irresponsabilidad del Gobierno que en los próximos meses vamos a tener ocasión de comentar.
En cuanto a la pesca, y voy terminando, para mantener el liderazgo de nuestro país como primera potencia pesquera, en nuestras enmiendas proponemos el incremento de los programas destinados a investigaciones marinas, el Plan nacional de cultivos marinos, el fomento de la acuicultura y un desarrollo sostenible que aborde también la conquista de nuevos caladeros. Al no haber alcanzado el acuerdo de pesca con Marruecos, proponemos que en aquellas Comunidades Autónomas más afectadas, como Andalucía, Galicia y Canarias, por las graves situaciones que viven los sectores pesqueros el Gobierno intente llegar a un acuerdo para resolverlos problemas.
Termino con el Programa 719.A, sobre previsión de riesgos en las producciones agrarias, al que ustedes proponen un incremento del 7 por ciento de la partida presupuestaria que tenían para el año 2001. Había 29.000 millones de pesetas para el 2001 y ustedes proponen 30.000 millones de pesetas. Sinceramente, ¿creen ustedes que pueden prometer a los agricultores y ganaderos --como está haciendo el señor Ministro-- que van a tener cubierta la siniestralidad, las actuaciones que se deriven de la crisis de las vacas locas, la garantía de compensación de rentas en el campo y una serie de nuevas líneas de seguro? Yo, señorías, les ruego que no gasten bromas ni hagan promesas ilusorias a los agricultores, ganaderos y pescadores de este país. No les tomen el pelo, porque con esas promesas se lo están tomando.
Digo esto porque mire lo que recogía El País la semana pasada: La siniestralidad en el campo cierra el año provocando un déficit en el sistema de seguros agrarios español, ya que las indemnizaciones ascienden a 50.000 millones de pesetas y las primas sólo han recaudado 45.000 millones de pesetas. Si el dinero hoy es insuficiente con 5.000 millones de pesetas para cubrir esta única línea de seguro, ¿cómo están planteando que con un incremento de 2.000 millones de pesetas puedan cubrir ésa, la de las vacas locas, la de la garantía de las rentas y una serie de líneas más de seguros? Acepten, señorías, nuestras enmiendas; en concreto, la número 1459 que propone el incremento de esa partida para seguros. Estoy seguro de que si las aceptan el Ministro de Agricultura, el señor Cañete, no va a dar suspensión de pagos, pero con estos presupuestos el señor Cañete estará abocado a dar la suspensión de pagos hacia el mes de septiembre u octubre en muchas líneas de ayuda de su Ministerio.
Muchas gracias.
El señor VICEPRESIDENTE (Rojo García): Gracias, Senador López Carrasco.
Para turno en contra, tiene la palabra el Senador Bernáldez.


El señor BERNALDEZ RODRIGUEZ: Gracias, señor Presidente.
Voy a compartir el tiempo correspondiente al turno en contra con la Senadora Agüero, portavoz de pesca.
Quiero dar las gracias por sus intervenciones tanto a la Senadora Cid como al señor López Carrasco. Créanme que no me ponen difícil mi respuesta.
Senadora Cid, ha comenzado su intervención diciendo que eran altas horas de la noche y que por tanto iba a ser breve. Considero que los sectores agrario, pesquero y agroalimentario, así como ese más de un millón de personas que de ellos viven, merecen que les dediquemos el tiempo que sea necesario, aunque sean las dos menos cuarto de la madrugada.
Usted ha comentado que se ha realizado una mala negociación en el olivar y que actualmente estamos padeciendo las dificultades derivadas de la misma. La mala negociación se realizó precisamente con la entrada de España en el Mercado Común a este respecto, aceptando un período transitorio de 10 años que colocó a los olivareros españoles en unas condiciones muy distintas y desfavorables respecto a los olivareros de Grecia, por ejemplo, país que entró con posterioridad.
Y fíjese lo que tuvo que hacer el Gobierno del Partido Popular: tuvo que defender, yo diría que con uñas y dientes, una cantidad máxima garantizable de 770.000 toneladas que equivalían a unas ayudas de más de 170.000 millones de pesetas, cifra jamás percibida por el sector olivarero; además, cambiamos el concepto.
El Gobierno socialista de entonces apoyaba la ayuda al árbol y nosotros apoyamos la ayuda a la producción. Mucho trabajo nos costó, mucha deslealtad, posiblemente por no contar con el apoyo de algún grupo mayoritario que nos debía haber apoyado, y mucha dificultad tuvimos en cambiar ese concepto porque nosotros pretendíamos ayudar a la producción ya que generaba jornales.
Ha presentado una enmienda de veto que coincide en todos los argumentos con la enmienda de veto presentada por el Grupo Parlamentario Socialista, pero al final añade un párrafo que nos llama la atención, como ya hizo el año pasado. Dice usted que el actual presupuesto no contempla las competencias exclusivas que en materia de agricultura tienen algunas Comunidades Autónomas, entre ellas Cataluña.
Senadora Cid, hoy día vivimos tiempos en los que corren ciertos aires de federalismo. Precisamente la agricultura y la ganadería, como actividades muy cercanas al territorio, eran productivas y se transfirieron enseguida, incluso a los entes preautonómicos. Pero después no se establecieron unos límites competenciales excesivamente precisos y han sido y deben seguir siendo hoy día necesarias grandes dosis de entendimiento entre la Administración central y las Comunidades Autónomas.
Senadora Cid, a mi juicio es imprescindible que exista una vía constante de cooperación y colaboración, tanto entre

Página 4023


la Administración central como con las Comunidades Autónomas, para construir entre todos unos elementos básicos de política agraria. Ese esfuerzo es todavía más necesario desde nuestra integración en la Unión Europea y, desde luego, mi Grupo cree en una voz única en Europa que defienda tanto los intereses suyos, los de Amposta, como los de la Cornisa Cantábrica, los intereses cerealistas de las dos Castillas, los de las frutas y hortalizas de Levante o los del algodón, el aceite de oliva, etcétera, de Andalucía.
Por tanto, pensamos que es necesaria una voz única en Europa y pensamos que se puede hacer una política de entendimiento, una política agraria nacional en el seno de la Unión Europea, en colaboración y absolutamente respetuosa con las Comunidades Autónomas.
No creemos, por tanto, en competencias excluyentes y entendemos que el Estado y las Comunidades Autónomas no son entes separados y enfrentados, sino que deben concebirse como complementarios en el marco de la Constitución española, y por eso rechazamos esta enmienda.
Me esperaba el discurso del Senador Carrasco. Usted ha dicho que el campo español está en crisis. Creo que la crisis está permanentemente en su discurso y no en la realidad. Y le voy a dar unos datos correspondientes a macromagnitudes agrarias que contradicen el mismo.
En cuanto a la renta, es cierto que durante algunos años se ha producido un ligero decenso, concretamente, en los años 1996, 1997 y 1998. Pero también es cierto que en 1994 se produjo un gran incremento de renta, del 19 por ciento, y que tanto en 1999 como en 2000 --a pesar de que hubo un procedimiento metodológico distinto-- la renta agraria se ha recuperado.
Así, en 1999 teníamos 2.914 miles de pesetas, y este año, 3.145 miles de pesetas, correspondientes a la renta agraria por ocupado.
Respecto de su afirmación de que ha disminuido la actividad y la ocupación, he de decirle que eso no ha ocurrido en absoluto. Precisamente cuando disminuyó la ocupación fue durante los años en que ustedes gobernaron, porque desde 1983 hasta 1997 tuvieron que dejar el campo 900.000 activos agrarios. Así, en 1983 había dos millones 100.000 activos agrarios, mientras que en 1997 éstos eran de un millón 254.000. Sin embargo, en tiempos del Gobierno del Partido Popular solamente ha habido un descenso de 100.000 activos agrarios en el campo. Así pues, tanto los datos que se refieren a la renta agraria como al número de activos en el campo no coinciden con el discurso que usted ha hecho en esta Cámara.
Y voy a referirme a otra macromagnitud que tampoco coincide con su discurso, Senador López Carrasco. Se trata de los precios de la tierra, que han continuado con la tendencia expansiva iniciada en 1994. El índice general ha experimentado en el año 2000 un aumento del 6,9 por ciento, y la mencionada subida media nacional ha sido francamente intensa en las tierras de cultivo, que han aumentado de precio en un 7,1 por ciento, y en los aprovechamientos tanto en prados como en pastizales, que han aumentado también un 5,5 por ciento. Las tierras de secano han experimentado también un incremento, y en las tierras de regadío este último año el aumento ha sido francamente notable. Se observan elevaciones de precios superiores a la media nacional en las tierras dedicadas a la labor de regadíos, limoneros, viñedos de mesa, olivar de almazara, etcétera. Y si hacemos un análisis por Comunidades Autónomas vernos que precisamente Cataluña ha sido una de las Comunidades en las que más ha subido el olivar de almazara; en Castilla y León, el viñedo de transformación; en Madrid y Castilla-La Mancha, la labor de regadíos y prados naturales de secano, etcétera.
Ha hablado usted de la modulación de ayudas en lo que se refiere a las posibilidades de desviar las ayudas directas hacia programas de forestación, programas para las indemnizaciones complementarias de montaña, u otro tipo de programas de desarrollo rural. Pues bien, efectivamente, el artículo 4 del Reglamento comunitario de ayudas al reglamento horizontal, adoptado en la Agenda 2000, en el marco de la reforma de la PAF, posibilita la modulación de ayudas directas por parte de Estados miembros que así deseen hacerlo con carácter voluntario. Y para ello se creó un grupo de trabajo que durante el año 2000 ha estado haciendo un análisis de la situación actual de la agricultura española para aplicar posibles ayudas de modulación. Ese trabajo ha estado elaborado por funcionarios del MAPA, por organizaciones profesionales agrarias y por cooperativas agrarias, los cuales, insisto, durante el año pasado han estado trabajando para realizar análisis y diagnósticos que propiciasen un debate político respecto de la modulación.
No se ha aprobado formalmente ningún texto al respecto. Y, desde luego, partiendo de la base de que hay una serie de principios, que creo que usted compartirá conmigo, como el principio de equidad, es decir, que todos los agricultores tengan igual trato, o el principio de carácter general de la modulación, es decir, que ésta se produzca en todo el territorio nacional, y no en unas Comunidades Autónomas sí y en otras no --porque podría darse el caso paradójico de que un agricultor tuviera dos explotaciones, una, en una Comunidad, y la segunda, en otra, y a la primera se le aplicase la modulación, y a la segunda, no--, partiendo de esos principios, como digo, es imprescindible establecer los criterios de modulación que no están fijados todavía. Porque se están conjugando varios criterios. El primero, el volumen total de ayudas de una explotación. El segundo, la mano de obra en un año civil. Y el tercero, la rentabilidad global o margen bruto estándar. El grupo de trabajo no se ha puesto de acuerdo sobre cuál de esos criterios puede aplicarse a la hora de la modulación. Para modular todavía es necesario resolver importantes cuestiones. Por una parte, queda definir cuál es el umbral de modulación, es decir, la cantidad mínima o los ingresos mínimos por debajo de los cuales no debe modularse; queda por establecer una escala de modulación, algo en absoluto fácil de hacer, que evite saltos bruscos; queda por determinar la bonificación por empleo; queda por ver a cuántos agricultores afecta la modulación, posiblemente a 30.000 ó 40.000; queda por ver cómo afecta el empleo a la modulación, y una serie de interrogantes que hoy por hoy no aconsejan poner en marcha la modulación.
Otros países de la Unión Europea han decidido no modular, como es el caso de Alemania, Austria u Holanda, incluso

Página 4024


Francia, país entusiasta de la modulación, ha cambiado varias veces de criterio y está adoptando, en definitiva, una postura de absoluta prudencia. Por tanto, nosotros rechazamos este criterio de modulación, y con él el veto interpuesto por el Grupo Parlamentario Socialista a estos presupuestos.
Entendemos que estos presupuestos están hechos en consonancia con la política económica del Gobierno, que apuesta por la convergencia real con Europa y destina importantes recursos a la inversión, pues las inversiones reales, que suben un 22 por ciento, se inspiran en el ejercicio del déficit cero, cumpliendo la necesaria disciplina presupuestaria, y tienen como objetivo el pleno empleo y el crecimiento económico también en agricultura. En definitiva, son suficientes, capaces de mantener las inversiones y alcanzan los objetivos de la política agraria, pesquera y alimentaria del Gobierno en consonancia con el programa del Grupo Parlamentario Popular.
Nada más, y muchas gracias.


El señor VICEPRESIDENTE (Rojo García): Gracias, Senador Bernáldez.
Tiene la palabra la Senadora Agüero.


La señora AGÜERO RUANO: Gracias, señor Presidente.
Voy a responder, de forma global, a todas las enmiendas presentadas por sus señorías, pero, sin lugar a dudas, quiero dedicar mi intervención a la Senadora Cid, que, a pesar de la hora, ha venido a intervenir, algo que le agradezco muchísimo, así como también se lo agradezco al Senador López Carrasco.
Senadora Cid, decía usted en su intervención que estos presupuestos son continuistas y que hay una insuficiencia de recursos. Le doy la razón, evidentemente son unos presupuestos continuistas porque la política pesquera del Gobierno tiene que ser así, debe continuar con unos ejes básicos. Respecto de la insuficiencia de recursos, debo decirle que no voy a criticar que usted diga eso, pues evidentemente su señoría se encuentra en la posición adecuada para pedir muchos más recursos, que era lo mismo que yo hacía cuando estaba en la oposición, y a todos los Ministerios nos vendrían muy bien más recursos.
Considero que los Presupuestos Generales del Estado, que destinan más de 225 millones de euros, que son 7.452 millones de pesetas para el próximo ejercicio para el sector pesquero, garantizan la suficiencia presupuestaria para atender a todas las necesidades contempladas en esos ejes básicos de la política pesquera del Gobierno, y muy especialmente la de desarrollo de estrategias de diversificación de la economía del sector, por la que sé que su señoría está muy preocupada porque las 24 enmiendas que han presentado los grupos políticos --pues supongo que el Grupo Parlamentario Socialista ya se habrá dado cuenta de que la enmienda 1472 es exactamente igual que la 1474-- se basan en ello.
Una de las principales líneas de actuación del Gobierno en estos presupuestos es la acuicultura, por la que sé que están ustedes muy preocupados, que se incrementa con un 5 por ciento, y hay una previsión de gasto en el ámbito del programa operativo del IFOP que contiene dotaciones muy importantes para el desarrollo de la acuicultura en la mayor parte de las Comunidades Autónomas; por supuesto también la asistencia técnica y apoyo a la flota y los planes de reestructuración y de diversificación económica. Y debido a que el Gobierno considera como objetivo prioritario de su actuación la búsqueda de alternativas para las zonas afectadas por la falta de acuerdo entre a Unión Europea y el Reino de Marruecos, se potenciarán estas líneas de actuación, muy especialmente la diversificación económica y la de control y vigilancia de la actividad y de los recursos.
Ya saben ustedes que las previsiones en el sector pesquero se encuentran reflejadas en dos programas: el 718.A, De protección y conservación de recursos pesqueros, con un total de 38,08 millones de euros, que experimenta un crecimiento del 8,93 por ciento frente al supuesto del ejercicio anterior. Y el programa 718.B, De mejora de estructuras de mercados pesqueros, que cuenta con un total de 187 millones de euros. Es cierto que este programa presenta una disminución presupuestaria del 8,43 por ciento, pero esto se debe a que las líneas de modernización de la flota y de los puertos ya llevan varios años realizándose y, por lo tanto, tienen menor cuantía frente al presupuesto anterior; también existe una reducción que obedece a las menores necesidades del sector pesquero para el próximo año, porque ya no se van a tener que aplicar las ayudas, por paralización temporal de la flota, a los tripulantes y a los armadores afectados por la falta de acuerdo con Marruecos, ayudas que absorbían una parte muy importante del conjunto del presupuesto. El Senador Senador López Carrasco estaba preocupado, al igual que el Gobierno, por el tema relativo a los convenios con las tres Comunidades Autónomas. Usted sabe, señoría, que en Galicia ya se ha firmado un convenio de más de cuatro mil millones de euros; en Canarias se está a punto de firmar y hay aproximadamente entre 800 o 900 millones de euros y en este momento en Andalucía, supongo que usted lo sabe, se ha presentado un convenio en la Junta de Andalucía y lo único que esperamos es que el Gobierno y la Junta se pongan de acuerdo. Por supuesto que para la zona más afectada en Andalucía, que es Barbate, ya se ha firmado un acuerdo con la zona franca de Cádiz, el Ayuntamiento de Barbate y el Gobierno central. Esperamos que con la Junta de Andalucía, por la importancia que tiene el sector pesquero afectado por la falta de acuerdo con Marruecos, se pueda firmar en el tiempo más breve posible.
Por último, quiero decirles que, como normalmente casi todas sus enmiendas han sido al Capítulo VII, las principales novedades y características de este capítulo vienen referidas a estas actuaciones derivadas de la falta de acuerdo pesquero entre el Reino de Marruecos y la Unión Europea.
Ya sabían ustedes que en el anterior presupuesto del año 2001 se había previsto una partida importante de 2.500 millones de pesetas que se continúa en este ejercicio. Por lo tanto, el Capítulo Vll, que contiene partidas destinadas a esta flota, ha disminuido, pero también es evidente que el

Página 4025


Gobierno ha valorado los presupuestos teniendo en cuenta la demanda de los sectores implicados, asignando unos créditos que permitan asegurar que se van a cubrir con suficiencia las acciones estructurales que se emprendan. Por consiguiente, señorías, no podemos apoyar ni sus enmiendas ni el veto porque creemos que en los presupuestos de pesca para el año 2002 el Gobierno refleja todas las prioridades que están plasmadas en estos presupuestos. De todas maneras, le agradecemos a su señoría la preocupación que siempre ha sentido por el sector pesquero.
Nada más y muchas gracias.


El señor VICEPRESIDENTE (Rojo García): Gracias, Senadora Agüero.
Turno de portavoces. Por el Grupo de Entesa, tiene la palabra la Senadora Cid.


La señora CID PAÑELLA: Gracias, señor Presidente.
Senador Bernáldez, quizás yo no me he expresado bien o no me ha entendido usted. Veo que su compañera, la Senadora Agüero sí. Yo he dicho que por segundo año consecutivo y a estas horas de la madrugada íbamos a hablar de la Sección 21. A mí no me importa que sea a esta hora, ni una hora más tarde, ni dentro de dos horas si se trata de hablar del sector pesquero.
Lo que digo es que siempre coindice el debate de esta sección a estas horas de la madrugada. En todo caso, es una consideración colectiva y en ese sentido es en el que lo decía, no de menosprecio, ni muchísimo menos, hacia el trabajo que todos y todas realizamos de la mejor manera que sabemos.
En su intervención me ha dado muchas explicaciones sobre el olivar, aunque yo lo he nombrado de pasada, de la misma manera que yo respondo a su intervención por lo que usted ha respondido a la mía. Ha hecho constar explícitamente, como ya hiciera el año pasado, las competencias exclusivas de determinadas Comunidades Autónomas en agricultura. Y ha hablado de que ahí circulan ciertos aires federalistas. Yo me alegro sinceramente de que usted tenga esta percepción, porque si usted la tiene es que debe de ser así. Como usted puede suponer, por mí, abramos puertas y que así sea, aunque tampoco sería la opción de esta Senadora o del partido político que representa.
Lo que sí es cierto y quiero hacer una reflexión sobre ello, es que ustedes se empeñan, y lo digo con todo el respeto que evidentemente me merecen todas sus señorías, en sostener un criterio uniformizador. Un ejemplo es que en el tema agrícola corren en sentido contrario cuando oyen hablar de modulación, y hace un momento usted también hacía una larga referencia a este tema. Creo que a ustedes no les preocupa el debate entre las Comunidades Autónomas. No les preocupa realmente que nos sentemos a debatir y que cada uno pueda tirar de su parte de la cuerda, sino que lo que ustedes temen es que realmente las Comunidades Autónomas se sienten y se entiendan. Yo creo que el problema de fondo es éste. Y por eso ha dejado usted muy claro que apuestan por una voz única en Europa, sin sdarnos la posibilidad a las Comunidades Autónomas de decidir cuál es la voz o el contenido del mensaje que queremos que en nuestro nombre se lleve a la Unión Europea. Por esas consideraciones, porque creemos que simplificaría la resolución de situaciones conflictivas en el sector y la toma de decisiones; nosotros exponemos esta competencia exclusiva como motivo de devolución del presupuesto. Y usted, como he comprobado por su respuesta, veo que ha captado perfectamente el fondo del mensaje de esta enmienda.
De todas formas, yo no entraré a pormenorizar todas las enmiendas porque están redactadas. Entesa Catalana de Progrés ha presentado una serie de enmiendas que en algunos casos son de modificación y en otros de adición.
En todas ellas pretendemos que se dote mejor actuaciones en políticas activas. Como ha dicho la Senadora Agüero, nosotros creemos que estos presupuestos son continuistas y su continuidad se explica por la insuficiencia de recursos, no en las líneas de actuación, que sería otro tema. Cuando he hablado de presupuestos continuistas, también he comentado que éstos eran unos presupuestos de oficio. Con estas enmiendas intentamos introducir esas mejoras y esa apuesta más clara para garantizar el futuro de los diferentes sectores que están afectados en esta Sección 21.
Gracias, señorías.


El señor VICEPRESIDENTE (Rojo García): Gracias, Senadora Cid.
Por el Grupo Parlamentario Socialista, tiene la palabra el Senador López Carrasco.


El señor LOPEZ CARRASCO: Muchas gracias, señor Presidente.
Señor Bernáldez, no me ha contestado a mi intervención, aunque usted ha manifestado que ya sabía que iba a describir la situación del campo.
¿Ahora me va contestar? (Asentimiento.) Entonces le ruego que me conteste, si tiene a bien, respecto a lo que he enunciado sobre que los presupuestos de agricultura están maquillados. Y están maquillados desde esa aportación creciente del dinero que viene de Europa, que no es matemáticamente calculable y que es un dinero a la demanda de ayudas directas. Y esa demanda de ayudas directas lo mismo se puede calcular con 900.000 millones de pesetas que con un billón. Y si se pone un billón, son 100.000 millones de pesetas los que figuran en el presupuesto, que se restan del dinero que aporta el Estado. Y ustedes presumen de que la aportación de los fondos europeos para el año 2001 era de un 84 por ciento --lo dice el Ministro, lo dice el Subsecretario y figura en varios «Diario de Sesiones» del Congreso de los Diputados y del Senado-- y que es de un 88 por ciento para el año 2002.
Ustedes maquillan estos presupuestos que ahora se aprueban también desde el planteamiento de la no ejecución presupuestaria. Y les he puesto el ejemplo del programa de regadíos, que no lo están ejecutando ustedes desde hace cinco años. Además, del dinero para regadíos que había para el presente año, 39.000 millones de pesetas, ustedes reducen el presupuesto para el año 2002, porque no se lo saben gastar, a 30.000 millones de pesetas. Pero, respecto al presupuesto de 2001, no puede usted hablarme de los proyectos de regadíos que han ejecutado. Y si se refiere usted a los del próximo año, contestará en nombre del

Página 4026


Ministro de Agricultura, a quien ya se lo pregunté y tampoco me contestó.
Luego, ¿qué hacen ustedes con estos presupuestos para agricultura? Están provocando que antes de que se aprueben resulten increíbles porque estamos aprobando unos presupuestos que no se van a ejecutar. En este sentido, tampoco me ha contestado usted respecto a la reducción de algunos programas sobre los que le he dicho que han disminuido su partida presupuestaria para el año próximo.
Y, señoría, que usted afirme que aquellos diez años, desde 1986 a 1996, fueron malos para el campo español debido a las malas negociaciones respecto a la entrada que gestionó el Gobierno socialista, me parece que lo dirá usted en broma. Senador Bernáldez, le invito a que sondeemos entre agricultores y ganaderos y a que hagamos las preguntas donde usted quiera. El período 1986-1996 fue el mejor período de bonanza para el campo español. Pero voy a ser sincero. Muy posiblemente no fue debido a la política agraria que entonces se aplicase en España --fíjese, que le estoy hablando con sinceridad--, fue debido a que las ayudas de la PAC hicieron que los agricultores tomasen crédito ante los bancos. Y usted lo sabe. Entonces, ¿para qué viene a decir que desde el año 1986 hasta 1996 el campo estuvo mal como consecuencia de las malas negociaciones socialistas? No le quiero mentir, pero le digo que eso es falso y usted lo sabe.
Ustedes no encuentran hoy una organización agraria en este país que apoye su política agraria, ni ASAJA; ni COAG, ni UPA. Es más, estoy convencido de que ustedes no encuentran en toda España ni una docena de agricultores o ganaderos que estén de acuerdo con su política. Ni siquiera las gentes que les han votado a ustedes están de acuerdo.
Puede usted decir que la oposición no tiene autoridad crítica para denunciarlo. En el caso de la Ley de Universidades, pueden decir ustedes que los estudiantes no saben lo que piden, que los profesores están trasnochados. En definitiva, que todos los que les critican en política no saben lo que dicen. Dígame usted entonces que no sé lo que estoy diciendo --está en su perfecto derecho--, pero ustedes saben que la crítica que se les está haciendo en política agraria y política ganadera en este país no proviene solamente de los socialistas. Es una crítica que hace el sector agrario.
Así pues --yo le estoy contestando a los puntos que usted ha dicho--, afirma usted: en el período de gobierno socialista los activos de la agricultura descendieron, y me ha dado usted unas cantidades.
Señor Bernáldez, a su razonamiento le voy a decir lo siguiente. La población activa en el campo en los años cincuenta en España estaba en un 60 por ciento; en los años setenta pasó a un 30 por ciento, y ha ido descendiendo del 50 al 30, al 20, y en el año 1983 yo le puedo decir que conocí la población activa de España en el 14 por ciento, y hoy estamos en torno a un 8 ó 9 por ciento.
¿Sabe usted a dónde vamos a llegar? A un 6 ó 7 por ciento. Porque tenemos que llegar, porque en Europa están en un 4 ó 5 por ciento. Pero este decrecimiento ahora es más rápido que hace veinte años, gobernase quien gobernase hace veinte años y gobierne quien gobierne dentro de veinte años. Y esto es así, ha sucedido en Estados Unidos, ha sucedido en Francia y va a suceder en todos los países que van evolucionando, no ya hacia el sector industrial, sino al sector servicios.


El señor VICEPRESIDENTE (Rojo García): Senador López Carrasco, vaya terminando.


El señor LOPEZ CARRASCO: Termino, señor Presidente. Gracias por su generosidad.
Modulación. Señor Bernáldez, dice su señoría que los criterios no están todavía elaborados. ¡Pues que se elaboren! Quien tiene la responsabilidad es el Ministro de Agricultura. La crítica es para el Ministro de Agricultura. Pero dice usted: todavía no hay un grupo de trabajo para elaborarlo. ¡Pues qué se cree! Esa crítica también es para el Ministro de Agricultura.
Sí le voy a decir una cosa. Por mucho que usted diga, que es difícil, yo creo que hacer la modulación del campo no es más difícil que llegar a Marte, señor Bernáldez, es cuestión de ponerse a trabajar y hacerlo. Se puede tardar un mes, dos meses, tres meses, pero se puede hacer perfectamente y, si no se hace, la culpa la tiene, acéptenla, quien tiene la responsabilidad de Gobierno, es decir, ustedes.
Nada más y muchas gracias.


El señor VICEPRESIDENTE (Rojo García): Gracias, Senador López Carrasco.
Tiene la palabra el Senador Bernáldez.


El señor BERNALDEZ RODRIGUEZ: Gracias, señor Presidente.
Senadora Cid, cuando me refería a que a estas horas estábamos debatiendo los presupuestos, evidentemente no quería decir que usted no quisiera debatirlos a estas horas, no me refería a eso --y si así me he expresado le pido mil disculpas.
Yo llevo en esta Cámara ocho o nueve años debatiendo los presupuestos y los presupuestos de la Sección 21 siempre han entrado o a última hora del día o al día siguiente a las nueve de la mañana. Por lo tanto, es habitual en este tipo de debates.
Respecto a que no queremos entendernos con las Comunidades Autónomas, ¡claro que el Ministerio de Agricultura quiere entenderse con ellas! Y por eso, con gran frecuencia, celebra las conferencias sectoriales, donde están presentes todos los Consejeros de las Comunidades Autónomas. Pero creo --repito-- que la defensa de los intereses de la agricultura, de la ganadería y de la pesca española ante Europa tiene que tener una voz única, porque no hay mayor problema en Europa que ir divididos, como en algunos casos ha sucedido; insisto, una voz única --que evidentemente tiene que ser una voz nacional--, que recoja los intereses de las diversas Comunidades Autónomas en la Conferencia Sectorial y en las múltiples reuniones que el Ministerio de Agricultura está teniendo con los Consejeros.
Se podrá hablar de otra cosa, pero de que no exista un proceso abierto de concertación en este Ministerio, desde

Página 4027


luego no se puede admitir, porque tanto las organizaciones profesionales agrarias como los Consejeros de Agricultura de las diversas Comunidades Autónomas tienen abiertas de par en par las puertas del despacho del Ministro, y sé que las relaciones son absolutamente fluidas con él.
En cuanto al Senador López Carrasco, yo le pediría que no sacase de contexto las palabras que he dirigido a la Senadora Cid respecto al tema del olivar. He manifestado que en materia de la OCM del olivar se negoció mal, y usted sabe que un período transitorio de diez años, un larguísimo período transitorio, nos hizo perder muchas ayudas para el olivar. Sin embargo, ahora el olivar se ha recuperado. Insisto, ahí están los precios de la tierra donde el olivar es precisamente uno de los sectores que más espectacularmente ha crecido, a pesar de que usted diga que no le gustó la última OCM del aceite de oliva.
No le he respondido al Plan Nacional de Regadíos porque compartía mi tiempo con la Senadora Agüero y no quería dejarla sin el tiempo suficiente para que hiciera su defensa del sector pesquero, pero le voy a responder ahora. Evidentemente, uno de los programas estrella del Ministerio y de estos presupuestos es el referente a regadíos. A este respecto, el Gobierno, después de aprobar el Plan Hidrológico Nacional, está elaborando el Plan Nacional de Regadíos, yendo juntas la planificación hídrica y la de regadíos por primera vez en la historia, porque precisamente la planificación de regadíos absorbe el 80 por ciento del agua que se consume.
Me dice usted --le respondo en este programa estrella-- que el Gobierno se ha quedado sólo. Pues le voy a decir quién apoya al Gobierno: lo apoyan precisamente las comunidades de regantes, lo apoyan las organizaciones profesionales agrarias, lo apoya el Consejo Nacional del Agua y lo apoyan las Comunidades Autónomas, incluso de signo Socialista y, si no, que se lo pregunten al Consejero de Agricultura o al propio Consejero de su Comunidad de Castilla-La Mancha. De manera que está recibiendo unos apoyos --¡pregúnteselo al señor Bono!-- que hacen que este plan, que pretende ser un plan consensuado, de acuerdo con las Comunidades Autónomas, esté recibiendo esos importantes apoyos.
¿Qué actuaciones se han hecho? Créame que me hubiera gustado esta mañana haber debatido con usted sobre su intervención acerca de las SEIASAs, porque verdaderamente usted ha dicho cosas que sinceramente me preocupan.
Usted ha dicho que hay --aquí tengo el «Diario de Sesiones» porque he ido a pedirlo-- presidentes de las SEIASAs que se dedican a trapichear --ha utilizado la palabra trapichear-- con las comunidades de regantes. Esos presidentes lo que están haciendo sencillamente es buscar con cada comunidad de regantes las mejores condiciones para que les resulte lo más económico posible las obras de modernización de los regadíos.
¿Qué actuaciones se están llevando a cabo? Se han firmado 24 convenios con comunidades de regantes que han solicitado la ejecución y financiación de obras de consolidación y mejora de sus regadíos a través de dichas sociedades, y con esto respondo a una pregunta suya de esta mañana. Usted decía que las declaraciones de interés general eran a espaldas de las comunidades de regantes. Aquí están las comunidades pidiendo precisamente la actuación de las SEIASAs. Pues bien, de esos 24 convenios, 10 corresponden a la SEIASA nordeste, con 13.321 hectáreas; nueve convenios a la SEIASA meseta sur, con 23.000 hectáreas; tres convenios a la SEIASA del sur. Y, en fin, así tantos y tantos.
Actualmente se encuentran en avanzado estado de negociación siete convenios más: SEIASA del nordeste, SEIASA de meseta sur, SEIASA sur y este, etcétera, y el resto de las actuaciones se plasmarán en los convenios actualmente en negociación. Es decir, se han dado los pasos, condición «sine qua non» para que las SEIASAs empiecen a mejorar y a transformar el regadío español, y de eso estamos ciertamente satisfechos y orgullosos. La razón es porque esa modernización de regadíos constituye obras con gran contenido social, constituye un instrumento muy válido de desarrollo rural porque fija población al territorio, contribuye a modernizar esas explotaciones, contribuye a humanizar la vida de los regantes y, en definitiva, a aumentar la competitividad y la productividad de las explotaciones agrarias. Eso en cuanto al tema de regadíos, y no me saque usted de contexto las cuentas del regadío. No me diga que el año pasado había 39.000 millones y que este año hay 30.000.
Sume todo lo que tienen que sumar, Senador López Carrasco, y sume a esos 30.000 millones de este año la aportación de las SEIASAs, que son tres años, es decir, tres anualidades a 25.000 millones de pesetas cada una, da como resultado 75.000, más 15.000 de esto, en definitiva 90 millones de pesetas para modernizar regadíos. Si le aplica el coeficiente de cofinanciación del 50 por ciento, nos vamos a 180.000 millones. Sume ese capítulo 8 a los capítulos 5, 6 y 7 y verá como la partida en regadíos aumenta considerablemente este año, teniendo en cuenta la realidad de los sumandos que es la que le estoy diciendo.
Por lo tanto, señoría, acabo y lamento no poder estar más tiempo, pero me gustaría, porque tenemos mucho tiempo a lo largo del próximo ejercicio del 2002, debatir ésta y otras cuestiones. Evidentemente sobre la modulación hay mucho que hablar, pero el señor Presidente me está mirando y por cortesía voy a terminar.
Muchas gracias, señor Presidente.


El señor VICEPRESIDENTE (Rojo García): Gracias, señor Bernáldez. La pena es que sólo hay pocos, y este debate merecía que la Cámara hubiese estado llena de Senadores.
Se suspende la sesión hasta mañana a las nueve.


Eran las dos horas y treinta y cinco minutos del día 13 de diciembre de 2001.


(El debate continúa en el «Diario de Sesiones» número 70.)

Congreso de los Diputados · C/Floridablanca s/n - 28071 - MADRID · Aviso Legal